Está en la página 1de 1

En la mitología griega, Aquiles1 o Aquileo2 (en griego antiguo Ἀχιλλεύς y en griego moderno

Αχιλλέας) fue un héroe de la guerra de Troya y uno de los principales protagonistas y más
grandes guerreros de la Ilíada de Homero. Era nieto de Éaco e hijo de Peleo y de Tetis, por lo
que se le llama a menudo "Pélida" y "Eácida". En la célebre obra homérica, Aquiles suele ser
calificado como «el de los pies ligeros», ya que se le consideraba el más veloz de los hombres.

Leyendas posteriores (empezando por un poema de Estacio del siglo I) afirman que Aquiles era
invulnerable en todo su cuerpo salvo en su talón. Estas leyendas sostienen que Aquiles murió
en batalla al ser alcanzado por una flecha envenenada en el talón, es de aquí donde la
expresión «talón de Aquiles» toma forma para aludir a la única debilidad de una persona; y en
el campo de la anatomía se llama «Tendón de Aquiles» a un tendón en la parte posterior de la
pierna.

Aquiles también es famoso por ser el más hermoso de los héroes reunidos en Troya,3 así como
el más rápido. En su mito es crucial su relación con Patroclo, su compañero de armas, descrita
en fuentes diferentes como profunda amistad o amor.