Está en la página 1de 5

EPISTOLAS II

Romanos, Gálatas, Hebreos

Moisés Ramos Santiago

Prof. Marcos Pedraza

11/05/2019
Gálatas
Legalismo en la carta a los gálatas

La palabra legalismo es definida como tendencia o actitud de quien antepone a toda la


aplicación estricta de las leyes. El legalismo, en la teología cristiana, es el acto de poner la
ley por encima del evangelio al establecer requisitos para la salvación más allá del
arrepentimiento y la fe en Jesucristo y al reducir los preceptos amplios, inclusivos y
generales de la Biblia a códigos morales estrechos y rígidos.

Los gálatas empezaban a pasar de la fe al legalismo, en respuesta a esto Pablo escribió para
defender la autoridad del evangelio y su derecho como apóstol ya que un grupo de maestros
judíos insistía que los creyentes no judíos debían obedecer las leyes judías y las reglas
tradicionales, creían que una persona se salvaba por medio de seguir la ley de Moisés
(hacían énfasis a la circuncisión como señal del pacto) lo vemos en Hechos 15:1 entonces
algunos que venían de Judea enseñaban a los hermanos: Si no os circuncidáis conforme al
rito de Moisés, no podéis ser salvos. Las personas que confundieron a los creyentes de
Galacia y distorsionaron el evangelio eran cristianos judíos que creían que todos los
creyentes debían seguir las prácticas del Antiguo Testamento los cuales fueron llamados
judaizantes. La mayoría de los cristianos en Galacia eran griegos que desconocían las
costumbres judías y los judaizantes eran una facción extremista de los cristianos judíos
quienes querían convertir a los cristianos gentiles en judíos. Pablo se opuso a ellos al
mostrar que la ley no puede salvar a nadie Gálatas 6:15 Porque en Cristo Jesús ni la
circuncisión vale nada ni la incircuncisión, sino una nueva creación. Pablo decía que las
enseñanzas de ellos distorsionaban y cambiaban el evangelio, él quería asegurarse de que
nada adulterara la sencilla verdad de su mensaje el cual era que la salvación tanto para
judíos como para gentiles viene únicamente por medio de la fe en Jesucristo. Aun el siendo
judío y practicando las costumbres judías entendía la verdad del evangelio y era lo que
quería transmitir a los demás judíos pues había recibido esta verdad por Cristo mismo
(Gálatas 1:11-12)

Pablo enfrenta a Pedro por unirse a los judaizantes y apoyar a sus ideas y hacer a un lado a
los cristianos gentiles, aunque Pedro era un líder de la iglesia estaba siendo hipócrita él
sabía cómo comportarse pero se dejó llevar por el temor de lo que otros pensaran de él, por
ese motivo pablo reprendió a Pedro antes de que sus acciones dañaran a la iglesia y lo hizo
públicamente, lo enfrento cara a cara. Gálatas 2:14 Pero cuando vi que no andaban
rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: si tú siendo
judío vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?

Entonces Pablo le empieza a decir a Pedro que somos justificados por lo que Jesús hizo en
la cruz por nosotros, y no por cumplir la ley
En conclusión, los que somos salvos, fuimos salvos por la FE, no por obras de la ley
(Efesios 2:8
Romanos
Bosquejo de Romanos

Pecado: la necesidad de la justicia (Ro.


1:18-3:20)

El pecado es todo lo que nos aparta de


Dios, Romanos 3:23 por cuanto todos
pecaron y están destituidos de la gloria
de Dios. Todos somos pecadores Pablo
lo describe como los deseos de la carne
Romanos 7:18 y yo sé que en mi esto es
en mi carne, no mora el bien porque el
querer el bien está en mí, pero no el
hacerlo. Nuestra naturaleza es
pecaminosa y todos necesitamos a un
Salvador.

Justificación: la provisión de justicia (Ro


3:21-5:21)

Esta sección muestra que la fe en Jesús es la solución al problema del pecado La salvación
es “por medio de la fe en Jesucristo” (Ro 3:22) Dios justifica (los declara justos) a los que
por fe, se relacionan con Jesucristo. Nuestra salvación se basa en la gran verdad de la
*sustitución Un substituto es uno que cambia lugares con otro El lugar en que estábamos
era para ser sentenciados Por causa del pecado, merecíamos ser castigados y separados de
Dios Pero el Señor Jesús llegó para ser nuestro substituto Aunque merecíamos ser
crucificados, Jesús tomó nuestro lugar en la cruz Él cargó nuestros pecados sobre su cuerpo
en la cruz (1 P 2:24) A cambio de nuestros pecados, nos ofrece su justicia Dios justifica a
aquellos que están de acuerdo en recibir a Jesús como Salvador y Señor Justificar significa
“declarar a alguien justo ”
Santificación: el resultado de la justicia (Ro 6-8)

Los hijos de Dios son aquellos que son guiados por el Espíritu, y no por la carne La palabra
griega para carne es sarx (Ro 6:19; 7:5, 18, 25; 8:1, 3, 4, 5, 8, 9, 12, 13) la naturaleza
pecaminosa es sólo otro nombre para la carne Y los deseos de la naturaleza pecaminosa son
sólo deseos de la carne Cada creyente peca todavía, siente deseos de la carne Pero Cristo
nos da la libertad de decir “No” a la carne Vivimos en un cuerpo carnal, pero ya no somos
más esclavos de la carne Como creyentes tenemos la libertad de escoger entre la carne y el
Espíritu Así que diariamente crucificamos, negamos, e ignoramos los deseos pecaminosos
de la carne (Ro 6:11, 14; Gá 5:24) Mientras seguimos el Espíritu, “crecemos en gracia” (2 P
3:18) Los santos de Dios están siendo perfeccionados (Ef 4:12) Estamos “perfeccionando la
santidad en el temor de Dios” (2 Co 7:1) Nuestra santidad va en aumento ¡Somos santos, y
estamos llegando a ser más santos (2 Co 3:18)!

Rechazo: la amplitud de la justicia incluye a judíos y gentiles (Ro 9_11)

Pablo muestra que el evangelio es para todo el mundo Es tanto para los judíos como para
los gentiles El evangelio fue primero para los judíos Muchos de ellos rechazaron el
Salvador y Mesías que Dios les envió

Temporalmente Dios puso a un lado a su pueblo Israel Pero no los ha echado fuera (Ro
11:1)
• Dios está en control, desarrollando su propósito de redención (Ro 9:19-32)

• Ahora, el evangelio es para todos “Todo hombre que invocare el nombre del Señor será
salvo” (Ro 10:13)
• El día de restauración y bendición para Israel vendrá (Ro 11:25-32)

Servicio: el fruto de la justicia (Ro 12-15)

¿Cómo debemos vivir si hemos sido ya justificados por la fe? Romanos 12:1 A sí que,
hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en
sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. Ser justificados por
la fe nos demanda presentarnos a Dios como un sacrificio de nosotros mismos, morir a
nuestros propios deseos para cumplir los suyos, tener una mente renovada, un espíritu
humilde y de obediencia para cumplir su santa voluntad.

Pablo les advierte a los cristianos a no conformarse a este siglo, generalmente las conductas
y las costumbres de este mundo nos conducen al pecado y nos corrompen, también usa la
analogía del cuerpo para enseñar como debemos vivir y trabajar los cristianos, así como el
cuerpo funciona bajo la dirección del cerebro, el cuerpo de Cristo funciona de la misma
manera, trabajando juntos bajo la dirección de Jesucristo.
Hebreos

El tema de hebreos es que Jesús es superior a todos los humanos y los ángeles.
Las exhortaciones a los hebreos:

Hebreos 4:1