Está en la página 1de 3

Hace ya más de una semana que se estrenó en latinoamérica, la tercera película

de la era moderna de la franquicia de dragon ball, siendo esta la primera en llevar


el nombre “super” a diferencia de “Z” como sus predecesoras, la batalla de los
dioses y la resurrección de freezer, pero ¿acaso cumplió esta película con las
expectativas que se tenían o simplemente se quedó en el intento?

RESUMEN

La película comienza con un vistazo al pasado del planeta vegita, específicamente,


a freezer asumiendo el mando, reemplazando a su padre King cold, a la par del
nacimiento de dos de los protagonistas, Vegeta y Broly. Enseguida pasamos a ver
como el rey Vegeta decide deshacerse del pequeño Broly, ya que este supera por
mucho los niveles de su primogénito y orgullo, el príncipe Vegeta IV. Tras enterarse
paragus, padre de Broly, roba una nave para ir tras su pequeño hijo, quedando
ambos atrapados en un hostil y lejano planeta, donde planean su venganza en
contra de quienes los desterraron. Así mismo, se da paso a una muy necesaria
adaptación del manga Dragon ball minus, conociendo de manera canónica a Gine
y Bardock, padres del aún pequeño Gokú y su esfuerzo por enviarlo al planeta tierra
para salvarlo de morir a manos del malvado freezer.

Después de apreciar una nostálgica y muy épica transición temporal, llegamos al


presente, después del torneo del poder, bulma y freezer buscan las esferas del
dragón, cada uno con motivos un tanto cómicos, mientras que, Vegeta y Gokú
continúan entrenando con el fin de superarse el uno al otro. En el espacio, Cheelai
y Lemo, miembros del ejercito de freezer, rescatan a un ya anciano paragus y un
adulto Broly, dirigiéndose así a la tierra para cobrar su venganza y dar paso al clímax
de la película con una secuencia de épicas batallas, de las cuales ni Vegeta ni Gokú
son capaces de derrotar a Broly, viéndose entonces en la necesidad de tener que
recurrir a la fusión, canonizando de esta manera al poderoso Gogeta, el cual supera
por mucho al ya legendario super saiyayin, Broly, por lo que, con ayuda de las
esferas del dragon, este es trasportado de vuelta al planeta donde fue encontrado,
evitando así que sea asesinado.

Finalmente, a su típico estilo, Gokú visita a Broly para llevarle provisiones y


socializar para luego despedirse, cerrando así la película con una escena épica para
muchos fanáticos de la franquicia, es decir, Gokú autodenominándose Kakaroto,
aceptando de esta manera su dualidad como Gokú de la tierra y Kakaroto el
saiyayin.

LO BUENO
Dragon ball super broly en sí, se trata de una historia construida para satisfacer a
los fans de principio a fin, con la representación del manga de dragon ball minus y
la canonización de dos grandes personajes muy queridos, Broly y Gogeta, esta
película cumple con su cometido, el de sostenerse por si misma sin la necesidad de
ser un gran conocedor del universo de dragon ball.

Hablando del personaje principal, Broly, al principio podemos saber acerca de su


origen, mientras que, durante el transcurso de esta, logramos conocer a un
personaje un tanto salvaje e inocente, llegando así a empatizar rápidamente con él.
Esta película, a diferencia de sus antecesoras, está desarrollada para que podamos
conocer al nuevo personaje, no en vano llevando su nombre implícito en el título de
la película. En esta ocasión la historia no se centra en los protagonistas habituales,
Gokú y Vegeta, aun así, son estos de gran importancia para la trama ayudando a
Broly a hacer uso de su gran capacidad y a desarrollarse como guerrero,
despertando así su instinto saiyayin, dejándolo como un potencial personaje para
futuras historias de la franquicia.

Ahora bien, comparando esta cinta con sus antecesoras modernas, la batalla de los
dioses y la resurrección de freezer, broly logra brindar una muy buena opción para
los fans en una sala de cine, contando con una historia bastante atrapante de
principio a fin. Por otra parte, en comparación con las cintas u ovas de los 90’s,
argumentalmente está mucho mejor construida, ya que ofrece una trama mucho
más sólida y creíble, lejos de ser solo golpes y gritos. Mientras que, contrastándola
específicamente con la película de 1993, el poder invencible, ambas poseen una
trama basada en la búsqueda de venganza y un Broly como la representación de
una verdadera amenaza con un descontrolado y monstruoso poder, no obstante, el
Broly de la reciente versión cuenta con una personalidad muy bien construida en
comparación con su antecesor, el cual tenía motivaciones que eran por más
absurdas y sin ningún sentido lógico.

Este filme logra adaptar parte de las diferentes ovas y el manga original e integrarlas
todas a la historia que procede al torneo del poder, sin perder su esencia. La película
mantiene un equilibrio, ya que, durante la primera parte, la animación es como la de
super, mientras que la segunda es similar a la clásica dragon ball Z. La secuencia
de batallas logra ser asombrosa con unos efectos visuales por más estupendos,
principalmente durante la pelea de Vegeta vs Broly, la cual, a decir verdad, cuenta
con la mejor animación de toda la película. Además, cabe mencionar, que esta es
la única película donde el príncipe saiyayin se ha lucido totalmente, y no termina
siendo el segundón como en muchas de las entregas las anteriores. Respecto a la
música, personalmente, es muy buena, resaltando en momentos épicos y emotivos
durante la mayor parte de la película, como la parte de la destrucción al planeta
vegita, la épica transición temporal entre el pasado y el presente y la batalla del
príncipe saiyayin contra el protagonista, Broly. En definitiva, la película es muy
buena, pero no se encuentra libre de detalles debido a los puntos que a continuación
se mencionan.

LO MALO

La animación resultó ser inconsistente, debido a lo mencionado anteriormente, hay


partes que nos recuerdan diseños simples como los de super, mientras que otra nos
muestra diseños un tanto detallados como los de “Z”, sin embargo, es la última parte
de la película donde en lo personal, se hizo un uso un tanto exagerado de los efectos
especiales, llegando a notarse en algunos momentos su mala aplicación,
específicamente durante la batalla de Broly vs Gogeta, respecto a la música, fue
algo incómodo y poco agradable escuchar de fondo una especie de presentación
anunciando los nombres de Kakaroto, Broly y Gogeta durante sus respectivas
batallas. Por otra parte, el desarrollo de la trama resultó bastante fluido a lo largo
del filme, sin embargo, fue la ultima parte, con la aparición de Gogeta donde resultó
un tanto acelerada su aparición con el fin acelerar la película hasta su conclusión.

CONCLUSIÓN

Si bien como película no es perfecta y presenta pequeños detalles como los antes
mencionados, cabe destacar que estos se ven totalmente opacados y sin
importancia ante todo el panorama en general, cumpliendo arduamente con las
expectativas de los fans, mostrándonos a nuevos personajes interactuando ahora
con los ya tan queridos de siempre, pasando por una animación bastante muy
buena y una musicalización épica durante la mayor parte de la película, y sobre todo
contando con una historia bastante creíble y solida argumentalmente hablando.
Además, es importante hacer mención, impecable doblaje latinoamericano, el cual
en conjunto con todo lo anterior, hacen de broly, el éxito que ahora es.

En conclusión, esta película supera por mucho a sus antecesoras modernas, así
como las ovas clásicas de los 90’s, posicionándose entonces como la mejor película
de dragón Ball en la actualidad.

CALIFICACIÓN: 4.5/5

También podría gustarte