Está en la página 1de 2

La Política de Descentralización Educativa República Dominicana

Desde mi punto de vista, la descentralización no es más que pasar el poder


central a organismos menores. Es otros términos, es delegar funciones y capacidad
de toma de decisiones de las autoridades gubernamentales a las regionales,
distritales o locales.

Del mismo modo, la descentralización hace referencia a un proceso donde el


tomar decisiones no se encuentra focalizado en un nivel específico, pero a la vez
se otorgan respuestas oportunas a necesidades que se presentan en el día a día,
de manera ágil y sin complicaciones.

La descentralización educativa en la República Dominica ha formado una


política de participación educativa donde la misma comunidad, familia y
organizaciones no gubernamentales son estimuladas para integrarse en el
desarrollo de proyectos educativos. A su vez, el marco de la política del Ministerio
de Educación de la República Dominicana (MINERD) ha generado varias
estrategias que buscan la regularización y fortaleza de los equipos de gestión de
centros educativos junto a la asociación padres, madres y amigos de la escuela, al
igual que los consejos estudiantiles.

Incluso este proceso busca asistir para favorecer con mayor capacidad de
gestión a las escuelas, con la fabricación de sus propios proyectos de centro.
Además el MINERD fomenta otras ideas de responsabilidad social, basándose en
las alianzas tanto públicas como privadas por vía de las empresas nacionales.

La constante revisión de esta política radica en el funcionamiento de las


juntas descentralizadas, como instancias de gestión tal cual las deja expuesta la ley
de Educación 66-97. En el período 2008-2012 se permite el análisis de estas cinco
dimensiones claves de esta política las cuales son: Legislación/Planificación,
Implementación, Resultados, Financiamiento y Transparencia.
Dentro del balance general de esta política se han logrado muchos objetivos,
viéndose por una parte que el ministerio ha establecido una partida de propuesta
destinada a las juntas descentralizadas. Sin embargo, aún faltan obstáculos
encontrados que debemos mejorar como ente descentralizadores.

Este tema ha estado presente en la planificación educativa del sector, desde


el inicio de la promulgación de la ley, de igual modo, el gobierno ha sostenido la
responsabilidad educativa hacia los distintos centros. Dentro de las
responsabilidades asumidas por el gobierno se encuentran un sin número de leyes,
decretos, orden departamentales, estrategias de desarrollo, ordenanzas, entre
otras; como parte de las políticas educativas donde se promueven el eje principal
para mejorar la eficiencia y la eficacia del sistema educativo.

Dentro del marco legal educativo se puede apreciar que la ley General de
Educación 66-97 fue promulgada en el año 1997 y fundamenta en el artículo 73, la
necesidad de incluir la perspectiva de descentralización en el sistema educativo
dominicano con artículos que establecen los procedimientos de dicha política. En
ese mismo ámbito, el artículo 103, define explícitamente la inclusión de la
descentralización desde los programas hasta los servicios y aborda con mucha
claridad la perspectiva democrática de las diferentes acciones.

La política de descentralización lleva grandes avances en los marcos legales


y operativos, pero no obstante, aún carece de fuerza suficiente para cumplir con los
objetivos establecidos en la ley General de Educación. Del mismo modo, hacen falta
muchos estudios y un mayor conocimiento sobre el conjunto de la asociación de la
política descentralizada y los programas donde las escuelas mejoren los
aprendizajes y los servicios educativos.