Está en la página 1de 8

El método sísmico de refracción se desarrolló en la década de los 50´s y fue muy empleado en la industria petrolera antes de las innovaciones

tecnológicas alcanzadas por los métodos


de reflexión.
Sin embargo este método tiene grandes ventajas de aplicación, en sitios donde las discontinuidades o cambios de formación están muy próximos a la superficie. La propiedad física
a medir en los métodos sísmicos es la velocidad de propagación de las ondas que viajan a través del suelo.

Profundidad: 5 a 40 m
Fuente: Controlada
Modalidad Terrestre y Marina
El método de refracción estudia la respuesta del subsuelo ante la propagación de la onda de compresión (P) producida por medios mecánicos desde superficie.
La velocidad de propagación de esta onda está en función de la compacidad de los materiales del subsuelo, tal parámetro proporcionara información acerca de las características
geomecánicas de la zona de estudio.

La profundidad y resolución de esta técnica esta en función del número de geófonos empleados, y su separación, de los puntos de tiro y la fuente sísmica empleada para el
levantamiento.
Empleando los resultados de una serie de perfiles en un sitio con diferencia topográfica, es posible construir modelos 3D con base en las velocidades de onda P (Vp)