Está en la página 1de 4

EL PRIMER DISCURSO DE PEDRO

(Hechos 2:14)
"Entonces Pedro, con los Once a su lado, se puso de pie, alzó la voz y se dirigió a ellos
diciendo: «Amigos judíos y todos los que se encuentran en Jerusalén, escúchenme, pues
tengo algo que enseñarles. No se les ocurra pensar que estamos borrachos, pues son apenas
las nueve de la mañana, sino que se está cumpliendo lo que anunció el profeta Joel:
Escuchen lo que sucederá en los últimos días, dice Dios: derramaré mi Espíritu sobre
cualesquiera que sean los mortales. Sus hijos e hijas profetizarán, los jóvenes tendrán
visiones y los ancianos tendrán sueños proféticos. En aquellos días derramaré mi Espíritu
sobre mis siervos y mis siervas y ellos profetizarán. Haré prodigios arriba en el cielo y
señales milagrosas abajo en la tierra. El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre
antes de que llegue el Día grande del Señor. Y todo el que invoque el Nombre del Señor se
salvará. Israelitas, escuchen mis palabras: Dios acreditó entre ustedes a Jesús de Nazaret.
Hizo que realizara entre ustedes milagros, prodigios y señales que ya conocen. Ustedes, sin
embargo, lo entregaron a los paganos para ser crucificado y morir en la cruz, y con esto se
cumplió el plan que Dios tenía dispuesto. Pero Dios lo libró de los dolores de la muerte y lo
resucitó, pues no era posible que quedase bajo el poder de la muerte."
"Sepa entonces con seguridad toda la gente de Israel, que Dios ha hecho Señor y Cristo a
este Jesús a quien ustedes crucificaron. Al oír esto se afligieron profundamente y dijeron a
Pedro y a los demás apóstoles: «¿Qué tenemos que hacer, hermanos?”. Pedro les contestó:
«Arrepiéntanse, y que cada uno de ustedes se haga bautizar en el Nombre de Jesús, el
Mesías, para que sus pecados sean perdonados. Entonces recibirán el don del Espíritu
Santo."
Los que acogieron la palabra de Pedro se bautizaron, y aquel día se unieron a ellos unas tres
mil personas.
ACTIVIDAD
Después de leer la lectura y subrayar las ideas principales, en un papelógrafo responder las
siguientes preguntas:
1. ¿Cuál es el tema de la lectura?
2. ¿Qué actitudes observas en los personajes?
3. ¿Qué enseñanzas rescatas de la lectura que puedes aplicar a tu vida?
ESTEBAN EL PRIMER MARTIR
A San Esteban se le llama "protomartir" porque fue el primer mártir de toda la historia
católica. San Esteban era uno de los hombres de confianza de los apóstoles; habló y
defendió muy bien a Jesús, que entre los judíos generó cierto desconcierto. Por tal razón, la
tradición señala que fue llevado ante el Tribunal Supremo de la Nación, el Sanedrín, para ser
acusado con falsos testigos, los cuales argumentaron que Esteban afirmaba que Jesús iba a
destruir el templo y a acabar con las leyes de Moisés.
Sin embargo, el santo no se atemorizó, y por el contrario, pronunció un impresionante
discurso en el cual fue recordando toda la historia del pueblo de Israel y a través del cual
exhortó a los judíos a rectificar, reprendiéndolos por haber llegado al extremo de no sólo no
reconocer al Salvador, sino de haberlo además crucificado.
"Ustedes son un pueblo de cabeza dura, y la circuncisión no les abrió el corazón ni los oídos.
Ustedes siempre resisten al Espíritu Santo, al igual que sus padres. ¿Hubo algún profeta que
sus padres no hayan perseguido? Ellos mataron a los que anunciaban la venida del Justo, y
ustedes ahora lo han entregado y asesinado; .ustedes, que recibieron la Ley por medio de
ángeles, pero que no la han cumplido.» .Al oír este reproche se enfurecieron y rechinaban
los dientes de rabia contra Esteban. Pero él, lleno del Espíritu Santo, fijó sus ojos en el cielo
y vio la gloria de Dios y a Jesús a su derecha, y exclamó: «Veo los cielos abiertos y al Hijo del
Hombre a la derecha de Dios.» .Entonces empezaron a gritar, se taparon los oídos y todos a
una se lanzaron contra él. Lo empujaron fuera de la ciudad y empezaron a tirarle piedras.
Los testigos habían dejado sus ropas a los pies de un joven llamado Saulo. Mientras era
apedreado, Esteban oraba así: «Señor Jesús, recibe mi espíritu.» .Después se arrodilló y dijo
con fuerte voz: «Señor, no les tomes en cuenta este pecado.» Y dicho esto, se durmió en el
Señor." (Hechos 7:51-60)

ACTIVIDAD
Después de leer la lectura y subrayar las ideas principales, en un papelógrafo responder las
siguientes preguntas:
1. ¿Cuál es el tema de la lectura?
2. ¿Qué actitudes observas en los personajes?
3. ¿Qué enseñanzas rescatas de la lectura que puedes aplicar a tu vida?
LA CONVERSIÓN DE PABLO
"Saulo no desistía de su rabia, proyectando violencias y muerte contra los discípulos del
Señor. Se presentó al sumo sacerdote. Y le pidió poderes escritos para las sinagogas de
Damasco, pues quería detener a cuantos seguidores del Camino encontrara, hombres y
mujeres, y llevarlos presos a Jerusalén. Mientras iba de camino, ya cerca de Damasco, le
envolvió de repente una luz que venía del cielo."
"Cayó al suelo y oyó una voz que le decía: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?» Preguntó
él: « ¿Quién eres tú, Señor?» Y él respondió: «Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Ahora
levántate y entra en la ciudad. Allí se te dirá lo que tienes que hacer.» .Los hombres que lo
acompañaban se habían quedado atónitos, pues oían hablar, pero no veían a nadie, y Saulo,
al levantarse del suelo, no veía nada por más que abría los ojos. Lo tomaron de la mano y lo
llevaron a Damasco. Allí permaneció tres días sin comer ni beber, y estaba ciego. Vivía en
Damasco un discípulo llamado Ananías. El Señor lo llamó en una visión: «¡Ananías!»
Respondió él: «Aquí estoy, Señor.». Y el Señor le dijo: «Vete en seguida a la calle llamada
Recta y pregunta en la casa de Judas por un hombre de Tarso llamado Saulo. Lo encontrarás
rezando, pues acaba de tener una visión en que un varón llamado Ananías entraba y le
imponía las manos para que recobrara la vista.» .Ananías le respondió: «Señor, he oído a
muchos hablar del daño que este hombre ha causado a tus santos en Jerusalén. Y ahora está
aquí con poderes del sumo sacerdote para llevar presos a todos los que invocan tu
Nombre.» El Señor le contestó: «Vete. Este hombre es para mí un instrumento excepcional,
y llevará mi Nombre a las naciones paganas y a sus reyes, así como al pueblo de Israel. Yo le
mostraré todo lo que tendrá que sufrir por mi Nombre. Salió Ananías, entró en la casa y le
impuso las manos diciendo: «Hermano Saulo, el Señor Jesús que se te apareció en el camino
por donde venías, me ha enviado para que recobres la vista y quedes lleno del Espíritu
Santo.» .Al instante se le cayeron de los ojos una especie de escamas y empezó a ver. Se
levantó y fue bautizado. Después comió y recobró las fuerzas. Saulo permaneció durante
algunos días con los discípulos en Damasco, y en seguida se fue por las sinagogas
proclamando a Jesús como el Hijo de Dios."

ACTIVIDAD
Después de leer la lectura y subrayar las ideas principales, en un papelógrafo responder las
siguientes preguntas:
1. ¿Cuál es el tema de la lectura?
2. ¿Qué actitudes observas en los personajes?
3. ¿Qué enseñanzas rescatas de la lectura que puedes aplicar a tu vida?
LA VIDA DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS
(Hechos 2:42)
1. Los primeros cristianos se formaban en su fe
Escuchaban la enseñanza de los apóstoles y se preocupaban por aprender acerca de la
fe. ¡Cuántos católicos en nuestro tiempo conocen muy poco o nada acerca de su fe! De
hecho, la gran mayoría de críticas que los mismos católicos hacemos provienen en buena
medida de la ignorancia acerca de lo que creemos y por qué lo creemos. No se puede amar
lo que no se conoce, y por eso es tan importante formarnos en la fe, como lo hacían los
primeros discípulos.
2. Participar de una comunidad
Para los primeros discípulos la experiencia de comunión y amistad era fundamental. La
experiencia de fraternidad, de unidad en la diversidad como obra del Espíritu, fue uno de los
mayores testimonios que daban a las personas de su tiempo.
3. Recibir a Cristo en la Eucaristía
Cristo había instituido la Eucaristía, y les había pedido a los apóstoles repetirla en memoria
suya. Así lo entendieron los apóstoles y la «fracción del pan» fue para ellos signo
fundamental de la presencia de Jesús entre ellos.
4. Orar juntos
No solo rezar por los demás, sino también junto a nuestros amigos en la fe. Obvio Jesús
enseñó que la oración era un diálogo personal con el Padre, pero al mismo tiempo enseñó a
sus discípulos a rezar juntos el «Padre nuestro». Los primeros discípulos entendieron la
importancia de rezar juntos, como Iglesia, expresión de la comunión profunda en el Espíritu
que debemos tener todos los bautizados. Ir a Misa, por ejemplo, no es solo ir a rezar solito,
sino participar de una asamblea que en comunión da gloria al Padre. En el Cielo no
estaremos solos, sino en comunión. ¿Por qué no experimentarlo desde ya?
5. Vivir con alegría y sencillez de corazón
Al final de este pasaje Lucas nos cuenta que los primeros discípulos, con su testimonio de
alegría y sencillez, gozaban de la simpatía de todo el pueblo. «Por lo demás nos cuenta el
Señor agregaba al grupo a los que cada día se iban salvando» (Hech 2,47).
Vivir con alegría y sencillez de corazón, testimoniando así nuestra fe en Jesús, es muchas veces
el mejor apostolado. Es la mejor manera de dejar a Dios actuar a través nuestro para tocar el
corazón de quienes lo buscan. ¿Contagias a los demás de la felicidad que Cristo pone en tu
corazón?

ACTIVIDAD
Después de leer la lectura y subrayar las ideas principales, en un papelógrafo responder las
siguientes preguntas:
1. ¿Cuál es el tema de la lectura?
2. ¿Qué actitudes observas en los personajes?
3. ¿Qué enseñanzas rescatas de la lectura que puedes aplicar a tu vida?