Está en la página 1de 98

BIBLIA.

Antología… 24 Echó fuera al hombre, y puso al oriente del


huerto de Edén querubines, y una espada encendida
Génesis que se revolvía por todos lados, para guardar el
1.1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. camino del árbol de la vida.
3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios
que la luz era buena; y separó Dios la luz de las 4.1 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y
tinieblas. dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he
27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de adquirido varón. Después dio a luz a su hermano
Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue
Dios, y les dijo: Fructificad y multiplica-os; llenad labrador de la tierra. Y aconteció andando el
la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una
mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los
que se mueven sobre la tierra. primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas.
Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda.
2.3 Bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, 25 Conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a
porque en él reposó de toda la obra que había hecho luz un hijo, y llamó su nombre Set: Porque Dios
en la creación. (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de
7 Jehová Dios formó al hombre del polvo de la Abel, a quien mató Caín.
tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el 26 A Set también le nació un hijo, y llamó su
hombre un ser viviente. nombre Enós. Entonces los hombres comen-zaron a
Y Jehová Dios plantó un huerto en Edén, al invocar el nombre de Jehová.
oriente; y puso allí al hombre que había formado. Y
Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol 5.5 Fueron todos los días que vivió Adán
delicioso a la vista, y bueno para comer; también el novecientos treinta años; y murió.
árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la 6 Vivió Set ciento cinco años, y engendró a Enós.
ciencia del bien y del mal. 21 Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a
15 Tomó Jehová Dios al hombre, y lo puso en el Matusalén.
huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Y 24 Caminó Enoc con Dios, y desapareció, porque
mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo le llevó Dios.
árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la 27 Fueron todos los días de Matusalén novecientos
ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día sesenta y nueve años; y murió.
que de él comieres, ciertamente morirás. 28 Vivió Lamec ciento ochenta y dos años, y
22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del engendró un hijo; y llamó su nombre Noé, diciendo:
hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Por Este nos aliviará de nuestras obras y del trabajo de
tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se nuestras manos, a causa de la tierra que Jehová
unirá a su mujer, y serán una sola carne. maldijo.
32 Siendo Noé de quinientos años, engendró a
3.4 La serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino Sem, a Cam y a Jafet.
que sabe Dios que el día que comáis de él, serán
abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo 6.3 Dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el
el bien y el mal. hombre para siempre, porque cierta-mente él es
17 Dios dijo al hombre dijo: Por cuanto obedeciste carne; mas serán sus días ciento veinte años.
a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te 5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era
mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la mucha en la tierra, y que todo designio de los
tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos pensamientos del corazón de ellos era de continuo
los días de tu vida. solamente el mal.
19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta 6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en
que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; la tierra, y le dolió en su corazón.
pues polvo eres, y al polvo volverás. 8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.
20 Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por 9 Noé, varón justo, era perfecto en sus genera-
cuanto ella era madre de todos los vivientes. ciones; con Dios caminó Noé.
22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como 12 Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba
uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora corrompida; porque toda carne había corrom-pido
que no alargue su mano, y tome también del árbol de su camino sobre la tierra.
la vida, y coma, y viva para siempre.
7.6 Era Noé de seiscientos años cuando el diluvio de vivió treinta años y engendró a Nacor, y vivió
las aguas vino sobre la tierra. doscientos treinta años. Nacor vivió veintinueve
12 Y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y años y engendró a Taré, y vivió ciento cuarenta y
cuarenta noches. En este mismo día entraron Noé, y ocho años. Taré vivió setenta años y engendró a
Sem, Cam y Jafet hijos de Noé, la mujer de Noé, y Abram, a Nacor y a Harán.
las tres mujeres de sus hijos, con él en el arca; ellos, Tomó Taré a Abram su hijo, y a Lot hijo de Harán,
y todos los animales silvestres según sus especies, y hijo de su hijo, y a Sarai su nuera, mujer de Abram
todos los animales domesticados según sus especies, su hijo, y salió con ellos de Ur de los caldeos, para
y todo reptil que se arrastra sobre la tierra según su ir a la tierra de Canaán; y vinieron hasta Harán, y
especie, y toda ave según su especie, y todo pájaro se quedaron allí.
de toda especie.
20 Quince codos más alto subieron las aguas, 12.1 Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y
después que fueron cubiertos los montes. de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra
24 Y prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te
cincuenta días. bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás
bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los
8.11 Noé envió una paloma, y la paloma volvió a él que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti
a la hora de la tarde; y he aquí que traía una hoja de todas las familias de la tierra.
olivo en el pico; y entendió Noé que las aguas se 8 Luego se pasó de allí a un monte al oriente de
habían retirado de sobre la tierra. Bet-el, y plantó su tienda, teniendo a Bet-el al
20 Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo occidente y Hai al oriente; y edificó allí altar a
animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció Jehová, e invocó el nombre de Jehová.
holocausto en el altar. Y percibió Jehová olor grato;
y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a 13.17 Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y
maldecir la tierra por causa del hombre; porque el a su ancho; porque a ti la daré. Abram, pues,
intento del corazón del hombre es malo desde su removiendo su tienda, vino y moró en el encinar de
juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, Mamre, que está en Hebrón, y edificó allí altar a
como he hecho. Mientras la tierra permanezca, no Jehová.
cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el
verano y el invierno, y el día y la noche. 14.18 Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del
Dios Altísimo, sacó pan y vino; y le bendijo,
9.3 Todo lo que se mueve y vive, os será para diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo,
mantenimiento: así como las legumbres y plantas creador de los cielos y de la tierra; y bendito sea el
verdes, os lo he dado todo. Pero carne con su vida, Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano.
que es su sangre, no comeréis. Y le dio Abram los diezmos de todo.
6 El que derramare sangre de hombre, por el
hombre su sangre será derramada; porque a imagen 15.1 Vino palabra de Jehová a Abram en visión: No
de Dios es hecho el hombre. temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será
13 Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por sobremanera grande.
señal del pacto entre mí y la tierra. 5 Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y
29 Y fueron todos los días de Noé nove-cientos cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo:
cincuenta años, y murió. Así será tu descendencia. Y creyó a Jehová, y le fue
contado por justicia.
11.10 Generaciones de Sem: Sem, de edad de cien
años, engendró a Arfaxad, dos años después del 16.10 El ángel de Jehová dijo a Agar: Multiplicaré
diluvio, y vivió seiscientos años. Arfaxad vivió tanto tu descendencia que no podrá ser contada. Y
treinta y cinco años y engendró a Sala, y vivió darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael
cuatrocientos treinta y ocho años. Sala vivió treinta (Dios oye), porque Jehová ha oído tu aflicción.
años y engendró a Heber, y vivió cuatrocientos 16 Era Abram de ochenta años, cuando Agar dio a
treinta y tres años. Heber vivió treinta y cuatro años luz a Ismael.
y engendró a Peleg, y vivió cuatrocientos sesenta y
cuatro años. Peleg vivió treinta años, 17.1 Era Abram de edad de noventa y nueve años,
y engendró a Reu, y vivió doscientos treinta y nueve cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios
años. Reu vivió treinta y dos años y engendró a Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.
Serug, y vivió doscientos treinta y nueve años. Serug
5 Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que sé señor de tus hermanos, y se inclinen ante ti los
será tu nombre Abraham, porque te he puesto por hijos de tu madre. Malditos los que te maldijeren, y
padre de muchedumbre de gentes. Te multiplicaré en benditos los que te bendijeren. (Bendición de Isaac a
gran manera, y haré naciones de ti y reyes saldrán Jacob).
de ti. Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu
descendencia después de ti en sus generaciones, por 28.12 Y soñó Jacob: y he aquí una escalera que
pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el
descendencia. Y te daré a ti, y a tu descendencia la cielo; y ángeles de Dios que subían y descendían por
tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en ella. Y he aquí, Jehová estaba en lo alto de ella, el
heredad perpetua; y seré el Dios de ellos. En cuanto cual dijo: Yo soy Jehová, el Dios de Abraham tu
a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás
después de ti por sus generaciones. Este es mi pacto, acostado te la daré a ti y a tu descendencia. Será tu
que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia descendencia como el polvo de la tierra, y te
después de ti: Será circuncidado todo varón de entre extenderás al occidente, al oriente, al norte y al sur;
vosotros. y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y
15 A Saraí la llamarás Sara (princesa). en tu simiente. Y despertó Jacob de su sueño, y dijo:
19 Sara te dará a luz un hijo y le llamarás Isaac Ciertamente Jehová está en este lugar, y yo no lo
(risa). sabía. Y tuvo miedo, y dijo: ¡Cuán terrible es este
20 A Ismael le bendeciré y le haré multiplicar y lugar! No es otra cosa que casa de Dios, y puerta
doce príncipes engendrará y haré de él una gran del cielo. Y se levantó Jacob de mañana, y tomó la
nación. piedra que había puesto de cabecera, y la alzó por
24 Era Abraham de noventa y nueve años cuando señal, y derramó aceite encima de ella. Y llamó el
circuncidó la carne de su prepucio. nombre de aquel lugar Bet-el, aunque Luz era el
25 Ismael era de trece años, cuando fue nombre de la ciudad primero. E hizo Jacob voto,
circuncidada la carne de su prepucio. diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en
este viaje en que voy, y me diere pan para comer y
21.21 Agar e Ismael habitaron en el desierto de vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi
Parán; y su madre le tomó mujer de la tierra de padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he
Egipto. puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que
me dieres, el diezmo apartaré para ti.
22.2 Jehová dijo a Abraham: Toma ahora tu hijo,
tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Los hijos de Jacob:
Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de De Lea: (Rubén (Ved un hijo; ha mirado Jehová mu
los montes que yo te diré. aflicción) (29.32), Simeón (oyó Jehová) (33), Leví
14 Jehová proveerá. En el monte de Jehová será (se unirá mi marido conmigo) (34), Judá (Alabará a
provisto. Jehová) (35), Isacar (Dios me ha dado mi
18 En tu simiente serán benditas todas las naciones ecompensa) ((30.18), Zabulón (Dios me ha dado una
de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz. buena dote) (20); Dina (4.1).
De Bilha (sierva de Raquel): Dan (Él juzgó) (30.6),
23.1 Fue la vida de Sara ciento veintisiete años. Neptalí (con luchas de Dios he contendido y he
vencido) (8).
24.67 Tomó Isaac a Rebeca por mujer y la amó y se De Zilpa (sierva de Lea): Gad (vino la ventura)
consoló después de la muerte de su madre Sara. (30.10), Aser (feliz, dicha mía) (13).
Tenía Isaac cuarenta años. (25.20) De Raquel: José (Él añade; añádame Jehová otro
hijo) (30.24), Benjamín (hijo de la mano derecha)
25.13 Los hijos de Ismael: Nebaoit, Cedar, Adbeel, (35.18)
Mibsam, Misma, Duma, Massa, Hadar, Tema, Jetur,
Nafis y Cedema. 32.26 Dijo el ángel de Jehová a Jacob: Déjame,
17 Vivió Ismael, ciento treinta y siete años. porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te
26 Cuando Isaac tenía sesenta años, Rebeca dio a dejaré, si no me bendices. Y el varón le dijo: ¿Cuál
luz gemelos: Esaú y Jacob es tu nombre? Y él respondió: Jacob. Y el varón le
dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel;
27.28 Dios te dé del rocío del cielo, y de las porque has luchado con Dios y con los hombres, y
grosuras de la tierra, y abundancia de trigo y de has vencido.
mosto. Sírvante pueblos, y naciones se inclinen a ti;
35.9 Apareció otra vez Dios a Jacob, cuando había QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO
vuelto de Padan-aram, y le bendijo. Y le dijo Dios: SOY me envió a vosotros. (Jehová, YHWH, del verbo
Tu nombre es Jacob; no se llamará más tu nombre hayah, ser). Así dirás a los hijos de Israel: Jehová,
Jacob, sino Israel será tu nombre. También le dijo el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham,
Dios: Yo soy el Dios omnipotente: crece y Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a
multiplícate; una nación y conjunto de naciones vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se
procederán de ti, y reyes saldrán de tus lomos. me recordará por todos los siglos.
15 Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar donde
Dios había hablado con él, Bet-el 4.11 Jehová dijo: ¿Quién dio la boca al hombre?
28 Fueron los días de Isaac ciento ochenta años. ¿O quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al
ciego? ¿No soy yo Jehová? Ahora ve, y yo estaré
41.5 Faraón dijo a sus siervos: ¿Acaso hallaremos con tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar.
a otro hombre como éste (José), en quien esté el 16 Aarón hablará por ti al pueblo; él te será a ti en
espíritu de Dios? No hay entendido ni sabio como tú. lugar de boca, y tú serás para él en lugar de Dios.

45.5 José dice a sus hermanos: No os entristezcáis, 6.3 Yo soy JEHOVÁ. Y aparecí a Abraham, a Isaac y
ni os pese de haberme vendido acá; porque para a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre
preservación de vida me envió Dios delante de JEHOVÁ no me di a conocer a ellos.
vosotros. Dios me envió delante de vosotros, para
preservaros posteridad sobre la tierra, y para daros 12.2 Los hebreos salieron de la esclavitud. Y habló
vida por medio de gran liberación. Jehová a Moisés: Este mes (Abib), será para
vosotros el primero de los meses del año. Tomaréis
49.10 No será quitado el cetro de Judá, ni el un cordero sin defecto y lo inmolaréis el día catorce,
legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y entre las dos tardes. Comeréis la crane asada al
a él se congregarán los pueblos. fuego, y panes sin levadura. Comeréis ceñidos
18 Tu salvación esperé, oh Jehová. vuestros lomos, vuestro calzado en los pies y
26 Las bendiciones de tu padre fueron mayo- res apresurada- mente; es la Pascua de Jehová. (Fiesta
que las bendiciones de mis progenitores; hasta el de Libertad). Este día os será en memoria, y lo
término de los collados eternos serán sobre la celebrarési como fiesta solemne durante vuestras
cabeza de José, y sobre la frente del que fue generaciones.
apartado de entre sus hermanos.
--- 13.21 Jehová iba delante de ellos, de día en columna
de nube para guiarlos por el camino, y de noche en
Éxodo columna de fuego para alumbrarles, a fin de que
3.4 Moisés oyó la voz de Dios, de en medio de la anduviesen de día y de noche.
zarza que ardía y no se consumía, en el monte
Horeb: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. 14.13 Cuando los perseguían los egipcios, Moisés
Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la
porque el lugar en que tú estás, tierra santa es. Y salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque
dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para
Dios de Isaac, y Dios de Jacob.Bien he visto la siempre los veréis. Jehová peleará por vosotros, y
aflicción de mi pueblo que está en Egipto y he vosotros estaréis tranquilos.
descendido para librarlos, y llevarlos a una tierra 21 Y extendió Moisés sus manos sobre el Mar
buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel. (Rojo), y las aguas quedaron divididas; y entraron
Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo por en medio del mar en seco. Y siguiéndolos los
miedo de mirar a Dios. egipcios, fueron muertos, ahogados.
12 Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por
señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado 15.2 Jehová es mi fortaleza y mi cántico, y ha sido
de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de
monte. mi padre, y lo enalteceré.
13 Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los 11 ¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses?
hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros ¿Quién como tú, magnífico en santidad, terrible en
padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me maravillosas hazañas, hacedor de prodigios?
preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les 17 Tú los introducirás y los plantarás en el monte
responderé? Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL de tu heredad, en el lugar de tu morada, que tú has
preparado, oh Jehová, en el santuario que tus No matarás.
manos, oh Jehová, han afirmado. No cometerás adulterio.
18 Jehová reinará eternamente y para siempre No hurtarás.
26 Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, No hablarás contra tu prójimo falso testimonio
e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás
a sus mandamientos, y guardares todos sus la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni
estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.
egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu 24 Altar de tierra harás para mí y sacrificarás
sanador. sobre él tus holocaustos y tus ofrendas de paz, tus
ovejas y tus vacas; en todo lugar donde yo hicier que
16.4,18 Yo haré llover pan del cielo (Mana, ¿qué es esté mi nombre, vendré a ti y te bendeciré.
esto?). Y el pueblo saldrá y recogerá diariamente la
porción de un día. Y no sobró al que había recogido 21.23 Cuando alguien mate, pagarás vida por vida,
mucho, ni faltó al que había ecogido poco. ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie
por pie, quemadura por quemadura, herida por
17.7 ¿Está Jehová entre nosotros, o no? herida, golpe por golpe.

19.5 Si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, 22.25 Cuando prestares dinero a alguno de mi
vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con
pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me él como logrero, ni le impondrás usura.
seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. 28 No injuriarás a los jueces, ni maldecirás al
8 Todo el pueblo respondió a una, y dijeron: Todo príncipe de tu pueblo.
lo que Jehová ha dicho, haremos.
22 Que se santifiquen los sacerdotes que se 23.1 No admitirás falso rumor. No te concertarás
acercan a Jehová, para que Jehová no haga en ellos con el impío para ser testigo falso.
estrago. 5 Si vieres el asno del que te aborrece caído debajo
de su carga, ¿le dejarás sin ayuda? Antes bien le
20.1 Habló Dios todas estas palabras, diciendo: Yo ayudarás a levantarlo.
soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de 6 No pervertirás el derecho de tu mendigo en su
Egipto, de casa de servidumbre. pleito.
No tendrás dioses ajenos delante de mí. 8 No recibirás presente; porque el presente ciega a
No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo los que ven y pervierte las palabras de los justos.
que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni 9 No angustiarás al extranjero; porque vosotros
en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a sabéis como es el alma del extranjero.
ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, 10 Seis años sembrarás tu tierra y recogerás su
fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres cosecha; mas el séptimo año la dejarás libre, para
sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación que coman los pobres de tu pueblo; así harás con tu
de los que me aborrecen, y hago misericordia a viña y con tu olivar.
millares, a los que me aman y guardan mis 12 Seis días trabajarás y al séptimo día reposarás,
mandamientos. para que descanse tu buey y tu asno, y tome
No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; refrigerio tu siervo.
porque no dará por inocente Jehová al que tomare 14 Tres veces en el año me celebraréis fiesta. Y
su nombre en vano. ninguno se presentará delante de mí con las manos
Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis vacías.
días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo 19 Las primicias de los primeros frutos de la tierra
día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él traerás a la casa de Jehová tu Dios.
obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni 20 Yo envío mi Ángel delante de ti para que te
tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que
dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo yo he preparado. Guárdate delante de él y oye su
Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las voz; no le seas rebelde.
cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; 25 A Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá
por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de
santificó. en medio de ti.
Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se
alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.
24.3 Moisés vino y contó al pueblo todas las amatista; berilo, ónice y jazpe. Y pondrás en el
palabras de Jehová, y todas las leyes; y todo el pectoral del juicio Urim y Tumim.
pueblo respondió a una voz, y dijo: Haremos todas 31 Harás el manto, todo de azul con campanillas
las palabras que Jehová ha dicho. Entonces Moisés alrededor.
tomó la sangre y roció sobre el pueblo y dijo: He 36 Sobre la mitra grabarás en una lámina de oro:
aquí la sangre del pacto que Jehová ha hecho con SANTIDAD A JEHOVÁ, y estará sobre la frente de
vosotros. Aarón.

25.8 Harán un santuario para mí, y habitaré en 29.7 Luego tomarás el aceite de la unción y lo
medio de ellos. Conforme a todo lo que yo te derramarás sobre su cabeza y le ungirás. Así lo
muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de consagrarás para que sea el sumo sacerdote.
todos sus utensilios, así lo haréis. 38 Ofrecerás sobre el altar: dos corderos de un año
10 Harás un arca de madera de acacia (2.5 x 1.5 x cada día. Uno por la mañana y otro por la tarde.
1.5 codos), cubierta de oro puro por dentro y por Holocausto continuo por vuestras generaciones.
fuera. Harás un propiciatorio de oro (2.5 x 1.5 45 Y habitaré entre los hijos de Israel, y seré su
codos). Harás dos querubines de oro, uno frente al Dios. Y conocerán que yo soy Jehová su Dios, que
otro, mirando el propiciatorio. Y pondrás el los saqué de la tierra de Egipto, para habitar en
propiciatorio encima del arca, y en el arca pondrás medio de ellos. Yo Jehová su Dios.
el testimonio que yo te daré. Y de allí me declararé a
ti y hablaré contigo de sobre el propiciatorio. 30.1 Harás un altar para quemar incienso (1 x 1 x 2
23 Harás una mesa de madera de acacia (2 x 1 x codos). Y Aaarón quemará incienso cada mañana y
1.5 codos) y la cubrirás de oro. Y pondrás sobre la al anochecer. No ofreceréis sobre él incienso
mesa el pan de la proposición delante de mí extraño.
continuamente. 18 Harás una fuente de bronce; y en ella se
31 Harás un candelero de oro puro. Y le harás siete lavarán Aarón y sus hijos las manos y los pies,
lamparillas, las cuales encenderás. cuando entren al tabernáculo de reunión, o al altar
para ministrar. Será estatuto perpetuo, para que no
26.1 Harás el tabernáculo de diez cortinas de lino mueran.
torcido, azul, púrpura y carmesí; y lo harás con
querubines de obra primorosa. Y pondrás dentro el 31.15 Seis días se trabajará, mas el día séptimo es
arca, en el lugar santísimo. Y harás un velo de azul, día de reposo consagrado a Jehová; cualquiera que
púrpura, carmesí y lino tocido, y hara separación trabaje en el día de reposo morirá. Guardarán el día
entre el lugar santo y el lugar santísimo. La mesa y de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus
el candelero estarán en el lugar santo. generaciones por pacto perpetuo. Señal es para
siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis
27.1 Harás un altar de madera de acaica (5 x 5 x 3 días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el
codos), y lo cubrirás debronce. séptimo día cesó y reposó.
9 Harás el atrio del tabernáculo (100 x 50 x 5
codos) 32.11 Moisés oró en presencia de Jehová su Dios, y
20 Mandarás a los hijos de Israel que te traigan dijo: Oh Jehová, ¿por qué se encenderá tu furor
aceite puro de olivas, para hacer arder contra tu pueblo, que tú sacaste de la tierra de
continuamente las lámparas. Egipto con gran poder y con mano fuerte?
33 Jehová respondió a Moisés: Al que pecare
28.2 Harás vestiduras sagradas a Aarón, para honra contra mí, a éste raeré yo de mi libro.
y hermosura. El pectoral, el efod, el manto; la
túnica, la mitra y el cinturón. 33.16 ¿En qué se conocerá aquí que he hallado
6 Harás el efod de oro, azul, púrpura, carmesí y gracia en tus ojos, yo y tu pueblo, sino en que tú
lino torcido. Y tomarás dos piedras de ónice, y andes con nosotros, y que yo y tu pueblo seamos
grabarás en ellas los nombres de los hijos de Israel. apartados de todos los pueblos que están sobre la
Y las pondrás sobre las hombreras del efod. faz de la tierra?
15 Harás el pectoral (1 x 1 palmo), y lo llenarás de
cuatro hileras de piedras, doce, según los nombres 34.12 Guárdate de hacer alianza con los moradores
de los hijos de Israel: sárdica, topacio y carbunclo; de la tierra donde has de entrar, para que no sean
esmeralda, zafiro y diamente; jacinto, ágata y tropezadero en medio de ti.
17 No te harás dioses de fundición.
23 Tres veces en el año se presentará todo varón 5 Guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los
tuyo delante de Jehová el Señor, Dios de Israel. Y cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo
ninguno se presentará delante de mí con las manos Jehová.
vacías. (20)
19.2 Santos seréis, porque santo soy yo Jehová
40.38 La nube de Jehová estaba de día sobre el vuestro Dios.
tabernáculo, y el fuego estaba de noche sobre él, a 3 Cada uno temerá a su madre y a su padre.
vista de toda la casa de Israel, en todas sus 4 No os volveréis a los ídolos, ni haréis para
jornadas. vosotros dioses de fundición.
--- 5 Cuando ofreciereis sacrificio de ofrenda de paz a
Jehová, ofrecedlo de tal manera que seáis aceptos.
Levítico (22.29)
2.11 Ninguna ofrenda que ofreciereis a Jehová será 11 No hurtaréis, y no engañaréis ni mentiréis el
con levadura; porque de ninguna cosa leuda, ni de uno al otro.
ninguna miel, se ha de quemar ofrenda para Jehová. 12 No juraréis falsamente por mi nombre,
13 Sazonarás con sal toda ofrenda que presentes, y profanando así el nombre de tu Dios.
no harás que falte jamás de tu ofrenda la sal del 13 No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No
pacto de tu Dios; en toda ofrenda tuya ofrecerás sal. retendrás el salario del jornalero en tu casa hasta la
mañana.
5.17 Si una persona pecare, o hiciere alguna de 14 No maldecirás al sordo, y delante del ciego no
todas aquellas cosas que por mandamiento de pondrás tropiezo, sino que tendrás temor de tu Dios.
Jehová no se han de hacer, aun sin hacerlo a 15 No harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo
sabiendas, es culpable, y llevará su pecado. al pobre ni complaciendo al grande; con justicia
juzgarás a tu prójimo.
6.13 El fuego arderá continuamente en el altar; no 16 No andarás chismeando entre tu pueblo. No
se apagará. atentarás contra la vida de tu prójimo.
17 No aborrecerás a tu hermano en tu corazón;
7.23 Ninguna grosura de buey ni de cordero ni de razonarás con tu prójimo, para que no participes de
cabra comeréis. su pecado.
26 Ninguna sangre comeréis en ningún lugar en 18 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos
donde habitéis, ni de aves ni de bestias. de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti
mismo.
10.3 En los que a mí se acercan me santificaré, y en 30 Mis días de reposo guardaréis, y mi santuario
presencia de todo el pueblo seré glorificado. tendréis en reverencia. (26.2)
31 No os volváis a los encantadores ni a los
9 Tú, y tus hijos contigo, no beberéis vino ni sidra adivinos; no los consultéis, contaminandoos con
cuando entréis en el tabernáculo de reunión, para ellos.
que no muráis; estatuto perpetuo será para vuestras 32 Delante de las canas te levantarás y honrarás el
generaciones, para poder discernir entre lo santo y rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor.
lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio, y para 36 Balanzas justas, pesas justas y medidas justas
enseñar a los hijos de Israel todos los estatutos que tendréis.
Jehová les ha dicho por medio de Moisés.
20.7 Santificaos y sed santos, porque yo Jehová soy
11.43 No hagáis abominables vuestras personas con vuestro Dios.
ningún animal que se arrastra, ni os contaminéis con 8 Guardad mis estatutos, y ponedlos por obra. Yo
ellos, ni seáis inmundos por ellos. Jehová que os santifico.
26 Habéis de serme santos, porque yo Jehová soy
18.3 No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en santo, y os he apartado de los pueblos para que
la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra seáis míos.
de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en
sus estatutos. 21.21 Ningún varón de la descendencia del
4 Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis sacerdote Aarón, en el cual haya defecto, se
estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová acercará para ofrecer las ofrendas encendidas para
vuestro Dios. Jehová. Hay defecto en él; no se acercará a ofrecer
el pan de su Dios
6.2 El hombre o la mujer que se apartare haciendo
22.18 Cualquier varón de la casa de Israel, o de los voto de nazareo, para dedicarse a Jehová, se
extranjeros en Israel, que ofreciere su ofrenda en abstendrá de vino y de sidra.
pago de sus votos, o como ofrendas voluntarias 24 Bendición sacerdotal: Jehová te bendiga y te
ofrecidas en holocausto a Jehová; para que sea guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti,
aceptado será sin defecto. y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su
rostro y ponga en ti paz.
25.10 Santificaréis el año cincuenta, y pregonaréis
libertad en la tierra a todos sus moradores; ese año 10.8 Los hijos de Aarón, los sacerdotes, tocarán las
os será de jubileo, y volveréis cada uno a vuestra trompetas; y las tendréis por estatuto perpetuo por
posesión, y cada cual volverá a su familia. vuestras generaciones. En el día de vuestra alegría,
y en vuestras solemnidades, y en los principios de
26.3 Si anduviereis en mis decretos y guardareis mis vuestros meses, tocaréis las trompetas sobre
mandamientos, y los pusiereis por obra, yo daré vuestros holocaustos, y sobre los sacrificios de paz,
vuestra lluvia en su tiempo, y la tierra rendirá sus y os serán por memoria delante de vuestro Dios.
productos, y el árbol del campo dará su fruto. Y yo 35 Cuando el arca se movía, Moisés decía:
daré paz en la tierra, y dormiréis, y no habrá quien Levántate, oh Jehová, y sean dispersados tus
os espante; y haré quitar de vuestra tierra las malas enemigos, y huyan de tu presencia los que te
bestias, y la espada no pasará por vuestro país. Y aborrecen. Y cuando ella se detenía, decía: Vuelve,
pondré mi morada en medio de vosotros, y mi alma oh Jehová, a los millares de millares de Israel.
no os abominará; y andaré entre vosotros, y yo seré
vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo. 12.6 Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová,
14 Pero si no me oyereis, ni hiciereis todos estos le apareceré en visión, en sueños hablaré con él. No
mis mandamientos, y si desdeñareis mis decretos, y así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa.
vuestra alma menospreciare mis estatutos, e Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por
invalidando mi pacto, yo enviaré sobre vosotros figuras; y verá la apariencia de Jehová. ¿Por qué,
terror, extenuación y calentura, que consuman los pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo
ojos y atormenten el alma; y sembraréis en vano Moisés?
vuestra semilla, porque vuestros enemigos la
comerán. Y os esparciré entre las naciones, y 15.30 La persona que hiciere algo con soberbia, así
desenvainaré espada en pos de vosotros. el natural como el extranjero, ultraja a Jehová; esa
persona será cortada de en medio de su pueblo.
27.30 El diezmo de la tierra, así de la simiente de la
tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es 17.8 Moisés puso doce varas delante de Jehová, en
cosa dedicada a Jehová. Y si alguno quisiere el tabernáculo del testimonio. Y al día siguiente, la
rescatar algo del diezmo, añadirá la quinta parte de vara de Aaarón había reverdecido y echado flores y
su precio por ello. Y todo diezmo de vacas o de arrojado renuevos y producido almendros.
ovejas, de todo lo que pasa bajo la vara, el diezmo
será consagrado a Jehová. 18.20 Jehová dijo a Aarón: De la tierra de ellos no
--- tendrás heredad, ni entre ellos tendrás parte. Yo soy
tu parte y tu heredad en medio de los hijos de Israel.
Números 21 Yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos
3.12 Yo he tomado a los levitas de entre los hijos de en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto
Israel en lugar de todos los primogénitos, los ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de
primeros nacidos entre los hijos de Israel; serán reunión.
míos los levitas. Porque mío es todo primogénito;
desde el día en que yo hice morir a todos los 23.8 ¿Por qué maldeciré yo al que Dios no maldijo?
primogénitos en la tierra de Egipto, santifiqué para ¿Y por qué he de execrar al que Jehová no ha
mí a todos los primogénitos en Israel, así de execrado?
hombres como de animales; míos serán. Yo Jehová. 19 Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de
Apartarás a los levitas de entre los hijos de Israel y hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará?
serán míos. Enteramente me son dedicados de entre Habló, ¿y no lo ejecutará?
los hijos de Israel, en lugar de los primogénitos de 23 Contra Jacob no hay agüero, ni adivinación
todos los hijos de Israel. (8.14) contra Israel.
24.5 ¡Cuán hermosas son tus tiendas, oh Jacob, tus al otro se ha hecho cosa semejante a esta gran cosa,
habitaciones, oh Israel! Como arroyos están o se haya oído otra como ella. ¿Ha oído pueblo
extendidas, como huertos junto al río, como áloes alguno la voz de Dios, hablando de en medio del
plantados por Jehová, como cedros junto a las fuego, como tú lo has oído, sin perecer? ¿O ha
aguas. Benditos los que te bendijeren y malditos los intentado Dios venir a tomar para sí una nación, de
que te maldijeren. en medio de otra nación, con pruebas, con señales,
17 Lo veré, mas no ahora; lo miraré, mas no de con milagros y con guerra y mano poderosa y brazo
cerca; saldrá ESTRELLA de Jacob, y se levantará extendido, y hechos aterradores como todo lo que
cetro de Israel. ¿Quién vivirá cuando hiciere Dios hizo con vosotros Jehová vuestro Dios en Egipto
estas cosas? ante tud ojos? A ti te fue mostrado, para que
supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de
35.34 No contaminéis la tierra donde habitáis, en él. Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que
medio de la cual yo habito; porque yo Jehová habito Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la
en medio de los hijos de Israel. tierra, y no hay otro. Guarda sus estatutos y sus
--- mandamientos, los cuales yo te mando hoy, para que
te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, y
Deuteronomio prolongues tus días sobre la tierra que Jehová tu
1.11 ¡Jehová, Dios de vuestros padres os haga mil Dios te da para siempre.
veces más de lo que ahora sois, y os bendiga, como
ha prometido! 5.11 No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en
vano; porque Jehová no dará por inocente al que
3.24 Señor Jehová, tú has comenzado a mostrar a tu tome su nombre en vano.
siervo tu grandeza, y tu mano poderosa; porque 12 Guardarás el día de reposo para santi- ficarlo,
¿qué dios hay en el cielo ni en la tierra que haga como Jehová tu Dios te ha mandado.
obras y proezas como las tuyas? 26 ¿Qué es el hombre, para que oiga la voz del
Dios viviente que habla de en medio del fuego, como
4.1 Oh Israel, oye los estatutos y decretos que yo os nosotros la oímos, y aún viva?
enseño, para que los ejecutéis, y viváis, y entréis y 29 ¡Quién diera que tuviesen tal corazón, que me
poseáis la tierra que Jehová el Dios de vuestros temiesen y guardasen todos los días todos mis
padres os da. mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les
2 No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni fuese bien para siempre!
disminuréis de ella, para que guardéis los 32 Mirad que hagáis como Jehová vuestro Dios os
mandamientos de Jehová vuestro Dios. ha mandado; no os apartéis a diestra ni a siniestra.
6 Guardadlos y ponedlos por obra; porque esta es Andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os
vuestra sabiduría y vuestra inteligencia ante los ojos ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y
de los pueblos, los cuales oirán todos estos estatutos, tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer.
y dirán: Ciertamente pueblo sabio y entendido,
nación grande es esta. Porque ¿qué nación grande 6.4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.
hay que tenga dioses tan cercanos a ellos como lo Amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de
está Jehová nuestro Dios en todo cuanto le pedimos? toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas
Y ¿qué nación grande hay que tenga estatutos y palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu
juicios justos como es toda esta ley que yo pongo corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de
hoy delante de vosotros? ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y
9 Guárdate y guarda tu alma con diligencia, para al acostarte, y cuando te levantes.
que no te olvides de las cosas que has visto, ni se 13 A Jehová tu Dios temerás, y a él solo servirás, y
aparten de tu corazón todos los días de tu vida; por su nombre jurarás.
antes bien, las enseñarás a tus hijos y a los hijos de 17 Guardad cuidadosamente los manda-mientos de
tus hijos. Jehová vuestro Dios y sus testimonios y sus estatutos
24 Jehová tu Dios es fuego consumidor, Dios que te ha mandado.
celoso. 18 Haz lo recto y bueno ante los ojos de Jehová,
29 Si buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo para que te vaya bien, y entres y poseas la buena
buscares de todo tu corazón y de toda tu alma. tierra que Jehová juró a tus padres.
32 Pregunta ahora, si en los tiempos pasados que
han sido antes de ti, desde el día que creó Dios al 7.6 Tú eres pueblo santo para Jehová tu Dios;
hombre sobre la tierra, si desde un extremo del cielo Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo
especial, más que todos los pueblos que están sobre estas cosas grandes y terribles que tus ojos han
la tierra. No por ser vosotros más que todos los visto.
pueblos os ha querido Jehová y os ha escogido, pues
vosotros erais el más insignificante de todos los 11.1 Amarás a Jehová tu Dios, y guardarás sus
pueblos. ordenanzas, sus estatutos, sus decretos y sus
Conoce que, Jehová tu Dios es Dios. Te amará, te mandamientos, todos los días.
bendecirá y te multiplicará, bendecirá el fruto de tu
vientre y el fruto de tu tierra, tu grano, tu mosto, tu 13 Si obedeciereis cuidadosamente a mis man
aceite, la cría de tus vacas y los rebaños de tus damientos que yo os prescribo hoy, amando a
ovejas, en la tierra que juró a tus padres que te Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro
daría. corazón, y con toda vuestra alma, yo daré la lluvia
26 No traerás cosa abominable a tu casa, para que de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la
o seas anatema; del todo la aborrece rás y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite.
abominarás, porque es anatema. 26 Yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y
la maldición: la bendición, si oyereis los
8.3 Jehová tu Dios te afligió, y te hizo tener hambre, mandamientos de Jehová vuestro Dios; y la
y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, maldición si no los oyereis.
ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber
que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo 12.11 Al lugar que Jehová vuestro Dios escogiere
que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. para poner en él su nombre, allí llevaréis todas las
Reconoce en tu corazón, que como castiga el hombre cosas que yo os mando: vuestros holocaustos,
a su hijo, así Jehová tu Dios te castiga. vuestros sacrificios, vuestros diezmos, las ofrendas
18 Acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el elevadas de vuestras manos, y todo lo escogido de
poder para hacer las riquezas. los votos que hubiereis prometido a Jehová. Y os
alegraréis delante de Jehová vuestro Dios, vosotros,
10.8 Apartó Jehová la tribu de Leví para que llevase vuestros hijos, vuestras hijas, vuestros siervos y
el arca del pacto de Jehová, para que estuviese vuestras siervas, y el levita que habite en vuestras
delante de Jehová para servirle y para bendecir en poblaciones; por cuanto no tiene parte ni heredad
su nombre. Leví no tuvo parte ni heredad con sus con vosotros. (16.6)
hermanos; Jehová es su heredad, como Jehová tu 28 Guarda y escucha todas estas palabras que yo te
Dios le dijo. mando, para que haciendo lo bueno y lo recto ante
los ojos de Jehová tu Dios, te vaya bien a ti y a tus
12 Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que hijos después de ti para siempre.
temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus 32 Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no
caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios añadirás a ello, ni de ello quitarás.
con todo tu corazón y con toda tu alma; que
guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, 14.1 Hijos sois de Jehová vuestro Dios; no os
que yo te prescribo hoy, para que tengas sajaréis, ni os raparéis a causa de muerto. Porque
prosperidad? eres pueblo santo a Jehová tu Dios, y Jehová te ha
14 De Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de escogido para que le seas un pueblo único de entre
los cielos, la tierra, y todas las cosas que hay en todos los pueblos que están sobre la tierra.
ella. 3 Nada abominable comerás.
15 Solamente de tus padres se agradó Jehová para 22 Indefectiblemente diezmarás todo el pro- ducto
amarlos, y escogió su descendencia después de ellos, del grano que rindiere tu campo cada año.
a vosotros, de entre todos los pueblos, como en este 27 No desampararás al levita que habitare en tus
día. poblaciones; porque no tiene parte ni heredad
16 Circuncidad el prepucio de vuestro corazón, y contigo.
no endurezcáis más vuestra cerviz.
17 Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y 15.11 Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al
Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, menesteroso en tu tierra.
que no hace acepción de personas, ni toma cohecho.
20 A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él 16.14 Te alegrarás en tus fiestas solemnes, tú, tu
seguirás, y por su nombre jurarás. El es el objeto de hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, el levita, el
tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo extranjero, el huérfano y la viuda que viven en tus
poblaciones. Tres veces cada año aparecerá todo
varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que sus estatutos, sus manda mientos y sus decretos, y
él escogiere: en la fiesta solemne de los panes sin que escucharás su voz. Y Jehová ha declarado hoy
levadura, y en la fiesta solemne de las semanas, y en que tú eres pueblo suyo, de su exclusiva posesión,
la fiesta solemne de los tabernáculos. Y ninguno se como te lo ha prometido, para que guardes todos sus
presentará delante de Jehová con las manos vacías; mandamientos; a fin de exaltarte sobre todas las
cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la naciones que hizo, para loor y fama y gloria, y para
bendición que Jehová te hubiere dado. que seas un pueblo santo a Jehová tu Dios, como él
20 La justicia, la justicia seguirás, para que vivas y ha dicho.
heredes la tierra que Jehová tu Dios te da.
27.6 De piedras enteras edificarás el altar de Jehová
17.1 No ofrecerás en sacrificio a Jehová tu Dios, tu Dios, y ofrecerás sobre él holocausto a Jehová tu
buey o cordero en el cual haya falta o alguna cosa Dios; y sacrificarás ofrendas de paz, y comerás allí,
mala, pues es abominación a Jehová tu Dios. y te alegrarás delante de Jehová tu Dios.
12 El hombre que procediere con soberbia, no 9 Guarda silencio y escucha, oh Israel; hoy has
obedeciendo al sacerdote que está para ministrar venido a ser pueblo de Jehová tu Dios.
allí delante de Jehová tu Dios, o al juez, el tal 26 Maldito el que no confirmare las palabras de
morirá; y quitarás el mal de en medio de Israel. esta ley para hacerlas. Y dirá todo el pueblo: Amén.

18.13 Perfecto serás delante de Jehová tu Dios 28.2 Vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te
18 Profeta les levantaré de en medio de sus alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.
hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el
boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare. campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu
Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y
hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta. los rebaños de tus ovejas. Benditas serán tu canasta
y tu artesa de amasar. Bendito serás en tu entrar, y
22.25 No vestirá la mujer traje de hombre, ni el bendito en tu salir.
hombe vestirá ropa de mujer; porque abominación 9 Te confirmará Jehová por pueblo santo suyo,
es a Jehová cualquiera que esto hace. como te lo ha jurado, cuando guardares los
mandamientos de Jehová tu Dios, y anduvieres en
23.2 No entrará bastardo en la congregación de sus caminos. Y verán todos los pueblos de la tierra
Jehová; ni hasta la décima generación. que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te
14 Jehová tu Dios anda en medio de tu temerán.
campamento, para librarte y para entregar a tus 58 Si no cuidares de poner por obra todas las
enemigos delante de ti; por tanto, tu campa mento palabras de esta ley que están escritas en este libro,
ha de ser santo, para que él no vea en ti cosa temiendo este nombre glorioso y temible: JEHOVÁ
inmunda, y se vuelva de en pos de ti. TU DIOS, entonces Jehová aumentará
18 No traerás la paga de una ramera, ni el precio e maravillosamente tus plagas y las plagas de tu
un perro a la casa de Jehová tu Dios, por ningún descendencia, plagas grandes y permanentes, y
voto. enfermedades malignas y duraderas.
20 Del extraño podrás exigir interés, mas de tu 63 Así como Jehová se gozaba en haceros bien y
hermano no lo exigirás. en multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinaros
21 Cuando haces voto a Jehová tu Dios, no tardes y en destruiros; y seréis arrancados de sobre la
en pagarlo; porque ciertamente lo demandará tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella.
Jehová tu Dios de ti, y sería pecado en ti. Y Jehová te esparcirá por todos los pueblos, desde
un extremo de la tierra hasta el otro extremo; y allí
24.14 No oprimirás al jornalero, en su día le darás servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus
su jornal; pues es pobre y con él sustenta su vida. padres, al leño y a la piedra.
16 Los padres no morirán por los hijos, ni los hijos
por los padres; cada uno morirá por su pecado. 29.29 Las cosas secretas pertenecen a Jehová
nuestro Dios; mas las reveladas son para noso tros y
26.11 Te alegrarás en todo el bien que Jehová tu para nuestros hijos para siempre, para que
Dios te haya dado a ti y a tu casa, así tú como el cumplamos todas las palabras de esta ley.
levita y el extranjero que está en medio de ti.
17 Has declarado solemnemente hoy que Jehová es 30.6 Circuncidará Jehová tu Dios tu corazón, y el
tu Dios, y que andarás en sus caminos, y guardarás corazón de tu descendencia, para que ames a Jehová
tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin también los moveré a celos con un pueblo que no es
de que vivas. pueblo, los provocaré a ira con una nación
8 Tú volverás, y oirás la voz de Jehová, y pondrás insensata.
por obra todos sus mandamientos que yo te ordeno 35 Mía es la venganza y la retribución.
hoy. Cuando obedecieres a la voz de Jehová tu Dios, 39 Ved ahora que yo, yo soy, y no hay dioses
para guardar sus manda-mientos y sus estatutos conmigo; yo hago morir, y yo hago vivir; yo hiero, y
escritos en este libro de la ley; cuando te yo sano; y no hay quien pueda librar de mi mano.
convirtieres a Jehová tu Dios con todo tu corazón y 46 Aplicad vuestro corazón a todas las palabras
con toda tu alma. que yo os testifico hoy, para que las mandéis a
11 Este mandamiento que yo te ordeno hoy, no es vuestros hijos, a fin de que cuiden de cumplir todas
demasiado difícil, ni está lejos. Porque muy cerca de las palabras de esta ley. Porque no os es cosa vana;
ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para es vuestra vida, y por medio de esta ley haréis
que la cumplas. Mira, yo he puesto delante de ti hoy prolongar vuestros días sobre la tierra adonde vais,
la vida y el bien, la muerte y el mal; porque yo te pasando el Jordán, para tomar posesión de ella.
mando hoy que ames a Jehová tu Dios, que andes en
sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus 33.26 No hay como el Dios de Jesurún, quien
estatutos y sus decretos, para que vivas y seas cabalga en los cielos para tu ayuda, y sobre las
multiplicado, y Jehová tu Dios te bendiga en la nubes con su grandeza.
tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. 29 Bienaventurado tú, oh Israel. ¿Quién como tú,
A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy pueblo salvo por Jehová, escudo de tu socorro, y
contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la espada de tu triunfo? Tus enemigos serán
muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la humillados, y tú hollarás sobre sus alturas
vida, para que vivas tú y tu descendencia; amando a
Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a 34.10 Nunca más se levantó profeta en Israel como
él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus Moisés, a quien haya conocido Jehová cara a cara;
días; a fin de que habites sobre la tierra que juró nadie como él en todas las señales y prodigios que
Jehová a tus padres, Abraham, Isaac y Jacob, que Jehová le envió a hacer en tierra de Egipto, a
les había de dar. Faraón y a todos sus siervos y a toda su tierra, y en
el gran poder y en los hechos grandiosos y terribles
31.6 Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis que Moisés hizo a la vista de todo Israel.
miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va ----
contigo; no te dejará, ni te desamparará.
8 Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te Josué
dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides. 1.7 Esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de
12 Harás congregar al pueblo, varones y mujeres y hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te
niños, y tus extranjeros que estuvieren en tus mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a
ciudades, para que oigan y aprendan, y teman a siniestra, para que seas prosperado en todas las
Jehová vuestro Dios, y cuiden de cumplir todas las cosas que emprendas.
palabras de esta ley. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley,
sino que de día y de noche meditarás en él, para que
32.3 El nombre de Jehová proclamaré. Engrandeced guardes y hagas conforme a todo lo que en él está
a nuestro Dios. El es la Roca, cuya obra es perfecta, escrito; porque entonces harás prosperar tu camino,
porque todos sus caminos son rectitud; Dios de y todo te saldrá bien.
verdad, y sin ninguna iniquidad en él; es justo y 17 De la manera que obedecimos a Moisés en todas
recto. las cosas, así te obedeceremos a ti; solamente que
6 ¿Así pagáis a Jehová, pueblo loco e ignorante? Jehová tu Dios esté contigo, como estuvo con
¿No es él tu padre que te creó? Él te hizo y te Moisés.
estableció.
9 La porción de Jehová es su pueblo; Jacob la 2.11 Jehová vuestro Dios es Dios arriba en los
heredad que le tocó. cielos y abajo en la tierra.
15 Pero engordó Jesurún, y tiró coces (Engordaste,
te cubriste de grasa); entonces abandonó al Dios 22.29 Nunca tal acontezca que nos rebelemos contra
que lo hizo, y menospreció la Roca de su salvación. Jehová, o que nos apartemos de servir a Jehová,
21 Ellos me movieron a celos con lo que no es edificando altar para holocaustos, para ofrenda o
Dios; me provocaron a ira con sus ídolos; yo
para sacrificio, además del altar de Jehová nuestro afirmó sobre ellas el mundo. Nadie será fuerte por
Dios que está delante de su tabernáculo. su propia fuerza. Exaltará el poderío de su Ungido.
25 Si pecare el hombre contra el hombre, los jueces
23.6 Esforzaos mucho en guardar todo lo que está le juzgarán; mas si alguno pecare contra Jehová,
escrito en el libro de la ley de Moisés, sin apartaros ¿quién rogará por él?
de ello ni a diestra ni a siniestra. 30 Yo honraré a los que me honran, y los que me
desprecian serán tenidos en poco.
24.14 Temed a Jehová y servidle con integridad y en
verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los 3.8 Jehová, llamó la tercera vez a Samuel. Y él se
cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río levantó y vino a Elí, y dijo: Heme aquí; ¿para qué
y en Egipto; y servid a Jehová. Y si mal os parece me has llamado? Entonces entendió Elí que Jehová
servir a Jehová, escogeos hoy a quien sirváis. Pero llamaba al joven. Y dijo Elí a Samuel: Ve y
yo y mi casa serviremos a Jehová. acuéstate; y si te llamare, dirás: Habla, Jehová,
18 Serviremos a Jehová, porque él es nuestro Dios. porque tu siervo oye. Así se fue Samuel, y se acostó
19 Entonces Josué dijo al pueblo: No podréis servir en su lugar. Y vino Jehová y se paró, y llamó como
a Jehová, porque él es Dios santo y Dios celoso; no las otras veces: ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel
sufrirá vuestras rebeliones y vuestros pecados. dijo: Habla, porque tu siervo oye.
Quitad ahora, los dioses ajenos que están entre
vosotros e inclinad vuestro corazón a Jehová para 6.20 Y dijeron los de Bet-semes: ¿Quién podrá estar
servirle. delante de Jehová el Dios santo?
24 El pueblo respondió: A Jehová nuestro Dios
serviremos y a su voz obedeceremos. 7.3 Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo:
--- Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová,
quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre
Jueces vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y
5.31 Perezcan todos tus enemigos, oh Jehová; mas sólo a él servid, y os librará de la mano de los
los que te aman, sean como el sol cuando sale en su filisteos.
fuerza.
--- 12.14 Si temiereis a Jehová y le sirviereis, y oyereis
su voz, y no fuereis rebeldes a la palabra de Jehová,
Rut y si tanto vosotros como el rey que reina sobre
1.16 Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y vosotros servís a Jehová vuestro Dios, haréis bien.
me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, 21 No os apartéis en pos de vanidades que no
iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo aprovechan ni libran, porque son vanidades.
será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. 22 Jehová no desamparará a su pueblo, por su
--- grande nombre; porque Jehová ha querido haceros
pueblo suyo.
1 Samuel
2.1 Ana oró a Jehová, cuando nació su hijo Samuel, 15.22 ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos
y lo entregó al servicio de Dios: Mi corazón se y víctimas, como en que se obedezca a las palabras
regocija en Jehová, mi poder se exalta en Jehová; mi de Jehová? El obedecer es mejor que los sacrificios,
boca se ensanchó sobre mis enemigos, por cuanto y el prestar atención que la grosura de los carneros.
me alegré en tu salvación. No hay santo como 29 El que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se
Jehová; porque no hay ninguno fuera de ti, y no hay arrepentirá, porque no es hombre para que se
refugio como el Dios nuestro. No multipliquéis arrepienta.
palabras de grandeza y altanería; cesen las palabras
arrogantes de vuestra boca; porque el Dios de todo 16.7 Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su
saber es Jehová, y a él toca el pesar las acciones. parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo
Jehová mata, y él da vida; él hace descender al Seol, desecho; porque Jehová no mira lo que mira el
y hace subir. Jehová empobrece, y él enriquece; hombre; pues el hombre mira lo que está delante de
abate, y enaltece Él levanta del polvo al pobre, y del sus ojos, pero Jehová mira el corazón.
muladar exalta al menesteroso, para hacerle
sentarse con príncipes y heredar un sitio de honor. 17.45 Dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con
Porque de Jehová son las columnas de la tierra, y él espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el
nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los andando en sus caminos, y observando sus estatutos
escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de
--- la manera que está escrito en la ley de Moisés, para
que prosperes en todo lo que hagas y en todo
2 Samuel aquello que emprendas; para que confirme Jehová
14.14 Porque de cierto morimos, y somos como la palabra que me habló, diciendo: Si tus hijos
aguas derramadas por tierra, que no pueden volver guardaren mi camino, andando delante de mí con
a recogerse; ni Dios quita la vida, sino que provee verdad, de todo su corazón y de toda su alma, jamás
medios para no alejar de sí al desterrado. faltará a ti varón en el trono de Israel.

18.3 El pueblo dijo a David: No saldrás, porque si 8.12 Dijo Salomón: Jehová ha dicho que él habitaría
nosotros huyéremos, no harán caso de nosotros; y en la oscuridad. Yo he edificado casa por morada
aunque la mitad de nosotros muera, no harán caso para ti, sitio en que tú habites para siempre. Y
de nosotros; mas tú ahora vales tanto como diez mil volviendo el rey su rostro, bendijo a toda la
de nosotros. Será, pues, mejor que tú nos des ayuda congregación de Israel; y toda la congregación de
desde la ciudad. Israel estaba de pie.
22 Se puso Salomón delante del altar de Jehová,
19.27 Mi señor el rey es como un ángel de Dios; haz en presencia de toda la congregación de Israel, y
lo que bien te parezca. extendiendo sus manos al cielo, dijo: Jehová Dios de
Israel, no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos
21.17 Entonces los hombres de David le juraron, ni abajo en la tierra, que guardas el pacto y la
diciendo: Nunca más de aquí en adelante saldrás misericordia a tus siervos, los que andan delante de
con nosotros a la batalla, no sea que apagues la ti con todo su corazón.
lámpara de Israel. 27 Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la
tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los
22.7 En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta
Dios; él oyó mi voz desde su templo, y mi clamor casa que yo he edificado? Con todo, tú atenderás a
llegó a sus oídos. la oración de tu siervo, y a su plegaria, oh Jehová
20 Y me sacó a lugar espacioso; me libró, porque Dios mío, oyendo el clamor y la oración que tu
se agradó de mí. siervo hace hoy delante de ti; que estén tus ojos
26 Con el misericordioso te mostrarás abiertos de noche y de día sobre esta casa, sobre
misericordioso, y recto para con el hombre íntegro. este lugar del cual has dicho: Mi nombre estará allí;
29 Tú eres mi lámpara, oh Jehová; mi Dios y que oigas la oración que tu siervo haga en este
alumbrará mis tinieblas. lugar. Oye, la oración de tu siervo y de tu pueblo
31 En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y Israel; cuando oren en este lugar, también tú lo
acrisolada la palabra de Jehová. Escudo es a todos oirás en el lugar de tu morada, en los cielos;
los que en él esperan. escucha y perdona.
32 Porque ¿quién es Dios, sino sólo Jehová? ¿Y 38 Toda oración y toda súplica que hiciere
qué roca hay fuera de nuestro Dios? cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cuando
33 Dios es el que me ciñe de fuerza, y quien cualquiera sintiere la plaga en su corazón, y
despeja mi camino. extendiere sus manos a esta casa, tú oirás en los
36 Me diste asimismo el escudo de tu salvación, y cielos, en el lugar de tu morada, y perdonarás, y
tu benignidad me ha engrandecido actuarás y darás a cada uno conforme a sus
47 Viva Jehová, y bendita sea mi roca, y caminos, cuyo corazón tú conoces (porque sólo tú
engrandecido sea el Dios de mi salvación. conces el corazón de todos los hijos de los hombres);
51 El salva gloriosamente a su rey, y usa de para que te teman todos los días que vivan sobre la
misericordia para con su ungido, a David y a su faz de la tierra que tú diste a nuestros padres.
descendencia para siempre. 41 Asimismo al extranjero que no es de nuestro
--- pueblo Israel, que viniere de lejanas tierras a causa
de tu nombre (pues oirán de tu gran nombre, de tu
1 Reyes mano fuerte y de tu brazo extendido), y viniere a
2.1 Llegaron los días en que David había de morir, y orar en esta casa, tu oirás en los cielos, en el lugar
ordenó a Salomón su hijo, diciendo: Yo sigo el de tu morada, y harás conforme a todo aquello por
camino de todos en la tierra; esfuérzate, y sé lo cual el extranjero hubiere clamado a ti, para que
hombre. Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, todos los pueblos de la tierra conozcan tu nombre y
te teman, como tu pueblo Israel, y entiendan que tu 1 Crónicas
nombre es invocado en esta casa. 16. 10 Gloriaos en su santo nombre; alégrese el
58 Dios, incline nuestro corazón hacia él, para que corazón de los que buscan a Jehová.
andemos en todos sus caminos y guardemos sus 11 Buscad a Jehová y su poder; buscad su rostro
mandamientos, sus estatutos y decretos, los cuales continuamente.
mandó a nuestros padres. 22 No toquéis, dijo, a mis ungidos, ni hagáis mal a
60 A fin de que todos los pueblos de la tierra sepan mis profetas.
que Jehová es Dios, y que no hay otro. 23 Cantad a Jehová toda la tierra, proclamad de
61 Sea perfecto vuestro corazón para con Jehová día en día su salvación.
nuestro Dios, andando en sus estatutos y guardando 29 Dad a Jehová la honra debida a su nombre,
sus mandamientos. traed ofrenda, y venid delante de él; postraos
delante de Jehová en la hermosura de la santidad.
9.3 Le dijo Jehová a Salomón: Yo he oído tu oración 34 Aclamad a Jehová, porque él es bueno; porque
y tu ruego que has hecho en mi presencia. Yo he su misericordia es eterna.
santificado esta casa que tú has edificado, para
poner mi nombre en ella para siempre; y en ella 22.9 He aquí te nacerá un hijo, el cual será varón de
estarán mis ojos y mi corazón todos los días. paz, porque yo le daré paz de todos sus enemigos en
derredor; por tanto, su nombre será Salomón
10.8 La reina de Sabá dijo a Salomón: Bien- (Pacífico), y yo daré paz y reposo sobre Israel en sus
aventurados tus hombres, dichosos estos tus siervos, días. El edificará casa a mi nombre, y él me será a
que están continuamente delante de ti y oyen tu mí por hijo, y yo le seré por padre; y afirmaré el
sabiduría. Jehová tu Dios sea bendito, que se agradó trono de su reino sobre Israel para siempre. Y
de ti para ponerte en el trono de Israel; porque Jehová te dé entendimiento y prudencia, para que
Jehová ha amado siempre a Israel, te ha puesto por cuando gobiernes a Israel, guardes la ley de Jehová
rey, para que hagas derecho y justicia. (9.7) tu Dios. Entonces serás prosperado, si cuidares de
poner por obra los estatutos y decretos que Jehová
18.21 Acercándose Elías a todo el pueblo dijo: mandó a Moisés para Israel. Esfuérzate y cobra
¿Hasta cuándo claudicaréis entre dos pensa- ánimo; no temas, ni desmayes.
mientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en
pos de él. 23.25 David dijo: Jehová Dios de Israel ha dado paz
37 Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que a su pueblo Israel, y él habitará en Jerusalén para
conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, siempre.
y que tú vuelves a ti el corazón de ellos. 28 Estaban bajo las órdenes de los hijos de Aarón
--- para ministrar en la casa de Jehová, en los atrios, en
las cámaras, y en la purificación de toda cosa
2 Reyes santificada, y en la demás obra del ministerio de la
19.15 Y oró Ezequías delante de Jehová, diciendo: casa de Dios. Asimismo para los panes de la
Jehová Dios de Israel, que moras entre los proposición, para la flor de harina para el
querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de sacrificio, para las hojuelas sin levadura, para lo
la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra. preparado en sartén, para lo tostado, y para toda
22 ¿A quién has vituperado y blasfemado? ¿Y medida y cuenta; y para asistir cada mañana todos
contra quién has alzado la voz, y levantado en alto los días a dar gracias y tributar alabanzas a Jehová,
tus ojos? Contra el Santo de Israel. y asimismo por la tarde; y para ofrecer todos los
25 ¿Nunca has oído que desde tiempos antiguos yo holocaustos a Jehová los días de reposo, lunas
lo hice, y que desde los días de la antigüedad lo nuevas y fiestas solemnes, según su número y de
tengo ideado? Y ahora lo he hecho venir, y tú serás acuerdo con su rito, continuamente delante de
para hacer desolaciones, para reducir las ciudades Jehová; y para que tuviesen la guarda del
fortificadas a montones de escombros. tabernáculo de reunión, y la guarda del santuario,
31 Porque saldrá de Jerusalén remanente, y del bajo las órdenes de los hijos de Aarón sus hermanos,
monte de Sion los que se salven. El celo de Jehová en el ministerio de la casa de Jehová.
de los ejércitos hará esto.
34 Porque yo ampararé esta ciudad para salvarla, 28.9 Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu
por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo. padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo
--- voluntario; porque Jehová escudriña los corazones
de todos, y entiende todo intento de los
pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si Dame ahora sabiduría y ciencia, para presentarme
lo dejares, él te desechará para siempre. delante de este pueblo; porque ¿quién podrá
gobernar a este tu pueblo tan grande?
29.3 Por cuanto tengo mi afecto en la casa de mi Y dijo Dios a Salomón: Por cuanto hubo eso en tu
Dios, yo guardo en mi tesoro particular oro y plata corazón, y no pediste riquezas, bienes o gloria, ni la
que, además de todas las cosas que he preparado vida de los que te quieren mal, ni pediste muchos
para la casa del santuario, he dado para la casa de días, sino que has pedido para ti sabiduría y ciencia
mi Dios: tres mil talentos de oro, de oro de Ofir, y para gobernar a mi pueblo, sobre el cual te he
siete mil talentos de plata refinada para cubrir las puesto por rey, sabiduría y ciencia te son dadas; y
paredes de las casas; oro, pues, para las cosas de también te daré riquezas, bienes y gloria, como
oro, y plata para las cosas de plata, y para toda la nunca tuvieron los reyes que han sido antes de ti, ni
obra de las manos de los artífices. ¿Y quién quiere tendrán los que vengan después de ti.
hacer hoy ofrenda voluntaria a Jehová?
9 Y se alegró el pueblo por haber contribuido 2.4 Yo tengo que edificar casa al nombre de Jehová
voluntariamente; porque de todo corazón ofrecieron mi Dios, para consagrársela, para quemar incienso
a Jehová voluntariamente. aromático delante de él, y para la colocación
11 Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, continua de los panes de la proposición, y para
la gloria, la victoria y el honor; porque todas las holocaustos a mañana y tarde, en los días de reposo,
cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. nuevas lunas, y festividades de Jehová nuestro Dios;
Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre lo cual ha de ser perpetuo en Israel. Y la casa que
todos. Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú tengo que edificar, ha de ser grande; porque el Dios
dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el nuestro es grande sobre todos los dioses. Mas,
poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a ¿quién será capaz de edificarle casa, siendo que los
todos. Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu cielos y los cielos de los cielos no pueden
glorioso nombre. contenerlo? ¿Quién soy yo para que le edifique casa,
Porque ¿quién soy yo, y quién es mi pueblo, para sino tan sólo para quemar incienso delante de él?
que pudiésemos ofrecer voluntariamente cosas
semejantes? Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu 6.14 Jehová Dios de Israel, no hay Dios semejante a
mano te damos. Porque nosotros, extranjeros y ti en el cielo ni en la tierra, que guardas el pacto y la
advenedizos somos delante de ti, como todos misericordia con tus siervos que caminan delante de
nuestros padres; y nuestros días sobre la tierra, cual ti de todo su corazón.
sombra que no dura. Oh Jehová Dios nuestro, toda 18 ¿Es verdad que Dios habitará con el hombre en
esta abundancia que hemos preparado para edificar la tierra? He aquí, los cielos y los cielos de los
casa a tu santo nombre, de tu mano es, y todo es cielos no te pueden contener; ¿cuánto menos esta
tuyo. Yo sé, Dios mío, que tú escudriñas los casa que he edificado?
corazones, y que la rectitud te agrada; por eso yo 19 Mas tú mirarás a la oración de tu siervo, y a su
con rectitud de mi corazón voluntariamente te he ruego, oh Jehová Dios mío, para oír el clamor y la
ofrecido todo esto, y ahora he visto con alegría que oración con que tu siervo ora delante de ti.
tu pueblo, reunido aquí ahora, ha dado para ti 20 Que tus ojos estén abiertos sobre esta casa de
espontáneamente. Jehová, Dios de Abraham, de día y de noche, sobre el lugar del cual dijiste: Mi
Isaac y de Israel nuestros padres, conserva nombre estará allí; que oigas la oración con que tu
perpetuamente esta voluntad del corazón de tu siervo ora en este lugar.
pueblo, y encamina su corazón a ti. 21 Asimismo que oigas el ruego de tu siervo, y de
Después dijo David a toda la congregación: tu pueblo Israel, cuando en este lugar hicieren
Bendecid ahora a Jehová vuestro Dios. Entonces oración, que tú oirás desde los cielos, desde el lugar
toda la congregación bendijo a Jehová Dios de sus de tu morada; que oigas y perdones.
padres, e inclinándose adoraron delante de Jehová y 29 Toda oración y todo ruego que hiciere cualquier
del rey. hombre, o todo tu pueblo Israel, cualquiera que
--- conociere su llaga y su dolor en su corazón, si
extendiere sus manos hacia esta casa, tú oirás desde
2 Crónicas los cielos, desde el lugar de tu morada, y
1.7 Aquella noche apareció Dios a Salomón y le perdonarás, y darás a cada uno conforme a sus
dijo: Pídeme lo que quieras que yo te dé. caminos, habiendo conocido su corazón; porque
sólo tú conoces el corazón de los hijos de los
hombres; para que te teman y anden en tus caminos,
todos los días que vivieren sobre la faz de la tierra tierra, y me ha mandado que le edifique casa en
que tú diste a nuestros padres. Jerusalén, que está en Judá.
40 Ahora, pues, oh Dios mío, te ruego que estén
abiertos tus ojos y atentos tus oídos a la oración en 2.68 Y algunos de los jefes de casas paternas,
este lugar. Oh Jehová Dios, levántate ahora para cuando vinieron a la casa de Jehová que estaba en
habitar en tu reposo, tú y el arca de tu poder; oh Jerusalén, hicieron ofrendas voluntarias para la
Jehová Dios, sean vestidos de salvación tus casa de Dios, para reedificarla en su sitio. Según sus
sacerdotes, y tus santos se regocijen en tu bondad. fuerzas dieron al tesorero de la obra sesenta y un
Jehová Dios, no rechaces a tu ungido; acuérdate de mil dracmas de oro, cinco mil libras de plata, y cien
tus misericordias para con David tu siervo. túnicas sacerdotales.

15.2 Oídme, Asa y todo Judá y Benjamín: Jehová 3.2 Entonces se levantaron Jesúa hijo de Josadac y
estará con vosotros, si vosotros estuviereis con él; y sus hermanos los sacerdotes, y Zorobabel hijo de
si le buscareis, será hallado de vosotros; mas si le Salatiel y sus hermanos, y edificaron el altar del
dejareis, él también os dejará. Dios de Israel, para ofrecer sobre él holocaustos,
como está escrito en la ley de Moisés varón de Dios.
19.6 Y dijo a los jueces: Mirad lo que hacéis; porque Y colocaron el altar sobre su base, porque tenían
no juzgáis en lugar de hombre, sino en lugar de miedo de los pueblos de las tierras, y ofrecieron
Jehová, el cual está con vosotros cuando juzgáis. sobre él holocaustos a Jehová, holocaustos por la
Sea con vosotros el temor de Jehová; mirad lo que mañana y por la tarde. Celebraron asimismo la
hacéis, porque con Jehová nuestro Dios no hay fiesta solemne de los tabernáculos, como está
injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de escrito, y holocaustos cada día por orden conforme
cohecho. Procederéis asimismo con temor de al rito, cada cosa en su día; además de esto, el
Jehová, con verdad y con corazón íntegro. holocausto continuo, las nuevas lunas, y todas las
fiestas solemnes de Jehová, y todo sacrificio
20.6 Jehová Dios de nuestros padres, ¿no eres tú espontáneo, toda ofrenda voluntaria a Jehová.
Dios en los cielos, y tienes dominio sobre todos los
reinos de las naciones? ¿No está en tu mano tal 6.9 Decreto del rey Darío: Y lo que fuere necesario,
fuerza y poder, que no hay quien te resista? Dios becerros, carneros y corderos para holocaustos al
nuestro, ¿no echaste tú los moradores de esta tierra Dios del cielo, trigo, sal, vino y aceite, conforme a lo
delante de tu pueblo Israel, y la diste a la que dijeren los sacerdotes que están en Jerusalén,
descendencia de Abraham tu amigo para siempre? les sea dado día por día sin obstáculo alguno, para
20 Oídme Judá y moradores de Jerusalén. Creed en que ofrezcan sacrificios agradables al Dios del
Jehová vuestro Dios y estaréis seguros; creed en sus cielo, y oren por la vida del rey y por sus hijos. Y el
profetas y seréis prosperados. Dios que hizo habitar allí su nombre, destruya a
todo rey y pueblo que pusiere su mano para cambiar
23.6 Ninguno entre en la casa de Jehová, sino los o destruir esa casa de Dios, la cual está en
sacerdotes y levitas que ministran; éstos entrarán Jerusalén.
porque están consagrados; y todo el pueblo hará 16 Los hijos de Israel, los sacerdotes, los levitas y
guardia delante de Jehová. los demás que habían venido de la cautividad,
hicieron la dedicación de esta casa de Dios con
30.27 Los sacerdotes y los levitas, puestos en pie, gozo. Y ofrecieron en la dedicación de esta casa de
bendijeron al pueblo; y la voz de ellos fue oída, y su Dios cien becerros, doscientos carneros y
oración llegó a la habitación de su santuario, al cuatrocientos corderos; y doce machos cabríos en
cielo. expiación por todo Israel, conforme al número de las
tribus de Israel.
31.18 Eran inscritos con todos sus niños, sus
mujeres, sus hijos e hijas, toda la multitud; porque 7.10 Esdras había preparado su corazón para
con fidelidad se consagraban a las cosas santas. inquirir la ley de Jehová y para cumplirla, y para
--- enseñar en Israel sus estatutos y decretos.
23 Artajerjes dijo: Todo lo que es mandado por el
Esdras Dios del cielo, sea hecho prontamente para la casa
1.2 Así ha dicho Ciro rey de Persia: Jehová el Dios del Dios del cielo; pues, ¿por qué habría de ser su
de los cielos me ha dado todos los reinos de la ira contra el reino del rey y de sus hijos?
10.11 Dad gloria a Jehová Dios de vuestros padres y del Todopoderoso. Él es quien hace la llaga y él la
haced su voluntad, y apartaos de los pueblos de la vendará; él hiere y sus manos curan. Pues aun con
tierra y de las mujeres extranjeras. las piedras del campo tendrás tu pacto, y las fieras
--- del campo estarán en paz contigo. Sabrás que hay
paz en tu tienda; visitarás tu morada, y nada te
Nehemías faltará. Vendrás en la vejez a la sepultura, como la
1.8 Acuérdate de la palabra que diste a Moisés tu gavilla de trigo que se recoge a su tiempo.
siervo, diciendo: Si vosotros pecareis, yo os
dispersaré por los pueblos; pero si os volviereis a 6.11 ¿Cuál es mi fuerza para esperar aún? ¿Y cuál
mí, y guardareis mis manda-mientos, y los pusiereis mi fin para que tenga aún paciencia? ¿Es mi fuerza
por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el la de las piedras, o es mi carne de bronce?
extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré
al lugar que escogí para hacer habitar allí mi 7.1 ¿No es acaso brega la vida del hombre sobre la
nombre. tierra, y sus días como los días del jornalero?
6 Mis días fueron más veloces que la lanza- dera
9.20 Y enviaste tu buen Espíritu para enseñarles, y del tejedor, y fenecieron sin esperanza.
no retiraste tu maná de su boca, y agua les diste 7 Acuérdate que mi vida es un soplo, y que mis ojos
para su sed. no volverán a ver el bien.
23 Multiplicaste sus hijos como las estrellas del 9 Como la nube se desvanece y se va, así el que
cielo, y los llevaste a la tierra de la cual habías desciende al Seol no subirá.
dicho a sus padres que habían de entrar a poseerla. 16 Abomino mi vida; no he de vivir para siempre;
dejadme, porque mis días son vanidad.
10.39 No abandonaremos la casa de nuestro Dios. 17 ¿Qué es el hombre, para que lo engrandezcas, y
para que pongas sobre él tu corazón, y lo visites
13.31 Acuérdate de mí, Dios mío, para bien. todas las mañanas, y todos los momentos lo
--- pruebes?
20 Si he pecado, ¿qué puedo hacerte a ti, oh
Job Guarda de los hombres? ¿Por qué me pones por
1.21 Desnudo salí del vientre de mi madre, y blanco tuyo, hasta convertirme en una carga para mí
desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; mismo?
sea el nombre de Jehová bendito. 21 ¿Por qué no quitas mi rebelión, y perdonas mi
iniquidad? Porque ahora dormiré en el polvo, y si
2.10 ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo me buscares de mañana, ya no existiré.
recibiremos?
8.21 Aún llenará tu boca de risa, y tus labios de
3.20 ¿Por qué se da luz al trabajado, y vida a los de júbilo.
ánimo amargado?
¿Por qué se da vida al hombre que no sabe por 9.2 ¿Cómo se justificará el hombre con Dios? Si
donde ha de ir, y a quien Dios ha encerrado? quisiere contender con él, no le podrá responder a
una cosa entre mil.
4.17 ¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el 15 Aunque fuese yo justo, no respondería; antes
varón más limpio que el que lo hizo? habría de rogar a mi juez. Si yo le invocara, y él me
He aquí, en sus siervos no confía, y notó necedad respondiese, aún no creeré que haya escuchado mi
en sus ángeles; ¡cuánto más en los que habitan en voz.
casas de barro, cuyos cimientos están en el polvo, y 20 Si yo me justificare, me condenaría mi boca; si
que serán quebrantados por la polilla! Su me dijere perfecto, esto me haría inicuo.
hermosura, ¿no se pierde con ellos mismos? Y 22 Al perfecto y al impío él los consume
mueren sin haber adquirido sabiduría. 32 Porque no es hombre como yo, para que yo le
responda, y vengamos juntamente a juicio.
5.7 Como las chispas se levantan para volar por el
aire, así el hombre nace para la aflicción. 10.8 Tus manos me hicieron y me formaron; ¿y
8 Yo buscaría a Dios, y encomendaría a él mi luego te vuelves y me deshaces?
causa. 9 Acuérdate que como a barro me diste forma; ¿y
17 Bienaventurado es el hombre a quien Dios en polvo me has de volver?
castiga; por tanto, no menosprecies la corrección
12 Vida y misericordia me concediste, y tu cuidado 14 Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir? Todos
guardó mi espíritu. los días de mi edad esperaré, hasta que venga mi
20 ¿No son pocos mis días? Cesa y déjame, para liberación. Entonces llamarás, y yo te responderé;
que me consuele un poco, antes que vaya para no tendrás afecto a la hechura de tus manos.
volver, a la tierra de tinieblas y sombra de muerte.
15.14 ¿Qué cosa es el hombre para que sea limpio, y
11.7 ¿Descubrirás tú los secretos de Dios? para que se justifique el nacido de mujer?
¿Llegarás tú a la perfección del Todo- poderoso? Es He aquí, en sus santos no confía, y ni aun los cielos
más alta que los cielos; ¿qué harás? Es más son limpios delante de sus ojos; ¿cuánto menos el
profunda que el Seol; ¿cómo la conocerás? hombre abominable y vil, que bebe la iniquidad
12 El hombre vano se hará entendido, cuando un como agua?
pollino de asno montés nazca hombre. 31 No confíe el iluso en la vanidad, porque ella
13 Si tú dispusieres tu corazón, y extendieres a él será su recompensa.
tus manos; entonces levantarás tu rostro limpio de
mancha, y serás fuerte y nada temerás. La vida te 16.19 En los cielos está mi testigo, y mi testimonio
será más clara que el mediodía; aunque oscureciere, en las alturas.
será como la mañana. Tendrás confianza porque hay 22 Los años contados vendrán, y yo iré por el
esperanza; mirarás alrededor y dormirás seguro. Te camino de donde no volveré.
acostarás y no habrá quien te espante; y muchos
suplicarán tu favor. 17.3 Dame fianza, oh Dios; sea mi protección cerca
de ti. Porque ¿quién querría responder por mí?
12.9 ¿Qué cosa de todas estas no entiende que la
mano de Jehová la hizo? 19.25 Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se
10 En su mano está el alma de todo viviente, y el levantará sobre el polvo; y después de deshecha esta
hálito de todo el género humano. mi piel, en mi carne he de ver a Dios.
12 En los ancianos está la ciencia, y en la larga
edad la inteligencia. 22.2 ¿Traerá el hombre provecho a Dios? Al
13 Con Dios está la sabiduría y el poder; suyo es el contrario, para sí mismo es provechoso el hombre
consejo y la inteligencia. sabio.
14 Si él derriba, no hay quien edifique; encerrará 21 Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; y
al hombre, y no habrá quien le abra por ello te vendrá bien. Toma ahora la ley de su
boca, y pon sus palabras en tu corazón. Si te
13.3 Yo hablaría con el Todopoderoso, y querría volvieres al Omnipotente, serás edificado; alejarás
razonar con Dios. de tu tienda la aflicción.
5 Ojalá callarais por completo, porque esto os 26 Entonces te deleitarás en el Omnipotente, y
fuera sabiduría. alzarás a Dios tu rostro. Orarás a él, y él te oirá; y
12 Vuestras máximas son refranes de ceniza, y tú pagarás tus votos. Determinarás asimismo una
vuestros baluartes son baluartes de lodo. cosa, y te será firme, y sobre tus caminos
15 Aunque él me matare, en él esperaré; no resplandecerá luz.
obstante, defenderé delante de él mis caminos.
23 ¿Cuántas iniquidades y pecados tengo yo? 23.11 Mis pies han seguido sus pisadas; guardé su
Hazme entender mi transgresión y mi pecado. camino, y no me aparté.
25 ¿A la hoja arrebatada has de quebrantar, y a
una paja seca has de perseguir? 25.4 ¿Cómo se justificará el hombre para con Dios?
¿Y cómo se limpiará el que nace de mujer?
14.1 El hombre nacido de mujer, corto de días, y
hastiado de sinsabores, sale como una flor y es 27.6 Mi justicia tengo asida, y no la cederé; no me
cortado, y huye como la sombra y no permanece. reprochará mi corazón en todos mis días.
4 ¿Quién hará limpio a lo inmundo? Nadie.
6 Si tú lo abandonares, él dejará de ser; entre tanto 28.12 ¿Dónde se hallará la sabiduría? ¿Dónde está
deseará, como el jornalero, su día. el lugar de la inteligencia?
12 El hombre yace y no vuelve a levantarse; hasta 28 El temor del Señor es la sabiduría, y el
que no haya cielo, no despertarán, ni se levantarán apartarse del mal, la inteligencia.
de su sueño.
31.4 ¿No ve él mis caminos, y cuenta todos mis ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, y me
pasos? arrepiento en polvo y ceniza.
15 El que en el vientre me hizo a mí, ¿no lo hizo a él ---
(al siervo)? ¿Y no nos dispuso uno mismo en la
matriz? Salmos
1.1 Bienaventurado el varón que no anduvo en
32.8 Espíritu hay en el hombre, y el soplo del consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores,
Omnipotente le hace que entienda. ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que
9 No son los sabios los de mucha edad, ni los en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita
ancianos entienden el derecho. de día y de noche. Será como árbol plantado junto a
corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y
33.4 El espíritu de Dios me hizo, y el soplo del su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.
Omnipotente me dio vida.
14 En una o en dos maneras habla Dios; pero el 2.11 Servid a Jehová con temor, y alegraos con
hombre no entiende. Por sueños o en su cama por temblor.
enfermedad.
23 Si tuviese cerca de él algún elocuente mediador 3.3 Tú, Jehová eres escudo alrededor de mí; mi
muy escogido, que anuncie al hombre su deber; que gloria y el que levanta mi cabeza.
le diga que Dios tuvo de él misericordia, que lo libró 4 Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió
de descender al sepulcro, que halló redención. desde su monte santo.
5 Yo me acosté y dormí, y desperté, porque Jehová
34.3 El oído prueba las palabras, como el paladar me sustentaba.
gusta lo que uno come. 8 La salvación es de Jehová; sobre tu pueblo sea tu
11 Él pagará al hombre según su obra, y le bendición.
retribuirá conforme a su camino.
23 No carga al hombre más de lo justo, para que 4.1 Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi
vaya con Dios a juicio. justicia. Ten misericordia de mí y oye mi oración.
2 Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi
36.24 Acuérdate de engrandecer su obra, la cual honra en infamia, amaréis la vanidad y buscaréis la
contemplan los hombres. mentira?
26 Dios es grande, y nosotros no le conocemos, ni 4 Temblad, y no pequéis; meditad en vuestro
se puede seguir la huella de sus años. corazón estando en vuestra cama, y callad.
5 Ofreced sacrificios de justicia, y confiad en
37.20 Por más que el hombre razone, quedará Jehová.
como abismado. 6 Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará
22 En Dios hay una majestad terrible. El es el bien? Alza sobre nosotros, oh Jehová, la luz de tu
Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en rostro.
poder; y en juicio y en multitud de justicia no 8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré; porque
afligirá. solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.

38.36 ¿Quién puso la sabiduría en el corazón? ¿O 5.3 Oh Jehová, de mañana oirás mi voz; de mañana
quién dio al espíritu inteligencia? me presentaré delante de ti, y esperaré.
7 Por la abundancia de tu misericordia entraré en
40.2 ¿Es sabiduría contender con el Omnipotente? tu casa; adoraré hacia tu santo templo en tu temor.
Yo soy vil; ¿qué te responderé? Mi mano pongo 11 Alégrense todos los que en ti confían; den voces
sobre mi boca. de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti
se regocijen los que aman tu nombre.
41.11 ¿Quién me ha dado a mí primero, para que yo
restituya? Todo lo que hay debajo del cielo es mío. 6.1 Jehová, no me reprendas en tu enojo, ni me
castigues con tu ira.
42.3 Yo hablaba lo que no entendía; cosas 5 Porque en la muerte no hay memoria de ti; en el
demasiado maravillosas para mí, que yo no Seol, ¿quién te alabará?
comprendía. Oye, te ruego, y hablaré; te preguntaré,
y tú me enseñarás. De oídas te había oído; mas 7.9 El Dios justo prueba la mente y el corazón.
8.1 ¡Oh Jehová, Señor nuestro, cuán glorioso es tu 8 A Jehová he puesto siempre delante de mí;
nombre en toda la tierra! Cuando veo tus cielos, porque está a mi diestra, no seré conmovido.
obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú 9 Se alegró mi corazón y se gozó mi alma; mi carne
formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas también reposará confiadamente.
de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo 11 Me mostrarás la senda de la vida; en tu
visites? presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra
para siempre.
9.1 Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón;
contaré todas tus maravillas. 17.5 Sustenta mis pasos en tus caminos, para que
9 Jehová será refugio del pobre, refugio para el mis pies no resbalen.
tiempo de angustia. 15 Veré tu rostro en justicia; estaré satisfecho
10 En ti confiarán los que conocen tu nombre, por cuando despierte a tu semejanza.
cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te
buscaron. 18.1 Te amo, oh Jehová, fortaleza mía. Jehová,
18 No para siempre será olvidado el menesteroso, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío,
ni la esperanza de los pobres perecerá fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y la fuerza
perpetuamente. de mi salvación, mi alto refugio.
20 Pon, oh Jehová, temor en ellos; conozcan las 6 En mi angustia invoqué a Jehová, y clamé a mi
naciones que no son sino hombres. Dios. Él oyó mi voz desde su templo, y mi clamor
llegó delante de él, a sus oídos.
11.4 Jehová está en su santo templo; Jehová tiene en 25 Con el misericordioso te mostrarás
el cielo su trono; sus ojos ven, sus párpados misericordioso, y recto para con el hombre íntegro.
examinan a los hijos de los hombres. 30 En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y
7 Jehová es justo y ama la justicia; el hombre recto acrisolada la palabra de Jehová; escudo es a todos
mirará su rostro. los que en él esperan.
31 ¿Quién es Dios sino sólo Jehová? ¿Y qué roca
12.6 Las palabras de Jehová son palabras limpias, hay fuera de nuestro Dios?
como plata refinada en horno de tierra, purificada 32 Dios es el que me ciñe de poder, y quien hace
siete veces. perfecto mi camino.
35 Me diste el escudo de tu salvación; tu diestra me
13.3 Alumbra mis ojos, para que no duerma de sustentó, y tu benignidad me ha engrandecido.
muerte. 46 Viva Jehová, y bendita sea mi roca, y enaltecido
5 Yo en tu misericordia he confiado; mi corazón se sea el Dios de mi salvación.
alegrará en tu salvación. 49 Yo te confesaré entre las naciones, oh Jehová, y
6 Cantaré a Jehová, porque me ha hecho bien cantaré a tu nombre.

14.2 Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de 19.1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el
los hombres, para ver si había algún entendido, que firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día
buscara a Dios. emite palabra a otro día, y una noche a otra noche
declara sabiduría.
15.1 Jehová, ¿quién habitará en tu tabernácu- lo? 7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el
¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en alma; el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio
integridad y hace justicia, y habla verdad en su al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos,
corazón. El que hace estas cosas, no resbalará que alegran el corazón; el precepto de Jehová es
jamás. puro, que alumbra los ojos. El temor de Jehová es
limpio, que permanece para siempre; los juicios de
16.2 Tú eres mi Señor; no hay para mí bien fuera de Jehová son verdad, todos justos. Deseables son más
ti. que el oro, y más que mucho oro afinado; y dulces
5 Jehová es la porción de mi herencia y de mi más que miel, y que la que destila del panal.
copa; Tú sustentas mi suerte. 12 ¿Quién podrá entender sus propios errores?
6 Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, y Líbrame de los que me son ocultos.
es hermosa la heredad que me ha tocado.
7 Bendeciré a Jehová que me aconseja; aun en las 20.1 Jehová te oiga en el día de conflicto; el nombre
noches me enseña mi conciencia. del Dios de Jacob te defienda.
6 Ahora conozco que Jehová salva a su ungido; lo 4 Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré;
oirá desde sus santos cielos con la potencia que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi
salvadora de su diestra. vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y
para inquirir en su templo.
22.11 No te alejes de mí, porque la angustia está 6 Yo sacrificaré en tu tabernáculo sacrificios de
cerca; porque no hay quien ayude. júbilo; cantaré y entonaré alabanzas a Jehová.
26 Comerán los humildes, y serán saciados; 8 Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro. Tu
alabarán a Jehová los que le buscan; vivirá vuestro rostro buscaré, oh Jehová; no escondas tu rostro de
corazón para siempre. mí.
28 De Jehová es el reino, y él regirá las naciones. 10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con
todo, Jehová me recogerá.
23.1 Jehová es mi pastor; nada me faltará. En 13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré
lugares de delicados pastos me hará descansar; la bondad de Jehová en la tierra de los vivientes.
junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará 14 Aguarda a Jehová; esfuérzate, y aliéntese tu
mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor corazón; sí, espera a Jehová.
de su nombre.
6 El bien y la misericordia me seguirán todos los 28.1 A ti clamaré, oh Jehová. Roca mía, no te
días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por desentiendas de mí, para que no sea yo, dejándome
largos días. tú, semejante a los que descienden al sepulcro.
6 Bendito sea Jehová, que oyó la voz de mis ruegos.
24.1 De Jehová es la tierra y su plenitud; el mundo, 8 Jehová es la fortaleza de su pueblo, y el refugio
y los que en él habitan. salvador de su ungido.
3 ¿Quién subirá al monte de Jehová? ¿Y quién
estará en su lugar santo? El limpio de manos y puro 29.2 Dad a Jehová la gloria debida a su nombre;
de corazón; el que no ha elevado su alma a cosas adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.
vanas, ni jurado con engaño. Él recibirá bendición
de Jehová, y justicia del Dios de salvación. 30.2 Jehová Dios mío, a ti clamé, y me sanaste. Oh
10 ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los Jehová, hiciste subir mi alma del Seol; me diste vida,
ejércitos, Él es el Rey de la gloria. para que no descendiese a la sepultura.
9 ¿Qué provecho hay en mi muerte cuando
25.5 Encamíname en tu verdad, y enséñame, porque descienda a la sepultura? ¿Te alabará el polvo?
tú eres el Dios de mi salvación; en ti he esperado ¿Anunciará tu verdad?
todo el día.
6 Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus 31.5 En tu mano encomiendo mi espíritu; Tú me has
misericordias, que son perpetuas. redimido, oh Jehová, Dios de verdad.
8 Bueno y recto es Jehová; por tanto, él enseñará a 6 Aborrezco a los que esperan en vanidades
los pecadores el camino. ilusorias; mas yo en Jehová he esperado.
10 Todas las sendas de Jehová son misericordia y 9 Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy
verdad, para los que guardan su pacto y sus en angustia; se han consumido de tristeza mis ojos,
testimonios. mi alma también y mi cuerpo.
12 ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le 14 Mas yo en ti confío, oh Jehová; Tú eres mi
enseñará el camino que ha de escoger. Dios.
14 La comunión íntima de Jehová es con los que le 16 Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo;
temen, y a ellos hará conocer su pacto. sálvame por tu misericordia.
22 Redime, oh Dios, a Israel de todas sus 23 Amad a Jehová, todos vosotros sus santos; a los
angustias. fieles guarda Jehová, y paga abundante- mente al
que procede con soberbia.
26.2 Escudríñame, oh Jehová, y pruébame; examina 24 Esforzaos todos vosotros los que esperáis en
mis íntimos pensamientos y mi corazón. Jehová, y tome aliento vuestro corazón.
8 Jehová, la habitación de tu casa he amado, y el
lugar de la morada de tu gloria. 32.1 Bienaventurado aquel cuya trasgresión ha sido
perdonada, y cubierto su pecado.
27.1 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién 6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que
temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién puedas ser hallado; en la inundación de muchas
he de atemorizarme? aguas no llegarán éstas a él.
8 Te haré entender, y te enseñaré el camino en que 37.3 Confía en Jehová, y haz el bien; y habitarás en
debes andar; sobre ti fijaré mis ojos. la tierra, y te apacentarás de la verdad.
9 No seáis como el caballo, o como el mulo, sin 4 Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá
entendimiento, que han de ser sujetados con las peticiones de tu corazón.
cabestro y con freno, porque si no, no se acercan a 7 Guarda silencio ante Jehová, y espera en él
ti. 11 Los mansos heredarán la tierra, y se recrearán
con abundancia de paz.
33.1 Alegraos, oh justos, en Jehová; en los íntegros 21 El impío toma prestado, y no paga; mas el justo
es hermosa la alabanza. tiene misericordia, y da.
11 El consejo de Jehová permanecerá para 23 Por Jehová son ordenados los pasos del
siempre; los pensamientos de su corazón por todas hombre, y él aprueba su camino.
las generaciones. 25 Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo
12 Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, desamparado, ni su descendencia que mendigue pan.
el pueblo que él escogió como heredad para sí. 27 Apártate del mal, y haz el bien, y vivirás para
siempre.
34.1 Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su 29 Los justos heredarán la tierra, y vivirán para
alabanza estará de continuo en mi boca. siempre sobre ella.
5 Los que miraron a él fueron alumbrados, y sus 37 Hay un final dichoso para el hombre de paz.
rostros no fueron avergonzados.
6 Este pobre clamó, y le oyó Jehová, y lo libró de 38.1 Jehová, no me reprendas en tu furor, ni me
todas sus angustias. castigues en tu ira.
7 El ángel de Jehová acampa alrededor de los que
le temen, y los defiende. 39.4 Hazme saber, Jehová, mi fin, y cuánta sea la
8 Gustad, y ved que es bueno Jehová; dichoso el medida de mis días; sepa yo cuán frágil soy. Diste a
hombre que confía en él. mis días término corto, y mi edad es como nada
9 Temed a Jehová, vosotros sus santos, pues nada delante de ti; es completa vanidad todo hombre que
falta a los que le temen. vive. Como una sombra es el hombre; en vano se
10 Los que buscan a Jehová no tendrán falta de afana; amontona riquezas, y no sabe quién las
ningún bien. recogerá.
12 ¿Quién es el hombre que desea vida, que desea 7 Ahora, Señor, ¿qué esperaré? Mi esperanza está
muchos días para ver el bien? Guarda tu lengua del en ti.
mal, y tus labios de hablar engaño. Apártate del mal, 11 Con castigos por el pecado corriges al hombre,
y haz el bien; busca la paz, y síguela. y deshaces como polilla lo más estimado de él;
vanidad es todo hombre.
17 Claman los justos, y Jehová oye, y los libra de 12 Oye mi oración, oh Jehová, y escucha mi
todas sus angustias. clamor. No calles ante mis lágrimas; porque
18 Cercano está Jehová a los quebrantados de forastero soy para ti, y advenedizo, como todos mis
corazón; y salva a los contritos de espíritu. padres.
19 Muchas son las aflicciones del justo, pero de
todas ellas le librará Jehová. 40.4 Bienaventurado el hombre que puso en Jehová
22 Jehová redime el alma de sus siervos, y no serán su confianza, y no mira a los soberbios, ni a los que
condenados cuantos en él confían. se desvían tras la mentira.
6 Sacrificio y ofrenda no te agrada; has abierto mis
35.28 Mi lengua hablará de tu justicia y de tu oídos; holocausto y expiación no has demandado. El
alabanza todo el día. hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, y tu
ley está en medio de mi corazón.
36.7 ¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia! 16 Gócense y alégrense en ti todos los que te
Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la buscan, y digan siempre los que aman tu salvación:
sombra de tus alas. Jehová sea enaltecido.
8 Serán completamente saciados de la grosura de 17 Aunque afligido yo y necesitado, Jehová
tu casa, y tú los abrevarás del torrente de tus pensará en mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú;
delicias. Dios mío, no te tardes.
9 Porque contigo está el manantial de la vida; en tu
luz veremos la luz. 41.1 Bienaventurado el que piensa en el pobre; en el
día malo lo librará Jehová.
13 Bendito sea Jehová, el Dios de Israel, por los 14 Este Dios es Dios nuestro eternamente y para
siglos de los siglos. Amén y Amén. siempre; Él nos guiará aun más allá de la muerte.

42.1 Como el ciervo brama por las corrientes de las 49.3 Mi boca hablará sabiduría, y el pensamiento de
aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía. mi corazón inteligencia.
2 Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo. 15 Dios redimirá mi vida del poder del Seol,
¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios? porque él me tomará consigo.
5 ¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas 20 El hombre que está en honra y no entiende,
dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de semejante es a las bestias que perecen.
alabarle, salvación mía y Dios mío.
8 De día mandará Jehová su misericordia, y de 50.12 Yo soy Dios, el Dios tuyo. Si yo tuviese
noche su cántico estará conmigo, y mi oración al hambre, no te lo diría a ti; porque mío es el mundo y
Dios de mi vida. su plenitud.
14 Sacrifica a Dios alabanza, y paga tus votos al
43.3 Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; me Altísimo; e invócame en el día de la angustia; te
conducirán a tu santo monte y a tus moradas. libraré, y tú me honrarás.
4 Entraré al altar de Dios, al Dios de mi alegría y 23 El que sacrifica alabanza me honrará; y al que
de mi gozo; y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios ordenare su camino, le mostraré la salvación de
mío. Dios.

44.6 No confiaré en mi arco, ni mi espada me 51.1 Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu
salvará. misericordia; conforme a la multitud de tus piedades
8 En Dios nos gloriaremos todo el tiempo, y para borra mis rebeliones.
siempre alabaremos tu nombre. 2 Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de
mi pecado.
45.2 Eres el más hermoso de los hijos de los 5 En maldad he sido formado, y en pecado me
hombres; la gracia se derramó en tus labios; por concibió mi madre.
tanto, Dios te ha bendecido para siempre. 6 Tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto
6 Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; me has hecho comprender sabiduría.
cetro de justicia es el cetro de tu reino. 7 Purifícame con hisopo, y seré limpio; lávame, y
seré más blanco que la nieve.
46.1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro 8 Hazme oír gozo y alegría, y se recrearán los
pronto auxilio en las tribulaciones. huesos que has abatido.
7 Jehová de los ejércitos está con nosotros; nuestro 10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y
refugio es el Dios de Jacob. renueva un espíritu recto dentro de mí.
11 No me eches de delante de ti, y no quites de mí
47.6 Cantad a Dios, cantad; cantad a nuestro Rey, tu Santo Espíritu.
cantad; porque Dios es el Rey de toda la tierra; 12 Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu
cantad con inteligencia. noble me sustente.
15 Señor, abre mis labios, y publicará mi boca tu
48.1 Grande es Jehová, y digno de ser en gran alabanza.
manera alabado en la ciudad de nuestro Dios, en su 16 No quieres sacrificio, que yo lo daría; no
monte santo. quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el
2 Hermosa provincia, el gozo de toda la tierra, es espíritu quebrantado; al corazón contrito y
el monte de Sión, a los lados del norte, la ciudad del humillado no despreciarás tú, oh Dios.
gran Rey. En sus palacios Dios es conocido por
refugio. 52.8 Yo estoy como olivo verde en la casa de Dios;
8 Como lo oímos, así lo hemos visto en la ciudad de en la misericordia de Dios confío eternamente y
Jehová de los ejércitos, en la ciudad de nuestro para siempre.
Dios; la afirmará Dios para siempre.
9 Nos acordamos de tu misericordia, oh Dios, en 55.1 Escucha, oh Dios, mi oración, y no te escondas
medio de tu templo. de mi súplica.
10 Conforme a tu nombre, oh Dios, así es tu loor 17 Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, y
hasta los fines de la tierra; de justicia está llena tu él oirá mi voz.
diestra.
22 Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; 6 No sean avergonzados por causa mía los que en
no dejará para siempre caído al justo. ti confían, oh Señor Jehová de los ejércitos; no sean
confundidos por mí los que te buscan, oh Dios de
56.13 Porque has librado mi alma de la muerte, y Israel.
mis pies de caída, para que ande delante de Dios en 29 A mí, afligido y miserable; tu salvación, oh
la luz de los que viven. Dios, me ponga en alto.
32 Buscad a Dios y vivirá vuestro corazón.
57.10 Grande es hasta los cielos tu misericor- dia, y
hasta las nubes tu verdad. 71.3 Sé para mí una roca de refugio, adonde recurra
yo continuamente.
60.11 Danos socorro contra el enemigo, porque 8 Sea llena mi boca de tu alabanza, de tu gloria
vana es la ayuda de los hombres. todo el día.
14 Yo esperaré siempre, y te alabaré más y más.
61.4 Yo habitaré en tu tabernáculo para siempre; 23 Mis labios se alegrarán cuando cante a ti, y mi
estaré seguro bajo la cubierta de tus alas. alma, la cual redimiste.
5 Tú, oh Dios, has oído mis votos; me has dado la
heredad de los que temen tu nombre. 72.17 Será su nombre para siempre, se perpetuará
su nombre mientras dure el sol. Benditas serán en él
62.1 En Dios solamente está acallada mi alma; de él todas las naciones; lo llamarán bienaventurado.
viene mi salvación. 18 Bendito Jehová Dios, el Dios de Israel, el único
5 Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de que hace maravillas.
él es mi esperanza.
9 Vanidad son los hijos de los hombres, mentira los 73.1 Es bueno Dios para con Israel, para con los
hijos de varón; pesándolos a todos igualmente en la limpios de corazón.
balanza, serán menos que nada. 24 Me has guiado según tu consejo, y después me
10 Si se aumentan las riquezas, no pongáis el recibirás en gloria.
corazón en ellas. 25 ¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera
12 Tú pagas a cada uno conforme a su obra. de ti no deseo nada en la tierra.
26 Mi carne y mi corazón desfallecen; más la roca
63.3 Mejor es tu misericordia que la vida; mis labios de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.
te alabarán. 27 Los que se alejan de ti perecerán; tu destruirás
a todo aquel que de ti se aparta.
65.2 Tú oyes la oración; a ti vendrá toda carne. 28 El acercarme a Dios es mi bien; he puesto en
4 Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a Jehová el Señor mi esperanza, para contar todas sus
ti, para que habite en tus atrios; seremos saciados obras.
del bien de tu casa, de tu santo templo.
9 Tú haces alegrar las salidas de la mañana y de la 76.11 Prometed, y pagad a Jehová vuestro Dios;
tarde. Visitas la tierra, y la riegas; en gran manera todos los que están alrededor de él, traigan ofrendas
la enriqueces; con el río de Dios, lleno de aguas, al Temible.
preparas el grano de ellos, cuando así la dispones.
11 Tú coronas el año con tus bienes, y tus nubes 77.12 Meditaré en todas tus obras, y hablaré de tus
destilan grosura. hechos.
13 Oh Dios, santo es tu camino; ¿Qué Dios es
66.13 Entraré en tu casa con holocaustos; te pagaré grande como nuestro Dios?
mis votos.
78.2 Abriré mi boca en proverbios; hablaré cosas
68.5 Padre de huérfanos y defensor de viudas, es escondidas desde tiempos antiguos, las cuales hemos
Dios en su santa morada. oído y entendido; que nuestros padres nos las
19 Bendito el Señor; cada día nos colma de contaron.
bendiciones.
20 Dios, nuestro Dios ha de salvarnos, y de Jehová 80.18 No nos apartaremos de ti; vida nos darás, e
el Señor es el librar de la muerte. invocaremos tu nombre.

69.5 Dios, tú conoces mi insensatez, y mis pecados 81.5 Oí lenguaje que no entendía.
no te son ocultos.
10 Yo soy Jehová tu Dios, que te hice subir de la 35 Una vez he jurado por mi santidad, y no mentiré
tierra de Egipto; abre tu boca y yo la llenaré. a David. Su descendencia será para siempre, y su
trono como el sol delante de mí. Como la luna será
82.6 Yo dije: Vosotros sois dioses, y todos vosotros firme para siempre, y como un testigo fiel en el cielo.
hijos del Altísimo. 46 ¿Hasta cuándo, oh Jehová? ¿Te esconderás
para siempre? ¿Arderá tu ira como el fuego?
84.1 ¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de Recuerda cuán breve es mi tiempo; ¿por qué habrás
los ejércitos! Anhela mi alma y aun ardientemente creado en vano a todo hijo de hombre? ¿Qué
desea los atrios de Jehová; mi corazón y mi carne hombre vivirá y no verá muerte? ¿Librará su vida
cantan al Dios vivo. del poder del Seol? Señor, ¿dónde están tus antiguas
4 Bienaventurados los que habitan en tu casa; misericor- dias que juraste a David por tu verdad?
perpetuamente te alabarán.
5 Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus 90.2 Antes que naciesen los montes y formases la
fuerzas, en cuyo corazón están tus caminos tierra y el mundo, desde el siglo y hasta el siglo, tú
10 Mejor es un día en tus atrios que mil fuera de eres Dios.
ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de 3 Vuelves al hombre hasta ser quebrantado, y
mi Dios, que habitar en las moradas de maldad. dices: Convertíos, hijos de los hombres.
11 Sol y escudo es Jehová Dios; gracia y gloria 4 Porque mil años delante de tus ojos son como el
dará Jehová. No quitará el bien a los que andan en día de ayer, que pasó, y como una de las vigilias de
integridad. la noche.
12 Jehová de los ejércitos, dichoso el hombre que 5 Los arrebatas como con torrente de aguas; son
en ti confía. como sueño, como la hierba que crece en la mañana.
En la mañana florece y crece; a la tarde es cortada,
85.9 Cercana está su salvación a los que le temen, y se seca.
para que habite la gloria en nuestra tierra. 9 Porque todos nuestros días declinan a causa de
10 La misericordia y la verdad se encontra- ron; la tu ira; acabamos nuestros años como un
justicia y la paz se besaron. pensamiento. Los días de nuestra edad son setenta
años; y si en los más robustos son ochenta años, con
86.10 Tú eres grande, y hacedor de maravillas; sólo todo, su fortaleza es molestia y trabajo, porque
tú eres Dios. pronto pasan, y volamos.
11 Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo 12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días,
en tu verdad; afirma mi corazón para que tema tu que traigamos al corazón sabiduría.
nombre. 14 De mañana sácianos de tu misericordia, y
15 Tú Señor, Dios misericordioso y clemente, lento cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.
para la ira, y grande en misericordia y verdad.
91.1 El que habita al abrigo del Altísimo morará
87.3 Cosas gloriosas se han dicho de ti, Ciudad de bajo la sombra del Omnipotente.
Dios. 9 Porque has puesto a Jehová que es mi esperanza,
al Altísimo por tu habitación, no te sobrevendrá mal,
88.10 ¿Manifestarás tus maravillas a los muertos? ni plaga tocará tu morada.
¿Se levantarán los muertos para alabarte? ¿Será 14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también
contada en el sepulcro tu misericordia, o tu verdad lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido
en el Abadón? ¿Serán reconocidas en las tinieblas mi nombre. Me invocará, y yo le responderé; con él
tus maravillas, y tu justicia en la tierra del olvido? estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré.
Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación.
89.3 Hice pacto con mi escogido; juré a David mi
siervo, diciendo: para siempre confirmaré tu 92.1 Bueno es alabarte, oh Jehová, y cantar salmos
descendencia, y edificaré tu trono por todas las a tu nombre, oh Altísimo; anunciar por la mañana tu
generaciones. misericordia, y tu fidelidad cada noche.
6 ¿Quién en los cielos se igualará a Jehová? 12 El justo florecerá como la palmera; crecerá
¿Quién será semejante a Jehová entre los hijos de como cedro en el Líbano. Plantados en la casa de
los potentados? Jehová, en los atrios de nuestro Dios florecerán.
15 Bienaventurado el pueblo que sabe aclamarte; Aun en la vejez fructificarán; estarán vigorosos y
andará, oh Jehová, a la luz de tu rostro. verdes, para anunciar que Jehová mi fortaleza es
recto, y que en él no hay injusticia.
bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el
94.9 El que hizo el oído, ¿no oirá? El que formó el águila.
ojo, ¿no verá? El que castiga a las naciones, ¿no 14 Él conoce nuestra condición; se acuerda de que
reprenderá? ¿No sabrá el que enseña al hombre la somos polvo. El hombre, como la hierba son sus
ciencia? días; florece como la flor del campo, que pasó el
11 Jehová conoce los pensamientos de los hombres, viento por ella, y pereció, y su lugar no la conocerá
que son vanidad. más.
12 Bienaventurado el hombre a quien tú, JAH, 17 Mas la misericordia de Jehová es desde la
corriges, y en tu ley lo instruyes. eternidad y hasta la eternidad sobre los que le
17 Si no me ayudara Jehová, pronto moraría mi temen, y su justicia sobre los hijos de los hijos; sobre
alma en el silencio. los que guardan su pacto, y los que se acuerdan de
sus mandamientos para ponerlos por obra.
95.6 Venid, adoremos y postrémonos;
arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor. 104.24 ¡Cuán innumerables son tus obras, oh
Porque él es nuestro Dios; nosotros el pueblo de su Jehová! Hiciste todas ellas con sabiduría; la tierra
prado, y ovejas de su mano. está llena de tus beneficios.
28 Les das, recogen; abres tu mano, se sacian de
96.9 Adorad a Jehová en la hermosura de la bien. Escondes tu rostro, se turban; les quitas el
santidad; temed delante de él, toda la tierra. hálito, dejan de ser, y vuelven al polvo.
12 Regocíjese el campo, y todo lo que en él está; 31 Sea la gloria de Jehová para siempre; alégrese
entonces todos los árboles del bosque rebosarán de Jehová en sus obras.
contento, delante de Jehová que vino; porque vino a 33 A Jehová cantaré en mi vida; a mi Dios cantaré
juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a salmos mientras viva. Dulce será mi meditación en
los pueblos con su verdad. él; yo me regocijaré en Jehová.

97.11 Luz está sembrada para el justo y alegría para 105.3 Alégrese el corazón de los que buscan a
los rectos de corazón. Jehová.
4 Buscad a Jehová y su poder; buscad siempre su
100.1 Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la rostro.
tierra. 15 No toquéi, a mis ungidos, ni hagáis mal a mis
2 Servid a Jehová con alegría; venid ante su profetas.
presencia con regocijo.
3 Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no 106.2 ¿Quién expresará las poderosas obras de
nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos, y Jehová? ¿Quién contará sus alabanzas?
ovejas de su prado. 3 Dichosos los que guardan juicio, los que hacen
justicia en todo tiempo.
101.2 Entenderé el camino de la perfección cuando
vengas a mí. 107.9 Jehová sacia al alma menesterosa, y llena de
6 Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para bien al alma hambrienta.
que estén conmigo; el que ande en el camino de la 13 Luego que clamaron a Jehová en su angustia, los
perfección, éste me servirá. libró de sus aflicciones; los sacó de las tinieblas y de
la sombra de muerte, y rompió sus prisiones.
102.7 Velo, y soy como el pájaro solitario sobre el 43 ¿Quién es sabio y guardará estas cosas, y
tejado. entenderá las misericordias de Jehová?
11 Mis días son como la sombra que se va y me he
secado como la hierba. 108.4 Más grande que los cielos es tu misericordia,
27 Pero tú eres el mismo y tus años no se y hasta los cielos tu verdad.
acabarán.
109.28 Maldigan ellos, pero bendice tú.
103.1 Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo
mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a 110.4 Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres
Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es sacerdote para siempre según el orden de
quien perdona tus iniquidades, el que sana todas tus Melquisedec.
dolencias; el que rescata del oyo tu vida, el que te
corona de favores y misericordias; el que sacia de
111.10 El principio de la sabiduría es el temor de 8 Mejor es confiar en Jehová que confiar en el
Jehová; buen entendimiento tienen todos los que hombre.
practican sus mandamientos. 14 Mi fortaleza y mi cántico es JAH, y él me ha
sido por salvación.
112.1 Bienaventurado el hombre que teme a Jehová, 15 Voz de júbilo y de salvación hay en las tiendas
y en sus mandamientos se deleita en gran manera. de los justos; la diestra de Jehová hace proezas.
17 No moriré, sino que viviré, y contaré las obras
113.3 Desde el nacimiento del sol hasta donde se de JAH.
pone, sea alabado el nombre de Jehová. 18 Me castigó gravemente JAH, mas no me entregó
7 El levanta del polvo al pobre, y al menesteroso a la muerte.
alza del muladar, para hacerlos sentar con los 20 Esta es puerta de Jehová; por ella entrarán los
príncipes, con los príncipes de su pueblo. justos.
22 La piedra que desecharon los edificadores ha
114.7 A la presencia de Jehová tiembla la tierra, a venido a ser cabeza del ángulo.
la presencia del Dios de Jacob. 24 Este es el día que hizo Jehová; nos gozaremos y
alegraremos en él.
115.1 No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros, sino 26 Bendito el que viene en el nombre de Jehová;
a tu nombre da gloria, por tu misericordia, por tu desde la casa de Jehová os bendecimos.
verdad. 27 Jehová es Dios, y nos ha dado luz; atad víctimas
2 ¿Por qué han de decir las gentes: ¿Dónde está con cuerdas a los cuernos del altar.
ahora su Dios? Nuestro Dios está en los cielos; todo 28 Mi Dios eres tú, y te alabaré; Dios mío, te
lo que quiso ha hecho. exaltaré.
11 Los que teméis a Jehová, confiad en Jehová; Él
es vuestra ayuda y vuestro escudo. 119.1 Bienaventurados los perfectos de camino, los
15 Benditos vosotros de Jehová, que hizo los cielos que andan en la ley de Jehová.
y la tierra. 5 ¡Ojalá fuesen ordenados mis caminos para
17 No alabarán los muertos a JAH, ni cuantos guardar tus estatutos!
descienden al silencio; pero nosotros bendeciremos 9 ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con
a JAH desde ahora y para siempre. Aleluya. guardar tu palabra.
14 Me he gozado en el camino de tus testimonios
116.1 Amo a Jehová, pues ha oído mi voz y mis más que de toda riqueza.
súplicas; porque ha inclinado a mí su oído; por 19 Forastero soy yo en la tierra; no encubras de mí
tanto, le invocaré en todos mis días. tus mandamientos.
7 Vuelve, oh alma mía, a tu reposo, porque Jehová 24 Tus testimonios son mis delicias y mis
te ha hecho bien. consejeros.
9 Andaré delante de Jehová en la tierra de los 37 Aparta mis ojos, que no vean la vanidad;
vivientes. avívame en tu camino.
12 ¿Qué pagaré a Jehová por todos sus beneficios 62 A medianoche me levanto para alabarte por tus
para conmigo? Tomaré la copa de la salvación, e justos juicios.
invocaré el nombre de Jehová. 72 Mejor me es la ley de tu boca que millares de
15 Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de oro y plata.
sus santos. 73 Tus manos me hicieron y me formaron; hazme
entende, y aprenderé tus mandamientos
117.1 Alabad a Jehová, naciones todas; pueblos 92 Si tu ley no hubiese sido mi delicia, ya en mi
todos, alabadle. Porque ha engrande- cido sobre aflicción hubiera perecido.
nosotros su misericordia, y la fidelidad de Jehová es 97 ¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella
para siempre. Aleluya. mi meditación.
98 Me has hecho más sabio que mis enemigos con
118.1 Alabad a Jehová, porque él es bueno; tus mandamientos, porque siempre están conmigo.
Porque para siempre es su misericordia. 103 ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!
5 Desde la angustia invoqué a JAH, y me respondió Más que la miel a mi boca.
JAH, poniéndome en lugar espacioso. 104 De tus mandamientos he adquirido
6 Jehová está conmigo; no temeré lo que me pueda inteligencia.
hacer el hombre. 105 Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a
mi camino.
116 Susténtame conforme a tu palabra, y viviré; y 128.1 Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová,
no quede yo avergonzado de mi esperanza. que anda en sus caminos.
125 Tu siervo soy yo, dame entendimiento para 3 Tu mujer será como vid que lleva fruto a los
conocer tus testimonios. lados de tu casa; tus hijos como plantas de olivo
133 Ordena mis pasos con tu palabra, y ninguna alrededor de tu mesa.
iniquidad se enseñoree de mí. 5 Bendígate Jehová desde Sión, y veas el bien de
144 Justicia eterna son tus testimonios; dame Jerusalén todos los días de tu vida, y veas a los hijos
entendimiento, y viviré. de tus hijos. Paz sea sobre Israel.
148 Se anticiparon mis ojos a las vigilias de la
noche, para meditar en tus mandatos. 130.1 De lo profundo, oh Jehová, a ti clamo.
164 Siete veces al día te alabo a causa de tus justos 3 JAH, si mirares a los pecados, ¿quién, oh Señor,
juicios. podrá mantenerse? Pero en ti hay perdón, para que
165 Mucha paz tienen los que aman tu ley, y no hay seas reverenciado.
para ellos tropiezo. 5 Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; en su
174 He deseado tu salvación, oh Jehová, y tu ley es palabra he esperado. Mi alma espera a Jehová más
mi delicia. que los centinelas a la mañana, más que los
vigilantes a la mañana.
121.1 Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde 7 Espere Israel a Jehová, porque en Jehová hay
vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que misericordia, y abundante redención con él; y él
hizo los cielos y la tierra. redimirá a Israel de todos sus pecados.
5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu
mano derecha. El sol no te fatigará de día, ni la luna 131.3 Espera, oh Israel, en Jehová, desde ahora y
de noche. para siempre.
8 Jehová guardará tu salida y tu entrada desde
ahora y para siempre. 132.4 No daré sueño a mis ojos, ni a mis párpados
adormecimiento, hasta que halle lugar para Jehová,
122.1 Yo me alegré con los que me decían: a la casa morada para el Fuerte de Jacob.
de Jehová iremos. 7 Entraremos en su tabernáculo; nos postra- remos
7 Sea la paz dentro de tus muros y el descanso ante el estrado de sus pies.
dentro de tus palacios. 12 Si tus hijos guardaren mi pacto, y mi testimonio
que yo les enseñaré, sus hijos también se sentarán
125.1 Los que confían en Jehová son como el monte sobre tu trono para siempre.
de Sión, que no se mueve, sino que permanece para 13 Jehová ha elegido a Sión; la quiso por
siempre. habitación para sí. Este es para siempre el lugar de
mi reposo; aquí habitaré, porque la he querido.
126.1 Cuando Jehová hiciere volver la cautividad de
Sion, seremos como los que sueñan. Entonces 133.1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es
nuestra boca se llenará de risa, y nuestra lengua de Habitar los hermanos juntos en armonía! Porque
alabanza. allí envía Jehová bendición, y vida eterna.
6 Irá andando y llorando el que lleva la preciosa
semilla; mas volverá a venir con regocijo, trayendo 134.1 Mirad, bendecid a Jehová, vosotros todos los
sus gavillas. siervos de Jehová, los que en la casa de Jehová
estáis por las noches.
127.1 Si Jehová no edificare la casa, en vano
trabajan los que la edifican; si Jehová no guardare 135.3 Alabad a JAH, porque él es bueno; cantad
la ciudad, en vano vela la guardia. salmos a su nombre, porque él es benigno. Porque
2 A su amado dará Dios el sueño. JAH ha escogido a Jacob para sí, a Israel por
3 Herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima posesión suya.
el fruto del vientre.
4 Como saetas en mano del valiente, así son los 136.23 Dios es el que en nuetsro abatimiento se
hijos habidos en la juventud. Bienaventura- do el acordó de nosotros, porque para siempre es su
hombre que llenó su aljaba de ellos; no será misericordia.
avergonzado cuando hablare con los enemigos en la
puerta. 137.4 ¿Cómo cantaremos cántico de Jehová en
tierra de extraños?
6 Mi lengua se pegue a mi paladar, si de ti no me 7 Respóndeme pronto, oh Jehová, porque desmaya
acordare; si no enalteciere a Jerusalén como mi espíritu; no escondas de mí tu rostro, no venga yo
preferente asunto de mi alegría. a ser semejante a los que descienden a la sepultura.
8 Hazme oír por la mañana tu misericordia, porque
139.1 Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. en ti he confiado; hazme saber el camino por donde
Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has ande, porque a ti he elevado mi alma.
entendido desde lejos mis pensamientos. Has 10 Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres
escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de
caminos te son conocidos. rectitud.
6 Tal conocimiento es demasiado maravilloso para
mí; alto es, no lo puedo comprender. 144.3 Oh Jehová, ¿qué es el hombre, para que en él
7 ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré pienses, o el hijo de hombre, para que lo estimes? El
de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; hombre es semejante a la vanidad; sus días son
y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú como la sombra que pasa.
estás. Aun las tinieblas no encubren de ti, y la noche 12 Sean nuestros hijos como plantas crecidas en su
resplandece como el día; lo mismo te son las juventud, nuestras hijas como esquinas labradas
tinieblas que la luz. como las de un palacio; nuestros graneros llenos,
13 Tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el provistos de toda suerte de grano; nuestros ganados,
vientre de mi madre. que se multipliquen a millares y decenas de millares
14 Te alabaré; porque formidables, maravi- llosas en nuestros campos;. Bienaventurado el pueblo que
son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe tiene esto; bienaventurado el pueblo cuyo Dios es
muy bien. Jehová.
17 ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus
pensamientos! ¡Cuán grande es la suma de ellos! Si 145.2 Cada día te bendeciré, y alabaré tu nombre
los enumero, se multiplican más que la arena; eternamente y para siempre.
despierto, y aún estoy contigo. 5 En la hermosura de la gloria de tu magnificencia,
23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; y en tus hechos maravillosos meditaré.
pruébame y conoce mis pensamientos; y ve si hay en 9 Bueno es Jehová para con todos, y sus
mí camino de perversidad, y guíame en el camino misericordias sobre todas sus obras.
eterno. 13 Tu reino es reino de todos los siglos, y tu
señorío en todas las generaciones.
140.6 He dicho a Jehová: Dios mío eres Tú; 14 Sostiene Jehová a todos los que caen y levanta a
escucha, oh Jehová, la voz de mis ruegos. todos los oprimidos.
12 Yo sé que Jehová tomará a su cargo la causa del 15 Los ojos de todos esperan en ti, y tú les das su
afligido, y el derecho de los necesitados. comida a su tiempo. Abres tu mano, y colmas de
bendición a todo ser viviente.
141.2 Suba mi oración delante de ti como el 18 Cercano está Jehová a todos los que le invocan,
incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la a todos los que le invocan de veras.
tarde.
3 Pon guarda a mi boca, oh Jehová; guarda la 146.2 Alabaré a Jehová en mi vida; cantaré salmos
puerta de mis labios. a mi Dios mientras viva.
4 No dejes que se incline mi corazón a cosa mala, a 5 Bienaventurado aquel cuyo ayudador es el Dios
hacer obras impías con los que hacen iniquidad; y de Jacob, cuya esperanza está en Jehová su Dios.
no coma yo de sus deleites.
5 Que el justo me castigue, será un favor, y que me 147.1 Alabad a JAH, porque es bueno cantar salmos
reprenda será un excelente bálsamo a nuestro Dios; porque suave y hermosa es la
alabanza.
142.1 Con mi voz clamaré a Jehová; con mi voz 3 El sana a los quebrantados de corazón, y venda
pediré a Jehová misericordia. sus heridas.
5 Tú eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de 11 Se complace Jehová en los que le temen, y en los
los vivientes. que esperan en su misericordia.

143.2 No entres en juicio con tu siervo; porque no se 149.1 Cantad a Jehová cántico nuevo; su alabanza
justificará delante de ti ningún ser humano. sea en la congregación de los santos.
2 Alégrese Israel en su Hacedor; los hijos de Sion 13 Retén el consejo, no lo dejes; guárdalo, porque
se gocen en su Rey. eso es tu vida.
18 La senda de los justos es como la luz de la
150.1 Alabad a Dios en su santuario; alabad- le en aurora, que va en aumento hasta que el día es
la magnificencia de su firmamento. perfecto.
6 Todo lo que respira alabe a JAH. Aleluya. 23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón;
--- porque de él mana la vida.
26 Examina la senda de tus pies, y todos tus
Proverbios caminos sean rectos.
1.7 El principio de la sabiduría es el temor de
Jehová. 5. 15 Bebe el agua de tu misma cisterna, y los
32 El desvío de los ignorantes los matará, y la raudales de tu propio pozo. ¿Se derramarán tus
prosperidad de los necios los echará a perder. fuentes por las calles, y tus corrientes de aguas por
33 El que me oyere habitará confiadamente y vivirá las plazas?
tranquilo sin temor del mal. 18 Sea bendito tu manantial, y alégrate con la
mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa
2.6 Jehová da la sabiduría, y de su boca viene el gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y
conocimiento y la inteligencia. en su amor recréate siempre.
9 Entenderás justicia, juicio y equidad, y todo buen 21 Los caminos del hombre están ante los ojos de
camino. Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Jehová, y él considera todas sus veredas.
y la ciencia fuere grata a tu alma, la discreción te
guardará; te preservará la inteligencia. 6.9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir?
¿Cuándo te levantarás de tu sueño?
3.3 Nunca se aparten de ti la misericordia y la 23 El mandamiento es lámpara, y la enseñanza es
verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de luz, y camino de vida las reprensiones que te
tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante instruyen.
los ojos de Dios y de los hombres. 32 El que comete adulterio es falto de
5 Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te entendimiento; corrompe su alma el que tal hace.
apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos
tus caminos, y él enderezará tus veredas. 7.4 Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana, y a la
7 No seas sabio en tu propia opinión; teme a inteligencia llama parienta.
Jehová, y apártate del mal; porque será medicina a
tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos. 8.11 Mejor es la sabiduría que las piedras
9 Honra a Jehová con tus bienes, y con las preciosas; y todo cuanto se puede desear, no es de
primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus compararse con ella.
graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán 17 Yo amo a los que me aman, y me hallan los que
de mosto. temprano me buscan.
11 No menosprecies el castigo de Jehová, ni te 35 El que me halle, hallará la vida, y alcanzará el
fatigues de su corrección; porque Jehová al que ama favor de Jehová. Mas el que peca contra mí,
castiga, como el padre al hijo a quien quiere. defrauda su alma; todos los que me aborrecen aman
13 Bienaventurado el hombre que halla la la muerte.
sabiduría, y que obtiene la inteligencia.
16 Largura de días está en su mano derecha; en su 9.6 Dejad las simplezas, y vivid, y andad por el
izquierda, riquezas y honra. Sus caminos son camino de la inteligencia.
caminos deleitosos, y todas sus veredas paz. Ella es 9 Da al sabio, y será más sabio; enseña al justo, y
árbol de vida a los que de ella echan mano, y aumentará su saber.
bienaventurados son los que la retienen. 10 El temor de Jehová es el principio de la
27 No te niegues a hacer el bien a quien es debido, sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la
cuando tuvieres poder para hacerlo. inteligencia.
12 Si fueres sabio, para ti lo serás; y si fueres
4.4 Retenga tu corazón mis razones, guarda mis escarnecedor, pagarás tú solo.
mandamientos, y vivirás.
7 Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; y sobre 10.2 Los tesoros de maldad no serán de provecho;
todas tus posesiones adquiere inteligencia. mas la justicia libra de muerte.
4 La mano negligente empobrece; mas la mano de 15 El simple todo lo cree; mas el avisado mira bien
los diligentes enriquece. sus pasos.
12 El odio despierta rencillas; pero el amor 17 El que fácilmente se enoja hará locuras; y el
cubrirá todas las faltas. hombre perverso será aborrecido.
17 Camino a la vida es guardar la instruc- ción; 22 ¿No yerran los que piensan el mal?
pero quien desecha la reprensión, yerra. Misericordia y verdad alcanzarán los que piensan el
19 En las muchas palabras no falta pecado; mas el bien.
que refrena sus labios es prudente. 26 En el temor de Jehová está la fuerte confianza; y
22 La bendición de Jehová es la que enriquece, y esperanza tendrán sus hijos.
no añade tristeza con ella. 27 El temor de Jehová es manantial de vida para
27 El temor de Jehová aumentará los días; mas los apartarse de los lazos de la muerte.
años de los impíos serán acortados. 29 El que tarda en airarse es grande de
entendimiento; mas el que es impaciente de espíritu
11.2 Cuando viene la soberbia, viene también la enaltece la necedad.
deshonra; mas con los humildes está la sabiduría.
4 No aprovecharán las riquezas en el día de la ira; 15.3 Los ojos de Jehová están en todo lugar,
mas la justicia librará de muerte. mirando a los malos y a los buenos.
17 A su alma hace bien el hombre misericordioso; 4 La lengua apacible es árbol de vida; mas la
mas el cruel se atormenta a sí mismo. perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.
19 Como la justicia conduce a la vida, así el que 8 El sacrificio de los impíos es abominación a
sigue el mal lo hace para su muerte. Jehová; mas la oración de los rectos es su gozo.
24 Hay quienes reparten, y les es añadido más; y 11 El Seol y el Abadón están delante de Jehová;
hay quienes retienen más de lo que es justo, pero ¡cuánto más los corazones de los hombres!
vienen a pobreza. 13 El corazón alegre hermosea el rostro.
25 El alma generosa será prosperada; y el que 14 El corazón entendido busca la sabiduría; mas la
saciare, él también será saciado. boca de los necios se alimenta de necedades.
30 El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana 15 Todos los días del afligido son difíciles; mas el
almas es sabio. de corazón contento tiene un banquete continuo.
16 Mejor es lo poco con el temor de Jehová, que el
12.2 El bueno alcanzará favor de Jehová; mas él gran tesoro donde hay turbación.
condenará al hombre de malos pensamientos. 17 Mejor es la comida de legumbres donde hay
14 El hombre será saciado de bien del fruto de su amor, que de buey engordado donde hay odio.
boca; y le será pagado según la obra de sus manos. 24 El camino de la vida es hacia arriba al
28 En el camino de la justicia está la vida; y en sus entendido, para apartarse del Seol abajo.
caminos no hay muerte. 30 La luz de los ojos alegra el corazón, y la buena
nueva conforta los huesos.
13.3 El que guarda su boca guarda su alma; mas el 31 El oído que escucha las amonestaciones de la
que mucho abre sus labios tendrá calamidad. vida, entre los sabios morará.
7 Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen
nada; y hay quienes pretenden ser pobres, y tienen 16.2 Todos los caminos del hombre son limpios en
muchas riquezas. su propia opinión; pero Jehová pesa los espíritus.
14 La ley del sabio es manantial de vida para 3 Encomienda a Jehová tus obras y tus
apartarse de los lazos de la muerte. pensamientos serán afirmados.
23 En el barbecho de los pobres hay mucho pan; 6 Con misericordia y verdad se corrige el pecado, y
mas se pierde por falta de juicio. con el temor de Jehová los hombres se apartan del
24 El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mal.
mas el que lo ama, desde temprano lo corrige. 7 Cuando los caminos del hombre son agradables a
Jehová, aun a sus enemigos hace estar en paz con él.
14.4 Sin bueyes el granero está vacío; mas por la 8 Mejor es lo poco con justicia que la
fuerza del buey hay abundancia de pan. muchedumbre de frutos sin derecho.
8 La ciencia del prudente está en entender su 9 El corazón del hombre piensa su camino; mas
camino. Jehová endereza sus pasos.
12 Hay camino que al hombre le parece derecho; 15 En la alegría del rostro del rey está la vida
pero su fin es camino de muerte. 16 Mejor es adquirir sabiduría que oro preciado; y
adquirir inteligencia vale más que la plata.
22 Manantial de vida es el entendimiento al que lo 4 Riquezas, honra y vida son la remuneración de la
posee. humildad y del temor de Jehová.
32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte; y 6 Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere
el que se enseñorea de su espíritu, que el que toma viejo no se apartará de él.
una ciudad. 29 ¿Has visto hombre solícito en su trabajo?
Delante de los reyes estará.
17.16 ¿De qué sirve el precio en la mano del necio
para comprar sabiduría, no teniendo entendimiento? 23.4 No te afanes por hacerte rico; sé prudente, y
28 Aun el necio, cuando calla, es contado por desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas,
sabio; el que cierra sus labios es entendido. siendo ningunas?
12 Aplica tu corazón a la enseñanza, y tus oídos a
18. 21 La muerte y la vida están en poder de la las palabras de sabiduría.
lengua, y el que la ama comerá de sus frutos 19 Sé sabio, y endereza tu corazón al camino.
22 El que halla esposa halla el bien, y alcanza la 23 Compra la verdad, y no la vendas; la sabiduría,
benevolencia de Jehová. la enseñanza y la inteligencia.
26 Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por
19.14 La casa y las riquezas son herencia de los mis caminos.
padres; mas de Jehová la mujer prudente. 31 No mires al vino cuando rojea, cuando
17 A Jehová presta el que da al pobre. resplandece su color en la copa. Se entra
18 Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; suavemente; mas al fin como serpiente morderá, y
mas no se apresure tu alma para destruirlo. como áspid dará dolor.
27 Cesa de oír las enseñanzas que te hacen divagar
de las razones de sabiduría. 24.1 No tengas envidia de los hombres malos; ni
desees estar con ellos.
20.6 Muchos hombres proclaman cada uno su 3 Con sabiduría se edificará la casa, y con
propia bondad, pero hombre de verdad, ¿quién lo prudencia se afirmará; y con ciencia se llenarán las
hallará? cámaras de todo bien preciado y agradable.
9 ¿Quién podrá decir: Yo he limpiado mi corazón,
limpio estoy de mi pecado? 25.2 Gloria de Dios es encubrir un asunto; pero
13 No ames el sueño, para que no te empo- honra del rey es escudriñarlo.
brezcas; abre tus ojos, y te saciarás de pan. 16 ¿Hallaste miel? Come lo que te basta, no sea
21 Los bienes que se adquieren de prisa al que hastiado de ella la vomites.
principio, no serán al final bendecidos. 17 Detén tu pie de la casa de tu vecino, no sea que
24 De Jehová son los pasos del hombre; ¿cómo hastiado de ti te aborrezca.
entenderá el hombre su camino? 21 Si el que te aborrece tuviere hambre, dale de
comer pan, y si tuviere sed, dale de beber agua.
21.16 El hombre que se aparta del camino de la 25 Como el agua fría al alma sedienta, así son las
sabiduría vendrá a parar en la compañía de los buenas nuevas de lejanas tierras.
muertos. 27 Comer mucha miel no es bueno, ni el buscar la
21 El que sigue la justicia y la misericordia hallará propia gloria es gloria.
la vida, la justicia y la honra.
23 El que guarda su boca y su lengua, su alma 26.2 Como el gorrión en su vagar, y como la
guarda de angustias. golondrina en su vuelo, así la maldición nunca
26 Hay quien todo el día codicia; pero el justo da, vendrá sin causa.
y no detiene su mano. 12 ¿Has visto hombe sabio en su propia opinión?
30 No hay sabiduría, ni inteligencia, ni consejo, Más esperanza hay del necio que de él.
contra Jehová.
31 El caballo se alista para el día de la batalla; 27.8 Cual ave que se va de su nido, tal es el hombre
mas Jehová es el que da la victoria. que se va de su lugar.
19 Como en el agua el rostro corresponde al
22.2 El rico y el pobre se encuentran; a ambos los rostro, así el corazón del hombre al del hombre.
hizo Jehová. 23 Sé diligente en conocer el estado de tus ovejas, y
3 El avisado ve el mal y se esconde; mas los mira con cuidado por tus rebaños; porque las
simples pasan y reciben el daño. (27.12) riquezas no duran para siempre; ¿Y será la corona
para perpetuas generaciones?
9 ¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es
28.5 Los hombres malos no entienden el juicio; mas lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada
los que buscan a Jehová entienden todas las cosas. hay nuevo debajo del sol.
9 El que aparta su oído para no oír la ley, su 13 Di mi corazón a inquirir y a buscar con
oración también es abominable. sabiduría sobre todo lo que se hace debajo del cielo;
13 El que encubre sus pecados no prosperará; mas este penoso trabajo dio Dios a los hijos de los
el que los confiesa y se aparta alcanzará hombres, para que se ocupen en él. Miré todas las
misericordia. obras que se hacen debajo del sol; y he aquí, todo
ello es vanidad y aflicción de espíritu.
29.15 La vara y la corrección dan sabiduría; mas el 17 Dediqué mi corazón a conocer la sabiduría, y
muchacho consentido avergonzará a su madre. también a entender las locuras y los desvaríos;
17 Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará conocí que aun esto era aflicción de espíritu.
alegría a tu alma. 18 En la mucha sabiduría hay mucha molestia; y
20 ¿Has visto hombre ligero en sus palabras? más quien añade ciencia, añade dolor.
esperanza hay del necio que de él.
2.1 Dije yo en mi corazón: Ven ahora, te probaré
30.5 Toda palabra de Dios es limpia; Él es escudo a con alegría, y gozarás de bienes. Mas he aquí esto
los que en él esperan. también era vanidad.
6 No añadas a sus palabras, para que no te 2 A la risa dije: Enloqueces; y al placer: ¿De qué
reprenda, y seas hallado mentiroso. sirve esto?
11 Miré todas las obras que habían hecho mis
31.2 No des a las mujeres tu fuerza, ni tus caminos manos y el trabajo que tomé para hacerlas; y todo
a lo que destruye a los reyes. era vanidad y aflicción de espíritu y sin provecho
4 No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes debajo del sol.
beber vino, ni de los príncipes la sidra; no sea que 17 Aborrecí la vida, porque la obra que se hace
bebiendo olviden la ley, y perviertan el derecho de debajo del sol me era fastidiosa; por cuanto todo es
todos los afligidos. vanidad y aflicción de espíritu.
6 Dad la sidra al desfallecido, y el vino a los de 21 ¡Que el hombre trabaje con sabiduría, con
amargado ánimo. Beban, y olvídense de su ciencia y con rectitud, y que haya de dar su hacienda
necesidad, y de su miseria no se acuerden más. a hombre que nunca trabajó en ello! Es esto vanidad
10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su y mal grande.
estima sobrepasa largamente a la de las piedras 24 No hay cosa mejor para el hombre sino que
preciosas. El corazón de su marido está en ella coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo.
confiado, y no carecerá de ganancias. Le da ella También he visto que esto es de la mano de Dios.
bien y no mal todos los días de su vida. Ve que van 26 Porque al hombre que le agrada, Dios le da
bien sus negocios; su lámpara no se apaga de noche. sabiduría, ciencia y gozo.
Su marido es conocido en las puertas, cuando se
sienta con los ancianos de la tierra. Fuerza y honor 3.1Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere
son su vestidura; y se ríe de lo por venir. Abre su debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y
boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de
lengua. Considera los caminos de su casa, y no come arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de
el pan de balde. Se levantan sus hijos y la llaman curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
bienaventurada; y su marido también la alaba. tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de
Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la endechar, y tiempo de bailar; tiempo de esparcir
mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. Dadle piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de
del fruto de sus manos, alábenla en las puertas sus abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar; tiempo
hechos. de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y
--- tiempo de desechar; tiempo de romper, y tiempo de
coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo
Eclesiastés o el Predicador de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y
1.2 Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; tiempo de paz.
vanidad de vanidades, todo es vanidad. 9 ¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en
3 ¿Qué provecho tiene el hombre de todo su que se afana?
trabajo con que se afana debajo del sol? 11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto
eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el
hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde 12 Escudo es la ciencia, y escudo es el dinero; mas
el principio hasta el fin. la sabiduría excede, en que da vida a sus
12 No hay cosa mejor que alegrarse y hacer bien poseedores.
en la vida; y es don de Dios que todo hombre coma y 14 En el día del bien goza del bien; y en el día de la
beba y goce del bien de toda su labor. adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como
21 ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de
hombres sube arriba, y que el espíritu del animal él.
desciende abajo a la tierra? ¿Quién lo llevará para 16 No seas demasiado justo, ni seas sabio con
que vea lo que ha de ser después de él? exceso; ¿por qué habrás de destruirte?
18 Aquel que a Dios teme, saldrá bien en todo.
4.6 Más vale un puño lleno con descanso, que ambos 20 No hay hombre justo en la tierra, que haga el
puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu. bien y nunca peque.
29 Esto he hallado: que Dios hizo al hombre
5.1 Cuando fueres a la casa de Dios, guarda tu pie; recto,pero ellos buscaron muchas perversiones
y acércate más para oír que para ofrecer el
sacrificio de los necios; porque no saben que hacen 8.6 Para todo lo que quisieres hay tiempo y juicio;
mal. porque el mal del hombre es grande sobre él; pues
2 No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se no sabe lo que ha de ser; y el cuándo haya de ser,
apresure a proferir palabra delante de Dios; porque ¿quién se lo enseñará?
Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto,
sean pocas tus palabras. 9.4 Aún hay esperanza para todo aquel que está
3 Porque de la mucha ocupación viene el sueño, y entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león
de la multitud de las palabras la voz del necio. muerto.
4 Cuando a Dios haces promesa, no tardes en 5 Porque los que viven saben que han de morir;
cumplirla; porque él no se complace en los pero los muertos nada saben, ni tienen más paga;
insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que porque su memoria es puesta en olvido.
no prometas, y no que prometas y no cumplas. 7 Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con
10 El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y alegre corazón; porque tus obras ya son agradables
el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También a Dios.
esto es vanidad. 8 En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca
11 Cuando aumentan los bienes, también aumentan falte ungüento sobre tu cabeza.
los que los consumen. ¿Qué bien, pues, tendrá su 9 Goza de la vida con la mujer que amas, todos los
dueño, sino verlos con sus ojos? días de la vida de tu vanidad que te son dados
12 Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque
coma poco; pero al rico no le deja dormir la esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te
abundancia. afanas debajo del sol.
15 Como salió del vientre de su madre, desnudo, 10 Todo lo que te viniere a la mano para hacer,
así vuelve, yéndose tal como vino; y nada tiene de su hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde
trabajo para llevar a su mano. ¿Y de qué le vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.
aprovechó trabajar en vano? 11 Vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la
18 El bien que yo he visto: que lo bueno es comer y carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los
beber, y gozar uno del bien de todo su trabajo con sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de
que se fatiga debajo del sol, todos los días de su vida los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión
que Dios le ha dado; porque esta es su parte. acontecen a todos.

6.1 Hay un mal muy común entre los hombres: el del 10.15 El trabajo de los necios los fatiga; porque no
hombre a quien Dios da riquezas, bienes y honras, y saben por dónde ir a la ciudad.
nada le falta de todo lo que su alma desea; pero
Dios no le da facultad de disfrutar de ello, sino que 11.1 Echa tu pan sobre las aguas; porque después
lo disfrutan los extraños. Esto es vanidad y mal de muchos días lo hallarás.
doloroso. 4 El que al viento observa, no sembrará; y el que
mira a las nubes, no segará.
7.3 Mejor es el pesar que la risa; porque con la 5 Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o
tristeza del rostro se enmendará el corazón. cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer
encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace 6 Su izquierda esté debajo de mi cabeza, y su
todas las cosas. derecha me abrace.
6 Por la mañana siembra tu semilla, y a la tarde 12 Se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo
no dejes reposar tu mano; porque no sabes cuál es de la canción ha venido, y en nuestro país se ha oído
lo mejor, si esto o aquello, o si lo uno y lo otro es la voz de la tórtola.
igualmente bueno. 13 Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.
7 Suave es la luz, y agradable a los ojos ver el sol; 16 Mi amado es mío, y yo suya; Él apacienta entre
pero aunque un hombre viva muchos años, y en lirios.
todos ellos tenga gozo, acuérdese sin embargo que
los días de las tinieblas serán muchos. Todo cuanto 3.3 ¿Habéis visto al que ama mi alma?
viene es vanidad. 4 Hallé luego al que ama mi alma; lo así, y no lo
9 Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu dejé, hasta que lo metí en casa de mi madre, y en la
corazón en los días de tu adolescen- cia; y anda en cámara de la que me dio a luz.
los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; 6 ¿Quién es ésta que sube del desierto como
pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará columna de humo, sahumada de mirra y de incienso
Dios. Quita de tu corazón el enojo, y aparta de tu y de todo polvo aromático?
carne el mal; porque la adolescencia y la juventud 11 Salid, oh doncellas de Sion, y ved al rey
son vanidad. Salomón con la corona con que le coronó su madre
en el día de su desposorio, y el día del gozo de su
12.1 Acuérdate de tu Creador en los días de tu corazón.
juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen
los años de los cuales digas: No tengo en ellos 4. 7 Toda tú eres hermosa, amiga mía, y en ti no hay
contentamiento. Antes que la cadena de plata se mancha.
quiebre, y se rompa el cuenco de oro, y el cántaro se 8 Ven conmigo desde el Líbano, oh esposa mía; ven
quiebre junto a la fuente, y la rueda sea rota sobre el conmigo desde el Líbano. Mira desde la cumbre de
pozo; y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el Amana, desde la cumbre de Senir y de Hermón,
espíritu vuelva a Dios que lo dio. desde las guaridas de los leones, desde los montes
8 Vanidad de vanidades, dijo el Predicador, todo es de los leopardos.
vanidad. 10 ¡Cuán hermosos son tus amores, hermana,
12 No hay fin de hacer muchos libros; y el mucho esposa mía! ¡Cuánto mejores que el vino tus amores,
estudio es fatiga de la carne. y el olor de tus ungüentos que todas las especias
13 El fin de todo el discurso oído es este: Teme a aromáticas!
Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el 12 Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa mía;
todo del hombre. fuente cerrada, fuente sellada.
14 Porque Dios traerá toda obra a juicio, 16 Venga mi amado a su huerto, y coma de su
juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o dulce fruta.
sea mala.
--- 5.1 Yo vine a mi huerto, oh hermana, esposa mía; he
recogido mi mirra y mis aromas; he comido mi
Cantar de los Cantares de Salomón panal y mi miel, mi vino y mi leche he bebido.
1.2 ¡Oh, si él me besara con besos de su boca! Comed, amigos; bebed en abundan- cia, oh amados.
Porque mejores son tus amores que el vino. 2 Yo dormía, pero mi corazón velaba. Es la voz de
7 Hazme saber, oh tú a quien ama mi alma, dónde mi amado que llama: Ábreme, hermana mía, amiga
apacientas, dónde sesteas al mediodía. mía, paloma mía, perfecta mía, porque mi cabeza
13 Mi amado es para mí un manojito de mirra, que está llena de rocío, mis cabellos de las gotas de la
reposa entre mis pechos. noche.
16 Tú eres hermoso, amado mío, y dulce; nuestro 8 Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, si
lecho es de flores. halláis a mi amado, que le hagáis saber que estoy
enferma de amor.
2.1 Yo soy la rosa de Sarón, y el lirio de los valles. 10 Mi amado es blanco y rubio, señalado entre diez
3 Bajo la sombra del deseado me senté, y su fruto mil. Su cabeza como oro finísimo.
fue dulce a mi paladar. 16 Su paladar, dulcísimo, y todo él codiciable. Tal
4 Me llevó a la casa del banquete, y su bandera es mi amado, tal es mi amigo, oh doncellas de
sobre mí fue amor. Jerusalén.
6.3 Yo soy de mi amado, y mi amado es mío; Él pájaro que volando atraviesa el aire, y de su vuelo
apacienta entre los lirios. no se encuentra vestigio alguno; con el golpe de sus
4 Hermosa eres tú, oh amiga mía, como Tirsa; de remos azota el aire ligero. Lo mismo nosotros:
desear, como Jerusalén; imponente como ejércitos apenas nacidos, dejamos de existir, y no podemos
en orden. mostrar vestigio alguno de virtud; nos gastamos en
9 Una es la paloma mía, la perfecta mía; es la nuestra maldad. La esperanza del impío es como
única de su madre, la escogida de la que la dio a luz. brizna arrebatada por el viento, como espuma ligera
La vieron las doncellas, y la llamaron acosada por el huracán, se desvanece como el humo
bienaventurada; las reinas y las concubinas, y la con el viento; pasa como el recuerdo del huésped de
alabaron. un día.
10 ¿Quién es ésta que se muestra como el alba,
hermosa como la luna, esclarecida como el sol, 15 Los justos viven eternamente; en el Señor está
imponente como ejércitos en orden? su recompensa, y su cuidado a cargo del Altísimo.
Recibirán por eso de mano del Señor la corona real
7.10 Yo soy de mi amado, y conmigo tiene su del honor y la diadema de la hermosura; pues con
contentamiento. su diestra los protegerá y los escudará con su brazo.

8.4 Os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, que no 6.1 Oíd reyes, y enteded. Aprended, jueces de los
despertéis ni hagáis velar al amor, hasta que quiera. confines de la tierra. Del Señor habéis recibido el
7 Las muchas aguas no podrán apagar el amor, ni poder, del Altísimo, la soberanía; él examinará
lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los vuestras obras y sondeará vuestras intenciones.
bienes de su casa por este amor, de cierto lo 12 Radiante e inmarcesible es la Sabiduría.
menospreciarían. Fácilmente la contemplan los que la aman y la
13 Oh, tú que habitas en los huertos, los encuentran los que la buscan. Se anticipa a darse a
compañeros escuchan tu voz; házmela oír. conocer a los que la anhelan. Quien madruge para
14 Apresúrate, amado mío, y sé semejante al corzo, buscarla, no se fatigará, que a su puerta la
o al cervatillo, sobre las montañas de los aromas. encontrará sentada. Pensar en ella es la perfección
--- de la prudencia, y quien por ella se desvele, pronto
se verá sin cuidados. Ella misma va por todas partes
Sabiduría buscando a los que son dignos de ella: se les
1.1 Amad la justicia, los que juzgáis la tierra, muestra benévola en los caminos y les sale al
pensad rectamente del Señor y con sencillez de encuentro en todos sus pensamientos. Su comienzo
corazón buscadle. es el deseo más verdadero de instrucción, la
3 Los pensamientos perversos y equivocados preocupación por la instrucción es el amor, el amor
apartan y alejan de Dios es la observancia de sus leyes, la atención a las leyes
4 En alma maligna no entra la Sabiduría, ni habita es la garantía de la incorruptibilidad y la
en cuerpo esclavo o sometido al pecado. incorruptibilidad hace estar cerca de Dios; por
12 No os busquéis la muerte con los extravíos de tanto, el deseo de la Sabiduría conduce a la realeza.
vuestra, vida, no os atraigáis la ruina con las obras 24 La abundancia de sabios es la salvación del
de vuestras manos. mundo y un rey prudente, la estabilidad del pueblo.

3.1 Las almas de los justos están en las manos de 7.6 Una es la entrada en la vida para todos y una
Dios y no les alcanzará tormento alguno. misma la salida.
11 Desgraciados los que desprecian la sabiduría, 28 Dios no ama sino a quien vive con la Sabiduría.
la instrucción y la disciplina; vana es su esperanza, 30 A la luz sucede la noche, pero contra la
sin provecho sus fatigas, inútiles sus obras. Sabiduría no prevalece la maldad.

4.7 El justo, aunque muera prematuramente, halla el 8.2 A la Sabiduría amé y la pretendí desde mi
descanso. juventud; me esforcé por hacerla esposa mía y
15 La gracia y la misericordia son para sus llegué a ser un enamorado de su belleza.
elegidos y su visita para sus santos. 4 La Sabiduría está iniciada en la ciencia de Dios
y es la que elige sus obras.
5.8 ¿De qué nos sirvió nuestro orgullo? ¿De qué la 5 Si en la vida la riqueza es una posesión deseable,
riqueza y la jactancia? Todo aquello pasó como una ¿qué cosa más rica que la Sabiduría que todo lo
sombra, como noticia que va corriendo; como hace?
7 Si uno ama la justicia o santidad de vida, sus 16.13 Tú tienes el poder sobre la vida y sobre la
trabajos se tornan virtudes; pues ella enseña la muerte, haces bajar a las puertas del Hades y de allí
templanza y la prudencia, la justicia y la fortaleza: subir.
lo más provechoso para el hombre en la vida. 15 Es imposible escapar de tu mano.
9 Decidí tomar a la Sabiduría por compañera de mi 28 El mana se derretía al primer tenue rayo de sol.
vida, sabiendo que me sería una consejera para el Para que supieran todos que es necesario
bien y un aliento en las preocupaciones y penas. adelantarse al sol para recoger tu bendición y darte
16 Vuelto a casa, junto a ella descansaré, pues no gracias, y al despuntar la aurora orar a ti y adorarte
causa amargura su compañía ni tristeza la así que amanezca.
convivencia con ella, sino satisfacción y alegría. ---
17 Se encuentra la inmortalidad en emparentar o
unirse con la Sabiduría. Eclesiástico
21 No podría poseer la Sabiduría si Dios no me la 1.1 Toda sabiduría viene del Señor, y con él está por
daba. siempre.
2 La arena de los mares, las gotas de la lluvia, los
9.6 Si le falta la Sabiduría que de ti procede, en días de la eternidad, ¿quién los puede contar?
nada será tenido. 12 El temor del Señor regocija el corazón, da
13 ¿Qué hombre podrá conocer la voluntad de alegría, gozo y larga vida.
Dios? ¿Quién hacerse idea de lo que el Señor 18 Corona de la sabiduría el temor del Señor, ella
quiere? hace florecer paz y buena salud.
14 Los pensamientos de los mortales son tímidos e 26 Si deseas sabiduría, guarda los manda- mientos,
inseguras nuestras ideas, pues un cuerpo corruptible y el Señor te la concederá.
agobia el alma y esta tienda de tierra abruma el
espíritu lleno de preocupaciones. 2.1 Si te decides a servir al Señor, prepara tu alma
16 Trabajosamente y a duras penas vislumbramos y para la prueba. Humilla y orienta tu corazón, ten
conjeturamos lo que hay sobre la tierra y con fatiga paciencia, mantente firme; inclina tu oído y recibe
y dificultad hallamos o descubrimos lo que está a los consejos prudentes; no te inquietes en tiempo de
nuestro alcance; ¿quién, entonces, ha rastreado lo obscuridad y tribulación.
que está en los cielos? 5 En el fuego se prueba el oro y la plata, y los
17 ¿Quién habría conocido tu voluntad, si tú no le hombres aceptos a Dios se prueban en el horno de la
hubieses dado la Sabiduría y no le hubieses enviado tribulación.
de lo alto tu Espíritu Santo? 20 Los que temen al Señor preparan sus corazones,
y delante de él santifican sus almas.
11.16 Con lo que uno peca, con eso mismo es
castigado. 3.1 Obrad de modo que seais salvos.
24 Amas a todos los seres y nada de lo que hiciste 6 El que honra a su padre vivirá larga vida; y el
aborreces, pues, si algo odiases, no lo habrías que obedece al Señor es descanso para su madre.
hecho. 21 No busques lo que te sobrepasa, o sea muy
arduo para ti, ni lo que excede tus fuerzas trates de
14.7 Bendito es el leño del que se hace recto uso; investigar.
pero maldito es el leño de un ídolo hecho de mano 22 Reflexiona sobre lo que te ha sido mandado y no
de hombre; maldito él y su hacedor: éste porque lo te preocupes por cosas ocultas.
fabricó; y aquél, porque siendo corruptible, fue 26 El corazón obstinado en mal acaba, y el que
llamdo dios. ama el peligro perecerá en él.
12 Principio de infidelidad e idolatría fue la 27 El corazón obstinado se carga de fatigas, el
invención de los ídolos; y haberlos introducido es la pecador acumula pecado tras pecado.
corrupción de la vida. 30 El agua apaga la ardiente llama; y la limosna
27 El culto de los ídolos es principio, causa y expía los pecados.
término de todos los males.
4.1 No prives al pobre del sustento; ni tengas
15.3 El conocerte a ti es la perfecta sabiduría, y esperando ojos que te suplican.
reconocer tu poder, es raíz de la inmortalidad. 2 No entristezcas al que tiene hambre, no exasperes
al hombre en su necesidad.
4 No rechaces al suplicante atribulado, ni apartes
tu rostro del pobre.
20 Ten en cuenta el tiempo, emplealo bien, y huye 9.11 No envidies la gloria y las riquezas del
del mal, para que no te avergüences de ti mismo. pecador, pues no sabes cómo se le volverá la
26 No te avergüences de confesar tus pecados, no fortuna, ni cuál será su fin.
te opongas a la corriente del río.
30 No seas como león en tu casa; ni altanero con 10.9 ¿Por qué se enorgullece el que es tierra y
tus criados. ceniza? ¡Si ya en vida es su vientre podredumbre!
31 No sea tu mano abierta para recibir, y cerrada 11 Al morir el hombre recibe en herencia reptiles,
para dar. bichos y gusanos.
12 El comienzo de la soberbia es apartarse del
5.1 No confíes en tus riquezas y no digas: Me basto Señor; y tener alejado su corazón de su Hacedor,
a mí mismo. para no obedecerlo y apostatar de él
4 No digas: “Pequé, y ¿qué me ha pasado?”, 28 Honra a tu alma con modestia, y apréciala en su
porque el Señor es paciente, pero da el pago justo valor. Gloríate con moderación, y estímate en
merecido. lo que vales.
5 Del perdón no te sientas tan seguro que acumules 29 ¿Quién justificará al que peca contra su alma?
pecado tras pecado. ¿Quién honrará a quien a sí mismo se deshonra?
7 No te tardes en volver al Señor, no lo dejes de un ¿Quién apreciará al que desprecia su vida?
día para otro, pues de pronto salta la ira del Señor,
y perecerás al tiempo del castigo. 11.9 Por lo que no te incumbe no discutas, y en las
8 No te apoyes en riquezas injustas, que de nada te contiendas de los pecadores no te mezcles.
servirán el día de la adversidad. 10 No te metas en múltiples asuntos, ni emprendas
10 Manténte firme en tu pensamiento, y sea una tu muchos negocios, si los multiplicas no saldrás bien
palabra. parado y sufrirás las consecuencias. Yendo tras
11 Sé pronto para oír y tardo en responder. muchas cosas no llegarás a alzanzar ninguna y no
podrás dar salida a todas.
6.6 Vive en amistad con muchos, pero toma a uno 11 Hay quien se agota, se fatiga y se apresura, y
entre mil para tu consejero. sólo consigue quedarse más atrás.
16 Un amigo fiel es bálsamo de vida, y los que 14 Bienes y males, vida y muerte, pobreza y riqueza
temen al Señor lo encontrarán. vienen del Señor.
17 Quien teme a Dios logrará tener buenos 27 En los días buenos no te olvides de los días
amigos; porque éstos serán semejantes a él. malos, y en el día bueno acuérdate del día malo.
18 Desde tu juventud abraza la buena doctrina, y
adquirirás una sabiduría que durará hasta el fin de 12.13 ¿Quién se compadecerá del encantador
tu vida. mordido de serpiente y de todos los que se acercan a
las fieras? Lo mismo le ocurre al que convive con el
7.1 No hagas mal, y el mal no te dominará, pecador y comparte sus pecados.
2 Sepárate del injusto, y él se alejará de ti.
10 No seas impaciente en tu oración, y no 13.8 Guárdate de dejarte engañar, y de ser
descuides el hacer limosna. humillado por estúpido. Ten cuidado de que no te
15 No rehúyas el trabajo penoso, ni la labor del engañen ni te humilen por tu imprudencia.
campo que creó el Altísimo. 17 ¿Cómo podrá convivir lobo con cordero? Así el
29 Con toda tu alma reverencia al Señor, y venera pecador con el piadoso.
a sus sacerdotes. 25 El corazón del hombre modela su rostro tanto
30 Con todas tus fuerzas ama al que te hizo, y a sus hacia el bien como hacia el mal.
ministros no abandones.
36 En todas tus acciones ten presente tu fin, y 14.2 Feliz aquel a quien su conciencia no reprocha,
jamás cometerás pecado. y que no desmaya su esperanza en Dios. Dichoso
aquel que no tiene nada que reprocharse y mantiene
8.5 No reproches al hombre que se vuelve del firme su esperanza.
pecado, recuerda que culpables somos todos. 5 El que es malo para sí, ¿para quién será bueno?
7 No te alegres de la muerte de nadie, recuerda que No logrará contento en medio de sus tesoros, ni
todos moriremos. disfrutará de sus bienes.
19 No abras tu corazón a todo el mundo, no sea 6 Nadie peor que el que se tortura a sí mismo, esa
que te afrente. es la paga de su maldad. Nadie peor que el avaro
consigo mismo; en su propia maldad lleva el castigo.
9 El ojo del avaro no se satisface con su suerte, la 24 Más vale poca inteligencia con temor de Dios,
avaricia seca el alma. que mucha prudencia y traspasar la ley.
11 Disfruta lo que tienes y trátate bien, y haz 29 Por la mirada se reconoce al hombre, por el
ofrendas dignas a Dios. aspecto del rostro se reconoce al sensato.
12 Recuerda que la muerte no se tardará; es ley ir
al sepulcro y no te ha sido revelada tu hora. 20.6 Hay quien se calla por no tener respuesta, y
14 No te prives de pasarte un buen día, no se te quien se calla esperando su hora.
escape la posesión de un deseo legítimo. 30 Sabiduría oculta y tesoro escondido, ¡para qué
15 ¿No dejarás a otro el fruto de tus trabajos y el sirven?
de tus fatigas, para que a suertes se reparta?
16 Da y recibe, toma, regálate y recrea tu alma, 21.1 ¿Has pecado? No lo vuelvas a hacer, y pide
porque no hay que buscar gozo en el averno. perdón por tus pecados anteriores.
20 El necio, cuando ríe, lo hace a carcajadas, mas
15.11 No digas: Fue Dios quien me empujó al el hombre sensato apenas si sonríe.
pecado; porque no has de hacer lo que él aborrece. 27 Cuando el impío maldice a Satanás, a su
15 Si tú quieres, guardarás los mandamien- tos, enemigo, a sí mismo se maldice.
para permanecer fiel a su beneplácito.
17 Delante del hombre están la vida y la muerte, el 22.11 Llora al muerto, pues la luz le abandonó, llora
bien y el mal; lo que escogiere le será dado. también al necio, porque dejó la inteligencia. Llora
20 Dios a nadie ha mandado ser impío, a nadie ha más suavemente al muerto, porque ya reposa, que la
dado licencia de pecar. vida del necio es peor que la muerte.
27 ¿Quién pondrá guardia a mi boca, y a mis
17.25 Conviértete al Señor y deja tus pecados, labios sello de prudencia, para que no venga a caer
aborrece lo que es abominable a Dios; suplica ante por su culpa, y que mi lengua no me pierda?
su faz, quita los obstáculos y deja de ofenderlo.
26 No te pares en el camino errado de los malos. 23.2 ¿Quién aplicará el látigo a mis pensamientos, y
Alaba a Dios antes de morir. El muerto como si a mi corazón la disciplina de la sabiduría, para que
nada fuese, no puede ya alabarlo y merecer la vida no queden sin castigo mis errores, ni pasen por alto
eterna. mis pecados?
27 Vivo, vivo lo has de alabar, y estando sano has 12 Hay un lenguaje que equivale a la muerte; las
de confesar y alabar a Dios y gloriarte en sus blasfemias llevan a la muerte, ¡nunca se oigan entre
misericordias. los descendientes de Jacob! Pues los piadosos
rechazan todo esto, y en los pecados no se
18.7 Cuando el hombre cree acabar, está al revuelcan.
principio; y cuando se detiene queda absorto. 13 No acostumbres tu boca a palabras groseras,
8 ¿Qué es el hombre? ¿En qué puede ser útil a pues te harán culpable de pecado.
Dios? ¿Para qué sirve? ¿Cuál es su bien y cuál su 15 El hombre acostumbrado a palabras ultrajantes
mal? o insultos no se corregirá en toda su existencia.
9 El número de los días del hombre están contados,
mucho será si llega a los cien años. Como gota de 24.22 Quien me obedece a mí, (la sabiduría), no
agua del mar, como grano de arena, tan pocos son queda avergonzado, los que en mí se ejercitan, no
sus años frente a la eternidad. llegan a pecar.
19 Antes de hablar infórmate y aprende; cuídate 24 Yo soy la madre del bello amor, y del temor, y
antes de estar enfermo. de la ciencia de la salud, y de la santa esperanza.
20 Antes de juzgar examínate a ti mismo, y cuando
el Señor te pida cuentas encontrarás perdón. 25.1 En tres cosas se complace mi corazón, las
22 Cumple tus promesas a su debido tiempo, no cuales son agradables a Dios y a los hombres: la
esperes hasta la muerte para ajustar tus cuentas. concordia entre hermanos y parientes, la amistad
30 No te dejes arrastrar de tus pasiones, y tus deseos entre vecinos, y un marido y mujer bien avenidos.
refrena. 3 Si no juntaste en tu juventud, ¿cómo vas a hallar
en tu vejez.
19.15 Pregunta a tu amigo, porque hay calumnia a 10 ¡Qué grande es el que halla la sabiduría! Pero
menudo, no creas todo lo que se dice. nadie aventaja al que teme al Señor.
22 No es sabiduría el arte de hacer mal; ni está en 24 Por la mujer comenzó el pecado y por culpa de
el consejo de los pecadores la prudencia. ella morimos todos.
24 Envidia, ira y malhumor los días acortan; los
26.2 La mujer animosa es la alegría del marido y afanes y las preocupaciones traen la vejez antes de
llenará de paz sus años. tiempo.
13 La gracia de la mujer recrea a su marido, y su
ciencia reconforta sus huesos. 31.1 El insomnio y los desvelos por la riqueza
16 Sol que sale por las alturas del Señor es la consume las carnes, las preocupaciones que traen
belleza de la mujer buena en una casa en orden. ahuyentan el sueño.
Lámpara que brilla en sagrado candelero es la 3 Se afana el rico por juntar riquezas, y cuando
hermosura de un rostro sobre un cuerpo esbelto. descansa, se hastía de sus placeres.
Columnas de oro sobre basas de plata, las bellas 15 Juzga al prójimo como a ti mismo, y en todo
piernas sobre talones firmes. asunto actúa con reflexión.
29 Difícilmente se libra de falta el negociante, el 20 A vientre moderado, sueño saludable; se levanta
comerciante no quedará limpio de pecado. temprano, con el corazón alegre y es dueño de sí.
Insomnio, vómitos y cólicos le esperan al hombre
27.1 Por amor a la ganancia han pecado muchos, el insaciable.
que trata de enriquecerse desvía la mirada. Entre 22 En todo lo que hagas sé moderado, y no te
venta y compra se introduce el pecado. vendrá enfermedad alguna.
6 El fruto manifiesta el cultivo del árbol; y la 25 Con el vino no te hagas el valiente, porque a
conversación de un hombre revela su corazón. muchos ha perdido el vino.
27 El vino es bueno y fortalece si se bebe con
28.6 Acuérdate de tu fin, y deja ya de odiar, moderación. ¿Qué vida es la del hombre que no
recuerda la corrupción y la muerte, y sé fiel a los tiene vino? El vino ha sido creado para alegría del
mandamientos. hombre, no para embriaguez. Regocijo del corazón y
8 Abstente de disputas y evitarás el pecado, porque contento del alma es el vino bebido a tiempo y con
el iracundo atiza las discusiones. medida.

29.2 Presta a tu prójimo cuando se halle en 32.5 Sello de carbunclo en alhaja de oro, así es un
necesidad. concierto musical de un banquete.
10 Por un hermano y un amigo puedes perder 6 Sello de esmeralda en montura de oro, así es una
dinero, no se te corroa bajo una piedra y lo pierdas. melodía entre vino delicioso.
20 Socorre al prójimo según tus recursos, pero ten 8 Resume tu discurso, di mucho en pocas palabras.
cuidado de no arruinarte. Sé como quien sabe y al mismo tiempo calla.
12 Diviértete y haz lo que te plazca, mas no peques
30.9 Mima a tu hijo, y te dará sorpresas juega con con palabras insolentes. Y por todo esto, bendice a
él, y te traerá pesares. tu Hacedor, que te colma de sus bienes.
11 No le des libertad ni le dejes hacer lo que quiera 14 El que teme al Señor acepta la instrucción, los
en su juventud, y no cierres los ojos a sus faltas ni que madrugan encuentran su favor.
pases por alto sus errores. 19 Sin consejo no hagas ni emprendas nada, no
13 Enseña a tu hijo y trabaja en él, para que no hagas nada sin pensarlo antes, y no te arrepentirás
tropieces por su desvergüenza. de tus acciones.
16 No hay riqueza mejor que la salud del cuerpo, ni 20 Por caminos escabrosos no vayas, y no
contento mayor que la alegría del corazón. tropezarás en piedras. No te arriesgues a ir por
18 Manjares derramados sobre boca cerrada, eso senda mala, para que no expongas a caídas tu alma.
son las ofrendas de alimentos puestas sobre una 23 En todos tus actos vigílate a ti mismo, que esto
tumba. es guardar los mandamientos.
19 ¿De qué le sirve el sacrificio u ofrenda a un 24 El que tiene confianza en la ley atiende a los
ídolo? ¡Ni lo comerá ni lo olerá! mandamientos, y el que pone su confianza en el
21 No entregues tu alma a la tristeza, ni te Señor no sufre daño.
atormentes a ti mismo con tus cavilaciones.
22 La alegría de corazón es la vida del hombre, el 33.1 Al que teme al Señor ningún mal le sucede,
regocijo del varón, prolongación de sus días. aunque sufra una prueba, se verá librado.
Tranquiliza tu espíritu, recreáte el ánimo, alegra el 7 ¿Por qué un día es superior a otro, si toda la luz
corazón y echa de ti la tristeza, porque la tristeza de cada día del año viene del sol? A unos los
perdió a muchos, y no hay en ella utilidad. ensalzó y santificó el Señor, a otros los hizo días
ordinarios.
14 Frente al mal está el bien, frente a la muerte, la 17 Raíz de los pensamientos es el corazón, de él
vida. Así frente al piadoso, el pecador. salen cuatro ramas: bien y mal, vida y muerte, mas
20 A hijo y mujer, a hermano y amigo no des poder la que siempre los domina es la lengua.
sobre ti en vida tuya. No des a otros tus riquezas, no 19 Hay hombre sabio, maestro que adoctrina a
sea que, arrepentido, tengas que suplicar por ellas. muchos, y para sí mismo es un inútil.
24 Cuando se acaben los días de tu vida, a la hora 27 Durante tu vida prueba tu alma, ve lo que es
de la muerte, reparte tu herencia. malo para ella y no se lo des.
30 No te sobrepases con nadie, no hagas nada sin
juicio ni equidad. 38.4 El Señor puso en la tierra medicinas, el varón
prudente no las desdeña.
34.1 Las esperanzas vanas y engañosas son para el 6 Dios dio a los hombres la ciencia para que se
imbécil, los sueños dan alas a los insensatos. Como gloriaran en sus maravillas.
tratar de apresar una sombra o perseguir el viento 11 Ofrece incienso y memorial de flor de harina,
es el que busca apoyo en los sueños. haz generosas ofrendas según tus medios.
4 De los impuros, ¿qué pureza puede resultar? de 20 No des tu corazón a la tristeza, evítala
la mentira, ¿qué verdad puede salir? acordándote del fin. No lo olvides: no hay retorno,
10 Quien no ha pasado pruebas poco sabe, quien al muerto no le aprovechará, y te harás daño a ti
ha corrido mundo posee gran experiencia. mismo. Cuando un muerto reposa, deja en paz su
13 El espíritu de los que temen al Señor vivirá, memoria, consuélate de él, porque su espíritu ha
porque su esperanza está puesta en aquel que los partido.
salva.
14 Quien teme al Señor de nada tiene miedo, y no 39.1 El que aplica su alma a meditar la ley del
se intimida, porque él es su esperanza. Altísimo. La sabiduría de todos los antiguos rebusca,
17 El Señor levanta el alma, alumbra los ojos, da a las profecías consagra sus ocios.
salud, vida y bendición. 6 Si el gran Señor lo quiere, del espíritu de
19 No se complace el Altísimo en ofrendas de inteligencia será lleno. El mismo derramará como
impíos, ni por el cúmulo de víctimas perdona los lluvia las palabras de su sabiduría, y en la oración
pecados. dará gracias al Señor. Enderezará su consejo y su
26 El hombre que ayuna por sus pecados y que ciencia, y en sus misterios ocultos hará meditación.
vuelve otra vez a hacer lo mismo; ¿quién escuchará 16 ¡Qué hermosas son todas las obras del Señor!
sus plegarias y qué provecho sacará de sus todas sus órdenes se ejecutan a su hora. No hay por
penitencias? qué decir: ¿Qué es esto? Y esto ¿para qué?, que
todo se ha de buscar a su tiempo. No hay por qué
35.1 Observar la ley es hacer muchas ofrendas, decir: ¿Qué es esto? Y esto ¿para qué?, pues todo ha
atender a los mandamientos es hacer sacrificios de sido creado con un fin.
comunión.
4 No te presentes ante el Señor con las manos 40.20 El vino y la música ponen contento el
vacías. Con ojo generoso glorifica al Señor, y no corazón, pero más que ambas cosas el amor a la
escatimes las primicias de tus manos. En todos tus sabiduría.
dones pon tu rostro alegre, con contento consagra 28 No lleves una vida de mendicidad, que más vale
los diezmos. Da al Altísimo como él te ha dado a ti, morir que mendigar.
con ojo generoso, con arreglo a tus medios. Porque
el Señor sabe pagar, y te devolverá siete veces más. 41.3 No temas la sentencia de la muerte, recuerda
16 Quien sirve de buena gana, es aceptado, su tus comienzos y tu fin. Esta sentencia viene del Señor
plegaria sube hasta las nubes. sobre toda carne, ¿por qué desaprobar el agrado del
Altísimo? Ya se viva diez, cien, mil años, no se
36.24 El que adquiere una mujer, adquiere el reprocha en el seol la vida.
comienzo de la fortuna, una ayuda semejante a él y 8 ¡Ay de vosotros, impíos, que la ley del Altísimo
columna de apoyo. habéis abandonado!

37.14 El alma del hombre puede a veces advertir 42.22 ¡Qué amables son todas sus obras!: como una
más que siete vigías sentados en lo alto para vigilar. centella hay que contemplarlas. Todo esto vive y
15 Por encima de todo esto suplica al Altísimo, permanece eternamente, para cualquier menester
para que enderece tu camino en la verdad. todo obedece.
24 Todas las cosas de dos en dos, una frente a otra, 16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de
y nada ha hecho deficiente. vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de
25 Cada cosa afirma la excelencia de la otra, hacer lo malo; aprended a hacer el bien; buscad el
¿quién se hartará de contemplar su gloria? juicio, restituid al agraviado, haced justicia al
huérfano, amparad a la viuda. Venid luego, dice
43.1 Orgullo de las alturas, firmamento de pureza, Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados
tal la vista del cielo en su espectáculo de gloria. fueren como la grana, como la nieve serán
27 Muchos cosas más podríamos decir y nunca emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí,
acabaríamos; broche de mis palabras: “El lo es vendrán a ser como blanca lana.
todo”. 19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la
29 Temible es el Señor, inmensamente grande, tierra.
maravilloso su poderío. 2.3 Vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y
30 Con vuestra alabanza ensalzad al Señor, cuanto subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de
podáis, que siempre estará más alto; y al ensalzarle Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos
redoblad vuestra fuerza, no os canséis, que nunca por sus sendas. Porque de Sión saldrá la ley, y de
acabaréis. Jerusalén la palabra de Jehová.
31 ¿Quién le ha visto para que pueda describirle? 4 Juzgará entre las naciones, y reprenderá a
¿Quién puede engrandecerle tal como es? muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de
32 Mayores que éstas quedan ocultas muchas arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada
cosas, que bien poco de sus obras hemos visto. nación contra nación, ni se adiestrarán más para la
Porque el Señor lo hizo todo, y dio a los piadosos la guerra.
sabiduría. 5 Venid, oh casa de Jacob, y caminaremos a la luz
de Jehová.
51.13 Siendo joven aún, antes de ir por el mundo, me
di a buscar abiertamente la sabiduría en mi oración, 3.10 Decid al justo que le irá bien, porque comerá
a la puerta delante del templo la pedí, y hasta mi de los frutos de sus manos.
último día la andaré buscando.
15 En su flor, como en racimo que madura, se 4.2 En aquel tiempo el renuevo de Jehová será para
recreó mi corazón. Mi pie avanzó en derechura, hermosura y gloria, y el fruto de la tierra para
desde mi juventud he seguido sus huellas. Incliné un grandeza y honra, a los sobrevivientes de Israel. Y el
poco mi oído y la recibí, y me encontré una gran que quedare en Sion y el que fuere dejado en
enseñanza. Jerusalén, será llamado santo; todos los que en
17 Gracias a ella he hecho progresos, a quien me Jerusalén estén registrados entre los vivientes. Y
dio sabiduría daré gloria. Decidí ponerla en habrá un abrigo para sombra contra el calor del
práctica, tuve celo por el bien y no quedaré día, para refugio y escondedero contra el turbión y
confundido. contra el aguacero.
27 Ved con vuestros ojos lo poco que he penado y
el mucho descanso que he encontrado para mí. 5.8 ¡Ay de los que juntan casa con casa, y añaden
30 Ejecutad vuestra obra antes del momento fijado, heredad a heredad hasta ocuparlo todo!
y él os dará a su tiempo vuestra recompensa. Firma: ¿Habitaréis vosotros solos en medio de la tierra?
Sabiduría de Jesús, hijo de Sirá. 20 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo
--- bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las
tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo
Isaías dulce por amargo!
1.2 Oíd, cielos, y escucha tú, tierra; porque habla 21 ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los
Jehová: Crié hijos y los engandecí y ellos se que son prudentes delante de sí mismos!
rebelaron contra mí. 22 ¡Ay de los que son valientes para beber vino, y
3 El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre hombres fuertes para mezclar bebida!
de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene
conocimiento. 8.13 A Jehová de los ejércitos, a él santificad; sea él
11 ¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestro temor, y él sea vuestro miedo.
vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos 19 Si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a
de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero los adivinos, que susurran hablando, responded:
sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a
cabríos. los muertos por los vivos?
20 ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme 19.21 Jehová será conocido de Egipto, y los de
a esto, es porque no les ha amanecido. Egipto conocerán a Jehová en aquel día, y harán
sacrificio y oblación; y harán votos a Jehová, y los
9.2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; cumplirán. Y herirá Jehová a Egipto; herirá y
los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz sanará, y se convertirán a Jehová, y les será
resplandeció sobre ellos. clemente y los sanará. En aquel tiempo habrá una
6 Un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el calzada de Egipto a Asiria, y asirios entrarán en
principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Egipto, y egipcios en Asiria; y los egipcios servirán
Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, con los asirios a Jehová. En aquel tiempo Israel será
Príncipe de Paz. tercero con Egipto y con Asiria para bendición en
medio de la tierra; porque Jehová de los ejércitos
10.1 ¡Ay de los que dictan leyes injustas, y los bendecirá diciendo: Bendito el pueblo mío
prescriben tiranía! Egipto, y el asirio obra de mis manos, e Israel mi
3 ¿Y qué haréis en el día del castigo? ¿A quién os heredad.
acogeréis para que os ayude, cuando venga de lejos
el asolamiento? ¿En dónde dejaréis vuestra gloria? 22.22 Pondré la llave de la casa de David sobre su
17 La luz de Israel será por fuego y su Santo por hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie
llama, que abrase y consuma en un día sus cardos y abrirá.
sus espinos.
21 El remanente volverá, el remanente de Jacob 24.5 La tierra se contaminó bajo sus moradores;
volverá al Dios fuerte. porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho,
quebrantaron el pacto sempiterno.
11.1 Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago
retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el 25.1 Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré
Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de tu nombre, porque has hecho maravillas; tus
inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu consejos antiguos son verdad y firmeza.
de conocimiento y de temor de Jehová. 8 Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará
6 Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con Jehová el Señor toda lágrima de todos los rostros; y
el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia quitará la afrenta de su pueblo de toda la tierra;
doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. porque Jehová lo ha dicho.
9 No harán mal ni dañarán en todo mi santo 9 Se dirá en aquel día: He aquí, éste es nuestro
monte; porque la tierra será llena del conocimiento Dios, le hemos esperado, y nos salvará; éste es
de Jehová, como las aguas cubren el mar. Jehová a quien hemos esperado, nos gozaremos y
10 En aquel tiempo la raíz de Isaí, la cual estará nos alegraremos en su salvación.
puesta por pendón a los pueblos, será buscada por
las gentes; y su habitación será gloriosa. 26.2 Abrid las puertas, y entrará la gente justa,
guardadora de verdades.
12.3 Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la 3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo
salvación. pensamiento en ti persevera; porque en ti ha
confiado.
14.27 Jehová de los ejércitos lo ha determinado, 4 Confiad en Jehová perpetuamente, porque en
¿quién lo impedirá? Y su mano extendida, ¿quién la Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.
hará retroceder? 9 Con mi alma te he deseado en la noche, y en
32 ¿Qué se responderá a los mensajeros de las tanto que me dure el espíritu dentro de mí,
naciones? Que Jehová fundó a Sion, y que a ella se madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios
acogerán los afligidos de su pueblo. tuyos en la tierra, los moradores del mundo
aprenden justicia.
16.5 Se dispondrá el trono en misericordia; y sobre
él se sentará firmemente, en el tabernáculo de 27.5 ¿Forzará alguien mi fortaleza? Haga conmigo
David, quien juzgue y busque el juicio, y apresure la paz; sí, haga paz conmigo.
justicia. 6 Días vendrán cuando Jacob echará raíces,
florecerá y echará renuevos Israel, y la faz del
17.7 En aquel día mirará el hombre a su Hacedor, y mundo llenará de fruto.
sus ojos contemplarán al Santo de Israel.
28.9 ¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará 20 Dichosos vosotros los que sembráis junto a
entender doctrina? todas las aguas, y dejáis libres al buey y al asno.
12 Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este
es el refrigerio; mas no quisieron oír. 33.2 Oh Jehová, ten misericordia de nosotros, a ti
16 Yo he puesto en Sion por fundamento una hemos esperado; tú, brazo de ellos en la mañana, sé
piedra, piedra probada, angular, preciosa, de también nuestra salvación en tiempo de la
cimiento estable; el que creyere, no se apresure. tribulación.
5 Será exaltado Jehová, el cual mora en las
29.13 Este pueblo se acerca a mí con su boca y con alturas; llenó a Sion de juicio y de justicia. Y
sus labios me honra, pero su corazón está lejos de reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia, y
mí. abundancia de salvación; el temor de Jehová será su
14 Perecerá la sabiduría de sus sabios y se tesoro.
desvanecerá la inteligencia de sus entendidos. 14 Los pecadores se asombraron en Sion, espanto
18 En aquel tiempo los sordos oirán las palabras sobrecogió a los hipócritas. ¿Quién de nosotros
del libro, y los ojos de los ciegos verán en medio de morará con el fuego consumidor? ¿Quién de
la oscuridad y de las tinieblas. Entonces los nosotros habitará con las llamas eternas? El que
humildes crecerán en alegría en Jehová, y aun los camina en justicia y habla lo recto; el que aborrece
más pobres de los hombres se gozarán en el Santo la ganancia de violencias, el que sacude sus manos
de Israel. para no recibir cohecho, el que tapa sus oídos para
24 Y los extraviados de espíritu aprenderán no oír propuestas sanguinarias; el que cierra sus
inteligencia, y los murmuradores aprenderán ojos para no ver cosa mala; éste habitará en las
doctrina. alturas; fortaleza de rocas será su lugar de refugio;
se le dará su pan, y sus aguas serán seguras.
30.1 ¡Ay de los hijos que se apartan, dice Jehová, 20 Mira a Sion, ciudad de nuestras fiestas
para tomar consejo, y no de mí; para cobijarse con solemnes; tus ojos verán a Jerusalén, morada de
cubierta, y no de mi espíritu, añadiendo pecado a quietud, tienda que no será desarmada, ni serán
pecado! arrancadas sus estacas, ni ninguna de sus cuerdas
21 Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra será rota.
que diga: Este es el camino, andad por él; y no 22 Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro
echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos
mano izquierda. salvará.
26 La luz de la luna será como la luz del sol, y la 24 No dirá el morador: Estoy enfermo; al pueblo
luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete que more en ella le será perdonada la iniquidad.
días, el día que vendare Jehová la herida de su
pueblo, y curare la llaga que él causó. 35.1 Se alegrarán el desierto y la soledad; el yermo
se gozará y florecerá como la rosa.
31.1 ¡Ay de los que descienden a Egipto por ayuda, 4 Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no
y confían en caballos; y su esperanza ponen en temáis; he aquí que vuestro Dios viene con
carros, porque son muchos, y en jinetes, porque son retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os
valientes; y no miran al Santo de Israel, ni buscan a salvará.
Jehová! 5 Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y
los oídos de los sordos se abrirán. Entonces el cojo
32.2 Será aquel varón como escondedero contra el saltará como un ciervo, y cantará la lengua del
viento, y como refugio contra el turbión; como mudo; porque aguas serán cavadas en el desierto, y
arroyos de aguas en tierra de sequedad, como torrentes en la soledad.
sombra de gran peñasco en tierra calurosa. 8 Y habrá allí calzada y camino, y será llamado
15 Hasta que sobre nosotros sea derramado el Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino
Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en que él mismo estará con ellos; el que anduviere en
campo fértil, y el campo fértil sea estimado por este camino, por torpe que sea, no se extraviará.
bosque. Y habitará el juicio en el desierto, y en el 10 Y los redimidos de Jehová volverán, y vendrán a
campo fértil morará la justicia. Y el efecto de la Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus
justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la
seguridad para siempre. Y mi pueblo habitará en tristeza y el gemido.
morada de paz, en habitaciones seguras, y en
recreos de reposo.
37.16 Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que 29 Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las
moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de fuerzas al que no tiene ningunas.
todos los reinos de la tierra; tú hiciste los cielos y la 30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los
tierra. jóvenes flaquean y caen; pero los que esperan a
35 Yo ampararé a esta ciudad para salvarla, por Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas
amor de mí mismo, y por amor de David mi siervo. como las águilas; correrán, y no se cansarán;
caminarán, y no se fatigarán.
38.17 Amargura grande me sobrevino en la paz, mas
a ti agradó librar mi vida del hoyo de corrupción; 41.8 Pero tú, Israel, siervo mío eres; tú, Jacob, a
porque echaste tras tus espaldas todos mis pecados. quien yo escogí, descendencia de Abraham mi
18 El Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; amigo.
ni los que descienden al sepulcro esperarán tu 10 No temas, porque yo estoy contigo; no
verdad. El que vive, el que vive, éste te dará desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo;
alabanza, como yo hoy; el padre hará notoria tu siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la
verdad a los hijos. diestra de mi justicia.
20 Jehová me salvará; por tanto cantaremos 14 No temas, gusano de Jacob, oh vosotros los
nuestros cánticos en la casa de Jehová todos los días pocos de Israel; yo soy tu socorro, dice Jehová; el
de nuestra vida. Santo de Israel es tu Redentor.
18 En las alturas abriré ríos, y fuentes en medio de
40.2 Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a los valles; abriré en el desierto estanques de aguas,
voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado y manantiales de aguas en la tierra seca.
es perdonado; que doble ha recibido de la mano de 21 Alegad por vuestra causa, dice Jehová;
Jehová por todos sus pecados. presentad vuestras pruebas, dice el Rey de Jacob.
27 Yo soy el primero que he enseñado estas cosas a
40.3 Voz que clama en el desierto: Preparad camino Sion, y a Jerusalén daré un mensajero de alegres
a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro nuevas.
Dios. Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y 29 Todos son vanidad, y las obras de ellos nada;
collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se viento y vanidad son sus imágenes fundidas.
allane.
6 Toda carne es hierba, y toda su gloria como flor 42.1 He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido,
del campo. Sécase la hierba, marchítase la flor; mas en quien mi alma tiene contenta- miento; he puesto
la palabra del Dios nuestro permanece para sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las
siempre. naciones.
10 Jehová el Señor vendrá con poder, y su brazo 6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te
señoreará; he aquí que su recompensa viene con él, sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por
y su paga delante de su rostro. pacto al pueblo, por luz de las naciones, para que
11 Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo abras los ojos de los ciegos, para que saques de la
llevará los corderos, y en su seno los llevará; cárcel a los presos, y de casas de prisión a los que
pastoreará suavemente a las recién paridas. moran en tinieblas.
12 ¿Quién midió las aguas con el hueco de su 8 Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré
mano y los cielos con su palmo, con tres dedos juntó mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.
el polvo de la tierra, y pesó los montes con balanza y 16 Guiaré a los ciegos por camino que no sabían,
con pesas los collados? ¿Quién enseñó al Espíritu les haré andar por sendas que no habían conocido;
de Jehová, o le aconsejó enseñándole? delante de ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo
18 ¿A qué haréis semejante a Dios, o qué imagen le escabroso en llanura. Estas cosas les haré, y no los
compondréis? desampararé.
22 El está sentado sobre el círculo de la tierra, 17 Serán vueltos atrás y en extremo confundidos
cuyos moradores son como langostas; él extiende los los que confían en ídolos, y dicen a las imágenes de
cielos como una cortina, los despliega como una fundición: Vosotros sois nuestros dioses.
tienda para morar.
28 ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno 43.1 Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh
es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas,
desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.
entendimiento no hay quien lo alcance.
4 A mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, enloquezco a los agoreros; que hago volver atrás a
y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones los sabios, y desvanezco su sabiduría.
por tu vida.
7 Todos los llamados de mi nombre; para gloria 45.6 Para que se sepa desde el nacimiento del sol, y
mía los he creado, los formé y los hice. hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo
10 Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi Jehová, y ninguno más que yo, que formo la luz y
siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la
creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no adversidad. Yo Jehová soy el que hago todo esto.
fue formado dios, ni lo será después de mí. 9 ¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡El tiesto
11 Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve. con los tiestos de la tierra! ¿Dirá el barro al que lo
13 Aun antes que hubiera día, yo era; y no hay labra: ¿Qué haces?
quien de mi mano libre. Lo que hago yo, ¿quién lo 18 Así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios,
estorbará? el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso;
15 Yo Jehová, Santo vuestro, Creador de Israel, no la creó en vano, para que fuese habitada la creó:
vuestro Rey. Yo soy Jehová, y no hay otro.
19 Yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la 20 No tienen conocimiento aquellos que erigen el
conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y madero de su ídolo, y los que ruegan a un dios que
ríos en la soledad. no salva.
21 Este pueblo he creado para mí; mis alabanzas 22 Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de
publicará. la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.
25 Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor 23 A mí se doblará toda rodilla, y jurará toda
de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados. lengua.

44.6 Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, 46.5 ¿A quién me asemejáis, y me igualáis, y me
Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy comparáis, para que seamos semejantes?
el postrero, y fuera de mí no hay Dios. 9 Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos
9 Los formadores de imágenes de talla, todos ellos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y
son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es nada hay semejante a mí.
útil; y ellos mismos son testigos para su confusión,
de que los ídolos no ven ni entienden. ¿Quién formó 47.4 Nuestro Redentor, Jehová de los ejércitos es su
un dios, o quién fundió una imagen que para nada es nombre, el Santo de Israel.
de provecho? 10 Porque te confiaste en tu maldad, diciendo:
15 De él se sirve luego el hombre para quemar, y Nadie me ve. Tu sabiduría y tu misma ciencia te
toma de ellos para calentarse; enciende también el engañaron, y dijiste en tu corazón: Yo, y nadie más.
horno, y cuece panes; hace además un dios, y lo 13 Te has fatigado en tus muchos consejos.
adora; fabrica un ídolo, y se arrodilla delante de él. Comparezcan ahora y te defiendan los
Parte del leño quema en el fuego; con parte de él contempladores de los cielos, los que observan las
come carne, prepara un asado, y se sacia; después estrellas, los que cuentan los meses, para
se calienta, y dice: ¡Oh! me he calentado, he visto el pronosticar lo que vendrá sobre ti.
fuego; y hace del sobrante un dios, un ídolo suyo; se
postra delante de él, lo adora, y le ruega diciendo: 48.10 Te he purificado, y no como a plata; te he
Líbrame, porque mi Dios eres tú. No discurre para escogido en horno de aflicción.
consigo, no tiene sentido ni entendimiento para 11 Por mí, por amor de mí mismo lo haré, para que
decir: Parte de esto quemé en el fuego, y sobre sus no sea amancillado mi nombre, y mi honra no la
brasas cocí pan, asé carne, y la comí. ¿Haré del daré a otro.
resto de él una abominación? ¿Me postraré delante 12 Óyeme, Jacob, y tú, Israel, a quien llamé: Yo
de un tronco de árbol? De ceniza se alimenta; su mismo, yo el primero, yo también el postrero.
corazón engañado le desvía, para que no libre su 15 Yo, yo hablé, y le llamé y le traje; por tanto,
alma, ni diga: ¿No es pura mentira lo que tengo en será prosperado su camino.
mi mano derecha? 17 Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de
24 Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña
el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo provechosamente, que te encamina por el camino
solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo; que debes seguir.
que deshago las señales de los adivinos, y
18 ¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! cabezas; tendrán gozo y alegría, y el dolor y el
Fuera entonces tu paz como un río, y tu justicia gemido huirán.
como las ondas del mar.
22 No hay paz para los malos, dijo Jehová. 52.1 Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sion;
vístete tu ropa hermosa, oh Jerusalén, ciudad santa;
49.3 Mi siervo eres, oh Israel, porque en ti me porque nunca más vendrá a ti incircunciso ni
gloriaré. inmundo.
6 Poco es para mí que tú seas mi siervo para 6 Mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en
levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el aquel día; porque yo mismo que hablo, he aquí
remanente de Israel; también te di por luz de las estaré presente.
naciones, para que seas mi salvación hasta lo 7 ¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del
postrero de la tierra. que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del
8 En tiempo aceptable te oí, y en el día de que trae nuevas del bien, del que publica salvación,
salvación te ayudé; y te guardaré, y te daré por del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!
pacto al pueblo, para que restaures la tierra, para
que heredes asoladas heredades; para que digas a 53.3 Despreciado y desechado entre los hombres,
los presos: Salid; y a los que están en tinieblas: varón de dolores, experimentado en quebranto; y
Mostraos. En los caminos serán apacentados, y en como que escondimos de él el rostro, fue
todas las alturas tendrán sus pastos. No tendrán menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente
hambre ni sed, ni el calor ni el sol los afligirá; llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros
porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por
y los conducirá a manantiales de aguas. herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por
15 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el
dejar de compadecerse del hijo de su vientre? castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga
Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti. fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos
descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por
50.2 ¿Por qué cuando vine, no hallé a nadie, y su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de
cuando llamé, nadie respondió? ¿Acaso se ha todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su
acortado mi mano para no redimir? ¿No hay en mí boca; como cordero fue llevado al matadero; y como
poder para librar? oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no
5 Jehová el Señor me abrió el oído, y yo no fui abrió su boca.
rebelde, ni me volví atrás.
9 Jehová el Señor me ayudará; ¿quién hay que me 54.2 Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de
condene? tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa;
10 ¿Quién hay entre vosotros que teme a Jehová, y alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas. Porque te
oye la voz de su siervo? El que anda en tinieblas y extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda;
carece de luz, confíe en el nombre de Jehová, y y tu descendencia heredará naciones.
apóyese en su Dios. 5 Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los
ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de
51.1 Oídme, los que seguís la justicia, los que Israel; Dios de toda la tierra será llamado.
buscáis a Jehová. Mirad a la piedra de donde 7 Por un breve momento te abandoné, pero te
fuisteis cortados, y al hueco de la cantera de donde recogeré con grandes misericordias.
fuisteis arrancados. Mirad a Abraham vuestro 13 Todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y
padre, y a Sara que os dio a luz; porque cuando no se multiplicará la paz de tus hijos.
era más que uno solo lo llamé, y lo bendije y lo 17 Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y
multipliqué. condenarás toda lengua que se levante contra ti en
3 Consolará Jehová a Sion; consolará todas sus juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y
soledades, y cambiará su desierto en paraíso, y su su salvación de mí vendrá, dijo Jehová.
soledad en huerto de Jehová; se hallará en ella
alegría y gozo, alabanza y voces de canto. 55.1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los
4 Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación que no tienen dinero, venid, comprad y comed.
mía; porque de mí saldrá la ley, y mi justicia para Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.
luz de los pueblos. 2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y
11 Volverán los redimidos de Jehová; volverán a vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme
Sion cantando, y gozo perpetuo habrá sobre sus
atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra como huerto de riego, y como manantial de aguas,
alma con grosura. cuyas aguas nunca faltan
3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá 13 Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer
vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia,
misericordias firmes a David. santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no
6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, andando en tus propios caminos, ni buscando tu
llamadle en tanto que está cercano. voluntad, ni hablando tus propias palabras,
7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir
pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la
él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será heredad de Jacob tu padre; porque la boca de
amplio en perdonar. Jehová lo ha hablado.
8 Porque mis pensamientos no son vuestros
pensamientos, ni vuestros caminos mis cami- nos, 59.1 No se ha acortado la mano de Jehová para
dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero
tierra, así son mis caminos más altos que vuestros vuestras iniquidades han hecho división entre
caminos, y mis pensamien- tos más que vuestros vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han
pensamientos. hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.

56.2 Bienaventurado el hombre que hace esto, y el 60.1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu
hijo de hombre que lo abraza; que guarda el día de luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Y
reposo para no profanarlo, y que guarda su mano de andarán las naciones a tu luz, y los reyes al
hacer todo mal. resplandor de tu nacimiento.
7 Yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en 18 Nunca más se oirá en tu tierra violencia,
mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios destrucción ni quebrantamiento en tu territorio, sino
serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será que a tus muros llamarás Salvación, y a tus puertas
llamada casa de oración para todos los pueblos. Alabanza.
19 El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni
57.1 Perece el justo, y no hay quien piense en ello; y el resplandor de la luna te alumbrará, sino que
los piadosos mueren, y no hay quien entienda que de Jehová te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu
delante de la aflicción es quitado el justo. gloria. No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu
2 Entrará en la paz; descansarán en sus lechos luna; porque Jehová te será por luz perpetua, y los
todos los que andan delante de Dios. días de tu luto serán acabados.
13 El que en mí confía tendrá la tierra por heredad, 21 Y tu pueblo, todos ellos serán justos, para
y poseerá mi santo monte. siempre heredarán la tierra; renuevos de mi plantío,
15 Yo habito en la altura y la santidad, y con el obra de mis manos, para glorificarme.
quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir
el espíritu de los humildes y para vivificar el corazón 61.1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí,
de los quebrantados. porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar
16 No contenderé para siempre, ni para siempre buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los
me enojaré; pues decaería ante mí el espíritu, y las quebrantados de corazón, a publicar libertad a los
almas que yo he creado. cautivos, y a los presos apertura de la cárcel.
21 No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos. 6 Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová,
ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis
58.6 ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis
desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas sublimes.
de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y 9 Todos los que los vieren, reconocerán que son
que rompáis todo yugo? ¿No es que partas tu pan linaje bendito de Jehová.
con el hambriento, y a los pobres errantes albergues 10 En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma
en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no se alegrará en mi Dios; porque me vistió con
te escondas de tu hermano? vestiduras de salvación, me rodeó de manto de
10 Si dieres tu pan al hambriento, y saciares al justicia, como a novio me atavió, y como a novia
alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu adornada con sus joyas.
oscuridad será como el mediodía. 11 Porque como la tierra produce su renuevo, y
11 Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías como el huerto hace brotar su semilla, así Jehová el
saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás
Señor hará brotar justicia y alabanza delante de
todas las naciones. 66.1 Jehová dijo así: El cielo es mi trono, y la tierra
estrado de mis pies; ¿dónde está la casa que me
62.2 Entonces verán las gentes tu justicia, y todos habréis de edificar, y dónde el lugar de mi reposo?
los reyes tu gloria; y te será puesto un nombre 18 Yo conozco sus obras y sus pensamientos;
nuevo, que la boca de Jehová nombrará. tiempo vendrá para juntar a todas las naciones y
6 Los que os acordáis de Jehová, no reposéis, ni le lenguas; y vendrán y verán mi gloria.
deis tregua, hasta que restablezca a Jerusalén, y la 20 Y traerán a todos vuestros hermanos de entre
ponga por alabanza en la tierra. todas las naciones, por ofrenda a Jehová, en
12 Les llamarán Pueblo Santo, Redimidos de caballos, en carros, en literas, en mulos y en
Jehová; y a ti te llamarán Ciudad Deseada, no camellos, a mi santo monte de Jerusalén, dice
desamparada. Jehová, al modo que los hijos de Israel traen la
ofrenda en utensilios limpios a la casa de Jehová. Y
63.16 Tú, oh Jehová, eres nuestro padre; nuestro tomaré también de ellos para sacerdotes y levitas,
Redentor perpetuo es tu nombre. dice Jehová.
22 Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra
64.6 Todos nosotros somos como suciedad, y todas que yo hago permanecerán delante de mí, dice
nuestras justicias como trapo de inmundicia; y Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y
caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras vuestro nombre.
maldades nos llevaron como viento. 23 Y de mes en mes, y de día de reposo en día de
8 Ahora pues, Jehová, tú eres nuestro padre; reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo
nosotros barro, y tú el que nos formaste; así que Jehová.
obra de tus manos somos todos nosotros. ---
9 No te enojes sobremanera, Jehová, ni tengas
perpetua memoria de la iniquidad; he aquí, mira Jeremías
ahora, pueblo tuyo somos todos nosotros. 1.5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y
antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a
65.1 Fui buscado por los que no preguntaban por las naciones.
mí; fui hallado por los que no me buscaban. Dije a
gente que no invocaba mi nombre: Heme aquí, heme 2.11 ¿Acaso alguna nación ha cambiado sus dioses,
aquí. aunque ellos no son dioses? Sin embargo, mu pueblo
2 Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde, ha trocado su gloria por lo que no aprovecha.
el cual anda por camino no bueno, en pos de sus 13 Dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a
pensamientos. mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas,
9 Sacaré descendencia de Jacob, y de Judá cisternas rotas que no retienen agua.
heredero de mis montes; y mis escogidos poseerán 18 ¿Qué tienes tú en el camino de Egipto, para que
por heredad la tierra, y mis siervos habitarán allí. bebas agua del Nilo? ¿Y qué tienes tú en el camino
11 Pero vosotros los que dejáis a Jehová, que de Asiria, para que bebas agua del Eúfrates?
olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la 19 Tu maldad te castigará, y tus rebeldías te
Fortuna, y suministráis libaciones para el Destino; condenarán; sabe, pues, y ve cuán malo y amargo es
yo también os destinaré a la espada, y todos el haber dejado tú a Jehová tu Dios, y faltar mi
vosotros os arrodillaréis al degolladero, por cuanto temor en ti, dice el Señor, Jehová de los ejércitos.
llamé, y no respondisteis; hablé, y no oísteis, sino 25 Guarda tus pies de andar descalzos y tu
que hicisteis lo malo delante de mis ojos, y garganta de la sed.
escogisteis lo que me desagrada.
17 Yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo 3.4 A lo menos desde ahora, ¿no me llamarás a mí,
primero no habrá memoria, ni más vendrá al Padre mío, guiador de mi juventud?
pensamiento. 17 En aquel tiempo llamarán a Jerusalén: Trono de
19 Me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi Jehová, y todas las naciones vendrán a ella en el
pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni nombre de Jehová en Jerusalén; ni andarán más tras
voz de clamor. la dureza de su malvado corazón.
25 El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y
el león comerá paja como el buey; y el polvo será el 4.3 Arad campo para vosotros, y no sembréis entre
alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal espinos.
en todo mi santo monte, dijo Jehová.
4 Circuncidaos a Jehová y quitad el prepucio de 11.3 Así dijo Jehová Dios de Israel: Maldito el
vuestro corazón. varón que no obedeciere las palabras de este pacto,
14 Lava tu corazón de maldad, oh Jerusalén, para el cual mandé a vuestros padres el día que los saqué
que seas salva. ¿Hasta cuándo permitirás en medio de la tierra de Egipto, del horno de hierro,
de ti los pensamientos de iniquidad? diciéndoles: Oíd mi voz, y cumplid mis palabras,
22 Mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos conforme a todo lo que os mando; y me seréis por
ignorantes y no son entendidos; sabios para hacer el pueblo, y yo seré a vosotros por Dios.
mal, pero hacer el bien no supieron. 7 Solemnemente protesté a vuestros padres el día
que les hice subir de la tierra de Egipto,
6.8 Corrígete, Jerusalén, para que no se aparte mi amonestándoles desde temprano y sin cesar hasta el
alma de ti, para que no te convierta en desierto, en día de hoy, diciendo: Oíd mi voz. Pero no oyeron, ni
tierra deshabitada. inclinaron su oído, antes se fueron cada uno tras la
13 Desde el más chico de ellos hasta el más imaginación de su malvado corazón; por tanto,
grande, cada uno sigue la avaricia; y desde el traeré sobre ellos todas las palabras de este pacto,
profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. el cual mandé que cumpliesen, y no lo cumplieron.
16 Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por
las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y 12.1 Justo eres, oh Jehová, para que yo dispute
andad por él, y hallaréis descanso para vuestra contigo; sin embargo, alegaré mi causa ante ti.
alma.
19 Oye, tierra: He aquí yo traigo mal sobre este 13.23 ¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus
pueblo, el fruto de sus pensamientos; porque no manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer
escucharon mis palabras, y aborrecieron mi ley. bien, estando habituados a hacer mal?
20 ¿Para qué a mí este incienso de Sabá, y la
buena caña olorosa de tierra lejana? Vuestros 14.9 ¿Por qué eres como hombre atónito, y como
holocaustos no son aceptables, ni vuestros valiente que no puede librar? Sin embargo, tú estás
sacrificios me agradan. entre nosotros, oh Jehová, y sobre nosotros es
invocado tu nombre; no nos desampares.
7.3 Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de
Israel: Mejorad vuestros caminos y vuestras obras, y 15.19 Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante
os haré morar en este lugar. de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil,
4 No fiéis en palabras de mentira, diciendo: serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no
Templo de Jehová, templo de Jehová, templo de te conviertas a ellos.
Jehová es este.
17.5 Maldito el varón que confía en el hombre, y
8.15 Esperamos paz, y no hubo bien; día de pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de
curación, y he aquí turbación. Jehová.
20 Pasó la siega, terminó el verano, y nosotros no 7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya
hemos sido salvos. confianza es Jehová. Porque será como el árbol
plantado junto a las aguas, que junto a la corriente
9.23 No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor,
valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía
sus riquezas. Mas alábese en esto el que se hubiere no se fatigará, ni dejará de dar fruto.
de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy 9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas,
Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que
tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová. escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar
a cada uno según su camino, según el fruto de sus
10.2 No aprendáis el camino de las naciones, ni de obras.
las señales del cielo tengáis temor, aunque las 12 Trono de gloria, excelso desde el principio, es el
naciones las teman. lugar de nuestro santuario.
23 Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor 13 ¡Oh Jehová, esperanza de Israel! todos los que
de su camino, ni del hombre que camina es el te dejan serán avergonzados; y los que se apartan de
ordenar sus pasos. mí serán escritos en el polvo, porque dejaron a
24 Castígame, oh Jehová, mas con juicio; no con tu Jehová, manantial de aguas vivas.
furor, para que no me aniquiles. 14 Sáname, oh Jehová, y seré sano; sálvame, y seré
salvo; porque tú eres mi alabanza.
17 No me seas tú por espanto, pues mi refugio eres
tú en el día malo. 29.11 Yo sé los pensamientos que tengo acerca de
21 Guardaos por vuestra vida de llevar carga en el vosotros, pensamientos de paz, y no de mal, para
día de reposo, y de meterla por las puertas de daros el fin que esperáis.
Jerusalén. 12 Entonces me invocaréis, y vendréis y oraréis a
mí, y yo os oiré; y me buscaréis y me hallaréis,
18.6 ¿No podré yo hacer de vosotros como este porque me buscaréis de todo vuestro corazón.
alfarero, oh casa de Israel? He aquí que como el
barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en 30.11 Yo estoy contigo para salvarte, y destruiré a
mi mano, oh casa de Israel. todas las naciones entre las cuales te esparcí; pero a
ti no te destruiré, sino que te castigaré con justicia;
21.8 Así ha dicho Jehová: He aquí pongo delante de de ninguna manera te dejaré sin castigo.
vosotros camino de vida y camino de muerte. 21 De ella saldrá su príncipe, y de en medio de ella
saldrá su señoreador; y le haré llegar cerca, y él se
23.5 Vienen días en que levantaré a David renuevo acercará a mí; porque ¿quién es aquel que se atreve
justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y a acercarse a mí? dice Jehová.
hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será 22 Me seréis por pueblo, y yo seré vuestro Dios.
salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su
nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia 31.3 Jehová se manifestó a mí hace ya mucho
nuestra. tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por
18 Porque ¿quién estuvo en el secreto de Jehová, y tanto te prolongué mi misericordia
vio, y oyó su palabra? ¿Quién estuvo atento a su 9 Irán con lloro, mas con misericordia los haré
palabra, y la oyó? volver, y los haré andar junto a arroyos de aguas,
22 Si ellos hubieran estado en mi secreto, habrían por camino derecho en el cual no tropezarán;
hecho oír mis palabras a mi pueblo, y lo habrían porque soy a Israel por padre, y Efraín es mi
hecho volver de su mal camino, y de la maldad de primogénito.
sus obras. 10 El que esparció a Israel lo reunirá y guardará,
23 ¿Soy yo Dios de cerca solament, y no Dios como el pastor a su rebaño.
desde muy lejos? ¿Se ocultará alguno, en 12 Vendrán con gritos de gozo en lo alto de Sion, y
escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, el cielo correrán al bien de Jehová, al pan, al vino, al aceite,
y la tierra? y al ganado de las ovejas y de las vacas; y su alma
29 ¿No es mi palabra como fuego, y como martillo será como huerto de riego, y nunca más tendrán
que quebranta la piedra? dolor.
14 El alma del sacerdote satisfaré con abundancia,
24.7 Y les daré corazón para que me conozcan que y mi pueblo será saciado de mi bien, dice Jehová.
yo soy Jehová; y me serán por pueblo, y yo les seré a 18 Me azotaste, y fui castigado como novillo
ellos por Dios; porque se volverán a mí de todo su indómito; conviérteme, y seré convertido, porque tú
corazón. eres Jehová mi Dios.
21 Establécete señales, ponte majanos altos, nota
25.31 Llegará el estruendo hasta el fin de la tierra, atentamente la calzada; vuélvete por el camino por
porque Jehová tiene juicio contra las naciones; él es donde fuiste, virgen de Israel, vuelve a estas tus
el Juez de toda carne; entregará los impíos a ciudades.
espada, dice Jehová. 33 Este es el pacto que haré con la casa de Israel
después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley
26.3 Quizá oigan, y se vuelvan cada uno de su mal en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a
camino, y me arrepentiré yo del mal que pienso ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y no
hacerles por la maldad de sus obras. enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su
13 Mejorad ahora vuestros caminos y vuestras hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos
obras, y oíd la voz de Jehová vuestro Dios, y se me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta
arrepentirá Jehová del mal que ha hablado contra el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la
vosotros. maldad de ellos, y no me acordaré más de su
pecado.
27.5 Yo hice la tierra, el hombre y las bestias que 35 Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del
están sobre la faz de la tierra, con mi gran poder y día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de
con mi brazo extendido, y la di a quien yo quise. la noche, que parte el mar, y braman sus ondas;
Jehová de los ejércitos es su nombre: Si faltaren
estas leyes delante de mí, dice Jehová, también la 42.6 Sea bueno, sea malo, a la voz de Jehová nuestro
descendencia de Israel faltará para no ser nación Dios al cual te enviamos, obedece- remos, para que
delante de mí eternamente. obedeciendo a la voz de Jehová nuestro Dios nos
vaya bien.
32.17 ¡Oh Señor Jehová! he aquí que tú hiciste el
cielo y la tierra con tu gran poder, y con tu brazo 47.6 Oh espada de Jehová, ¿hasta cuándo
extendido, ni hay nada que sea difícil para ti; que reposarás? Vuelve a tu vaina, reposa y sosiégate.
haces misericordia a millares, y castigas la maldad
de los padres en sus hijos después de ellos; Dios 51.15 El es el que hizo la tierra con su poder, el que
grande, poderoso, Jehová de los ejércitos es su afirmó el mundo con su sabiduría, y extendió los
nombre; grande en consejo, y magnífico en hechos; cielos con su inteligencia.
porque tus ojos están abiertos sobre todos los 17 Todo hombre se ha infatuado, y no tiene
caminos de los hijos de los hombres, para dar a ciencia; se avergüenza todo artífice de su escultura,
cada uno según sus caminos, y según el fruto de sus porque mentira es su ídolo, no tiene espíritu.
obras. Vanidad son, obra digna de burla; en el tiempo del
27 Yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo castigo perecerán.
que sea difícil para mí? ---
41 Me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los
plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi Lamentaciones
corazón y de toda mi alma. 3.22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido
consumidos, porque nunca decayeron sus
33.3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es
cosas grandes y ocultas que tú no conoces. tu fidelidad.
6 Yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y 24 Mi porción es Jehová, por tanto, en él esperaré.
les revelaré abundancia de paz y de verdad. 25 Bueno es Jehová a los que en él esperan, al
15 En aquellos días y en aquel tiempo haré brotar alma que le busca.
a David un Renuevo de justicia, y hará juicio y 26 Bueno es esperar en silencio la salvación de
justicia en la tierra. En aquellos días Judá será Jehová.
salvo, y Jerusalén habitará segura, y se le llamará: 27 Bueno le es al hombre llevar el yugo desde su
Jehová, justicia nuestra. juventud.
22 Como no puede ser contado el ejército del cielo, 31 Porque el Señor no desecha para siempre; antes
ni la arena del mar se puede medir, así multiplicaré si aflige, también se compadece según la multitud de
la descendencia de David mi siervo, y los levitas que sus misericordias; porque no aflige ni entristece
me sirven. voluntariamente a los hijos de los hombres.
37 ¿Quién será aquel que diga que sucedió algo
35.5,13 Puse delante de los hijos de la familia de los que el Señor no mandó? ¿De la boca del Altísimo no
recabitas tazas y copas llenas de vino, y les dije: sale lo malo y lo bueno? ¿Por qué se lamenta el
Bebed vino. Mas ellos dijeron: No beberemos vino; hombre viviente? Laméntese el hombre en su
porque Jonadab hijo de Recab nuestro padre nos pecado.
ordenó diciendo: No beberéis jamás vino vosotros ni 40 Escudriñemos nuestros caminos, y busque-mos,
vuestros hijos. Y nosotros hemos obedecido a la voz y volvámonos a Jehová; levantemos nuestros
de nuestro padre Jonadab hijo de Recab en todas las corazones y manos a Dios en los cielos; nosotros nos
cosas que nos mandó, de no beber vino en todos hemos rebelado, y fuimos desleales; tú no
nuestros días, ni nosotros, ni nuestras mujeres, ni perdonaste.
nuestros hijos ni nuestras hijas. Así ha dicho Jehová 58 Abogaste, Señor, la causa de mi alma; redimiste
de los ejércitos, Dios de Israel: Ve y di a los varones mi vida.
de Judá, y a los moradores de Jerusalén: ¿No
aprenderéis a obedecer mis palabras? dice Jehová. 4.20 El aliento de nuestras vidas, el ungido de
Ciertamente los hijos de Jonadab hijo de Recab Jehová.
tuvieron por firme el mandamiento que les dio su
padre; pero este pueblo no me ha obedecido. Por 5.21 Vuélvenos, oh Jehová, a ti, y nos volveremos;
tanto, así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de renueva nuestros días como al principio.
Israel: No faltará de Jonadab hijo de Recab un ---
varón que esté en mi presencia todos los días.
Ezequiel 19 Yo soy Jehová vuestro Dios; andad en mis
3.17 Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a estatutos y guardad mis preceptos y ponedlos por
la casa de Israel; oirás tú la palabra de mi boca, y obra.
los amonestarás de mi parte. Cuando yo dijere al
impío: De cierto morirás; y tú no le amonestares ni 33.4 Cualquiera que oyere el sonido de la trompeta
le hablares, para que el impío sea apercibido de su y no se apercibiere, y viniendo espada lo hiriere, su
mal camino a fin de que viva, el impío morirá por su sangre será sobre su cabeza. El sonido de la
maldad, pero su sangre demandaré de tu mano. Pero trompeta oyó y no se apercibió; su sangre será sobre
si tú amonestares al impío, y él no se convirtiere de él; mas el que se apercibiere librará su vida.
su impiedad y de su mal camino, él morirá por su 11 Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la
maldad, pero tú habrás librado tu alma. (33.7) muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su
camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros
11.19 Les daré un corazón nuevo, y un espíritu malos caminos; ¿por qué moriréis, oh casa de
nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón Israel?
de piedra de en medio de su carne, y les daré un 14 Cuando yo dijere al impío: De cierto morirás; si
corazón de carne; para que anden en mis él se convirtiere de su pecado, e hiciere según el
ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y derecho y la justicia, si el impío restituyere la
me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios. prenda, devolviere lo que hubiere robado, y
caminare en los estatutos de la vida, no haciendo
17.24 Yo Jehová abatí al árbol sublime, levanté el iniquidad, vivirá ciertamente y no morirá.
árbol bajo, hice secar el árbol verde e hice 20 Dijisteis: No es recto el camino del Señor. Yo os
reverdecer el árbol seco. juzgaré, oh casa de Israel, a cada uno conforme a
sus caminos.
18.4 Todas las almas son mías; como el alma del 31 Vendrán a ti como viene el pueblo, y estarán
padre, así el alma del hijo es mía; el alma que delante de ti como pueblo mío, y oirán tus palabras,
pecare, esa morirá. y no las pondrán por obra; antes hacen halagos con
21 El impío, si se apartare de todos sus pecados sus bocas, y el corazón de ellos anda en pos de su
que hizo, y guardare todos mis estatutos e hiciere avaricia. Y he aquí que tú eres a ellos como cantor
según el derecho y la justicia, de cierto vivirá; no de amores, hermoso de voz y que canta bien; y oirán
morirá. tus palabras, pero no las pondrán por obra. Pero
23 ¿Quiero yo la muerte del impío? dice Jehová el cuando ello viniere (y viene ya), sabrán que hubo
Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos? profeta entre ellos.
26 Apartándose el justo de su justicia, y haciendo
iniquidad, él morirá por ello; por la iniquidad que 34.2 ¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan
hizo, morirá. Y apartándose el impío de su impiedad a sí mismos! No fortalecisteis las débiles, ni
que hizo, y haciendo según el derecho y la justicia, curasteis la enferma, no vendásteis la
hará vivir su alma. perniquebrada, ni volvisteis al redil la descarriada,
29 Si dijere la casa de Israel: No es recto el camino ni buscasteis la perdida, sino que os habéis
del Señor; ¿no son rectos mis caminos, casa de enseñoreado de ellas con dureza y con violencia.
Israel? Vuestros caminos no son rectos. 11 Porque así ha dicho Jehová el Señor: He aquí
30 Yo os juzgaré a cada uno según sus caminos, oh yo, yo mismo iré a buscar mis ovejas, y las
casa de Israel, dice Jehová el Señor. Convertíos, y reconoceré. Como reconoce su rebaño el pastor el
apartaos de todas vuestras transgresiones, y no os día que está en medio de sus ovejas esparcidas, así
será la iniquidad causa de ruina. Echad de vosotros reconoceré mis ovejas, y las libraré de todos los
todas vuestras transgresiones con que habéis lugares en que fueron esparcidas el día del nublado
pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu y de la oscuridad. Y yo las sacaré de los pueblos, y
nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel? Porque no las juntaré de las tierras; las traeré a su propia
quiero la muerte del que muere, dice Jehová el tierra, y las apacentaré en los montes de Israel, por
Señor; convertíos, pues, y viviréis. las riberas, y en todos los lugares habitados del país.
En buenos pastos las apacentaré, y en los altos
20.11 Les di mis estatutos, y les hice conocer mis montes de Israel estará su aprisco; allí dormirán en
decretos, por los cuales el hombre que los cumpliere buen redil, y en pastos suculentos serán apacentadas
vivirá. Y les di también mis días de reposo, para que sobre los montes de Israel.
fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen
que yo soy Jehová que los santifico.
17 En cuanto a vosotras, ovejas mías, así ha dicho 29 Ni esconderé más de ellos mi rostro; porque
Jehová el Señor: He aquí yo juzgo entre oveja y habré derramado de mi Espíritu sobre la casa de
oveja, entre carneros y machos cabríos. Israel, dice Jehová el Señor.
23 Levantaré sobre ellas a un pastor, y él las
apacentará; a mi siervo David, él las apacentará, y 48.35 En derredor tendrá dieciocho mil cañas. Y el
él les será por pastor. Yo Jehová les seré por Dios, y nombre de la ciudad desde aquel día será Jehová-
mi siervo David príncipe en medio de ellos. Yo sama.
Jehová he hablado. ---
31 Y vosotras, ovejas mías, ovejas de mi pasto,
hombres sois, y yo vuestro Dios, dice Jehová el Daniel
Señor. 2.20 Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de
Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y
36.25 Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis la sabiduría. Él muda los tiempos y las edades; quita
limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la
vuestros ídolos os limpiaré. Os daré corazón nuevo, ciencia a los entendidos. Él revela lo profundo y lo
y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con él
de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un mora la luz.
corazón de carne. Y pondré dentro de vosotros mi
Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y 3.1 El rey Nabucodonosor, hizo una estatua de oro
guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. de sesenta codos de altura; y ordenó que se adorase,
Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y al oír el son de la bocina. Y como Sadrac, Mesac y
vosotros me seréis por pueblo, y yo seré a vosotros Abed-nego no se postraron, el rey lleno de ira
por Dios. mandó arrojarlos al horno de fuego. Y como el
horno se había calentado siete veces más, mató a
37.5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: Yo aquellos que los habían arrojado. Y el rey se levantó
hago entrar espíritu en vosotros y viviréis. asustado porque veía cuatro varones sueltos dentro
14 Pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os del horno y las llamas nada les hacían. Y el rey los
haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo llamó y salieron ilesos. Y Nabucodonosor dijo:
Jehová hablé, y lo hice. Bendito sea el Dios de ellos.

19 Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo 4.1 Nabucodonosor rey, a todos los pueblos,
el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las naciones y lenguas que moran en toda la tierra: Paz
tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el os sea multiplicada. Conviene que yo declare las
palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en señales y milagros que el Dios Altísimo ha hecho
mi mano. Y los haré una nación en la tierra, en los conmigo.
montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; Paseando yo, en el palacio real de Babilonia, dije:
y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán ¿No es esta la gran Babilonia que yo edifiqué con la
divididos en dos reinos. Ni se contaminarán ya más fuerza de mi poder y para gloria de mi majestad?
con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas Aún estaba la palabra en mi boca cuando vino una
sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones voz del cielo: A ti se te dice, rey Nabucodonosor; el
con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán reino ha sido quitado de ti, y con las bestias del
por pueblo, y yo a ellos por Dios. Mi siervo David campo será tu morada, y siete tiempos pasarán
será rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo sobre ti, hasta que reconozcas que el Altísimo tiene
pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos dominio en el reino de los hombres y lo da a quien él
guardarán, y los pondrán por obra. quiere.
27 Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré Y fui echado de entre los hombres y comía hierba
a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. Y como los bueyes y mi cuerpo se mojaba con el rocío
sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel, del cielo; mi pelo creció como plumas de águila y
estando mi santuario en medio de ellos para mis uñas como las de aves.
siempre. Mas al fin del tiempo, yo Nabucodonosor alcé mis
ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta; y bendije
39.7 Haré notorio mi santo nombre en medio de mi al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para
pueblo Israel y nunca más dejaré profanar mi santo siempre, cuyo dominio es sempiterno, y su reino por
nombre; y sabrán las naciones que yo soy Jehová, el todas las edades. Todos los habitantes de la tierra
Santo en Israel. son considerados como nada; y él hace según su
voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes y salía de delante de él; millares de millares le
de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le servían, y millones de millones asistían delante de
diga: ¿Qué haces? En el mismo tiempo mi razón me él; el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos.
fue devuelta, y la majestad de mi reino, mi dignidad 13 Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí
y mi grandeza volvieron a mí, y mis gobernadores y con las nubes del cielo venía uno como un hijo de
mis consejeros me buscaron; y fui restablecido en mi hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le
reino, y mayor grandeza me fue añadida. Ahora yo hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado
Nabucodonosor alabo, engrandezco y glorifico al dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos,
Rey del cielo, porque todas sus obras son naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es
verdaderas, y sus caminos justos; y él puede dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno
humillar a los que andan con soberbia. que no será destruido.
18 Recibirán el reino los santos el Altísimo, y
5.22 Y tú, su hijo Belsasar, no has humillado tu poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para
corazón, sabiendo todo esto; sino que contra el siempre.
Señor del cielo te has ensoberbecido, e hiciste traer
delante de ti los vasos de su casa, y tú y tus grandes, 9.3 Volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en
tus mujeres y tus concubinas, bebisteis vino en ellos; oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.
además de esto, diste alabanza a dioses de plata y 18 Inclina, oh Dios mío, tu oído, y oye; abre tus
oro, de bronce, de hierro, de madera y de piedra, ojos, y mira nuestras desolaciones, y la ciudad sobre
que ni ven, ni oyen, ni saben; y al Dios en cuya la cual es invocado tu nombre; porque no elevamos
mano está tu vida, y cuyos son todos tus caminos, nuestros ruegos ante ti confiados en nuestras
nunca honraste. justicias, sino en tus muchas misericordias.

6.7 Fue promulgado un edicto real, que cualquiera 12.1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran
que en el espacio de treinta días demandara petición príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo;
a cualquier dios, fuera del rey, sea echado en el foso y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que
de los leones. Cuando Daniel supo del edicto; hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo
abiertas las ventanas de su casa que daban hacia será libertado tu pueblo, todos los que se hallen
Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día y oraba y escritos en el libro. Y muchos de los que duermen en
daba gracias delante de su Dios, como lo solía el polvo de la tierra serán despertados, unos para
hacer antes. vida eterna, y otros para vergüenza y confusión
Entonces los sátrapas acudieron al rey. Y el rey perpetua.
quiso librar a Daniel, pero no pudo. Y Daniel fue 3 Los entendidos resplandecerán como el
arrojado al foso y puesta una piedra sellada. resplandor del firmamento; y los que enseñan la
El rey se levantó muy de mañana y acercándose al justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua
foso llamó a Daniel: Daniel, siervo del Dios eternidad.
viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente 4 Muchos correrán de aquí para allá y la ciencia se
sirves, ¿te ha podido librar de los leones? aumentará.
Daniel respondió: Mi Dios envió su ángel, el cual 10 Muchos serán limpios y emblanquecidos y
cerró la boca de los leones. purificados; los impíos perecerán impíamente y
Y fueron arrojados aquellos que lo acusaron, y aún ninguno de los impíos entenderá; pero los
no habían llegado al fondo cuando ya los leones entendidos comprenderán.
habían quebrado todos sus huesos. 12 Bienaventurado el que espere, y llegue a mil
26 De parte mía es puesta esta ordenanza: Que en trescientos treinta y cinco días.
todo el dominio de mi reino todos teman y tiemblen 13 Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te
ante la presencia del Dios de Daniel; porque él es el levantarás para recibir tu heredad al fin de los días.
Dios viviente y permanece por todos los siglos, y su ---
reino no será jamás destruido, y su dominio
perdurará hasta el fin. Oseas
1.10 Será el número de los hijos de Israel como la
7.9 Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, arena del mar, que no se puede medir ni contar. Y en
y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era el lugar en donde les fue dicho: Vosotros no sois
blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como pueblo mío, les será dicho: Sois hijos del Dios
lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas viviente.
del mismo, fuego ardiente. Un río de fuego procedía
2.1 Decid a vuestros hermanos: Ammi (pueblo 12.5 Jehová es Dios de los ejércitos; Jehová es su
mío); y a vuestras hermanas: Ruhama nombre. Tú, vuélvete a tu Dios; guarda misericordia
(compadecida). y juicio, y en tu Dios confía siempre.
16 En aquel tiempo me llamarás Ishi (mi marido), y 9 Yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de Egipto;
nunca más me llamarás Baali (mi Señor). aún te haré morar en tiendas, como en los días de la
19 Te desposaré conmigo para siempre; te fiesta.
desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y
misericordia. Y te desposaré conmigo en fidelidad, y 13.4 Yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de
conocerás a Jehová. Egipto; no conocerás otro dios fuera de mí, ni otro
21 En aquel tiempo responderé yo responderé a los salvador sino a mí.
cielos, y ellos responderán a la tierra. Y la tierra 9 Te perdiste, oh Israel, mas en mí está tu ayuda.
responderá al trigo, al vino y al aceite, y ellos 14 De la mano del Seol los redimiré, los libraré de
responderán a Jezreel (Dios siembra). Y la sembraré la muerte. Oh muerte, yo seré tu muerte; y seré tu
para mí en la tierra, y tendré misericordia de Lo- destrucción, oh Seol; la compasión será escondida
ruhama; y diré a Lo-ammi: Tú eres pueblo mío, y él de mi vista.
dirá: Dios mío.
14.1 Vuelve, oh Israel, a Jehová tu Dios; porque por
4.1 Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque tu pecado has caído.
Jehová contiende con los moradores de la tierra; 4 Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia;
porque no hay verdad, ni misericordia, ni porque mi ira se apartó de ellos.
conocimiento de Dios en la tierra. 5 Yo seré a Israel como rocío; él florecerá como
6 Mi pueblo fue destruido, porque le faltó lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano
conocimiento. Por cuanto desechaste el 9 ¿Quién es sabio para que entienda esto, y
conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque prudente para que lo sepa? Porque los caminos de
olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré Jehová son rectos, y los justos andarán por ellos;
de tus hijos. mas los rebeldes caerán en ellos.
11 Fornicación, vino y mosto quitan el juicio. ---

6.1 Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, Joel


y nos curará; hirió, y nos vendará. Nos dará vida 2.13 Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos,
después de dos días; en el tercer día nos resucitará, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque
y viviremos delante de él. misericordioso es y clemente, tardo para la ira y
3 Conoceremos, y proseguiremos en conocer a grande en misericordia, y que se duele del castigo.
Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y 23 Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y
vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia gozaos en Jehová vuestro Dios; porque os ha dado
tardía y temprana a la tierra. la primera lluvia a su tiempo, y hará descender
6 Misericordia quiero, y no sacrificio, y sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al
conocimiento de Dios más que holocaustos. principio.
32 Todo aquel que invocare el nombre de Jehová
8.7 Porque sembraron viento, y torbellino segarán; será salvo; porque en el monte de Sion y en
no tendrán mies, ni su espiga hará harina; y si la Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y
hiciere, extraños la comerán. entre el remanente al cual él habrá llamado.
14 Olvidó Israel a su Hacedor, y edificó templos, y
Judá multiplicó ciudades fortificadas; mas yo meteré 3.18 Sucederá en aquel tiempo, que los montes
fuego en sus ciudades, el cual consumirá sus destilarán mosto, y los collados fluirán leche, y por
palacios. todos los arroyos de Judá correrán aguas; y saldrá
una fuente de la casa de Jehová, y regará el valle de
9. 5 ¿Qué haréis en el día de la solemnidad, y en el Sitim.
día de la fiesta de Jehová? 20 Judá será habitada para siempre, y Jerusalén
por generación y generación. Y limpiaré la sangre
11.7 Aunque me llaman el Altísimo, ninguno de los que no había limpiado; y Jehová morará en
absolutamente me quiere enaltecer. Sion.
9 Dios soy, y no hombre, el Santo en medio de ti. ---

Amós
2.11 Levanté de vuestros hijos para profetas, y de tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios
vuestros jóvenes para que fuesen nazareos. ¿No es mío.
esto así, dice Jehová, hijos de Israel? Mas vosotros 8 Los que siguen vanidades ilusorias, su
disteis de beber vino a los nazareos, y a los profetas misericordia abandonan.
mandasteis diciendo: No profeticéis. -
Miqueas
3.7 No hará nada Jehová el Señor, sin que revele su 2.7 Tú que te dices casa de Jacob, ¿se ha acortado el
secreto a sus siervos los profetas. Espíritu de Jehová? ¿Son estas sus obras? ¿No
hacen mis palabras bien al que camina rectamente?
5.4 Así dice Jehová a la casa de Israel: Buscadme, y
viviréis. 4.1 Acontecerá en los postreros tiempos que el
8 Buscad al que hace las Pléyades y el Orión, y monte de la casa de Jehová será establecido por
vuelve las tinieblas en mañana, y hace oscurecer el cabecera de montes, y más alto que los collados, y
día como noche; el que llama a las aguas del mar, y correrán a él los pueblos. Vendrán muchas naciones,
las derrama sobre la faz de la tierra; Jehová es su y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la
nombre. casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus
14 Buscad lo bueno, y no lo malo, para que viváis; caminos, y andaremos por sus veredas; porque de
porque así Jehová Dios de los ejércitos estará con Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de
vosotros, como decís. Aborreced el mal, y amad el Jehová. Y él juzgará entre muchos pueblos, y
bien, y estableced la justicia en juicio; quizá Jehová corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y
Dios de los ejércitos tendrá piedad del remanente de martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas
José. para hoces; no alzará espada nación contra nación,
18 ¡Ay de los que desean el día de Jehová! ¿Para ni se ensayarán más para la guerra. Y se sentará
qué queréis este día de Jehová? Será de tinieblas y cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y
no de luz. ¿No será el día de Jehová tinieblas y no no habrá quien los amedrente; porque la boca de
luz; oscuridad que no tiene resplandor? Jehová de los ejércitos lo ha hablado.
5 Aunque todos los pueblos anden cada uno en el
9.6 El edificó en el cielo sus cámaras, y ha nombre de su dios, nosotros con todo andaremos en
establecido su expansión sobre la tierra; él llama las el nombre de Jehová nuestro Dios eternamente y
aguas del mar, y sobre la faz de la tierra las para siempre.
derrama; Jehová es su nombre.
14 Traeré del cautiverio a mi pueblo Israel, y 6.6 ¿Con qué me presentaré ante Jehová, y adoraré
edificarán ellos las ciudades asoladas, y las al Dios Altísimo? ¿Me presentaré ante él con
habitarán; plantarán viñas, y beberán el vino de holocaustos, con becerros de un año? ¿Se agradará
ellas, y harán huertos, y comerán el fruto de ellos. Jehová de millares de carneros, o de diez mil
Pues los plantaré sobre su tierra, y nunca más serán arroyos de aceite? ¿Daré mi primogénito por mi
arrancados de su tierra que yo les di, ha dicho rebelión, el fruto de mis entrañas por el pecado de
Jehová Dios tuyo. mi alma? Oh hombre, él te ha declarado lo que es
- bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer
Abdías justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu
1.15 Cercano está el día de Jehová sobre todas las Dios. La voz de Jehová clama a la ciudad; es sabio
naciones; como tú hiciste se hará contigo; tu temer a tu nombre. Prestad atención al castigo, y a
recompensa volverá sobre tu cabeza. quien lo establece.
17 En el monte de Sion habrá un remanente que se
salve; y será santo, y la casa de Jacob recuperará 7.7 Yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi
sus posesiones. salvación; el Dios mío me oirá.
21 Subirán salvadores al monte de Sion para 8 Tú, enemiga mía, no te alegres de mí, porque
juzgar al monte de Esaú; y el reino será de Jehová. aunque caí, me levantaré; aunque more en tinieblas,
- Jehová será mi luz.
Jonás 9 La ira de Jehová soportaré, porque pequé contra
1.9 Jonás: Soy hebreo, y temo a Jehová, Dios de los él, hasta que juzgue mi causa y haga mi justicia; él
cielos, que hizo el mar y la tierra. me sacará a luz; veré su justicia.
19 El volverá a tener misericordia de nosotros;
2.6 Descendí a los cimientos de los montes; la sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo
tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre; mas profundo del mar todos nuestros pecados. Cumplirás
la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que
juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos. 2.5 Según el pacto que hice con vosotros cuando
- salisteis de Egipto, así mi Espíritu estará en medio
Nahum de vosotros, no temáis.
1.3 Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y 7 Haré temblar a todas las naciones, y vendrá el
no tendrá por inocente al culpable. Jehová marcha Deseado de todas las naciones; y llenaré de gloria
en la tempestad y el torbellino, y las nubes son el esta casa, ha dicho Jehová de los ejércitos.
polvo de sus pies. 9 La gloria postrera de esta casa será mayor que la
7 Jehová es bueno, fortaleza en el día de la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz
angustia; y conoce a los que en él confían. en este lugar, dice Jehová de los ejércitos.
15 He aquí sobre los montes los pies del que trae 15 Meditad en vuestro corazón desde este día en
buenas nuevas, del que anuncia la paz. Celebra, oh adelante, antes que pongan piedra sobre piedra en el
Judá, tus fiestas, cumple tus votos; porque nunca templo de Jehová.
más volverá a pasar por ti el malvado; pereció del 19 ¿No está aún la simiente en el granero? Ni la
todo. vid, ni la higuera, ni el granado, ni el árbol de olivo
- ha florecido todavía; mas desde este día os
Habacuc bendeciré.
2.1 Sobre mi guarda estaré, y sobre la fortaleza -
afirmaré el pie, y velaré para ver lo que se me dirá, Zacarías
y qué he de responder tocante a mi queja. 1.3 Volveos a mí, dice Jehová de los ejércitos, y yo
4 He aquí que aquel cuya alma no es recta, se me volveré a vosotros.
enorgullece; mas el justo por su fe vivirá.
14 Porque la tierra será llena del conocimiento de 2.4 Corre, habla a este joven, diciendo: Sin muros
la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar. será habitada Jerusalén, a causa de la multitud de
18 ¿De qué sirve la escultura que esculpió el que la hombres y de ganado en medio de ella. Yo seré para
hizo? ¿La estatua de fundición que enseña mentira, ella, dice Jehová, muro de fuego en derredor, y para
para que haciendo imágenes mudas confíe el gloria estaré en medio de ella.
hacedor en su obra? ¡Ay del que dice al palo: 8 Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la
Despiértate; y a la piedra muda: Levántate! ¿Podrá gloria me enviará él a las naciones que os
él enseñar? He aquí está cubierto de oro y plata, y despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de
no hay espíritu dentro de él. su ojo.
20 Mas Jehová está en su santo templo; calle 10 Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí
delante de él toda la tierra. vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho Jehová.
11 Se unirán muchas naciones a Jehová en aquel
3.17 Aunque la higuera no florezca, ni en las vides día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti;
haya frutos, aunque falte el producto del olivo, y los y entonces conocerás que Jehová de los ejércitos me
labrados no den mantenimiento, y las ovejas sean ha enviado a ti. Y Jehová poseerá a Judá su heredad
quitadas de la majada, y no haya vacas en los en la tierra santa, y escogerá aún a Jerusalén.
corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me 13 Calle toda carne delante de Jehová; porque él
gozaré en el Dios de mi salvación. se ha levantado de su santa morada.
19 Jehová el Señor es mi fortaleza, el cual hace mis
pies como de ciervas, y en mis alturas me hace 3.4 Habló el ángel, y mandó a los que estaban
andar. delante de él, diciendo: Quitadle esas vestiduras
- viles. Y a él le dijo: Mira que he quitado de ti tu
Sofonías pecado, y te he hecho vestir de ropas de gala.
1.7 Calla en la presencia de Jehová el Señor, porque 10 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, cada
el día de Jehová está cercano; porque Jehová ha uno de vosotros convidará a su compañero, debajo
preparado sacrificio, y ha dispuesto a sus de su vid y debajo de su higuera.
convidados.
- 4.6. Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que
Hageo dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi
1.5 Meditad bien sobre vuestros caminos. Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.
8 Subid al monte, y traed madera, y reedificad la
casa; y pondré en ella mi voluntad, y seré 7.9 Juzgad conforme a la verdad, y haced
glorificado, ha dicho Jehová. misericordia y piedad cada cual con su hermano; no
oprimáis a la viuda, al huérfano, al extranjero ni al 14.7 Será un día, el cual es conocido de Jehová, que
pobre; ni ninguno piense mal en su corazón contra no será ni día ni noche; pero sucederá que al caer la
su hermano. tarde habrá luz.
9 Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día
8.3 Así dice Jehová: Yo he restaurado a Sion, y Jehová será uno, y uno su nombre.
moraré en medio de Jerusalén; y Jerusalén se 11 Morarán en ella, y no habrá nunca más
llamará Ciudad de la Verdad, y el monte de Jehová maldición, sino que Jerusalén será habitada
de los ejércitos, Monte de Santidad. confiadamente.
8 Los traeré, y habitarán en medio de Jerusalén; y 16 Todos los que sobrevivieren de las naciones que
me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios en vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año
verdad y en justicia. para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a
16 Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad celebrar la fiesta de los tabernáculos.
verdad cada cual con su prójimo; juzgad según la -
verdad y lo conducente a la paz en vuestras puertas. Malaquías
Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón 1.2 Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En
contra su prójimo, ni améis el juramento falso; qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob?
porque todas estas son cosas que aborrezco, dice dice Jehová. Y amé a Jacob
Jehová. 6 El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si,
19 Amad la verdad y la paz. pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy
22 Vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los
buscar a Jehová de los ejércitos en Jerusalén, y a ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que
implorar el favor de Jehová. menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos
menospreciado tu nombre? En que ofrecéis sobre mi
9.9 Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos
hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová
salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, es despreciable.
sobre un pollino hijo de asna. 10 ¿Quién también hay de vosotros que cierre las
12 Volveos a la fortaleza, oh prisioneros de puertas o alumbre mi altar de balde? Yo no tengo
esperanza; hoy también os anuncio que os complacencia en vosotros, dice Jehová de los
restauraré el doble. ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda.
Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone,
10.1 Pedid a Jehová lluvia en la estación tardía: es grande mi nombre entre las naciones; y en todo
Jehová hará relámpagos y os dará lluvia abundante, lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda
y hierba verde en el campo a cada uno. limpia, porque grande es mi nombre entre las
naciones, dice Jehová de los ejércitos.
12.1 Jehová, que extiende los cielos y funda la 14 Maldito el que engaña, el que teniendo machos
tierra, y forma el espíritu del hombre dentro de él. en su rebaño, promete y sacrifica a Jehová lo
5 Tienen fuerza los habitantes de Jerusalén en dañado.Porque yo soy Gran Rey, dice Jehová.
Jehová de los ejércitos, su Dios.
10 Derramaré sobre la casa de David, y sobre los 2.7 Los labios del sacerdote han de guardar la
moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de sabiduría, y de su boca el pueblo buscará la ley;
oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron. porque mensajero es de Jehová de los ejércitos.
10 ¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha
13.1 En aquel tiempo habrá un manantial abierto creado un mismo Dios? ¿Por qué, pues, nos
para la casa de David y para los habitantes de portamos deslealmente el uno contra el otro,
Jerusalén, para la purificación del pecado y de la profanando el pacto de nuestros padres?
inmundicia. 15 No seais desleales con la mujer de vuestra
9 Meteré en el fuego a la tercera parte, y los juventud.
fundiré como se funde la plata, y los probaré como
se prueba el oro. El invocará mi nombre, y yo le 3.2 ¿Quién podrá soportar el tiempo de su venida?
oiré, y diré: Pueblo mío; y él dirá: Jehová es mi ¿Quién podrá estar en pie cuando él se manifieste?
Dios. Porque él es como fuego purificador.
8 ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me
habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos
robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Traed
todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi 8 Haced frutos dignos de arrepentimiento, y no
casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham
ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y tenemos por padre; porque yo os digo que Dios
derramaré sobre vosotros bendición hasta que puede levantar hijos a Abraham aun de estas
sobreabunde. piedras. (Lc.3.8)
12 Todas las naciones os dirán bien- aventurados; 11 Yo os bautizo en agua para arrepenti- miento;
porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy
ejércitos. digno de llevar, es más poderoso que yo; él os
14 Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué bautizará en Espíritu Santo y fuego. (Lc.3.16)
aprovecha que guardemos su ley, y que andemos 16 Jesús, después que fue bautizado, subió luego
afligidos en presencia de Jehová de los ejércitos? del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y
16 Los que temían a Jehová hablaron cada uno a vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma,
su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fue escrito y venía sobre él. Y hubo una voz de los cielos, que
libro de memoria delante de él para los que temen a decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo
Jehová, y para los que piensan en su nombre. Y complacencia. (Lc.3.21)
serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de
los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los 4.4 No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda
perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo palabra que sale de la boca de Dios.
que le sirve. Entonces os volveréis, y discerniréis la 16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; y a
diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve los asentados en región de sombra de muerte, luz les
a Dios y el que no le sirve. resplandeció.Entonces comenzó Jesús a predicar, y
a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se
4.2 A vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el ha acercado.
Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y 19 Venid en pos de mí, y os haré pescadores de
saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. hombres.
4 Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual
encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo 5.3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque
Israel. de ellos es el reino de los cielos.
5 He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que 4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos
venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará recibirán consolación.
volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el 5 Bienaventurados los mansos, porque ellos
corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo recibirán la tierra por heredad.
venga y hiera la tierra con maldición. 6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de
*** justicia, porque ellos serán saciados.
7 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos
San Mateo alcanzarán misericordia.
1.20 Un ángel del Señor apareció en sueños a José y 8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque
le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a ellos verán a Dios.
María tu mujer, porque lo que en ella es 9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos
engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un serán llamados hijos de Dios.
hijo, y llamarás su nombre JESÚS (Salvador), 10 Bienaventurados los que padecen persecución
porque él salvará a su pueblo de sus pecados. por causa de la justicia, porque de ellos es el reino
(Lc.1.30) de los cielos.
23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un 13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se
hijo, y llamarás su nombre Emanuel, que traducido desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más
es: Dios con nosotros. (Is.7.14) para nada, sino para ser echada fuera y hollada por
los hombres. (Mr.9.49)
2.6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá, no eres la más 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad
pequeña entre los príncipes de Judá; porque de ti asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni
saldrá un guiador, que apacentará a mi pueblo se enciende una luz y se pone debajo de un almud,
Israel sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que
están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los
3.1 Juan predicaba: Arrepentíos, porque el reino de hombres, para que vean vuestras buenas obras, y
los cielos se ha acercado. glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
37 Sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?
es más de esto, de mal procede. ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane,
44 Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por
os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y qué os afanáis? Considerad los lirios del campo,
orad por los que os ultrajan y os persiguen; para cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que
que seáis hijos de vuestro Padre que está en los ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como
cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y
que hace llover sobre justos e injustos. Porque si mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no
amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No
¿No hacen también lo mismo los publicanos? Sed os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué
vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles
los cielos es perfecto. (Lc.6.27) buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre
celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas
6.1 Guardaos de hacer vuestra justicia delante de cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y
los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
no tendréis recompensa de vuestro Padre que está Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque
en los cielos. el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su
3 Cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo propio mal. (Lc.12.22-33)
que hace tu derecha, para que sea tu limosna en
secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te 7.1 No juzguéis, para que no seáis juzgados.
recompensará en público. 6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras
6 Tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen,
la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu y se vuelvan y os despedacen.
Padre que ve en lo secreto te recompensará en 7 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y
público. se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y
9 Vosotros oraréis así: Padre nuestro que estás en el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. (Lc.11.9)
Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en 12 Todas las cosas que queráis que los hombres
la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y hagan con vosotros, así también haced vosotros con
perdónanos nuestras deudas, como también nosotros ellos; porque esto es la ley y los profetas.
perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en 13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es
tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el la puerta, y espacioso el camino que lleva a la
reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. perdición, y muchos son los que entran por ella;
Amén. porque estrecha es la puerta, y angosto el camino
19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.
polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan (Lc.13.24)
y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la 17 Todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol
polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no malo da frutos malos. Por sus frutos los conoceréis.
(Lc.6.43)
minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro,
21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará
allí estará también vuestro corazón. (Lc.12.33)
en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad
22 La lámpara del cuerpo es el ojo; así que, si tu
de mi Padre que está en los cielos.
ojo es bueno, todo tu cuerpo estará lleno de luz;
pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en
8.11 Vendrán muchos del oriente y del occidente, y
tinieblas. Así que, si la luz que en ti hay es tinieblas,
se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino
¿cuántas no serán las mismas tinieblas?
de los cielos. (Lc.13.29)
24 Ninguno puede servir a dos señores; porque o
17 El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó
aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno
nuestras dolencias.
y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a
19 Vino un escriba y le dijo: Maestro, te seguiré
las riquezas.
adondequiera que vayas. Jesús le dijo: Las zorras
25 No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de
tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el
comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo,
Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza.
qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el
Otro de sus discípulos le dijo: Señor, permíteme que
alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las
vaya primero y entierre a mi padre. Jesús le dijo:
aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni
Sígueme; deja que los muertos entierren a sus
recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las
muertos. (Lc.9.58)
fruto se conoce el árbol. ¡Generación de víboras!
9.12 ¿Por qué come vuestro maestro con los ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos?
publicanos y pecadores? Jesús dijo: Los sanos no Porque de la abundancia del corazón habla la boca.
tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id y El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca
aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca
sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, malas cosas. Mas yo os digo que de toda palabra
sino a pecadores, al arrepentimiento. (Lc.5.31) ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta
36 Al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; en el día del juicio. Porque por tus palabras serás
porque estaban desamparadas y dispersas como justificado, y por tus palabras serás condenado.
ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus (Mt.7.17; 15.11, 18; Lc.6.43)
discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los 50 Todo aquel que hace la voluntad de mi Padre
obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que que está en los cielos, ése es mi hermano, y
envíe obreros a su mies. (Mr.6.34) hermana, y madre. (Mr.3.35; Lc.8.21)

10.7 Predicad: El reino de los cielos se ha acercado. 13.16 Bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y
8 De gracia recibisteis, dad de gracia. vuestros oídos, porque oyen. Porque muchos
16 Yo os envío como a ovejas en medio de lobos; profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo
sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.
como palomas. 23 El que fue sembrado en buena tierra, éste es el
22 Seréis aborrecidos de todos por causa de mi que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce
nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será a ciento, a sesenta, y a treinta por uno. (Mr.4.20)
salvo. (Mr.13.13) 43 Los justos resplandecerán como el sol en el
32 A cualquiera que me confiese delante de los reino de su Padre.
hombres, yo también le confesaré delante de mi 44 El reino de los cielos es semejante a un tesoro
Padre que está en los cielos. escondido en un campo, el cual un hombre halla y lo
37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo
digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, lo que tiene y compra aquel campo.
no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue
en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, 14.19 Jesús, tomando los cinco panes y los dos
la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, peces, y levatando los ojos al cielo, bendijo y partió
la hallará. (Lc.9.22; 14.26) y dio los panes. Y comieron todos y se saciaron, y
40 El que a vosotros recibe, a mí me recibe; y el recogieron de pedazos, doce cestas llenas. Y los que
que me recibe a mí, recibe al que me envió. comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar
las mujeres y los niños.
11.12 Desde los días de Juan el Bautista hasta 25 Los discípulos iban en la barca de noche. Y
ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los Jesús vino a ellos andando sobre el mar. Y Pedro
violentos lo arrebatan. dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre
19 La sabiduría es justificada por sus hijos. las aguas. Y descendiendo de la barca, anduvo sobre
28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y las aguas; pero al ver el viento fuerte, tuvo miedo; y
cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo comenzó a hundirse y dio voces: ¡Señor, sálvame!
sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y Jesús extendiendo su mano, asió de él, y le dijo:
humilde de corazón; y hallaréis descanso para ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?
vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi
carga. 15.11, 18 No lo que entra en la boca contamina al
hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina
12.7 Si supieseis qué significa: Misericordia quiero, al hombre. Lo que sale de la boca, del corazón sale;
y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes; y esto contamina al hombre. Porque del corazón
porque el Hijo del Hombre es Señor del día de salen los malos pensamien-tos, los homicidios, los
reposo. (Mr.2.28; Lc.6.5) adulterios, las fornica-ciones, los hurtos, los falsos
12 ¿Cuánto más vale un hombre que una oveja? testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que
Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días contaminan al hombre. (Mt.12.33; Mr.7.15)
de reposo. 22 Una mujer cananea clamaba: ¡Señor, Hijo de
21 En su nombre esperarán los gentiles. David, ten misericordia de mí! Mi hija es
33 O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o gravemente atormentada por un demonio. Jesús
haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el respondió: No está bien tomar el pan de los hijos y
echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero
aun losperrillos comen de las migajas que caen de la 25 ¿Quién podrá ser salvo? Y mirándolos Jesús, les
mesa de sus amos. Jesús dijo: Oh mujer, grande es dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para
tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue Dios todo es posible.
sanada. 29 Cualquiera que haya dejado casas, o hermanos,
32 Jesús, llamando a sus discípulos: Tengo o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o
compasión de la gente, y enviarlos en ayunas no tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y
quiero. ¿Cuántos panes tenéis? Y ellos dijeron: siete heredará la vida eterna.
y unos pocos pececillos. Y tomando los siete panes y
los peces, dio gracias, lospartió y dio a sus 20.16 Los primeros serán postreros, y los postre-ros,
discípulos, y los discípulos a la multitud. Y comieron primeros; porque muchos son llamados, mas pocos
cuatro mil hombres, sin contar las mujeres y los escogidos. (19.30; 22.14)
niños; y recogieron lo que sobró, siete canastas. 28 El Hijo del Hombre no vino para ser servido,
sino para servir, y para dar su vida en rescate por
16.24 Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese muchos.
a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. (Mt.10.37;
Lc.9.22; 14.26) 21.22 Todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo
26 ¿Qué aprovechará el hombre, si ganare todo el recibiréis.
mundo y perdiere su alma? ¿Qué recompensa dará
el hombre por su alma? 22.21 Dad a César lo que es de César, y a Dios lo
que es de Dios.
17.5 Mientras él aún hablaba, (con Moisés y Elías) 31 Respecto a la resurrección de los muertos, ¿no
una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde habéis leído lo que os fue dicho por Dios, cuando
la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien dijo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y
tengo complacencia; a él oíd. el Dios de Jacob? Dios no es Dios de muertos, sino
de vivos. (Lc.20.38)
18.7 ¡Ay de aquel por quien viene el tropiezo! Si tu
mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo 23.8 Vosotros no queráis que os llamen Rabí;
de ti. Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos
échalo de ti; mejor te es entrar con un solo ojo en la vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a
vida, que teniendo los dos, seas echado en el infierno nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el
de fuego. que está en los cielos.
11 El Hijo del Hombre ha venido para salvar lo 23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!
que se había perdido. ¿Qué os parece? Si un hombre porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y
tiene cien ovejas, y se descarría una de ellas, ¿no dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la
deja las noventa y nueve y va por los montes a misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin
buscar la que se había descarriado? Y si acontece dejar de hacer aquello.
que la encuentra, de cierto os digo que se regocija 26 ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del
más por aquélla, que por las noventa y nueve que no vaso y del plato, para que también lo de fuera sea
se descarriaron. Así, no es la voluntad de vuestro limpio.
Padre que está en los cielos, que se pierda uno de 37 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas,
estos pequeños. (Lc.15.7; 19.10) y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces
20 Donde están dos o tres congregados en mi quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus
nombre, allí estoy yo en medio de ellos. polluelos debajo de las alas, y no quisiste! Vuestra
21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, casa os es dejada desierta. Porque os digo que desde
¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que
contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo viene en el nombre del Señor.
hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
24.3 Los discípulos le preguntaron: ¿Qué señal
19.5 El hombre dejará padre y madre, y se unirá a habrá de tu venida y del fin del mundo? Jesús dijo:
su mujer, y los dos serán una sola carne. Así que no Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos
son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a
que Dios juntó, no lo separe el hombre. (Mr.10.6) muchos engañarán.
21 Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que 32 De la higuera aprended la parábola. Cuando ya
tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el su rama está tierna y brotan las hojas, sabéis que el
cielo; y ven y sígueme.
verano está cerca. Pero el día y la hora nadie sabe, ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra
ni aún los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.
35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras
no pasarán. (Mr.13.31) 27.11 Jesús fue llevado a Pilato, y éste le preguntó.
42 Velad porque no sabéis a qué hora ha de venir ¿Eres tú el Rey de los Judíos? Jesús le dijo: Tú lo
vuestro Señor. (25.13) dices.
46 Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su 37 Jesús fue crucificado. Y pusieron sobre su
señor venga, le halle haciendo así. cabeza su causa escrita: ESTE ES JESÚS, EL REY
DE LOS JUDÍOS (INRI)
25.22 El que había recibido dos talentos, dijo: 50 Al entregar el espíritu, el velo del templo se
Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló y
ganado otros dos talentos sobre ellos. Su señor le las rocas se partieron; y se abrieron los sepulcros.
dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido
fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu 28.5 El ángel dijo a las mujeres: No temáis vosotras;
señor. porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue
34 El Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, como
de mi Padre, heredad el reino prepara-do para dijo.
vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve 18 Jesús se acercó a sus discípulos y les habló
hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en
de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las
desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y
en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que
responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos guarden todas las cosas que os he mandado; y he
hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin
de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te del mundo. Amén.
recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te -
vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y San Marcos
respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que 1.15 Jesús dijo: El tiempo se ha cumplido, y el reino
en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el
más pequeños, a mí lo hicisteis. evangelio.
46 E irán los malos al castigo eterno, y los justos a 22 Se admiraban de su doctrina; porque les
la vida eterna. enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los
escribas.
26.26 Mientras comían, tomó Jesús el pan, y 35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy
bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí
Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando la oraba.
copa, y habiendo dado gracias, les dio, diciendo:
Bebed de ella todos; porque esto es mi sangre del 7.6 Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón
nuevo pacto, que por muchos es derramada para está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando
remisión de los pecados. Y os digo que desde ahora como doctrinas manda- mientos de hombres.
no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel (Is.29.30)
día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de 34 Jesús dice al sordo y tartamudo: Efata, Sé
mi Padre. (Mr.14.22; Lc.22.19; 1Co.11.23) abierto. Al momento fueron abiertos sus oídos, y se
39 Jesús ora en Getsemaní: Padre mío, todas las desató la ligadura de su lengua, y hablaba bien.
cosas son posibles para ti, si es posible pase de mí
esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como 8.15 Guardaos de la levadura de los fariseos.
tú; no se haga mi voluntad sino la tuya. (Mr.14.36; 27 Jesús preguntó a sus discípulos, diciéndoles:
Lc.22.42) ¿Quién dicen los hombres que soy yo? Ellos
41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; respondieron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y
el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne otros, alguno de los profetas. Entonces él les dijo: Y
es débil. (Lc.22.40, 46) vosotros, ¿quién decís que soy? Respondiendo
63 Jesús fue prendido y llevado ante el concilio de Pedro, le dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios
ancianos y sacerdotes. Entonces el sumo sacerdote viviente. (Mt.16.16; Jn.6.69)
le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos 34 Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a
digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el
dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que
pierda su vida por causa de mí y del evangelio, la del evangelio, que no reciba cien veces más ahora
salvará. Porque ¿qué aprovechará al hombre si en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres,
ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo
recompensa dará el hombre por su alma? (Mt.10.37; venidero la vida eterna. (Mt.19.29; Lc.18.19)
Lc.9.32; 14.26) 33 He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del
38 El que se avergonzare de mí y de mis palabras Hombre será entregado a los principales sacer-dotes
en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del y a los escribas, y le condenarán a muerte, y le
Hombre se avergonzará también de él, cuando entregarán a los gentiles; y le escarnecerán, le
venga en la gloria de su Padre con los santos azotarán, y escupirán en él, y le matarán; mas al
ángeles. tercer día resucitará.
39 Del vaso que yo bebo, beberéis, y con el
9.23 Si puedes creer, al que cree todo le es posible... bautismo con que yo soy bautizado, seréis
Creo; ayuda mi incredulidad. bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi
37 El que reciba en mi nombre a un niño como izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para
este, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me quienes está preparado.
recibe a mí recibe al que me envió. 43 El que quiera hacerse grande entre vosotros
41 Cualquiera que os diere un vaso de agua en mi será vuestro servidor, y el que de vosotros quiera ser
nombre, porque sois de Cristo, no perderá su el primero, será siervo de todos. (9.35)
recompensa. 45 Porque el Hijo del Hombre no vino para ser
49 Porque todos serán salados con fuego, y todo servido, sino para servir, y para dar su vida en
sacrificio será salado con sal. Buena es la sal; mas rescate por muchos.
si la sal se hace insípida, ¿con qué la sazonaréis?
Tened sal en vosotros mismos; y tened paz los unos 11.7 Trajeron el pollino a Jesús, y echaron sobre él
con los otros. (Mt.5.13) sus mantos, y se sentó sobre él. También muchos
tendían sus mantos por el camino, y otros cortaban
10.14 Dejad a los niños venir a mí, y no se lo ramas de los árboles, y las tendían por el camino. Y
impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. El los que iban delante y los que venían detrás daban
que no reciba el reino de Dios como un niño, no voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en
entrará en él. (Mt.18.3; 19.14; Lc.18.17) el nombre del Señor! ¡Bendito el reino de nuestro
17 Vino uno corriendo, e hincando la rodilla padre David que viene! ¡Hosanna en las alturas!
delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré 23 Cualquiera que dijere a este monte: Quítate y
para heredar la vida eterna? Jesús le dijo: ¿Por qué échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino
me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le
uno, Dios. Los mandamientos sabes: No adulteres. será hecho. Os digo que todo lo que pidiereis
No mates. No hurtes. No digas falso testimonio. No orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá. Y
defraudes. Honra a tu padre y a tu madre. El cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo
entonces, respondiendo, le dijo: Maestro, todo esto contra alguno, para que también vuestro Padre que
lo he guardado desde mi juventud. Entonces Jesús, está en los cielos os perdone a vosotros vuestras
mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, ofensas. Porque si vosotros no perdonáis, tampoco
vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y vuestro Padre que está en los cielos os perdonará
tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando vuestras ofensas.
tu cruz. Entonces, se fue triste porque tenía muchos
bienes. (Mt.19.21; Lc.18.22) 12.28 Uno de los escribas le preguntó: ¿Cuál es el
24 Hijos, ¡cuán difícil les es entrar en el reino de primer mandamiento de todos? Jesús le respondió:
Dios, a los que confían en las riquezas! Más fácil es El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el
pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al
un rico en el reino de Dios. Ellos se asombraban aun Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu
más, diciendo entre sí: ¿Quién, pues, podrá ser alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas.
salvo? Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los Este es el principal mandamiento. Y el segundo es
hombres es imposible, mas para Dios, no; porque semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
todas las cosas son posibles para Dios. (Mt.19.25) No hay otro mandamiento mayor que éstos.
28 Pedro comenzó a decirle: Nosotros lo hemos Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad
dejado todo, y te hemos seguido. Respondió Jesús y has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de
dijo: De cierto os digo que no hay ninguno que haya él; y el amarle con todo el corazón, con todo el
dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o entendí-miento, con toda el alma, y con todas las
madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y
fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo
más que todos los holocaustos y sacrificios. Jesús de Dios. Porque nada hay imposible para Dios.
enton-ces, viendo que había respondido sabiamente, (Mt.1.20)
le dijo: No estás lejos del reino de Dios. (Dt.6.5; 68 Bendito el Señor Dios de Israel, que ha visitado
Lv.29.18; Mt.22.37) y redimido a su pueblo, y nos levantó un poderoso
Salvador en la casa de David su siervo.
13.33 Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo 76 Tú, niño, profeta del Altísimo serás llamado;
será el tiempo. porque irás delante de la presencia del Señor, para
preparar sus caminos; para dar conocimiento de
14.38 Velad y orad, para que no entréis en salvación a su pueblo, para perdón de sus pecados,
tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero por la entrañable misericordia de nuestro Dios, con
la carne es débil. que nos visitó desde lo alto la aurora, para dar luz a
58 Nosotros le hemos oído decir: Yo derribaré este los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte;
templo hecho a mano, y en tres días edificaré otro para encaminar nuestros pies por camino de paz.
hecho sin mano. Mas él callaba, y nada respondía.
El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: 2.10 El ángel dijo a los pastoreso: No temáis;
¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito? Y Jesús le porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será
dijo: Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la
la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el
del cielo. Señor.
14 ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz,
15.34 A la hora novena Jesús clamó a gran voz, buena voluntad para con los hombres!
diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? que traducido 30 Han visto mis ojos tu salvación, la cual has
es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has preparado en presencia de todos los pueblos; luz
desamparado? para revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo
Israel.
16.16 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; 49 Jesús responde a su madre: ¿Por qué me
mas el que no creyere, será condenado. buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi
19 El Señor, después que les habló, fue recibido Padre me es necesario estar?
arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios.
(Hch.1.9) 3.4 Voz del que clama en el desierto: Preparad el
- camino del Señor; enderezad sus sendas. Todo valle
San Lucas se rellenará, y se bajará todo monte y collado; los
1.13 El ángel Gabriel dijo a Zacarías: tu mujer caminos torcidos serán enderezados, y los caminos
Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre ásperos allanados; y verá toda carne la salvación de
Juan. Y tendrás gozo y alegría y muchos se Dios. (Mt.3.2)
regocijarán de su nacimiento; porque será grande
delante de Dios. No beberá vino ni sidra y será lleno 4.18 El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto
del Espíritu Santo, aun desde el vientre de su madre. me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Y hará que muchos de los hijos de Israel se me ha enviado a sanar a los quebrantados de
conviertan al Señor Dios de ellos. E irá delante de él corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a
con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos; a
los corazones de los padres a los hijos, y de los predicar el año agradable del Señor.
rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar
al Señor un pueblo bien dispuesto. 6.20 Bienaventurados vosotros los pobres, porque
30 El ángel le dijo: María, no temas, porque has vuestro es el reino de Dios.
hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás 21 Bienaventurados los que ahora tenéis hambre,
en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su porque seréis saciados. Bienaventura dos los que
nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado ahora lloráis, porque reiréis.
Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de 27 Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que
David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y
para siempre, y su reino no tendrá fin. Entonces orad por los que os calumnian. Al que te hiera en
María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no una mejilla, preséntale también la otra; y al que te
conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El quite la capa, ni aun la túnica le niegues. A
Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es
Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual tuyo, no pidas que te lo devuelva.
Como queréis que hagan los hombres con vosotros, fruto. Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los
así también haced vosotros con ellos. que con corazón bueno y recto retienen la palabra
Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito oída, y dan fruto con perseverancia. (Mt.13.23, Mr.4.20)
tenéis? Porque también los pecadores aman a los 21 Mi madre y mis hermanos son los que oyen la
que los aman. palabra de Dios, y la hacen.
36 Sed misericordiosos, como también vuestro 39 Vuélvete a tu casa, y cuenta cuán grandes cosas
Padre es misericordioso. ha hecho Dios contigo. Y él se fue, publicando por
37 No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, toda la ciudad cuán grandes cosas había hecho
y no seréis condenados; perdonad, y seréis Jesús con él. (El endemoniado gadareno)
perdonados. (Mt.7.1)
38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, 9.1 Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio
remecida y rebosando darán en vuestro regazo; poder y autoridad sobre todos los demonios, y para
porque con la misma medida con que medís, os sanar enfermedades. Y los envió a predicar el reino
volverán a medir. de Dios, y a sanar a los enfermos.
39 ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No 48 Cualquiera que reciba a este niño en mi
caerán ambos en el hoyo? nombre, a mí me recibe; y cualquiera que me recibe
41 ¿Por qué miras la paja que está en el ojo de tu a mí, recibe al que me envió; porque el que es más
hermano, y no echas de ver la viga que está en tu pequeño entre todos vosotros, ése es el más grande.
propio ojo? 56 El Hijo del Hombre no ha venido para perder
44 Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues las almas de los hombres, sino para salvarlas.
no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas 61 Dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que
se vendimian uvas. El hombre bueno, del buen me despida primero de los que están en mi casa. Y
tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el
malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; arado mira hacia atrás, es apto para el reino de
porque de la abundancia del corazón habla la boca. Dios.
(Mt.7.17)
46 ¿Por qué me llamáis, Señor, Señor, y no hacéis 10.3 Yo os envío como corderos en medio de lobos.
lo que yo digo? No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado. En cualquier
47 Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y casa donde entréis, primera- mente decid: Paz sea a
las hace, semejante es al hombre que al edificar una esta casa. Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra
casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la paz reposará sobre él; y si no, se volverá a vosotros.
roca; y cuando vino una inundación, el río dio con 7 El obrero es digno de su salario.
ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, 16 El que a vosotros oye, a mí me oye; y el que a
porque estaba fundada sobre la roca. (Mt.7.24) vosotros desecha, a mí me desecha; y el que me
desecha a mí, desecha al que me envió.
7.22 Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos 20 No os regocijéis de que los espíritus se os
son limpiados, los sordos oyen, los muertos son sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres
resucitados, y a los pobres es anunciado el están escritos en los cielos.
evangelio. 23 Bienaventurados los ojos que ven lo que
35 La sabiduría es justificada por todos sus hijos. vosotros veis; porque os digo que muchos profetas y
48 Jesús dijo a la pecadora: Tus pecados te son reyes desearon ver lo que vosotros veis, y no lo
perdonados. Y los que estaban juntamente sentados vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.
a la mesa, comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es 25 Un intérprete de la ley se levantó y dijo:
éste, que también perdona pecados? Pero él dijo a la Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida
mujer: Tu fe te ha salvado, ve en paz. eterna? El le dijo: ¿Qué está escrito en la ley?
¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al
8.11 Parábola: La semilla es la palabra de Dios. Y Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu
los de junto al camino son los que oyen, y luego alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y
viene el diablo y quita de su corazón la palabra, a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo: Bien has
para que no crean y se salven. Los de sobre la respondido; haz esto, y vivirás.
piedra son los que habiendo oído, reciben la palabra 30 Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó y
con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por cayó en manos de ladrones, los cuales le
algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se despojaron; e hiriéndole, lo dejaron medio muerto.
apartan. La que cayó entre espinos, éstos son los que Un sacerdote, viéndolo, pasó de largo. Un levita,
oyen, pero yéndose, son ahogados por los afanes y pasó de largo. Pero un samaritano se acercó, vendó
las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan
sus heridas, poniéndolo en su cabalgadura, lo llevó 29 Vendrán del oriente y del occidente, del norte y
al mesón. Otro día al partir sacó dos denarios y los del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.
dio al mesonero para que lo cuidara, y le dijo: Si Y he aquí hay postreros que serán prime-ros, y
algo gastas de más te lo pagaré cuando regrese. primeros que serán postreros. (Mt.8.11)
Éste fue el prójimo, porque usó de misericordia.
41 Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada 14.10 Cuando fueres convidado, ve y siéntate en el
estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es último lugar, para que cuando venga el que te
necesaria; y María ha escogido la buena parte, la convidó, te diga: Amigo, sube más arriba; entonces
cual no le será quitada. tendrás gloria delante de los que se sientan contigo
a la mesa. Porque cualquiera que se enaltece, será
11.28 Bienaventurados los que oyen la palabra de humillado; y el que se humilla, será enaltecido.
Dios, y la guardan. 13 Cuando hagas banquete, llama a los pobres, los
46 ¡Ay de vosotros intérpretes de la ley! porque mancos, los cojos y los ciegos; y serás
cargáis a los hombres con cargas que no pueden bienaventurado; porque ellos no te pueden
llevar, pero vosotros ni aun con un dedo las tocáis. recompensar, pero te será recompen-sado en la
52 ¡Ay de vosotros intérpretes de la ley! porque resurrección de los justos.
habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros 15 Bienaventurado el que coma pan en el reino de
mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo Dios.
impedisteis. 21 Parábola: Un hombre hizo una gran cena, y
convidó a muchos. Y todos se excusaron: He
12.15 Guardaos de toda avaricia; porque la vida del comprado una hacienda y necesito verla; he
hombre no consiste en la abundancia de los bienes comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlos;
que posee. acabo de casarme, no puedo ir. Y el hombre dijo a
16 Parábola: La heredad de un hombre rico había su siervo: Ve pronto por las plazas y las calles de la
producido mucho. Y él pensaba dentro de sí, ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos
diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde y los ciegos. Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho
guardar mis frutos? Y dijo: Esto haré: derribaré mis como mandaste, y aún hay lugar. Dijo el señor al
graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y
todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.
Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos 26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre,
años; repósate, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y
dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo aun también su propia vida, no puede ser mi
que has provisto, ¿de quién será? Así es el que hace discípulo.
para sí tesoro, y no es rico para con Dios. 27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no
33 Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos puede ser mi discípulo.
bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que 33 Cualquiera de vosotros que no renuncia a todo
no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla lo que posee, no puede ser mi discípulo.
destruye. Porque donde está vuestro tesoro, allí
estará también vuestro corazón. (Mt.6.20) 15.7 Habrá más gozo en el cielo por un pecador que
35 Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no
lámparas encendidas. necesitan de arrepentimiento.
37 Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su 17 Volviendo en sí, el hijo pródigo, dijo: ¡Cuántos
señor, cuando venga, halle velando; de cierto os jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de
digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y pan, y yo aquí perezco de hambre!
vendrá a servirles.
49 Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, 16.11 Si en las riquezas injustas no fuisteis fieles,
si ya se ha encendido? ¿quién os confiará lo verdadero?
57 ¿Por qué no juzgáis por vosotros mismos lo que 15 A los fariseos les dijo: Vosotros sois los que os
es justo? justificáis a vosotros mismos delante de los hombres;
mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que
13.23 Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les los hombres tienen por sublime, delante de Dios es
dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; abominación.
porque os digo que muchos procurarán entrar, y no 16 La ley y los profetas eran hasta Juan; desde
podrán. (Mt.7.13) entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se
esfuerzan por entrar en él.
uno a la derecha y otro a la izquierda. Y Jesús
17.5 Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que
fe. Entonces el Señor dijo: Si tuvierais fe como un hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando
grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: suertes.
Desarráigate, y plántate en el mar; y os obedecería. 42 El malhechor dijo a Jesús: Acuérdate de mí
10 Cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido cuando vengas en tu reino. Entonces Jesús le dijo:
ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el
debíamos hacer, hicimos. paraíso.
31 En aquel día, el que esté en la azotea, y sus 46 Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo:
bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y
el campo, asimismo no vuelva atrás. habiendo dicho esto, expiró.

18.1 Necesidad de orar siempre, y no desmayar. 24.5 ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?
7 ¿Acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo
claman a él día y noche? ¿Se tardará en que os habló, cuando aún estaba en Galilea,
responderles? diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea
8 Cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en entregado en manos de hombres pecadores, y que
la tierra? sea crucificado, y resucite al tercer día.
41 ¿Qué quieres que te haga? Y él dijo: Señor, que 45 Entonces les abrió el entendimiento, para que
reciba la vista. Jesús le dijo: Recíbela, tu fe te ha comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está
salvado. escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y
resucitase de los muertos al tercer día; y que se
19.5 Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es predicase en su nombre el arrepentimiento y el
necesario que pose yo en tu casa. perdón de pecados en todas las naciones,
38 ¡Bendito el rey que viene en el nombre del comenzando desde Jerusalén.
Señor; paz en el cielo, y gloria en las alturas! 50 Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus
45 Entrando en el templo, comenzó a echar fuera a manos, los bendijo. Y aconteció que bendiciéndolos,
todos los que vendían y compraban en él, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo.
diciéndoles: Escrito está: Mi casa es casa de Ellos, después de haberle adorado, volvieron a
oración; mas vosotros la habéis hecho cueva de Jerusalén con gran gozo; y estaban siempre en el
ladrones. (Is.56.7; Mr.11.17) templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amén.
-
21.19 Con vuestra paciencia ganaréis vuestras San Juan
almas. 1.1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con
34 Mirad también por vosotros mismos, que Dios, y el Verbo era Dios.
vuestros corazones no se carguen de glotone- ría y 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los
embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de hombres.
repente sobre vosotros aquel día. 9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo
36 Velad en todo tiempo orando que seáis tenidos hombre, venía a este mundo.
por dignos de escapar de todas estas cosas que 11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas
vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del a todos los que le recibieron, a los que creen en su
Hombre. nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.
14 Aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre
22.27 ¿Cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o nosotros (y vimos su gloria, gloria como del
el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.
yo estoy entre vosotros como el que sirve. 17 La ley por medio de Moisés fue dada, pero la
46 ¿Por qué dormís? Levantaos, y orad para que gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.
no entréis en tentación. 18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que
69 Desde ahora el Hijo del Hombre se sentaré a la está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.
diestra del poder de Dios. Dijeron todos: ¿Luego 29 Vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí
eres tú el Hijo de Dios? Y él les dijo: Vosotros decís el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
que lo soy.
2.19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid este
23.33 Y cuando llegaron al lugar llamado de la templo, y en tres días lo levantaré. Dijeron luego los
Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este
templo, ¿y tú en tres días lo levantarás? Mas él 17 Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo.
hablaba del templo de su cuerpo. (Mr.14.58) 21 Como el Padre levanta a los muertos, y les da
vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.
3.3 El que no naciere de nuevo, no puede ver el 22 El Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio
reino de Dios. dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como
5 El que no naciere de agua y del Espíritu, no honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra
puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido al Padre que le envió.
de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, 24 El que oye mi palabra, y cree al que me envió,
espíritu es. tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas
13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del ha pasado de muerte a vida.
cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo. Y 25 Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos
como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren
es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, vivirán.
para que todo aquel que en él cree, no se pierda, 28 Vendrá hora cuando todos los que están en los
mas tenga vida eterna. sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno,
16 De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron
a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él lo malo, a resurrección de condenación.
cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os
17 No envió Dios a su Hijo al mundo para parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son
condenar al mundo, sino para que el mundo sea las que dan testimonio de mí.
salvo por él. 41 Gloria de los hombres no recibo.
18 El que en él cree, no es condenado; pero el que
no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído 6.27 Trabajad, no por la comida que perece, sino
en el nombre del unigénito Hijo de Dios. por la comida que a vida eterna permanece, la cual
19 Y esta es la condenación: que la luz vino al el Hijo del Hombre os dará.
mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que 28 ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las
la luz, porque sus obras eran malas. obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la
21 El que practica la verdad viene a la luz, para obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.
que sea manifiesto que sus obras son hechas en 33 El pan de Dios es aquel que descendió del cielo
Dios. y da vida al mundo.
27 No puede el hombre recibir nada, si no le fuere 35 Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca
dado del cielo. tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed
31 El que de arriba viene, es sobre todos; el que es jamás.
de la tierra, es terrenal, y cosas terrenales habla; el 37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al
que viene del cielo, es sobre todos. que a mí viene, no le echo fuera.
35 El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha 40 Esta es la voluntad del que me ha enviado: Que
entregado en su mano. todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida
36 El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.
que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que 47 El que cree en mí, tiene vida eterna.
la ira de Dios está sobre él. 48 Yo soy el pan de vida. Este es el pan que
desciende del cielo, para que el que de él come, no
4.10 Si conocieras el don de Dios, y quién es el que muera. Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si
te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y
agua viva.El que bebiere del agua que yo le daré, no el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por
tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré la vida del mundo.
será en él una fuente de agua que salte para vida 53 Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no
eterna. coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su
24 Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi
y en verdad es necesario que adoren. carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le
32 Yo tengo una comida que comer, que vosotros resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es
no sabéis. Mi comida es que haga la voluntad del verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
que me envió, y que acabe su obra. El que come mi carne y bebe mi sangre, en mí
permanece, y yo en él.
5.14 Mira, has sido sanado; no peques más, para
que no te venga alguna cosa peor.
58 Este es el pan que descendió del cielo; no como Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de
vuestros padres comieron el maná, y murieron; el Abraham, las obras de Abraham haríais. Si vuestro
que come de este pan, vivirá eternamente. padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque
63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido
aprovecha; las palabras que yo os he hablado son de mí mismo, sino que él me envió. ¿Por qué no
espíritu y son vida. entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar
65 Ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado mi palabra. El que es de Dios, las palabras de Dios
del Padre. oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de
68 Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes Dios.
palabras de vida eterna. 51 El que guarda mi palabra, nunca verá muerte.
69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú 56 Abraham vuestro padre se gozó de que había de
eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. ver mi día; y lo vio, y se gozó. Entonces le dijeron
los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has
7.16 Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me visto a Abraham? Jesús les dijo: De cierto, de cierto
envió. El que quiera hacer la voluntad de Dios, os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy.
conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por
mi propia cuenta. 9.5 Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del
24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad mundo.
con justo juicio. 25 El ciego respondió: Si es pecador, no lo sé; una
28 A mí me conocéis, y sabéis de dónde soy; y no cosa sé, que habiendo yo sido ciego, ahora veo.
he venido de mí mismo, pero el que me envió es 31 Sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero
verdadero, a quien vosotros no conocéis. Pero yo le si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a
conozco, porque de él procedo, y él me envió. ése oye.
37 Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. 39 Para juicio he venido yo a este mundo; para que
38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su los que no ven, vean, y los que ven, sean cegados.
interior correrán ríos de agua viva. Entonces algunos de los fariseos que estaban con él,
al oír esto, le dijeron: ¿Acaso nosotros somos
8.10 Jesús, dijo a la mujer adúltera: Mujer, ¿dónde también ciegos? Jesús les respondió: Si fuerais
están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque
Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni decís: Vemos, vuestro pecado permanece.
yo te condeno; vete, y no peques más.
12 Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no 10.9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será
andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.
vida. 10 Yo he venido para que tengan vida, y para que
19,23 Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? la tengan en abundancia.
Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi 11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da
Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre por las ovejas. Yo soy el buen pastor; y conozco mis
conoceríais. Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo ovejas, y las mías me conocen.
soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy 30 Yo y el Padre uno somos.
de este mundo. Por eso os dije que moriréis en 34 ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses
vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en sois? ¿Al que el Padre santificó y envió al mundo,
vuestros pecados moriréis. Porque el que me envió, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de
conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, Dios soy?
porque yo hago siempre lo que le agrada.
31 Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis 11.9 ¿No tiene el día doce horas? El que anda de
verdaderamente mis discípulos. día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo;
32 Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará pero el que anda de noche, tropieza, porque no hay
libres. luz en él.
33 Le respondieron: Linaje de Abraham somos, y 25 Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en
jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices mí, aunque esté muerto, vivirá.
tú: Seréis libres? Jesús les respondió: De cierto, de 26 Todo aquel que vive y cree en mí, no morirá
cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, eternamente. ¿Crees esto?
esclavo es del pecado. Así que, si el Hijo os 40 ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de
libertare, seréis verdaderamente libres. Dios?
Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es
12.24 Si el grano de trigo no cae en la tierra y 10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis
muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. en mi amor; así como yo he guardado los
25 El que ama su vida, la perderá; y el que mandamientos de mi Padre, y permanezco en su
aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la amor.
guardará. 12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a
26 Si alguno me sirve, sígame; y donde yo otros, como yo os he amado.
estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno 14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os
me sirviere, mi Padre le honrará. mando.
36 Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, 16 No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os
para que seáis hijos de luz. elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y
46 Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que
aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo
47 Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no dé.
le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, 22 Si yo no hubiera venido, ni les hubiera hablado,
sino a salvar al mundo. El que me rechaza, y no no tendrían pecado; pero ahora no tienen excusa
recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la por su pecado.
palabra que he hablado, ella le juzgará en el día
postrero. 16.13 Cuando venga el Espíritu de verdad, él os
guiará a toda la verdad; porque no hablará por su
13.10 El que está lavado, no necesita sino lavarse propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y
los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios os hará saber las cosas que habrán de venir.
estáis. 23 Todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre,
34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis os lo dará.
unos a otros, como yo os he amado. 33 Estas cosas os he hablado para que en mí
35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero
si tuviereis amor los unos con los otros. confiad, yo he vencido al mundo.

14.2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; 17.3 Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el
voy a preparar lugar para vosotros. Y sabéis a único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has
dónde voy, y sabéis el camino. enviado.
6 Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie 14 Yo les he dado tu palabra; y el mundo los
viene al Padre, sino por mí. aborreció, porque no son del mundo, como tampoco
13 Todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo yo soy del mundo.
haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.
23 El que me ama, mi palabra guardará; y mi
Padre le amará, y vendremos a él, y haremos 18.37 Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he
morada con él. nacido y para esto he venido al mundo, para dar
27 La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy testimonio de la verdad. Todo aquel que es de la
como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, verdad, oye mi voz.
ni tenga miedo. Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?

15.1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el 20.29 Porque me has visto, Tomás, creíste;
labrador. bienaventurados los que no vieron, y creyeron.
3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os 30 Hizo además Jesús muchas otras señales en
he hablado. presencia de sus discípulos, las cuales no están
4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para
pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y
permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no para que creyendo, tengáis vida en su nombre.
permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los (21.25)
pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste -
lleva mucho fruto; porque separados de mí nada Hechos de los Apóstoles
podéis hacer. 1.9 Viéndolo los discípulos, Jesús, fue alzado, y le
7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando
en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que
hecho. él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos
varones con vestiduras blancas, los cuales también mis pies. ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor;
les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis ¿O cuál es el lugar de mi reposo? ¿No hizo mi mano
mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido todas estas cosas?
tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le
habéis visto ir al cielo. 8.37 Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.

2.17 En los postreros días, dice Dios, derramaré de 10.4 Tus oraciones y tus limosnas han subido para
mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y memoria delante de Dios.
vuestras hijas profetizarán; vuestros jóvenes verán 15 Volvió la voz a Pedro la segunda vez: Lo que
visiones, y vuestros ancianos soñarán sueños. Dios limpió, no lo llames tú común.
21 Todo aquel que invocare el nombre del Señor, 42 Nos mandó que predicásemos al pueblo, y
será salvo. testificásemos que él es el que Dios ha puesto por
28 Me hiciste conocer los caminos de la vida; me Juez de vivos y muertos. De éste dan testimonio
llenarás de gozo con tu presencia. todos los profetas, que todos los que en él creyeren,
38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada recibirán perdón de pecados por su nombre.
uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para
perdón de los pecados; y recibiréis el don del 11.18 ¡De manera que también a los gentiles ha
Espíritu Santo. dado Dios arrepentimiento para vida!
46 Perseverando unánimes cada día en el templo, y
partiendo el pan en las casas, comían juntos con 13.22 Dios dijo: He hallado a David hijo de Isaí,
alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y varón conforme a mi corazón, quien hará todo lo
teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía que yo quiero. De la descendencia de éste, y
cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. conforme a la promesa, Dios levantó a Jesús por
Salvador a Israel.
3.15 Matasteis al Autor de la vida, a quien Dios ha 26 Varones hermanos, hijos del linaje de Abraham,
resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos y los que entre vosotros teméis a Dios, a vosotros es
testigos. enviada la palabra de esta salvación.
19 Arrepentíos y convertíos, para que sean 38 Sabed esto, varones hermanos: que por medio
borrados vuestros pecados; para que vengan de la de Jesús se os anuncia perdón de pecados, y que de
presencia del Señor tiempos de refrigerio. todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis
ser justificados, en él es justificado todo aquel que
4.12 En ningún otro hay salvación; porque no hay cree.
otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en 46 Entonces Pablo y Bernabé, hablando con
que podamos ser salvos. denuedo, dijeron: A vosotros a la verdad era
necesario que se os hablase primero la palabra de
5.29 Es necesario obedecer a Dios antes que a los Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis
hombres. dignos de la vida eterna, nos volvemos a los gentiles.
38 Gamaliel dijo: Apartaos de estos hombres, y Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te
dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas
hombres, se desvanecerá; mas si es de Dios, no la para salvación hasta lo último de la tierra.
podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando
contra Dios. 15.8 Dios, que conoce los corazones, les dio
testimonio, dándoles el Espíritu Santo (a los
7.30 Pasados cuarenta años, un ángel se le apareció gentiles), lo mismo que a nosotros; y ninguna
en el desierto del monte Sinaí, en la llama de fuego diferencia hizo entre nosotros y ellos, purificando
de una zarza. Entonces Moisés, mirando, se por la fe sus corazones. Antes creemos que por la
maravilló de la visión; y acercándose para observar, gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual
vino a él la voz del Señor: Yo soy el Dios de tus modo que ellos. (15.8, 11)
padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el 19 Que no se inquiete a los gentiles que se
Dios de Jacob. Y Moisés, temblando, no se atrevía a convierten a Dios, sino que se les escriba que se
mirar. Y le dijo el Señor: Quita el calzado de tus aparten de las contaminaciones de los ídolos, de
pies, porque el lugar en que estás es tierra santa. fornicación, de ahogado y de sangre.
47 Salomón le edificó casa; si bien el Altísimo no
habita en templos hechos de mano, como dice el 14.15 Varones, ¿por qué hacéis esto? Nosotros
profeta: El cielo es mi trono, y la tierra el estrado de también somos hombres semejantes a vosotros, que
os anunciamos que de estas vanidades os convirtáis sangre. Porque yo sé que después de mi partida
al Dios vivo, que hizo el cielo y la tierra, el mar, y entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no
todo lo que en ellos hay. (Cuando quisieron adorar a perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se
Bernabé (Júpiter) y a Pablo (Mercurio)) levantarán hombres que hablen cosas perversas
22 Confirmando los ánimos de los discípulos, para arrastrar tras sí a los discípulos. Y ahora,
exhortándoles a que permaneciesen en la fe, y hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de
diciéndoles: Es necesario que a través de muchas su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y
tribulaciones entremos en el reino de Dios. daros herencia con todos los santificados.

16.30 ¿Qué debo hacer para ser salvo? Ellos 22.14 Ananías dijo a Pablo: El Dios de nuestros
dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, padres te ha escogido para que conozcas su
tú y tu casa. voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca.
Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo
17.22 Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, que has visto y oído.
dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois 16 Ahora, ¿por qué te detienes? Levántate y
muy religiosos; porque pasando y mirando vuestros bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.
santuarios, hallé también un altar en el cual estaba
esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que 24.14 Esto te confieso, que según el Camino que
vosotros adoráis, sin conocerle, es a quien yo os ellos llaman herejía, así sirvo al Dios de mis padres,
anuncio. El Dios que hizo el mundo y todas las cosas creyendo todas las cosas que en la ley y en los
que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, profetas están escritas; teniendo esperanza en Dios,
no habita en templos hechos por manos humanas, ni la cual ellos también abrigan, de que ha de haber
es honrado por manos de hombres, como si resurrección de los muertos, así de justos como de
necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y injustos. Y por esto procuro tener siempre una
aliento y todas las cosas. Y de una sangre ha hecho conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres.
todo el linaje de los hombres, para que habiten
sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el 26.1 Mi vida desde mi juventud, la cual desde el
orden de los tiempos, y los límites de su habitación; principio pasé en mi nación, en Jerusalén, la
para que busquen a Dios, si en alguna manera, conocen todos los judíos; los cuales también saben
palpando, puedan hallarle, aunque cierta-mente no que yo desde el principio, si quieren testificarlo,
está lejos de cada uno de nosotros. Porque en él conforme a la más rigurosa secta de nuestra
vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de religión, viví fariseo. Y ahora, por la esperanza de la
vuestros propios poetas también han dicho: Porque promesa que hizo Dios a nuestros padres soy
linaje suyo somos. Siendo linaje de Dios, no llamado a juicio; promesa cuyo cumplimiento
debemos pensar que la Divinidad sea semejante a esperan que han de alcanzar nuestras doce tribus,
oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de sirviendo constantemente a Dios de día y de noche.
imaginación de hombres. Pero Dios, habiendo Por esta esperanza, oh rey Agripa, soy acusado por
pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, los judíos. ¡Qué! ¿Se juzga entre vosotros cosa
ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que increíble que Dios resucite a los muertos?
se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en 14 Oí una voz que me hablaba, y decía en lengua
el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura
varón a quien designó, dando fe a todos con haberle cosa te es dar coces contra el aguijón. Yo entonces
levantado de los muertos. dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy
Jesús, a quien tú persigues. Levántate, y ponte sobre
20.24 De ninguna cosa hago caso, ni estimo tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para
preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe ponerte por ministro y testigo de las cosas que has
mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del visto, y de aquellas en que me apareceré a ti,
Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes
gracia de Dios. ahora te envío, para que abras sus ojos, para que se
26 Yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad
de la sangre de todos; porque no he rehuido de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que
anunciaros todo el consejo de Dios. Por tanto, mirad es en mí, perdón de pecados y herencia entre los
por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu santificados.
Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la 19 No fui rebelde a la visión celestial, sino que
iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia anuncié primeramente a los que están en Damasco,
y Jerusalén, y por toda la tierra de Judea, y a los 24 Siendo justificados gratuitamente por su gracia,
gentiles, que se arrepintiesen y se convirtiesen a mediante la redención que es en Cristo Jesús.
Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento. 28 El hombre es justificado por fe sin las obras de
la ley.
28.30 Pablo permanecióen Roma, dos años enteros 29 ¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No es
en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él también Dios de los gentiles? Ciertamente, también
venían, predicando el reino de Dios y enseñando de los gentiles.
acerca del Señor Jesucristo, abierta-mente y sin 30 Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a
impedimento. los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de
- la incircuncisión.
Romanos
1.4 Jesucristo fue declarado Hijo de Dios con poder, 4.7 Bienaventurados aquellos cuyas iniquida- des
según el Espíritu de santidad, por la resurrección de son perdonadas, y cuyos pecados son cubiertos.
entre los muertos. Bienaventurado el varón a quien el Señor no
16 No me avergüenzo del evangelio, porque es inculpa de pecado.
poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; 14 Porque si los que son de la ley son los
al judío primeramente, y también al griego. herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa.
21 Habiendo conocido a Dios, no le glorifica- ron
como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se 5.1 Justificados por la fe, tenemos paz para con Dios
envanecieron en sus razonamientos, y su necio por medio de nuestro Señor Jesucristo.
corazón fue entenebrecido. 8 Dios muestra su amor para con nosotros, en que
22 Profesando ser sabios, se hicieron necios. siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.
17 Si por la transgresión de uno solo reinó la
2.5 Por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo,
atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de Jesucristo, los que reciben la abundancia de la
la revelación del justo juicio de Dios, el cual pagará gracia y del don de la justicia. Así que, como por la
a cada uno conforme a sus obras: vida eterna a los transgresión de uno vino la condenación a todos los
que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y hombres, de la misma manera por la justicia de uno
honra e inmortalidad, pero ira y enojo a los que son vino a todos los hombres la justificación de vida.
contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que Porque así como por la desobediencia de un hombre
obedecen a la injusticia; tribulación y angustia los muchos fueron constituidos pecadores, así
sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío también por la obediencia de uno, los muchos serán
primeramente y también el griego, pero gloria y constituidos justos.
honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío
primeramente y también al griego; porque no hay 6.4 Somos sepultados juntamente con él para muerte
acepción de personas para con Dios. por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de
12 Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley los muertos por la gloria del Padre, así también
también perecerán; y todos los que bajo la ley han nosotros andemos en vida nueva.
pecado, por la ley serán juzgados; porque no son los 5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en
oidores de la ley los justos ante Dios, sino los la semejanza de su muerte, así también lo seremos
hacedores de la ley serán justificados. en la de su resurrección; sabiendo esto, que nuestro
21 Tú que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para
mismo? Tú que predicas que no se ha de hurtar, que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que
¿hurtas? Tú que dices que no se ha de adulterar, no sirvamos más al pecado. Y si morimos con Cristo,
¿adulteras? Tú que abominas de los ídolos, creemos que también viviremos con él.
¿cometes sacrilegio? Tú que te jactas de la ley, ¿con 18 Libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de
infracción de la ley deshonras a Dios? la justicia.
29 Es judío el que lo es en lo interior, y la 22 Mas ahora que habéis sido libertados del
circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro
letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.
sino de Dios. Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva
de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor
3.20 Por las obras de la ley ningún ser humano será nuestro.
justificado delante de él.
7.6 Ahora estamos libres de la ley, por haber muerto que también intercede por nosotros. ¿Quién nos
para aquella en que estábamos sujetos, de modo que separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o
sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o
bajo el régimen viejo de la letra. peligro, o espada?
12 La ley a la verdad es santa, y el mandamiento 38 Estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni
santo, justo y bueno. ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente,
18 Yo sé que en mí, en mi carne, no mora el bien; ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna
porque el querer el bien está en mí, pero no el otra cosa creada nos podrá separar del amor de
hacerlo. Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
22 Porque según el hombre interior, me deleito en
la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, 9.15 A Moisés dice: Tendré misericordia del que yo
que se rebela contra la ley de mi mente, y que me tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me
lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis compadezca. Así que no depende del que quiere, ni
miembros. del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.
20 Oh hombre, ¿quién eres tú para que alterques
8.1 Ninguna condenación hay para los que están en con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó:
Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, por qué me has hecho así?
sino conforme al Espíritu 25 Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, y a
2 Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús la no amada, amada. Y en el lugar donde se les dijo:
me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Vosotros no sois pueblo mío,
5 Porque los que son de la carne piensan en las Allí serán llamados hijos del Dios viviente.
cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en 33 He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca
las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la de caída; el que creyere en él, no será avergonzado.
carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es
vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son 10.4 El fin de la ley es Cristo, para justicia a todo
enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley aquel que cree.
de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la 9 Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y
carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los
vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree
el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no para justicia, pero con la boca se confiesa para
tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. salvación. Pues la Escritura dice: Todo aquel que en
13 Si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si él creyere, no será avergonzado. Porque todo aquel
por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, que invocare el nombre del Señor, será salvo.
viviréis. Porque todos los que son guiados por el 15 ¿Cómo predicarán si no fueren enviados?
Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la
habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar paz, de los que anuncian buenas nuevas!
otra vez en temor, sino que habéis recibido el 20 Fui hallado de los que no me buscaban; me
espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, manifesté a los que no preguntaban por mí
Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro
espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, 11.33 ¡Oh profundidad de las riquezas de la
también herederos; herederos de Dios y coherederos sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán
con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, insondables son sus juicios, e inescrutables sus
para que juntamente con él seamos glorificados. caminos! Porque ¿quién entendió la mente del
21 La creación será libertada de la esclavitud de Señor? ¿O quién fue su consejero?
corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de
Dios. 12.1 Os ruego que presentéis vuestros cuerpos en
28 Sabemos que a los que aman a Dios, todas las sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es
cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme vuestro culto racional.
a su propósito son llamados. 2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos
31 ¿Qué diremos a esto? Si Dios es por nosotros, por medio de la renovación de vuestro
¿quién contra nosotros? entendimiento, para que comprobéis cuál sea la
33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? 3 Cada cual que no tenga más alto concepto de sí
Cristo es el que murió; más aun, el que también que el que debe tener, sino que piense de sí con
resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el
cordura, conforme a la medida de fe que Dios 14 Nada es inmundo en sí mismo; mas para el que
repartió a cada uno. piensa que algo es inmundo, para él lo es.
9 El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, 17 El reino de Dios no es comida ni bebida, sino
seguid lo bueno. Amaos los unos a los otros con justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.
amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los 19 Sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua
unos a los otros. En lo que requiere diligencia, no edificación.
perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor; 22 ¿Tienes fe? Tenla para contigo delante de Dios.
gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en
constantes en la oración; compartiendo para las lo que aprueba.
necesidades de los santos; practicando la
hospitalidad. Bendecid a los que os persiguen; 15.1 Los que somos fuertes debemos soportar las
bendecid, y no maldigáis. Gozaos con los que se flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotros
gozan; llorad con los que lloran. Unánimes entre mismos. Cada uno agrade a su prójimo en lo que es
vosotros; no altivos, sino asociándoos con los bueno, para edificación.
humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión. 4 Porque las cosas que se escribieron antes, para
No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la
delante de todos los hombres. Estad en paz con paciencia y la consolación de las Escrituras,
todos los hombres. tengamos esperanza.
21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el 5 El Dios de la paciencia y de la consolación os dé
bien el mal. entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús,
para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y
13.7 Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, Padre de nuestro Señor Jesucristo.
tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, 13 El Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz
respeto; al que honra, honra. en el creer, para que abundéis en esperanza por el
8 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a poder del Espíritu Santo.
otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la 15 Os he escrito, hermanos, para haceros recordar,
ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no por la gracia que de Dios me es dada para ser
hurtarás, no dirás falso testimo- nio, no codiciarás, y ministro de Jesucristo a los gentiles, ministrando el
cualquier otro manda- miento, en esta sentencia se evangelio de Dios, para que los gentiles le sean
resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo.
amor no hace mal al prójimo; así que el Como está escrito: Aquellos a quienes nunca les fue
cumplimiento de la ley es el amor. anunciado acerca de él, verán; y los que nunca han
11 Conociendo el tiempo, que es ya hora de oído de él, entenderán.
levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca 30 Os ruego, hermanos, por nuestro Señor
de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. Jesucristo y por el amor del Espíritu, que me ayudéis
La noche está avanzada, y se acerca el día. orando por mí a Dios.
Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y 33 El Dios de paz sea con todos vosotros. Amén.
vistámonos las armas de la luz. Andemos como de
día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, 16.19 Vuestra obediencia ha venido a ser notoria a
no en lujurias y lascivias, no en contiendas y todos, así que me gozo de vosotros; pero quiero que
envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no seáis sabios para el bien, e ingenuos para el mal.
proveáis para los deseos de la carne. 24 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con
todos vosotros. Amén.
14.5 Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga 25 Y al que puede confirmaros según mi evangelio
iguales todos los días. Cada uno esté plenamente y la predicación de Jesucristo, según la revelación
convencido en su propia mente. del misterio que se ha mantenido oculto desde
8 Si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, tiempos eternos, pero que ha sido manifestado
para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o ahora, y que por las Escrituras de los profetas,
que muramos, del Señor somos. según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a
11 Vivo yo, dice el Señor, que ante mí se doblará conocer a todas las gentes para que obedezcan a la
toda rodilla, y toda lengua confesará a Dios. fe, al único y sabio Dios, sea gloria mediante
12 Cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí. Jesucristo para siempre. Amén.
13 Ya no nos juzguemos más los unos a los otros, -
sino más bien decidid no poner tropiezo u ocasión de 1 Corintios
caer al hermano.
1.3 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y astucia de ellos. Y otra vez: El Señor conoce los
del Señor Jesucristo. pensamientos de los sabios, que son vanos.
5 Porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos
en él, en toda palabra y en toda ciencia. 5.8 Celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni
8 El cual también os confirmará hasta el fin, para con la levadura de malicia y de maldad, sino con
que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.
Jesucristo.
10 Os ruego, hermanos, que habléis todos una 6.19 ¿Ignoráis que vuestro cuerpo es Templo del
misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual
sino que estéis perfectamente unidos en una misma tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque
mente y en un mismo parecer. habéis sido comprados por precio; glorificad a Dios
17 No me envió Cristo a bautizar, sino a predicar en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales
el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que son de Dios.
no se haga vana la cruz de Cristo.
18 La palabra de la cruz es locura a los que se 7.19 La circuncisión nada es, y la incircuncisión
pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios.
nosotros, es poder de Dios. 31 Los que disfrutan de este mundo, como si no lo
30 Por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual disfrutasen; porque la apariencia de este mundo se
nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, pasa.
santificación y redención; para que, como está
escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor. 8.1 El conocimiento envanece, pero el amor edifica.
2 Si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe
2.4 Ni mi palabra ni mi predicación fue con nada como debe saberlo.
palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con 3 Si alguno ama a Dios, es conocido por él.
demostración del Espíritu y poder, para que vuestra
fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, 9.1 ¿No soy apóstol? ¿No soy libre? ¿No he visto a
sino en el poder de Dios. Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra
6 Hablamos sabiduría entre los que han alcanzado en el Señor? Si para otros no soy apóstol, para
madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los vosotros ciertamente lo soy; porque el sello de mi
príncipes de este siglo, que perecen. Mas hablamos apostolado sois vosotros en el Señor.
sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la 10 Con esperanza debe arar el que ara, y el que
cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra trilla, con esperanza de recibir del fruto.
gloria.Como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni 11 Si nosotros sembramos entre vosotros lo
oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son espiritual, ¿es gran cosa si segáremos de vosotros lo
las que Dios ha preparado para los que le aman. material?
Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; 13 ¿No sabéis que los que trabajan en las cosas
porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo sagradas, comen del templo, y que los que sirven al
profundo de Dios. altar, del altar participan? Así también ordenó el
14 El hombre natural no percibe las cosas que son Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del
del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no evangelio.
las puede entender, porque se han de discernir 25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos,
espiritualmente. a la verdad, para recibir una corona corruptible,
16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? pero nosotros, una incorruptible.
¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente
de Cristo. 10.12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no
caiga.
3.11 Porque nadie puede poner otro fundamento que 16 La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la
el que está puesto, el cual es Jesucristo. comunión de la sangre de Cristo? El pan que
16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?
Espíritu de Dios mora en vosotros? Siendo uno solo el pan, nosotros, con ser muchos,
18 Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel
vosotros se cree sabio en este siglo, hágase mismo pan.
ignorante, para que llegue a ser sabio. Porque la 21 No podéis beber la copa del Señor, y la copa de
sabiduría de este mundo es insensatez para con los demonios; no podéis participar de la mesa del
Dios; pues escrito está: El prende a los sabios en la Señor, y de la mesa de los demonios.
23 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo 32 Si los muertos no resucitan, comamos y
me es lícito, pero no todo edifica. bebamos, porque mañana moriremos.
33 No erréis; las malas conversaciones corrompen
11.1 Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. las buenas costumbres.
23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he 42 En la resurrección de los muertos. Se siembra
enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue en corrupción, resucitará en incorrupción.
entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo 46 Lo espiritual no es primero, sino lo animal;
partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que luego lo espiritual. El primer hombre es de tierra,
por vosotros es partido; haced esto en memoria de terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del
mí. Asimismo tomó también la copa, después de cielo.
haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto 50 La carne y la sangre no pueden heredar el reino
en mi sangre; haced esto todas las veces que la de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.
bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las 53 Es necesario que esto corruptible se vista de
veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.
la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. 58 Estad firmes y constantes, creciendo en la obra
27 Cualquiera que comiere este pan o bebiere esta del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en
copa del Señor indignamente, será culpado del el Señor no es en vano.
cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese
cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de 16.13 Velad, estad firmes en la fe; portaos
la copa. Porque el que come y bebe indignamente, varonilmente, y esforzaos.
sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe 14 Todas vuestras cosas sean hechas con amor.
para sí. 24 Mi amor en Cristo Jesús esté con vosotros.
Amén.
12.28 A unos puso Dios en la iglesia, primeramente -
apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego 2 Corintios
los que hacen milagros, después los que sanan, los 1.3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor
que ayudan, los que administran, los que tienen don Jesucristo, Padre de misericordia y Dios de toda
de lenguas. consolación.
2.15 Para Dios somos grato olor de Cristo en los
13.4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene que se salvan, y en los que se pierden; éstos olor de
envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; muerte para muerte y aquéllos olor de vida para
no hace nada indebido, no busca los suyo, no se vida.
irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, 3.2 Nuestras cartas sois vosotros, escritas en
mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo nuestros corazones, conocidas y leídas por todos los
cree, todo lo espera, todo lo soporta. hombres; siendo manifiesto que sois carta de Cristo
expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con
14.15 Oraré con el espíritu, pero oraré también con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra,
el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero sino en tablas de carne del corazón.
cantaré también con el entendimiento. 6 Nos hizo ministros competentes de un nuevo
20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la
sino sed niños en la malicia, pero maduros en el letra mata, mas el espíritu vivifica.
modo de pensar. 17 El Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu
26 Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene del Señor, allí hay libertad.
salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación,
tiene interpretación. Hágase todo para edificación. 4.16 No desmayamos; antes aunque este nuestro
hombre exterior se va desgastando, el interior no
15.2 Si retenéis la palabra que os he predicado, sois obstante se renueva de día en día.
salvos, si no creísteis en vano. 18 No mirando nosotros las cosas que se ven, sino
14 Si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra las que no se ven; pues las cosas que se ven son
predicación, vana es también vuestra fe. temporales, pero las que no se ven son eternas.
20 Ahora Cristo ha resucitado de los muertos;
primicias de los que durmieron es hecho. Porque por 5.1 Sabemos que si nuestra morada terrestre, este
cuanto la muerte entró por un hombre, también por tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un
un hombre la resurrección de los muertos. edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los
cielos.
10 Es necesario que todos nosotros
comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que 10.17 El que se gloría, gloríese en el Señor; porque
cada uno reciba según lo que haya hecho mientras no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino
estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo. aquel a quien Dios alaba.
17 Si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las
cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas 13.5 Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe;
nuevas. probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a
20 Somos embajadores en nombre de Cristo, como vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a
si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos menos que estéis reprobados?
en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. 11 Hermanos, tened gozo, perfeccionaos,
consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y
6.2 He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí el Dios de paz y de amor estará con vosotros.
ahora el día de salvación. 14 La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios,
y la comunión del Espíritu Santo sean con todos
14 No os unáis en yugo desigual con los vosotros. Amén.
incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la -
justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz Gálatas
con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con 1.8 Si aun nosotros, o un ángel del cielo, os
Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? anunciare otro evangelio diferente del que os hemos
¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los anunciado, sea anatema.
ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios 15 Cuando agradó a Dios, que me apartó desde el
viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre vientre de mi madre, y me llamó por su gracia,
ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. Por lo revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase
cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el entre los gentiles.
Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré, y
seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis 2.16 El hombre no es justificado por las obras de la
hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso. ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también
hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por
7.1 Puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por
de toda contaminación de carne y de espíritu, cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.
perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no
10 Porque la tristeza que es según Dios produce vivo yo, mas vive Cristo en mí.
arrepentimiento para salvación, de que no hay que
arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce 3.7 Los que son de fe, éstos son hijos de Abraham.
muerte. 11 Por la ley ninguno se justifica para con Dios;
porque el justo por la fe vivirá.
8.7 En todo abundáis, en fe, en palabra, en ciencia, 16 A Abraham fueron hechas las promesas, y a su
en toda solicitud y en vuestro amor para con simiente. No dice: Y a las simientes, sino, a tu
nosotros. simiente, la cual es Cristo.
21 Procurando hacer las cosas honrada-mente, no 26 Todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo
sólo delante del Señor sino también delante de los Jesús; porque todos los que habéis sido bautizados
hombres en Cristo, de Cristo estáis revestidos. Ya no hay
judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay
9.6 El que siembra escasamente, también segará varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en
escasamente; y el que siembra genero- samente, Cristo Jesús. Y si vosotros sois de Cristo,
generosamente también segará. Cada uno dé como ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos
propuso en su corazón: no con tristeza, ni por según la promesa.
necesidad, porque Dios ama al dador alegre.
10 El que da semilla al que siembra, y pan al que 4.6 Por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros
come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama:
aumentará los frutos de vuestra justicia, para que ¡Abba, Padre! Así que ya no eres esclavo, sino hijo;
estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la y si hijo, también heredero de Dios por medio de
cual produce por medio de nosotros acción de Cristo.
gracias a Dios. 19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores
15 ¡Gracias a Dios por su don inefable! de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros.
él, en amor habiéndonos predestinado para ser
5.1 Estad firmes en la libertad con que Cristo nos adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo,
hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de según el puro afecto de su voluntad.
esclavitud. 13 En él también vosotros, habiendo oído la
4 De Cristo os desligasteis, los que por la ley os palabra de verdad, el evangelio de vuestra
justificáis; de la gracia habéis caído. salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados
6 Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras
algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el de nuestra herencia hasta la redención de la
amor. posesión adquirida, para alabanza de su gloria.
7 Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no 18 Alumbrando los ojos de vuestro entendi-miento,
obedecer a la verdad? para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha
13 A libertad fuisteis llamados; solamente que no llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su
uséis la libertad como ocasión para la carne, sino herencia en los santos.
servíos por amor los unos a los otros.
14 Toda la ley en esta sola palabra se cumple: 2.8 Por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto
Amarás a tu prójimo como a ti mismo. no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras,
16 Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos para que nadie se gloríe.
de la carne. 10 Somos hechura suya, creados en Cristo Jesús
19 Manifiestas son las obras de la carne, que son: para buenas obras, las cuales Dios preparó de
adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, antemano para que anduviésemos en ellas.
idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos,
iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, 12 En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de
homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la
a estas; acerca de las cuales os amonesto, que los promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero
que practican tales cosas no heredarán el reino de ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo
Dios. estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la
22 El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz, que de
paciencia, benignidad, bondad, fe, manse- dumbre, ambos pueblos hizo uno, derribando la pared
templanza; contra tales cosas no hay ley. intermedia de separación, aboliendo en su carne las
24 Los que son de Cristo han crucificado la carne enemistades, la ley de los mandamientos expresados
con sus pasiones y deseos. en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un
solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la
6.2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo
cumplid así la ley de Cristo. Porque el que se cree cuerpo, matando en ella las enemistades.
ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. 19 Ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino
7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues conciudadanos de los santos, y miembros de la
todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. familia de Dios, edificados sobre el fundamento de
Porque el que siembra para su carne, de la carne los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra
segará corrupción; mas el que siembra para el del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el
Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. No nos edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un
cansemos de hacer bien; porque a su tiempo templo santo en el Señor; en quien vosotros también
segaremos, si no desmayamos. Según tengamos sois juntamente edificados para morada de Dios en
oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a el Espíritu.
los de la familia de la fe.
15 En Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni 3.5 Misterio que en otras generaciones no se dio a
la incircuncisión, sino una nueva creación. conocer a los hijos de los hombres, como ahora es
16 A todos los que anden conforme a esta regla, revelado a sus santos apóstoles y profetas por el
paz y misericordia sea a ellos, y al Israel de Dios. Espíritu: que los gentiles son coherederos y
- miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la
Efesios promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio,
1.3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia
Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición de Dios que me ha sido dado según la operación de
espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según su poder. A mí, que soy menos que el más pequeño
nos escogió en él antes de la fundación del mundo, de todos los santos, me fue dada esta gracia de
para que fuésemos santos y sin mancha delante de
anunciar entre los gentiles el evangelio de las 28 Los maridos deben amar a sus mujeres como a
inescrutables riquezas de Cristo. sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer a sí
17 Para que habite Cristo por la fe en vuestros mismo se ama.
corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en 31 Dejará el hombre a su padre y a su madre y se
amor, seáis plenamente capaces de comprender con unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.
todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la
profundidad y la altura, y de conocer el amor de 6.1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres,
Cristo, que excede a todo conocimiento, para que porque esto es justo.
seáis llenos de toda la plenitud de Dios. 2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer
mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y
4.1 Os ruego que andéis como es digo de la vocación seas de larga vida sobre la tierra.
con que fuisteis llamados, con toda humildad y 4 Padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino
mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos criadlos en disciplina y amonesta- ción del Señor.
a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que
del espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo y un podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
Espíritu, como fuisteis llamados en una misma 13 Tomad toda la armadura de Dios, para que
esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado
bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todo, estar firmes. Estad firmes, ceñidos vuestros
todos, y por todos y en todos. lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de
17 Esto digo y requiero en el Señor: que ya no justicia, y calzados los pies con el apresto del
andéis como los otros gentiles, que andan en la evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de
vanidad de su mente, teniendo el entendimiento la fe, con que podáis apagar todos los dardos de
entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación,
ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.
corazón. 24 La gracia sea con todos los que aman a nuestro
22 En cuanto a la pasada manera de vivir, Señor Jesucristo con amor inalterable. Amén.
despojaos del viejo hombre, que está viciado -
conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el Filipenses
espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo 1.6 El que comenzó en vosotros la buena obra, la
hombre, creado según Dios en la justicia y santidad perfeccionará hasta el día de Jesucristo.
de la verdad. 9 Esto pido en oración, que vuestro amor abunde
26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol aun más y más en ciencia y en todo conocimiento.
sobre vuestro enojo. 21 Para mí el vivir es Cristo, y el morir es
29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra ganancia.
boca, sino la que sea buena para la necesaria 27 Que os comportéis como es digno del evangelio
edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que
esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en
5.8 En otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe
luz en el Señor; andad como hijos de luz (porque el del evangelio.
fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y 29 A vosotros os es concedido a causa de Cristo, no
verdad), comprobando lo que es agradable al Señor. sólo que creáis en él, sino también que padezcáis
Y no participes en las obras infructuosas de las por él
tinieblas, sino más bien reprendedlas.
14 Despiértate tú que duermes, y levántate de los 2.2 Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo
muertos y te alumbrará Cristo. el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma
15 Mirad con diligencia cómo andéis, no como cosa.
necios sino como sabios, aprovechando bien el 3 Nada hagáis por contienda o por vana- gloria;
tiempo, porque los días son malos. antes bien con humildad, estimando cada uno a los
18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay demás como superiores a él mismo.
disolución; antes bien sed llenos del Espiritu, 5 Haya en vosotros este sentir que hubo también en
hablando entre vosotros con salmos, con himnos y Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no
cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor estimó el ser igual a Dios como cosa a que
en vuestros corazones. aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando
forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y
estando en la condición de hombre, se humilló a sí
mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y 17 No es que busque dádivas, sino que busco fruto
muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó que abunde en vuestra cuenta.
hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo -
nombre, para que en el nombre de Jesús se doble Colosenses
toda rodilla de los que están en los cielos, y en la 1.10 Que andéis como es digno del Señor,
tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese agradándole en todo, llevando fruto en toda buena
que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios obra, y creciendo en el conocimiento de Dios;
Padre. fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia
12 Ocupaos en vuestra salvación con temor y de su gloria, para toda paciencia y longanimidad;
temblor, porque Dios es el que en vosotros produce con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos
así el querer como el hacer, por su buena voluntad. para participar de la herencia de los santos en luz;
el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas,
3.3 Nosotros somos la circuncisión, los que en y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien
espíritu servimos a Dios y nos gloriamos en Cristo tenemos redención por su sangre, el perdón de
Jesús, no teniendo confianza en la carne. pecados.
7 Cuantas cosas eran para mí ganancia, las he 15 Él es la imagen del Dios invisible, el
estimado como pérdida por amor de Cristo. Y primogénito de toda creación.
ciertamente, aun estimo todas las cosas como
pérdida por la excelencia del cono- cimiento de 2.2 Para que sean consolados sus corazones, unidos
Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno
perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios
Cristo. el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos
12 No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.
perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir 6 De la manera que habéis recibido al Señor
aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesucristo, andad en él.
Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya 8 Mirad que nadie os engañe por medio de
alcanzado; pero una cosa hago: olvidando filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de
ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a los hombres, conforme a los rudimentos del mundo,
lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del y no según Cristo. Porque en él habita
supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y
15 Todos los que somos perfectos, sigamos una vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de
misma regla, sintamos una misma cosa. todo principado y potestad.
18 Por ahí andan muchos que son enemigos de la
cruz de Cristo. 3.1 Si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas
20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de
donde también esperamos al Salvador, al Señor Dios. Poned la mira en las cosas de arriba no en las
Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la de la tierra.
humillación nuestra, para que sea semejante al 8 Ahora dejad vosotros todas estas cosas: ira,
cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual enojo, malicia, blasfemia, palabras deshones-tas de
puede también sujetar a sí mismo todas las cosas. vuestra boca.
12 Vestíos como escogidos de Dios, santos y
4.4 Regocijaos en el Señor siempre. ¡Regocijaos! amados, de entrañable misericordia, de benignidad,
5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los de humildad, de mansedumbre, de paciencia;
hombres. El Señor está cerca. soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a
6 Por nada estéis afanosos, sino sean conoci- das otros si alguno tuviere queja contra otro. De la
vuestras peticiones delante de Dios en toda oración manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo
y ruego, con acción de gracias. vosotros. Y sobre todas estas cosas vestíos de amor,
7 La paz de Dios, que sobrepasa todo que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne
entendimiento, guardará vuestros corazones y en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis
vuestros pensamientos en Cristo Jesús. llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. La
8 Hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo palabra de Cristo more en abundancia en vosotros,
honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda
todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, sabiduría, cantando con gracia en vuestros
si algo digno de alabanza, en esto pensad. corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos
13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. espirituales. Y todo lo que hacéis, sea de palabra o
de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con
Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. Jesús a los que durmieron en él. Porque el Señor
18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como mismo con voz de mando, con voz de arcángel y con
conviene en el Señor. trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los
19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis muertos en Cristo resucitarán primero. Luego
ásperos con ellas. nosotros los que vivimos, seremos arrebatados
20 Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, juntamente con ellos en las nubes para recibir al
porque esto agrada al Señor. Señor en el aire, y así estaremos siempre con el
21 Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que Señor.
no se desalienten.
23 Todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como 5.5 Todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día;
para el Señor y no para los hombres. no somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto,
no durmamos como los demás, sino velemos y
4.5 Andad sabiamente para con los de afuera, seamos sobrios. Nosotros, que somos del día,
redimiendo el tiempo. seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza
6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, de fe y de amor, y con la esperanza de salvación
sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis como yelmo.
responder a cada uno. 9 No nos ha puesto Dios para ira, sino para
- alcanzar salvación por medio de nuestro Señor
1 Tesalonicenses Jesucristo, quien murió por nosotros para que ya sea
1.9 Cómo os convertisteis de los idolos a Dios, para que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente
servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los con él.
cielos a su Hijo, el cual resucitó de los muertos, a 14 Os rogamos, hermanos, que amonestéis a los
Jesucristo, quien nos libra de la ira venidera. ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que
sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para
2.4 Según fuimos aprobados por Dios para que se con todos.
nos confiase el evangelio, así hablamos; no como 16 Estad siempre gozosos.
para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba 17 Orad sin cesar.
nuestros corazones. 21 Examinadlo todo; retened lo bueno.
12 Que anduvieseis como es digno de Dios, que os 22 Absteneos de toda especie de mal.
llamó a su reino y gloria. 23 El mismo Dios de paz os santifique por
13 Cuando recibisteis la palabra de Dios que completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y
oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida
hombres, sino según es en verdad, la palabra de de nuestro Señor Jesucristo.
Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes. 24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.
-
3.12 El Señor os haga crecer y abundar en amor 2 Tesalonicenses
unos para con otros y para con todos, como también 2.15 Estad firmes, y retened la doctrina que habéis
lo hacemos nosotros para con vosotros. aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.
16 El mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios
4.1 De la manera que aprendisteis de nosotros cómo nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio
os conviene conduciros y agradar a Dios, así consolación eterna y buena esperanza por gracia,
abundéis más y más. conforte vuestros corazones, y os confirme en toda
3 La voluntad de Dios es vuestra santifica- ción; buena palabra y obra.
que os apartéis de fornicación; que cada uno de
vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y 3.2 No es de todos la fe.
honor. 5 El Señor encamine vuestros corazones al amor de
11 Que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en Dios, y a la paciencia de Cristo.
vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de 10 Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma.
la manera que os hemos mandado, a fin de que os 12 Que trabajando sosegadamente, coman su
conduzcáis honradamente para con los de afuera, y propio pan.
no tengáis necesidad de nada. 13 No os canséis de hacer bien.
13 No queremos que ignoréis acerca de los que -
duermen, para que no os entristezcáis como los otros 1 Timoteo
que no tienen esperanza. Porque si creemos que
1.5 El propósito de este mandamiento es el amor tales. Pero gran ganancia es la piedad acompañada
nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de contentamiento; porque nada hemos traído a este
de fe no fingida. mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que,
15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con
que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en
pecadores, de los cuales yo soy el primero. tentación y lazo, y en muchas codicias necias y
17 Al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y
y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los perdición; porque raíz de todos los males es el amor
siglos. Amén. al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron
de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.
2.4 Dios quiere que todos los hombres sean salvos y Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y
vengan al conocimiento de la verdad. sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la
5 Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios paciencia, la mansedumbre.
y los hombres, Jesucristo hombre. 12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la
8 Quiero que los hombres oren en todo lugar, vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado,
levantando manos santas, sin ira ni contienda. habiendo hecho la buena profesión delante de
muchos testigos.
3.15 Que sepas cómo debes conducirte en la casa de 14 Que guardes el mandamiento sin mácula ni
Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor
baluarte de la verdad. Jesucristo, la cual a su tiempo mostrará el
16 Indiscutiblemente, grande es el misterio de la bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y
piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado Señor de señores, el único que tiene inmortalidad,
en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los
gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y
gloria. el imperio sempiterno. Amén.
18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas
4.7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. obras, dadivosos, generosos; atesorando para sí
Ejercítate para la piedad; porque el ejercicio buen fundamento para lo por venir, que echen mano
corporal para poco es provechoso, pero la piedad de la vida eterna.
para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta 20 Oh Timoteo, guarda lo que se te ha
vida presente, y de la venidera. encomendado, evitando las profanas pláticas sobre
12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé cosas vanas, y los argumentos de la falsamente
ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, llamada ciencia, la cual profesando algunos, se
amor, espíritu, fe y pureza. desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén.
13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la -
exhortación y la enseñanza. 2 Timoteo
16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; 1.7 No nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino
persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti de poder, de amor y de dominio propio.
mismo y a los que te oyeren. 10 Por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo,
el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la
5.8 Si alguno no provee para los suyos, y inmortalidad por el evangelio, del cual yo fui
mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y constituido predicador, apóstol y maestro de los
es peor que un incrédulo. gentiles. Por lo cual asimismo padezco esto; pero no
22 No impongas con ligereza las manos a ninguno, me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y
ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro. estoy seguro que es poderoso para guardar mi
depósito para aquel día.
6.3 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a 13 Retén la forma de las sanas palabras que de mí
las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.
la doctrina que es conforme a la piedad, está
envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones 2.3 Sufre penalidades como buen soldado de
y contiendas de palabras, de las cuales nacen Jesucristo.
envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, 4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de
disputas necias de hombres corruptos de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por
entendimiento y privados de la verdad, que toman la soldado.
piedad como fuente de ganancia; apártate de los
6 El labrador, para participar de los frutos, debe 1.15 Todas las cosas son puras para los puros, mas
trabajar primero. para los corrompidos e incrédulos nada les es puro;
7 Considera lo que digo, y el Señor te dé pues hasta su mente y su conciencia están
entendimiento en todo. corrompidas.
11 Palabra fiel es esta: Si somos muertos con él 16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo
también viviremos con él; si sufrimos, también niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados
reinaremos con él; si le negáremos, él también nos en cuanto a toda buena obra.
negará.
14 Que no contiendan sobre palabras, lo cual para 2.1 Tú habla lo que está de acuerdo con la sana
nada aprovecha, sino que es para perdición de los doctrina.
oyentes. 7 Presentándote tú en todo como ejemplo de
15 Procura con diligencia presentarte a Dios buenas obras; en la enseñanza mostrando
aprobado, como obrero que no tiene de qué integridad, seriedad.
avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. 11 La gracia de Dios se ha manifestado para
16 Evita profanas y vanas palabrerías, porque salvación a todos los hombres, enseñándonos que,
conducirán más y más a la impiedad. renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos,
19 El fundamento de Dios está firme, teniendo este vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente,
sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: aguardando la esperanza bienaventurada y la
Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y
nombre de Cristo. Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por
21 Si alguno se limpia de estas cosas, será nosotros para redimirnos de toda iniquidad y
instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas
dispuesto para toda buena obra. obras.
22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue
la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de 3.7 Para que justificados por su gracia, viniésemos a
corazón limpio invocan al Señor. ser herederos conforme a la esperanza de la vida
23 Desecha las cuestiones necias e insensa- tas eterna.
sabiendo que engendran contiendas. 8 Los que creen en Dios procuren ocuparse en
buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los
3.10 Tú has seguido mi doctrina, conducta, hombres.
propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, 9 Evita las cuestiones necias, y genealogías, y
persecuciones, padecimientos. contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque
14 Persiste tú en lo que has aprendido y te son vanas y sin provecho.
persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que 14 Aprendan los nuestros a ocuparse en buenas
desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, obras para los casos de necesidad, para que no sean
las cuales te pueden hacer sabio para la salvación sin fruto.
por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es -
inspirada por Dios, y útil para enseñar, para Hebreos
redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a 2.1 Es necesario que con más diligencia atendamos
fin de que el hombre de Dios sea perfecto, a las cosas que hemos oído, no sea que nos
enteramente preparado para toda buena obra. deslicemos.
3 ¿Cómo escaparemos nosotros, si descuida- mos
4.2 Que prediques la palabra; que instes a tiempo y una salvación tan grande? La cual, habiendo sido
fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con anunciada primeramente por el Señor, nos fue
toda paciencia y doctrina. confirmada por los que oyeron.
7 He peleado la buena batalla, he acabado la 10 Porque convenía a aquel por cuya causa son
carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está todas las cosas, y por quien todas las cosas
guardada la corona de justicia, la cual me dará el subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la
Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la
también a todos los que aman su venida. salvación de ellos. Porque el que santifica y los que
22 El Señor Jesucristo esté con tu espíritu. La son santificados, de uno son todos; por lo cual no se
gracia sea con vosotros. Amén. avergüenza de llamarlos hermanos, diciendo:
- Anunciaré a mis hermanos tu nombre, en medio de
Tito la congregación te alabaré. Yo confiaré en él. He
aquí, yo y los hijos que Dios me dio.
14 Así que, por cuanto los hijos participaron de 5.4 Nadie toma para sí esta honra, sino el que es
carne y sangre, él también participó de lo mismo, llamado por Dios, como lo fue Aarón.
para destruir por medio de la muerte al que tenía el 8 Jesucristo, aunque era Hijo, por lo que padeció
imperio de la muerte, esto es, al diablo, y librar a aprendió la obediencia; y habiendo sido
todos los que por el temor de la muerte estaban perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación
durante toda la vida sujetos a servidumbre. Por lo para todos los que le obedecen; y fue declarado por
cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.
para venir a ser misericordioso y fiel sumo 12 Porque debiendo ser ya maestros, después de
sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a
pecados del pueblo. enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las
palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que
3.1 Hermanos santos, participantes del llamamiento tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. Y
celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de todo aquel que participa de la leche es inexperto en
nuestra profesión, Cristo Jesús. la palabra de justicia, porque es niño; pero el
6 Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa alimento sólido es para los que han alcanzado
somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin la madurez, para los que por el uso tienen los sentidos
confianza y el gloriarnos en la esperanza. ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.
12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de
vosotros corazón malo de incredulidad para 6.1 Dejando ya los rudimentos de la doctrina de
apartarse del Dios vivo; antes exhortaos los unos a Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando
los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; otra vez el fundamento del arrepenti- miento de
para que ninguno de vosotros se endurezca por el obras muertas, de la fe en Dios, de la doctrina de
engaño del pecado. bautismos, de la imposición de manos, de la
14 Somos hechos participantes de Cristo, con tal resurrección de los muertos y del juicio eterno.
que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza 10 Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el
del principio. trabajo de amor que habéis mostrado hacia su
15 Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles
corazones. aún.
11 Deseamos que cada uno de vosotros muestre la
4.1 Temamos, no sea que permaneciendo aún la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la
promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros esperanza, a fin de que no os hagáis perezosos, sino
parezca no haberlo alcanzado. imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia
9 Queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque heredan las promesas.
el que ha entrado en su reposo, también ha reposado 18 Para que tengamos un fortísimo consuelo los
de sus obras, como Dios de las suyas. que hemos acudido para asirnos de la esperanza
12 La palabra de Dios es viva y eficaz, y más puesta delante de nosotros. La cual tenemos como
cortante que toda espada de dos filos; y penetra segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta
hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y dentro del velo, donde Jesús entró por nosotros
los tuétanos, y discierne los pensamientos y las como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre
intenciones del corazón. según el orden de Melquisedec.
13 No hay cosa creada que no sea manifiesta en su
presencia; antes bien todas las cosas están desnudas 7.1 Porque este Melquisedec, rey de Salem,
y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a
dar cuenta. Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le
14 Teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó bendijo, a quien asimismo dio Abraham los diezmos
los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra de todo; cuyo nombre significa primeramente Rey de
profesión. Porque no tenemos un sumo sacerdote justicia, y también Rey de Salem, esto es, Rey de paz;
que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene
sino uno que fue tentado en todo según nuestra principio de días, ni fin de vida, sino hecho
semejanza, pero sin pecado. Acerquémonos semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote
confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar para siempre.
misericordia y hallar gracia para el oportuno 22 Jesús es hecho fiador de un mejor pacto.
socorro. 24 Jesús, por cuanto permanece para siempre,
tiene un sacerdocio inmutable; por lo cual puede
también salvar perpetuamente a los que por él se
acercan a Dios, viviendo siempre para interceder 10.10 Somos santificados mediante la ofrenda del
por ellos. cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.
26 Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, 12 Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre
inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la
hecho más sublime que los cielos; que no tiene diestra de Dios.
necesidad cada día, como aquellos sumos 14 Con una sola ofrenda hizo perfectos para
sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus siempre a los santificados.
propios pecados, y luego por los del pueblo; porque 16 Este es el pacto que haré con ellos después de
esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus
mismo. corazones, y en sus mentes las escribiré. Y nunca
más me acordaré de sus pecados y transgresiones.
8.1 Tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la 19 Hermanos, teniendo libertad para entrar en el
diestra del trono de la Majestad en los cielos, Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el
ministro del santuario, y de aquel verdadero camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del
tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre. velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran
6 Tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con
mediador de un mejor pacto, establecido sobre corazón sincero, en plena certidumbre de fe,
mejores promesas. purificados los corazones de mala conciencia, y
8 He aquí vienen días, dice el Señor, en que lavados los cuerpos con agua pura.
estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá 23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de
un nuevo pacto. Este es el pacto que haré con la nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.
casa de Israel después de aquellos días, dice el 24 Considerémonos unos a otros para estimularnos
Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre al amor y a las buenas obras; no dejando de
su corazón las escribiré y seré a ellos por Dios, y congregarnos, como algunos tienen por costumbre,
ellos me serán a mí por pueblo; y ninguno enseñará sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que
a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: aquel día se acerca.
Conoce al Señor; porque todos me conocerán, desde 26 Si pecaremos voluntariamente después de haber
el menor hasta el mayor de ellos. Porque seré recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda
propicio a sus injusticias, y nunca más me acordaré más sacrificio por los pecados.
de sus pecados y de sus iniquidades. 31 ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!
35 No perdáis vuestra confianza, que tiene grande
9.11 Estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de galardón.
los bienes venideros, por el más amplio y más 37 Aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y
perfecto tabernáculo, no hecho de manos, no de esta no tardará.
creación, y no por sangre de machos cabríos ni de 38 El justo vivirá por fe; y si retrocediere, no
becerros, sino por su propia sangre, entró una vez agradará a mi alma.
para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo 39 Nosotros no somos de los que retroceden para
obtenido eterna redención. perdición, sino de los que tienen fe para
14 ¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual preservación del alma.
mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin
mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de 11.1 Es la fe la certeza de lo que se espera, la
obras muertas para que sirvais al Dios vivo? convicción de lo que no se ve. Porque por ella
15 Cristo, es mediador de un nuevo pacto, para que alcanzaron buen testimonio los antiguos. Por la fe
interviniendo muerte para la remisión de las entendemos haber sido constituido el universo por la
transgresiones que había bajo el primer pacto, los palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho
llamados reciban la promesa de la herencia eterna. de lo que no se veía.
24 No entró Cristo en el santuario hecho de mano, 6 Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es
figura del verdadero, sino en el cielo mismo para necesario que el que se acerca a Dios crea que le
presentarse ahora por nosotros ante Dios. hay, y que es galardonador de los que le buscan.
28 Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los 8 Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció
pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, para salir al lugar que había de recibir como
sin relación con el pecado, para salvar a los que le herencia; y salió sin saber a dónde iba. Por la fe
esperan. habitó como extranjero en la tierra prometida como
en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y
Jacob, coherederos de la misma promesa; porque
esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo 22 Os habéis acercado al monte de Sion, a la
arquitecto y constructor es Dios. ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, a la
Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, compañía de muchos millares de ángeles, a la
salieron como las estrellas del cielo en multitud, y congregación de los primogénitos que están
como la arena innumerable que está a la orilla del inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los
mar. espíritus de los justos hechos perfectos, a Jesús el
13 Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que
recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y habla mejor que la de Abel. Mirad que no desechéis
creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran al que habla. Porque si no escaparon aquellos que
extranjeros y peregrinos sobre la tierra. Porque los desecharon al que los amonestaba en la tierra,
que esto dicen, claramente dan a entender que mucho menos nosotros, si desecháremos al que
buscan una patria; pues si hubiesen estado pensando amonesta desde los cielos.
en aquella de donde salieron, ciertamente tenían 28 Recibiendo nosotros un reino inconmovible
tiempo de volver. Pero anhelaban una mejor, esto es, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios
celestial; por lo cual Dios no se avergüenza de agradándole con temor y reverencia; porque nuestro
llamarse Dios de ellos; porque les ha preparado una Dios es fuego consumidor.
ciudad.
24 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó 13.1 Permanezca el amor fraternal. No os olvidéis
llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes de la hospitalidad, porque por ella algunos, sin
ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de saberlo, hospedaron ángeles.
los deleites temporales del pecado, teniendo por 4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho
mayores riquezas el vituperio de Cristo que los sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros
tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la los juzgará Dios.
mirada en el galardón. Por la fe dejó a Egipto, no 5 Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos
temiendo la ira del rey; porque se sostuvo como con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te
viendo al Invisible. desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos
decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no
12.1 Nosotros también, teniendo en derredor nuestro temeré lo que me pueda hacer el hombre.
tan grande nube de testigos, despojémonos de todo 7 Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron
peso y del pecado que nos asedia, y corramos con la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el
paciencia la carrera que tenemos por delante, resultado de su conducta, e imitad su fe.
puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de 8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los
la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió siglos.
la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la 9 No os dejéis llevar de doctrinas diversas y
diestra del trono de Dios. extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón
6 El Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el con la gracia, no con viandas, que nunca
que recibe por hijo. aprovecharon a los que se han ocupado de ellas.
9 Tuvimos a nuestros padres terrenales que nos 14 No tenemos aquí ciudad permanente, sino que
disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no buscamos la por venir.
obedeceremos mucho mejor al Padre de los 15 Ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él,
espíritus, y viviremos? sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que
11 Ninguna disciplina al presente parece ser causa confiesan su nombre.
de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto 16 De hacer bien y de la ayuda mutua no os
apacible de justicia a los que en ella han sido olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios.
ejercitados. 17 Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a
12 Levantad las manos caídas y las rodillas ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como
paralizadas; y haced sendas derechas para vuestros quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con
pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino alegría, y no quejándose, porque esto no os es
que sea sanado. provechoso.
14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la 20 El Dios de paz que resucitó de los muertos a
cual nadie verá al Señor. nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las
15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga
la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de aptos en toda obra buena para que hagáis su
amargura, os estorbe, y por ella muchos sean voluntad, haciendo él en vosotros lo que es
contaminados.
agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la 24 El hombre es justificado por las obras, y no
gloria por los siglos de los siglos. Amén. solamente por la fe.
-
Santiago 3.2 Todos ofendemos muchas veces. Si alguno no
1.2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz
halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba también de refrenar todo el cuerpo.
de vuestra fe produce paciencia. 5 La lengua es un miembro pequeño, pero se jacta
5 Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque
pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y enciende un pequeño fuego!
sin reproche, y le será dada. 6 La lengua es un fuego, un mundo de maldad. La
8 El hombre de doble ánimo es inconstante en lengua está puesta entre nuestros miembros, y
todos sus caminos. contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la
12 Bienaventurado el varón que soporta la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.
tentación; porque cuando haya resistido la prueba, 9 Con la lengua bendecimos al Dios y Padre, y con
recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a ella maldecimos a los hombres, que están hechos a
los que le aman. la semejanza de Dios. De una misma boca proceden
17 Toda buena dádiva y todo don perfecto bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe
desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el ser así. ¿Acaso alguna fuente echa por una misma
cual no hay mudanza, ni sombra de variación. abertura agua dulce y amarga?
19 Todo hombre sea pronto para oír, tardo para 13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros?
hablar, tardo para airarse; porque la ira del hombre Muestre por la buena conducta sus obras en sabia
no obra la justicia de Dios. mansedumbre.
21 Desechando toda inmundicia y abundan- cia de 14 Si tenéis celos amargos y contención en vuestro
malicia, recibid con mansedumbre la palabra corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;
implantada, la cual puede salvar vuestras almas. porque esta sabiduría no es la que desciende de lo
22 Sed hacedores de la palabra, y no tan solamente alto, sino terrenal, animal, diabólica.
oidores, engañándoos a vosotros mismos. 17 La sabiduría que es de lo alto es primera- mente
25 El que mira atentamente en la perfecta ley, la de pura, después pacífica, amable, benigna llena de
la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni
olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será hipocresía.
bienaventurado en lo que hace. 18 El fruto de justicia se siembra en paz para
26 Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no aquellos que hacen la paz.
refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la
religión del tal es vana. 4.1 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre
27 La religión pura y sin mácula delante de Dios el vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales
Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas combaten en vuestros miembros?
en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del 3 Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar
mundo. en vuestros deleites.
4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad
2.5 ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera
para que sean ricos en fe y herederos del reino que que quiera ser amigo del mundo, se constituye
ha prometido a los que le aman? Pero vosotros enemigo de Dios.
habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, 7 Someteos a Dios; resistid al diablo, y huirá de
y no son ellos los mismos que os arrastran a los vosotros.
tribunales? 8 Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros.
10 Cualquiera que guardare toda la ley, pero Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de
ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. doble ánimo, purificad vuestros corazones.
12 Así hablad, y así haced, como los que habéis de 9 Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se
ser juzgados por la ley de la libertad. convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza.
13 Juicio sin misericordia se hará con aquel que no 10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.
hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre 12 Uno solo es el dador de la ley, que puede salvar
el juicio. y perder; pero tú, ¿quién eres para que juzgues a
14 ¿De qué aprovechará si alguno dice que tiene otro?
fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 14 No sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es
17 La fe, si no tiene obras, es muerta. vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece
por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En conducíos en temor todo el tiempo de vuestra
lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, peregrinación.
viviremos y haremos esto o aquello. 25 La palabra del Señor permanece para siempre.
17 Al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es
pecado. 2.1 Desechando toda malicia, todo engaño,
hipocresía, envidias, y todas las detracciones,
5.8 Tened paciencia, y afirmad vuestros corazones; desead, como niños recién nacidos, la leche
porque la venida del Señor se acerca. espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis
12 No juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por para salvación, si es que habéis gustado la
ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y benignidad del Señor.
vuestro no sea no, para que no caigáis en 4 Acercándoos a él, piedra viva, desechada
condenación. ciertamente por los hombres, mas para Dios
13 ¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga escogida y preciosa, vosotros también, como piedras
oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. vivas, sed edificados como casa espiritual y
14 ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios
los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole espirituales aceptables a Dios por medio de
con aceite en el nombre del Señor. Jesucristo.
16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad 9 Vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio,
unos por otros, para que seáis sanados. La oración nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que
eficaz del justo puede mucho. anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las
19 Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha tinieblas a su luz admirable.
extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, 11 Amados, yo os ruego como a extranjeros y
sepa que el que haga volver al pecador del error de peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales
su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá que batallan contra el alma, manteniendo buena
multitud de pecados. vuestra manera de vivir entre los gentiles.
- 15 Esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien,
1 Pedro hagáis callar la ignorancia de los hombres
1.2 Elegidos según la presciencia de Dios Padre en insensatos; como libres, pero no como los que tienen
santificación del Espíritu, para obedecer y ser la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino
rociados con la sangre de Jesucristo; Gracia y paz como siervos de Dios.
os sean multiplicadas. 17 Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a
3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Dios. Honrad al rey.
Jesucristo, que según su grande misericordia nos 25 Porque vosotros erais como ovejas
hizo renacer para una esperanza viva, por la descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y
resurrección de Jesucristo de los muertos, para una Obispo de vuestras almas.
herencia incorruptible, inconta- minada e
inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 3.8 Sed todos de un mismo sentir, compasivos,
que sois guardados por el poder de Dios mediante la amándoos fraternalmente, misericordiosos,
fe, para alcanzar la salvación que está preparada amigables; no devolviendo mal por mal, ni
para ser manifestada en el tiempo postrero. maldición por maldición, sino por el contrario,
7 Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para
más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero que heredaseis bendición.
se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria 10 El que quiere amar la vida y ver días buenos,
y honra cuando sea manifestado Jesucristo. refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen
9 Obteniendo el fin de vuestra fe, que es la engaño; apártese del mal, y haga el bien; busque la
salvación de vuestras almas. paz, y sígala.
13 Ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed 12 Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus
sobrios y esperad por completo en la gracia que se oídos atentos a sus oraciones.
os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; como 13 ¿Quién es aquel que os podrá hacer daño, si
hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que vosotros seguís el bien?
antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino 17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien,
como aquel que os llamó es santo, sed también si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el
vosotros santos en toda vuestra manera de vivir. mal.
17 Si invocáis por Padre a aquel que sin acepción
de personas juzga según la obra de cada uno,
4.2 Para no vivir el tiempo que resta en la carne, en vuestros corazones; entendiendo primero esto,
conforme a las concupiscencias de los hombres, sino que ninguna profecía de la Escritura es de
conforme a la voluntad de Dios. interpretación privada, porque nunca la profecía fue
7 El fin de todas las cosas se acerca; sed sobrios, y traída por voluntad humana, sino que los santos
velad en oración. hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el
8 Tened entre vosotros ferviente amor; porque el Espíritu Santo.
amor cubrirá multitud de pecados.
16 Si alguno padece como cristiano, no se 3.8 No ignoréis esto: que para con el Señor un día es
avergüence, sino glorifique a Dios por ello. como mil años, y mil años como un día.
17 Porque es tiempo de que el juicio comience por 9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la
la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, tienen por tardanza, sino que es paciente para con
¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino
evangelio de Dios? que todos procedan al arrepentimiento.
18 Si el justo con dificultad se salva, ¿en dónde 11 Puesto que todas estas cosas han de ser
aparecerá el impío y el pecador? deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa
y piadosa manera de vivir?
5.5 Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los 13 Nosotros esperamos, según sus promesas, cielos
humildes. nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.
7 Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque 14 Por lo cual, oh amados, estando en espera de
él tiene cuidado de vosotros. estas cosas, procurad con diligencia ser hallados
8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario por él sin mancha e irreprensibles, en paz.
el diablo, como león rugiente, anda alrededor 18 Creced en la gracia y el conocimiento de
buscando a quien devorar. nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria
10 El Dios de toda gracia, que nos llamó a su ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.
gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis -
padecido un poco de tiempo, él mismo os 1 Juan
perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. A él sea 1.1 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído,
la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos
Amén. contemplado, y palparon nuestras manos tocante al
14 Saludaos unos a otros con ósculo de amor. Paz Verbo de vida (porque la vida fue manifestada, y la
sea con todos vosotros los que estáis en Jesucristo. hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida
Amén. eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos
- manifestó).
2 Pedro 5 Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.
1.2 Gracia y paz os sean multiplicadas, en el 7 Si andamos en luz, como él está en luz, tenemos
conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo
3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y su Hijo nos limpia de todo pecado.
a la piedad nos han sido dadas por su divino poder,
mediante el conocimiento de aquel que nos llamó 2.1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no
por su gloria y excelencia. pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado
5 Vosotros, poniendo toda diligencia por esto tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.
mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, 9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su
conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su
dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a hermano, permanece en la luz, y en él no hay
la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, tropiezo.
amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y 15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el
abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre
cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo. no está en él.
10 Procurad hacer firme vuestra vocación y 17 El mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace
elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis la voluntad de Dios permanece para siempre.
jamás. 25 Esta es la promesa que él nos hizo, la vida
19 Tenemos también la palabra profética más eterna.
segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a
una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta 3.1 Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que
que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo
no nos conoce, porque no le conoció a él. Amados, 5 ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree
ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha que Jesús es el Hijo de Dios?
manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que 7 Porque tres son los que dan testimonio en el
cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos
porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tres son uno.
tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así 12 El que tiene al Hijo tiene la vida.
como él es puro. 16 Si alguno viere a su hermano cometer pecado
8 El que practica el pecado es del diablo; porque el que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida;
diablo peca desde el principio. Para esto apareció el esto es para los que cometen pecado que no sea de
Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no
10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los digo que se pida.
hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y 20 Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y
que no ama a su hermano, no es de Dios. nos ha dado entendimiento para conocer al que es
11 Este es el mensaje que habéis oído desde el verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo
principio: Que nos amemos unos a otros. Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida
17 El que tiene bienes de este mundo y ve a su eterna.
hermano tener necesidad, y cierra contra él su -
corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? 2 Juan
18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de 8 Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis
lengua, sino de hecho y en verdad. el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis el
21 Amados, si nuestro corazón no nos reprende, galardón completo.
confianza tenemos en Dios; y cualquiera cosa que 9 El que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí
pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos tiene al Padre y al Hijo.
sus mandamientos, y hacemos las cosas que son 10 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta
agradables delante de él. doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis:
23 Y este es su mandamiento: Que creamos en el ¡Bienvenido!
nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a -
otros como nos lo ha mandado. 3 Juan
4 No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis
4.8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque hijos andan en la verdad.
Dios es amor. 11 Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que
9 En esto se mostró el amor de Dios para con hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo,
nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al no ha visto a Dios.
mundo, para que vivamos por él. -
14 Nosotros hemos visto y testificamos que el San Judas
Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo. 1 Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo,
18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto a los llamados, santificados en Dios Padre, y
amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en guardados en Jesucristo: Misericor- dia y paz y
sí castigo. De donde el que teme, no ha sido amor os sean multiplicados.
perfeccionado en el amor. 3 Que contendáis ardientemente por la fe que ha
19 Nosotros le amamos a él, porque él nos amó sido una vez dada a los santos.
primero. 20 Vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra
20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos
hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su en el amor de Dios, esperan do la misericordia de
hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.
a quien no ha visto? 24 A aquel que es poderoso para guardaros sin
21 Nosotros tenemos este mandamiento de él: El caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria
que ama a Dios, ame también a su hermano. con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro
Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia,
5.3 Este es el amor a Dios, que guardemos sus ahora y por todos los siglos. Amén.
mandamientos; y sus mandamientos no son -
gravosos. Apocalipsis
4 Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y 1.3 Bienaventurado el que lee y los que oyen la
esta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra palabra de esta profecía y guardan las cosas en ella
fe. escrita; porque el tiempo está cerca.
4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.
Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro
ha de venir, y de los siete espíritus que están delante refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras
de su trono; y de Jesucristo el testigo fiel, el blancas para vestirte, y que no se descubra la
primogénito de los muertos, y el soberano de los vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con
reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de colirio, para que veas.
nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé
sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e celoso, y arrepiéntete.
imperio por los siglos de los siglos. Amén. 20 Yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi
8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y
Señor, el que es y que era y que ha de venir, el él conmigo.
Todopoderoso. 21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo
en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado
2.4 Tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. con mi Padre en su trono.
Recuerda, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz 22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a
las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y las iglesias.
quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres
arrepentido. 4.1 Después de esto miré, y he aquí una puerta
7 Al que venciere, le daré a comer del árbol de la abierta en el cielo. Y al instante yo estaba en el
vida, el cual está en medio del paraíso de Dios. Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo,
10 Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de y en el trono, uno sentado.
la vida. 5 Y del trono salían relámpagos y truenos y voces;
11 El que venciere, no sufrirá daño de la segunda y delante del trono ardían siete lámparas de fuego,
muerte. las cuales son los siete espíritus de Dios.
17 Al que venciere, daré a comer del maná 8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis
escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de
piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo,
conoce sino aquel que lo recibe. santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que
23 Todas las iglesias sabrán que yo soy el que era, el que es, y el que ha de venir.
escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada 10 Los veinticuatro ancianos se postran delante del
uno según vuestras obras. que está sentado en el trono, y adoran al que vive
26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el por los siglos de los siglos, y echan sus coronas
fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de
regirá con vara de hierro, y serán quebradas como recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú
vaso de alfarero; como yo también la he recibido de creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y
mi Padre; y le daré la estrella de la mañana. fueron creadas.

3.5 El que venciere será vestido de vestiduras 5.5 Uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí
blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha
y confesaré su nombre delante de mi Padre, y vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.
delante de sus ángeles. 6 Miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro
7 Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba
llave de David, el que abre y ninguno cierra, y en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete
cierra y ninguno abre. cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete
11 Yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que espíritus de Dios enviados por toda la tierra.
ninguno tome tu corona. 8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres
12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron
de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de
sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la oro llenas de incienso, que son las oraciones de los
ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual santos; y cantaban un nuevo cántico, diciendo:
desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos;
16 Por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has
vomitaré de mi boca. redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo
17 Tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de y nación; y nos has hecho para nuestro Dios reyes y
ninguna cosa tengo necesidad y no sabes que tú eres sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y miré, y oí
la voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni
los seres vivientes, y de los ancianos; y su número andar; y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de
era millones de millones, que decían a gran voz: El sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus
Cordero que fue inmolado es digno de tomar el hurtos.
poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la
honra, la gloria y la alabanza. Y a todo lo creado 11.3 Daré a mis dos testigos que profeticen por mil
que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Estos
tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que
hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al están de pie delante de Dios en la tierra.
Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el 16 Los veinticuatro ancianos que estaban sentados
poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus
vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos rostros y adoraron a Dios, diciendo: Te damos
se postraron sobre sus rostros y adoraron al que gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que
vive por los siglos de los siglos. eras y que has de venir, porque has tomado tu gran
poder y has reinado. Y tu ira ha venido y el tiempo
6.16 Y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre de juzgar a los muertos, y de dar galardón a tus
nosotros y escondednos del rostro de aquel que está siervos, los profetas, a los santos y a los que temen
sentado sobre el trono y de la ira del Cordero; tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de
porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién destruir a los que destruyen la tierra.
podrá sostenerse en pie? 19 El templo de Dios fue abierto en el cielo y el
arca de su pacto se veía en el templo.
7.4 Oí el número de los sellados: ciento cuarenta y
cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de 12.1 Apareció en el cielo una gran señal: una mujer
Israel. vestida de sol, con la luna debajo de sus pies y sobre
9 Después de esto miré, y he aquí una gran su cabeza una corona de doce estrellas.
multitud, la cual nadie podía contar, de todas 5 Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara
naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban de hierro a todas las naciones; y su hijo fue
delante del trono y en la presencia del Cordero, arrebatado para Dios y para su trono.
vestidos de ropas blancas, y con palmas en las 17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la
manos; y clamaban a gran voz, diciendo: La mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la
salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado descendencia de ella, los que guardan los
en el trono, y al Cordero. Y todos los ángeles mandamientos de Dios y tienen testimonio de
estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos Jesucristo.
y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre
sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios, 14.12 Aquí está la paciencia de los santos, los que
diciendo: Amén. La bendición y la gloria y la guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.
sabiduría y la acción de gracias y la honra y el 13 Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe:
poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los Bienaventurados de aquí en adelante los muertos
siglos de los siglos. Amén. que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu,
14 Estos son los que han salido de la gran descansarán de sus trabajos, porque sus obras con
tribulación, y han lavado sus ropas, y las han ellos siguen.
emblanquecido en la sangre del Cordero. Por esto
están delante del trono de Dios, y le sirven día y 15.2 Vi también como un mar de vidrio mezclado
noche en su templo; y el que está sentado sobre el con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria
trono extenderá su tabernáculo sobre ellos. Ya no sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número
tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las
ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en arpas de Dios. Y cantan el cántico de Moisés siervo
medio del trono los pastoreará, y los guiará a de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes
fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda y maravillosas son tus obras, Señor Dios
lágrima de los ojos de ellos. Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos,
Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y
9.20 Y los otros hombres que no fueron muertos con glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por
estas plagas, ni aún así se arrepintieron de las obras lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán,
de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios y porque tus juicios se han manifestado.
las imágenes de oro y plata, de bronce, de piedra y
16.15 He aquí, yo vengo como ladrón. nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios,
Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.
para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el
tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará
17.14 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo
vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda
reyes; y los que están con él son llamados y elegidos lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte,
y fieles. ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las
primeras cosas pasaron.
19.4 Los veinticuatro ancianos y los cuatro seres Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí,
vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe;
que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! porque estas palabras son fieles y verdaderas.
¡Aleluya! Y salió del trono una voz que decía: 6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega,
Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré
teméis, así pequeños como grandes. Y oí como la voz gratuitamente de la fuente del agua de la vida.
de una gran multitud, como el estruendo de muchas 7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo
aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: seré su Dios, y él será mi hijo.
¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios 22 No vi en ella templo; porque el Señor Dios
Todopoderoso reina! Gocémonos y alegrémonos y Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. La
démosle gloria; porque han llegado las bodas del ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que
Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y
ha concedido que se vista de lino fino, limpio y el Cordero es su lumbrera. Y las naciones que
resplandeciente; porque el lino fino es las acciones hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los
justas de los santos. reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella.
9 Bienaventurados los que son llamados a la cena Sus puertas nunca serán cerradas de día, pues allí
de las bodas del Cordero. no habrá noche. Y llevarán la gloria y la honra de
11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un las naciones a ella. No entrará en ella ninguna cosa
caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel inmunda, o que hace abominación y mentira, sino
y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos solamente los que están inscritos en el libro de la
eran como llama de fuego, y había en su cabeza vida del Cordero.
muchas diademas; y tenía un nombre escrito que
ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de 22.1Después me mostró un río limpio de agua de
una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL vida, resplandeciente como cristal, que salía del
VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de
vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol
en caballos blancos. De su boca sale una espada de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes
aguda, para herir con ella a las naciones, y él las su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad
regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino de las naciones. Y no habrá más maldición; y el
del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus
vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: siervos le servirán, y verán su rostro, y su nombre
REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. estará en sus frentes. No habrá allí más noche; y no
tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol,
20.6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por
primera resurrección; la segunda muerte no tiene los siglos de los siglos.
potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de 7 ¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que
Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. guarda las palabras de la profecía de este libro.
12 Vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie 11 El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es
ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo,
fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron practique la justicia todavía; y el que es santo,
juzgados los muertos por las cosas que estaban santifíquese todavía.
escritas en los libros, según sus obras. 12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón
conmigo, para recompensar a cada uno según sea su
21.1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el obra.
primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya 13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin,
no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la el primero y el último.
14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para
tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por
las puertas en la ciudad.
16 Yo Jesús he enviado mi ángel para daros
testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la
raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente
de la mañana.
17 El Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye,
diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera,
tome del agua de la vida gratuitamente.
18 Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de
la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas
cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están
escritas en este libro. Y si alguno quitare de las
palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su
parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de
las cosas que están escritas en este libro.
20 Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven,
Señor Jesús.
***