Está en la página 1de 3

Un cordial saludo para el Tutor Dr. Granados R.

y para todos nuestros


compañeros.

Mi intervención al foro:

Los dos instrumentos más importantes que tiene la ley 142 de 1994, en su Artículo
3, y que el Estado tiene para para la intervención en los servicios públicos con
todas las atribuciones y funciones asignadas a las entidades, autoridades y
organismos en esta materia son de índole social. El primero tiene que ver con el
(3.7) otorgamiento de subsidios a las personas de este País con menores
ingresos. El segundo tiene que ver si queremos sobrevivir como especie en el
planeta tierra y que involucra lógicamente la calidad de vida de los habitantes en
todos los rincones de Colombia y ello se da en parte cuando hay (3.6) protección
de los recursos naturales.

En el primero de estos instrumentos se da por el reflejo de la situación de pobreza


y desigualdad que vive el país. Hoy en día, según la Revista DINERO en uno de
sus artículos titulado ¿Por qué el Índice de Pobreza Multidimensional se
desaceleró? Muestra en relación a este hecho como ha mejorado ostensiblemente
en el País la situación no tan extrema como si ocurrió por ejemplo en los años a la
anterior década. En el informe del ENS del año 2009 decía que en el 2008 existían
20 millones de colombianos y colombianas en la pobreza, y 8 millones vivían en la
indigencia; solo en la zona rural de cada 100 hogares 65 eran pobres y 33 están
en condiciones de indigencia, lo que mostraba la agudización de la brecha urbano-
rural. Estos indicadores marcaban la pérdida progresiva de derechos económicos,
sociales y culturales de los hogares colombianos en estos años 2001 – 2010, 10
años. El Informe también mostraba que la desigualdad y la distribución del ingreso
empeoraron, entre 2005 y 2008 pasó de 0,58 a 0,59, lo que hacía evidente la
inequidad en la que se desenvolvía la economía colombiana. (Datos tomados del
informe del año 2009 de la ENS, 2009. Escuela Nacional Sindical. Informe
nacional de coyuntura económica, laboral y sindical en 2009. Publicación de
investigación realizada en Medellín). Revisados esos datos nuevamente hoy día
(2019), se da una mejora notable gracias al impulso de Políticas en materia de
Educación. Según el DANE, y que lo corrobora la revista DINERO, la pobreza
multidimensional en Colombia se ha reducido un 17% y contrario a todo lo que se
diga la pobreza extrema ya son menos de ocho millones de colombianos que
viven en extrema precariedad o pobreza. En palabras del periodista que escribe el
artículo de la revista, “…la menor reducción en el índice es consecuencia de las
amplias mejoras que se presentaron al principio pues entre más se cierre la
brecha y se reduzca la pobreza más difícil se hace que el indicador muestre
crecimientos importantes y sus avances empiezan a parecer "marginales", lo que
en realidad sería una señal más del buen efecto que han tenido las políticas de
entidades como la suya que encontraron la forma de apoyar a las familias
económicamente y enseñarles a pescar, en lugar de entregarles el pescado como
dice el conocido refrán popular…”.
La protección de los recursos naturales: Al fenómeno del niño, el calentamiento
global y un incremento notorio en los periodos de lluvias y sequias, se ha venido a
sumar, un aumento severo en los niveles de contaminación del aire. El hombre ha
sido un depredador de primer orden frene a la naturaleza y su entorno o morada.
Los principios como los de prevención y precaución han estado lejos y ausentes
por miles de años en cuanto al uso irracional de los recursos con que cuenta en el
planeta. Su afán por hacer la vida más placentera sobre la tierra lo ha llevado a
utilizar los medios de los que dispone en su hábitat, explotando estos y sin
medidas restrictivas para el acceso a servicios generales para su familia y para
toda la población. Es así como abusa con fines energéticos de la tala
indiscriminada de árboles, para fines lucrativos de la explotación de la minería con
la consecuencia catastrófica como lo es la contaminación de las aguas de
quebradas y ríos; con fines de desplazamiento utilizando medios de transporte, no
separando aquellos que utilizan recursos como gasolina y productos derivados del
petróleo, y tratando de privilegiar aquellos medios de transporte no
contaminantes y utilizando por ejemplo los sistemas masivos de transporte que
utilizan la electricidad para sus motores.

Como conclusión se tiene, refiriéndonos al primer instrumento que tiene el estado


para la intervención de los servicios públicos como es lo de los subsidios
monetarios asociados a las tarifas a los sectores más vulnerables de la economía
colombiana. A raíz de nuestra Carta Magna de 1991 se introdujo como opinión
generalizada que la pobreza se debe al egoísmo y falta de sensibilidad que
tenemos como sociedad. De ahí que hoy día, la cultura social y por ende el
Estado, se es más solidario como lo muestra el hecho de los subsidios en
servicios básicos como el acceso al agua potable y al consumo mínimo de
electricidad abaratando las tarifas para el acceso a estos servicios. De otra parte,
y ya refiriéndose específicamente a los servicios públicos domiciliarios, el artículo
367 de la Constitución de 1991 indica que el régimen tarifario aplicable a la
prestación de tales servicios, debe tener en cuenta, además de los costos
derivados de su prestación, los criterios de solidaridad y de redistribución de los
ingresos. Es así, que la disposición en cita señala que los usuarios de mayores
ingresos deben contribuir a subsidiar a los de menores ingresos como concreción
del principio de solidaridad en que se funda el Estado Social de Derecho. Lógico
es pensar que no todo es color de rosa y que hay que mejorar en otros aspectos
relacionados con el desarrollo social del País y que va ligado con lo económico. El
desempleo por ejemplo cuya lucha debe ser prioridad en el actual gobierno; las
mejoras en vivienda, los pisos por ejemplo, su adquisición y derecho a la
propiedad privada que tiene todo colombiano a una vivienda digna para su familia.
Y por último frente a la protección de nuestros recursos naturales, las autoridades
en toda las regiones de Colombia, en la actualidad, siglo XXI, es imperativo deben
adoptar medidas, sino lo han hecho, asociadas a la racionalización en la
utilización de recursos naturales vinculados a la prestación de servicios públicos,
lo anterior nos obliga a aceptar, que estos servicios requieren de una especial
intervención del Estado, como lo ordena la ley 142 de 1994 en asuntos de
servicios públicos pues su adecuada prestación y utilización de los recursos
naturales están íntimamente asociadas a la protección de la tierra, como escenario
en el que se desarrolla la existencia humana. Temas como la trasformación en las
modalidades de generación de energía, para acudir a recursos naturales
renovables y especialmente no contaminantes, la reglamentación adecuada de las
emisiones radioeléctricas que se utilizan en servicios de tecnologías de la
información y las comunicaciones y la migración a combustibles no contaminantes
en el servicio de transporte, deben hacer parte de la agenda que en materia de
servicios públicos deben liderar todas las autoridades.

Bibliografía

Constitución Política de Colombia. 1991. Artículo 367.

https://www.dinero.com/pais/articulo/indice-de-pobreza-multidimensional-se-
desacelero-en-2018/257134. Publicación de 4 de Octubre de 2018, separata
Desarrollo.

https://revistas.upb.edu.co/index.php/trabajosocial/article/view/745/670. Informe de
la ESN. Medellín. Año 2009.

https://www.elmundo.com/noticia/Servicios-publicos-y-racionalizacion-del-uso-de-
los-recursos-naturales/348514. Servicios Públicos y racionalización del uso de los
Recursos Naturales. Carlos Alberto Atheortua Ríos. 17 de marzo de 2017.
Periódico El Mundo. Medellín.