Está en la página 1de 11

,Biblioteca del Futbol Ecuatoriano - I

Area de ca.ndela
Futbol y literatura

Int ro ducci6n y selecci6n de textos:

Raul Perez Torres

FLACSO
E. C UAO O r<
QUITO . EMAAP-QIOUITO
Dlstrlto Melropolilano 1.... _ ............... ,... "'... """"' _ _

LG)QLCOMERCIO
La Biblioteca del Fútbol Ecuatoriano es un juego en equipo, en el que han
participado muchas personas e invtitur iones

ENTIDADES GESTORAS
Facultad Latinoamcrir ana de Ciencias Sociales (FLACSO-Ecuador)
Municipio do! Disrriro Metropolitano de Quito (MDMQ)
Empresa MUUlClp,1 de Agua Potable y Alcantarillado (EMAAP-Q)
Diario El Comercio

EDITOR Y COORD[NA[)O[~ GENERAL


Fernando Carrión

EDITORES
Raúl Pérez Torres, Volumen 1
Kinto Lucas, Volumen 11
Pablo Samaniego, Volumen III
Fernando Carrión, Volumen IV
Fernando Carrión, Volumen V

AUTORES

Volumen 1
Demetrio Aguilera Malta, Jorge Andrade, Fernando Arias, Fernando Artieda. Carlos Béjar Portilla,
Roberto Bonafont, Andrés Carrión, Fernando Can-ión, Mareelo Cevallos. Edgar Allan Garc ía.
Paúl Herman, Patricio Herrera, Kintto Lucas, Galo Mora,Juan Carlos Morales, Pablo Lucio
Paredes, Raúl Pérez Torres, Juan Reyes Daza, Edmundo Ribadeneira. Carlos Ríos Roux, Antonio
Rodríguez, Carlos Rodríguez CoH, Abdón Ubidia, Sócrates Ulloa. Humberto Vacas Górnez.

Volumen Il
Vicente RommeI Berrezuera B., Roberto Bonafont.jacinto Bonilla Prado, Fernando Can-ión,
Ricardo Cachón, Otón Chávez, Martha Córdova Avilés, Francisco Febres Cordero, Washington
Herrera, Alfonso Laso Ayala,Alfonso Laso Bermeo. Kincro Lucas. Esteban Michelena, Alejandro
Moreano. Blasco Moscoso Cuesta.Vito Muñoz, Jaime Naranjo, Pepe Navarro Guzmán, Fernando
Ona. Cabriela Paz y Miño,Jorge Ribadeneira Araujo, Martha Cecilia Ruiz, Ricardo Valconcellos,
Mauro Velásquez.

Volumen 11I
Víctor Aguilar. Macarena Busramante. Fernando Carrión, EdwardJiménez, Kevin jirnénez.jaime
Naranjo. Pablo Lucio Paredes, Pablo Sama niego, Juan Sarmiento, Wilson Ruales,
Sandra Vela.

Volumen IV
Pe-nando Busramante, Fernando Carrión. Simón Espinosa Jalil, Xavier Lasso,jaime Naranjo,
Carlos Melgarejo. Carlos Ríes Roux. Pedro Santos. René Vallejo. JavierVelásquez Villacis.

Volumen V
Isabel Carrera. Fernando Carrión. Patricio Falconí,Ariruma Kowii,Jaime Naranjo, Xavier Ponce C.
Carlos Pontón, Daniel Pontón,Jenny Pontón, Simón Espinosa Cordero,Jacques Ramirez,
Francisco Rhon.

EQUIPO DE TRABAJO
Milagros Aguirre: Entrevistas
Manuel Dammert Guardia: Asistente Editorial
El Comercio: Porografias
Alicia Torres: Edición
Gonzalo Estupiñán: Asistente Editorial
Antonio Mena: Diseño y Diagramación
Leonidas Molina: Administración
Jaime Naranjo: Estadísticas

Fotografías: Archivo Diario El Comercio


Impresión: Imprenta Mariscal

ISBN SERIE: 978-9978-67-122


ISBN: 978-9978-67-114-6
©FLACSO Sede Ecuador
La Pradera E7-174 Y Diego de Almagro
TeJf.: (593-2)3238888
Fax: (593-2)32379ó0
tlacso@tlacso.org.ec
wwwflacso.org.ec
Quito, Ecuador
Primera edición: diciembre de 2006
lndice

Pr esentacion 9

Pr6logo
£1 futb ol como hecho so cial total 11
Fernando Carrion M.

I. Y el arbitro dijo

Toda cancha pasada fue mejor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21


R aul Perez 'Torres

II. Ar ea de candela

Un a pelota, un suefio y diez ce n tavo s 35


Demetrio Aguilera Malta

Segundo tiempo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37
Carlos Bejar Portilla

C uando m e gu staba el fu tbol 41


Raul Perez 'Torres

Lej ano circulo del cielo (Fragme nto) 45


Jorge Velasco Mackenzie

£1 terremoto y el rey 49
Edwin Ulloa

£1 pase intern acional 57


Socrates Ulloa

Outsider ~ ............ 65
PaUl Herman
La hora de la verdad 107
Fernando Arias

Una vuelta alrededor del alma 123


Roberto Bonqfont

El fiítbol sólo es vida. Nada más 125


Pablo Lucio Paredes

Goles y recuerdos 129


Carlos Rodr(rtuez Coll

Papa Aucas, pasión y sombrero 139


Jorge Andrade

El campeonato en los graderios . 143

Juan Reyes Daza

Una historia de magia y goles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 149

Kintto Lucas

BIBLIOTECA DEL FUTBOL ECUATORIANO - I


Futbol y lite r atu r a

"EI fi/tbol jamas Ita impuesto una corriente de pensamiento" 153


Entrevista aJorge Enrique Adoum

IV. Fuera de juego (Despejando al viento)

El barrio E1 Batan y su est adio Olirnpico Atahualpa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159


Carlos R ios Raux

Que es el mundial sin Maradona 161


Rau! Perez Torres

Yo jugue en una Liga de fantasia 163


R aul Perez 'TOrres

Aqui yace un hombre bueno 167


Rillil Perez Torres

Nosotros 17 1
Abdon Ubidia

Cosa de pelotas 173


Edgar A llan Garda

El futbol como practica de identificaci6n colectiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177


Fernando Carrion

Lo s que se van . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 183


Humberto Vacas Gomez

Conversando con Don Bla sco Moscoso: Ese futbol qu e hipnotiza 185
A ndres Carrion

HEI Jutbol es un. retrato mejorado del pals " 191


Entrevista aJu an Manuel Rodriguez

V. Pitazo final

Se busca un 10 para una pichanga de angeles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 197


Fernando Artieda

Bibliografia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. 199

El ABC del futbol 203


Fernando Carrion

Cine, literatura y futbol 235

AREA DECAND ELA:R.1TBOL Y L1TERATURA


El fútbol como práctica
de identificación colectiva
Fernando Carrión M.

El equipo nacional no es simplemente el La integración simbólica se construye


resultado de la creación de un Estado: a a través de las prácticas y mensajes que
menudo ayuda aJorjar la nación". genera el fútbol en el contexto de una
pluralidad de ámbitos cambiantes. Según
Boniface (1999) Giménez (1999), las identidades provie­
nen de una doble situación: por un lado,
l fútbol es una de las prácticas socia­ de la condicion de pertenencia que expresa la

E les de identificación colectiva más


importantes porque trasciende su
condición de juego para convertirse en
adscripción al territorio, género, clase,
generación o familia y, por otro, de la cua­
lidad[uncional que asume desde el rol de
un hecho total -social, cultural, político y hincha, jugador, dirigente o empresario.
económico- y porque rompe con las Estos dos orígenes identitarios pueden,
fronteras de su origen como actividad de en ciertas condiciones, ser excluyentes,
ocio, circunscrita a un territorio y a un contradictorios o funcionales, depen­
segmento social (de las elites londinenses), diendo del momento y del lugar, dada su
para convertirse en una actividad global. condición histórica.
En esta dinámica incluyente del fút­ De esta doble cualidad, a partir de la
bol -de totalidad y globalidad- la socie­ que se construyen las identidades, es fac­
dad se retrata y representa, pero también tible plantearse la pertinencia de las
se cohesiona para dar sedimento al senti­ siguientes preguntas: ¿Cómo se construye
do nacional (Dávila, 2003). El fútbol es mi identidad como ecuatoriano (perte­
un sistema de relaciones y representacio­ nencia territorial) alrededor de la selec­
nes que produce una integración simbó­ ción nacional si soy periodista, dirigente o
lica de la población alrededor de los hincha (función)? O, de otra manera
múltiples componentes que contiene, ¿Cómo se expresa la identidad con la
produce o atrae; sea a partir de la prácti­ selección de mi país si ella es un colecti­
ca deportiva como de las esferas que le vo de jugadores con estilos, razas y perso­
rodean directa o indirectamente. nalidades diversas? ¿Cómo proceso mi

177

AP.U\ Dl CAN[)EG\ flJ TBOI y 1I.tR;.TU>1A


Fernando Carrión 1'1.

identidad si soy ecuatoriano, hombre, conjuntos sociales se identifican entre sí y


joven y empresario a diferencia de ser en contraposición a otros (por eso múlti­
mujer, adulta y obrera? Por otro lado, ple). Es en, definitiva, un espacio público
¿qué significa ser hincha del Aucas (equi­ (arena) que integra (simbiótico) y repre­
po popular y de garra) o de Liga (equipo senta (simbólico) a partir de una plurali­
de elite y estilo depurado) y además ser dad de elementos que confluyen simultá­
hincha de la selección nacional que tiene neamente.
un estilo distinto al de mi equipo y cuen­
ta con jugadores de otros equipos?'
La identificación que produce el fút­ Ver el trabajo de Antezana (2003) donde se hace un
análisis de los dos tipos de identidades: las relativas
bol es colectiva y múltiple, gracias al atribu­ a los clubes, definidas como "tifosi" y al de las selec­
to de ser una arena simbólica y simbiótica. ciones nacionales como "meta identidades". Es en
Arena, en el sentido de ámbito de con­ esta dinámica de la identidad con un club y con
una selección que, por ejemplo, el hincha y el diri­
fluencia social de los diversos. Colectiva, gente del primero termina confrontándose con los
en tanto es una práctica donde varios segundos.

178

S>BUOTEC A DEL r ÚTSO L ECU ATORIA N O I


El fútbol com o p ráctica de ide nt ifi cación col ectiva

Las adh esio nes múltiples se consiguen eq uip os tien en desde siempre líneas de
por varias vías, entre las que se pueden juego definid as -reales o ficticias- que
mencionar las siguientes: les definen y qu e atraen a los sectores
de la población identificados co n ellas;
Identidad del club a partir de su origen. Si su allí están los eq u ip os que h acen de la
propuesta nace en el astillero por la alian­ garra su escuela futbolí sti ca (Aucas,
za del inmigrante catal án con el tr abaja­ Paraguay) o de la técnica (Liga, Argen­
dor del pu erto será del Barcelona y de tin a) o del físico (Nacional , Alemania),
extracción popular. Si la propuesta fut­ lo cu al lleva a lo s dirigentes a bu scar
bolística viene de una institución militar jugadores y entrenadores que manten ­
en una época donde el nacionalismo gan esta tradición . De allí viene la cali ­
tuvo importante peso, el ser criollo será el ficación del estilo de juego de cada
referente del Nacional. Si una universi­ equipo mediante ciert os estereotipos: el
dad desde su facultad de medicina pro­ N acional es la " má q u in a gris", la Liga
yecta un club hacia el mundo -con su es un a "bordadora", el Emelec es el
uniforme blanco como mandil de m édi­ "Ballet Azul" o el Deportivo Quito es
co- sus seguidores ser án de clase media " p u ro corazón" .
universitaria y de la Liga Deportiva
Universitaria. En definitiva, la adscrip­ Identidad por el jugador. También se gene­
ción social a un club no deja de lado la
ran id entidades a tr avés de cada uno de
imagen de su origen; es decir, la repre­ los jugadores. Los futbolistas, como indi­

sentación vinculada a ciertos segmentos vidu os aislados, represen tan co lectivos

sociales m ayoritarios que llevan a califi­ sociales que son portadores de imagina­

car al equipo como popular (Auc as), rios qu e transmiten a partir de su perso­

millonario (E m elec ) o taxi sta-barrial nalidad , del puesto en que juegan , de la

(Deportivo Quito). co ndició n étnica, de la edad y de la té c­

ni ca que tienen. Esta situación lleva a tres


Identidad del club por estilo. Por ser el fút ­ posiciones extremas:

bol un juego colectivo que opera en Si M aradona juega en el N ápoles, soy

equipo, la sum a de las partes ha cen un del N ápoles y si lo hace en el Barcelona,

todo identificable a tr avés de la línea o soy del Barcelona. En este caso se mues­
la escuela", la cual actúa también como tra la so bre representación del jugador
un identificador desde su origen. Lo s sobre el equipo. La identidad va de la
m an o del jugador haci a el club.
2 "Juego luego soy. El estilo de juego es un mod o de Si Figo sale del Barcelona para ir al
ser, qu e revela el perfil prop io de cada comu nidad
y afirm a su derecho a la diferencia" . (Galeano Real M adrid es un traidor. Este ejemplo
1995) . permite mostrar el peso que tien e la

179

AAEADECANDELA fVIBOL y 1IltRNVRA


Fernando Carrión M.

pertenencia al club por sobre la del muy pocos rompen los límites de la loca­
deportista. lidad para convertirse en clubes naciona­
Si Ronaldo juega para Nike, en el les. El Barcelona en Ecuador es un club
equipo de los Galácticos, consumo pro­ nacional y el Barcelona de España es local
ductos Nike. En este caso existe un peso y global a la vez, pero no español.
del mercado sobre el club y el jugador,
que hace pensar que el deportista ficha Identidad por socialización . Otra matriz de
para una marca. Ronaldo no es del Real referencia identitaria en el fútbol y que
Madrid porque -antes que nada- es de tiene mucho peso son las herencias fami­
Nike y no es un deportista sino un liares y las estrategias de socialización del
modelo de las prendas deportivas. barrio, estudio, trabajo o amistad. Allí se
produce una transmisión generacional o
Identidad de uniforme. Las identidades del social de la membresía simbólica. Un
equipo se expresan a través de los colores hincha tiene probabilidad de construir
de la camiseta que, de esta manera, se una "identidad derivada" hacia otros clu­
convierte en el símbolo con el que se bes que guardan ciertas similitudes iden­
identifica el hincha y que , en algunos titarias.Así, un hincha de Liga será segui­
casos, sirve para identificarse por el dor del Universitario de Deportes de
mundo con orgullo sin par'. Con los Perú o del River Plate de Argentina, y
colores del quipo, el aficionado, el hincha uno de Aucas lo será de Boca Juniors de
o el fanático terminan por construir la Argentina y de Alianza de Lima del Perú.
identificación del nosotros incluyente:
"voy al estadio porque ahora jugamos. Identidad con el éxito. Con la entrada de la
No voy a ver a mi equipo, voy ajugar con eficiencia en todos los dominios de la
mi equipo. Soy el jugador número 12" . vida cotidiana, el éxito ha terminado por
ser un factor fundamental de adhesión.
Identidad por membresla. No se pueden Ganar no es lo importante, es lo único. El
dejar de lado las referencias a la mernbre­ ser un equipo campeón tiene más proba­
sía territorial en la formación de identi­ bilidades de convocar a una mayor hin­
dades en el fútbol. Si hoy juega un equi­ chada que un equipo que pelea por el
po ecuatoriano contra uno extranjero el descenso. El juego bonito o con estilo
nacionalismo prima, aunque cada vez con definido, hoyes menos importante de lo
menos fuerza. La mayoría de los equipos que fue ayer en la determinación de los
son locales (por eso juegan de locales) y referentes identitarios, porque el poder
simbólico del fútbol está vinculado a su
3 Para descubrir que en la actualid ad exist en alguna s
objetivo supremo: traspasar la meta con la
hinchadas globales. pelota: el gor. En ese sentido, meta y gol

180

B BLlOTEC,\ Del PJTBO L [ CUATO RIANO . I


El fútbol com o prác t ica de ident ificación co lectiva

terminan siendo sinónimos del camino (México), Liga vs. Barcelona (Ecuador).
hacia el triunfo sobre el otro, que no sig­ El clásico es la exp resió n m áxima de la
nifica, bajo ningún punto de vista, que se disputa del poder sim bólico.
busque la eliminación del rival. Sólo se Esto signifi ca que la simb ología que
quiere su derrota, no su muerte; porque la porta el fútbol permite qu e la población
desaparición del otro conduce a la desa­ se identifique de manera sim ultánea y
parición de uno mismo. múltiple alrededor de su disputa. Por esta
razón se co nvie rte en un elemento im­
Identidad por oposición. En la confronta­ portante de atracción social que le lleva a
ción está la esencia del fútbol y la base de ser un espacio de encuentro y confluen­
las identidades. El rival y la rivalidad son cia de voluntades, pasiones e intereses di­
la vida misma del fútbol. En el primer
ver sos y contradic to r ios. Por eso, un par­
caso, el rival, existe porque -como en la
tido de fútbol se define a sí mis mo como
vida- la alteridad es su condición de
encuentro; lugar donde las adhesio nes
ex istencia. La confrontación o el sociales terminan siendo distintas pero
en cuentro entre los distintos es lo que le
no exclu yentes.
da la razón de existencia al fútbol y a
cada uno de los rivale s. El contrincante Bibliografía
es la base fundamental de la existencia
del fútbol, de allí que sea un espacio pro­ Ant ezana, Luis (2003) . " Fútbol: espectá culo e
clive a la alteridad. En la rivalidad existe identidad" en : Alab arce s, Pablo (ed .)
Futbologías: fút bol, identidad y violencia en
un proceso histórico de reconocimiento
América Latina ; Buenos Air es, Editorial
del otro (el rival), que toma fuerza C LAC So.
mediante la expresión máxima de la Boni face, Pascal (1999). " Ge opolítica del fútbol"
co nfrontación: el clásico. Aquí se co n­ en : Seg uro la, Sant iago. Fútbol y Pasiones
frontan las identidades sociales de los Políticas, Madrid, Edit orial D eb ate.
Carr i ón , Fernando (2005). "La gol -balización del
ri cos contra los pobres: Universitario de
fútb ol ec uato riano", R evista Quehacer. Lima .
Deportes vs. Alianza Lima (Perú) , D ávila, Andrés y Londoñ o, Ca talina (2003) . "La
N acional vs. Peñarol (Uruguay) y nación bajo un unifo rm e, fútb ol e ide ntidad
Fluminense vs. Flamingo (Brasil); de un a nacion al en Co lo m bia, 1985-2000", en:
región contra otra: Real Madrid vs. Alabarces, Pablo (ed. ) Futbologías:f útbol, identi­
dad y violencia en A mérica Latina. Bu en os Aires,
Barcelona (España); Chivas vs. Améri ca Editor ial C LAC So.
Galeano, Eduardo (1996). Eljútbo! a sol y sombra.
4 La int erjección gol vie ne del inglés goal, qu e signi­ M éxico, Editorial Siglo XXI.
fica obj etivo, y la m eta, qu e es la portería, signifi ca
Jimén ez, Gilberto (1999). "Materiales para un a
el fin último. y esta es la gran diferencia con el fút­
bol americano, que busca pr in cipalmente la con­
teoría de las identi dades sociales" , en: Valen­
qui sta del territori o y el go l es sim pleme nte la zuela,José Manu el (com p.) Decadencia y Iwge de
co nstanc ia de aque llo. las identidades. M éxico, D.F. Plaza y Janés.

181

ÁREADE CANDELA FU1RO L y UTERATURJ\