Está en la página 1de 2

EL PROCESO DE AMPARO

“Definición del Amparo: El Amparo es un proceso constitucional de la libertad de


origen mexicano, que está reconocido por la Constitución del 93 como Garantía
Constitucional, el mismo que tiene por objeto la protección de los derechos
constitucionales, frente a la vulneración o amenaza de éstos por cualquier
autoridad, funcionario o particular, con excepción de aquellos derechos que son
protegidos por el habeas corpus (libertad individual y derechos conexos) y el
habeas data (derecho de acceso a la información pública y derecho a la
autodeterminación informativa)”.

”Finalidad del Amparo: El Proceso Constitucional de Amparo tiene como finalidad


esencial la protección efectiva de los derechos constitucionales, reponiendo las
cosas al estado anterior a la violación o amenaza de violación de un derecho
constitucional, o disponiendo el cumplimiento de un mandato legal o de un acto
administrativo”.

”En resumen, se considera al amparo como un proceso de naturaleza


constitucional cuya pretensión es obtener la protección jurisdiccional frente a los
actos lesivos (amenazas, omisiones o actos stricto sensu) de los derechos
constitucionales distintos a la libertad individual y a los tutelados por el habeas
data, cometidos por cualquier, autoridad, funcionario o persona”.

AMPARO COMO PROCESO CONSTITUCIONAL

”El amparo destinado a la defensa de derechos constitucionales es un proceso


cuya peculiaridad descansa en su naturaleza constitucional. Este proceso es
objeto de estudio de una disciplina que paulatinamente viene consolidando su
autonomía respecto del derecho sustantivo, nos referimos al derecho procesal
constitucional, persigue una declaración judicial que debe ponerse en práctica
obligando al emplazado a que haga, deshaga, no haga o entregue algo al
afectado”.
ARTÍCULO 200 CPC
”Procede el amparo, contra el hecho u omisión, por parte de cualquier autoridad,
funcionario o persona, que vulnera o amenaza los derechos constitucionales, con
excepción de aquellos derechos que son protegidos por el habeas corpus y el
habeas data”.
”No procede contra normas legales ni contra resoluciones judiciales emanadas de
procedimiento regular”.

PLAZOS PARA NTERPONER DEMANDA DE AMPARO


”El artículo 44 del CPC establece que el plazo para interponer la demanda de
amparo prescribe a los sesenta días hábiles de producida la afectación, siempre
que el afectado hubiese tenido conocimiento del acto lesivo y se hubiese hallado
en posibilidad de interponer la demanda. Si esto no hubiese sido posible, el plazo
se computará desde el momento de la remoción del impedimento”.