Está en la página 1de 3

Aspectos básicos en la planificación de una investigación

Renato Rojas F.

Seminario de Título

Instituto IACC

01/02/2019
Desarrollo

Todo proceso de investigación conlleva tomar un tema específico y llevarlo a un plano documental
con el objetivo de obtener resultados, pero para poder obtener estos resultados, debemos comenzar
la investigación con una pregunta, si esta pregunta no existe, no podremos encontrar las respuestas
precisas para poder aprender de nuestra investigación. Cuando nos presentamos un problema,
podremos tener la convicción de generar esas interrogantes que servirán para alcanzar el objetivo
de la investigación y, por ende, podremos alcanzar la solución a la problemática presentada y con
ello conseguir el propósito de la investigación, que es lograr un mayor conocimiento sobre el tema
que estamos estudiando, y de esta manera, además, aporta al conocimiento de la población en
general.

Esto último es de importancia, ya que, debemos precisar que un proceso investigativo es un


ejercicio de orden mental, resultadista y concluyente, sobre un tema que no siempre es conocido a
cabalidad por la población, y por lo mismo esta investigación puede aportar a la sociedad en
mejorar sus conocimientos sobre una determinada materia.

Según lo indicado por el escritor, filósofo y profesor universitario Umberto Eco (1932 – 2016), los
aspectos básicos que se deben considerar al momento de planificar la ejecución de una
investigación son:

1.- Localizar un tema concreto: Esto radica en ocuparse en estudiar un tema o área en específico y
comenzar a generar interrogantes para obtener un mayor conocimiento de este tema. No debe ser
un tema enfocado de manera dispersa, ya que es muy probable que no se pueda estudiar a cabalidad
y, por ende, no se resolverá la profundidad que se requiere.

2.- Recopilar documentos sobre dicho tema: Ya con la claridad del tema del cual será objeto de
nuestra investigación, se debe comenzar con la recopilación de los documentos que servirán para
nuestro proceso investigativo. Estos documentos serán quienes nos aporten los datos directos como
indirectos que permitan guiar la investigación.

3.- Poner en orden dichos documentos: Es de importancia entender que, si se cuenta con mucha
información, se puede generar una confusión para el investigador. Es por ello, que esta información
debe ser ordenada de acuerdo a las necesidades que se vayan presentando, sean estas del orden de
consulta, analítico y concluyente para nuestra investigación.

4.- Volver a examinar el tema partiendo de cero a la luz de los documentos recogidos: Este punto
nos indica los beneficios de saber ordenar adecuadamente la información con la que contamos, ya
que, al volver examinar el tema desde cero con todos los documentos a la mano, nos puede permitir
encaminar adecuadamente nuestra investigación, desechando aquella información poco relevante
y utilizar sabiamente la información de importancia. Esto, además, nos puede permitir continuar
nuestro trabajo o verificar algún error que no nos permita conseguir el objetivo final.
5.- Dar una forma orgánica a todas las reflexiones precedentes: Para que nuestra investigación y
los resultados que se obtengan de ella, sean de fácil compresión para la comunidad, es que nuestro
documento debe cumplir un ordenamiento adecuado, no solamente en lo que a la narración de
ideas se refiere, sino también, a establecer claramente la problemática que se estudia, y método
que se toma para su resolución.

6.- Hacerlo de modo que quien la lea comprenda lo que se quería decir y pueda, si así lo desea,
acudir a los mismos documentos para reconsiderar el tema por su cuenta: Si queremos que nuestra
investigación sea un aporte para la sociedad, debemos procurar que sea claro e interesante en su
lectura y junto a ello hacerlo un documento que permita continuar con más estudios a partir de las
mismas fuentes informativas que sirvieron de base para la investigación. Esto permite que las
personas puedan comprender lo que establece nuestra investigación y a partir de dichas fuentes,
ahondar más en su estudio.

Bibliografía

IACC, Semana 1, Curso Seminario de Título