Está en la página 1de 3

LA INTOLERANCIA COMO REGLA…

¨Los machetes no pueden por si, aclarar un bosque; nosotros los seres
humanos somos su ayuda¨, Oddun de IFA Okana –Sabilari.

¨La enfermedad del ignorante es, ignorar su propia ignorancia¨, Amos


Bronson Alcott (1799-1888) Filosofo y Profesor Estadounidense.

Es ahora en mis tiempos,(en estos tiempos), cuando la información no


debiera ser el motivo por el cual careciéramos de ella y por lo tanto de un
criterio más incluyente en nuestra manera de pensar y percibir a las
diferentes manifestaciones de la Fe, cuando más me preocupo por
motivos de la intolerancia que como especie somos capaces de ejercer
hacia quien piense de distinto modo de cómo lo hacemos, me preocupa
los conflictos que veo surgir,-una vez más-, por motivo no solo del
radicalismo religioso sino también por aquel que disfrazado de radicalismo
político aun dentro de un país tan incluyente como el nuestro, que le
hemos abierto las puertas en diferentes tiempos históricos a cuanto
refugiado ha necesitado un espacio para poder después si quieren
emprender así mismo sus propias luchas y aun convertirse luego en
dictadores con puño de hierro en sus países de origen. Quisiera creer
que entre las diferentes percepciones de ejercicio de nuestro camino de
transformación Filosófico/Guerrera, se ofrece no solo en nuestra casa la
manera LIBRE de poder entender, asimilar, crecer ¿y porque no?, de
decidir en qué momento se libera al practicante o adepto a través de su
propia capacidad de elegir; cuando debe de caminar solo, a quienes se
dicen cabezas algunos de estos denominados ¨Iles¨, se les olvida que aun
en nuestras casas donde criamos a nuestros hijos de sangre llegara
eventualmente el momento de dejarlos levantar el vuelo por sí mismos y
también ¿Por qué no?, dejarlos que se rompan la cara en el proceso sin
que siquiera nos corresponda el opinar al respecto; tal parece que nos
encontramos en la carrera por ver quién es capaz de SER una réplica
exacta de Orisha u de Orunmila, o que estuviéramos en una carrera por
apropiarnos del nombre, de la esencia o de la práctica ¨exacta¨ de Osha-
Ifa cual si esto fuera una marca. A mí en lo personal me parece
innecesario, nadie puede ser una réplica exacta de Orisha, ni las primeras
generaciones de practicantes lo fueron y seguramente las generaciones
por venir en tanto sean humanas también tendrán carencias en razón
estricta de su propia naturaleza; si todos los aspirantes al sacerdocio de
Osha-Ifa intentamos proclamarnos como únicos conocedores de los
secretos basando esta aseveración en las diferencias superficiales que la
práctica nos obliga incluso a llevar a cabo en razón también del punto
geográfico donde se ejerce, ¿Qué conseguiremos?, ¿cientos o miles de
casas religiosas enfrentadas? Cuando lo que realmente hace falta es sino
una sola cabeza, si un punto de unión y convergencia de los criterios en
esta manifestación religiosa que es la UNICA que tolera cualquier otra
manifestación primaria de fe, procurando incluso que quienes la
practicamos,- esta la nuestra-, no alejemos a aquellos que llegan a Osha-
Ifa de su Fe primordial haciéndoles la admonición de que aprendiendo de
Ifa serán mejores practicantes de sus propios caminos de entendimiento
hacia la divinidad. Y aunque esto pudiera parecer tan solo un soliloquio
aspiracional plagado de buenas intenciones cabe preguntar: ¿De veras
será que ni siquiera en pos de la supervivencia de nuestra Fe seamos lo
suficientemente humildes y logremos un poco de unión, entendimiento y
más aún, de RESPETO?; la propuesta que ofrece nuestro camino es bien
clara y de tan, que a veces parece confusa; y tan solo tiene un principio de
claridad pasmosa: El entendimiento de la realidad universal de la vida, en
este mismo propósito se engloba otro de naturaleza procedimental:
mejorar las vidas de las personas, hacer florecer sus espíritus y
fortalecerlos y al hacer mejores a las personas, mejorar al mundo. Osha-
Ifa existe y ha podido existir en este principio y con este solo propósito a
través de los tiempos, y muy a pesar de las muchas veces que nosotros
humanos hemos tratado de pervertir este mensaje, por si solo vuelve a
recuperar su esencia en aquellos adeptos de buena Fe y de mejor práctica.
Cuando más de una vez he escuchado las historias de como los primeros
practicantes de nuestra Fe llegaron al continente europeo y americano
llevando no solo su Fe en estricto sentido abstracto de esta, sino también
los artículos físicos que podían manifestar el poder de esta ante el poder
temporal de los hombres que los trajeron a la fuerza la mas de las veces;
necesariamente me pregunto: ¿tendrían acaso una idea del galimatías que
este arribo lograría conseguir en la psiquis de sus descendientes?, porque
en ese entonces de espacio y tiempo es clarísimo que fue motivo de
UNION e IDENTIDAD, para un pueblo necesitado de esto en tierras ajenas,
y tuvieron que ADAPTARSE, muchos de los practicantes ¨nuevos¨, los
nacidos en estas nuevas tierras complementaron su formación con otras
artes, modismos e incluso absorbiendo otras manifestaciones de Fe,
usando este conocimiento adicional para enriquecer la práctica
primigenia, la interpretación y la enseñanza de sus mayores, dando esto
como resultado una combinación de estilos individuales de la práctica y
métodos propios de enseñanza, pero siempre con el mismo lineamiento
de ejercicio religioso al final del día, diversos ¨estilos¨, distintas formas de
entender o ¨interpretar¨, pero ningún estilo de entendimiento, ningún
conjunto particular de metodologías aplicadas en el ejercicio de la fe, es
en sí misma, la verdad TOTAL; podemos considerar a Osha-Ifa como un
idioma y como tal tiene sus normas y su gramática, pero esta misma es
muy amplia y adaptable como las lenguas en los idiomas tiene espacio
para una infinidad de usos creativos de sus elementos y una gran
elasticidad de estructura, el sueño de Olodumare el crear IFA como yo lo
entiendo, fue un sueño de creación de la armonía y el equilibrio en su
obra, de disciplinar la natural agresividad del ser humano y de enseñarnos
a ser mejores.- en todo aspecto-, por más que le busco no logro ver en
esto NADA que impida la coexistencia de los diferentes criterios en la
práctica y en los practicantes; así que el colofón de este mi tan particular
razonamiento será;: vivamos nuestra Fe con la ventaja de ser hombres y
mujeres libres, aceptando el legado de los esclavos que no tuvieron otra
forma de ejercerlo, nadie es poseedor de una verdad suprema o única en
este plano, aceptando esta realidad seremos felices y plenos al pie de la
sabiduría que Osha-Ifa nos provee…
Iboru Iboya Ibocheche