Está en la página 1de 8

CANTO AL RÍO URUGUAY

Uruguay, misionero y trepador,

por el Moconá se va tu canto de sol.

Uruguay gigantesca curiyú

en una cascada azul cayendo hacia el mar.

Por el Uruguay yo me quiero ir

buscando la flor del amanecer

y allá en el confín junto a San Javier

volver a vivir.

Uruguay gigantesca curiyú

en una cascada azul cayendo hacia el mar.

Uruguay, sombrero de paja y luz

en tus correderas soy fuego monte y sol.

Por el Uruguay yo me quiero ir

buscando la flor del amanecer

y allá en el confín junto a San Javier

volver a vivir.

Uruguay, sombrero de paja y luz

en tu corretear soy fuego monte y sol.

PAN DE AGUA

Ya se va por la barranca

el viejo pescador, racimo de espuma y de metal,

colgando del hombro


el pan del agua que le dio, su amigo, el Río Paraná.

Una vieja quilla, una canoa, un espinel,

huellas en la arena y un adiós,

las lejanas islas, que se empeñan en volver,

la nostalgia del primer amor.

¡Ah!, la vida es, un río bravo, pescador

con peces de sombra y un dorado en estribor.

Una vieja quilla, una canoa, un espinel.

La vida es un río bravo, pescador.

La vida es un río.

CANCIÓN DEL IGUAZÚ

Sordo retumbar de cataratas monte adentro

vértigo de luz que al estallar viene hacia mí.

Es un corazón de sangre blanca y tierra roja

ronco sapukái sobre el abismo vegetal.

Y en el güembé un picaflor,

preso en tu embrujo de humedad

y en el latir del corazón

tu canto de cristal.

Mírame bien, viejo Iguazú,

sé que no sos una postal

tu despeñada soledad

me grita: -¡Litoral!

Lejos, el azul de Paraguay suspira y canta,

sombras del Brasil verde anaconda natural

Es un corazón de sangre blanca y tierra roja

ronco sapukái que al estallar viene hacia mi

Y en el güembé…
EL COSECHERO

El viejo río que va

Cruzando el atardecer

Como un gran camalotal

Lleva la balsa en su loco vaivén

Rumbo a la cosecha cosechero yo seré

Y entre copos blancos mi esperanza cantaré

Con manos curtidas dejaré en el algodón

Mi corazón

La tierra del chaco quebrachera y montaraz

Prenderá en mi sangre con un ronco sapucay

Y será en el surco mi sombrero bajo el sol

Faro de luz

Algodón que se va, que se va, que se va

Plata blanda mojada de luna y de sol

Un ranchito borracho de sueños y amor

Quiero yo

De corrientes vengo yo

Barranquera ya se ve

Y en la costa un acordeón

Gimiendo va su lento chamamé

Rumbo a la cosecha cosechero yo me iré

Y entre copos blancos mi esperanza cantaré

Con manos curtidas dejaré en el algodón

Mi corazón
POSADAS DEL AYER

Posadas del ayer

juntito al río Paraná

de la Bajada Vieja y un mensú

que ya no está.

Me viene desde un tiempo azul

tu voz de pájaro,

las costas solitarias,

la canoa el pescador.

Por el Cerro Pelón

el rancherío el arenal

se va mi corazón

con una lágrima de sal.

Te busco por el Guazupí.

El Tiro Federal

y allá en Villa Blosset

al humo azul del viejo tren.

Estribillo

Un poeta por tus calles

el amor en tus cordajes

un Pombero en el follaje

y yo... que llevo tu dolor.

Tu inmenso palpitar,

tu pañuelo de adiós

y la alegría que me abraza


al regresar.

Posadas del ayer

de la laguna San José

enjambre de gurises

y un travieso duende gris,

la lluvia de Lapacho en flor,

la noche en el fogón,

los cuentos del abuelo,

del asombro y del temblor.

La torre Catedral,

un zapatero, un albañil

canasto en la cabeza,

la Villena en el sufrir,

el río que no volverá

sin puerto y sin cantar

y en guardapolvos blancos

la bandada estudiantil.

Final

Posadas del ayer

de Villa Urquiza y El Laurel

y un arroyito que se fue

con mi niñez.
POSADEÑA LINDA

Y me fui por la bajada vieja

Donde un día conocí el amor

Y cruce por sus calles de tierra

Con el alma llena de ilusión

Pero solo me esperaba el río

Acariciándome el corazón

Río, río, mío, mío

Dame sueños dame

Que quiero soñar.

Posadeña linda pequeña flor de Mburucuyá

Te llevo en la sangre con tu misterio, tu soledad

Vengo de otras tierras, de otros caminos, de otro lugar

A buscar tu lumbre, tus ojos claros, tu palpitar.

Río, río, mío, mío

Dame sueños dame

Que quiero soñar.

Que tienes mi tierra roja

Que a todas partes te llevo

Que por mas que ande caminos

Me sigues con tu misterio.

Que tienes mi tierra roja

Con tus noches embrujadas

Tus gurises, tus mujeres


Cerro Azul y Candelaria

Y el grito de los hacheros

Brotando por las picadas

Que tienes tierra roja

Que me va doliendo el alma.

La barranca de los pescadores

La canoa y el camalotal

El perfume que en la noche enciende

Mi Posadas llena de azahar

Todo, todo vuelve con tu imagen

Y la tierra comienza a cantar.

Río, río, mío, mío

Dame sueños dame

Que quiero soñar.

Posadeña linda pequeña flor de Mburucuyá

Te llevo en la sangre con tu misterio, tu soledad

Vengo de otras tierras, de otros caminos, de otro lugar

A buscar tu lumbre, tus ojos claros, tu palpitar.

Río, río, mío, mío

Dame sueños dame

Que quiero soñar.

Galopa Misionera

Letra y música de Lucas Braulio Areco


Bajo un hermoso y dulce cielo guaraní,
reluce eterna la aurora feliz,
en la esmeralda de tu selva como el mar,
hay cien caminos de mágico rubí.
Bajan las aguas del gran Río elemental,
sobre tu flanco, maduro al sol,
carne vibrante el corazón de la espesura
es un misterio impenetrable,
en la noche azul.
Estribillo (en tono Mayor)

un corazón canta
endecha tierna de rendido amor,
en el homenaje a tu heroica tierra
dejo el acento de mi corazón;
tiembla en el pecho
de tu voz el canto,
con voz de guitarra, la dulce ilusión,
es hechizo que regalas a los vientos
que te arrullan con ternura,
en tu esplendor.

También podría gustarte