Está en la página 1de 4

TÉCNICAS ESPECTROSCÓPICAS

Las regiones ultravioleta y visible del espectro electromagnético se emplean para el análisis
cualitativo y cuantitativo de un gran número de sustancias. Estas técnicas utilizan la medida de los
efectos que produce la interacción de las radiaciones electromagnéticas con la materia. Así, puede
medirse la radiación absorbida, emitida, transmitida, dispersada o reflejada de acuerdo con los
diferentes métodos.

Para comprender este concepto, es necesario entender que la luz del sol (blanca) está compuesta por
una gama de radiación en las zonas del ultravioleta, visible, infrarrojo y radiofrecuencias. El
término luz se aplica a la región radiante con longitudes de onda visibles para el ojo humano y las
longitudes de onda que la rodean.

La absorción de la luz por las moléculas depende de la estructura electrónica de los átomos de que
las componen. Las regiones del espectro electromagnético más utilizadas en el trabajo analítico de
rutina en los laboratorios clínicos son la ultravioleta y la visible.

La radiación visible-ultravioleta posee una energía adecuada para producir transiciones de


electrones moleculares a niveles de energía superior. Es la denominada espectroscopía UV, cuya
utilidad se limita principalmente a la determinación de moléculas con insaturaciones.

La radiación infrarroja produce transiciones entre niveles vibracionales de una molécula. Los
enlaces entre los átomos de una molécula no son rígidos, sino que vibran en torno a una posición de
equilibrio y la radiación infrarroja es capaz de llevar estos enlaces a niveles de energía vibracional
superiores. Es la denominada espectroscopía infrarroja (IR).

Las ondas de radio (radiofrecuencias) poseen la energía adecuada para hacer que los núcleos
atómicos, sometidos a un campo magnético, entren en resonancia. Esta técnica se denomina
espectroscopía de resonancia magnética nuclear (RMN).

TÉCNICAS ESPECTROSCÓPICAS

Espectroscopia de absorción molecular: (radiación visible-ultravioleta)

Espectrofotómetro: es el instrumento que se utiliza para medir la absorción de la luz por las
disoluciones. Los principales componentes de un espectrofotómetro de un solo haz son: la fuente de
luz, el sistema de selección de la longitud de onda (monocromador), la muestra, el detector de luz y
el dispositivo de lectura (transductor de salida).

Docente: Carolina Abril Carrascal


Ingeniería de Materiales
2017-2
Los espectrofotómetros de doble haz dividen el rayo luminoso en dos haces, uno que pasa por la
cubeta de referencia (blanco) y otro que pasa por la muestra. La señal que incide sobre el detector es
la diferencia (muestra-referencia). El rayo luminoso se divide por medio de un espejo giratorio que
hace incidir el mismo haz, alternativamente, por la cubeta con la referencia y por la cubeta con la
muestra. El detector de luz de los espectrofotómetros convierte la que le llega en energía eléctrica.
Los detectores más utilizados para medir la intensidad de la luz en las regiones ultravioleta y visible
son los tubos fotomultiplicadores y los dispositivos de estado sólido.

Espectroscopia atómica:
En contraste con las moléculas que producen espectros de bandas, los átomos producen espectros de
líneas definidos con claridad. En general, y a diferencia de la espectroscopia molecular, las
concentraciones de átomos no se miden directamente en la disolución, sino que hay que volatilizarlos,
lo cual puede hacerse con una llama o electrotérmicamente en un horno. En este estado, los elementos
emiten o absorben fácilmente radiación monocromática a la longitud de onda adecuada. La luz
emitida o absorbida es proporcional al número de átomos. La emisión de luz se mide por
espectroscopia de emisión atómica, y la absorción de la luz, por espectroscopia de absorción atómica.

Espectroscopia de emisión atómica: mide la luz emitida por los átomos cuando reciben energía
calorífica. Hay dos tipos de técnicas de espectroscopia de emisión atómica:

 Espectroscopia de emisión atómica por llama: se basa en la emisión de luz característica por los
átomos de muchos elementos metálicos cuando se les suministra energía con una llama. El sodio
produce luz amarilla (589 nm); el calcio rojo amarillenta (622 nm); el litio roja (760 nm); y el potasio
violeta 66 nm). Se solía utilizar para medidas de sodio y potasio en los líquidos biológicos, pero en
la actualidad ya no se emplea.

 Espectroscopia de emisión atómica por plasma: Un plasma consta de un gas caliente, parcialmente
ionizado, con una concentración abundante de cationes y electrones que lo hacen conductor. Los
plasmas que se emplean en la emisión atómica se forman por la ionización de una corriente de argón,
que produce iones de argón. Las altas temperaturas del plasma se deben al calentamiento que se da
por el movimiento de los electrones y los iones de argón. Como los plasmas operan a temperaturas
Docente: Carolina Abril Carrascal
Ingeniería de Materiales
2017-2
mucho mayores que las llamas, proporcionan una atomización mejor y estados de excitación más
intensamente poblados. Además de los átomos neutros, las temperaturas elevadas del plasma
producen también iones de la sustancia.

La espectroscopia de emisión atómica por plasma es muy adecuada para el análisis multielemental,
ya que todos los átomos de un espécimen se excitan a la vez. Puede programarse un monocromador
de barrido para que se mueva rápidamente a la longitud de onda de un átomo, se detenga y se registre
la intensidad de su emisión, luego vaya a la longitud de onda de otro y así sucesivamente. De esta
forma pueden analizarse tres o cuatro elementos por minuto. Otra posibilidad es utilizar un aparato
con varios canales que permita medir simultáneamente muchos elementos.

Espectroscopia de absorción atómica:

La espectroscopia de absorción atómica mide la luz de una determinada longitud de onda absorbida
por los átomos de un elemento. En su estado fundamental, los átomos en forma de vapor absorben
luz de longitudes de onda muy estrechas y pasan entonces a estados de excitación. El elemento que
quiere medirse se vaporiza por medio de una llama o un método electrotérmico (horno de grafito). La
fuente de energía radiante son las lámparas de cátodo hueco, construidas con el mismo elemento que
quiere medirse. Cuando se excitan los átomos de la lámpara producen un vapor que emite un rayo de
luz monocromática de la misma longitud de onda que la que absorben los átomos de ese elemento.
Cuando la luz procedente de la lámpara de cátodo hueco atraviesa la llama, parte de aquella es
absorbida por los átomos vaporizados en su estado fundamental, lo que ocasiona un descenso de
intensidad del rayo de la lámpara.

Espectroscopia de fluorescencia:

La absorción por algunas moléculas de luz ultravioleta o visible hace que un electrón de valencia pase
de su estado basal a otro excitado. La emisión de luz al volver el electrón del estado excitado al basal
se denomina fluorescencia. La energía de la luz emitida es menor que la de la absorbida y, por tanto,
su longitud de onda, mayor. La diferencia entre estas dos longitudes de onda se denomina desviación
de Stokes y de forma general, los mejores resultados de las medidas de fluorescencia se obtienen con
compuestos que tengan grandes diferencias entre la longitud de onda de excitación y de emisión. El
tiempo que transcurre entre la absorción de la radiación electromagnética y la emisión de la
fluorescencia es muy pequeño, de unos 10-8 s.

Docente: Carolina Abril Carrascal


Ingeniería de Materiales
2017-2
Espectroscopia de luminiscencia:
La luminiscencia es la emisión de la luz fruto de una reacción química. Puede ser:
- Quimioluminiscencia: cuando los electrones pasan a un estado excitado como consecuencia de una
reacción química y vuelven a su estado estado basal emitiendo luz
- Bioluminiscencia: cuando la emisión de luz surge debido a una reacción catalizada por una enzima.

La luminometría es la técnica que mide la luminiscencia. Para medirla se requieren aparatos sencillos,
llamados luminómetros, que constan de estos componentes: cámara de mezcla o cubeta,
fotomultiplicador, amplificador y lector o registro. La cámara de mezcla o cubeta debe mantenerse a
temperatura constante, ya que las reacciones que tienen lugar son muy sensibles a la temperatura,
especialmente las catalizadas por enzimas.

Espectroscopia de dispersión (RAMAN)

Dispersión de la luz:
Cuando un rayo de luz choca con una partícula en suspensión, una parte de la luz se absorbe, otra se
refleja y otra se dispersa. La dispersión de la luz por una partícula depende de su tamaño, su índice
de refracción respecto al del líquido que la rodea y la longitud de onda de la luz. Cuando la longitud
de onda es mucho mayor que el tamaño de la partícula, la luz se dispersa de forma simétrica alrededor
de esta, de modo que la intensidad de la dispersión es mínima a 90º de rayo incidente. En cambio,
cuando la longitud de onda de la luz incidente sea aproximadamente igual al tamaño de la partícula,
se dispersará más luz hacia delante que hacia atrás. Finalmente, cuando la longitud de onda sea mucho
menor que el tamaño de la partícula, la mayoría de la luz se dispersará hacia delante.

Docente: Carolina Abril Carrascal


Ingeniería de Materiales
2017-2