Está en la página 1de 4

VIAJANDO

 Material: Ninguno.
 Preparación: Elija un ambiente adecuado para realizar la actividad,
sin objetos que puedan distraer al niño.

Cómo funciona viajando

Invita al niño a sentarse en el suelo, cerrar los ojos y pensar en un lugar


donde le gustaría viajar. Pregúntale qué lugar escogió. A continuación,
dile que elija un objeto para llevar a su viaje y que te lo diga. Por
ejemplo, “Voy a la playa y voy a llevar un sombrero”Repite el objeto
escogido por el niño y añade un nuevo elemento. Por ejemplo, “Voy a la
playa y voy a llevar un sombrero y una toalla”. El niño deberá dar
continuidad, añadiendo otro elemento. La actividad continúa hasta que
alguien se olvida de un artículo o confunda la secuencia. Al final, pueden
recomenzar el juego con un viaje a otro lugar.

SECUENCIA DE SONIDOS

 Material: Objetos que producen diferentes sonidos.


 Preparación: Separe los objetos que se utilizarán en la actividad.

Cómo funciona la secuencia de sonidos

Siéntate con el niño en el suelo y véndale los ojos. Pídele que preste
mucha atención a los sonidos que serán producidos.Emite un sonido
familiar y pídele que intente adivinar qué sonido es ése.Haz lo mismo
con otros sonidos hasta que el niño entienda cómo funciona la actividad.
A continuación, dile que realizarás sonidos en diferentes secuencias y
que él tendrá que descubrir cuántos fueron los sonidos y decirlos en el
orden en que fueron reproducidos. Comienza con dos sonidos. Por
ejemplo, si tocas un silbato y luego silbar, el niño tendrá que decir: “Oí
dos sonidos. Primero un silbato, después un silbido. Cuando el niño lo
vaya logrando, aumenta poco a poco el número de sonidos de la
secuencia.

Sugerencias de sonidos: amasar papel, silbar, aplaudir, golpear los


pies en el suelo, golpear a la puerta, cortar papel con una tijera,
derramar agua en un recipiente, chascar la lengua, chasquear los dedos,
cerrar una puerta, cerrar una cremallera, rasgar papel, soplar, tocar un
silbato, tocar una campana, tocar una tecla del piano, toser.

Nota: También puede utilizar sonidos previamente grabados (sonidos


de animales, por ejemplo) y reproducirlos al niño en un teléfono móvil o
en un ordenador.

¿CUÁL FALTA?

 Material: Objetos que producen diferentes sonidos.


 Preparación: Separe los objetos que se utilizarán en la actividad.

Cómo funciona cuál falta

Siéntate con el niño en el suelo y pídele que preste mucha atención a los
sonidos que serán producidos. Preséntale una secuencia de tres o cuatro
sonidos entre los listados en la actividad anterior. Repite la secuencia
omitiendo uno de los sonidos. Pídele al niño para identificar el sonido
que falta en la secuencia. Aumenta gradualmente el número de
elementos en la secuencia cuando compruebes que el niño está
respondiendo con facilidad.
Ejercitando la memoria auditiva a corto plazo con frecuencia, su
hijo estará preparándose para leer y comprender textos en el
futuro. Por lo tanto, trata de hacer actividades como estas
diariamente. No te tomar más de 15 minutos al día.

MEMORIZAR CANCIONES

Desde bebés, los padres cantan a sus hijos numerosas composiciones.


Una y otra vez, les repiten canciones que los niños aprenden. Se puede
aprovechar esta técnica para inventar estrofas con el contenido que se
quiere que los pequeños memoricen. Al principio, se puede empezar con
temas sencillos para recordar la dirección de casa o el número de
teléfono de los padres, que los niños podrán utilizar en caso de
emergencia. Cuando crecen, se puede ayudar a los hijos a memorizar
cuestiones básicas de estudio, como el alfabeto o las tablas de
multiplicar, dos clásicos de los primeros años de colegio.

REPETICIÓN DE PALABRAS

Los niños memorizan, sobre todo, por repetición. Cuando dicen,


escuchan o hacen algo varias veces, lo aprenden. Si se quiere que
recuerden algo en especial, es apropiado repetírselo y animarles a ello;
puede ser el camino hasta casa, las reglas de un juego o el uso de los
cubiertos al comer.

JUGUETES QUE SUENAN

Para los más pequeños, son adecuados los juguetes que emiten sonidos.
Se puede animar a los niños a memorizar qué sonido escuchan al pulsar
una determinada parte de un juguete o muñeco (una mano, la barriga,
la nariz) y estimularles a que reproduzcan cada ruido de acuerdo a la
orden de los padres.

ESCONDER OBJETOS

Es un juego sencillo que tan solo requiere recopilar varios objetos que
se tengan en casa. Los padres han de mostrar a los hijos las piezas
seleccionados -entre cinco y diez es un número adecuado- y, a
continuación, esconderlos delante de ellos. Una vez ocultados, se fija a
los niños un tiempo límite y se les pide que encuentren las cosas en un
periodo inferior. El número de elementos que se escondan, así como el
tiempo que se dé a los pequeños para encontrarlos dependerá de la
edad y la motivación de los menores.

Intereses relacionados