Está en la página 1de 16

LA VIOLENCIA

HACIA LOS ANIMALES


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
Indice
Introducción (3)

El FBI y la Asociación Nacional de Sheriffs determinan


que el maltrato animal es indicador de violencia
interpersonal (4)

La Asociación Americana de Criminología/UCR registra en


2016 el maltrato a animales como delito contra la sociedad (7)

Relación directa entre maltrato a personas en situación


de dependencia y maltrato animal (9)

Violencia de pareja y maltrato animal.


Estudio realizado por el Observatorio de Violencia
hacia los Animales (12)

Conexión entre maltrato animal, maltrato infantil y violencia


doméstica. Datos obtenido del Observatorio de Violencia
hacia los Animales (14)
INTRODUCCIÓN

Introducción

Desde 1929, el FBI realiza la recopilación y difusión de leyes federales, estatales, y esta-
dísticas de delincuencia local. Estas estadísticas policiales son claves para tomar deci-
siones a nivel legislativo, ya que, según el propio FBI : El Programa UCR (Uniform Crime
Report) ha sido el punto de partida para los ejecutivos encargados de hacer cumplir la
ley, los estudiantes de la justicia penal, los investigadores, los miembros de los medios
de comunicación y el público en general en busca de información sobre la delincuencia
en el país.

El programa fue concebido en 1929 por la Asociación Internacional de Jefes de Policía


para satisfacer la necesidad de estadísticas fiables sobre crimen de manera uniforme
en la nación. El programa del FBI Uniform Crime Report no ha incluido hasta hace poco
los datos relativos a los delitos contra los animales. Pero a partir de 2016, el maltrato
a animales se incluye en el Grupo A de delitos graves (contra la sociedad) y con una
tipología propia, como el homicidio, el incendio intencional y el asalto.

El FBI empieza a registrar en el 2016 el maltrato a animales como un delito contra la


sociedad dada la importancia de la naturaleza del delito en sí, así como su asociación
con otros crímenes violentos como violencia de pareja, agresiones sexuales o maltrato
infantil. Se ha creado una Comisión de seguimiento para analizar medidas preventivas
y de intervención donde participa la doctora, profesora e investigadora catalana es-
pecialista en violencia, Núria Querol. Con múltiples estudios en medicina, biología y
criminalística, el trabajo de la Dra Nuria Querol se ha centrado en la violencia humana
y su relación con el maltrato animal.

En el presente dossier se presentarán los diversos estudios e investigaciones que se


han llevado a cabo desde el Observatorio de Violencia Contra los Animales en relación
con el área de actuación del FBI y sus modos de implementación como indicador de
violencia el maltrato animal.

Contacto Dra Núria Querol i Viñas


n.querolvinas@gmail.com

LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES 3


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
EL FBI Y LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE SHERIFFS DETERMINAN
QUE EL MALTRATO ANIMAL ES INDICADOR DE VIOLENCIA INTERPERSONAL

El FBI y la Asociación Nacional de Sheriffs


determinan que el maltrato animal es indicador
de violencia interpersonal

El pasado mes de junio de 2016 se celebró en Minneapolis la Conferencia de la Aso-


ciación Nacional de Sheriffs inaugurada por el Director del FBI, James Comey. Los ejes
centrales fueron el terrorismo, los delitos de odio, la inmigración ilegal y el maltrato ha-
cia los animales. La doctora, profesora e investigadora Núria Querol, miembro del Gru-
po de Trabajo de la NSA/FBI sobre maltrato a animales expuso los avances en España,
Europa y LatinoAmérica para combatir el maltrato animal y la violencia interpersonal.

El programa Uniform Crime Reporting System (UCR) del FBI no ha incluido datos re-
lativos al maltrato hacia animales hasta el 1 de Enero del 2016 gracias a un importante
lobby con la Asociación Nacional de Sheriffs’.

A partir de este año, el maltrato a animales se categoriza en el Grupo A de delitos


graves (contra la sociedad) y con una tipología propia, como el homicidio, el incendio
intencional y el asalto. Para evaluar el impacto de la inclusión de los animales en el UCR
y el NBRIS (National Incident- Based Reporting System) del FBI, se ha creado un grupo
de expertos para realizar el seguimiento y la evaluación.

La Dra. Querol presentó algunos de los avances en España, como la formación especí-
fica de 25 agentes de la Policía Local de Fuenlabrada en protección animal, así como
la posterior creación del pionero Equipo Antón de Protección Animal. Seis agentes de
los que han participado en el curso han constituido, a partir del día 1 de junio, el nuevo
Equipo ‘Antón’ de Protección Animal, una sección especializada que trabajará integra-
da en la Unidad de Policía Local. A partir de esa fecha, los requerimientos realizados
hacia la Policía Local en este ámbito serán derivados hacia estos especialistas, que
contarán con la cualificación necesaria para atender con más eficacia y sensibilidad la
protección de los animales domésticos.

La Dra. Querol también presentó a nivel internacional el Programa VioPet, partner del
SAF-T (dirigido por la fiscal del Distrito Allie Phillips en EEUU), que ofrece alojamiento
para los animales de víctimas de violencia de género que deben entrar en una casa de
acogida (donde a los animales no les está permitida la entrada) o bien han sido asesi-
nadas y es necesario buscar un alojamiento a sus animales.

4 LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
EL FBI Y LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE SHERIFFS DETERMINAN
QUE EL MALTRATO ANIMAL ES INDICADOR DE VIOLENCIA INTERPERSONAL

Cabe destacar que numero-


sos estudios concluyen que
el maltrato a animales es un
indicador de violencia, de
modo que se utiliza como
tal en numerosos protocolos
municipales, comarcales, na-
cionales e internacionales, así
como en recomendaciones y
guías de buenas prácticas.

El maltrato animal es indica-


dor forense en muchos casos
de trastorno antisocial.

Dentro del ámbito de la peli-


grosidad criminal, la crueldad
con animales en prisioneros
como predictor de compor-
tamiento violento se estudia
desde hace casi 100 años.

Uno de los estudios


más conocidos es el
elaborado por el FBI
en asesinos en serie,
según el cual un 46%
de éstos maltrataba
animales durante la
adolescencia.

En España se ha realizado un
estudio en una muestra de 50
sujetos, de los cuales casi el
24% estaban acusados/con-
denados por delitos graves
(violentos) o en fase de cum-
plimiento de sentencia por
homicidio, asesinato o asesi-
nato en grado de tentativa, y
el 6% por violación.

LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES 5


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
EL FBI Y LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE SHERIFFS DETERMINAN
QUE EL MALTRATO ANIMAL ES INDICADOR DE VIOLENCIA INTERPERSONAL

De manera paralela se estudió una submuestra de 24 individuos mediante cuestionarios


para evaluar el maltrato a los animales, y la PCL.SV para evaluar rasgos psicopáticos de
personalidad y conductas antisociales.

Se obtuvo una tríada enuresis-piromanía-crueldad con animales en un 23,5% de la


muestra, con tríada incompleta (uno / dos ítems) en un 65%. Si se considera sólo la
crueldad hacia los animales como elemento aislado, la encontramos en un 41,7% de la
muestra. Otra tríada pronóstica, como es traumatismo craneal + paranoidisme + abusos
(sexuales-psíquicos-físicos) aparece completa en un 41% de la muestra, y es incompleta
en un 70,6%.

Se deben estudiar, pues, factores predictivos de la violencia futura (falta de empatía,


enfermedad psiquiátrica, lesión cerebral, crueldad con animales, trastorno de los im-
pulsos y / o retraso de la maduración esfinteriana) para entender el fenómeno de la
interacción humana violenta. Las tríadas descritas pueden valorarse en el mundo de
la violencia doméstica conyugal, contra los ancianos, los menores, o incluso contra los
animales, utilizados muchas veces por los violentos de forma intimidatoria o manipula-
tiva hacia los demás.

6 LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
LA ASOCIACIÓN AMERICANA DE CRIMINOLOGÍA/UCR REGISTRA EN 2016
EL MALTRATO A ANIMALES COMO DELITO CONTRA LA SOCIEDAD

La Asociación Americana de Criminología/UCR registra en


2016 el maltrato a animales como delito contra la sociedad

El FBI empieza a registrar en el 2016 el maltrato a animales como un delito contra la


sociedad dada la importancia de la naturaleza del delito en sí, así como su asociación
con otros crímenes violentos como violencia de pareja, agresiones sexuales o maltrato
infantil. Se ha creado una Comisión de seguimiento para analizar medidas preventivas
y de intervención donde participa la doctora, profesora e investigadora especialista en
violencia, Núria Querol.

LOS CASOS DE MALTRATO A ANIMALES PUEDEN SER INDICADOR DE


VIOLENCIA INTERPERSONAL

ASESINOS EN SERIE QUE MALTRATARON ANIMALES EN SU ADOLESCENCIA SE-


GÚN EL FBI.

46%
DELINCUENTES VIOLENTOS CON ANTECEDENTES DE MALTRATO A ANIMALES
(SEGÚN ESTUDIO DIRIGIDO POR EL EXPERTO EN PSICOPATÍA, DR. CUQUERELLA (IMLC),
Y LA DRA. QUEROL (ICS) EN POBLACIÓN MÉDICO-FORENSE EN ESPAÑA)

41%
MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA QUE TAMBIÉN REFIEREN MALTRATO
A SUS ANIMALES

86%
MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA QUE TAMBIÉN REFIEREN MALTRATO
A SUS ANIMALES EN ESPAÑA (SE INCLUYE EL MALTRATO PSICOLÓGICO AL ANIMAL)

93%

LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES 7


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
LA ASOCIACIÓN AMERICANA DE CRIMINOLOGÍA/UCR REGISTRA EN 2016
EL MALTRATO A ANIMALES COMO DELITO CONTRA LA SOCIEDAD

Desde 1929, el FBI realiza la recopilación y difusión de leyes federales, estatales, y así como
las estadísticas de delincuencia local. Estas estadísticas policiales son claves para tomar
decisiones a nivel legislativo o policial (desde aumentar el patrullaje preventivo una de-
terminada zona para reducir el índice de robos residenciales o la promulgación de una
legislatura estatal que defina un nuevo delito o modifique las sanciones de uno ya existen-
te. Según el propio FBI: El Programa UCR ha sido el punto de partida para los ejecutivos
encargados de hacer cumplir la ley, los estudiantes de la justicia penal, los investigadores,
los miembros de los medios de comunicación y el público en general en busca de informa-
ción sobre la delincuencia en el país. El programa fue concebido en 1929 por la Asociación
Internacional de Jefes de Policía para satisfacer la necesidad de estadísticas fiables crimen
uniforme de la nación. En 1930, el FBI se encargó de recopilar, publicar y archivar esas esta-
dísticas. El programa del FBI Uniform Crime Report UCR del FBI no ha incluido hasta hace
poco los datos relativos a los delitos contra los animales, aunque todo cambió con la rápi-
da aprobación del Director del FBI, James B.Comey después de un importante lobby con
la Asociación Nacional de Sheriffs’. A partir de este año, el maltrato a animales se incluye
en el Grupo A de delitos graves (contra la sociedad) y con una tipología propia, como el
homicidio, el incendio intencional y el asalto. En enero de 2014, durante la Conferencia de
Invierno de la National Sheriff’s Association, se entregó un reconocimiento al Director del
FBI, James Comey, por su implicación en contra del maltrato a los animales.

Para evaluar el impacto de la inclusión de los animales en el UCR y el NBRIS (National


Incident- Based Reporting System) del FBI, se ha creado un grupo de expertos para reali-
zar el seguimiento y la evaluación, donde participará la científica catalana experta y con-
sultora en violencia Dra. Núria Querol, quien también forma parte del grupo de expertos
de la Asociación Nacional de Sheriffs, quien afirma: “Aún es muy temprano para evaluar
las consecuencias del cambio de clasificación del maltrato a animales a delito contra la
sociedad, y tenemos que trabajar duro para que las 18000 agencias y departamentos de
policía participen de manera activa y las cifras de maltrato a animales no estén infrarre-
presentadas en las estadísticas policiales, como suele suceder. Desde la comisión de se-
guimiento, trabajaremos con la NSA y el FBI para mejorar la implementación y realizar el
seguimiento. Es un paso histórico y estamos muy satisfechos de que el maltrato a los ani-
males sea considerado con la importancia que merece”. La Dra. Querol también explica
algunos de los avances que están consiguiendo en EEUU: “como los registros oficiales de
maltratadores de animales, el hecho de que las casas de acogida de víctimas de violencia
permitan la entrada a los animales de compañía, que éstos estén incluidos en las órdenes
de protección en 30 jurisdicciones o que exista una app específica para denunciar mal-
trato a animales, la Ice Black Box, ojalá algún día la app de la Policía Nacional y la Guardia
Civil, AlertCops, permita también denunciar el maltrato a animales”.

El Director Ejecutivo de la Asociación Nacional de Sheriffs’ e impulsor de este gran avance,


John Thompson, afirma que “pueden ser necesarios 5 o 6 años para recoger datos suficien-
tes para analizar”. La Comisión de seguimiento tiene previsto reunirse el próximo mes de
febrero en Washington DC durante la Conferencia de Invierno de la Asociación Nacional de
Sheriffs’ , donde evaluarán los primeros datos y las estrategias de prevención e intervención.

8 LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
RELACIÓN DIRECTA ENTRE MALTRATO A PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA
Y MALTRATO ANIMAL

Relación directa entre maltrato a personas en situación


de dependencia y maltrato animal

Dra. Nuria Querol Viñas

A lo largo de nuestras vidas es muy probable que establezcamos lazos afectivos pro-
fundos con algún animal ya que se estima que el 50% de las familias españoles com-
parten su vida con animales.

Cada vez más, los ancianos optan por adoptar un animal o participar en programas de
actividades asistidas por animales de compañía, mejorando de manera significativa su
calidad de vida (realizan más ejercicio, aumentan las relaciones sociales, mejora el es-
tado de ánimo y la memoria,etc.)

Por otra parte, existen unas poblaciones que se caracterizan por una especial vulnera-
bilidad y que suelen establecer relaciones de afecto o de amor hacia sus animales de
manera más acentuada debido a que en muchos casos suelen ser sus únicas fuentes de
cariño, como sería el caso de niños y mujeres maltratados o, en el caso que nos ocupa,
personas mayores.

La crueldad o la negligencia hacia animales puede ser, a menudo, una señal de alarma
de otras formas de maltrato, incluyendo a las personas mayores, como denunció, ya en
el 2001, la Humane Society de Estados Unidos (HSUS).

La HSUS ha unido fuerzas con el Departamento de la Salud y la


Administración de Recursos Humanos para mayores con la finalidad
de compartir información sobre la relación entre el abuso a animales
y a personas mayores.

Cuando un miembro de la familia maltrata al animal doméstico de un pariente anciano,


las motivaciones pueden ser complejas. El perpetrador puede descuidar o abusar del
animal doméstico de un anciano como forma de control o de venganza a causa de su
frustración por la responsabilidad de cuidar de él, o como manera de obtener benefi-
cios financieros.

Los casos de la negligencia animal extrema pueden también reflejar la incapacitación


de un anciano de proporcionar el cuidado adecuado para él o ella misma, e indican así
la necesidad de ayuda.

LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES 9


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
RELACIÓN DIRECTA ENTRE MALTRATO A PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA
Y MALTRATO ANIMAL

La HSUS y el Centro Nacional de Maltrato a Personas Mayores (National Center on Elder


Abuse, NCEA) realizó en el 2001 una encuesta a los trabajadores de servicios de pro-
tección al mayor, tanto supervisores como investigadores, para medir el grado de infor-
mación y la capacidad de respuesta en estas situaciones particulares de maltrato. Par-
ticiparon unos 200 profesionales de 40 estados, muchos de los cuáles reconocieron la
relación y relataron situaciones en que debían ser especialmente sensibles a la relación
de cariño de las personas mayores con sus animales. Sin embargo, sólo pocas agencias
tenían programas específicos de formación para intervenir en estas situaciones y había
habido pocos esfuerzos para coordinar a las protectoras de animales con los servicios
sociales, como ya viene estableciéndose en los casos de mujeres maltratadas a través
de programas específicos como Safe Havens, Companion Animal Rescue Effort, Paws
for Kids y la Fundación Altarriba en España.

A modo de resumen de los datos más destacados referidos por los trabajadores:

Más del 35% de los participantes explicaron que sus pacientes referían que sus
animales habían sido amenazados/maltratados/heridos o muertos por la perso-
na responsable de su cuidado.

Más del 45% encontró evidencias de maltrato intencional o de negligencia


cuando visitaron a sus pacientes.

Más del 92% encontraron trato negligente hacia al animal coexistiendo con la
incapacidad del cliente de cuidarse a sí mismo/a. De este modo, la crueldad
hacia los animales entendida como trato negligente, es un signo de alarma de
auto-negligencia por parte del adulto vulnerable.

Más del 75% explicó que la preocupación de los pacientes por el bienestar de
sus animales afectaba las decisiones sobre intervenciones. A menudo rechaza-
ban servicios o alojamiento si las necesidades de sus animales no se tomaban
en consideración.

El estudio cruzado de denuncias de maltratos a animales y ancianos es fundamental


también. En dos estados se ha considerado obligatorio: una ley de California requiere a
agentes de protección animal que investiguen si se sospecha malos tratos a ancianos,
e Illinois lo requiere a los veterinarios.

Actualmente, la HSUS ha creado un programa de formación conjuntamente con la Wis-


consin Department of Health and Family Services y se ha publicado el manual ”Creating
Safer Communities for Older Adults and Companion Animals”.

10 LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
RELACIÓN DIRECTA ENTRE MALTRATO A PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA
Y MALTRATO ANIMAL

Hay maneras en que todos nosotros podemos ayudar a prevenir el maltrato a las perso-
nas mayores y a sus animales. Las principales recomendaciones de la HSUS y el Centro
Nacional de Maltrato a Personas Mayores (National Center on Elder Abuse, NCEA) son:

Familiarícese con los signos de maltrato o neglicencia en ancianos. Éstos in-


cluyen abuso físico, abuso sexual, abuso emocional, negligencia, el abandono, y
la explotación financiera o material.

Compruebe el estado de salud de los animales domésticos. Pregunte por cual-


quier problema de salud o lesión recientes. Los animales domésticos son, a me-
nudo, subalimentados en hogares abusivos; sus costillas pueden verse a simple
vista, y sus platos de comida estar vacíos.

Examine el comportamiento de los animales. Los animales domésticos en ho-


gares abusivos se asustan fácilmente, se esconden, son agresivos, o excesiva-
mente protectores.

Haga preguntas. Si un animal doméstico se ha perdido repentinamente o se lo


ha trasladado a la terraza o al jardín, pregunte por qué. Las respuestas a estas
preguntas pueden conducirle a descubrir la crueldad hacia el animal, y dar la
oportunidad al anciano de que pueda tomar parte en la denuncia de maltrato.

Apoye la legislación para mejorar las leyes contra los malos tratos a animales
y a ancianos.

LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES 11


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
VIOLENCIA DE PAREJA Y MALTRATO A ANIMALES

Violencia de pareja y maltrato a animales

Tener antecedentes de maltrato a animales es uno de los 4 factores de riesgo más sig-
nificativos para ejercer violencia de pareja.

En una docena de estudios entre el 15-48% de mujeres maltratadas retrasaba dejar una
relación violenta si temía por la seguridad de sus animales de compañía.

El 71% de mujeres maltratadas refiere que el maltratador ha lesionado, amenazado o


matado a sus animales para controlarlas a ellas y a sus hijos.

Los maltratadores que maltratan animales son más peligrosos y usan más formas de
violencia que los que no maltratan animales.

Los profesionales de atención a víctimas de violencia ven ahora el maltrato a animales


como un signo de alarma temprano.

Las instituciones que atienden a vícti-


mas de violencia pueden incluir a los
animales en las medidas de autoprotec-
ción, ayudando a las mujeres a tener la
tutela del animal y establecer un siste-
ma de acogida de emergencia si la mu-
jer debe dejar el hogar. Muchos estados
en EEUU incluyen a los animales en
las órdenes de alejamiento. En España
y Latinoamérica, la red de acogida se
realiza mediante el Programa Freedom
Paws Link.

En EEUU empezaron a desarrollarse en


los años 90 estudios en víctimas de vio-
lencia de pareja en el contexto familiar
que evidenciaron un fenómeno al cuál
no todos los especialistas habían pres-
tado atención o ni tan sólo sabían que
existía: el maltrato a los animales para
ejercer violencia sobre la pareja u otros
miembros de la familia.

12 LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
VIOLENCIA DE PAREJA Y MALTRATO A ANIMALES

Recordamos algunas de las conclusiones más relevantes:

El 71% de las mujeres que fueron a una casa de acogida y tenían animal, refe-
rían que su agresor había herido, amenazado o matado a su animal de compa-
ñía por venganza o para ejercer control psicológico; el 30% explicó que sus hijos
habían herido o matado animales.

El 87% de estos incidentes ocurrieron en su presencia y, un 75% en presencia


de los hijos, para controlarlos y coaccionarlos psicológicamente.

Entre el 25% y el 54% de las mujeres maltratadas no son capaces de dejar una
situación de violencia debido a la preocupación por sus animales de compañía.

El 70% de los maltratadores de animales también tenían otros antecedentes


delictivos.

Los niños que son testigo de violencia doméstica, maltratan animales de 2 a 3


veces más.

El maltrato de animales llevado a cabo por niños es uno de los indicadores más
importantes y tempranos del trastorno de conducta.

Los niños que han sufrido abusos sexuales son 6 veces más proclives a come-
ter maltrato hacia los animales que los que han sufrido otro tipo de abusos.

Aproximadamente, el 79,3% de los refugios de animales refiere una relación


entre la violencia familiar y el maltrato animal.

Sin duda, estas interesantes aportaciones po-


nen de manifiesto la necesidad de mejorar la
protección de los animales dentro del sistema
judicial, así como la formación y sensibilización
de cuerpos policiales y profesionales dentro
del sistema judicial.

LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES 13


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
CONEXIÓN ENTRE MALTRATO ANIMAL, MALTRATO INFANTIL Y VIOLENCIA DOMÉSTICA

Conexión entre maltrato animal, maltrato infantil


y violencia doméstica

Hace más de 20 años que se llevó a cabo uno de los estudios que relacionó el maltrato
infantil con el maltrato a animales. En familias disfuncionales, los niños pueden apren-
der que los animales pueden ser maltratados e incluso que la conducta agresiva es
aceptable hacia humanos.

Algunos niños se identifican con el agresor (que puede maltratarlos a ellos o al cónyuge
además de a las mascotas) y se convierten ellos mismos en agresores.

La crueldad hacia animales es más frecuente en hogares con episodios de violencia


doméstica y alcoholismo o abuso de otras drogas por parte de los progenitores.

Por tanto, la detección del maltrato al animal puede ayudar también al descubrimiento
de más comportamientos violentos y hacer posible una intervención más precoz.

¿Por qué los maltratadores también son crueles hacia los animales?

Demostración y confirmación de poder y control sobre la familia.


Aislamiento de la víctima y los hijos.
Eliminación de la competencia por la atención.
Forzar a la familia a mantener un secreto.
Enseñar sumisión.
Castigar los actos de independencia y autodeterminación.
Perpetuar el terror.
Evitar que la víctima huya u obligarla a volver.
Castigar a la víctima por haberse ido.
Degradación de la víctima implicándola en el abuso (el maltratador puede rea-
lizar actos de zoofilia obligando a la mujer y los niños a mirar).

14 LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
CONEXIÓN ENTRE MALTRATO ANIMAL, MALTRATO INFANTIL Y VIOLENCIA DOMÉSTICA

¿Por qué debemos reconocer la crueldad hacia animales


como un maltrato doméstico?

Pone de manifiesto la deliberación en el maltrato, no es una enajenación transi-


toria ni una pérdida de control.

Las víctimas pueden retrasar su huída para proteger a sus animales.

Identificando a quien maltrata a un animal, se pueden detectar otras víctimas de


la violencia en la familia.

Los veterinarios tienen un papel vital en la protección de los animales y en contribuir a


crear una sociedad menos violenta y segura. Las víctimas del comportamiento violen-
to, ya sean animales o humanos, necesitan de la voluntad de todos los colectivos con
capacidad de intervención

En resumen, podemos concluir que las investigaciones sobre la crueldad hacia los
animales son aún insuficientes para comprender la dimensión del fenómeno, hecho
que podría atribuirse, entre otros aspectos a que el fenómeno se produzca en una
especie distinta a la nuestra.

LA VIOLENCIA HACIA LOS ANIMALES 15


RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL
LA VIOLENCIA
HACIA LOS ANIMALES
RELACIONADA CON LA VIOLENCIA INTERPERSONAL