Está en la página 1de 3

1.

Introducción

El Acoso Sexual es un problema actual que se vive en diferentes organizaciones e instituciones y


constatado por distintas investigaciones que han evidenciado la existencia, extensión y gravedad
de éste fenómeno en el ámbito laboral.

El acoso sexual, es una expresión de abuso de poder y dominio para lograr un


beneficio sexual,
es una de las manifestaciones de la violencia que además lesiona principios,
garantías y derechos fundamentales, entre ellos, principios de igualdad, no discriminación
laboral en razón.

Puede ser sufrido tanto por hombres como por mujeres. Sin embargo la mujer se convierte en la
principal víctima del mismo porque su situación en el mercado laboral es claramente inferior
respecto a los hombres, por su inestabilidad en el empleo y su subordinación jerárquica
profesional.

En el siguiente trabajo se señalarán los sujetos que participan en una situación de ese tipo, las
acciones que se entienden como hostigamiento o acoso sexual; los daños que generan, los
cuales afectan a las víctimas, a los empleadores y a la sociedad; las condiciones de restricción a
las víctimas; los derechos humanos protegidos con la sanción de tales conductas, los elementos
para comprobarlas y las instancias ante quién se denuncian.

El ACOSO SEXUAL

El acoso sexual es una conducta no deseada de naturaleza sexual en el lugar de trabajo, que
hace que la persona se sienta ofendida, humillada y/o intimidada. Es un término relativamente
reciente que describe un problema que hoy en dia atraviesan las organizaciones.

Tanto la OIT como la CEDAW identifican el acoso sexual como una manifestación de la
discriminación de género y como una forma específica de violencia contra las mujeres. El acoso
sexual es una violación de los derechos fundamentales de las trabajadoras y los trabajadores,
constituye un problema de salud y seguridad en el trabajo y una inaceptable situación laboral.

Consecuencias que tiene en la salud y en el empleo

Para las víctimas

• Sufrimiento psicológico: como humillación, disminución de la motivación, pérdida de


autoestima.

• Cambio de comportamiento, como aislamiento, deterioro de las relaciones sociales.

• Enfermedades físicas y mentales producidas por el estrés, incluso suicidio.

• Riesgo de pérdida de trabajo.


• Aumento de accidente en el trabajo.

Para los empleadores

• Disminución de la productividad de la empresa debido a: peligro del trabajo en equipo,


desmotivación, absentismo.

• Alta rotación de recursos humanos.

• Gastos por procedimientos administrativos e indemnizaciones.

• Dificultad para llenar las vacantes en

aquellos lugares de trabajo señalados por problemas de acoso sexual.

• Deterioro de las relaciones laborales.

Para la sociedad

• Costes a largo plazo para la reintegración de las víctimas.

• Incremento de la violencia de género, violencia laboral, discriminación en el empleo, segregación


ocupacional.

• Gastos en procesos legales y penales.

• Dificultad para el acceso de las mujeres a trabajos de alto nivel y buenos salarios,
radicionalmente dominados por los hombres

Manifestaciones de acoso sexual

No hay comportamientos específicos relacionados con el acoso sexual, pero en sí,


éste puede manifestarse de distintas manifestaciones, entre las que destacan:

Acoso Visual: Miradas obscenas o que avergüenzan, carteles o fotografías,


revistas, folletos, exhibición de pornografía en lugares de trabajo
Acoso Verbal: Constantes peticiones para salir, preguntas personales,
comentarios lascivos o bromas y silbidos, piropos que sean desagradables, chistes,
conversaciones de contenido sexual, observaciones o comentarios sugerentes, en público
o en privado, acerca de tu cuerpo o tu vestimenta, llamadas telefónicas
Acoso Escrito: Cartas de amor, notas obscenas o sugestivas, tarjetas o
letreros, correos electrónicos con connotaciones sexuales
Acoso Físico: Violación del espacio, tocar, sujetar o acorralar, pellizcar, besar,
manosear, acariciar, rozamientos, abrazos o nalgadas.
Acoso desde una posición de Poder: Utiliza las relaciones para usar una
posición de autoridad para exigir una cita, contacto sexual, etc.
Acoso bajo la forma de Amenazas: Exigencias como: si te acuestas conmigo, te
daré el ascenso o pierdes el trabajo.
Acoso utilizando la Fuerza Material: Agresión física ante la negativa al acto
sexual, intento de violación hasta violación.
Las situaciones señaladas pueden considerarse situaciones de acoso sexual,
dependiendo de la sensibilidad y vivencias de cada mujer ante la ocurrencia de dichas
situaciones. Estas actitudes pueden presentarse incluso simultáneamente.
Es obligación del agresor saber que su accionar o actuación es ofensivo, puesto que
todas estas actitudes que se acaban de mencionar resultan claramente ofensivas o no
son propias de las relaciones entre trabajadores, académicos, etc.
En ocasiones se ofrece alguna ganancia a la persona si admite las acciones sexuales, sin
embargo, el trasfondo de está es la amenaza del daño en caso de que no las acepte.
Los estados de ánimo que el hostigamiento sexual puede llegar a producir son en general,
sentimientos de malestar, incomodidad, angustia, desesperación, frustración y rechazo.

2. Justificación
3. Beneficios
4. Hipótesis
5. Antecedentes generales del acoso sexual en las empresas
6. Fundamentos teóricos
7. Alcances y limitaciones
8. Conclusiones
9. Bibliografía