Está en la página 1de 12

4.8.

LA INYECCIÓN DE AGUA CÍCLICA


Inyección de agua cíclica está diseñado para acelerar la transpiración y se realiza en
dos fases.
Fase 1: la inyección de agua
Primero solamente se inunda la red de fracturas, pero bajo continuado parte de
inyección de la matriz se inunda como resultado del aumento de la presión del
yacimiento (contracción del volumen de petróleo en la matriz, la expansión del
volumen de poros de la matriz) y transpiración.
Fase 2: Producción
Durante el período de caída de presión asociada con la producción, se espera que el
petróleo en lugar del agua sea expulsado preferentemente de roca húmeda de agua
resultado de la expansión de fluido y la contracción de volumen de poros.
Inundaciones cíclicas se realizan comúnmente a cabo por debajo del punto de burbuja
de modo que una pequeña saturación de gas aumenta la compresibilidad de la matriz.
RENDIMIENTO DEL POZO Y PRUEBAS DE POZO EN YACIMIENTOS FRACTURADOS
El objetivo básico de pruebas de pozos en yacimientos fracturados es el mismo que
para yacimientos convencionales: la productividad, daño en el pozo, etc. De acuerdo
con la teoría, los datos adicionales, tales como el tamaño de los elementos de matriz se
pueden obtener. En la práctica, los intentos de interpretaciones sofisticadas son a
menudo decepcionantes. Esto es debido en parte a la precisión de registradores de
presión, y la nueva generación de equipos puede conducir a una mejora significativa
en este campo. Otra razón es que flujo posterior (restauración) y las irregularidades
en la velocidad de flujo (declinación) encubren la reacción de presión muy rápido
debido a las fracturas de alta permeabilidad, esto sólo puede evitarse mediante el
cierre en el agujero del pozo hacia abajo e implica operaciones más costosas que son
por lo general involucrados en las pruebas de pozos.
La turbulencia se produce cerca de la agijero de pozo, incluso en el caso de flujo de
líquido, y la evaluación de la productividad del pozo requiere pruebas similares a las
que habitualmente se practica en el gas-campos.
A.2.1. COMPORTAMIENTO DE FLUJO EN ESTADO ESTACIONARIO
En yacimientos convencionales, la relación entre la velocidad de flujo y la caída de
presión es lineal, la pendiente dando el índice de productividad constante del pozo.
Esta relación cesa en el en el caso del flujo de gas en los depósitos convencionales, y de
líquidos en los yacimientos fracturados, como resultado de la turbulencia cerca de la
perforación de pozo. Turbulencia introduce una caída de presión adicional,
proporcional al cuadrado de la velocidad de flujo (véase Fig. A.2.1). En el caso de los
yacimientos fracturados, la presión de fluido más baja cerca de la perforación de pozo
también puede conducir a una ligera reducción en ancho de la fractura y la
permeabilidad, lo que aumenta aún más la reducción.
Maidebor ha presentado un análisis del comportamiento de estado semi-estacionario
en yacimientos fracturados; concluye que el ancho de la fractura domina la
turbulencia, y siempre que no se ve afectada por la declinación, el rendimiento del
pozo es representado por la siguiente ecuación:
∆𝑃 = 𝐴𝑄 + 𝐵𝑄 2 (A.2.1)
En la práctica, la curva de rendimiento se establece midiendo la declinación a varias
velocidades y mediante una representación gráfica de los resultados en un gráfico de
∆𝑃/𝑄 contra 𝑄 , como algunas veces es hecho para pozos de gas.

Fig. A.2.1. Ejemplo de curvas de rendimiento del pozo.


En el caso de muchos pozos iraníes prolíficos, cuando sólo un punto está disponible,
un estimado de A y B es realizado suponiendo que los reportes de turbulencia para la
mitad del daño skin debido al daño en pozo, calculado por el método de Pollard (ver a
continuación):
1
𝐵𝑄 2 = ∆𝑃
2 𝑠𝑘𝑖𝑛
El valor de B, entonces se puede ser estimado, A se deriva de la ecuación. A.2.1 o
gráficamente como se muestra en la Fig. A. 2.2.
Fig. A.2.2. cálculo aproximado de la curva de rendimiento del pozo utilizando un
punto.

Baker (Ref. 37) presenta fórmulas analíticas para A y B, así como las mediciones de
laboratorio de apoyo en una fractura de anchura constante que separa dos losas de
hormigón.
El primer término corresponde a flujo laminar, y A es el recíproco del índice de
productividad:
6 𝐵𝑜 𝜇𝑜 𝑟
𝐴=𝜋 𝑙𝑛 𝑟𝑒 (A.2.3)
𝑏3 𝑙

El segundo término corresponde a las pérdidas de presión debido a las fuerzas


viscosas en flujo turbulento y cambios en la energía cinética:
𝜌 𝛽2 3 1 1 𝜓 1 1 1 1 1
𝐵 = 4𝜋𝑜2𝑏02 [5 (𝑟 2 − 𝑟 2 ) + 𝑏 (𝑟 − 𝑟 ) + 2 (𝑟 2 − 𝑟 2 )] ( A.2.4)
𝑙 𝑒 𝑤 𝑙 𝑤 𝑙

Cambio de flujo laminar en la energía cinética + arrastre flujo turbulento viscoso +


cambio en energía cinética
Dónde:
𝜌𝑜 , 𝜇𝑜 y 𝐵𝑜 son el factor densidad del aceite, la viscosidad y el factor volumetrico de
formación,
𝑟 es un radio.
Los subíndices e, l y w se refieren al límite externo, el límite radial de la región
sometida a un flujo turbulento, y el radio del pozo
b es la anchura de la fractura y,
𝜓 es un coeficiente encontrado experimentalmente que 0,011 por Baker.
Los cambios en la energía cinética son insignificantes en comparación con las fuerzas
viscosas. Cuando la turbulencia se vuelve importante, i.e. 𝑟𝑙 > 𝑟𝑤 la fórmula para B
puede ser simplificada:
1 𝜌 𝐵2 𝑟𝑤
𝐵 = 8𝜋2 𝑏𝑜2 𝑟 2 (1 + 0.022 ) (A.2.5)
𝑤 𝑏

Baker también propone un número de Reynolds adaptado para ser utilizado para
decidir si el flujo es laminar o turbulento
𝐵𝑜 𝑞𝑜 𝜌𝑜
𝑅′ = (A.2.6)
𝜋𝑟𝑙 𝜇𝑜

Cuando R´> 6000, el flujo turbulento ocurre. Tenga en cuenta que la ecuación. (A.2.5)
se puede utilizar para estimar 𝑟𝑙 , que suele ser de unas pocas decenas de centímetros,
y también para determinar si el flujo turbulento se produce poniendo 𝑟𝑙 = 𝑟𝑤
El comportamiento en un pozo de inyección puede diferir de la producción de
comportamiento así: Mai-Debor sugiere que la inyección de un fluido frío provoca una
contracción de los elementos de matriz y un ensanchamiento de las fracturas. Esto
puede, en algunos casos, más que compensar la turbulencia.
Una discusión de disminución de la productividad durante el agotamiento del
depósito se presenta en el Capítulo 3: esta disminución se debe a una reducción del
nivel de presión de fluido, y el cierre parcial de las fracturas. Productividad descensos
son a menudo bajos debido a la presencia de cemento rígido tal como calcita dentro de
los: fracturas que resiste el aumento de las tensiones en el depósito.
A.2.2. FLUJO TRANSITORIO
Dos intentos principales se han hecho para desarrollar métodos para interpretar el
comportamiento de flujo transitorio en función de los parámetros de fractura.
MÉTODO DE POLLARD (Ref. 23)
La suposición básica de Pollard, se basa en un enfoque simplificado para el flujo entre
la matriz y las fracturas, es que la caída de presión es la suma de tres términos de
decrecimiento exponencial que representan las fracturas (rápida), efectos en el
agujero del pozo (intermedios) y la matriz ( lento): :
∆𝑃(𝑡) = 𝐴1 exp(−𝛼1 𝑡) + 𝐴2 exp(−𝛼2 𝑡) + 𝐴3 exp(−𝛼3 𝑡) (4.2.7)
Fractura de la matriz del pozo perforado con 𝛼1 ≫ 𝛼2 ≫ 𝛼3
El método de interpretación consiste en aislar los tres términos. El término de la
matriz se obtiene en una parcela de 𝑙𝑛∆𝑃 contra el tiempo se muestra en la Fig A.2.3:
para los tiempos finales de la línea recta da 𝐴3 y 𝛼3 :
𝑙𝑛∆𝑃 = 𝑙𝑛𝐴3 − 𝛼3 𝑡 Para los tiempos tardíos (A.2.8)
El tercer término entonces se puede restar de la ecuación. A.2.3: para tiempos
intermedios el primer término es despreciable, el tercero se ha eliminado, y otra línea
recta da 𝑙𝑛𝐴2 y 𝛼2 :
𝑙𝑛∆𝑃 − 𝑙𝑛𝐴3 + 𝛼3 𝑡 = 𝑙𝑛𝐴2 − 𝛼2 𝑡 Para tiempos intermedios (A.2.9)
De acuerdo con Pollard, 𝑙𝑛𝐴2 , corresponde al efecto del pozo.
Este método puede ser utilizado tanto para la declinación y la restauración. Por
desgracia, no ha tenido una amplia gama de aplicaciones, y parece estar limitada a
casos particulares: ya hemos mencionado la evaluación del efecto del pozo para
yacimientos iraníes (Sección A.2.1 arriba). Chaumet et al. (Ref. 12) han indicado su
uso para distinguir fracturas porosas de no porosos (ver Fig. A.2.4).

Fig. A.2.3 Método de Pollard para interpretar presión de restauración.


Fig. A.2.4. Tipos de acumulación de presión en yacimientos fracturados según Pollard.
(a) Efecto Skin (b) caída de presión dentro de las fracturas; (c) la interacción fractura
Matriz.

MÉTODO DE WARREN Y ROOT (refs. 6, 24, 25, 26)


El principal inconveniente teórico del método de Pollard es la descripción simplificada
del flujo de fluido entre la matriz y las fracturas. Warren y Root han mejorado en esta
descripción: la matriz se supone que consisten en elementos rectangulares con redes
ortogonales de fracturas; tanto la red y de la matriz se asumen para ser homogénea. El
flujo de estado semi-estacionario entre las fracturas y la matriz es asumida, y sólo las
fracturas contribuyen a la producción del pozo.
Las ecuaciones para un depósito isotrópico homogéneo horizontal pueden escribirse:
𝑘𝑓𝑥 𝛿 2 𝑃𝑓 𝑘𝑓𝑥 𝛿 2 𝑃𝑓 𝛿𝑃𝑚 𝛿𝑃𝑓
+ − ∅𝑚 𝐶𝑚 = ∅𝑓 𝐶𝑒𝑓 (A.2.10)
𝜇 𝛿𝑥 2 𝜇 𝛿𝑦 2 𝛿𝑡 𝛿𝑓
𝛿𝑃𝑚 𝛼𝑘𝑚
∅𝑚 𝐶𝑒𝑚 = (𝑃𝑓 − 𝑃𝑚 ) (A.2.11)
𝛿𝑡 𝜇

Donde
𝐾𝑓 = la permeabilidad de fractura,

Pf, Pm = presiones en la fractura y de la matriz,


𝜇 = viscosidad,
𝐶𝑒𝑓 , 𝐶𝑒𝑚 = compresibilidades eficaces totales de la fractura y de la matriz,

∅𝑓 , ∅𝑚 = fractura y la matriz porosidades.

Nota del Capítulo 4, paragr. 4.2:


𝐶𝑝𝑚 +𝐶𝑤 𝑆𝑤
𝐶𝑒𝑚 = 𝐶𝑜 + (A.2.12)
1−𝑆𝑤

𝐶𝑒𝑓 = 𝐶𝑜 (A.2.13)

Dónde:
𝐶𝑜 , 𝐶𝑤 𝑦 𝐶𝑝𝑚 son compresibilidades de petróleo, de agua y de la matriz y, 𝑆𝑤 es la
saturación de agua.
La primera ecuación describe el flujo en la red de fracturas.
La segunda ecuación representa el intercambio de fluido entre esta red y las fracturas.
El parámetro q es un factor de forma que representa la geometría de matriz y
propiedades.
Una solución de estas ecuaciones para una producción a una tasa constante q depósito
infinito es, en unidades métricas (𝑚3 / d, m, cP, bar, d, mD):

𝑞𝑜 𝜇𝑜 𝐵𝑜 𝜆𝑡 𝜆𝑡
∆𝑃(𝑡𝐷 ) = − 𝐷
[ln 𝑡𝐷 + 0.81 + 𝐸1 (− 𝜔(1−𝜔) 𝐷
) − 𝐸𝑡 (− 1−𝜔 ) + 2𝑠] (A.2.14)
4𝜋ℎ𝑘𝑓

Donde
𝑘𝑓 𝑡
𝑡𝐷 = (∅ 2 (A.2.15)
𝑚 𝐶𝑝𝑚 +∅𝑓 𝐶𝑝𝑓 )𝜇𝑟𝑤

∅𝑓 𝐶𝑝𝑓
𝜔=∅ (A.2.16)
𝑚 𝐶𝑝𝑚 +∅𝑓 𝐶𝑝𝑓

𝑟 2 𝑘𝑚 ∅𝑚 𝐶𝑝𝑚 +∅𝑓 𝐶𝑝𝑓


𝜆 = 𝑛(𝑛 + 2) ( 𝑎𝑤 ) (A.2.17)
𝑘𝑚 +𝑘𝑓 ∅𝑚 𝐶𝑝𝑚

Dónde:
t = tiempo
Km = matriz de permeabilidad
n = número de planos de fractura: 1, 2, por lo general 3
a = dimensión típica de un elemento de matriz, por ejemplo la altura.
Para pequeñas veces, la E, las funciones se puede aproximar mediante el uso de
logaritmos como cuando se derivan ecuaciones caída de presión para yacimientos
convencionales:
𝜆𝑡 1
Para 𝜔(1−𝜔)
𝐷
≤ 400

𝑞𝑜 𝜇𝑜 𝐵𝑜
∆𝑃(𝑡𝐷 ) = − [ln 𝑡𝐷 + 0.81 + 2𝑠 − ln 𝜔] (A.2.18)
4𝜋ℎ𝑘𝑓

Para grandes veces, la 𝐸𝑖 , funciones cancela:


𝜆𝑡𝐷
Para ≥3
𝜔
𝑞𝑜 𝜇𝑜 𝐵𝑜
∆𝑃(𝑡𝐷 ) = − [ln 𝑡𝐷 + 0.81 + 2𝑠] (A.2.19)
4𝜋ℎ𝑘𝑓

De este modo la declinación de la presión contra el tiempo de registro debe consistir


de dos líneas rectas con pendientes idénticas unidas por una curva en forma de S
como se muestra en la Fig. A.2.5. El kh total viene dada por la pendiente de estas líneas
en la forma habitual. El cambio en el eje de presión, ∆𝑃, se puede utilizar para estimar
w:
∆𝑃
ln 𝜔 = − 𝑚 (A.2.20)
Fig. A.2.5. comportamiento de la presión transitoria de acuerdo con Warren y Root.
Las compresibilidades y la matriz de porosidad siendo conocido, el valor de w puede
dar una estimación de la porosidad de fractura∅𝑓 .

Existe una considerable duda en cuanto a validez de la porción en forma de S de la


curva dada por la ecuación Warren y de raíz, que teóricamente da A y por lo tanto el
bloque de tamaño a. Kazemi (Refs. 34 y 6) reproducen las dos líneas rectas utilizando
un modelo matemático con una red fractura horizontal pero obtiene una forma de S
diferente unirse a ellos.
En la práctica se utiliza raramente el método desarrollado por Warren y Root. Las
curvas de acumulación de presión obtenidos al probar los yacimientos fracturados
rara vez mostrar la característica forma de S, y la razón fundamental es que está
enmascarado por flujo posterior incluso cuando el pozo se cierra el agujero hacia
abajo para minimizar el volumen de activos líquidos en el pozo. La segunda razón es
que los efectos transitorios entre las fracturas y la matriz no siempre son
insignificantes.
Ilustraremos las escalas de tiempo involucradas por discutir fórmulas para los
tiempos ilustrados en la Figura A.2.5.
𝑡𝑏 = tiempo requerido para el flujo en estado estacionario semi prevalecer en la matriz,
𝑡1 = tiempo en el que aparece la primera línea recta en la trama acumulación, 𝑡2 =
tiempo en el que la segunda línea recta empieza en la -up acumulación trama, 𝑡𝑎𝑓𝑡 =
duración de flujo posterior.
𝑡1 y 𝑡2 están dadas por los límites cuando la E, las funciones se puede aproximar por
troncos, o cuando se cancelan:
1 𝑎2 𝜇∅𝑓 𝐶𝑒𝑓
𝑡1 = 1600𝑛(𝑛+2) (A.2.21)
𝑘𝑚

3 𝑎2 𝜇∅𝑓 𝐶𝑒𝑓
𝑡2 = 4𝑛(𝑛+2) (A.2.22)
𝑘𝑚

𝑡𝑏 , se discute en el Capítulo 4:
𝑎2 𝜇∅𝑚 𝐶𝑒𝑚
𝑡𝑏 = (A.2.23)
8𝑘𝑚

𝑡𝑎𝑓𝑡 , viene dada por Matthews y Russell (Ref. 36):


60𝜇𝐶𝑉
𝑡𝑎𝑓𝑡 = 2𝜋𝑘 (A.2.24)
𝑓ℎ

Dónde:
C = compresibilidad promedio del fluido en el pozo que contribuye a después del flujo,
V = volumen contribuir al flujo posterior, h = espesor de la formación.
La compresibilidad promedio C se encuentra entre la compresibilidad del gas 𝐶𝑔 =
1/𝑃 cuando hay gas en el pozo de perforación, y la compresibilidad de aceite 𝐶𝑜 si el
fluido está todavía por encima del punto de burbuja.
𝑡1 1 ∅ 𝐶
= 200 𝑛(𝑛+2) ∅ 𝑓 𝐶 𝑒𝑓 (A.2.25)
𝑡𝑏 𝑚 𝑒𝑚

𝑡2 6 ∅𝑓 𝐶𝑒𝑓
= (A.2.26)
𝑡𝑏 𝑛(𝑛+2) ∅𝑚 𝐶𝑒𝑚

𝑡1 6.55×10−5 𝐶𝑒𝑓 𝑘𝑓 ℎ𝑎2


= ∅𝑓 (A.2.27)
𝑡𝑎𝑓𝑡 𝑛(𝑛+2) 𝐶𝑤 𝑘𝑚 𝑉

𝑡2 7.85×10−3 𝐶𝑒𝑓 𝑘𝑓 ℎ𝑎2


= ∅𝑓 (A.2.28)
𝑡𝑎𝑓𝑡 𝑛(𝑛+2) 𝐶𝑤 𝑘𝑚 𝑉

Un caso típico cuando los efectos de flujo posterior son pequeños barra de prueba de
perforación y una sola fase de flujo sería la siguiente:
n = 3 (3 fracturas planas),
𝐶𝑒𝑚 = 0.5𝑥10−4 𝑏𝑎𝑟 −1
𝐶𝑒𝑓 = 10−3 𝑏𝑎𝑟 −1

𝐶 = 𝐶𝑜 = 1.0𝑥10−4 𝑏𝑎𝑟 −1
𝑘𝑓 = 1,000 mD,

𝑘𝑚 = 0, 1 mD,
∅𝑓 = 0,001,

∅𝑚 = 0,1,
V = 1 𝑚 3 (40 m de 7” debajo del empacador),
h = 40m,
a = 30 cm.
Sustituyendo, después de la conversión en unidades consistentes:
𝑡1
= 10−4
𝑡𝑏
𝑡2
= 10−2
𝑡𝑏
𝑡1
= 10−3
𝑡𝑎𝑓𝑡
𝑡1
= 10−1
𝑡𝑎𝑓𝑡
Las siguientes conclusiones pueden extraerse:
(a) 𝑡1 y 𝑡2 son más pequeños que t, lo que complica la suposición de que el flujo
transitorio en la matriz puede ser descuidado.

(b) 𝑡1 y 𝑡2 son mucho más pequeños que 𝑡𝑎𝑓𝑡 que por lo general hay pocas esperanzas
de la observación de la primera pendiente y la porción en forma de S de las
curvas.

En la práctica todo lo que se obtendría en nuestro ejemplo es la segunda vertiente, que


sería interpretado utilizando fórmulas convencionales para dar la permeabilidad de la
fractura.
A.2.3. PRUEBAS DE INTERFERENCIA
Las pruebas de interferencia son particularmente importantes en yacimientos
fracturados. La información cualitativa es muy valiosa: la continuidad y la anisotropía
de la red de fractura. En depósitos no porosos, yacimientos fracturados pueden ser
utilizados para estimar la porosidad de fractura.
YACIMIENTOS FRACTURADOS POROSAS
Tomemos como base nuestra discusión sobre la ec. A.2.14 establecido por Warren y
Root, modificado de manera que el tiempo adimensional tiene en cuenta la separación
entre la producción y observación del pozo más bien que el radio. Según Kazemi (Ref.
34), dos casos se producen en función de los valores de 𝜆 y 𝑘𝑚
(1) cuando 𝜆 > 10−6 y 𝑘𝑚 > 0,1 mD:
El yacimiento fracturado se comporta como un depósito convencional con:
(a) Permeabilidad: 𝑘𝑓 + 𝑘𝑚 ≅ 𝑘𝑓
(b) Porosidad x compresibilidad: ∅𝑓 𝐶𝑒𝑓 + ∅𝑚 𝐶𝑒𝑚 ≅ ∅𝑚 𝐶𝑒𝑚
(2) Cuando 𝜆 <10−6 y 𝑘𝑚 < 0,1 mD
Las pruebas de interferencia reflejan el tamaño de los elementos de matriz y la
porosidad de la fractura.
En la práctica muchos, depósitos porosos fracturados pueden ser identificados con el
caso (1) y sus pruebas de interferencia se analizan convencionalmente.
Para este tipo de depósitos, con valores típicos de n = 3 (tres planos ortogonales de
fracturación), 𝑟𝑤 = 0,1 m, 𝑘𝑚 = 1MD:
𝑟𝑤 2 𝑘𝑚
𝜆 = 𝑛(𝑛 + 2) ( ) > 10−6
𝑎 𝑘𝑓
150.000
Si 𝑘𝑓 < 𝑚𝐷
𝑎2
El cual es generalmente es cierto incluso para grandes dimensiones elemento de
matriz del orden de 1: m.
Por lo tanto pruebas de interferencia en yacimientos fracturados porosos a menudo se
pueden interpretar utilizando métodos estándar desarrollados para depósitos
convencionales.
YACIMIENTOS FRACTURADOS NO POROSOS
Ningún método simple, pero se ha desarrollado para interpretar pruebas de
interferencia en, yacimientos fracturados no porosas, aunque se sabe que los
resultados pueden reflejar la porosidad de fractura que es el parámetro de mayor
interés y el más difícil de determinar a pesar de que el flujo de fluido a través de
fracturas es más fácil de describir que a través de un medio poroso. |
Sin embargo, es interesante mencionar los resultados obtenidos en el campo kárstico
Nagylendel en Hungría por medio de la prueba de impulso. La porosidad se calcula
directamente a partir de la prueba usando la compresibilidad conocida de la matriz
para el conjunto del sistema de roca fracturada. Se determinó un valor de
aproximadamente 1%, lo que era completamente diferente de la porosidad de la
matriz, pero cerca de la posible porosidad secundaria (Ref. 21).