Está en la página 1de 1

PEGASO

Pegaso era un caballo blanco con alas, nacido del encuentro entre Poseidón, el
dios griego del mar y de los caballos, y Medusa, una de las tres Gorgonas.
Cuando Perseo, mitad dios por tener a Zeus como padre, acabó con su vida tras
una lucha cruenta, Pegaso nació del cuello de la Gorgona, al igual que su
hermano, el gigante Crisaor, y al salir batiendo sus alas se elevó, momento en
que aprovechó Perseo y subiéndose a él, escapó de las otras dos Gorgonas. Así
nació Pegaso.

Su nombre, Pegaso, o Pegasus, proviene de Pagé que significa en griego


“manantial”. Este fabuloso caballo, indomable, que volaba moviendo las patas
como si corriera sobre el mismo aire, poseía el poder de hacer surgir agua allí
donde pisase y poseía, además, un carácter indomable que lo convirtió en reto
para aquellos que ansiaban tenerlo bajo su mando. Como, por ejemplo,
Belerofonte.