Está en la página 1de 53

TRABAJO MONOGRÁFICO

FACULTAD DE DERECHO

“TITULO”

“DELITOS CONTRA LOS DERECHOS INTELECTUALES”

AUTORES:

Docente:
Chavez Reyes Mario Vicente

CICLO: “VII” SECCIÓN: “A”

PIMENTEL 09 DE MAYO DEL 2018


Delitos contra los Derechos Intelectuales

ÍNDICE
INTRODUCCIÓN ......................................................................................................................... 4
CAPITULO I…………………………………………………………………………….5

DERECHO DE AUTOR ............................................................................................................. 5


1.1 HISTORIA DE LOS DERECHOS DE AUTOR ..................................................... 5
1.2. ANTECEDENTES NORMATIVOS...................................................................... 7
1.3. ALCANCES PREELIMINARES .......................................................................... 9
1.2.1 ¿QUÉ ES EL DERECHO DE AUTOR?...........................................................11
1.2.2. Concepto y naturaleza jurídica de los “Derechos de Autor” .......................... 11
1.4. ¿QUÉ ABARCA EL DERECHO DE AUTOR?.................................................. 17
1.5 ¿QUÉ DERECHOS CONFIERE EL DERECHO DE AUTOR? .......................... 19
1.6. ¿POR QUÉ SE PROTEGE EL DERECHO DE AUTOR? ................................ 20
1.7. DERECHOS CONEXOS AL DERECHO DE AUTOR ....................................... 21
1.8. LAS OBRAS COMO OBJETO DE PROTECCIÓN. ......................................... 21
1.9. DERECHOS CONEXOS AL DERECHO DE AUTOR…………………………….22
1.9.1 LOS BIENES MATERIALES Y EL DERECHO DE AUTOR.............................23
1.9.2 OBRA PROTEGIDA ............................................................................................... 24
CAPITULO II………………………...………………………………………………...27

2. INDECOPI………………………………………………………………………………………………………………………..27
2.1. DEFINICIÓN .................................................................................................... 28
2.2. ÁREA DE PROPIEDAD INTELECTUAL. .......................................................... 28
 Oficina de Signos Distintivos.............................................................................. 29
 Oficina de Derechos de Autor............................................................................. 29
2.3. SANCIONES ADMINISTRATIVAS. .................................................................. 29
CAPITULO III ............................................................................................................................ 30
DELITOS CONTRA LOS DERECHOS DE AUTOR Y CONEXOS .................................. 30
3.1. NATURALEZA DEL BIEN JURÍDICO PROTEGIDO. ................................................. 30
3.2. PROTECCIÓN JURÍDICA Y CONTENIDO DEL DERECHO DE AUTOR. ............. 33
3.3. Publicación defectuosa o maliciosa de la obra ............................................................ 35
3.4. Plagio .................................................................................................................................. 42
3.5. Falsa autoría y concertación. .......................................................................................... 42

Derecho Penal Economico Página 2


Delitos contra los Derechos Intelectuales

3.6. Elusión de medida tecnológica efectiva ........................................................................ 44


3.7. Productos destinados a la elusión de medidas tecnológicas .................................... 46
3.8. Servicios destinados a la elusión de medidas tecnológicas ...................................... 48
3.9. Atentados contra la información sobre gestión de derechos ..................................... 49
3.10. Fabricación, distribución y almacenamiento ilegal de etiquetas y carátulas......... 49
3.11. Fabricación, distribución y almacenamiento ilegal de manuales, licencias u
otra documentación o empaques relacionados a programas de ordenador..…51

3.12. Facultad de intervención e incautación ....................................................................... 50


3.13. Condición objetiva de punibilidad ................................................................................ 50

IV. CONCLUSIONES .................................................................................................................. 51

V. BIBLIOGRAFIA. .................................................................................................................... 52

Derecho Penal Economico Página 3


Delitos contra los Derechos Intelectuales

INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo vamos a hablar de los delitos contra los derechos de autor
y Conexos, que es en donde prevé un conjunto de conductas que atentan contra
los derechos intelectuales. Así, los tipos legales que contienen los delitos contra
los derechos de autor buscan prevenir y sancionar conductas que atentan contra
bienes jurídicos con sustento constitucional cuales son, los derechos del autor y
del inventor.
Por lo que cabe mencionar que el ser humano ha sido creador de conocimientos
de incalculable valor, que son preservados para que en el futuro sean utilizados
para el bien.
Pero hoy en día con las nuevas tecnologías la forma que se almacena y se
distribuye la información es variada.
La creación de las leyes del derecho de autor tiene la misión de proteger el
producto intelectual de los creadores de la información.
Los derechos de autor están contenidos en el conjunto de normas que protegen
los derechos subjetivos del creador de una obra, entendida esta como la
manifestación personal, original de la inteligencia expresada de forma tal que
pueda ser perceptible.
La protección se concede al autor desde el momento mismo de creación de la
obra sin que para ellos requiera formalidad jurídica.

Derecho Penal Economico Página 4


Delitos contra los Derechos Intelectuales

CAPITULO I
DERECHO DE AUTOR
1.1 HISTORIA DE LOS DERECHOS DE AUTOR

Desde los orígenes de la humanidad, las obras no tuvieron prohibiciones de


copia, de reproducción ni de edición. Es posible mencionar casos tan antiguos
como el arte rupestre, creado hace 40 milenios en la Cueva de El Castillo en
España, o el Poema de Gilgamesh, desarrollado desde hace cuatro milenios por
los sumerios, escrito y preservado hace 2650 años gracias al rey asirio
Asurbanipal.

Luego de la aparición de la imprenta, se facilitó la distribución y copia masiva de


las obras, y posteriormente surgió la necesidad de proteger las obras no como
objetos materiales, sino como fuentes de propiedad intelectual.

Los primeros casos que se recogen en leyes sobre el derecho de copia provienen
de la antigua Irlanda. El Cathach es el manuscrito irlandés más antiguo existente
de los Salmos (principios del siglo VII) y el ejemplo más antiguo de la literatura
irlandesa. Contiene una Vulgata de los Salmos XXX (10) al CV (13), y es una
versión con una indicación de interpretación o de partida antes de cada salmo.

Tradicionalmente se atribuye su creación a san Columba como el copista, y dicha


copia se hizo de forma extraordinaria en una sola noche a toda prisa gracias a
una luz milagrosa, de un salterio prestado a San Columba por san Finnian.
Surgió una controversia sobre la propiedad de la copia, y el rey Diarmait Mac
Cerbhaill dictó la siguiente frase: «A cada vaca le pertenece su cría; por lo tanto,
a cada libro le pertenece su copia».

Aunque formalmente suele datarse el nacimiento del derecho de autor y del


copyright durante el siglo XVIII, en realidad se puede considerar que el primer
autor en reclamar derechos de autor en el mundo occidental, mucho antes que

Derecho Penal Economico Página 5


Delitos contra los Derechos Intelectuales

el Estatuto de la Reina Ana de 1710 del Reino Unido o las disputas de 1662 en
las que interfirió la Unión de las Coronas, fue Antonio de Nebrija, creador de la
célebre Gramática castellana e impulsor de la imprenta en la Universidad de
Salamanca a fines del siglo XV.

Más tarde, en la Inglaterra del siglo XVIII los editores de obras (los libreros)
argumentaban la existencia de un derecho a perpetuidad a controlar la copia de
los libros que habían adquirido de los autores. Dicho derecho implicaba que
nadie más podía imprimir copias de las obras sobre las cuales tuvieran el
copyright.

El Estatuto de la reina Ana entró en vigencia en 1710.

El Estatuto de la Reina Ana, aprobado por el parlamento inglés en 1710, fue la


primera norma sobre copyright de la historia. Esta ley establecía que todas las
obras publicadas recibirían un plazo de copyright de 14 años, renovable por una
vez si el autor se mantenía con vida (o, sea, un máximo de 28 años de
protección). Mientras que todas las obras publicadas antes de 1710 recibirían un
plazo único de 21 años, contados a partir de esa fecha. Sin embargo, el dominio
público en el derecho anglosajón solo nació en 1774, tras el caso Donaldson
contra Beckett en que se discutió la existencia del copyright a perpetuidad (la
Cámara de los Lores resolvió 22 votos a 11 en contra de esa idea).

Estados Unidos incorporó los principios sentados en Inglaterra sobre el


copyright. Así, la Constitución de 1787, en el artículo I, sección 8, cláusula 8 (la
cláusula del progreso) permite establecer en favor de los autores “derechos
sobre la propiedad creativa” por tiempo limitado. En 1790, el Congreso de
Estados Unidos promulgó la primera Copyright Act ('Ley sobre copyright'), y creó
un sistema federal de copyright y lo protegió por un plazo de catorce años,
renovable por igual término si el autor estaba vivo a su vencimiento (o sea, un
máximo de 28 años de protección). Si no existía renovación, su obra pasaba al
dominio público.

Mientras en Estados Unidos el copyright se convertía en un derecho de


propiedad comerciable, en Francia y en Alemania se desarrolló el derecho de
autor, bajo la idea de expresión única del autor. En esa línea, el filósofo alemán

Derecho Penal Economico Página 6


Delitos contra los Derechos Intelectuales

Immanuel Kant decía que “una obra de arte no puede separarse de su autor”.

En Francia en 1777, Pierre-Agustín de Beaumarchais (autor de la comedia El


barbero de Sevilla) fundó la primera organización para promover el
reconocimiento de los derechos de los autores. Pero hubo que esperar al final
de la Revolución francesa para que la Asamblea Nacional aprobara la primera
Loi du droit d'auteur (‘Ley de derecho de autor’) en 1791. 2

1.2. ANTECEDENTES NORMATIVOS

En 1823, nuestra primera Constitución reconoció y declaró la inviolabilidad de la


propiedad intelectual en el capítulo II, referido a la educación pública. En 1849,
se aprobó nuestra primera Ley de Propiedad Intelectual (Gob. Ramón Castilla).
La Constitución de 1920, en su Título IV, estableció que “La propiedad es
inviolable, bien sea material, intelectual, literaria o artística”. Nuestra Constitución
de 1933 establecía que “el Estado Garantiza y protege los derechos de los
autores e inventores. La Ley regulará su ejercicio”.

El concepto d autor y su concepto legal en nuestro medio han sufrido múltiples


cambios. Ya desde el gobierno de Ramón Castilla en 1849 la preocupación del
legislador ha sido constante en el sentido de otorgar una amplia protección legal
a los derechos de autor.

Pero tanto aquí como en otros lugares, estas leyes y aun en los principios
basados en ideas decimonónicas se han visto rebasadas por la complejidad
actual de situaciones creadas por las nuevas tecnologías, tales como las formas
modernas de reproducir y comunicación de la sobras (base de datos, emisiones
por satélite y cable, trasmisiones digitales) y las nuevas categorías de obras que
han surgido en los últimos años, entre los que destacan los programas de
ordenador y los sistemas digitales.

La Constitución de 1979, en su Art. 2 establece que: “Toda persona tiene


derecho (…): 6.- A la libertad de creación intelectual, artística y científica… En
1980 se expide el D.L. 22994, que aprueba el Convenio de adhesión a la

Derecho Penal Economico Página 7


Delitos contra los Derechos Intelectuales

Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, firmado en Estocolmo, Suecia


1967. La Constitución de 1993, establece que toda persona tiene derecho a (Art.
2): 8. “A la libertad de creación intelectual, artística, técnica y científica, así como
a la propiedad sobre dichas creaciones y a su producto…”. El código penal
tipifica y sanciona los actos que vulneran tan importante derecho.

En el plano internacional, sobre todo, se ha venido dando una discusión


permanente para adaptar la disciplina a estos nuevos avances y se ha
desarrollado una amplia normativa que incluye nuevos conceptos como el de
“multimedia”, la “tecnología digital”, las “bases de datos,” topografías”
etc.Nuestro país no ha permanecido ajeno a esto .así, mediante resoluciones
legislativas 23979 de 1989, el Perú ha adoptado la “convención universal de los
derechos de autor” (Perú es miembro de la desde 1963, y de texto de 1971 desde
1985).

También nuestro país ha participado en el “convenio de Berna para la protección


de obras literarias ya artísticas” (Perú es miembro desde 1988), el “convenio de
roma para la protección de artistas intérpretes o ejecutantes, productores de
fonogramas y organismo de radio función (Perú es miembro desde 1985) y el

“convenio de Bruselas sobre la distribución de señales portadores de programas


trasmitidas por satélite (Perú es miembro desde 1985).

En 1993 el Perú se ha adherido a la decisión 351 de la “comisión del acuerdo de


Cartagena “, que aprueba el régimen común sobre el derecho de autor y los
derechos conexos, finalmente en 1995, mediante resolución legislativa 26407,
se ha adoptado el “acuerdo TRIPS (o ADPIC en español) de la organización
mundial de comercio.

El D.Leg 822, publicado el 24 de abril de 1996, ha sustituido la anterior legislación


nacional de protección de los derechos de autor, LA LEY 13714 de 1961, la cual
ha devenido en obsoleta después de 35 años de vigencia; esta ley modifica
también el marco penal del código penal de 1991 estableciendo tipos penales
más severos.

Derecho Penal Economico Página 8


Delitos contra los Derechos Intelectuales

Desde la época antigua ya se hablaba de la propiedad intelectual, y lo que era


la prohibición de la copia, hoy en día las leyes nacionales e internacionales de
derechos de autor se han normalizado en cierta medida a través de acuerdos
internacionales y regionales. Aunque hay consistencia entre las leyes de
propiedad intelectual de las naciones, cada jurisdicción tiene leyes distintas y
separadas y diversos reglamentos sobre derechos de autor, Algunas
jurisdicciones también reconocen derechos morales de los creadores.

El Perú no ha sido ajeno esto, es por eso que ha sido participe de varios
convenios, con el fin de lograr que los derechos de la persona que ha creado se
respetada y no vulnerada por otras personas, al autor esto le permite estimular
y recompensar el talento, así mejoran las condiciones de vida de la sociedad.

1.3. ALCANCES PREELIMINARES

La persona humana se exterioriza a través de diversas facetas, una de ellas


consiste en la creatividad intelectual, que se plasma en una obra u otra forma
original de expresar su individualidad ideológica, cultural, política y religiosa. El
hombre no es solo un cuerpo mecánico que fisiológicamente se dirige a la
articulación de ciertos movimientos corporales, conforme al sentido que este le
imprimen en su sistema cognitivo y volitivo. Con ello decimos muy poco, pues
adentramos en la esfera de la personalidad presupone internarnos en el mágico
mundo de las ideas, y cuando aquellas adquieren una composición estructural,
coherente en su argumentación, se puede configurar lo que el derecho positivo
ha concebido como “obra”, y toda “obra humana” requiere de protección legal,
en el sentido de que su materialización implica una doble connotación, la primera
“moral” y la segunda “económica”.

El fundamento de los “Derechos de Autor”, nos dice, Rodríguez Arias, esté


presente en una doble necesidad: la necesidad de todos los hombres de tener
acceso y disfrutar de los frutos del saber humano y la necesidad correlativa que
existe de estimular la investigación y el ingenio recompensando por ello a los
investigadores, escritores, artistas, inventores, etc.

Al constituir los derechos de autor un derecho inherente a la “personalidad


humana” adquieren reconocimiento de protección internacional, tal como se

Derecho Penal Economico Página 9


Delitos contra los Derechos Intelectuales

afirma en el artículo 270° de la Declaración Universal de los Derechos Humanos:


“Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la comunidad, a gozar
de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él
resulten. Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y
materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas,
literarias o artísticas de que sea autora”.

TORRES VASQUEZ escribe que el Derecho de Autor está regulado por la


decisión 351 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena y por el decreto
Legislativo 822, Ley sobre Derecho de Autor, del 23 de abril de 1996. La oficina
de Derechos de Autor del Indecopi es la autoridad responsable de cautelar y
proteger administrativamente el derecho de autor y los derechos conexos (art.
168 del D.Leg. 822°). El tratado de la Organización Mundial de la Propiedad
Intelectual (OMPI), ratificado mediante D.S.N° 017-2002-RE, del 28 de febrero
del 2002, publicado el 2 de marzo del mismo año.

No se puede decir que los “derechos intelectuales” pertenecen al Estado, al estar


ligados indisolublemente a la personalidad de su autor. Por ello se afirma la
aparición de una “paternidad” y no de una “propiedad”, fue así que el legislador
consideró adecuado glosar una titulación especialmente dedicada a los derechos
intelectuales, que tanto por su naturaleza como por su esencia, son distintos a
los derechos reales, que son objeto de tutela por los injustos de hurto, robo,
apropiación ilícita y estafa.

El derecho penal, por tanto, asume un rol preponderante ante este tipo de
comportamientos “socialmente negativos”, y ello no supone de ningún medio ir
contra los principios de subsidiaridad, y ello no supone de ningún modo ir contra
los principios de subsidiaridad de fragmentariedad y de ultima ratio en tanto los
derechos de autor cuentan con consagración constitucional, tal como se
desprende del apartado 8 del artículo 2° de la Ley Fundamental y, quedar en
evidencia que el resto de parcelas del ordenamiento jurídico se muestran como
ineficaces para combatir estas conductas dañosas . Existiendo por ende, un bien
jurídico digno y merecedor de “tutela penal”.

1.2.1 ¿QUÉ ES EL DERECHO DE AUTOR?

Derecho Penal Economico Página 10


Delitos contra los Derechos Intelectuales

El derecho de autor es un término jurídico que describe los derechos concedidos


a los creadores por sus obras literarias y artísticas.

1.2.2. Concepto y naturaleza jurídica de los “Derechos de Autor”

Antes de ingresar al detalle de este punto, resulta necesario acotar que


si bien los derechos de autor parten del concepto de la personalidad
humana, constituyendo un derecho creativo- intelectual, cuya paternidad
es tutelada por el ordenamiento jurídico, no por ello debe dejarse
reconocer que tambien cuentan con una dimensión social, de que la
sociedad haya de verse beneficiada, con las producciones intelectuales,
como instrumento valioso para el desarrollo socio- cultural de toda
comunidad, que requiere del arte y de la literatura para enriquecer al ser
humano en lo más profundo de su ser, lo que incide en ciertas
consecuencias jurídicas llevadas al campo de la materialidad, han
supuesto un decaimiento en la compra de libros y obras de arte , aspecto
de cierta forma repercute negativamente en el aprendizaje socio cultural
de las nuevas generaciones.

Dicho lo anterior, podrían darse diferencias entre los “Derechos Reales” y


los “Derechos de Autor”. Bien será todo elemento integrante del
patrimonio, de naturaleza corpórea (material), cuya titularidad
corresponde a un individuo , que para efectos penales debe ser
susceptibles de ser desplazados de un lugar a otro, gozan de un contenido
patrimonial , pero son de naturaleza “inmaterial”, sobre este último
aspecto podría decirse que los títulos valores son bienes tambien de
inmateriales, mas a diferencia estriba que los derechos de autor no llevan
incorporado un determinado valor económico , como sucede en el caso
de los títulos valores, sino que importan una producción intelectual , cuya
cuantificación patrimonial va más allá de un sentido económico , al
penetrar en la esfera “mortal”.

Al hablar de los derechos de autor, es común en nuestro ordenamiento


dividir estos en dos categorías: derechos morales y patrimoniales. Sin

Derecho Penal Economico Página 11


Delitos contra los Derechos Intelectuales

embargo, dentro de la evolución de esta rama del derecho y en el derecho


comparado, se observa la existencia de una tendencia que aboga por la
teoría dualista y en contraposición, otra que defiende la teoría monista.
Para los dualistas el derecho de autor estaría formado por dos derechos
independientes entre sí (un derecho moral y otro patrimonial), mientras
que por su parte los monistas consideran que el derecho de autor está
formado por un derecho único compuesto por facultades de carácter
patrimonial y de carácter moral o personal. Es esta la última concepción
la más moderna y seguida mayoritariamente por la doctrina y la
legislación.

En tal sentido, podemos definir al derecho moral como el elemento o parte


esencial del contenido de la propiedad intelectual, que al tener su origen
de fundamento en la personalidad del autor, le asegura a este la tutela de
la misma en la obra como reflejo de ella, a través de un conjunto de
facultades extrapatrimoniales (parte de incidencia económica)
consistentes, fundamentalmente , en la divulgación, paternidad, respeto
de a la integridad de la obra, modificación y arrepentimiento, pudiendo
agregar a esta definición la facultad de acceso a la obra.

Con respecto a las características de los derechos morales, se puede


decir que son absolutos (oponibles erges onmes), perpetuos, inalienables,
inembargables, irrenunciables (pues se sustentan en una norma jurídica
de orden público) e imprescriptibles (por que no se adquiere por
prescripción adquisitiva ni se pierden por prescripción extintiva), conforme
a los artículos 18 y 21° del Decreto Legislativo N° 822. Sin embargo, en
relación con la perpetuidad puede señalarse que en realidad solo el
derecho a la paternidad y la integridad son perpetuos, pues el derecho de
divulgación y de acceso a la obra se extiende hasta la fecha en que la
obra entra al dominio público, mientras que el derecho de modificación y
de retiro del comercio se podrán ejercer hasta la muerte del autor.
Finalmente, el artículo 29° de la norma antes mencionada es clara al
señalar que incluso cuando la obra pase al dominio público, los herederos
del autor, el Estado, las entidades de gestión colectiva pertinentes o

Derecho Penal Economico Página 12


Delitos contra los Derechos Intelectuales

cualquier persona con legítimo interés podrán ejercer los derechos de


paternidad e integridad de la obra en resguardo del patrimonio cultural.

Por otra parte, si bien su naturaleza inalienable está dirigida


principalmente a impedir la posibilidad de cesión o transmisión intervivos
de dichos derechos morales, consideramos que esto no significa que los
derechos morales, consideramos que esto no significa que los derechos
morales se transmitan por sucesión testamentaria o legitima, como lo
afirma RODRIGUEZ- ARIAS BUSTAMANTE. En realidad lo que
reproduce es una legitimación de los sucesores del autor para el ejercicio
de sus derechos morales, mas no una transmisión mortis causa
propiamente dicha.

Asimismo, el derecho patrimonial de autor implica la facultad de la cual


originariamente esta premunido el autor (por regla general) para explotar
económicamente su obra mediante cualquier forma o procedimiento, y
como consecuencia, obtener beneficios de dicha explotación, la cual se
puede realizar mediante la reproducción, comunicación pública,
distribución, importación o cualquier otra forma existente o por existir.

A diferencia de los derechos morales, los de carácter patrimonial si


pueden ser materia de cesión o transferencia y solo subsistirán en la
medida que la obra se encuentre en dominio privado, pues conforme al
artículo 52° del Decreto Legislativo N°822 el derecho patrimonial dura toda
la vida del autor y siete años después de su fallecimiento, pasando dicha
obra al dominio público luego de dicho plazo.

Constituyendo la propiedad intelectual una equivoca manifestación de la


personalidad humana, derivase inexorablemente que es el ser humano el
único titular de esa propiedad inclusive en aquellos casos de obras
anónimas o con seudónimo, si no hay contradicción, los derechos que se
derivan corresponden a la persona natural o jurídica que la alumbre (Peña,
R. (2014). “Tratado de Derecho Penal”. p. 843).

Es por esto que nuestro sistema jurídico el considerar a la obra como


expresión de la personalidad del autor no admite otorgar esta calidad a

Derecho Penal Economico Página 13


Delitos contra los Derechos Intelectuales

personas jurídicas, siendo así que el numeral 1 del artículo 2° del Decreto
Legislativo N° 822 define “autor” como aquella persona natural que realiza
la creación intelectual, mientras que el artículo 3° de la Decisión N° 351
habla de la “persona física” con la cual quedan claramente excluidas las
personas jurídicas, sociedades conyugales, sucesiones indivisas, entre
otros. Si bien el autor siempre debe ser una persona física, no significa
que necesariamente deba haber realizado la obra de manera aislada
(Goldstein, M. (1995). “Derecho de Autor”. P. 68), por lo cual es propio
hablar tambien de obras realizada en coautoría (obras en colaboración u
obras colectivas).

En este sentido, los “derechos de autor”, entonces pueden ser definidos


como aquellos derechos inherentes a la personalidad humana, que
manifiestan la creatividad intelectual o cognitiva, plasmada en una obra,
que es objeto de protección por el derecho positivo vigente.
Parafraseando a RODRIGUEZ- ARIAS, diremos que el derecho de autor
protege las creaciones expresadas en obras literarias, musicales,
científicas y artísticas, en sentido amplio, y nace con la obra misma, como
consecuencia del acto de creación y no por el reconocimiento de la
autoridad, aunque pueden establecer formalidades por ciertos propósitos
(Rodríguez, L. (2014), “Derecho de Autor”, p.3), a diferencia de los
derechos de propiedad intelectual, cuya tutela jurídica requiere
indefectiblemente de su inscripción en los registros por parte de la
autoridad administrativa (INDECOPI) (Ferreyros, M. “El derecho a crear y
el derecho a la cultura”. p. 128)

A mayor abundamiento, la segunda parte del artículo 3° del Decreto


Legislativo señala la protección a las obras del ingenio por el solo hecho
de la creación. La ley peruana señala que el goce o ejercicio de los
derechos de autor no está supeditada al requisito del registro o al
cumplimiento de cualquier otra formalidad, siendo entonces el registro de
carácter facultativo y declarativo. Una disposición similar está contenida
en el artículo 52° de la Decisión N° 351.

Derecho Penal Economico Página 14


Delitos contra los Derechos Intelectuales

Por cierto que debe tratarse de obras que hayan sido concretamente
llevadas a la realidad, escribe RAMIREZ CRUZ (Ramírez, M. “Tratado de
Derechos Reales”. p. 155), por lo que las ideas que no han sido
exteriorizadas en el manuscrito, en un afiche, en un folleto, etc; no
adquieren reconocimiento legal. Los artículos 8° y 9° literal del Decreto
Legislativo N° 822 y el artículo 7° de la Decisión N°351 limitan la
protección de derecho de autor recae sobre toda obra del ingenio humano
con prescindencia del género, forma de expresión, merito o finalidad. Por
ende no será materia de análisis al momento de determinar la comisión
de un delito contra los derechos el valor científico, cultural, artístico e
incluso moral de una obra.

Para BAJO FERNANDEZ, el derecho de autor, siendo tambien un


derecho intelectual, se exterioriza en objetos (corpus mechanicum) tales
como textos, pinturas, imágenes, técnicas, diseños, etc; que garantizan la
defensa jurídica. En este sentido, se dice que el derecho de autor recae
sobre la obra producto de la inteligencia de su creador, no sobre la propia
inteligencia.

En el derecho de autor el objeto protegido es la obra. Esta es la creación


intelectual con característica de originalidad, susceptible de ser
reproducida o divulgada por cualquier medio conocido o por conocerse.
La originalidad se refiere a la individualidad y es la forma como el autor
expresa sus ideas, lo que hace diferente de los demás (Ferreyros, M.”El
derecho a crear y el derecho a la cultura”, p. 127) .Asimismo, la obra
deberá ser original en el sentido de individualidad y no de novedad strictu
sensu, pues se exige que el producto creativo, por su forma de expresión,
tenga sus propias características para distinguirlo de cualquier otro del
mismo género.

Hemos de separar el sujeto (autor) del objeto (obra). Como se sostiene en


la doctrina hispana, la obra del ingenio, una vez creada, asume una
existencia separada, se independiza del autor, sale de su órbita y gana
autonomía. Por esto, en algún sentido se ha podido decir que la obra es
una cosa. En un lenguaje figurado, la obra es hija del autor. Pero el hijo

Derecho Penal Economico Página 15


Delitos contra los Derechos Intelectuales

es algo distinto y separado del padre. (Diez, G. “Sistema de Derecho Civil”,


p. 235).

Ahora bien, ya avocándonos a la “naturaleza jurídica” de los derechos de


autor, debemos remitirnos a los autores estudiosos de la materia.
LATORRE, nos hace alusión a la teoría del “derecho sobre bienes
inmateriales”, y nace a través de KOHLER, habiéndose precedido
Schopenhahuer, y nace como reacción a la teoría del derecho de
propiedad, por cuanto el dominio clásico se refiere a cosas materiales, y
la obra del creador es de característica, cual es, el derecho sobre bienes
inmateriales, siguiendo a RODRIGUEZ- ARIAS, diremos que el ilustre
jurista Francesco Carnelutti considero que al lado de la propiedad
ordinaria existe un nuevo tipo de propiedad que denomina “inmaterial”, de
la cual todavía no se conoce el objeto ni el contenido. Según el, la
propiedad inmaterial no es otra cosa que el derecho que el derecho sobre
las obras de la inteligencia, denominado comúnmente derechos de autor.
Las críticas sobre esta teoría, apuntan a haca un triple baremo a saber:
primero, carece de un análisis a toda consecuencia, en esto es, padece
de una valoración en puridad sustancial, y segundo, de ser parcial, al
haber elevado a categoría única aquellos que les distingue del resto de
bienes, es decir, su naturaleza “inmaterial”; en definitivo las obras son per
se inmateriales, al revelar una idea, una creación intelectiva del autor, mas
dicha particularidad no es suficiente para justificar dicha concepción.

Otro reparo seria que la teoría de la personalidad reduce el campo del


radio de acción de los derechos de autor, a las obras que forman parte de
la personalidad creativa de su titular, lo cual restringe la tutela legal de
otras expresiones de dicho derecho, que son recogidas en el derecho a
otras expresiones de dicho derecho, que son recogidas en el derecho
positivo vigente. El artículo 5° del Dec.Leg, N° 822, KANT partía de que la
publicación de un libro consistía hablar con el público a través de él, y por
tanto el derecho de autor era un derecho de la personalidad, por la sencilla
razón de que tal atribuido surge del acto íntimamente personal de la
creación intelectual y que las facultades que tal derecho confiere se
reducen, en substancia, al poder originario y principal de mantener la obra

Derecho Penal Economico Página 16


Delitos contra los Derechos Intelectuales

en secreto, dentro de su fuero personal, o de comunicarla al público


cuando lo decida; facultad que concibe no como un derecho a la
personalidad del autor. La teoría de la personalidad, parte de una premisa
inequívoca, la obra es una manifestación de la parte más íntima del
hombre, de su personalidad que se ve reflejada en el intelectivo creativo
que genera su producción. Llevada dicha definición a la estructura dual
que compone el derecho de autor, diremos que la teoría de la
personalidad cala perfectamente con los “derechos morales”, empero
encuentra dificultad argumentativa en lo que a los “derechos
patrimoniales”, pues estos últimos pueden ser objeto de cesión,
transmisión por herencia, donación, etc. El artículo 8° de la Ley de
Derechos de Autor dispone que el derecho de autor de una obra tiene por
el solo hecho de la creación la titularidad originaria de un derecho
exclusivo y oponible a terceros, que comprende, a su vez, los derechos
de orden moral y patrimonial determinados en la presente ley.

En opinión de LA TORRE, la teoría de la propiedad intelectual es la


primera que con rigor trata de explicar la naturaleza jurídica de la obra de
creación y lo hace con el acuerdo que le atribuye la solidez metodológica
amparada por el ordenamiento jurídico y los precedentes históricos.
(Latorre, V (2014). “Protección Penal del derecho de autor”, p. 48). A
nuestro entender dicha postura teórica amolda de una forma más
completa la complejidad de los derechos de autor, que no se reducen a
una creación en puridad intelectual, pues la originalidad pues estar
tambien en una lema comercial o en un eslogan que no requiere de mayor
esfuerzo cognitivo – racional, así como a la normatividad aplicable, de
común idea con la CPE.

1.4. ¿QUÉ ABARCA EL DERECHO DE AUTOR?

El tipo de obras que abarca el derecho de autor incluye: obras literarias como
novelas, poemas, obras de teatro, documentos de referencia, periódicos y
programas informáticos; bases de datos; películas, composiciones musicales y
coreografías; obras artísticas como pinturas, dibujos, fotografías y escultura;
obras arquitectónicas; publicidad, mapas y dibujos técnicos.

Derecho Penal Economico Página 17


Delitos contra los Derechos Intelectuales

Jiménez, W (2003). Los creadores originales de obras protegidas por el derecho


de autor y sus herederos gozan de ciertos derechos básicos. Detentan el
derecho exclusivo de utilizar o autorizar a terceros a que utilicen la obra en
condiciones convenidas de común acuerdo. El creador de una obra puede
prohibir u autorizar:

Su reproducción bajo distintas formas, tales como la publicación impresa y la


grabación sonora; interpretación o ejecución pública, por ejemplo, en una obra
de teatro o musical; grabación, por ejemplo, en discos compactos, casetes o
cintas de vídeo; transmisión, por radio, cable o satélite; traducción a otros
idiomas, o su adaptación, como en el caso de una novela adaptada para un
guion.

Muchas obras creativas protegidas por el derecho de autor requieren una gran
distribución, comunicación e inversión financiera para ser divulgadas (por
ejemplo, las publicaciones, las grabaciones sonoras y las películas); por
consiguiente, los creadores suelen vender los derechos sobre sus obras a
particulares o empresas más capaces de comercializar sus obras, por el pago
de un importe. Estos importes suelen depender del uso real que se haga de las
obras y por ello se denominan regalías. Estos derechos patrimoniales tienen una
duración, estipulada en los tratados pertinentes de la OMPI, de 50 años tras la
muerte del autor. Las distintas legislaciones nacionales pueden fijar plazos más
largos. Este plazo de protección permite tanto a los creadores como a sus
herederos sacar provecho financiero de la obra durante un período de tiempo
razonable.

La protección por derecho de autor también incluye derechos morales que


equivalen al derecho de reivindicar la autoría de una obra y al derecho de
oponerse a modificaciones de la misma que pueden atentar contra la reputación
del creador. El creador, o el titular del derecho de autor de una obra, puede hacer
valer sus derechos mediante recursos administrativos y en los tribunales, por
ejemplo, ordenando el registro de un establecimiento para demostrar que en él
se produce o almacena material confeccionado de manera ilícita, es decir,
"pirateado", relacionado con la obra protegida. El titular del derecho de autor
puede obtener mandamientos judiciales para detener tales actividades y solicitar
una indemnización por pérdida de retribución financiera y reconocimiento.
Derecho Penal Economico Página 18
Delitos contra los Derechos Intelectuales

1.5 ¿QUÉ DERECHOS CONFIERE EL DERECHO DE AUTOR?

Los creadores originales de obras protegidas por el derecho de autor y sus


herederos gozan de ciertos derechos básicos. Detentan el derecho exclusivo de
utilizar o autorizar a terceros a que utilicen la obra en condiciones convenidas de
común acuerdo. El creador de una obra puede prohibir u autorizar:
Su reproducción bajo distintas formas, tales como la publicación impresa y la
grabación sonora; interpretación o ejecución pública, por ejemplo, en una obra
de teatro o musical; grabación, por ejemplo, en discos compactos, casetes o
cintas de vídeo; transmisión, por radio, cable o satélite; traducción a otros
idiomas, o su adaptación, como en el caso de una novela adaptada para un
guion.

Muchas obras creativas protegidas por el derecho de autor requieren una gran
distribución, comunicación e inversión financiera para ser divulgadas (por
ejemplo, las publicaciones, las grabaciones sonoras y las películas); por
consiguiente, los creadores suelen vender los derechos sobre sus obras a
particulares o empresas más capaces de comercializar sus obras, por el pago
de un importe. Estos importes suelen depender del uso real que se haga de las
obras y por ello se denominan regalías. Estos derechos patrimoniales tienen una
duración, estipulada en los tratados pertinentes de la OMPI, de 50 años tras la
muerte del autor. Las distintas legislaciones nacionales pueden fijar plazos más
largos. Este plazo de protección permite tanto a los creadores como a sus
herederos sacar provecho financiero de la obra durante un período de tiempo
razonable.

La protección por derecho de autor también incluye derechos morales que


equivalen al derecho de reivindicar la autoría de una obra y al derecho de
oponerse a modificaciones de la misma que pueden atentar contra la reputación
del creador. El creador, o el titular del derecho de autor de una obra, puede hacer
valer sus derechos mediante recursos administrativos y en los tribunales, por
ejemplo, ordenando el registro de un establecimiento para demostrar que en él
se produce o almacena material confeccionado de manera ilícita, es decir,
"pirateado", relacionado con la obra protegida. El titular del derecho de autor

Derecho Penal Economico Página 19


Delitos contra los Derechos Intelectuales

puede obtener mandamientos judiciales para detener tales actividades y solicitar


una indemnización por pérdida de retribución financiera y reconocimiento.

1.6. ¿POR QUÉ SE PROTEGE EL DERECHO DE AUTOR?

El derecho de autor y los derechos conexos son esenciales para la creatividad


humana al ofrecer a los autores incentivos en forma de reconocimiento y
recompensas económicas equitativas. Este sistema de derechos garantiza a los
creadores la divulgación de sus obras sin temor a que se realicen copias no
autorizadas o actos de piratería. A su vez, ello contribuye a facilitar el acceso y
a intensificar el disfrute de la cultura, los conocimientos y el entretenimiento en
todo el mundo
Base Constitucional de la Propiedad Intelectuales Venezuela: Nuevamente se
presenta la misma redacción de la Constitución vigente, que se basa en enunciar
las creaciones del ingenio humano que comprenden la propiedad intelectual.
Este criterio está totalmente abandonado, debido a la amplitud de formas en que
se manifiesta cada día el intelecto creador del hombre. Por ello se sugiere no
enunciar estas manifestaciones, sino por el contrario, hacerla más
omnicomprensiva. De esta manera, al sustituir la lista de enunciaciones por la
mención "todos los derechos de propiedad intelectual reconocidos o por
reconocerse", quedan incluidos los derechos sobre todas las ramas de la
propiedad intelectual, con suficiente amplitud para cubrir las nuevas formas que
sean o puedan ser reconocidas en el futuro, en acuerdos y tratados
internacionales.
Igualmente, proponemos incluir que la protección que Venezuela reconoce a la
propiedad intelectual, no solo es la recogida en las leyes, sino también en los
Tratados y Acuerdos Internacionales, así como en nuestras normas de
integración. Finalmente, consideramos absolutamente contraproducente
establecer "excepciones" a la propiedad intelectual por razones de interés social,
por cuanto las limitaciones o restricciones que en esta materia pudieran existir,
se encuentran ya recogidas en los Acuerdos y Tratados Internacionales suscritos
por la República. La propiedad intelectual está garantizada en el Artículo 124:
"Se garantiza y protege la propiedad intelectual colectiva de los conocimientos,
tecnologías e innovaciones de los pueblos indígenas. Toda actividad relacionada

Derecho Penal Economico Página 20


Delitos contra los Derechos Intelectuales

con los recursos genéticos y los conocimientos asociados a los mismos


perseguirán beneficios colectivos. Se prohíbe el registro de patentes sobre estos
recursos y conocimientos ancestrales".

1.7. DERECHOS CONEXOS AL DERECHO DE AUTOR

Marcos L, (1997). En los últimos 50 años, se ha expandido rápidamente el


ámbito de los derechos conexos al derecho de autor. Estos derechos conexos
han ido desarrollándose en torno a las obras protegidas por el derecho de autor
y conceden derechos similares, aunque a menudo más limitados y de más corta
duración, a:

Los artistas intérpretes o ejecutantes (tales como los actores y los músicos)
respecto de sus interpretaciones o ejecuciones; productores de grabaciones
sonoras (por ejemplo, las grabaciones en casetes y discos compactos) respecto
de sus grabaciones; organismos de radiodifusión respecto de sus programas de
radio y de televisión.

1.8. LAS OBRAS COMO OBJETO DE PROTECCIÓN.

Moreno M, (2001). Obra: Es toda creación intelectual original de naturaleza


artística, literaria o científica, susceptible de ser divulgada o reproducida en
cualquier forma.

 Clases de obras.

 Obra originaria: Es la primigeniamente creada.

 Obra anónima: Es aquella en la que no se menciona la identidad del


autor por voluntad del mismo.
 Obra seudónima: Es aquella en que el autor utiliza un seudónimo que
no lo identifica. No se considera obra seudónima aquella en que el
nombre empleado no arroja dudas acerca de la identidad civil del autor.
 Obra individual: Es la creada por una sola persona natural.

 Obra colectiva: Es la creada por varios autores, bajo la iniciativa y la


responsabilidad, de una persona natural o jurídica que la pública con

Derecho Penal Economico Página 21


Delitos contra los Derechos Intelectuales

su propio nombre y en la cual las contribuciones de los autores


participantes, por su elevado número o por el carácter indirecto de
esas contribuciones, se fusionan en la totalidad de la obra de modo
que se hace imposible individualizar los diversos aportes e identificar
sus respectivos autores.

 Obra inédita: Es la que no ha sido divulgada con el consentimiento


del autor o su derechohabiente.

 Obra en colaboración: Es la creada por dos o más personas


naturales.

 Obra derivada o compuesta: Es la basada en otra ya existente, sin


perjuicio de los derechos del autor de la obra originaria o su
derechohabiente y de la respectiva autorización y cuya originalidad
radica en la adaptación o transformación de la obra primigenia o en los
elementos creativos de su tradición a un idioma distinto.

 Obra radiofónica: Es la producida específicamente para su


transmisión por radio o televisión, sin perjuicio de los derechos de los
autores de las obras preexistentes.

1.9. DERECHOS CONEXOS AL DERECHO DE AUTOR

1.9.1 LOS BIENES MATERIALES Y EL DERECHO DE AUTOR.

Podemos dividir los bienes inmateriales en tres grandes grupos: las


creaciones industriales, los signos distintivos y las creaciones
intelectuales. Como creaciones industriales podemos señalar, entre otros,
las patentes y los modelos de utilidad. Entre los signos distintivos
contamos con las marcas y los nombres comerciales y entre las
creaciones intelectuales, los derechos de autor y derechos conexos.

Derecho Penal Economico Página 22


Delitos contra los Derechos Intelectuales

El núcleo esencial de los distintos derechos de la propiedad intelectual,


consiste en un derecho de exclusividad que confiere a su titular no solo la
facultad de explotar el bien inmaterial, sino también de impedir que pueda
ser utilizado por terceros. Esta suerte de monopolio legal supone un
derecho de exclusividad en favor del titular, que es oponible erga omnes
en las condiciones y términos expresados por la ley.

En cuanto al derecho de autor, puede afirmarse que la tutela de la


creación intelectual sirve tanto a los fines de difusión de los valores
culturales como a los de fomento del desarrollo tecnológico. De hecho,
puede decirse que tan importante como la creación, es la difusión.
Parecería poco atractivo consumir mucho talento y esfuerzo en crear algo,
para que la ley protege al autor para garantizarle: i) un derecho cuasi
disposición sobre su obra; y ii) la apropiación del producto económico que
pueda obtener de ella.

En las creaciones industriales los derechos de exclusiva tienen una


importancia incontestable porque representan el mejor compromiso entre
los intereses particulares y egoístas del creador, y los intereses de la
genialidad. De no garantizarse el beneficio económico sobre la
explotación de sus propias creaciones industriales el inventor o creador
podría perder interés en la investigación tecnológica y científica, con lo
que la sociedad se vería seriamente perjudicada. Por ello se le concede
un derecho de exclusiva temporal-patente- dentro del cual podrá gozar de
los resultados económicos de la explotación de su creación.
En el caso de los signos distintivos no se protege el bien inmaterial porque
represente valores artísticos, estéticos o innovativos, sino porque
constituye un símbolo que encierra una información de gran valor
comercial en cuanto al origen, calidad y reputación de determinados
bienes y servicios.

En efecto, la marca no se protege en tanto signo grafico o sonoro


perceptible por los sentidos, pues más allá de su valor estético o creativo
que podrá ser protegido por otras vías, lo que se protege en la marca es
esa correspondencia establecida entre un signo y determinados productos
o servicios designados con él. Por si fuera poco, las marcas son un

Derecho Penal Economico Página 23


Delitos contra los Derechos Intelectuales

adecuado vehículo para promover la libertad de empresa, la libre


competencia y la defensa de los intereses de los consumidores.

El derecho de autor, consecuentemente, esta preordenado a la protección


de los derechos reconocidos al creador de una obra personal y original.
Estos derechos son oponibles erga omnes y nacen por el mismo acto de
creación. Por lo tanto, el registro de la obra no es constitutivo, aun cuando
pueda servir como prueba de anterioridad en caso de plagio.

La protección jurídica puede traducirse en dos aspectos fundamentales:


el señorío del autor sobre su obra y el goce de los beneficios económicos
que su explotación reporta.

1.9.2 OBRA PROTEGIDA

Una obra es una creación intelectual, personal y original. Esta es una


definición legal a partir de la cual podemos extraer la naturaleza de lo
protegido por el derecho de autor. Estamos ante un bien inmaterial,
carente de una existencia sensible per se; y que solo puede ser percibido
en tanto es fijado y reproducido en un soporte material.

De este modo, ya que la obra es objeto de protección por el derecho de


autor, también debe resaltarse que no toda “obra” o producto del ingenio
humano es susceptible de este tipo de protección. Una obra para ser tal,
debe reunir una serie de requisitos. Así, según el inciso 17 del artículo 2
Del Decreto Legislativo N° 822 (Ley Sobre Derecho De Autor) una obra
es: “toda creación intelectual personal y original, susceptible de ser
divulgada o reproducida en cualquier forma, conocida o por conocerse”.
De esto se tiene que la obra, como fruto del ingenio y el esfuerzo creativo
del hombre deber ser original. Ahora bien, la originalidad de una obra no
se desvirtúa por el solo hecho de que existan obras anteriores que hayan
podido servirle de modelo. En este sentido, no cabe duda de que la pintura
del artista colombiano Fernando Botero, al recrear la Monalisa de
Leonardo Da Vinci, es original. Y lo es porque desde el punto de vista del
derecho de autor, la originalidad debe ser entendida como aquella

Derecho Penal Economico Página 24


Delitos contra los Derechos Intelectuales

característica consistente en la individualidad que el autor imprime a su


obra, esto es, cuando en ella vuelca la impronta o sello de su
personalidad. Por lo tanto, la originalidad no debe ser confundida con la
novedad. El valor o mérito de una obra son indistintos para que una obra
sea susceptible de protección por el derecho de autor. Por lo demás, así
lo señala también el primer párrafo del artículo 3 de la Ley De Derecho De
Autor. Y es que la valoración de una obra, sea esta artística o científica,
tiene una carga subjetiva tan grande como para hacer depender de ella la
protección que deba brindar el derecho. También debe tenerse en cuenta
que no se protegen las ideas, sino la forma en que se exteriorizan. La
razón es sencilla: existe un interés en el libre uso de las ideas, pues ello
permite el desarrollo y progreso de la ciencia, el arte y las humanidades.
En consecuencia, no se puede establecer un monopolio o un derecho
exclusivo sobre ellas.

El art. 5 de la Ley De Derecho De Autor contiene un listado enunciativo de


las obras que son susceptibles de protección. Entre ellas podemos
mencionar; las obras literarias, y escritas (novelas, cuentos, monografías)
u orales (conferencias, clases, alocuciones); las composiciones
musicales; las obras audiovisuales (películas); las obras de artes plásticas
(pinturas, esculturas, dibujos); las obras de arquitecturas; las obras
fotográficas; los programas de ordenador (software); etc.

La protección que la ley reconoce por el derecho de autor va a recaer


sobre todas las obras literarias, artísticas o científicas, cualquiera sea su
género. El derecho de autor en este caso es independiente del contenido
material de la obra. Puesto que cuyo provecho que se saque de la misma
no confiere al adquiriente la titularidad de derechos sobre la creación o la
licencia para la explotación de la obra. Como decíamos, se trata de un
listado enunciativo, toda vez que el ultimo literal del artículo en mención
contiene una cláusula abierta con el objeto de comprender entre las obras
protegidas a “toda una producción del intelecto en el dominio literario o
artístico, que tenga características de originalidad y sea susceptible de ser
divulgada o reproducida por cualquier medio o procedimiento, conocido o
por conocerse”.

Derecho Penal Economico Página 25


Delitos contra los Derechos Intelectuales

Derecho Penal Economico Página 26


Delitos contra los Derechos Intelectuales

CAPITULO II
INDECOPI
2. INDECOPI

2.1. DEFINICIÓN

Es el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la


Propiedad Intelectual (INDECOPI) fue creado en noviembre de 1992, mediante
el Decreto Ley N° 25868.

Tiene como funciones la promoción del mercado y la protección de los derechos


de los consumidores. Además, fomenta en la economía peruana una cultura de
leal y honesta competencia, resguardando todas las formas de propiedad
intelectual: desde los signos distintivos y los derechos de autor hasta las patentes
y la biotecnología.

El INDECOPI es un Organismo Público Especializado adscrito a la Presidencia


del Consejo de Ministros, con personería jurídica de derecho público interno. En
consecuencia, goza de autonomía funcional, técnica, económica, presupuestal y
administrativa (Decreto Legislativo No 1033).

Como resultado de su labor en la promoción de las normas de leal y honesta


competencia entre los agentes de la economía peruana, el INDECOPI es
concebido en la actualidad, como una entidad de servicios con marcada
preocupación por impulsar una cultura de calidad para lograr la plena
satisfacción de sus clientes: la ciudadanía, el empresariado y el estado.

2.2. ÁREA DE PROPIEDAD INTELECTUAL.

La Oficina de Derechos de Autor es la única autoridad competente que podrá


imponer sanciones a las sociedades de gestión que infrinjan sus propios

Derecho Penal Economico Página 27


Delitos contra los Derechos Intelectuales

estatutos o reglamentos, o la legislación de la materia, o que incurran en hechos


que afecten los intereses de sus representados, sin perjuicio de las sanciones
penales o las acciones civiles que correspondan.
El area compuesta por tres oficinas encargadas de proteger los derechos de la
Propiedad Intelectual en todas sus manifestaciones y de llevar los registros
respectivos de acuerdo con las leyes correspondientes. Las oficinas tienen
autonomía técnica y funcional. Estos órganos resuelven en primera instancia
administrativa los procesos de su competencia. Cada oficina está a cargo de un
Jefe designado por tiempo indefinido. Las oficinas son las siguientes:
 Oficina de Signos Distintivos.

Es el órgano competente para el registro de marcas, nombres comerciales,


lemas comerciales y denominaciones de origen.

Asimismo, se encarga de conocer y resolver, en primera instancia administrativa,


los procesos contenciosos derivados de dichos registros (observaciones,
cancelaciones y nulidades), incluyendo los procedimientos por infracción a los
derechos de propiedad industrial en materia de signos distintivos. Se regula por
la Ley de Organización y Funciones del Indecopi, la Decisión 344 de la Comisión
del Acuerdo de Cartagena (Régimen Común sobre Propiedad Intelectual), y la
Ley de Propiedad Industrial, Decreto Legislativo 823.

 Oficina de Derechos de Autor.

Encargada de promover la creación de una conciencia sobre el respeto a los


derechos de autor. Como parte de sus funciones se encarga de velar por el
cumplimiento de las normas legales que protegen al autor con respecto a su
obra, así como a todo titular de derechos sobre la misma creación intelectual.
Adicionalmente, supervisa el funcionamiento de las sociedades de gestión
colectiva, es decir, aquellas entidades privadas que representan a los titulares
de los derechos de autor recaudando y distribuyendo sus derechos. Se rige por
la Decisión 351 del Acuerdo de Cartagena, la cual establece el Régimen Común
de Protección a los Derechos de Autor y por el Decreto Legislativo 822, así como
los convenios internacionales sobre la materia.

Derecho Penal Economico Página 28


Delitos contra los Derechos Intelectuales

2.3. SANCIONES ADMINISTRATIVAS.

Conforme can 10 dispuesto en el Articulo 188 del Decreta Legislativo No. 822, la
Oficina de Derechos de Autor del INDECOPI podrá aplicar como sanción, la
amonestación, para las casas más leves en los que no se justifique la aplicación
de una sanci6n pecuniaria.

Podrá también establecerse la sanci6n de multa de hasta ISO Unidades


Impositivas Tributarias, pudiendo esta regularse de acuerdo con la gravedad de
la falta.

La reparación de las omisiones también se encuentra contemplado como otro


tipo de sanción que podrá fijar la Autoridad Competente.

La actual legislación ha introducido también la posibilidad de que la Oficina de


Derechos de Autor ordene el cierre temporal del establecimiento donde se han
cometido los actos infractores, hasta de treinta días así como el cierre definitivo,
dependiendo de la gravedad de la falta cometida.

También está prevista como sanción, la incautación definitiva de las especies


incautadas y finalmente, la publicación de la resoluci6n que declara fundada la
infracci6n a costa del infractor.

Las multas que hubieren sido aplicadas a los infractores deberán ser pagadas
en el INDECOPI, dentro del plaza de cinco días de notificada la Resolución
Jefatural, pudiéndose aplicar multas coercitivas sucesivas hasta que se dé el
cabal cumplimiento a la resolución.

Las remuneraciones devengadas, previstas por el Decreto Legislativo No 822 se


determinan por el valor que hubiere percibido el titular del derecho 0 la entidad
de gesti6n que 10 represente, de haber autorizado la explotaci6n de la obra. Esto
quiere decir que se ordena que se pague por derechos de autor devengados el
valor de la autorizaci6n no solicitada oportunamente

Las resoluciones administrativas emitidas en primera instancia administrativa


podrán ser objeto de recurso de apelaci6n ante la instancia administrativa
jerárquicamente superior que es la Sala de la Propiedad Intelectual del

Derecho Penal Economico Página 29


Delitos contra los Derechos Intelectuales

INDECOPI. Dicho recurso impugnativo deberá ser debidamente fundamentado


sobre la base de una diferente interpretaci6n de las pruebas producidas 0 cuando
se trate de cuestiones de puro derecho.

Artículo 166.- Las sanciones a que se refiere el artículo anterior podrán ser:
a. Amonestación, pudiendo disponerse su publicación en la separata de Normas
Legales del Diario Oficial El Peruano, a costa de la infractora.
b. Multa de hasta 150 U.I.T., de acuerdo a la gravedad de la falta.
c. Suspensión de las autoridades societarias en el ejercicio de sus funciones,
hasta por el lapso de un año, designando en su lugar una Junta Administradora.
d.Cancelación de la autorización de funcionamiento.

CAPITULO III

DELITOS CONTRA LOS DERECHOS DE


AUTOR Y CONEXOS
3.1.NATURALEZA DEL BIEN JURÍDICO PROTEGIDO.

La doctrina discute sobre la ubicación de los delitos contra los derechos de autor:
¿son o no son delitos económicos? Es innegable que el “derecho de autor”,
como atributo de la personalidad es un interés individual. No obstante, en la vida
moderna actual adquiere tal magnitud por su vinculación estrecha con el
funcionamiento del sistema de economía de mercado (piénsese p. ej. En los
casos de piratería de libros, videos, CDs, programas de software, etc.), que su
protección interesa no solamente al individuo, sino a toda la colectividad.

. Los delitos contra los derechos intelectuales, han sido compaginados en una
titulación independiente a los injustos que atentan contra el patrimonio, no por el
hecho de consistir en bienes inmateriales, sino porque su naturaleza jurídica, al
ser dual, adquiere una sustantividad propia que nos amerite su incorporación al

Derecho Penal Economico Página 30


Delitos contra los Derechos Intelectuales

catálogo delictivo de forma independiente. (LaTorre, M (2014), “Protección penal


del derecho de Autor”, p. 95).

Si hablamos de la sanción jurídica en el caso de los delitos que tentan contra los
derechos intelectuales es una pena, debemos asegurarnos que dicha
intervención sea legítima, según los criterios de lesividad, culpabilidad,
proporcionalidad y de última ratio, a fin de no extender la reacción penal a
ámbitos de actuación que no manifiestan un alto grado de nocividad social.

A decir de Peña Cabrera, definitivamente ha quedado demostrado que el bien


jurídico que se protege con este grupo de delitos no es exclusivamente el
patrimonial ni estrictamente el moral, la doctrina penal moderna es clara y
rotunda al refundir lo patrimonial y lo moral; síntesis que ha venido resolver no
pocos problemas superando así la tesis civilista que precisamente sentó sus
bases en Berna y que posteriormente se cristalizo con mayor amplitud
internacional en la propia Declaración Universal de los Derechos del Hombre.

En la doctrina más reconocida, existe la postura que tanto el derecho moral de


autor y derecho a uso exclusivo de la explotación de la obra, constituye el objeto
de protección, lo cual refleja la moderna concepción de los derechos de auto,
que incluyen dentro de su marco de protección tanto los derechos morales como
los patrimoniales, incluso en aquellos casos donde se parte de concepciones
dualistas o monistas de los derechos de autor, en la medida que en ambos
supuestos, se toma como punto de partida la existencia de ambas clases de
derechos.

De las figuras delictivas que el legislador ha propuesto en el Titulo VII,


encontramos algunas, específicamente en el artículo 216°, como supuestos
delictivos más inclinados al derecho de paternidad de a la obra, a su integridad,
así como la contravención a las estipulaciones contractuales contenidas en el
contrato de edición; los comportamientos típicos contenido netamente
patrimonial, en el artículo 217° (reproducción , difusión, distribución y circulación
de la obra sin autorización del autor), como la del inc. A), referida exclusivamente
al derecho moral; mientras las conductas que se contienen en los incisos b) y d)
revelan más en lo que respecta el inciso c), refleja un contenido mixto. Las
formas agravadas que se glosan en el artículo de la misma forma, manifiestan

Derecho Penal Economico Página 31


Delitos contra los Derechos Intelectuales

un atentado, tanto a la naturaleza moral como patrimonial de los derechos de


autor, cuando se altera, suprime y/o se da conocer la obra con otro nombre, toma
lugar una infracción al contenido moral. Mas para ser sinceros, en la mayoría de
estas fenomenologías, los efectos perjudiciales incidirán casi siempre en ambos
planos a saber.

Cada concreto tipo penal cumple una función de protección y salvaguarda de


uno o varios bienes, valores o facultades de gran importancia para la sociedad
en general y/o para los individuos en particular. De hecho, esa función es la que
da sentido al tipo. En este capítulo trataremos precisamente de determinar qué
es lo que el Derecho penal quiere tutelar específicamente con el establecimiento
de los delitos relativos a la propiedad intelectual, es decir, cuál es el bien jurídico
protegido en esta clase de delitos.

En los delitos relativos a la propiedad intelectual se protege una serie de


derechos e intereses que están previamente delimitados en leyes extrapenales.
Resulta necesario conocer esta regulación y el sistema de protección
dispensado para identificarlos. Ésta constituye una labor de vinculación o
conexión entre las diferentes ramas del Derecho, las definitorias y las
sancionadoras, que resulta lógica y vital si lo que se desea alcanzar es una
adecuada protección, construida a partir de la unidad y congruencia del
Ordenamiento jurídico.

El objeto material sobre el que recaen los derechos de propiedad intelectual que
está constituido por bienes inmateriales: las obras literarias, artísticas y
científicas. Estas creaciones son el fruto del discurrir y la inventiva humana,
bienes de carácter intangible e inmaterial que necesitan expresarse en un
soporte o medio tangible o material para que sean susceptibles de percepción
por el público. Los derechos de propiedad intelectual tienen como objeto las
obras, esos bienes inmateriales, y no los soportes (CD, DVD o discos duros
informáticos) sobre los que se plasman, sobre los que pueden existir otra clase
de derechos, como el de propiedad común.

La determinación del comportamiento penalmente relevante es una de las tareas


más importantes de la interpretación jurídica. La aplicación de la ley penal,
supone efectivamente, una actividad intelectiva en la que se establece el ámbito

Derecho Penal Economico Página 32


Delitos contra los Derechos Intelectuales

de lo prohibido. La interpretación dogmática es la única manera de realizar el


proceso de subsunción entre la conducta sometida a examen y el supuesto de
hecho de la norma penal. Única manera, al menos, de garantizar considerables
cuotas de racionalidad e igualdad. De ahí, la importancia de la interpretación en
el ámbito penal.

De ahí, también, la necesidad de que el intérprete asuma esta labor observando


el principio de legalidad, principio de ineludible cumplimiento en un estado de
derecho.

Pues bien, el bien jurídico protegido en las figuras penales ahora analizadas es
el derecho de autor y, en algunos casos, los derechos conexos. La protección
penal se encamina a perseguir aquellos comportamientos que supongan una
vulneración tanto de las facultades morales como patrimoniales, con cierta
preeminencia de estas últimas.

Como se dijo anteriormente, los derechos patrimoniales reconocidos al autor


están pre ordenados a garantizarle el disfrute de los beneficios económicos
obtenidos por la explotación de su obra.

Cabe mencionar que el derecho de autor tiene reconocimiento constitucional. El


inciso 8 del artículo 28 de la carta fundamental señala que toda persona tiene
derecho a “(…) la libertad de creación intelectual, artística, técnica y científica,
así como a la propiedad sobre dichas creaciones y a su producto. El estado
propicia el acceso a la cultura y fomenta su desarrollo y difusión”.

Y es que una obra no es otra cosa que una creación intelectual, un producto del
ingenio humano. Con lo cual, cuando la constitución reconoce el derecho a la
libertad de creación intelectual y a la propiedad sobre dicha creación, está
reconociendo implícitamente el derecho de autor.

3.2. PROTECCIÓN JURÍDICA Y CONTENIDO DEL DERECHO DE AUTOR.

Lo que se protege aquí son las expresiones del intelecto humano aplicadas al
arte, a la ciencia y a la tecnología. Aunque en la antigüedad es posible encontrar
incipientes ideas acerca de un derecho sobre las obras intelectuales, no es sino

Derecho Penal Economico Página 33


Delitos contra los Derechos Intelectuales

hasta la aparición de la imprenta (que permitió la distribución y copia masiva de


las obras), cuando surge la necesidad de proteger las obras, no como objetos
materiales, sino como expresiones de propiedad intelectual.
La Constitución hace eco de la protección del derecho intelectual, consagrando
como derecho fundamental de la persona (Art. 2, Inc. 8), “la libertad de creación
intelectual, artística, técnica y científica, así como a la propiedad sobre dichas
creaciones y a su producto. El Estado propicia el acceso a la cultura y fomenta
su desarrollo y difusión”.
Conforme a lo establecido por el artículo 18 del C.C., “los derechos de autor o
del inventor, cualquiera sea la forma o modo de expresión de su obra, gozan de
protección jurídica de conformidad con la ley de la materia.

La regulación normativa se encuentra básicamente en:


 Ley sobre el Derecho de Autor (D. Leg. 822 de 24 de abril de 1996)
 Ley del Artista, Intérprete y Ejecutante (No 28131 de 19 de diciembre del
2003
 Ley de Democratización del Libro y de Fomento de la Lectura (No 28086
de 11 de octubre del 2003)

Según lo establece la legislación sobre la materia (D. Leg. 822), la protección


del derecho de autor recae sobre todas las obras del ingenio, en el ámbito
literario o artístico, cualquiera que sea su género, forma de expresión, mérito o
finalidad (los derechos reconocidas en la ley son independientes de la propiedad
del objeto material en el cual está incorporada la obra y su goce o ejercicio no
están supeditados al requisito del registro o al cumplimiento de cualquier otra
formalidad) (Art. 3).

Los derechos morales reconocidos por la ley, son perpetuos, inalienables,


inembargables, irrenunciables e imprescriptibles (a la muerte del autor, los
derechos morales serán ejercidos por sus herederos, mientras la obra esté en
dominio privado, salvo disposición legal en contrario (Art. 21). Conforme a la ley,
son derechos morales: El derecho de divulgación; El derecho de paternidad; El
derecho de integridad; El derecho de modificación o variación; El derecho de
retiro de la obra del comercio; y, El derecho de acceso.

Derecho Penal Economico Página 34


Delitos contra los Derechos Intelectuales

En lo referente a los derechos patrimoniales, la ley establece que el autor goza


del derecho exclusivo de explotar su obra bajo cualquier forma o procedimiento,
y de obtener por ello beneficios (Art. 30). El derecho patrimonial dura toda la
vida del autor y setenta años después de su fallecimiento, cualquiera que sea el
país de origen de la obra, y se transmite por causa de muerte de acuerdo a las
disposiciones del C.C. (el plazo se calculará desde el día primero de enero del
año siguiente al de la muerte del autor o, en su caso, al de la divulgación,
publicación o terminación de la obra (Arts. 52 y 56). El vencimiento de los plazos
previstos implica la extinción del derecho patrimonial y determina el pase de la
obra al dominio público y, en consecuencia, al patrimonio cultural común
(también forman parte del dominio público las expresiones del folklore (Art. 57).

Por todo lo dicho, se evidencia que, en nuestro sistema penal, el bien jurídico
protegido es “el derecho de autor”, conceptualizado como el derecho que tiene
toda persona a la protección de los intereses morales y económicos que surgen
de su producción intelectual. No se trata de un interés particular propiamente,
sino de la protección del interés general a la producción intelectual que posibilita
el desarrollo social.

3.3.Publicación defectuosa o maliciosa de la obra


Conforme lo describe el artículo 216; Será reprimido con pena privativa de la
libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años y de diez a sesenta días-
multa, a quien, estando autorizado para publicar una obra, lo hiciere en una de
las formas siguientes:
a) Sin mencionar en los ejemplares el nombre del autor, traductor,
adaptador, compilador o arreglador.
b) Estampe el nombre con adiciones o supresiones que afecte la reputación
del autor como tal, o en su caso, del traductor, adaptador, compilador o
arreglador.
c) Publique la obra con abreviaturas, adiciones, supresiones, o cualquier
otra modificación, sin el consentimiento del titular del derecho.
d) Publique separadamente varias obras, cuan-do la autorización se haya
conferido para publicarlas en conjunto; o las publique en conjunto, cuando

Derecho Penal Economico Página 35


Delitos contra los Derechos Intelectuales

solamente se le haya autorizado la publicación de ellas en forma


separada.”

El bien jurídico protegido es el derecho de autor. El sujeto activo es específico,


lo será quien está autorizado a publicar la obra (editor). El sujeto pasivo es
específico, será el titular del derecho de autor.

El autor es titular originario de los derechos exclusivos sobre la obra, de orden


moral y patrimonial. Se presume autor, salvo prueba en contrario, a la persona
natural que aparezca indicada como tal en la obra, mediante su nombre, firma o
signo que lo identifique. (Arts. 10 y 11 Ley de Derecho de Autor). Cuando la
obra se divulgue en forma anónima o bajo seudónimo, el ejercicio de los
derechos corresponderá a la persona natural o jurídica que la divulgue con el
consentimiento del autor, mientras éste no revele su identidad y justifique su
calidad de tal, caso en que quedarán a salvo los derechos ya adquiridos por
terceros (Art. 12 Ley de Derecho de Autor).

El autor de la obra derivada es el titular de los derechos sobre su aporte, sin


perjuicio de la protección de los autores de las obras originarias empleadas para
realizarla (Art. 13 L.D.A). Una obra es derivada cuando se basa en otra ya
existente, sin perjuicio de los derechos del autor de la obra originaria y de la
respectiva autorización, y cuya originalidad radica en el arreglo, la adaptación o
transformación de la obra preexistente, o en los elementos creativos de su
traducción a un idioma distinto).

Los coautores de una obra creada en colaboración serán conjuntamente los


titulares originarios de los derechos morales y patrimoniales sobre la misma, y
deberán ejercer sus derechos de común acuerdo. En la obra colectiva se
presume, salvo prueba en contrario, que los autores han cedido en forma
ilimitada y exclusiva la titularidad de los derechos patrimoniales a la persona
natural o jurídica que la pública o divulga con su propio nombre, quien queda
igualmente facultada para ejercer los derechos morales sobre la obra (Arts. 14
y 15 L.D.A.).

En la sociedad conyugal cada cónyuge es titular de las obras creadas por cada
uno de ellos sobre los que conservarán respectivamente en forma absoluta su

Derecho Penal Economico Página 36


Delitos contra los Derechos Intelectuales

derecho moral, pero los derechos pecuniarios hechos efectivos durante el


matrimonio tendrán el carácter de bienes comunes salvo régimen de separación
de patrimonios (Art. 17 L.D.A.).

La acción típica está representada casuísticamente en el tipo. Evidencia un


comportamiento que puede manifestarse como comisivo, en el que el agente
manifiesta un accionar excesivo, abusivo y malicioso o incluso puede asumir
formas omisivas igualmente lesivas:
a) Sin mencionar en los ejemplares el nombre del autor, traductor,
adaptador, compilador o arreglador. Omisión intencional que priva al
sujeto pasivo del reconocimiento de su derecho intelectual al permanecer
anónimo.
b) Estampe el nombre con adiciones o supresiones que afecte la reputación
del autor como tal, o en su caso, del traductor, adaptador, compilador o
arreglador. Extremo que representa al tipo como pluriofensivo, ya que se
incluye la protección del honor. La motivación puede ser cualquiera (odio,
venganza, burla, etc.). P.ej. “La Beto Tortis”, “La Reputa da Susy Díaz”,
etc.
c) Publique la obra con abreviaturas, adiciones, supresiones, o cualquier
otra modificación, sin el consentimiento del titular del derecho. Exceso
abusivo de comisión u omisión dolosa.
d) Publique separadamente varias obras, cuan-do la autorización se haya
conferido para publicarlas en conjunto; o las publique en conjunto, cuando
solamente se le haya autorizado la publicación de ellas en forma
separada. Exceso abusivo de comisión u omisión dolosa.

Se trata de un tipo doloso de comisión.

. Artículo 217. Reproducción, difusión, distribución y circulación de


la obra sin la autorización del autor.
Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor
de seis años y con treinta a noventa días-multa, el que con respecto a una
obra, una interpretación o ejecución artística, un fonograma o una emisión
o transmisión de radiodifusión, o una grabación audiovisual o una imagen

Derecho Penal Economico Página 37


Delitos contra los Derechos Intelectuales

fotográfica expresada en cualquier forma, realiza alguno de los siguientes


actos sin la autorización previa y escrita del autor o titular de los derechos:

a) La modifique total o parcialmente.

b) La distribuya mediante venta, alquiler o préstamo público.

c) La comunique o difunda públicamente, transmita o retransmita por


cualquiera de los medios o procedimientos reservados al titular del
respectivo derecho."

d) La reproduzca, distribuya o comunique en mayor número que el


autorizado por escrito.

La pena será no menor de cuatro años ni mayor de ocho y con sesenta a


ciento veinte días multa, cuando el agente la reproduzca total o
parcialmente, por cualquier medio o procedimiento y si la distribución se
realiza mediante venta, alquiler o préstamo al público u otra forma de
transferencia de la posesión del soporte que contiene la obra o producción
que supere las dos unidades impositivas tributarias, en forma fraccionada,
en un solo acto o en diferentes actos de inferior importe cada uno.

Si en el artículo anterior, para la configuración del ilícito penal,


necesariamente requería la autorización expresada por el autor y
otorgada de buena fe al sujeto activo; en este artículo, el ilícito penal, se
configura cuando el agente actúa sin autorización del autor del derecho.

El bien jurídico protegido es el derecho de autor. El sujeto activo es


genérico. Lo será quien sin la autorización previa y escrita del autor o
titular de los derechos, realiza las conductas descritas en el tipo.

El sujeto pasivo es el titular del derecho intelectual.

El tipo describe un conjunto de conductas lesivas, que evidencian actos


propiamente comisivos, materiales y de lesión, conforme a los cuales el
agente vulnera el derecho intelectual, realizando cualquiera de las
conductas descritas en la norma, sin contar con la autorización previa y

Derecho Penal Economico Página 38


Delitos contra los Derechos Intelectuales

escrita del autor o titular del derecho.Se trata de un tipo doloso de


comisión.

La pena será no menor de cuatro años ni mayor de ocho y con sesenta a


ciento veinte días multa, cuando el agente la reproduzca total o
parcialmente, por cualquier medio o procedimiento y si la distribución se
realiza mediante venta, alquiler o préstamo al público u otra forma de
transferencia de la posesión del soporte que contiene la obra o producción
que supere las dos Unidades Impositivas Tributarias, en forma
fraccionada, en un solo acto o en diferentes actos de inferior importe cada
uno. Se trata de una expresión de política criminal prevencioncita
orientada a sancionar la circulación no autorizada fraccionada (piratería
fraccionada).

En este caso, se protege tanto el derecho de autor (con respecto a una


obra), como los derechos conexos (sobre una interpretación, ejecución,
fonograma; sobre una emisión o transmisión de radiodifusión; o con
relación a una grabación audiovisual o a una imagen fotográfica).

Las conductas típicas tienen que ver con afectaciones tanto a los
derechos morales, como a los patrimoniales. Estas conductas se realizan
sin la debida autorización del titular del derecho (de autor o conexo), salvo
el supuesto previsto en el literal d), en el que hay autorización, pero la
reproducción, comunicación o distribución se hace en mayor número al
autorizado.

Artículo 218.- Formas agravadas

La pena será privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho


años y con noventa a ciento ochenta días multa cuando:

a) Se dé a conocer al público una obra inédita o no divulgada, que haya


recibido en confianza del titular del derecho de autor o de alguien en su
nombre, sin el consentimiento del titular.

b) La reproducción, distribución o comunicación pública se realiza con


fines comerciales u otro tipo de ventaja económica, o alterando o

Derecho Penal Economico Página 39


Delitos contra los Derechos Intelectuales

suprimiendo el nombre o seudónimo del autor, productor o titular de los


derechos.

c) Conociendo el origen ilícito de la copia o reproducción, la distribuya al


público, por cualquier medio, la almacene, oculte, introduzca en el país o
el saque de éste.

d) Se fabrique, ensamble, importe, exporte, modifique, venda, alquile,


ofrezca para la venta o alquiler, o ponga de cualquier otra manera en
circulación dispositivos, sistemas tangibles o intangibles, esquemas o
equipos capaces de soslayar otro dispositivo destinado a impedir o
restringir la realización de copias de obras, o a menoscabar la calidad de
las copias realizadas, o capaces de permitir o fomentar la recepción de un
programa codificado, radiodifundido o comunicado en otra forma al
público, por aquellos que no están autorizados para ello.

e) Se inscriba en el Registro del Derecho de Autor la obra, interpretación,


producción o emisión ajenas, o cualquier otro tipo de bienes intelectuales,
como si fueran propios, o como de persona distinta del verdadero titular
de los derechos.

Este artículo prevé las formas agravadas de los ilícitos de derechos de


autor y sanciona el abuso de confianza, lesionado por el sujeto activo y
otorgada por el titular del derecho o de alguien en confianza del titular; con
el fin de obtener un provecho económico de la obra, tras la configuración
de una o todas las modalidades previstas en los incisos del artículo en
mención.

En el literal a) el mayor desvalor injusto se hace reposar en la vulneración


del derecho moral de divulgación de la obra. Ya habíamos dicho que al
autor le corresponde decidir si su obra será divulgada, es decir, si será
puesta en conocimiento del público.

Consecuentemente, también tiene el derecho de mantenerla inédita.

En consecuencia, se entiende la facultad que tiene el titular de derecho


de decidir si publicar su obra o mantenerla en el anonimato.

Derecho Penal Economico Página 40


Delitos contra los Derechos Intelectuales

En el literal b) cuestionamos la consideración de los fines comerciales u


otro tipo de ventaja económica como factores agravantes, pues ellas
constituyen elementos de tendencia interna trascendente generalmente
presentes en los delitos contra el derecho de autor. También se
comprende en este literal la alteración o supresión del nombre o
seudónimo del autor, actos que constituyen vulneraciones del derecho de
paternidad de la obra. La omisión del nombre del autor y su sustitución
por el de un tercero también afecta el derecho de paternidad, pero se
subsumirá, más bien, en el delito de plagio.

Bajo esta modalidad, no solo se lesiona el derecho patrimonial, pues el


agente se aprovecha económicamente de una obra que no le pertenece y
que de la misma no tiene autorización; en este sentido, se vulnera también
el derecho de paternidad, al configurarse la supresión del nombre del
autor de la obra y adjudicarse un nombre que no corresponde. Ante esta
perspectiva, nos encontramos frente a un concurso de delitos.

En el literal c) se incluye actos de distribución, almacenamiento y


ocultación de ejemplares de origen ilícito, así como su ingreso y salida del
país. Parecería que la conducta de almacenar ya comprende la de ocultar,
más aun si hablamos de copias o ejemplares de origen ilícito. No obstante,
una verdadera confusión genera el hecho de que se incluya nuevamente,
esta vez bajo una forma agravada, la acción de distribuir las copias al
público por cualquier medio.

La modalidad prevista en el literal d) guarda relación con lo regulado en


los artículos 220-a, 220-b y 220 –c incorporados por la ley n| 29263. Se
trata de la fabricación o comercialización de dispositivos destinados a
sortear aquellos mecanismos empleados para la protección de derechos
de autor.

Con relación al supuesto previsto en el literal e) debe precisarse que el


derecho de autor sobre una obra no nace en virtud del registro, sino por
el mismo acto de creación. De esto, como ya fue mencionado, el registro
no es constitutivo del derecho. De ahí que por autor de una obra se tendrá

Derecho Penal Economico Página 41


Delitos contra los Derechos Intelectuales

siempre al creador, mas no al que indebidamente usurpa dicha condición


a través del registro de una obra ajena.

Esto significa, que el hecho de registrar una obra como nuestra, no


establece que tengamos el derecho sobre la misma, puesto que el
derecho lo obtiene el titular de la creación, es decir que el autor de una
obra siempre será el creador de la misma.

3.4. Plagio
Conforme lo sanciona el artículo 219, será reprimido con pena privativa de
libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años y noventa a ciento ochenta
días multa, el que, con respecto a una obra, la difunda como propia, en todo o
en parte, copiándola o reproduciéndola textualmente, o tratando de disimular la
copia mediante ciertas alteraciones, atribuyéndose o atribuyendo a otro, la
autoría o titularidad ajena.

El bien jurídico protegido es el derecho de autor. El sujeto activo es genérico,


por su parte el sujeto pasivo es el titular del derecho intelectual. El tipo
comprende un acto eminentemente comisivo, de lesión material. Se consuma
cuando el agente difunde la obra cuya titularidad se irroga o irroga a terceros.
Admite la tentativa. El fundamento antijurídico está precisamente en la “difusión”,
entendido como divulgar o propagar, evidentemente con un carácter general
(multiplicidad, publicidad).

Los actos típicos corresponden a quien, con respecto a una obra:


a) La copie o reproduzca total o parcialmente, difundiéndola como propia.
b) Disimule la obra, copiándola con alteraciones (insustanciales y sin citar la
fuente), atribuyéndose o atribuyendo a otro, la autoría o titularidad ajena.

El tipo subjetivo informa la presencia de un tipo doloso de comisión.

3.5. Falsa autoría y concertación.

Derecho Penal Economico Página 42


Delitos contra los Derechos Intelectuales

Esta modalidad se encuentra tipificada en el artículo 220º: Será reprimido con


pena privativa de libertad no menor de cuatro ni mayor de ocho años y noventa
a trescientos sesenticinco días-multa.

El bien jurídico protegido es el derecho de autor. El sujeto activo es genérico. El


sujeto pasivo lo será el titular del derecho intelectual.

Se trata de un tipo eminentemente comisivo, lesivo y material. Admite la


tentativa.

a. Quien se atribuya falsamente la calidad de titular originario o derivado, de


cualquiera de los derechos protegidos en la legislación del derecho de autor
y derechos conexos y, con esa indebida atribución, obtenga que la autoridad
competente suspenda el acto de comunicación, reproducción o distribución
de la obra, interpretación, producción, emisión o de cualquier otro de los
bienes intelectuales protegidos. Conducta fraudulenta (fraude procesal).

Conforme lo establece la Ley de Derecho de Autor, el autor es titular originario


de los derechos exclusivos sobre la obra, de orden moral y patrimonial,
reconocidos por la presente ley (sin embargo, de la protección que esta ley
reconoce al autor se podrán, beneficiar otras personas naturales o jurídicas, en
los casos expresamente previstos en ella) (Art. 10). El autor de la obra derivada
es el titular de los derechos sobre su aporte, sin perjuicio de la protección de los
autores de las obras originarias empleadas para realizarla (Art. 13). (Una obra
derivada es la basada en otra ya existente, sin perjuicio de los derechos del autor
de la obra originaria y de la respectiva autorización, y cuya originalidad radica
en el arreglo, la adaptación o la transformación de la obra preexistente, o en
los elementos creativos de su traducción a un idioma distinto).

b. Quien realice actividades propias de una entidad de gestión colectiva de


derecho de autor o derechos conexos, sin contar con la autorización debida
de la autoridad administrativa competente. No aparece clara la protección al
derecho intelectual, parece más bien afectarse la función administrativa del
estado en la protección de estos derechos. Puede concurrir con falsedad
documental y estafa.

Derecho Penal Economico Página 43


Delitos contra los Derechos Intelectuales

c. El que presente declaraciones falsas en cuan-to certificaciones de ingresos;


asistencia de público; repertorio utilizado; identificación de los autores;
autorización supuestamente obtenida; número de ejemplares producidos,
vendidos o distribuidos gratuitamente o toda otra adulteración de datos
susceptible de causar perjuicio a cualquiera de los titulares del derecho de
autor o conexos. No aparece clara la protección al derecho intelectual,
parece más bien afectarse la función administrativa del estado en la
protección de estos derechos. Puede concurrir con falsedad documental y
estafa.

d. Si el agente que comete el delito integra unaorganización destinada a


perpetrar los ilícitos previstos en el presente capítulo. Maximización del
peligro al que se somete al bien jurídico en general.

e. Si el agente que comete cualquiera de los de-litos previstos en el presente


capítulo, posee la calidad de funcionario o servidor público. Consideramos
que la calidad funcional aumenta el reproche cuando haya relación directa
de la función pública y la afectación al bien jurídico. Principio de culpabilidad.

Desde la perspectiva del tipo subjetivo, se trata de un tipo doloso de comisión.

3.6. Elusión de medida tecnológica efectiva

Modalidad tipificada en el artículo 220-A: El que, con fines de comercialización


u otro tipo de ventaja económica, eluda sin autorización cualquier medida
tecnológica efectiva que utilicen los productores de fonogramas, artistas,
intérpretes o ejecutantes, así como los autores de cualquier obra protegida por
derechos de propiedad intelectual, será reprimido con pena privativa de libertad
no mayor de dos años y de diez a sesenta días multa.

El bien jurídico protegido es el derecho de autor. El tipo reclama un sujeto activo


genérico. El sujeto pasivo lo será el titular del derecho intelectual.

Se trata de un tipo eminentemente comisivo, lesivo y material. Admite la


tentativa. El verbo rector que determina la conducta punible está representado

Derecho Penal Economico Página 44


Delitos contra los Derechos Intelectuales

por la expresión “eludir”, que debe ser entendida en su acepción de evitar, burlar,
impedir que algo tenga efecto, con algún pretexto, habilidad o astucia. En tal
sentido la conducta elusiva se manifiesta fraudulenta e injustificada, ya que el
tipo sanciona a quien “sin autorización” (sin derecho, sin permiso o amparo
legal), burla o impide el efecto de cualquier medida tecnológica efectiva que
utilicen como protección los productores de fonogramas, artistas, intérpretes o
ejecutantes, así como los autores de cualquier obra protegida por derechos de
propiedad intelectual.

Se entiende por “medidas tecnológicas”, toda técnica, dispositivo o componente


que, en su funcionamiento normal, esté destinado a impedir o restringir actos
referidos a intromisión en obras o manifestaciones artísticas protegidas, que no
cuenten con la autorización del titular de los derechos de autor o afines a tal
derecho.

Las medidas tecnológicas se consideran “efectivas” o “eficaces”, cuando el uso


de la obra o manifestación artística protegida, esté controlado por los titulares
de los derechos mediante la aplicación de un control de acceso o un
procedimiento de protección; por ejemplo: codificación, aleatorización u otra
transformación de la obra o manifestación artística, o un mecanismo de control
de copiado, que logre este objetivo de protección.

En ese sentido, el artículo 38 de nuestra Ley de Derecho de autor, establece


que el titular del derecho patrimonial tiene la facultad de implementar o de exigir
para la reproducción o la comunicación de la obra, la incorporación de
mecanismos, sistemas o dispositivos de auto tutela, incluyendo la codificación
de señales, con el fin de impedir la comunicación, recepción, retransmisión,
reproducción o modificación no autorizada de la obra.

En consecuencia, es ilícita la importación, fabricación, venta, arrendamiento,


oferta de servicios o puesta en circulación en cualquier forma, de aparatos o
dispositivos destinados a descifrar las señales codificadas o burlar cualesquiera
de los sistemas de autotutela implementados por el titular de los derechos.

Derecho Penal Economico Página 45


Delitos contra los Derechos Intelectuales

La tipicidad subjetiva evidencia un tipo doloso de comisión. El tipo relieva la


exigencia del animus lucrandi (“fines de comercialización u otro tipo de ventaja
económica). Se trata de un tipo de tendencia interna trascendente.

3.7. Productos destinados a la elusión de medidas tecnológicas

Modalidad tipificada en el artículo 220-B: El que, con fines de comercialización


u otro tipo de ventaja económica, fabrique, importe, distribuya, ofrezca al público,
proporcione o de cualquier manera comercialice dispositivos, productos o
componentes destinados principalmente a eludir una medida tecnológica que
utilicen los productores de fonogramas, artistas intérpretes o ejecutantes, así
como los autores de cualquier obra protegida por derechos de propiedad
intelectual, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años
y de diez a sesenta días-multa.

El bien jurídico protegido es el derecho de autor. El tipo reclama a un sujeto


activo genérico. El sujeto pasivo lo será el titular del derecho intelectual.

Se trata de un tipo eminentemente comisivo, lesivo y material. Admite la


tentativa. El reproche penal va dirigido contra quien sin derecho, permiso o
autorización, fabrique, importe, distribuya, ofrezca al público, proporcione o de
cualquier manera comercialice dispositivos, productos o componentes
destinados principalmente a eludir una medida tecnológica que como protección
utilicen los productores de fonogramas, artistas intérpretes o ejecutantes, así
como los autores de cualquier obra protegida por derechos de propiedad
intelectual.

La tipicidad subjetiva evidencia un tipo doloso de comisión. El tipo relieva la


exigencia del animus lucrandi (“fines de comercialización u otro tipo de ventaja
económica). Se trata de un tipo de tendencia interna trascendente.

3.8. Servicios destinados a la elusión de medidas tecnológicas

Modalidad que se encuentra tipificada en el artículo 220-C: El que, con fines de


comercialización u otro tipo de ventaja económica, brinde u ofrezca servicios al

Derecho Penal Economico Página 46


Delitos contra los Derechos Intelectuales

público destinados principalmente a eludir una medida tecnológica efectiva que


utilicen los productores de fonogramas, artistas intérpretes o ejecutantes, así
como los autores de cualquier obra protegida por derechos de propiedad
intelectual, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años
y de diez a sesenta días-multa.
El bien jurídico protegido es el derecho de autor. Conforme lo establece el tipo,
el sujeto activo es genérico. El sujeto pasivo lo será el titular del derecho
intelectual.

El tipo se representa eminentemente comisivo. La acción se manifiesta de dos


formas: cuando se brinda materialmente el servicio al que se refiere el tipo (tipo
de lesión); y, cuando se ofrezca públicamente dicho servicio (tipo de mera
actividad). Admite la tentativa. La naturaleza ilícita del servicio se manifiesta por
estar destinado principalmente a eludir (evitar, burlar, impedir que algo tenga
efecto, con algún pretexto, habilidad o astucia), una medida tecnológica efectiva
que como medio de protección utilicen los productores de fonogramas, artistas
intérpretes o ejecutantes, así como los autores de cualquier obra protegida por
derechos de propiedad intelectual

En tal sentido la conducta elusiva se manifiesta fraudulenta e injustificada, ya


que aunque el tipo no lo exprese indicativamente, sanciona a quien “sin
autorización” (sin derecho, sin permiso o amparo legal), brinda u ofrezca tales
servicios (eso entendemos partiendo del término “eludir”). Conforme al tipo
subjetivo, el delito se manifiesta doloso de comisión. El tipo relieva la exigencia
del animus lucrandi (“fines de comercialización u otro tipo de ventaja
económica). Tipo se representa como uno de tendencia interna trascendente.

3.9. Atentados contra la información sobre gestión de derechos

Tipo descrito en el artículo 220-D: El que, sin autorización y con fines de


comercialización u otro tipo de ventaja económica, suprima o altere, por sí o por
medio de otro, cualquier información sobre gestión de derechos, será reprimido
con pena privativa de libertad no mayor de dos años y de diez a sesenta días-
multa.

Derecho Penal Economico Página 47


Delitos contra los Derechos Intelectuales

La misma pena será impuesta al que distribuya o importe para su distribución


información sobre gestión de derechos, a sabiendas que esta ha sido suprimida
o alterada sin autorización; o distribuya, importe para su distribución, transmita,
comunique o ponga a disposición del público copias de las obras,
interpretaciones o ejecuciones o fonogramas, a sabiendas que la información
sobre gestión de derechos ha sido suprimida o alterada sin autorización.

El bien jurídico protegido es el derecho de autor. De acuerdo a la redacción


típica, se trata de un sujeto activo genérico. El sujeto pasivo es el titular del
derecho intelectual. Se trata de un tipo eminentemente comisivo, lesivo y
material. Admite la tentativa.

Por “gestión de derechos”, denominado también “gestión colectiva de derechos”,


se entiende el ejercicio del derecho de autor y los derechos conexos por
intermedio de organizaciones que actúan en representación de los titulares de
derechos en defensa de sus intereses (por ejemplo, la APDAYC).

Negociar las tarifas y las condiciones de utilización con los usuarios, otorgar
licencias y autorizaciones de uso, y recaudar y distribuir las regalías. El titular
del derecho no participa directamente en ninguna de esas tareas. Las
organizaciones de gestión colectiva son un punto de enlace entre creadores y
usuarios de obras protegidas por el derecho de autor (por ejemplo, las emisoras
de radio) ya que garantizan que los creadores reciban la debida retribución por
el uso de sus obras.

El tipo sanciona la conducta de quien, sin autorización y con fines de


comercialización u otro tipo de ventaja económica, suprima o altere, por sí o por
medio de otro, cualquier información sobre gestión de derechos. En igual
sentido, se imputa también la conducta de quien distribuya o importe para su
distribución información sobre gestión de derechos, a sabiendas que esta ha
sido suprimida o alterada sin autorización; o distribuya, importe para su
distribución, transmita, comunique o ponga a disposición del público copias de
las obras, interpretaciones o ejecuciones o fonogramas, a sabiendas que la
información sobre gestión de derechos ha sido suprimida o alterada sin
autorización.

Derecho Penal Economico Página 48


Delitos contra los Derechos Intelectuales

Conforme a la tipicidad subjetiva, se trata de un tipo doloso de comisión. El tipo


relieva dos exigencias de orden subjetivo:

a) La conciencia de la falta de autorización con que se obra, que se integra


al elemento cognitivo del dolo; y,

b) El ánimuslucrandi con el que actúa el agente (“fines de comercialización


u otro tipo de ventaja económica) (tendencia interna trascendente).

3.10. Fabricación, distribución y almacenamiento ilegal de etiquetas y


carátulas.
Modalidad tipificada en el artículo 220-E: El que fabrique, comercialice,
distribuya, almacene, transporte, transfiera o de otra manera disponga con fines
comerciales u otro tipo de ventaja económica etiquetas o carátulas no auténticas
adheridas o diseñadas para ser adheridas a un fonograma, copia de un
programa de ordenador, documentación o empaque de un programa de
ordenador o a la copia de una obra cinematográfica o cualquier otra obra
audiovisual, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres años
ni mayor de seis años y de y de sesenta a ciento veinte días multa.

El bien jurídico protegido es el derecho de autor. En esta modalidad el sujeto


activo es genérico. El sujeto pasivo es el titular del derecho intelectual. El tipo es
eminentemente comisivo, lesivo y material. Admite la tentativa.

Se trata de un tipo doloso de comisión. El tipo relieva la exigencia del animus


lucrandi (“fines de comercialización u otro tipo de ventaja económica). Tipo de
tendencia interna trascendente.

3.11. Fabricación, distribución y almacenamiento ilegal de manuales,


licencias u otra documentación o empaques relacionados a programas de
ordenador
Modalidad delictiva tipificada en el artículo 220-F: El que elabore, comercialice,
distribuya, almacene, transporte, transfiera o de otra manera disponga con fines
comerciales u otro tipo de ventaja económica manuales, licencias u otro tipo de

Derecho Penal Economico Página 49


Delitos contra los Derechos Intelectuales

documentación, o empaques no auténticos para un programa de ordenador,


será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cuatro años ni mayor
de seis años y de sesenta a ciento veinte días multa.
El bien jurídico protegido es el derecho de autor. El sujeto activo es genérico. El
sujeto pasivo es el titular del derecho intelectual. Se trata de un tipo
eminentemente comisivo, lesivo y material. Admite la tentativa.
En igual sentido que en el caso precedente, el tipo se manifiesta lo
suficientemente explícito para comprender, desde una perspectiva de
interpretación gramatical, que el reproche penal va dirigido contra quien elabore,
comercialice, distribuya, almacene, transporte, transfiera o de otra manera
disponga manuales, licencias u otro tipo de documentación, o empaques no
auténticos para un programa de ordenador.
Conforme a la característica subjetiva que revela el tipo, se trata de un tipo
doloso de comisión. El tipo relieva la exigencia del animus lucrandi (“fines de
comercialización u otro tipo de ventaja económica). Se trata de un tipo de
tendencia interna trascendente.
3.12. Facultad de intervención e incautación

Conforme se establece en el artículo 221, en los delitos que afectan el derecho


intelectual, se procederá a la incautación preventiva de los ejemplares y
materiales, de los aparatos o medios utilizados para la comisión del ilícito y, de
ser el caso, de los activos y cualquier evidencia documental, relacionados al
ilícito penal.
En caso de emitirse sentencia condenatoria, los ejemplares, materiales ilícitos,
aparatos y medios utilizados para la comisión del ilícito serán comisados y
destruidos, salvo casos excepcionales debidamente calificados por la autoridad
judicial.
En ningún caso procederá la devolución de los ejemplares ilícitos al encausado.

3.13. Condición objetiva de punibilidad

Conforme a lo dispuesto en la primera disposición final de la Ley de Derechos


de Autor, para la persecución penal, previamente a que el Ministerio Público

Derecho Penal Economico Página 50


Delitos contra los Derechos Intelectuales

emita acusación u opinión, la Oficina de Derechos de Autor del INDECOPI


deberá emitir un informe técnico dentro del término de cinco días.

IV. CONCLUSIONES

 El derecho de autor y los derechos conexos son esenciales para la


creatividad humana al ofrecer a los autores incentivos en forma de
reconocimiento y recompensas económicas equitativas. Este sistema de
derechos garantiza a los creadores la divulgación de sus obras sin temor
a que se realicen copias no autorizadas o actos de piratería. A su vez, ello

Derecho Penal Economico Página 51


Delitos contra los Derechos Intelectuales

contribuye a facilitar el acceso y a intensificar el disfrute de la cultura, los


conocimientos y el entretenimiento en todo el mundo.

 En nuestro sistema penal, el bien jurídico protegido es “el derecho de


autor”, conceptualizado como el derecho que tiene toda persona a la
protección de los intereses morales y económicos que surgen de su
producción intelectual. No se trata de un interés particular propiamente,
sino de la protección del interés general a la producción intelectual que
posibilita el desarrollo social.

 Las principales causas que permiten el desarrollo de la piratería editorial


en el Peru son: el ineficiente control y vigilancia del incuplimiento de la
leyes en protección de la propiedad intelectual, el cual refleja una actitud
comtemplativa y pasiva por parte de las autoridades judiciales y del
estado, la concientización de la protección de la propiedad intelecual y del
derecho de autor en la ciudadanía.

 Cabe mencionar que la oficina de derechos de autor del INDECOPI


ejecuta decomisos e incautaciones como medidas de represalia para
evitar la infraccion a la propiedad intelectual y el derecho de autor.

V. BIBLIOGRAFIA.

 Marcos L, (1997). “La Evolución de los derechos intelectuales” (7°


edición). Lima.

Derecho Penal Economico Página 52


Delitos contra los Derechos Intelectuales

 Revista Jurídica “Docentia et Investigatio” Facultad de Derecho y Ciencia


PolíticaU.N.M.S.M.Recuperado.de:.http://revistasinvestigacion.unmsm.e
du. pe/index.php/derec ho/article/viewFile/11158/10040

 Hugo, S. (2014). ¿Qué son y cómo se tipifican los delitos contra los
derechos intelectuales? Lima: Perú. Revista Jurídica “Docentia et
Investigatio” Facultad de Derecho y Ciencia Política U.N.M.S.M.

 Indecopi. (2011). Información estadística sobre la labor de las diferentes


Comisiones, Direcciones, Servicios y Defensa de la Competencia y de la
Protección de la. Obtenido de Información estadística sobre la labor de
las diferentes Comisiones, Direcciones, Servicios y Defensa de la
Competencia y de la Protección de:
https://www.indecopi.gob.pe/documents/20182/175196/Compendio2006
2010.pdf/e52e094f-645b-4aa6-a618-ea4867722300

 Marcial, L (2001). “Protección Objetiva del derecho intelectual” (2° edición)


pg. 87 Grijley. Lima.

 Peña, A. (2014). “Derecho Penal” Parte Especial. Tomo III. Ed.2°.


Editorial, Idemsa. Lima

Derecho Penal Economico Página 53