Está en la página 1de 1

PRODUCCIÓN ESCRITA DE LA VIVENCIA EN EL TALLER, A CARGO DE LA

DIRECCIONES PROVINCIALES DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN.

De acuerdo con lo vivenciado en el taller a cargo de la Dirección Provincial del Ministerio


de Educación y Cultura, pude percibir distintos puntos de vista, con respecto a las consignas
presentadas.
En relación a cómo podríamos caracterizar la escuela, todas las afirmaciones tenían alguna
característica en común pero, la elección fue, de un ensayo de orquesta, en ésta se ve
reflejado un trabajo en equipo que busca la armonía correcta, donde existen individuos
diversos, dirigidos por un líder. Una orquesta donde todos podamos hacer, sin dejar de ser
uno mismo, y afinar cada instrumento para tejer melodías agradables al oído, la orquesta
necesita de un director que sepa comunicar, coordinar, gestionar, dejar ser, para que todos
podamos trabajar libremente en equipo, explotar las potencialidades de cada uno, interpelar
nuestras prácticas cotidianas escolares, con el compromiso de todos y un objetivo común,
reflejar en el trabajo final.
Posicionándome en la función directiva las propuestas que habilitan nuevos modos de mirar
y pensar la escuela:
Considero que la escuela y la familia son las principales instituciones, a partir de las cuales
repercuten en las subjetividades del niño, si se promueve el trabajo en conjunto,
colaborativo, garantizando espacios y tiempo para revisar trayectorias, se habilita la palabra
y básicamente se entiende la escuela como un lugar donde se construyen consensos entre
los diferentes actores del territorio , la cual nos enfrenta a cambios constantes, y a
diferentes modos de vivir e intervenir desde la multiplicidad en nuevos retos y paradigmas
buscando siempre pensar junto a otros un modelo pedagógico pleno.
Nuestro principal objetivo es el de brindar herramientas, que permitan reorganizar las
representaciones de uno mismo, de los otros y de nuestro lugar en la sociedad, generando
propuestas de intervención en la complejidad y en la diversidad de situaciones que transitan
muchos sujetos, tenemos que encontrar el modo de hacer diferente para construir nuevos
horizontes y universos, basándonos en los ejes de la política educativa.
Nuestro rol como directivos tiene que ver con darle a nuestros estudiantes la posibilidad de
revertir el destino que tienen sin calidad educativa, cuando la escuela no es inclusiva en
todas sus dimensiones condena a los niños y niñas a la mediocridad.
Un director que alienta y promueve la capacitación permanente de sus docentes está
brindando la oportunidad de volver a mirar la escuela, las prácticas y afinar los instrumentos
de esta gran orquesta.