Está en la página 1de 11

COMUNICARSE CON EFICACIA

(COMUNICACIÓN ASERTIVA)

A. ESTILOS DE COMUNICACIÓN

Ante una situación de relación social, las personas pueden comportarse de manera
pasiva, agresiva o asertiva. No siempre actúan de la misma manera, emplean una u otra
forma en ocasiones diferentes. Cuando aprendemos a identificar cada uno de estos
distintos modos de reaccionar podemos darnos cuenta de las causas y, sobre todo, de las
CONSECUENCIAS que obtenemos con ellos. Así comprendemos que las personas que
se comportan de manera asertiva consiguen más a menudo lo que desean y respetan los
derechos propios y de los demás, por lo que se sienten más satisfechos.

PASIVO: Cuando la persona de expresa de tal manera que no respeta sus propios
derechos.

AGRESIVO: Cuando la persona se expresa de tal manera que no respeta los derechos
de los demás.

ASERTIVO: Cuando la persona se expresa de forma que respeta tanto los derechos
propios como los ajenos.

La próxima vez que su hijo/a esté portándose mal, pruebe a decirle lo que quiere de
manera asertiva.
Por ejemplo: “Miguel, quiero que tus amigos y tú dejeis de gritar u os vayais a la calle.
Estoy intentando leer y con vosotros gritando no puedo hacerlo”.

B. MENSAJES ASERTIVOS

Se denomina mensaje asertivo a una forma clara, sincera y directa de expresar una
opinión, un deseo o un sentimiento (emoción).

La próxima vez que su hijo/a esté viendo un programa de televisión sobre un tema
controvertido, emplee un mensaje asertivo para hacerle saber su opinión y observe su
respuesta.
Por ejemplo: “Yo creo que fumar mariguana es casi tan peligroso como tomar cocaína,
por lo tanto, en mi opinión, sería bueno prohibir tanto su venta como su consumo”.

C. PETICIONES ASERTIVAS

Realizar una petición asertiva consiste en solicitar lo que se desea de manera directa,
clara y respetuosa. Si una persona aprende a realizar peticiones de manera sincera y
directa, encontrará que las respuestas a sus peticiones es muy probable que sean
igualmente sinceras y directas, aunque no siempre la respuesta sea la que a nosotros nos
gustaría.
La próxima vez que desee que su hijo/a vaya a hacerle un recado, pruebe a pedírselo de
manera asertiva.
Por ejemplo: “Jon, necesito algo más de pan para la cena. Me gustaría que te acercases a
la panadería de la esquina lo antes posible y me trajeras una barra, por favor”.

D. NEGATIVAS ASERTIVAS

Realizar una negativa asertiva consiste en negarse a una petición o sugerencia de una
manera asertiva. En numerosas ocasiones las personas son incapaces de decir NO de una
manera directa, pero cortés (asertiva, sin intención de molestar a los demás y sin sentirse
ella mal). Solamente las personas que se reconocen a sí mismas el derecho a tomar sus
propias decisiones son capaces de efectuar negativas asertivas.

La próxima vez que su hijo/a le insista para que le compre algo o le deje hacer algo o ir a
algún sitio que a usted no le parece bien, pruebe a decirle asertivamente que no.
Por ejemplo: “No, Miren, no quiero que vayas de excursión el domingo. Me gustaría que
vinieras conmigo a visitar a nuestros amigos…”

E. PREGUNTA DE RESPUESTA ABIERTA

Una pregunta de respuesta abierta es aquella que muestra interés por la opinión del otro
acerca de un tema. Sólo cuando estamos dispuestos a aceptar cualquier respuesta,
respetando el derecho del otro a tener una opinión distinta a la nuestra, nos atrevemos a
preguntar claramente.

Cuando quiera saber algo de su hijo/a o sus amigos/as pruebe a hacerle una pregunta de
respuesta abierta.

MANTENER CONVERSACIONES

F. INFORMACIÓN PERSONAL

Se denomina así a la información sobre aspectos íntimos y personales de uno mismo que
se ofrece durante una conversación. Esto da una impresión de confianza en el
interlocutor, lo cual facilita el inicio y mantenimiento de relaciones.

Pruebe a mantener conversaciones con su hijo/a mediante la utilización de informaciones


personales.
Por ejemplo: “Recuerdo una vez que tuve un problema con una profesora que me estaba
amargando en el colegio. En ese caso yo hablé con…”

G. INFORMACIÓN GRATUITA

Es información que se proporciona a alguien, consistente en algo más que la simple


respuesta a una pregunta que nos hacen, o también, a una información que damos sin que
nos la hayan solicitado. Se considera una habilidad básica de comunicación necesaria
para poder iniciar y mantener una conversación, así como escuchar y responder a las
informaciones que nos proporcionan otras personas.

La próxima vez que su hijo/a le cuente algo sobre lo que ha hecho en el colegio, pruebe a
seguir la conversación con información gratuita y preguntas de respuesta abierta.
Por ejemplo: “Cuando yo iba al colegio no se jugaba mucho al baloncesto. Era un
deporte que no se conocía demasiado. Yo jugaba al fútbol. ¿Tú a qué otras cosas sueles
jugar?”.

SOLUCIÓN DE CONFLICTOS

H. PROPUESTA ACEPTABLE

En multitud de ocasiones las personas discrepan en cuanto a lo que interesa a unos y


otros. Las diferencias entre gustos, intereses y preferencias puede dar lugar a conflictos.
Una propuesta aceptable consiste en sugerir a la persona con quien estamos hablando
una acción cuya realización y resultados sea posible y aceptable para ambos. Esta técnica
verbal contribuye a que las personas aprendan modos de negociación para conseguir
acuerdos entre ellas.

Proponga a su hijo/a que le ayude a hacer alguna tarea en casa para así poder jugar
juntos a las cartas más tarde o cuando su hijo/a le proponga hacer algo con él/ella,
plantéele un problema solucionable y dígale que sólo podrá hacerlo si encuentran una
solución a ese problema.

I. PREGUNTA NEGATIVA

En ocasiones, las personas se critican unas a otras, unas veces por su aspecto físico,
otras por sus ropas, su modo de hablar, tanto como por sus costumbres, sus habilidades
o defectos, o su conducta. Se necesita una habilidad de comunicación verbal que sirva
para hacer frente de manera asertiva a las críticas y evitar los conflictos subsiguientes.
Denominamos pregunta negativa a la pregunta, dirigida a un interlocutor, como
respuesta a un comentario crítico suyo, incitándole a dar información sobre lo que él
piensa al respecto. Cuando, ante cualquier crítica, formulamos una pregunta negativa
esto induce o facilita a la persona a quien se le hace, que sea más asertiva y que haga
peticiones o declaraciones directas.

La próxima vez que su hijo/a critique su forma de vestir, pruebe a incitarlo/a para que le
diga algo más concreto que no le guste.
Por ejemplo: “¿Podrías decirme más exactamente qué es lo que no te gusta de mi forma
de vestir?”.

J. ASERCIÓN NEGATIVA

Consiste en aceptar y mostrarse de acuerdo con una crítica o una queja por un error que
uno/a ha cometido, o con un juicio desfavorable sobre uno mismo. Un error frecuente en
la comunicación crítica entre dos personas consiste en defenderse de las críticas o
recriminaciones, bien alegando no tener responsabilidad en los hechos, o bien
presentando una contra-queja. Esto es, demostrando al contrario que él también comete
fallos. La aserción negativa es una habilidad que ayuda a las personas a ceptar
comentarios sobre sus equivocaciones, defectos personales, falta de habilidades o
cualidades, olvidos, etc… sin ponerse a la defensiva ni verse envuelto en una disputa
verbal. Solamente las personas que se conceden a sí mismas el derecho a cometer
equivocaciones son capaces de poner en práctica la aserción negativa.

La próxima vez que su hijo/a le haga una crítica justa, pruebe a aceptarla y mostrarse de
acuerdo con su queja.
Por ejemplo: ”De acuerdo, hay días que vengo muy tarde a casa y no puedo ayudarte
con tus tareas. Intentaré organizarme mejor para llegar antes”.

K. CORTINA DE HUMO

En muchas ocasiones, ciertas personas con un escaso nivel de asertividad, critican a otras
de una manera sutil, provocando que se sientan mal consigo mismas y obligadas a hacer
o decir lo contrario de lo que desean. Esto es lo que se llama una crítica manipulativa. A
diferencia de las situaciones en que podemos estar de acuerdo con la crítica que se nos
hace y en las cuales emplearemos la Aserción Negativa, existen otras muchas situaciones
en las que podemos no estar totalmente de acuerdo con la crítica que se nos dirige. La
persona que nos critica, lo que realmente quiere conseguir con su crítica es que nos
sintamos mal con nosotros mismos por algo, que constituye el motivo de su crítica.
Llamamos cortina de humo a una técnica de comunicación verbal consistente en
mostrarse de acuerdo con aquella parte de una crítica que puede ser justa y razonable,
pero demostrando a quien nos critica nuestra decisión de opinar y actuar de forma
diferente. Del mismo modo que una verdadera cortina de humo impide ver los resultados
de su ataque a los agresores, esta técnica verbal evita que el interlocutor descubra que
algo nos molesta o nos desagrada, ya que nosotros no mostramos enfado, pena, angustia,
… ante sus comentarios.

La próxima vez que su hijo/a le critique por no comprarle algo que desea, pruebe a
mostrarse de acuerdo con la queja pero no con el mensaje implícito de que usted es un
mal padre.
Por ejemplo: “Estoy perfectamente de acuerdo con que podría haberte comprado los
deportivos de la marca que me dijiste y no lo hice”.

L. IGNORAR

Con demasiada frecuencia las personas intentan manipular a otras procurando por todos
los medios posibles a su alcance que hagan lo que se “debe hacer”, no hagan lo que “no
se debe hacer”, digan o no digan lo que “se debe o no se debe decir”. Una de las mejores
formas de acabar con este tipo de manipulación es ignorarla. Ignorar es una técnica de
comunicación verbal consistente en mantener y proseguir una conversación sin tomar en
consideración aquellas manifestaciones de nuestro interlocutor que se refieran a cosas
que uno debe/no debe, tiene/no tiene que hacer.

La próxima vez que su hijo/a le diga, de manera directa o indirecta, que le debería
comprar algo, o llevarle a algún sitio, pruebe a ignorar el mensaje.
Por ejemplo:
Maider: “Ama, los padres de Karmele le han comprado unos patines nuevos por
haber aprobado el trimestre completo”. (Mensaje implícito de que la madre
debería también hacer algo por ella).
Madre: “Me parece muy bien. Tu amiga estará muy contenta. Oye, ¿qué te parece
si me acompañas el sábado que viene a ver a tus tíos?”.
Maider: “Yo había pensado que como también he aprobado tú deberías hacerme
un regalo, como los padres de Karmele”.
Madre: “Si no tienes inconveniente nos iremos después de comer”.

M. REFLEJAR EN ESPEJO

Otro método de hacer frente a la presión consiste en repetir la afirmación impositiva


(debes-tienes que) a quien intenta manipularnos. Con esta técnica nos mostramos en
desacuerdo con lo que él cree que deberíamos hacer.

La próxima vez que su hijo/a le diga que usted debería ayudarle en algo, pruebe a reflejar
en espejo lo que le dice.
Por ejemplo: “Tú crees que yo debería dejarte volver más tarde a casa los sábados”.

LOS ADOLESCENTES
La adolescencia es un período vital en el desarrollo de las personas. A lo largo de unos
años, entre los 14 y los 16, se producen unos enormes cambios en la vida de chicos y
chicas.

La transición de la niñez a la adolescencia, hasta desembocar en la juventud (17-18 años)


no se hace de una manera brusca, sino gradualmente. El niño infante va dejando poco a
poco de serlo, desde los 7 a los 10 años, hasta convertirse en un pre-adolescente, de los
10 a los 13 años.
Son dos quizá, los cambios más trascendentes que se producen en sus vidas:
a) El cambio de un punto de vista “mágico” para explicar los fenómenos que se
producen a su alrededor por un punto de vista “racional”.
b) La sustitución del estilo cognitivo propio de la infancia por el de la adultez.

Durante la infancia, los niños no tienen criterios para juzgar la conducta de los demás y
la suya propia, de tal modo que adquieren los criterios, valores y normas de conducta
propios de sus padres y otros adultos significativos. Incluso podría decirse que aprenden
a PENSAR en los mismos términos que lo hacen sus progenitores. De un modo similar
adquieren estilos emocionales o formas de reaccionar emocionalmente ante diferentes
clases de situaciones. La ira, la tristeza, la alegría, la vergüenza,… se asocian a formas de
pensar y de actuar ante diferentes clases de sucesos. Los adultos (padres y maestros)
actuando como modelos de conducta, van modelando poco a poco la personalidad del
niño. Otros adultos, las lecturas, la televisión, el ejemplo de conducta en diferentes
situaciones sociales, etc. han podido mostrar que existen otras formas posibles de pensar,
reaccionar emocionalmente y actuar.

Aproximadamente a partir de los 8 años, poco a poco, se irá viendo más influido por sus
iguales, hasta el punto de mantener un estilo de conducta “doble”.

Así pues, a la llegada de la pre-adolescencia, cada uno tiene ya definido un estilo


personal de comportamiento, al que se denomina personalidad del individuo.

La adolescencia se caracteriza por una fuerte oposición a las normas, criterios y valores
recibidos de la generación adulta. Tienen necesidad de discutir todo lo recibido de sus
padres para, una vez analizado, elegir aquello con lo que “se quedan” y desechar lo que
no les gusta. Con muchísima mayor influencia por parte de sus iguales, con quienes
comparte las mismas dudas, intereses y preocupaciones, avanza por la vida renunciando
al “faro-guía” que tanto solicitaba de sus padres años atrás.

Muy pocos padres actuales salen ilesos del paso por la adolescencia de sus hijos.
Mientras el adolescente atraviesa con la velocidad de un ciclón muchas etapas
(crecimiento, presiones sociales, estados de ánimo, caprichos, etc…) los padres suelen
sentir que van aguantando como pueden. Experimentan grandes ansiedades por el
bienestar de su hijo adolescente. Antes, mientras los niños eran más pequeños, las
relaciones eran más llevaderas y ahora, con la adolescencia, los problemas parecen
crecer. Llegado este momento muchos padres se angustian, se descorazonan, y en
muchísimos casos, se culpabilizan ellos mismos, preguntándose en qué han fallado.
El desarrollo y los problemas de los adolescentes nos amenazan de muchas maneras.
Debemos aprender a aceptar la amenaza y a manejar nuestros sentimientos con
honestidad para resolver los problemas que se nos planteen con mayor efectividad.

A diferencia de los seres irracionales que resuelven sus problemas de “convivencia”


mediante peleas, con ayuda de su fortaleza física, los seres humanos nos vemos
necesitados de recurrir al “lenguaje” para resolver nuestras diferencias y conflictos si no
queremos comportarnos como seres irracionales. (Lo cual no deja de ser bastante
frecuente para vergüenza de nuestra especie).
EJEMPLOS DE EJERCICIOS PRÁCTICOS

SITUACIÓN: Encuentro la ropa de mi hijo/a tirada en el cuarto de baño.


RESPUESTA: Cuando llega a casa le “echo una bronca”.
RESPUESTA ASERTIVA:_____________________________________________

____________________________________________________________________

SITUACIÓN: Al ver un programa de TV para jóvenes.


RESPUESTA: No hay quien entienda a los jóvenes de hoy. Cada vez son más tontos.
MENSAJE ASERTIVO: _______________________________________________

___________________________________________________________________
SITUACIÓN: La habitación de mi hijo/a está desordenada.
RESPUESTA: Este cuarto tuyo necesita un poco de orden. Estoy hasta las narices de
este desorden tuyo; ¡recoge inmediatamente este cuarto!.
PETICIÓN ASERTIVA:_______________________________________________

___________________________________________________________________

SITUACIÓN: Su hijo/a ha perdido sus compases (por segunda vez en lo que va de


curso) y le pide que le dé dinero para comprarse otro nuevo. Usted ya le había advertido
la última vez que no le compraría más, que cuidase sus cosas.
RESPUESTA: ¡Ya está bien!. Estoy harto de que me pidas dinero para comprar cosas
para el colegio.
NEGATIVA ASERTIVA: _________________________________________________

______________________________________________________________________

SITUACIÓN: A usted le gustaría conocer algo sobre un/a amigo/a de su hijo/a.


RESPUESTA: No es por nada, pero ¿eres amigo/a de ese/a chico/a nuevo/a que ha
empezado este curso?
PREGUNTA DE RESPUESTA ABIERTA: ___________________________________

______________________________________________________________________

SUGERENCIAS PARA EL TRABAJO EN GRUPO

Es interesante el debatir estas cosas o criticarlas. Quizás usted tiene otras


experiencias, y ha encontrado a veces un modo de proceder que le da más
resultado. Es importante contrastarlo con otras opiniones del grupo.

Trata de reflexionar sobre cómo hablas a tus hijos cuando quieres lograr un
comportamiento positivo en ciertos aspectos:
- Cuando falla en los estudios.
- Si anda con amigos/as que no nos gustan.
- Si ve demasiada televisión.

¿Cómo reaccionan tus hijos ante estas maneras de hablar ? ¿Se logra algo efectivo a
medio y largo plazo? ¿Se logran efectos educativos serios?
¿Cuáles son los chantajes afectivos más frecuentes de mis hijos? ¿Cómo los expresan?
¿En qué circunstancias y con qué motivos?

¿Es cierto que la falta de tiempo y convivencia nos lleva a compensarles con premios y
caprichos innecesarios?

¿Por qué temo exigir o negar cosas a mis hijos? ¿Me da miedo hacerles sufrir? ¿Temo
que se distancien afectivamente de mí?

CUESTIONARIO DE EVALUACIÓN

Por favor, señale con un X el punto que mejor representa su juicio personal sobre las
cuestiones tratadas en esta evaluación. Gracias.

1. CONTENIDOS
Respecto a los contenidos de esta sesión, en mi opinión han resultado,

/------------------------------/------------------------------/
Muy aburridos Aceptables Muy interesantes
/------------------------------/-----------------------------/
Inútiles Aceptables Muy útiles
/------------------------------/-----------------------------/
Conocidos en un en un 50% En menos de un 20%
90% o más

2. OBJETIVOS
Los objetivos que yo esperaba alcanzar en esta sesión han resultado,

/------------------------------/-------------------------------/
De ningún modo Alcanzados Logrados en su
alcanzados en parte totalidad

El nivel de objetivos alcanzado me parece,


/------------------------------/-------------------------------/
Inaceptable Moderadamente Muy aceptable
aceptable

3. TIEMPO
El tiempo dedicado al desarrollo de los contenidos ha sido,

/------------------------------/------------------------------/
Insuficiente Suficiente Excesivo

4. METODOLOGÍA Y DIDÁCTICA
En mi opinión, las exposiciones teóricas han resultado,

/------------------------------/-----------------------------/
Imprecisas Aceptables Muy concretas
Ambiguas Claras

Los ejercicios y casos prácticos planteados han resultado,

/------------------------------/------------------------------/
Carentes de Interesantes Muy interesantes
interés

5. INSTRUCTORES
El instructor conocía el tema desarrollado,

/------------------------------/------------------------------/
Con profundidad Moderadamente Superficialmente

Su disposición para el diálogo con los asistentes fue,

/-----------------------------/-----------------------------/
Nula Mínima Óptima

6. DOCUMENTACIÓN
La documentación proporcionada a los asistentes resultó,

/------------------------------/------------------------------/
Ambigua Aceptable Clara y precisa

/-----------------------------/------------------------------/
Escasamente Moderadamente Bastante útil
útil útil

7. RESULTADOS
En esta sesión he aumentado mis conocimientos sobre el tema,
/---------------/---------------/--------------/---------------/
Muy Menos de En grado Más de lo Bastante
poco lo esperado suficiente esperado

En mi opinión, estos conocimientos me ayudarán en mi vida personal,

/------------------------------/------------------------------/
Muy poco Algo Bastante

8. SUGERENCIAS
Indique a continuación aquellas sugerencias u otros juicios que considere pertinentes
hacer sobre los diversos aspectos de esta sesión. Si lo desea puede también aportar temas
de su interés para futuras sesiones. GRACIAS.