Está en la página 1de 7

TÍTULO: ALGUNOS ASPECTOS VINCULADOS CON LA JUSTIFICACIÓN PATRIMONIAL A PARTIR DE LA

REFORMA FISCAL - LEY 27430

AUTOR/ES: Caranta, Martín R.

PUBLICACIÓN: Doctrina Tributaria ERREPAR (DTE)

TOMO/BOLETÍN: XL

PÁGINA: -

MES: Julio

AÑO: 2019

OTROS DATOS: -

MARTÍN R. CARANTA

ALGUNOS ASPECTOS VINCULADOS CON LA JUSTIFICACIÓN PATRIMONIAL A PARTIR


DE LA REFORMA FISCAL - LEY 27430

La declaración jurada del impuesto a las ganancias de personas humanas y sucesiones indivisas por el período 2018 lejos está de ser una
declaración más. Al contrario, marca un antes y un después. No solo es el inicio de la práctica en impuestos cedulares y transparencia fiscal,
sino que además conlleva la aplicación de algunas normas de transición opcionales, entre otras cuestiones (v.gr. el impacto de una abrupta
devaluación de nuestra moneda nacional, una caída importante en la cotización de papeles del país).
En esta colaboración intentaremos repasar las particularidades mencionadas desde la óptica de la justificación patrimonial.

RENTA DE LOS IMPUESTOS CEDULARES


La ley 20628 del impuesto a las ganancias (LIG) contiene luego de la reforma por su similar 27430 y con vigencia a partir del período fiscal
2018 una serie de impuestos cedulares que alcanzan rentas de fuente argentina puntuales, a saber:
- Rendimiento producto de la colocación de capital en valores (art. 90.I);
- Dividendos y utilidades asimilables (art. 90.III);
- Operaciones de enajenación de acciones, valores representativos y certificados de depósito de acciones y demás valores, cuotas y
participaciones sociales -incluidas cuotapartes de fondos comunes de inversión y certificados de participación en fideicomisos financieros y
cualquier otro derecho sobre fideicomisos y contratos similares-, monedas digitales, títulos, bonos y demás valores (art. 90.IV); y
- Enajenación y transferencia de derechos sobre inmuebles (art. 90.V).
En el año 2018 -en principio- no habrá impuesto cedular sobre los dividendos, por cuanto los resultados percibidos durante el año calendario
no corresponden a un ejercicio de la sociedad que hace la distribución con inicio después de la vigencia de la reforma (1/1/2018). La excepción
podría ser con un ejercicio irregular de la sociedad.
En lo que respecta al cumplimiento de las obligaciones de determinación anual e ingreso del impuesto cedular previsto en los artículos 90.I,
90.IV y 90.V, dichas rentas serán liquidadas en un aplicativo independiente del que se utiliza para el impuesto a las ganancias “global” que
contiene las restantes ganancias de las distintas categorías, el patrimonio al inicio y al cierre del período fiscal y el cuadro de variaciones
patrimoniales. Así ha sido establecido recientemente en la resolución general (AFIP) 4468.(1)
Sin embargo, dichas rentas deberán ser incorporadas a la declaración jurada global a través del cuadro de variaciones patrimoniales, por
cuanto permitirán justificar patrimonio al cierre o consumo del período.
Resulta importante reparar en que la incorporación de rentas al cuadro de variaciones patrimoniales será antes de realizar el cómputo de
quebrantos de ejercicios anteriores y la deducción especial que prevé el artículo 90.VI de la LIG(2). Considerando la LIG y el artículo 149.16 del
decreto reglamentario podemos arribar al siguiente esquema de liquidación para las ganancias de los artículos 90.I y 90.IV:
Ganancia bruta s/arts. 90.I y 90.IV, LIG
- Gastos directos e indirectos ganancia neta por arts. 90.I y 90.IV, LIG
- Quebranto de naturaleza específica de ejercicios anteriores
- Deducción especial s/art. 90.VI
= Ganancia neta sujeta al impuesto cedular
Los rubros para la incorporación de las ganancias de los impuestos cedulares se encuentran previstos en sistema web de liquidación
-aplicativo- según los siguientes presupuestos:
- Intereses o rendimientos por valores o depósitos - impuesto cedular
- Ingresos por compraventa de valores - impuesto cedular
- Ingreso por operaciones de inmuebles - impuesto cedular

Aplicación práctica
Considerando que un sujeto poseía al inicio del período fiscal 2018 un plazo fijo en una institución bancaria del país por $ 100.000, que el
mismo a su vencimiento arrojó un interés de $ 7.000 que se mantienen en banco al cierre y que con el capital original se constituyó un nuevo
depósito a plazo fijo, la situación en el cuadro de variaciones patrimoniales sería la siguiente:
Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (Plazo fijo 1) 100.000,00
Patrimonio neto al cierre (Plazo fijo 2) 100.000,00
Intereses o rendimientos por valores o depósitos - Impuesto cedular 7.000,00
Patrimonio neto al cierre (Banco) 7.000,00
Monto consumido 0,00
Totales 107.000,00 107.000,00

Nota: Una particularidad se presenta con los intereses percibidos en el año 2018 por plazos fijos constituidos en el 2017. Al imputarse toda la
renta como ganancia gravada por el impuesto cedular, en rigor de verdad, se estaría haciendo una aplicación anticipada de la reforma
(retroactiva). Como eso sería ilegal, interpretamos que habría que considerar como exentos los intereses devengados al 31/12/2017 y gravados
por el impuesto cedular los intereses devengados en el 2018, independientemente que la totalidad haya sido percibida en el 2018. Este mismo
razonamiento aplica para el rendimiento de valores (títulos públicos) devengados en 2017 que se percibieron en 2018.
Sin embargo, sabemos que el entendimiento de la Secretaría de Ingresos Públicos es gravar la totalidad de la renta con el impuesto cedular,
según ha sido expuesto bajo el título “Casos especiales” en el informe que elaboró sobre la “Renta financiera”:(3)
“Los intereses de plazos fijos y de valores en general, a los que se refiere el artículo 90.1 de la LIG, existentes al 31/12/2017 estarán
gravados en su totalidad -incluyendo los devengados hasta esa fecha- en el período fiscal en el que corresponda su imputación...”.

IMPUTACIÓN DE INTERESES PERCIBIDOS CONTRA EL COSTO DE ADQUISICIÓN


El artículo 95 del decreto 1170/2018 dispuso la posibilidad de diferir el interés o rendimiento de los títulos públicos y obligaciones negociables
comprendidos en los incisos a) y b) del artículo 90.IV de la ley, correspondientes al período fiscal 2018(4). A tales efectos, el contribuyente
podrá optar por afectar tales intereses o rendimientos al costo computable del título u obligación que los generó, en cuyo caso el mencionado
costo deberá disminuirse en el importe del interés o rendimiento afectado.
Esta opción resulta aplicable par activos adquiridos en períodos anteriores, en el período 2018, tanto a título personal como por sociedades
extranjeras que aplican el criterio de “transparencia fiscal”.
Resulta importante aclarar que el ejercicio de la opción no requiere que los activos se hayan enajenado en el período fiscal 2018. Si bien en el
acta de fecha 2/5/2019 de la reunión de la AFIP con Entidades Profesionales en el marco de los “Espacios de Diálogo” el organismo mencionó
que “...se está trabajando conjuntamente con el Ministerio de Economía a fin de brindar precisiones acerca de lo dispuesto por el artículo 95 de
decreto N° 1170/2018”(5), en la página web de la Secretaría de Ingresos Públicos figura publicado un informe sobre “Renta financiera” en el
cual se indica que “Dicha opción puede ejercerse aunque el valor no se hubiera vendido al 31/12/2018”.(6)
Es clave tener presente que la renta que no sea declarada en el ejercicio 2018 (interés o rendimiento) se reconocerá cuando ocurra la
enajenación -como ganancia de capital-, alcanzada a las mismas alícuotas que el rendimiento diferido. La ganancia de capital gravada también
se deberá reconocer cuando el título sea amortizado.
Recordamos que el costo computable tales activos se encuentra normado en el según el art. 63 de la LIG, en donde se dispone que:
“Cuando se enajenen monedas digitales, Títulos públicos, bonos y demás valores, el costo a imputar será igual al valor impositivo que se les
hubiere asignado en el inventario inicial correspondiente al ejercicio en que se realice la enajenación. Si se tratara de adquisiciones
efectuadas en el ejercicio, el costo computable será el precio de compra.(7)
En su caso, se considerará sin admitir prueba en contrario que los bienes enajenados corresponden a las adquisiciones más antiguas de su
misma especie y calidad”.
Debe tenerse presente que el costo computable es el elemento que resta del valor de la enajenación para arribar a la ganancia bruta de la
operación. Se trata de un concepto diferente a la valuación de estos activos dentro del patrimonio de su titular, lo cual está regido por la
resolución general (DGI) 2527/1985(8). En consecuencia, una interpretación radica en sostener que estos intereses no se restarán del valor de
los activos contenidos en patrimonio, sino que únicamente deberán considerarse al momento de la enajenación como un menor costo
computable. De aceptarse esta tesis, los intereses o rendimientos percibidos en el año 2018 deberían “justificarse” en el cuadro de variaciones
patrimoniales.
Si bien la interpretación anterior es la más literal, entendemos que no es la más conveniente desde lo operativo, por cuanto conlleva posibles
errores futuros (por olvidos, principalmente). En consecuencia, lo más práctico será descontar los intereses o rendimientos del año 2018 del
costo de adquisición que -con posterioridad- se convertirá en costo computable.
En caso de haberse realizado varias adquisiciones de un mismo título, y ante el silencio de la norma, entendemos que corresponderá imputar
el interés generado por cada “partida” adquirida al costo de la misma. Esta solución es la más precisa, dado que el interés puede ser
perfectamente apropiado según el valor nominal que involucra cada partida de adquisiciones.

Aplicación práctica
Un sujeto poseía al inicio del período Títulos Públicos AY24 valuados a $ 100.000, los cuales durante el año 2018 le generaron intereses
percibidos por $ 7.000. Al cierre del período conserva los mismos títulos.
Solución propuesta:
Situación sin ejercer la opción
Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (AY24) 100.000,00
Patrimonio neto al cierre (AY24) 100.000,00
Intereses o rendimientos por valores o depósitos - Impuesto cedular 7.000,00
Patrimonio neto al cierre (Banco) 7.000,00
Monto consumido 0,00
Totales 107.000,00 107.000,00

Con la opción de deducir los intereses del costo de adquisición


Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (AY24) 100.000,00
Patrimonio neto al cierre (AY24) 93.000,00
Patrimonio neto al cierre (Banco) 7.000,00
Monto consumido 0,00
Totales 100.000,00 100.000,00

ENAJENACIÓN DE ACTIVOS EN MONEDA EXTRANJERA


1. Activos extranjeros (art. 145.1)
El artículo 145.1 de la LIG fue introducido por la reforma fiscal a fin de receptar la modificación que la ley 27260(9) del sinceramiento fiscal
había dispuesto sobre el artículo 154 para no gravar las diferencias de cambio ante la enajenación de activos situados en el exterior.
Aquella modificación fue introducida dentro de la normativa propia de la tercera categoría, pero ello no implicaba que no resultara aplicable a
los sujetos personas humanas y sucesiones indivisas, por cuanto toda la normativa referida al costo computable de acciones, bonos, etc.,
siempre se ha encontrado en el Capítulo III del Título II que se refiere a la tercera categoría (arts. 61 y 63), y no a la segunda (Capítulo II del
mismo Título apuntado anteriormente).
Por otro lado, la ley 27260 eximió a las diferencias de cambio de fuente extranjera, modificando el inciso c) del art. 137 de la ley del tributo.
Así las cosas, resultaba que para los sujetos empresa (tercera categoría) y para las personas humanas (por aplicación residual) la diferencia de
cambio no formaba parte de la base imponible del tributo en casos de enajenación de activos situados en el exterior. Adicionalmente, para las
personas humanas la diferencia de cambio que resultara por la utilización de la moneda extranjera en el exterior que se había generado por la
enajenación anterior gozaba de la exención legal.
Podría interpretarse entonces que la introducción del art. 145.1(10) por la reforma fiscal no vino a subsanar una omisión legal, sino
simplemente a traer orden en cuanto a una mejor técnica legislativa. En resumidas cuentas: nada cambia, sino que ahora está mejor legislado.
Dice el artículo en cuestión:
“A efectos de la determinación de la ganancia por la enajenación de bienes comprendidos en esta categoría, los costos o inversiones
oportunamente efectuados así como las actualizaciones que fueran aplicables en virtud de lo establecido por las disposiciones de la
jurisdicción respectiva, expresados en la moneda del país en que se hubiesen encontrado situados, colocados o utilizados económicamente los
bienes, deberán convertirse al tipo de cambio vendedor que considera el artículo 158, correspondiente a la fecha en que se produzca su
enajenación”.
Tal como hemos expuesto con relación a la liquidación del período fiscal 2017(11), si bien en publicaciones no especializadas ha sido
mencionado que la ganancia por enajenación de activos en el extranjero debe realizarse en “moneda dura” o “dólar contra dólar”, dicha
conclusión no es del todo precisa, por cuanto deberán aplicarse los lineamientos que contiene la LIG al respecto.
De acuerdo a nuestra interpretación, la correcta metodología de cálculo es la siguiente:
a) El precio de venta deberá convertirse al tipo de cambio comprador del día en que haya tenido lugar la operación, según lo indica el art.
158 de la LIG en su primer párrafo: “...las operaciones en moneda de otros países computables para determinar las ganancias de fuente
extranjera de residentes en el país, se convertirán a moneda argentina al tipo de cambio comprador o vendedor, según corresponda,
conforme a la cotización del Banco de la Nación Argentina al cierre del día en el que se concreten las operaciones y de acuerdo con las
disposiciones que, en materia de cambios, rijan en esa oportunidad”.
b) El costo se determinará convirtiendo a pesos el valor de costo abonado en moneda extranjera utilizando el tipo de cambio vendedor del día
de la enajenación (art. 154, cuarto párr.).
En su momento manifestamos esta interpretación a partir de que el art. 98 del DR es el que establece la metodología de “contabilizar” las
operaciones en moneda extranjera(12), recordamos que el dictamen (DAT) 93/94 establece que ese artículo es el que se aplica para las
operaciones que involucren “bienes”(13). Actualmente, lo expuesto también se confirma con el art. 165.VI del Reglamento.(14)

Aplicación práctica
Un sujeto adquirió en octubre 2017 las acciones de Apple (emitidas en el exterior - Estados Unidos) por el valor nominal de USD 100
abonando la suma de USD 100. En el año 2018 dichos activos fueron vendidos en el precio de USD 110. El tipo de cambio al momento de la
adquisición fue de $ 20 y al momento de la venta de $ 40.
Solución propuesta:
Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (Apple) 2.000,00
Patrimonio neto al cierre (Apple) -
Patrimonio neto al cierre (Banco) 4.400,00
Ganancia Gravada (Fte. Ext. 15%) 400,00
Justificación patrimonial (Dif. Cbio.) 2.000,00
Totales 4.400,00 4.400,00

Nota: por tratarse de la enajenación de acciones extranjeras no corresponde el impuesto cedular, sino el impuesto global -“progresivo”- a la
tasa fija del 15%.

2. Activos del país de los artículos 90.iv, incs. a) y b)


El cuarto párrafo del artículo 90.IV establece que la ganancia bruta por la enajenación de los valores comprendidos en los incisos a) y b) del
primer párrafo de ese mismo artículo se determinará deduciendo del precio de transferencia el costo de adquisición. A su vez, indica que “De
tratarse de valores en moneda nacional con cláusula de ajuste o en moneda extranjera, las actualizaciones y diferencias de cambio no serán
consideradas como integrantes de la ganancia bruta”.
En consecuencia, la diferencia de cambio deberá reconocerse, pero no como un mayor precio, sino como una partida en la justificación
patrimonial.
Consideramos que, ante la ausencia normativa, la metodología para determinar la ganancia gravada y la diferencia de cambio resulta de lo
normado en el art. 98 del decreto reglamentario.

Aplicación práctica
Un sujeto adquirió en octubre de 2017 bonos AY24 emitidos en dólares estadounidenses (USD) por el valor nominal de USD 100 abonando la
suma de USD 100. En el año 2018 dichos activos fueron vendidos en el precio de USD 110. El tipo de cambio al momento de la adquisición fue
de $ 20 y al momento de la venta de $ 40.
Solución propuesta:
Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (AY24) 2.000,00
Patrimonio neto al cierre (AY24) 0,00
Patrimonio neto al cierre (Banco) 4.400,00
Ingresos por compraventa de valores - Impuesto cedular 400,00
Justificación patrimonial (Dif. Cbio.) 2.000,00
Totales 4.400,00 4.400,00

Nota: Interpretamos que la ganancia por la compraventa de valores gravada por el impuesto cedular se debe calcular considerando precio de
venta por tipo de cambio comprador del día de la enajenación menos el precio de compra en moneda extranjera por el tipo de cambio vendedor
del día de la enajenación.

3. Enajenación de acciones del país que cotizan en el extranjero [art. 90.iv, inc. c)]
A diferencia de lo que sucede con los títulos y bonos del país emitidos en moneda extranjera, el art. 90.IV de la LIG no contiene para las
acciones que cotizan en el exterior (ADR) ninguna previsión con respecto a las diferencias de cambio.
En efecto, el cuarto párrafo del artículo mencionado establece que “...la ganancia bruta por la enajenación se determinará con base en las
siguientes pautas: ... (ii) En el caso de los valores comprendidos en el inciso c) del primer párrafo de este artículo, deduciendo del precio de
transferencia el costo de adquisición actualizado, mediante la aplicación del índice mencionado en el segundo párrafo del artículo 89, desde la
fecha de adquisición hasta la fecha de transferencia. Tratándose de acciones liberadas se tomará como costo de adquisición aquel al que se
refiere el cuarto párrafo del artículo 46. A tales fines se considerará, sin admitir prueba en contrario, que los valores enajenados corresponden a
las adquisiciones más antiguas de su misma especie y calidad”.
Ante esta situación, podría entenderse que no existe en la norma para los ADR de acciones de sociedades del país una excepción que permita
separar las diferencias de cambio del precio de enajenación, por lo que formarán parte de la base imponible. Únicamente la norma parece
permitir la actualización por IPC de las adquisiciones realizadas a partir del 1/1/2018.

Aplicación práctica
Un sujeto adquirió en octubre 2017 certificados ADR correspondientes a acciones de YPF SA (sociedad argentina) por un valor nominal de USD
100, abonando la suma de USD 100. En el año 2018 dichos activos fueron vendidos en el precio de USD 110. El tipo de cambio al momento de
la adquisición fue de $ 20 y al momento de la venta de $ 40.
Solución propuesta:
Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (ADR YPF) 2.000,00
Patrimonio neto al cierre (ADR YPF) -
Patrimonio neto al cierre (Banco) 4.400,00
Ingresos por compraventa de valores - Impuesto cedular 2.400,00
Justificación patrimonial (Dif. Cbio.) -
Totales 4.400,00 4.400,00

Alternativa: Otro entendimiento consiste en sostener que la diferencia de cambio por la enajenación de estos activos está exenta por la
aplicación del art. 20, inciso v) de la ley, por entender que se trata de una diferencia de cambio de fuente argentina. Ante ello, la situación sería
la siguiente:
Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (ADR YPF) 2.000,00
Patrimonio neto al cierre (ADR YPF) -
Patrimonio neto al cierre (Banco) 4.400,00
Ingresos por compraventa de valores - Impuesto cedular 400,00
Justificación patrimonial (Dif. Cbio.) 2.000,00
Totales 4.400,00 4.400,00

En lo personal, siendo que no hay duda de que parte del mayor resultado de venta resulta por la depreciación de la moneda nacional,
consideramos que esta alternativa es la que mejor mide la capacidad contributiva alcanzada por la LIG.

COSTO COMPUTABLE PARA ACTIVOS QUE ANTERIORMENTE ESTABAN EXENTOS


A fin de no gravar las ganancias que se generaron con anterioridad a la vigencia de la Reforma Fiscal, la ley 27430 dejó fuera de la imposición
el mayor valor ganado por los títulos públicos y obligaciones negociables del país mediante una modalidad muy particular de determinación del
costo computable.
Dice al respecto el art. 86, inciso f) de la ley mencionada:
“Las disposiciones de este Título surtirán efecto para los ejercicios fiscales o años fiscales que se inicien a partir del 1° de enero de 2018,
inclusive, con las siguientes excepciones: ... f) Para la determinación de la ganancia bruta a que se refiere el cuarto párrafo del cuarto artículo
agregado a continuación del artículo 90 de la ley del Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, en el caso de
valores comprendidos en los incisos a y b del primer párrafo de ese artículo, cuyas ganancias por enajenación hubieran estado exentas o no
gravadas con anterioridad a la vigencia de esta ley, el costo a computar será el último precio de adquisición o el último valor de cotización de
los valores al 31 de diciembre de 2017, el que fuera mayor”.
Entonces, al computar el mayor costo admitido por la ley, la situación que se presenta es justificar ese valor diferencial en el cuadro de
variaciones patrimoniales.

Aplicación práctica
Un sujeto adquirió en octubre 2017 bonos AY24 emitidos en dólares estadounidenses (USD) por el valor nominal de USD 100 abonando la
suma de USD 90. En el año 2018 dichos activos fueron vendidos en el precio de USD 110. Al 31/12/2017 cotizaban a USD 100. El tipo de
cambio al momento de la adquisición fue de $ 20 y al momento de la venta de $ 40.
Solución propuesta:
Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (AY24) 1.800,00
Patrimonio neto al cierre (AY24) -
Patrimonio neto al cierre (Banco) 4.400,00
Ingresos por compraventa de valores - Impuesto cedular 400,00
Costo Computable - Art. 86.f) ley 27430 200,00
Justificación patrimonial (Dif. Cbio.) 2.000,00
Totales 4.400,00 4.400,00

QUEBRANTOS POR VENTA Y RECOMPRA (ART. 149.11, DR)


Los papeles argentinos (títulos públicos y acciones) tuvieron una gran caída en sus precios internacionales, aunque también a nivel local. Una
posibilidad que se presentaba con dicha situación era la liquidación (venta) de ciertas posiciones y la compra de otras similares o la recompra
de las mismas. Con ello, lo que se generaba era un quebranto que podía ser compensado contra otras ganancias de la misma fuente y
naturaleza en el mismo ejercicio o trasladado a períodos futuros.(15)
En una aparente norma antielusión, aunque de dudosa legitimidad, el decreto 1170/2018 incorporó al Reglamento un artículo sin número a
continuación del 149 (art. 149.11) cuyo texto dice lo siguiente:(16)
“Artículo 149.11 - A los fines de la determinación de la ganancia bruta, cuando se enajene un valor y dicha operación arroje un quebranto,
este no resultará computable en la medida que el contribuyente adquiera dentro de las SETENTA Y DOS (72) horas previas o posteriores, un
valor de naturaleza sustancialmente similar (considerando, entre otros datos, la entidad emisora, la moneda, el plazo y la tasa de interés),
debiendo adicionarse el referido quebranto al costo de adquisición de este último”.
A efectos de analizar el impacto de esta medida, se propone un caso hipotético, considerando en forma progresiva (primero la venta, luego la
recompra y luego la fusión de ambas posibilidades con la actual limitación).

Planteo
Un sujeto adquirió en el año 2017 bonos AY24 emitidos en dólares estadounidenses (USD) por el valor nominal de USD 100 abonando la suma
de USD 100. En el año 2018 dichos activos fueron vendidos al precio de USD 85. Dentro de las siguientes setenta y dos horas, esos mismos
títulos fueron readquiridos al valor de USD 85. El tipo de cambio a considerar para cada operación es el siguiente:
Adquisición $ 20
Venta $ 40
Readquisición $ 42

Solución propuesta:
Venta

Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (AY24) 2.000,00
Patrimonio neto al cierre (Banco) 3.400,00
Quebranto x Imp. cedular (Just. Pat.) 600,00
Justificación patrimonial (Dif. Cbio.) 2.000,00
Totales 4.000,00 4.000,00

Recompra si no estuviese el art. 149.11, DR

Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Banco (luego de la venta del título) 3.400,00
Patrimonio neto al cierre (AY24) 3.570,00
Justificación patrimonial (Dif. Cbio.) 170,00
Totales 3.570,00 3.570,00

Recompra según art. 149.11, DR


(confluyen las dos situaciones anteriores)

Columna I Columna II
Detalle
(Aplicaciones) (Orígenes)
Patrimonio neto al inicio (Banco) 2.000,00
Patrimonio neto al cierre (AY24) 3.570,00
Patrimonio neto al cierre (AY24) - Mayor valor por quebranto 600,00
Justificación patrimonial (Dif. Cbio.) 2.170,00
Totales 4.170,00 4.170,00

TRANSPARENCIA FISCAL INTERNACIONAL


Otros de los temas que se suman a la declaración jurada 2018 es la transparencia fiscal internacional. Para decirlo “en breve”, ello implica que
los resultados de operaciones y transacciones que pertenecen sociedades del exterior, cuando se cumplan ciertas premisas, deben ser
reconocidos fiscalmente como si hubieran sido hechos por la persona que es socio/accionista de la sociedad. Y ello impactará en la imputación,
conversión y en la alícuota a aplicar sobre tales resultados.
Si bien lo anterior resulta un cambio trascendental en cuanto al tratamiento de las sociedades extranjeras(17), nada cambió en cuanto a la
modalidad de valuar las participaciones en dichas sociedades. Es decir, continúa vigente la resolución general (DGI) 2527/1985, con los
siguientes criterios rectores:
- Sociedades por acciones (SA, INC, entre otras): la participación se valúa al costo de adquisición inversión (arts. 4 y 15).
- Resto de sociedades (LLC, LLP, SL, principalmente): se valúan al valor patrimonial proporcional (VPP) (arts. 5 y 15).
En función de lo expuesto, podemos resumir las situaciones que pueden presentarse:
1. Rentas de Fuente Argentina atribuidas por transparencia, sin movimiento de fondos de la sociedad al socio:
* Si es una sociedad por acciones, no impactan las rentas en la declaración jurada global. Las rentas se declaran por el aplicativo de
rentas cedulares y al no haber movimientos de fondos hacia el socio/accionista, no hay impacto en el cuadro de variaciones patrimoniales.
El valor de la participación en la sociedad se declara al costo.
* Si no es una sociedad por acciones, las rentas de la sociedad impactan en la declaración jurada global como mayor patrimonio al cierre,
debiendo ser justificada la variación del VPP en el cuadro de variaciones patrimoniales. Recordamos que estas rentas no forman parte de
la declaración global, sino que se declaran por el aplicativo de rentas cedulares.
2. Rentas de Fuente Extranjera atribuidas por transparencia, sin movimiento de fondos de la sociedad al socio: estas rentas
forman parte de la declaración jurada global (no habrá impuesto cedular), por lo que:
* Si es una sociedad por acciones, deberá “desjustificarse” la ganancia declarada. La sociedad se valúa al costo y la ganancia obtenida
quedará en la sociedad. Si no se “desjustifica”, ensuciará el monto consumido del período.
* Si no es una sociedad por acciones, la ganancia declarada permitirá justificar el mayor/menor VPP que existirá al cierre del período.

Notas:
(1) BO del 26/4/2019

(2) Art. 90.VI - Deducción Especial. Cuando las personas humanas y las sucesiones indivisas residentes en el país, obtengan las ganancias a que se refieren
el primer artículo agregado sin número a continuación del artículo 90 y los incisos a) y b) del primer párrafo del cuarto artículo agregado sin número a
continuación del artículo 90, en tanto se trate de ganancias de fuente argentina, podrá efectuarse una deducción especial por un monto equivalente a la
suma a la que alude el inciso a) del artículo 23, por período fiscal y que se proporcionará de acuerdo a la renta atribuible a cada uno de esos conceptos.

El cómputo del importe a que hace referencia el párrafo precedente no podrá dar lugar a quebranto y tampoco podrá considerarse en períodos fiscales
posteriores, de existir, el remanente no utilizado.

Adicionalmente a lo dispuesto en el primer párrafo del presente artículo, solo podrán computarse contra las ganancias mencionadas en este Capítulo, los
costos de adquisición y gastos directa o indirectamente relacionados con ellas, no pudiendo deducirse los conceptos previstos en los artículos 22, 23 y 81
de la ley y todos aquellos que no correspondan a una determinada categoría de ganancias

(3) https://back.argentina.gob.ar/sites/default/files/renta_financiera_informe.pdf (pág. 18, primer punto)

(4) Art. 95 - Las disposiciones del presente decreto entrarán en vigencia el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

A efectos de lo dispuesto en el Capítulo II del Título IV de la ley, cuando se trate de títulos públicos y obligaciones negociables comprendidos en los incisos
a) y b) del primer párrafo del cuarto artículo incorporado sin número a continuación del artículo 90 de la ley, podrá optarse por afectar los intereses o
rendimientos del período fiscal 2018 al costo computable del título u obligación que los generó, en cuyo caso el mencionado costo deberá disminuirse en el
importe del interés o rendimiento afectado

(5) http://www.afip.gob.ar/EspaciosdeDialogoInstitucional/documentos/Acta-30-Espacio-de-Dialogo-AFIP-Profesionales-02-05.pdf

(6) https://back.argentina.gob.ar/sites/default/files/renta_financiera_informe.pdf (pág. 18, anteúltimo punto)

(7) Párrafo sustituido por art. 39 de la L. 27430 (BO: 29/12/2017)

(8) R. (DGI) 2527/1985, Dirección General Impositiva, BO del 1/3/1985

(9) BO del 22/7/2016

(10) Artículo sin número incorporado a continuación del art. 145, por art. 75 de la L. 27430

(11) Caranta, Martín R.: “Algunos aspectos vinculados con la justificación patrimonial después del sinceramiento fiscal de la ley 27260 ” - ERREPAR - Práctica
y Actualidad Tributaria (PAT) - abril/2018 - apartado III - Cita digital EOLDC097685A

(12) Art. 98 - Toda operación pagadera en moneda extranjera (por comisiones, por compraventa de mercaderías o de otros bienes que sean objeto de
comercio) se asentará en la contabilidad:

a) al cambio efectivamente pagado, si se trata de operaciones al contado;

b) al tipo de cambio del día de entrada, en el caso de compra, o de salida, en el caso de venta, de las mercaderías o bienes referidos precedentemente, si se
trata de operaciones a crédito

(13) Dict. (DAT) 93/94, Dirección de Asesoría Técnica, del 16/4/1994

(14) Art. ... (VI) - A los fines de lo dispuesto en el último párrafo del artículo 132 de la ley, la ganancia neta de fuente extranjera no atribuible a
establecimientos permanentes del exterior -excepto que la ley o las normas reglamentarias establezcan expresamente otro tratamiento para determinados
ingresos o erogaciones- se convertirá conforme las siguientes fechas y tipos de cambio:

1. Los ingresos y deducciones computables expresados en moneda extranjera, al tipo de cambio comprador o vendedor, respectivamente, contemplado en
el primer párrafo del artículo 158 de la ley, correspondiente al día en que aquellos ingresos y deducciones se devenguen, perciban o paguen, según
corresponda, conforme las disposiciones de los artículos 18 y 133 de la ley.

2. Los costos o inversiones computables a los efectos de determinar la ganancia por enajenación de bienes expresados en moneda extranjera, así como las
actualizaciones que resultaran aplicables, al tipo de cambio vendedor que considera el artículo 158, correspondiente a la fecha en que se produzca la
enajenación de esos bienes.

(Sexto artículo incorporado a continuación del art. 165 sustituido por art. 86 del D. 1170/2018 BO: 27/12/2018)

(15) Para mayor profundidad, remitimos a nuestra colaboración: Caranta, Martín R.: “Compensación de quebrantos con ganancias. Situación posreforma
fiscal (L. 27430)” - ERREPAR - Práctica y Actualidad Tributaria (PAT) - abril/2019 - Cita digital EOLDC099418A

(16) Artículo s/n incorporado a continuación del art. 149 sustituido por art. 84 del D. 1170/2018 , BO: 27/12/2018. Vigencia: a partir del día siguiente al de
su publicación en el Boletín Oficial. A efectos de lo dispuesto en el Cap. II del Título IV de la ley, cuando se trate de títulos públicos y obligaciones negociables
comprendidos en los incs. a) y b) del primer párr. del cuarto artículo incorporado sin número a continuación del art. 90 de la ley, podrá optarse por afectar
los intereses o rendimientos del período fiscal 2018 al costo computable del título u obligación que los generó, en cuyo caso el mencionado costo deberá
disminuirse en el importe del interés o rendimiento afectado

(17) Con respecto a la situación pre-reforma fiscal, el lector podrá encontrar material de nuestra elaboración en la siguiente colaboración: Caranta, Martín
R.: “La participación en sociedades del exterior frente al impuesto a las ganancias” - ERREPAR - Práctica y Actualidad Tributaria (PAT) - abril/2017 - Cita
digital EOLDC095802A

Cita digital: EOLDC099721A Editorial Errepar - Todos los derechos reservados.