Está en la página 1de 34

IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

PROPIEDADES ACÚSTICAS
Los estudios referentes a los efectos
dañinos del ruido sobre el ser humano son ya de
antigua data. La medicina moderna ha llegado a
comprobar que no existe un verdadero
acostumbramiento del organismo al exceso de
ruidos, los que llegan a producir francas
lesiones a nivel fisiológico y psicológico.
Entre los trastornos fisiológicos se encuentra la
pérdida progresiva de audición; y entre los
trastornos psicológicos, la irritación y cansancio
disfuncionantes. Está comprobado que un
exceso de ruido no sólo perturba la actividad
intelectual, sino que inclusive puede desemboca
en serias afecciones nerviosas.
La lista continua: interferencias en la
comunicación, perturbación del sueño, estrés,
irritabilidad, disminución de rendimiento y de la concentración, agresividad, cansancio,
dolor de cabeza, problemas de estómago, alteración de la presión arterial y/o del ritmo
cardíaco, depresión del sistema inmunológico, alteración de los niveles de segregación
endocrina, vasoconstricción, problemas mentales, estados depresivos, aumento de la
ocurrencia de cáncer y mayor velocidad de su desarrollo.
La OMS ha difundido la relación de distintos valores de nivel sonoro, con sus
consecuencias en la salud de las personas. Se observa que a mayor nivel sonoro,
mayor es la lesión.

1
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

LA LUCHA CONTRA EL RUIDO


La lucha contra el ruido, ya no se puede
delimitar únicamente al campo de las fábricas y
talleres. El creciente desarrollo técnico, el auge
del tránsito, la multiplicación del uso de
aparatos en la vivienda y el hacinamiento
colectivo en que vive la población de las
grandes ciudades, nos obliga a proteger al
hombre contra el nocivo impacto del ruido, ya
sea cuando trabaja, como cuando busca
esparcimiento intelectual o descanso.
La preocupación ha llevado a que Europa
celebrara el Día Internacional de Concienciación
sobre el Ruido, con el propósito de promover a
nivel internacional el cuidado del ambiente
acústico, la conservación de la audición y la
concienciación sobre las molestias y daños que
generan los ruidos.
El ruido está considerado como un agente
contaminante del mundo moderno, el agente
contaminante “invisible”, y hoy día los
individuos y las comunidades no aceptan que el
ruido sea un producto “natural” del desarrollo
tecnológico, y en consecuencia se debe regular
y controlar.

NIVEL DE RUIDO INTERIOR


El nivel de aislación acústica necesario para obtener confort acústico no es siempre
el mismo. Existen destinos o actividades que requieren un alto nivel de aislación
debido a las características mismas de la actividad que se realiza en ellos, otros por el
contrario no necesitan niveles muy altos de aislación para resultar confortables.

Es necesario conocer el destino del local a aislar para conocer el nivel de ruido interior
en decibeles máximo que se puede admitir.

NR(dB) NR(dB)
AMBIENTE AMBIENTE
recomendado recomendado
Clínicas y cabinas audiométricas 10 a 20 Habitaciones de hotel 30-40
Estudios de Radio y Televisión 15-20 Oficinas privadas 30-40
Salas de Concierto 20-25 Bibliotecas 30-40
Teatros 20-25 Quirófanos 30-40
Residencias rurales 20-30 Pasillos de hospital 35-45
Residencias suburbanas 25-35 Restaurantes, bares, comedores 35-45
Templos 25-35 Oficinas públicas 35-45
Salas de Conferencia 25-35 Gimnasios 35-50
Cines 25-35 Piscinas 40-55
Aula de escuela 25-35 Salones de venta comerciales 40-50
Salas de lectura de escuela 25-30 Grandes tiendas 50-55
Habitaciones de hospital 25-35 Estacionamiento 50-55
Residencias urbanas 30-40 Talleres 60-70

Valores de nivel de ruido en dB recomendados para diversos ambientes según la actividad.

2
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

NATURALEZA DEL SONIDO


PARÁMETROS FÍSICOS
¿Cómo se origina el SONIDO?

El sonido, por su naturaleza, responde a las características del movimiento


ondulatorio.

Las ondas constituyen un tipo de movimiento en el cual no es el medio en sí mismo el


que se desplaza sino la perturbación de alguna de sus propiedades por ejemplo su
densidad, presión, etc.

Las ondas sonoras se generan cuando un cuerpo entra en vibración (fuente sonora)
y causa una perturbación en la densidad de un medio determinado. Las partículas
constituyentes del medio se desplazan relativamente poco respecto de su posición de
equilibrio. Lo que avanza y progresa no son ellas, sino la perturbación que transmiten
unas a otras. La perturbación se propaga sin transporte de materia de un punto a otro.
Lo que se transmite es energía sonora y cantidad de movimiento.

Las ondas sonoras:

 Son ondas longitudinales debido a que el movimiento de las partículas que


transporta la onda se desplaza en la misma dirección de propagación de la
onda.

 Son ondas mecánicas debido a que tienen lugar en un medio material. Las
ondas sonoras, por tratarse de ondas mecánicas, no se pueden propagar en el
vacío, donde no hay materia. Además, de que exista un medio material, se
requiere que éste sea elástico. Un medio rígido no permite la transmisión del
sonido, porque no permite las vibraciones. La elasticidad del medio permite que
cada partícula transmita la perturbación a la partícula adyacente, dando origen
a un movimiento ondulatorio de propagación.

3
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

 Son ondas esféricas, es decir, se desplazan en tres dimensiones y sus frentes


de onda son esferas radiales que salen de la fuente de perturbación en todas
las direcciones.
Podemos definir el SONIDO como la vibración mecánica de un medio
elástico donde las partículas sometidas a vibración se desplazan una distancia
muy pequeña a cada lado de su posición de equilibrio propagándose en forma
de energía sonora que progresa con la perturbación pudiendo alcanzar grandes
distancias.

PRESIÓN SONORA
Como ya mencionamos, en un medio gaseoso como el aire, la propagación de las
ondas sonoras tiene lugar en forma de variaciones de densidad del medio, en la
dirección de propagación. Ello se traduce en variaciones de la presión del aire. Esto
significa que la presión ya existente (debida al peso del aire) sufre “microvariaciones”
debidas al sonido, que se denominan presiones sonoras.
Cuanto más fuerte sea el sonido, tanto más amplia será la oscilación de las partículas
de aire, y mayor por consiguiente la presión sonora.

Variación de la presión sonora producida por un diapasón vibrante (Tono puro)

La presión sonora es, por lo tanto, una de las medidas de la fuerza del sonido.

El sonido más débil que puede percibir el oído es de 0.0002 microbares. Si el sonido
es tan fuerte como para causar sensación de dolor en el oído (límite de dolor), la
presión sonora es de aproximadamente 1 milibar, o sea 1000 microbares.
Comparadas con la presión atmosférica normal, que es de unos 1000 milibares, las
variaciones de la presión producidas por un sonido son, pues, muy pequeñas.

4
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

La vibración sonora se transmite a las partículas del aire, las que se desplazan desde
su posición de reposo en la misma dirección que la onda sonora originaria.

NIVEL DE PRESIÓN SONORA E INTENSIDAD


SONORA

El nivel de presión sonora es una magnitud física del sonido y no está


basado en las características de la audición.

En el campo de la construcción se determinan las características del sonido midiendo


la presión sonora producida a determinadas frecuencias prefijadas por convención.
Del mismo modo, se procede para indicar la capacidad aislante de una parte o
elemento del edificio, o la aislación entre habitaciones. Si decimos que la aislación
entre habitaciones es de 50 dB, estamos expresando que la diferencia de nivel de
presión sonora entre el ambiente receptor y el emisor es de 50 dB.

Iguales variaciones en magnitud de presión sonora no provocan iguales cambios en


la intensidad sonora percibida. La intensidad sonora puede ser distinta en distintas
personas para un mismo nivel de presión sonora de un ruido o sonido, ya que el oído
normal no es igualmente sensitivo para todas las frecuencias.

La intensidad sonora es la cantidad de energía sonora trasmitida en una dirección


determinada por unidad de área. Es la potencia transmitida por una onda por unidad
de superficie. Es medida en decibeles (dB) siendo el oído humano normal capaz de
percibir sonidos entre 0 y 130 dB.

FRECUENCIA SONORA
La frecuencia sonora indica el número de veces que se repite una onda en una
cantidad de tiempo determinada, es decir, cuántas oscilaciones por segundo efectúan
las partículas del aire en su onda sonora. Como unidad de frecuencia se utiliza el
Hertz ( 1 Hz ). 1 Hertz (Hz) = Ciclo / segundo.

5
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

El oído humano percibe las vibraciones que tienen frecuencias comprendidas entre
los 20 y los 20.000 Hz (ciclos por segundo).
Si una onda sonora tiene una frecuencia baja el oído humano la percibe como un
sonido “grave”, es decir un sonido de vibraciones lentas (menores a 250Hz).
Cuando, por el contrario, el sonido tiene una frecuencia alta, vibra muy rápidamente y
es percibida como un sonido “agudo” (superior a 2000Hz).

Fuera de este rango de frecuencias existen las llamadas frecuencias no audibles.

Infrasonidos: Ondas sonoras cuya frecuencia se encuentra por debajo de 20 Hz.


Pueden producirse infrasonidos intensos por el viento o en los momentos previos a un
terremoto. Si bien no los oímos, estas vibraciones pueden afectar a órganos internos y
a terminaciones nerviosas, lo que origina malestar e irritabilidad.

Ultrasonidos: Ondas sonoras cuya frecuencia se encuentra por encima de 20.000 Hz.
Los ultrasonidos de muy alta frecuencia transmiten mucha energía y pueden
concentrarse en un punto con mucha facilidad, por lo que son utilizados en
comunicaciones, en medicina, etc.

VELOCIDAD DE PROPAGACIÓN DEL SONIDO


Como ya dijimos, la propagación de una onda sonora se hace siempre a través de un
medio elástico (sólido, líquido o gaseoso). Si este medio es puesto en vibración, el
sonido resultante se propaga alejándose del lugar donde se origina.

La velocidad de propagación de la onda sonora depende de las características del


medio en el que se transmite dicha propagación: presión, temperatura, humedad, entre
otros y de las características de la onda o de la fuerza que la genera.

La velocidad del sonido es mayor en los sólidos que en los líquidos y en los líquidos
mayor que en los gases.

VELOCIDAD DEL SONIDO SEGÚN EL MEDIO DE PROPAGACIÓN Y SUS


CARACTERÍSTICAS

 En el aire a 20º el sonido se propaga a una velocidad de 344 m/s


 En el aire a 0º el sonido se propaga a una velocidad de 331,6 m/s
 En el agua a 35º la velocidad aumenta a 1.493 m/s
 En el agua a 20º la velocidad del sonido es de 1.498 m/s.
 En la madera es de 3.700 m/s
 En el hormigón es de 3.500 m/s
 En el acero es de 5.200 m/s
 En el aluminio es de 5000 m/s

El sonido viaja a velocidad constante. La velocidad con que se transmite el sonido


depende de la elasticidad del medio, es decir, de su capacidad para recuperar su
forma inicial.

6
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

PERCEPCIÓN DEL SONIDO


PARÁMETROS SUBJETIVOS
La Psicoacústica se dedica a estudiar la percepción del sonido, es decir, la forma en
que el oído y el cerebro procesan la información que nos llega en forma de sonido.

Los aspectos físicos del sonido enumerados hasta el momento como la frecuencia, el
nivel de presión sonora, la intensidad, etc. se pueden cuantificar y medir con
instrumental adecuado. Sin embargo, el oído humano percibe dichos parámetros del
sonido con ciertas limitaciones que le son característicos.

SENSACIONES PSICOACÚSTICAS
Las sensaciones que percibimos al escuchar un sonido son tres:

 ALTURA
 SONORIDAD
 TIMBRE

ALTURA
La sensación de altura es la que permite distinguir los sonidos graves de los agudos.
Hay una relación directa entre la altura y la frecuencia. Así, a mayor frecuencia, mayor
altura o como ya se ha mencionado, los sonidos de menor frecuencia son más graves
y los de mayor frecuencia son más agudos.

SONORIDAD
La sensación de sonoridad, es decir, de fuerza, volumen o intensidad de un sonido,
está relacionada con la amplitud de la onda sonora. Sin embargo, la relación no es tan
directa como en el caso de la frecuencia, ya que la sensibilidad del oído varía
notablemente con la frecuencia. La sonoridad resulta fuertemente dependiente no sólo
de la amplitud sino también de la frecuencia. A igualdad de frecuencias, se puede
afirmar que un sonido de mayor amplitud es más sonoro.

7
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Sonoridad de tres tonos puros de igual frecuencia pero con diferente amplitud

La sensibilidad del oído humano es tal que, para cada frecuencia, existe un nivel de
intensidad mínimo que es capaz de percibir (umbral de audición) y un nivel máximo
(umbral de dolor) por encima del cual se producen daños para el oído.
Se ha experimentado para cuantificar esta peculiaridad en la respuesta auditiva. El
resultado son las curvas obtenidas por los investigadores norteamericanos H. Fletcher
y W.A. Munson donde se observa que la sonoridad varía con la frecuencia a igualdad
de presión sonora en decibeles.

SONORIDAD EN RELACIÓN AL NIVEL DE PRESIÓN SONORA Y LA FRECUENCIA

8
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Curvas de igual sonoridad de sonidos puros de Fletcher-Munson

El nivel de sonoridad es expresada en fonios para diferenciarlo del nivel de presión


sonora. El nivel de presión sonora es medido en decibeles (dB), siendo el oído
humano normal capaz de percibir sonidos entre 0 y 130 dB.

El decibel es una unidad logarítmica de medida utilizada en diferentes disciplinas de la


ciencia. Como ya hemos dicho, el oído humano está más cerca de una función
logarítmica que de una lineal, ya que no percibe la misma variación en las distintas
escalas de nivel ni en las diferentes bandas de frecuencias. El oído humano tiene una
menor sensibilidad en las frecuencias más graves y en las más agudas frente a las
medias. Lo que más oímos, por tanto, son las frecuencias medias, y las que menos,
las más graves seguidas de las más agudas.

Es por ello que no se usa una escala lineal dividida en unidades de magnitudes
iguales para indicar las cifras de magnitud de la presión sonora, sino una escala
logarítmica: la llamada escala decibélica. Por tal motivo, los decibeles no se suman.
Ej.: la superposición de 2 ruidos de 20 dB no da un ruido de 40 dB, sino un ruido de 23
dB.
TABLA DE NIVELES SONOROS (EN DECIBELES = DB)

FUENTE SONORA DB
sirena de trasatlántico (a 15 m) 140
límite del dolor 120
avión jet (a 6 m) 120
avión jet (a 100 m) 110
fábrica de calderas 110
sierra circular 110
martilleo mecánico 100
orquesta sinfónica 90
radio muy fuerte en una habitación 90
coche sport 90
camión pesado 90
tránsito callejero intenso 90
motocicleta 80
avión a reacción pasando a 1 Km. de distancia 80
calle ruidosa 80
rotativas de imprenta, despachos ruidosos, cine 80
gimnasio cerrado 80
autopista 80
música de cámara 70
restaurante ruidoso 60
oficina (con máquinas) 60
salón de actos 60
calle tranquila 50
vivienda de tipo media 50
vagón silencioso 50
restaurante 50

9
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

sala de espera de hospitales 45


aula (escuela aislada del tráfico) 40
guardia de hospitales 40
conversación media 40
aparato de radio 40
tic-tac del reloj 40
casa tranquila 30
sala de internación de hospitales 30
estudio de radiodifusión 30
cuchicheo 20
jardín tranquilo 20
murmullo de las hojas 10
límite de audibilidad 0

TIMBRE
 Es la cualidad por la que se emitida por distintos
distinguen dos sonidos de igual instrumentos musicales.
intensidad y tono que depende
de la forma de la onda.
 La forma de la onda depende
del material con el que se
produce el sonido y está
formada por la suma de otros
sonidos más débiles que
acompañan al principal,
llamados armónicos o
sobretonos. El timbre lo forma la
frecuencia fundamental del
instrumento más su
composición armónica.
 El timbre de un sonido
compuesto está definido por su
espectro de frecuencias, y es la
cualidad que nos permite
distinguir entre una misma nota

El fenómeno del ENMASCARAMIENTO SONORO


Dentro de las cualidades del oído hay una que tiene consecuencias de gran
importancia para la audición, y es el hecho de que los sonidos son capaces de
enmascarar a otros sonidos, es decir, ocultarlo o hacerlo imperceptible.
El enmascaramiento sucede, por ejemplo, cuando intentamos escuchar a alguien que
habla en medio de un ruido muy intenso: no podemos discriminar lo que dice porque
su voz es enmascarada por el ruido. Es interesante observar que el enmascaramiento
es una propiedad del oído, no del sonido.

La determinación del nivel máximo de sonido admisible (nivel de presión sonora) para
el ruido que penetra en la habitación, depende del ruido de fondo que casi siempre

10
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

existe en el ambiente, causado por las actividades que se llevan a cabo en la casa. Su
efecto es enmascarar otros ruidos.

En un dormitorio, el nivel de ruido está condicionado por la respiración y los


movimientos de quien allí duerme. Así por ejemplo, un ruido de 25 a 30 db no molesta
el sueño, mientras que es inconveniente la conversación normal de unos 50-60 db.
Al mismo tiempo, en la sala de estar, dicho nivel de presión sonora no molesta,
siempre y cuando las personas estén conversando.

Es así que el confort acústico dependerá decisivamente de los niveles de ruido de


fondo existentes en el interior de un recinto destinado a una función determinada.

Para que el ruido proveniente del exterior no sea perceptible en la habitación, debe
encontrarse unos 10-20 dB por debajo del ruido de fondo.

El nivel de sonido admisible en una vivienda (durante el día y según el destino de la


habitación) por lo general, y como valor global, se puede considerar entre 30 y 45 db.
DIFERENCIA ENTRE RUIDO Y SONIDO
Comúnmente se define al ruido como un sonido no deseado.

Podemos considerar ruido a todo sonido que por sus características (fuerza, altura,
etc.) resulta desagradable, produce cansancio y en algunos casos hasta daños al oído.

No es posible medir objetivamente cuál es la molestia que nos producen distintos tipos
de ruidos, dado que la concepción subjetiva del ruido puede variar considerablemente.
Nuestras reacciones dependen no sólo de la fuerza del ruido sino también de su
composición, de su tiempo de duración, de la brusquedad de su producción, del
momento en que se da y de la frecuencia con que se está expuesto al él. El ruido
producido por otros, molesta mucho más que el originado por uno mismo, o el
generado por el trabajo o la actividad que se está llevando a cabo.

Un ruido nunca está constituido por una frecuencia única, sino generalmente está
formado por un conjunto de sonidos de distinta frecuencia, dando lugar a lo que se
denomina una banda de frecuencias. De todos modos, siempre existen frecuencias
predominantes que caracterizan al ruido en cuestión.

Como el ruido tiene sobre el hombre una influencia notoria y muchas veces dañina
(como hemos visto), debe reducirse lo más posible, especialmente en la vivienda, cuya
finalidad, por otra parte, es proveer un marco físico adecuado para una vida hogareña
tranquila. La lucha contra el ruido exige un conocimiento de la naturaleza y
características del sonido.

RUIDOS AÉREOS Y RUIDOS DE IMPACTO


Todos los sonidos se propagan a través del aire, antes de alcanzar el oído, pero a los
efectos de la aislación acústica, se diferencian entre transmisión aérea y transmisión
por impacto, de acuerdo con el origen de su emisión.

Los sonidos aéreos: son originados por una fuente emisora en el aire y se propagan
a través de este medio a los elementos constructivos del local, los cuales, puestos en
vibración, transmiten sonidos aéreos a las habitaciones colindantes.
La mayoría de las fuentes sonoras originan sonidos aéreos: voces, TV, radio, equipos
de electrodomésticos, etc.

11
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Los sonidos de impacto: son generados por golpes de un objeto contra un elemento
constructivo del local, y a través de éstos, transmitidos a las habitaciones colindantes,
donde son captados por el oído humano, como sonidos aéreos.

ACÚSTICA ARQUITECTÓNICA

La ACÚSTICA ARQUITECTÓNICA es una rama de la acústica aplicada a


la arquitectura que estudia el control acústico en locales y edificios, bien sea para
lograr un adecuado aislamiento acústico entre diferentes recintos, o para mejorar
el acondicionamiento acústico en el interior de locales.

Para que haya un sonido es imprescindible que existan los siguientes elementos:

 una fuente sonora


 un oído receptor
 un medio elástico capaz de transmitir la vibración

En acústica arquitectónica surge de inmediato un cuarto elemento:

 uno o varios recintos

12
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

¿Cómo se comportan las ondas sonoras dentro


de un recinto?
Cuando se genera un sonido en el interior de un local las superficies que componen el
mismo ocasionan diferentes efectos dependiendo de las características de dichas
superficies debido a que las ondas sonoras inciden en las superficies y éstas las
reflejan de diferente forma según su coeficiente de reflexión acústica.

A continuación haremos referencia a los efectos de REFLEXIÓN, ABSORCIÓN,


DIFRACCIÓN y REFRACCIÓN que describe el comportamiento del sonido dentro de
un recinto y a otros conceptos como ECO, TIEMPO DE REVERBERACIÓN y
RESONANCIA que se desprenden de aquellos.

REFLEXIÓN

Es la capacidad de una onda que choca con una superficie de volver hacia atrás,
formando un ángulo igual que el que tenía al llegar.

Una onda sonora, considerada rectilínea choca o incide oblicuamente contra una
pared o piso y en lugar de penetrar en la masa se refleja, de tal modo que el ángulo de
salida o reflexión es igual al ángulo de llegada o de incidencia.

Este detalle puede aprovecharse para cambiar la dirección de las ondas sonoras
mediante tabiques reflectores, en forma similar a lo que se hace con los rayos u ondas
luminosas.

Al generarse el sonido dentro de un recinto, el oyente percibe primero el sonido


directo, es decir, el sonido que nos llega a nuestro oído sin que aún se haya reflejado
en ninguna superficie. Luego, llegará a nuestros oídos, con un retraso de tiempo
determinado, el sonido reflejado por las superficies del local. El retraso como el nivel
sonoro del sonido reflejado dependen de las características físicas del local y sus
superficies.

 Cuando el retraso entre el sonido directo y el reflejado es mayor de 1/10 de


segundo, nuestro sistema de audición será capaz de separar las dos señales y

13
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

percibirlas como tales, primero una y después la otra. Este fenómeno se


denomina ECO.

 Cuando el sonido reflejado nos llega con un tiempo inferior a 1/10 de segundo,
nuestro sistema de audición no es capaz de separar ambas señales y las toma
como una misma pero con una duración superior de esta. Este fenómeno se
denomina REVERBERACIÓN.

El tiempo de reverberación es el tiempo comprendido desde la emisión del


sonido hasta que el nivel de presión sonora ha descendido 60 dB.

La reverberación de un local se mide según su tiempo de reverberación en


segundos y varía según la frecuencia de análisis que se utilice.
Cuando el tiempo de reverberación alcanza valores muy altos con respecto al
sonido directo, puede ocurrir un enmascaramiento y se puede perder la
capacidad de entender la información contenida en el mensaje que se percibe.

ABSORCIÓN
Una onda sonora puede disminuir su intensidad debido a que los medios a través de
los cuales se propaga no siempre son uniformemente elásticos Al alejarse de la fuente
parte de la energía emitida va siendo absorbida por el propio medio, por medios
contiguos o por objetos interpuestos en el camino de avance de la onda. Este
fenómeno se llama absorción.

Con la absorción decae la intensidad del movimiento ondulatorio debido a que las
moléculas del medio tienen dificultad para reproducir y transmitir la vibración. Parte de
la energía ondulatoria se invierte en un movimiento desordenado de dichas moléculas
con lo que la energía de la onda se va transformando con mayor o menor rapidez en
energía interna del objeto que está siendo atravesado por ella.

14
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

RESONANCIA
 Uno de los fenómenos relacionados con la absorción, es el de RESONANCIA,
que se ocasiona cuando un cuerpo entra en vibración por simpatía con una
onda sonora que incide sobre él y coincide su frecuencia con la frecuencia de
oscilación del cuerpo o ésta es múltiplo entero de la frecuencia de la onda que
le incide.
 Un objeto interpuesto en el camino de propagación de una onda se pone a
vibrar cuando recibe energía del movimiento ondulatorio. La energía absorbida
se emplea en producir un movimiento de vibración del objeto entero y se dice
que dicho cuerpo entra en resonancia con la onda recibida. Para entender
este proceso se ha de tener en cuenta que todos los cuerpos tienen
frecuencias propias de vibración; si esa frecuencia propia coincide con la de la
onda "resuenan" al paso de ésta.

DIFRACCIÓN

Si la onda sonora encuentra un obstáculo en su dirección de propagación es capaz de


rodearlo y seguir propagándose.

REFRACCIÓN

Es la desviación que sufren las ondas en la dirección de su propagación cuando el


sonido pasa de un medio a otro diferente. La desviación de la onda se relaciona con la
rapidez de propagación en el medio. La refracción se debe a que al cambiar de medio,
cambia la velocidad de propagación del sonido.

15
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Por tal razón, las ondas sonoras presentes en un ambiente, cuando alcanzan una
pantalla son en parte absorbidas, en parte reflejadas y en parte transmitidas por fuera
de ese recinto.

FUENTE SONORA / OYENTE / RECINTO


Retomando los elementos que intervienen en ACÚSTICA ARQUITECTÓNICA (fuente
sonora, oyente, medio elástico y local o recinto) y las relaciones espaciales que
existan entre ellos, pueden darse dos situaciones diferentes:

16
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

1. La fuente sonora y el oyente se encuentran dentro del mismo local.

Dentro de esta situación pueden darse dos casos:

 el sonido emitido es útil o agradable al oyente (sala de conciertos, aula,


teatro, etc.); el objetivo del diseño acústico será lograr que ese sonido y
que el tiempo de reverberación del local se mantenga dentro de los
valores óptimos (acondicionamiento acústico del recinto).

 el sonido emitido es “no deseado” o “ruido”; deberá procurarse que su


nivel se reduzca al mínimo posible dentro del local (absorción
acústica).

2. La fuente sonora es exterior al recinto en que se encuentra el oyente,


pudiendo hallarse en un local vecino o al aire libre.

En este caso se trata de un ruido y debe procurarse que no penetre al ambiente


(aislación acústica).
La aislación acústica dependerá fundamentalmente de la naturaleza del divisorio
(tipo de material y espesor del muro).
La acústica arquitectónica tiene como principal preocupación lograr confort
acústico en los diferentes recintos para de esta manera garantizar la habitabilidad de
sus ocupantes.

Este aspecto debe tenerse en cuenta desde las primeras etapas de la elaboración de
un proyecto. El prever medidas eliminatorias de los ruidos molestos desde la
concepción misma de la obra, facilita la solución desde el punto de vista constructivo,
sin implicar cargas económicas pesadas. Los estudios especializados señalan que el
aumento del costo de construcción debido a este motivo, oscila entre el 2% y el 4%
del monto total. En cambio, el mejoramiento acústico en construcciones terminadas es
técnicamente difícil, cuando no imposible, y provoca casi siempre gastos exorbitantes.

Con respecto a las medidas a adoptar, no sólo es necesario abocarse a un estudio


racional de la distribución interna de las distintas habitaciones, teniendo presente su
carácter de “ruidosas” o “no ruidosas”, sino también deberá tenerse presente la
ubicación, aislación y potencia generadora de ruidos de las distintas instalaciones
sanitarias y de confort. El impacto de otros ruidos, en cambio, especialmente los
provenientes del exterior, puede a veces neutralizarse sólo por el alejamiento.
En cuanto a la aislación, ésta tiene claras limitaciones técnicas y sobre todo
económicas, cuando los ruidos superan cierto nivel de intensidad.

AISLACIÓN SONORA
Tiene como objetivo la disminución del ruido proveniente de habitaciones
lindantes o desde el exterior, es decir, prevenir la transmisión de vibraciones, o
lo que es lo mismo, impedir el paso del sonido.

Así como la absorción es esencialmente una cualidad del material superficial


empleado; la aislación, en cambio, es función del elemento separatorio en sí,
conjuntamente con las estructuras lindantes.

17
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

La aislación y la absorción del sonido son dos fenómenos


distintos, que obedecen a leyes dispares y que exigen
materiales por lo general distintos. Un buen absorbente es mal
aislante (y viceversa).

Los materiales aislantes sonoros, impiden el paso del sonido, lo “bloquean”, evitando
así la transmisión del mismo de un recinto a otro, o de un medio a otro (del exterior al
interior o viceversa).

Para contrarrestar los efectos de los ruidos (solicitación acústica), se deberá en


primera instancia actuar en función de la identificación de sus características:

1. Considerando que el sonido se transmite por el aire, se deberá prestar


especial atención a la hermeticidad de las aberturas del recinto en
cuestión, en lo que respecta tanto a las que conectan espacios colindantes,
como a aquellas que se encuentran en la envolvente del edificio; ambas en
función de lo requerido por la actividad.
No obstante se recomienda tener en cuenta las necesidades de ventilación
del local.
Se deberá eliminar las vibraciones de las pantallas (vidrios, por ejemplo).
Para ello, se aconseja aumentar el peso de los mismos.

2. A su vez, como el sonido se transmite también por la masa, se deberá aislar


el local de las fuentes de sonido, desvinculando los elementos que
conducen el ruido de un ambiente al otro, ya sea en vertical (un local arriba
de otro, Ej.: cielorraso) u horizontal (locales que comparten una pared). Se
debe amortiguar la transmisión de ruidos de impacto. Para disminuir los
efectos de los ruidos externos al recinto, se deberá emplear materiales
aislantes acústicos.

En una primera aproximación al problema, podemos observar que la aislación sonora


se logra interponiendo una pared o tabique entre la fuente sonora y el receptor.

La aislación acústica es tanto mayor cuanto mayor sea la densidad superficial


(kg/m2) del tabique y cuanto mayor sea la frecuencia del sonido. Esta es la razón por
la cual las paredes gruesas (y por lo tanto pesadas) ofrecen mayor aislación que las
delgadas. También explica por qué de la música del vecino se escucha mucho más la
base rítmica de la percusión grave (baja frecuencia) que las melodías, por lo general
más agudas (alta frecuencia).

Un análisis más detallado indica que es posible obtener una mayor aislación acústica
por medio de tabiques dobles o, más generalmente, múltiples.

En otras palabras, dada una cantidad de material (por ejemplo 20 cm de espesor de


hormigón) podemos sacarle mayor provecho si lo dividimos en dos partes (en este
caso dos paredes de 10 cm cada una) y lo separamos con un espacio de aire. Si el
espacio de aire se rellena con algún material absorbente (típicamente, lana de vidrio),
el resultado es una aislación todavía mayor.

18
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

El mecanismo de AISLACIÓN ACÚSTICA puede explicarse mediante las leyes


enumeradas a continuación:

1. Ley de masas
2. ley de frecuencias
3. ley de masa-resorte-masa
4. ley de distancias
LEY DE MASAS
Esta ley permite prever la aislación máxima capaz de brindar una partición rígida
(cerramiento: muro, muro con carpintería, entrepiso, cubierta de techos, etc), si ésta
provee un cerramiento total entre recinto emisor y receptor.

La aislación acústica, para sonidos aéreos, que proporciona un divisorio compacto y


homogéneo depende de su masa, pudiéndose considerar un valor básico de R = 40dB
para un muro de 100 Kg/m2 en una frecuencia de 500 Hz.
De la ley de masas se deduce que para elevadas aislaciones, se hacen necesarios
divisorios construidos con materiales pesados y con espesores considerables, lo
cual constructivamente se los hace muy difíciles de llevar a la práctica.

Cuanto más gruesa es una pared mayor dificultad encuentra el sonido para su
propagación a través de ella, y a la inversa, cuanto más ligera, más fácil entra en
vibración, y por tanto, mejor transmite el sonido. Este hecho se expresa en la ley de
masa, que permite conocer el índice de debilitación acústica media de una pared
simple, conociendo su masa por unidad de superficie.

Cada vez que se duplica la masa, la aislación se incrementa en 4 db.

19
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Se infiere que existen ciertas diferencias entre los valores obtenidos por la ley de
masas (teórico) y los que pueden obtenerse por medición directa (real). Ello se debe a
que la ley de masas no contempla deficiencias en la construcción, existencia de
agujeros pasantes y el pasaje por caminos indirectos, tales como vibraciones de la
estructura.

De la ley de masas se deduce que, para elevadas aislaciones, se hacen


necesarios divisorios construidos con materiales pesados, adoptando
espesores considerables.
PARTICIONES CONSTRUCTIVAS MIXTAS
Cuando la partición (cerramiento: muro, muro con carpinterías, entrepiso, cubierta,
etc.) cuya aislación se desea calcular es mixta (compuesta por 2 o más componentes
simples) debe considerarse que la aislación sonora es en parte debida a uno de los
componentes, y en parte al otro, y puede calcularse matemáticamente, empleando el
esquema siguiente:

MONOGRAMA PARA EL CÁLCULO DE AISLACIÓN DE


PARTICIONES MIXTAS

20
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Para ello, se une con una recta la escala 1 (de una de las componentes) con la escala
3 (aislación de esa componente como partición simple) obteniendo un valor índice en
la escala 2. Se procede de la misma manera con las demás componentes de la
partición mixta.
Se suman todos los números índices calculados y se une con una recta este valor en
la escala 2 con la superficie total de la partición mixta (igual a la suma de cada
componente) en la escala 1, leyéndose la aislación de la partición en la escala 3.

Por ejemplo: una pared de ladrillo macizo de 1900 Kg/m3 y 0.225 m de espesor,
revocada en ambas caras (428 Kg/m²). De acuerdo al esquema de la ley de masas, su
aislación es de unos 50 dB. A los 8,1 m2 de esta pared, se le agrega una superficie de
1,5 m2 de madera maciza de 0,05 m de espesor y 600 Kg/m 3 (peso por unidad de
superficie: 30 Kg/m2), lo que por la ley de masas da una aislación de unos 32 dB.
Uniendo 8,1 m2 en la escala 1, con 50 dB en la escala 3, se lee en la escala 2: 250.
Lo mismo para la madera: en la escala 1, el valor 1,5 Kg/m 2, y en la escala 3, 32 dB,
determinando en la 2 : 440.
La suma de los índices es 690, que unidos con la superficie total, 9,6 m 2 en la escala
1, permite calcular la aislación de la partición mixta en la escala 3: 44 dB.

Un caso frecuente de particiones mixtas especiales lo constituyen las paredes


con aberturas (puertas y ventanas).

21
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

LEY DE FRECUENCIAS
La ley de frecuencias complementa a la ley de masas, afirmando que cada vez que se
duplica la frecuencia del sonido, la aislación de la partición se incrementa en 4 dB, y se
reduce en esa cantidad cada vez que disminuye la frecuencia a la mitad.

FRECUENCIA CRÍTICA
Todos los cerramientos ofrecen un debilitamiento en la aislación acústica para una
cierta frecuencia, llamada crítica que depende de la masa y de la rigidez del elemento
constructivo.

En una pared de masa determinada, el grado de debilitamiento acústico aumenta con


la frecuencia del sonido emitido. Así, un muro de 100 Kg./m² aislará 44 dB para un
sonido de 1000 Hz de frecuencia, y sólo 36 dB para 250 Hz .

Efecto de coincidencia. Frecuencia crítica


LEY DE MASA-RESORTE-MASA
Se basa en la independencia de los elementos exteriores del muro (masa) y en un
interior elástico que se comporta como un resorte (cámara de aire, material
fonoabsorbente).

El sistema se comporta según el modelo de masa-resorte-masa.

22
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Esquema masa-resorte-masa

Cuando incide una onda sonora sobre una de las hojas esta entra en movimiento
moviendo a su vez el aire contenido en la cámara de separación el cual actúa como
elemento amortiguador disipando en forma de calor parte de la energía sonora y como
medio de transmisión de la energía sonora hasta la otra hoja. De este modo la energía
sonora que llega a la segunda hoja es inferior a la que incide sobre la primera hoja.
A través de este mecanismo podemos lograr un incremento de la aislación acústica en
base a estructuras más livianas (en particular, construcción en seco). Siguiendo este
esquema podemos tener:

1.- Paredes compuestas por dos paneles livianos separados por una cámara de
aire:

La aislación acústica aumenta de 6 a 8 dB cuando la frecuencia que incide es


duplicada, en comparación con una pared simple donde el índice la aislación acústica
en iguales circunstancias, no variaría en más de 4 dB.

El sonido incidente, cuando encuentra la primera pared, posee una energía acústica
que transmite esta pared. Cuando llega a la segunda, se produce una serie de
reflexiones y solamente una parte de la energía acústica inicial pasa a través de la
segunda.

 La pared compuesta presenta las mismas frecuencias críticas que la de los


elementos que la constituyen, es decir, para ciertos valores de la frecuencia
existe una debilitación en el aislamiento, aunque por lo general menos marcado
que para una pared simple del mismo material.

 La pared compuesta tiene otra frecuencia para la cual el conjunto vibra, es la


frecuencia de resonancia. Para esta frecuencia, la pared manifiesta un
debilitamiento de aislamiento acústico. En efecto, la cámara de aire
comprendida entre los dos elementos que forman la pared, asegura entre ellos
una ligadura elástica, y el conjunto se puede comparar a un sistema mecánico
del tipo masa-resorte-masa, que entra en vibración para una determinada
frecuencia (frecuencia de resonancia).

 Para las frecuencias que son inferiores a la de resonancia, la pared doble se


comporta como una pared simple de la misma masa; para frecuencias
superiores el resorte transmite mal el movimiento de una pared a la otra y, por
tanto, hay un mejor aislamiento que cuando la pared es simple de igual masa.

2.- Paredes dobles compuestas por dos paneles livianos separados por un
material poroso

Si en el sistema anterior se reemplaza el aire por un material poroso, se obtiene


también una pared que funciona según el sistema masa-resorte-masa, pero con la
ventaja de que el material poroso absorbe una parte de la energía, atenuando la
disminución del aislamiento que correspondía a las frecuencias críticas y de
resonancia de las paredes.

23
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Esquema constructivo de tabique placa de roca de yeso con material fonoabsorbente


entre placas.

AISLACIÓN ACÚSTICA DE MUROS DOBLES (PANELES LIVIANOS)

24
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Tabla síntesis basada en curvas de ensayo para centros de bandas de frecuencia 1/3
octavas (Hz). Fuente: Manual Técnico Durlock - Enero 2008 - pág.82 a 86

LEY DE DISTANCIAS
DISMINUCIÓN ESPACIAL DEL NIVEL SONORO

25
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

La presión sonora varía según la distancia entre el receptor y la fuente sonora.


El nivel de intensidad sonora al alejarse de la fuente de ruido disminuye 6 dB cada vez
que se duplica la distancia a la fuente en campo libre.
La energía de una onda sonora, se va extinguiendo a medida que su radio crece
respecto a la fuente que lo originó. La presión sonora es decreciente a medida que nos
alejamos de la fuente.

AISLACIÓN ACÚSTICA AL RUIDO DE IMPACTO: SUELOS FLOTANTES

La transmisión de ruidos de impactos por las estructuras y particiones de los edificios


son una de las principales causas de insatisfacción por parte de los usuarios de los
edificios. El ruido de impacto tiene un origen impulsivo generándose como
consecuencia del golpe por algún objeto del acabado exterior del muro. Todos los
elementos constructivos conectados al muro se convierten en elementos transmisores
de vibraciones y como consecuencia transmiten el ruido aéreo.

Para solucionar este problema se deben discontinuar o interrumpir las vías de


transmisión. Una de las soluciones para eliminar la transmisión de este tipo de ruidos
es actuar sobre ellos en el origen ya sea por medio de revestimientos amortiguantes o
por el empleo de suelos flotantes.

Un suelo flotante consiste en un material aislante al ruido de impacto sobre el que se


dispone una capa rígida. Este conjunto tiene el efecto de provocar una discontinuidad
perpendicular a la dirección de recorrido de las ondas de vibración.
Los materiales aislantes utilizados suelen ser materiales elásticos y flexibles, lanas
minerales, poliestireno reticulado o expandido, polietileno expandido elastificado, etc.

AISLACION ACÚSTICA EN VIDRIOS

El vidrio, en comparación con otros materiales que componen la envolvente, es un


muy buen transmisor del sonido, por lo que al aumentar la proporción de vidrio en las
viviendas, aumenta la posibilidad de contaminación sonora en el interior.

El aislamiento acústico a ruido aéreo de un vidrio se rige por la ley de masas por lo
que, como es lógico, su aislamiento aumenta al aumentar su espesor.

Existe una frecuencia denominada crítica o de resonancia a la que se observa una


importante caída del aislamiento. En el caso del vidrio es aproximadamente igual a
13000/e donde e es el espesor en mm. Para los espesores habitualmente empleados
esta frecuencia se encuentra en el rango en el que el oído humano presenta una
mayor sensibilidad. Este efecto se puede corregir mediante empleo de cristales
dobles, con cámara de aire, siempre y cuando cada una de las hojas de vidrio sean de
distinto espesor, al tener así cada una de ellas distintas frecuencias de resonancia.

Como alternativa al empleo de vidrio dobles con cámara de aire se encuentran los
vidrios dobles laminados compuestos de dos hojas de vidrio unidas por una capa de
polivinil butiral (PVB), material plástico transparente de gran resistencia. Esta capa
intermedia produce una discontinuidad en las propiedades elásticas que refleja
parcialmente las ondas sonoras transmitidas garantizando un aislamiento mayor que el
de un único cristal monolítico del mismo espesor total.
ABSORCIÓN ACÚSTICA

26
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

La absorción acústica consiste en la reducción del sonido en el lugar donde se


produce. Puede efectuarse por amortiguación, ya sea en el elemento emisor (fuente
sonora) o en el local que lo contiene, en cuyo caso se trata de disminuir el sonido
reflejado (disminución del tiempo de reverberación en el local).

Como ya sabemos, el tiempo de reverberación en una habitación, es el intervalo de


tiempo indicado en segundos, que transcurre desde la emisión del sonido hasta que su
nivel de presión ha descendido 60 dB. Dicho en otras palabras, es el tiempo requerido
para que un sonido caiga desde su estado de régimen hasta la in audibilidad, es decir,
desde T1 en que se interrumpe el sonido hasta T2 en que se confunde con el ruido
ambiente.

El tiempo de reverberación se reduce por medio de la colocación de materiales


absorbentes de sonido en las superficies de la habitación. En la práctica, se obtienen
muy pocas veces reducciones mayores de 5 a 10 dB, y muchas veces aún menos,
pero hasta unos pocos decibeles significarán, en la mayoría de los casos, una mejora
sustancial.

El tiempo de reverberación (RT) se mide en forma frecuencial. Un local no tiene el mismo


RT en 200Hz que en 4kHz debido a que el RT viene determinado por el volumen de la sala
y por los coeficientes de absorción de sus superficies.

Como los coeficientes de absorción de los diferentes materiales que componen cualquier
local no son iguales para todas las frecuencias, las reflexiones generadas en el interior del
local serán diferentes para cada frecuencia y por lo tanto el RT del local es diferente según
las frecuencias.
Si los materiales que lo componen internamente son poco absorbentes el RT también
aumentará.

¿Cómo es el mecanismo de absorción de un


material fonoabsorbente?
El mecanismo de la absorción sonora de un material consiste en la transformación
de la energía sonora en calor por fricción en la superficie frontal de incidencia. En
este fenómeno participan de un modo u otro los siguientes factores:

 Las irregularidades superficiales del material, y a ello contribuyen elementos


como fibras e hilos de materiales porosos.
 La porosidad: El comportamiento de un material que “absorbe” energía, está
vinculado a su porosidad, es decir a la forma y al espaciado de sus intersticios.
Los materiales porosos se caracterizan por el hecho de que la naturaleza de su
superficie permite que la energía sonora penetre en el material por multitud de
pequeños poros. Estos consisten en una serie de agujeros a modo de túneles y
aberturas que forman los intersticios o tramas de los materiales fibrosos o
productos espumosos.

Coeficiente de absorción de un material


Es la relación entre la energía absorbida por el material y la energía reflejada.

27
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Su valor está siempre comprendido entre 0 (mínimo: toda la energía es reflejada) y 1


(máximo coeficiente de absorción: toda la energía que incide en el material es absorbida).

El coeficiente de absorción varía con la frecuencia y para cada ángulo de incidencia.


Los fabricantes de materiales acústicos dan los coeficientes de absorción por lo menos en
resolución de una octava.

CLASIFICACIÓN DE LOS MATERIALES ABSORBENTES

1.- Materiales porosos flexibles y rígidos


Materiales con poros abiertos e interconectados. Por su propia estructura suelen
livianos y, por consiguiente no son buenos aislantes del sonido.
A esta amplia categoría de materiales pertenecen las mantas de lana de vidrio o lana
de roca, fieltros, productos de spray, yesos acústicos, otros.

2.- Absorbentes “anecoicos”


Espumas polímeras de células abiertas fabricados con relieves en forma de cuñas
anecoicas. Este relieve permite incrementar considerablemente la absorción ya que la
superficie equivalente se multiplica. El principio de cuñas anecoicas se basa en que
dos cuñas vecinas se comportan como una trampa de sonido, es decir que las ondas
sonoras quedan momentáneamente confinadas entre ambas, experimentando
numerosas reflexiones antes de retornar al ambiente. En cada reflexión se pierde una
fracción de energía, de manera que la energía final se reduce considerablemente.

3.- Paneles resonadores membrana

28
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Si un panel se coloca frente a una pared rígida a una distancia de separación


determinada, el aire de la cavidad actuará como un elemento elástico, formando con el
panel un sistema resonante. A causa del efecto de resorte en la cavidad, obtendremos
un alto grado de absorción.

4.- Paneles perforados o resonadores Helmholtz múltiples


El resonador de Helmholtz elemental consiste simplemente en una cavidad de aire
entre paredes rígidas conectada al exterior por una pequeña abertura llamada cuello.

Los paneles perforados constituyen una generalización del resonador simple y


presentan ventajas funcionales y económicas muy importantes. El panel está formado
por una multitud de resonadores Helmholtz, que consisten en un cuello constituido por
la multitud de perforaciones del panel y un volumen de aire formado por el volumen
total de aire comprendido entre el panel y la pared trasera.

Tipos de absorbentes acústicos y sus curvas de respuesta.


Extraído de Serra Florensa y otros, 2005, 355.
ACONDICIONAMIENTO ACÚSTICO

29
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Es el tratamiento acústico ambiental, para obtener las mejores condiciones que


responda al destino del local: conciertos, conferencias, teatros, audiovisuales, etc.
El sonido es generado y percibido en el mismo recinto. El sonido es de interés o
agrado para el oyente.

El acondicionamiento acústico está directamente relacionado con la reverberación


del recinto. Se relaciona con la elección de los materiales de revestimiento o acabado
de las distintas superficies del mismo. La mayoría de las veces equivale a la
regulación del tiempo de reverberación y a la distribución de la fuerza sonora por
medio de la colocación en el local, de materiales absorbentes o reflejantes del sonido.

Las medidas de acondicionamiento acústico a adoptar dependen de los objetivos a


conseguir y del uso del recinto acondicionado.

CRITERIOS DE ACONDICIONAMIENTO ACÚSTICO EN


LOCALES ESPECÍFICOS
SALAS DE CONCIERTO:

El objetivo en este tipo de recintos consiste en regular el tiempo de reverberación ya


que está relacionado no sólo con la viveza acústica de la sala, sino también con la
calidez y brillo de la misma. La calidez está referida a la riqueza de bajas frecuencias
(graves), la suavidad y la melosidad de la música en la sala.

La sonoridad de la sala se corresponde con el grado de amplificación producido.


Aquí interviene la distancia del oyente al escenario, la energía asociada a las primeras
reflexiones, la superficie ocupada por el público y el tiempo de reverberación.

Espacialidad del sonido: sensación de sonido envolvente


La condición acústica que favorece esta sensación es que el sonido reverberante
llegue a los oídos del oyente por igual, en todas direcciones, es decir, que el grado de
difusión sea elevado. Para ello es necesario que existan destacadas irregularidades
y/o relieves en las superficies límites de la sala.

Las irregularidades típicas son:


a.- difusores policilíndricos de pared
b.- cuñas de pared
c.- irregularidades en el techo
d.- formación de paredes tipo sierra

En salas de concierto el único elemento con un grado de absorción acústica apreciable


que se debe utilizar son las sillas. Por lo tanto, en estos casos, los materiales
recomendados para utilizar como acabados deberán ser acústicamente reflectantes,
con el objeto de evitar una pérdida excesiva tanto de sonidos graves como de agudos,
ya que ello supondría a su vez, una disminución de la calidez acústica y del brillo de la
sala.

30
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

Sydney Ópera House – Sección Transversal

SALAS DE TEATRO:

El objetivo acústico fundamental que se pretende conseguir es que la inteligibilidad de


la palabra, o grado de comprensión del mensaje oral, sea óptimo en todos los puntos
del local.
Por otra parte, se deberá garantizar que la sonoridad de la fuente sea suficientemente
elevada.

 Materiales absorbentes: El diseño de una sala utilizando materiales poco


absorbentes da lugar a valores excesivos del tiempo de reverberación, lo cual
se traduce en una pérdida acusada de inteligibilidad de la palabra en la
mayoría de los puntos de dicho recinto.
 Materiales reflejantes: La existencia de superficies reflectantes produce un
incremento de la energía de la señal sonora, y supone un aumento de
inteligibilidad y de sonoridad.

Ficha “PROPIEDADES ACÚSTICAS” actualizada por arq. Victoria Espósito y arq. Paola Fainburg,
docentes de la Cátedra Introducción a las Construcciones “A” UNMDP - Junio 2011
ANEXO – TABLAS PARA CÁLCULO DE AISLACIÓN ACÚSTICA

31
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

BIBLIOGRAFIA
32
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

 Alton Everest, F.(2001).“Master Handbook of Acoustics” – 4th Edition – The


McGraw-Hill Companies, Inc.
 Antuña, J.; Pardo Vega, J. (2009). “Ondas acústicas en un fluido viscoso y rotatorio:
difracción en una ranura”. Revista Cubana de Física vol 26 Nº2ª p. 213-217.
 Arau, H.: “Abc de la acústica arquitectónica”, Ediciones CEAC, Barcelona. (1999)
 Carrión Isbert, A.(1998). “Diseño Acústico de espacios arquitectónicos”. Barcelona.
Edicions UPC.
 Baquerizo A., A./ Losada Rodríguez, M.(2004) “Fundamentos del movimiento
oscilatorio” . Grupo de Puertos y Costas – Universidad de Granada.
 Behar, Alberto (1977). “El ruido y su control”. Ed. Arbó, Bs. As.
 Bergallo, E.; Ruffa, F. y Sánchez Quintana, R. (2002) - “TA2 – Acústica Aplicada” –
Editorial del Centro de Arte y Tecnología”– Buenos Aires
 Bregman, A. (1994). “Auditory scene análisis: the perceptive organiztion of sound”.
USA. MIT Press.
 Fainburg, P. (2009) “Aportes a la determinación de las Condiciones y Medio
Ambiente de trabajo de los docentes de la UNMdP”. Evaluación de las
condicionantes del entorno construido. Evaluación de desempeño y Aportes a la
Mejora. Estudio de Caso: Facultad de Derecho – UNMDP”. Ponencia presentada en
el marco de las XIII Jornadas de Investigadores y Becarios en Ciencias Jurídicas y
Sociales. UNMdP, Mar del Plata.
 Harris, C. M. (1977). “Manual para el control del ruido”. Madrid. Ed. Instituto de
estudios de Administración local.
 Josse R.(1975). “La acústica en la construcción”. Barcelona. Editorial Gustavo Gili,
S. A.
 Negrete, J. (1991).“Acondicionamiento acústico en arquitectura”. Tucumán. Ed.
Universidad de Tucumán.
 Miyara F.: “Control de ruido”, 1999. publicación formato pdf, Internet.
 Pasch, V. (2008). “Relevamiento acústico de aulas en la región centro de
Argentina”, FIA2008-A211. VI Congreso Iberoamericano de Acústica –Buenos Aires.
FIA 2008.
 Pearson, C. (2005). “Manual del Vidrio Plano” – 1ª Edición - CAVIPLAN
 Riplely, C; Wrigglesworth, Arthur.: (2007) – “In the Place of Sound: Architecture /
Music / Acoustics” – Cambridge Scholars Publishing.
 Rodríguez, V.(2009) “El trabajo docente y el ruido en las aulas”. Ponencia
presentada en el marco de las XIII Jornadas de Investigadores y Becarios en
Ciencias Jurídicas y Sociales. UNMdP, Mar del Plata.
 Roederer, J. (1997). “Acústica y Psicoacústica de la Música” Buenos Aires. Ricordi
Americana
 Sánchez Delgado, C., Dujovne Guzman, L. Poo Barrera, C.: (2006). “Manual de
Aplicación Reglamentación Acústica”. Ordenanza General de urbanismo y
construcciones – Colección : Monografías y Ensayos – Serie II: Tecnologías de la
Construcción – Chile. Editor: Ministerio de la Vivienda y Urbanismo, División
Técnica de Estudio y Fomento Habitacional, Departamento de Tecnologías de la
Construcción.
 Savioli, C. U. (1977): “Introducción a la acústica”. Ed. Espacio, Bs. As.
 Serra Florensa, R. y Coch Roura, H. (2005).“Arquitectura y energía natural”.
Edicions UPC, S.L. Universitat Politécnica de Catalunya, Barcelona, España.
Primera edición: Alfaomega Grupo Editor, México.

33
IC “a” Introducción a las Construcciones “a”

 Beca de Estudio Período 2009-2010 (CIC). Becario: Arq. Paola Fainburg. Director:
Arq. Rodríguez, Viviana C. Co-director: Martín, Mariel C. APORTES A LA
DETERMINACIÓN DE LAS CONDICIONES Y MEDIO AMBIENTE DE TRABAJO
DE LOS DOCENTES DE LA UNMDP. Estudio de Caso: Facultad de Derecho –
UNMDP.
 Powerpoint concurso ayudante de 1ra. “El confort acústico. Recursos para lograrlo y
su relación con otras solicitaciones que afectan al edificio”. Clase de oposición.
Introducción a las Construcciones B. arq. Paola Fainburg, FAUD/ U.N.M.d.P, Abril
2010
 Powerpoint “Solicitaciones Acústicas”. Concurso de oposición y antecedentes para
el cargo de ayudante de 1ra.Cátedra Introducción a las Construcciones “A” – FAUD
- UNMDP - Arquitecta Victoria Espósito – Diciembre 2000

Fuentes electrónicas:

 Tableros compuestos para mejorar el aislamiento acustico de las paredes. En:


http://infomadera.net/uploads/articulos/archivo_791_16673.pdf
 Nociones de Acústica. Publicaciones en ORL y conexas.
http://www.sinfomed.org.ar/mains/publicaciones/acustic1.htm
 http://ufq.unq.edu.ar/Docencia-Virtual/Acustica/Proyectoweb/movarmonico.html
 http://www.monografias.com/trabajos14/vibraciones/vibraciones.shtml
 http://www.sc.ehu.es/sweb/fisica/oscilaciones/oscilacion.htm
 http://www.eumus.edu.uy/docentes/maggiolo/acuapu/
http://www.fisica.yh.cu/biblioteca/revcubfi/index.htm
 http://www.saccom.org.ar/2003_reunion3/actas/GuillermoGonzalo.pdf

34