Está en la página 1de 5

BATERÍAS Y ACUMULADORES.

El fundamento de los acumuladores es la transformación de la energía química en eléctrica.


Almacenan energía química en su interior para convertirla en eléctrica en el exterior.

Los acumuladores eléctricos mantienen una d.d.p o tensión entre sus dos polos gracias a un proceso
químico que sucede en su interior y que luego explicaremos. Esta d.d.p. hace que al conectar un receptor
(lámpara, motor, timbre, etc.) entre los dos polos, circule una corriente eléctrica de un polo al otro (del
negativo al positivo). Por el receptor pasará esta corriente y se pondrá en funcionamiento.

Los acumuladores eléctricos pueden ser pilas o baterías. Luego veremos la diferencia.

Fíjate en la imagen:

La base para un funcionamiento de un acumulador es el intercambio de electrones entre dos


reacciones químicas, una reacción de oxidación y una reacción de reducción que inicialmente están
separadas. Al unirlas por un circuito eléctrico externo se produce el intercambio (paso) de electrones de
la reacción de oxidación a la reacción de reducción, a través del circuito eléctrico exterior. Luego lo
veremos con más detalle.

Los acumuladores (pilas y/o baterías) pueden ser recargables, lo que significa que cuando se descargan
eléctricamente, tensión o d.d.p igual a 0 en su polo, si las sometemos a una corriente eléctrica externa
(conectamos la batería a una corriente) la batería se carga de nuevo (electricidad se transforma en
química).

Ahora veamos cómo se produce el fenómeno de la electroquímica en el interior de una batería.


Celdas Electroquímicas

El acumulador más sencillo es lo que se llama una celda electroquímica, también llamada celda
Voltaica. Una celda, o vaso, es una caja en cuyo interior hay un líquido llamado electrolito (Pueden
ser 2 líquidos, pero si son 2 están separados).

El líquido tiene sumergido en su interior dos placas metálicas diferente, llamadas electrodos. Estos
electrodos antes de introducirlos en el líquido no tienen carga eléctrica.

Cada celda proporciona entre 1,5V y 2V de tensión, como luego veremos, por eso para formar una batería
se unen en serie varias celdas y se suman las tensiones (batería de celdas = batería)

Dependiendo del material de los electrodos y de líquido del electrolito tenemos diferentes tipos de
baterías. Por ejemplo, las baterías de plomo que se utilizan para el arranque de coches y motos
tienen un electrodo de plomo puro, el otro electrodo es de dióxido de plomo y el electrolito es ácido
sulfúrico disuelto en agua.

Producción de Electricidad en una Celda

Uno de los electrodos debe ser de un metal que al ponerse en contacto con el electrolito se oxide y por
esta reacción de oxidación se desprendan y pasen al líquido o electrolito iones +, quedando entonces
la placa con carga -, o lo que es lo mismo con exceso de electrones. Si inicialmente el material su carga
es 0, al desprenderse iones + queda con carga - y la carga negativa es la de los electrones. Este electrodo
será el polo negativo o cátodo.

En el otro electrodo al introducirlo en su electrolito se produce una reacción de reducción, reacción que
produce que el electrodo se desprenda de electrones que pasan al líquido o electrolito. Al soltar electrones
el electrodo quedará con carga +, por eso este otro electrodo será el polo + o cátodo.

Reacción de Oxidación: la placa metálica pierde iones + y se queda con electrones (carga negativa).
Se produce en el ánodo, lado negativo.

Reacción de Reducción: La placa metálica pierde electrones que pasan al líquido y se queda con iones
+ (carga positiva). Se produce en el cátodo, lado positivo.

Entre los 2 electrodos se produce una diferencia de potencia (d.d.p) o tensión. Uno tiene potencial -, el
ánodo, y el otro potencial positivo, el cátodo.

Al unir los electrodos mediante un circuito eléctrico externo (una bombilla, por ejemplo), como hay una
d.d.p entre los 2 electrodos se producirá un corriente eléctrico. Es decir, los electrones sobrantes del
cátodo pasarán al ánodo por el circuito produciéndose una corriente eléctrica. Una vez toda la carga
negativa pasa al otro lado dejará de pasar corriente y la batería estará descargada. Si es recargable
podremos cargarla con el proceso inverso, metiendo corriente por los dos polos.

Las reacciones que se producen no se producen de forma eterna, por eso al cabo de un tiempo la batería
se descarga por completo.
Explicación del fenómeno de la electroquímica

El vaso de la izquierda contiene una solución o líquido de sulfato de zinc, en este líquido se introduce
una barra de zinc y los átomos de esta barra se oxidan y pasan a la solución en forma de iones positivos,
mientras que la barra o electrodo queda cargado negativamente, es decir, con un exceso de electrones.

Estos electrones pasan a través del conductor hasta la otra barra, que es de cobre, y está sumergida en
el vaso de la derecha en una solución de sulfato de cobre. Allí los iones de cobre de la sal se reducen al
tomar los electrones de la barra y se depositan en el fondo en forma de metal.

El electrodo donde se lleva a cabo la oxidación recibe el nombre de ánodo o polo -, y el electrodo donde
se lleva a cabo la reducción recibe el nombre de cátodo o polo +.

Al unir los dos polos mediante un circuito eléctrico, se produce un paso de electrones (corriente eléctrica)
desde el polo negativo al positivo. Este proceso se llama electrolisis.

Como ves la energía química de los líquidos y placas se transforma en electricidad en el exterior.

Cuando los polos de la celda no están unidos por un circuito externo, entre los dos polos hay una tensión
o diferencia de potencial (d.d.p) química. Esta tensión es la que hace que al unirlos se produzca la
corriente eléctrica.

Cualquier elemento que haga esto es un acumulador eléctrico, ya que acumula energía en su interior
para usarla cuando sea conveniente (cuando se unan los polos). Las pilas y las baterías son
acumuladores.

Tanto las pilas y las baterías son acumuladores, pero... ¿Cuál es la diferencia entre Pila y Batería?

Pila = solo tiene una celda.


Batería = Formada por varias celdas unidas en serie (una batería de celdas electroquímicas).
Baterías

Una batería está formada por varias celdas o vasos, cada una de estas celdas es un acumulador
o pila por si misma. Cuando unimos varias celdas en serie, uniendo polo + de la primera celda con el -
de la segunda y así sucesivamente, obtenemos una batería. Con esto conseguimos un acumulador o
batería que tiene más tensión o voltaje que una sola celda. Por ejemplo, una batería de auto de 12V es
un conjunto en serie de 6 celdas de plomo-ácido de 2V cada una.

Se llama batería porque las celdas se colocan juntas una detrás de otra, en batería, como si
fuera una batería de celdas.

Una batería puede ser ácida o alcalina en función de la naturaleza del electrolito (líquido en su interior).
Por ejemplo, las baterías de los coches son ácidas, porque contienen un electrolito de ácido sulfúrico en
el que se sumergen una placa de plomo metálico y otra de dióxido de plomo.

Cuando se agota el plomo o el dióxido de plomo la batería está gastada y para recargarla se hace pasar
una corriente eléctrica de la placa positiva a la negativa mediante un alternador o dinamo (o a veces
conectándola al enchufe de casa), de manera que el sulfato de plomo se vuelve a descomponer en plomo
en la placa negativa, y en la positiva en dióxido de plomo.

Las pilas secundarias son aquellas que pueden recargarse, es decir pueden reiniciar el proceso
mediante el aporte de energía de una fuente exterior normalmente un generador, que hace que los
compuestos químicos se transformen en los compuestos de partida al hacer pasar corriente a través de
ellos en sentido opuesto.

¿Quién fue el inventor de la batería? Pues fue el señor Alessandri Volta, físico italiano, y el Voltio
unidad de tensión o d.d.p. es en honor a él.

Algunas veces, la pila es un término que se suele usar cuando hablamos de generadores de electricidad
basados en procesos químicos normalmente no reversibles, o acumuladores de energía eléctrica no
recargables (aunque hoy en día las hay recargables); mientras que batería se aplica generalmente a los
dispositivos electroquímicos semi-reversibles, o acumuladores de energía eléctrica que sí se pueden
recargar.

Tanto pila como batería son términos provenientes de los primeros tiempos de la electricidad, en los que
se juntaban varios elementos o celdas: en el primer, caso uno encima de otro, "apilados", y en el
segundo, adosados lateralmente, "en batería", como se sigue haciendo actualmente, para aumentar así
la magnitud de los fenómenos eléctricos y poder estudiarlos sistemáticamente.

Partes de una Batería

Aquí os dejamos un esquema de una batería con todas sus partes: