Está en la página 1de 2

¿Cómo hacer un resumen?

Anota los 4 pasos para que te ayuden en la elaboración de un resumen:


La redacción de todo resumen involucra dos procesos:
a) la lectura y comprensión del primer escrito y, después, b) su reelaboración en un nuevo
texto.

1. Leemos con atención el texto a resumir: Lo primero que debes hacer es realizar
una lectura completa de todo el texto (tema o parte del tema a resumir), así tendrás una
idea global o general del contenido. Es necesario que comprendas lo que lees; por lo que
te recomiendo usar un diccionario cuando encuentres palabras de significado
desconocido.

2. Separamos en bloques de ideas: Una vez leído y comprendido en su totalidad el


texto que deseas resumir, debes hacer una relectura. Después se procede a identificar y
separar las ideas importantes de aquéllas que son usadas para apoyar o explicar las
primeras (ideas secundarias). Una buena orientación para separar en bloques es revisar
en la redacción la separación de párrafos. Todo escrito está dividido en estos apartados,
unidades más pequeñas de texto separadas por puntos y aparte. Generalmente se acepta
que a cada unidad de éstas le corresponde la exposición y el desarrollo de una idea
principal, apoyada por otras relacionadas con ella. Así, los autores organizan y estructuran
la información que proporcionan al lector por medio de los párrafos, señalando
visualmente el momento en que termina una idea y comienza otra.
Conforme es mayor la complejidad y profundidad con que es tratado un tema, la
extensión de un texto y- en consecuencia- sus divisiones pueden ser mayores y más difícil
localizar las ideas principales; sin embargo, el proceso en esencia es el mismo para
cualquier escrito.

3. Subrayamos las ideas principales: Este apartado se puede ir haciendo al mismo


tiempo que el anterior. Para que sea más clara aún la identificación de las ideas principales
éstas pueden subrayarse, con lo cual al releer el texto estarán destacados los aspectos que
el autor considera esenciales. (Puedes ir subrayando a lápiz las ideas principales de cada
párrafo para después, sobre ese subrayado, extraer la idea principal del conjunto y
destacarla con un color intenso). Ten en cuenta y observa, además, la estructura del tema.
Lo más probable es que éste presente una introducción, un desarrollo y una conclusión.

4. Redactamos el resumen enlazando las ideas principales con los nexos


correspondientes: Con base en nuestro subrayado, reescribimos el texto, más pequeño,
donde sólo conservamos lo básico, unido por nexos o enlaces para que sea más fácil su
lectura.
Recuerda que sólo estamos seleccionando lo más relevante, sin hacer cambios o alterar
las ideas o contenidos que nos expresa autor.
Si sigues las RECOMENDACIONES siguientes obtendrás un escrito breve elaborado
en pequeñas etapas, con lo esencial que debes aprender:
 Se considera que un resumen debe tener un 25% del tamaño del texto de partida.
Generalmente, no se te pedirá un tamaño determinado, por lo que deberás trabajar sobre
dicho 25%.
 El resumen debe ser escrito usando las palabras del que resume; no se trata, por tanto,
de repetir las palabras del texto de partida. Es posible que en algunos casos debemos usar
determinadas palabras, pero de lo que se trata es de que uses tu propio lenguaje, siempre
y cuando no se aleje en exceso del que emplea el autor, respetando fielmente el texto
original.
 Utiliza un vocabulario sencillo, sin sobrecargarlo con adjetivos o adverbios.
 Elimina palabras vacías reemplazándolas por otras con mayor significación.
 Incluye varios aspectos particulares en una generalización. Por ejemplo: pizza,
espagueti y torta, se generalizan como harinas. Es posible también sustituir una frase muy
extensa por otra más breve que contenga las mismas ideas.
 Elige adecuadamente los nexos o elementos de enlace (por el contrario, luego, además,
en efecto, por consiguiente), pues ellos van ayudando a la coherencia y cohesión del texto.
Además, puedes establecer con ellos la relación existente entre las ideas escogidas.
 Ten mucho cuidado y presta atención a la coherencia.
 Al redactar utiliza correctamente los signos de puntuación; ellos te ayudarán a dar
mayor claridad al nuevo texto.