Está en la página 1de 2

EL VACIADO DE CONCRETO EN LA OBRA

Al momento en que entramos a la obra pudimos ver un gran camión en el interior de la obra,
este es un camión de bomba pluma que se utiliza para el vaciado de concreto.

Este sistema comprende un camión con un gran brazo con gran longitud con la capacidad de
poder transportar y vaciar el concreto a niveles como el techo del segundo piso o más altura.

En el caso de la obra estaban vaciando el techo del segundo nivel del pabellón de aulas.

En este sistema primeramente tiene que llegar la unidad revolvedora y poner el concreto en la
parte trasera del camión, para poder bombearlo.

También observamos que este sistema cuenta en la punta del brazo con una manguera flexible
la cual permitirá moverla, para así vaciar el concreto en todos los espacios que se desee vaciar
y que no quede ninguna zona vacía, es muy flexible ayudando mucho la trabajabilidad.

Este sistema es el más efectivo para el manejo de concreto premezclado en las obras de
ingeniería, que permite un colado más rápido y uniforme, y resuelve problemas de acceso,
alcance, espacio y manejo de grandes volúmenes en tiempos cortos.

Pero en el caso de las autobombas con plumas, su diseño hace que puedan colocar con facilidad
el concreto sobre obstrucciones que sería imposible vencer por camiones de bombas
convencionales. Ciertamente, son ideales para surtir concreto en lugares de difícil acceso a causa
de la altura, la distancia o, en algunos casos, por obstáculos en el trayecto.

Las bombas de concreto disminuyen los márgenes de desperdicio, lo que implica un menor costo
en la ejecución de la obra; asimismo, la reducción en el tiempo de colado se transforma en una
disminución en el costo de la ‘mano de obra’, reduciendo positivamente el presupuesto del
proyecto en desarrollo.
CONSIDERACIONES PARA UN BUEN VACIADO DE CONCRETO DE
TECHO
 Antes de colocar el concreto en la losa, se debe verificar que la ubicación de los fierros,
de las tuberías de electricidad, de agua y de desagüe, se encuentren en buen estado y
de acuerdo a lo establecido en los planos.
 Posteriormente, se debe humedecer el encofrado de las vigas y los ladrillos de techo,
para que no absorban el agua del concreto. Asimismo, se debe colocar tablas de madera
para que las personas que trabajarán en el vaciado de techo no caminen directamente
sobre el fierro porque pueden doblarlo y se debe modificar su ubicación y
recubrimiento.
 Durante el vaciado se debe llenar primero las vigas y viguetas, y luego la losa superior
hasta cubrir una altura de 5 cm. Para una buena compactación del concreto, se debe
usar un vibrador mecánico o chucear la mezcla con una barra de construcción. Hay que
tener cuidado de no vibrar en exceso, porque de lo contrario, los componentes del
concreto se pueden separar.
 Es importante tener en cuenta que el proceso de vaciado es continuo. Eso quiere decir,
que no se debe postergar el trabajo cuando ya se inició.
 Finalmente, la losa de techo debe quedar lo más nivelada posible. Esta operación se
hace pasando una regla de madera o de aluminio sobre la superficie.
 El acabado de la losa debe ser rugoso, para permitir la adherencia al contrapiso.
 Debido a la gran superficie expuesta al aire, una losa de concreto es muy susceptible a
fisurarse, debido a la contracción por temperatura en estado todavía fresco.
 La mejor manera de evitar este problema, es mediante el mojado con agua. Éste se debe
iniciar unas horas después del vaciado y debe prolongarse los 7 días posteriores. Esto
evitará las rajaduras y hará que el concreto alcance su resistencia definitiva.