Está en la página 1de 6

1

CÁTEDRA UNADISTA

Foro Unidad 2 - Reto 3 - Aprendizaje Unadista

Por:

Mónica Zoray Oliva Código: 37084950

Yuranis María Borrero Código:

Grupo: 80017_631

Tutora

Ingrid Alejandra Montenegro

Universidad nacional abierta y a distancia UNAD

Programas interdisciplinares

05 junio 2019
2

EL SER SOLIDARIO, ES APRENDER EN EQUIPO

Hoy les relataremos la maravillosa experiencia de un grupo de compañeros universitarios que


decidieron ingresar a la Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD, y materializar
su sueño a través del Proyecto Académico Pedagógico Solidario (PAPS) que les ofrecía la
universidad. Mónica y Fabio pertenecientes a la ciudad de Pasto y Yuranis oriunda de
Barranquilla, siendo ellos de diferentes partes de Colombia, decidieron apostarle a la
educación a distancia en modalidad virtual. No obstante, estaban plenamente conscientes del
gran reto al que decidieron apostarle, un aprendizaje que dependería mucho de su esfuerzo,
su motivación, su compromiso; y en donde tendrían que experimentar diversas facetas del
aprendizaje: partiendo desde el Aprendizaje Autónomo, darle paso al Aprendizaje
Colaborativo para consolidar un Aprendizaje Significativo, lo cual requeriría de un sin
número de habilidades del pensamiento y estrategias de aprendizajes claves a la hora de
lograr Aprender a Aprender con la Unad , consolidar su conocimiento con una postura crítica
y generar su propio aprendizaje gracias al compromiso individual y la interacción con sus
pares; pero se sentían algo tranquilos porque tendrían docentes que los instruirían. Mónica
había decidido estudiar Administración en Salud, Fabio contando ya con una carrera
profesional había decidido apostarle a un nuevo reto y estudiar…, finalmente Yuranis decidió
hacer realidad su sueño de convertirse en una excelente profesional en el área de Psicología.

Todos llevaron a cabo sus respectivas matriculas. Listos y preparados para emprender su gran
reto, llegó el tan esperado y ansiado día: la jornada de inducción y bienvenida en cada uno de
los centros a los cuales pertenecían. Eran muchas las expectativas, y su primera experiencia
fue encontrarse con un equipo de consejeros que les explicarían paso a paso toda la dinámica
y metodología que ofrecía la universidad en ese entonces. Con antelación, cada uno de ellos
por separado se había tomado la tarea de investigar un poco de que trataba la impronta
Unadista, pero una cosa es la teoría y otra totalmente distinta la práctica; personas inexpertas
y nuevas en la modalidad a distancia tenían escasa experiencia en los ambientes virtuales de
aprendizaje. En ese primer gran encuentro, su primer impacto fue algo preocupante cuando
les dijeron que la modalidad de estudio era totalmente independiente, que sus logros
académicos dependerían de la autogestión del conocimiento. Fabio se sintió tan angustiado
que pensó en desertar; avanzaba la capacitación, los monitores a cargo les explicaron
detalladamente que contarían con el acompañamiento de excelentes tutores lo
suficientemente capacitados y que gracias a la comunicación sincrónica y asincrónica
3

lograrían excelentes resultados, así que Fabio se tranquilizó y decidió seguir escuchando la
capacitación. Por su parte, Mónica y Yuranis estaban un poco más tranquilas y seguras que su
motivación y compromiso les permitirían sobrepasar cualquier obstáculo.

Después de tanta angustia, FABIO se acercó a uno de los tutores y le dio a conocer sus miedos. Este
de inmediato comprendió la angustia de Fabio y le explicó como a través de esta metodología, él se
convertiría en el principal responsable de desarrollar su propio proceso de aprendizaje, y cómo debía
emprender la autogestión del conocimiento y el fortalecimiento de sus habilidades a través del
Aprendizaje Autónomo; asumiendo de manera consciente y responsable su autoformación. Lo
importante que sería gestionar recursos didácticos y tecnológicos, utilizar estrategias pedagógicas que
le ayudaran en la resolución de las diversas problemáticas del curso para cumplir con los objetivos
propuestos de acuerdo a una serie de métodos y estructuras de apoyo microcurricular. Así mismo le
resaltó que sería de gran ayuda interesarse por descubrir su ritmo y estilo de aprendizaje, claves en el
desarrollo de su autonomía encaminada al cumplimiento de sus metas, la planificación y
organización de su tiempo y las actividades a realizar; sin olvidar que el dialogo de saberes es
indispensable para aprender de los demás y apoyarse en estrategias que le faciliten tomar las
decisiones más asertivas.

Con el pasar de los días Mónica, Yuranis y Fabio se mantuvieron en constante comunicación
y asumieron sus respectivo roles como compañeros de equipo y amigos solidarios en el curso
de CÁTEDRA UNADISTA, curso que todos los estudiantes de la Unad en ese entonces
tenían que ver como básico y obligatorio para comprender y consolidar el aprendizaje en
modalidad virtual. Al inicio de las actividades ellos estaban muy perdidos porque la mayoría
no sabían dónde estaba el material de estudio, ni los espacios académicos de interacción
social y se acercaban las fechas de entregas de los primeros productos que debían elaborar.
Algunos compañeros se sintieron agobiados y decidieron desertar, otros como Fabio, Mónica
y Yuranis continuaron con su proceso de formación. En la inducción se resaltó la importancia
de mantener el perfil del curso actualizado y agregar una descripción que definiera en cortas
palabras sus expectativas personales, académicas y profesionales. Fabio que se sentía un tanto
confundido con el manejo de la plataforma, fue constante y decidió ponerse en contacto con
Mónica y pedirle su ayuda, quien al ver la cantidad de mensajes y la angustia de Fabio, fue
solidaria, decidió tener un encuentro sincrónico vía Skype con Fabio y explicarle
detalladamente el uso de la plataforma y aclarar sus dudas. Por su parte, Yuranis que ya había
contado con alguna que otra experiencia en plataformas virtuales (aunque no era experta) y
que con anterioridad había asistido a encuentros tutoriales con los tutores del curso logró
4

llevar a cabo un aprendizaje colaborativo al compartir sus experiencias, sus conocimientos


previos a través de interacciones con sus compañeros en el foro colaborativo, tal cual como lo
había hecho su compañera Mónica. Gracias a este aprendizaje y el uso de las tecnologías de la
información y la comunicación, los tres estudiantes tuvieron la oportunidad de compartir su
conocimiento, contrastar sus ideas y aprender unos de otros, llevando a cabo una
construcción personal de su propio aprendizaje, lo que se conoce como la construcción social
del conocimiento.

Al ver que ya todos habían comprendido la dinámica de la plataforma y la metodología


implementada por la impronta Unadista, desde su rol Yuranis decidió compartir con sus
compañeros algunos tips a tener en cuenta para lograr la consolidación de un Aprendizaje
Significativo, argumentando que en este tipo de aprendizaje cada estudiante es dueño de su
propia experiencia, cada estudiante tiene un contexto propio no menos ni más importante que
el de sus pares y que el dialogar con otros acerca de las propias experiencias será pieza
fundamental para conseguir la posibilidad de relacionar sus conocimientos previos con los
nuevos aprendizajes y poder aplicarlos a la vida misma, tal cual como los tres lo habían
experimentado hasta el momento, y que sin darse cuenta estaban construyendo un
aprendizaje con sentido; dándole un sentido lógico a todo lo aprendido, lograr aplicarlo a su
propia experiencia según las necesidades de cada uno de ellos. Pero para ello era
indispensable no olvidar que existen una serie de estrategias claves para el desarrollo de los
tres Aprendizajes: Autónomo, Colaborativo y Significativo tales como: explorar la
información, comparar y contrastar las ideas, hacer inferencias, elaborar ejemplos y analogías,
plantearse preguntas, parafrasear y resumir, clasificar la información, argumentar, aplicar
conceptos, representar y organizar la información, resolver problemas y al final construir su
propio conocimiento.

Finalmente, al analizar los avances obtenidos hasta ese momento, decidieron reunirse para
compartir las experiencias positivas y negativas, autoevaluar este primer proceso de
aprendizaje; concluyendo como el trabajo en equipo, el trabajo solidario y comprometido; el
pensar de una forma grupal y no sólo individual, les permitió apoyarse el uno al otro, sentirse
más humanos, continuar aprendiendo de las experiencias propias y las ajenas, verse reflejados
en el otro, ser conscientes de su aprendizaje, autogestionar el conocimiento a través de los
recursos didácticos, las nuevas tecnologías, y poder emplear un sin número de estrategias
pedagógicas que les ayudaron a resolver las situaciones problémicas que se le presentaron a
5

cada uno de ellos, para lograr así cumplir sus objetivos, ser constantes y no desistir. Todo lo
anterior les demostró que la autoconfianza, la autodeterminación, el autocontrol, la
autodisciplina, la autorregulación y la autoevaluación serían esas herramientas indispensables
para formarse como ciudadanos solidarios que propicien el diálogo de saberes, la
construcción de la democracia y la ciudadanía siempre encaminada hacia una cultura de
paz, en contra de la pobreza, la desigualdad social y la miseria; y que sus pequeños y
grandes logros contribuyan al constructivismo social.
6

Bibliografía

Alvis, A. y Malagón, G., (versión 2018). OVI Unidad 2: Aprendizaje Unadista. [Página web].
Recuperado de https://view.genial.ly/5c1bee470eeafa309dbcda82/unidad-2-aprendizaje-
unadista

UNAD. (2011). PROYECTO ACADÉMICO PEDAGÓGICO SOLIDARIO VERSIÓN 3.0.


Recuperado de https://academia.unad.edu.co/images/pap-
solidario/PAP%20solidario%20v3.pdf