Está en la página 1de 19

ALBERT FISH

BIOGRAFIA

Albert Fish (19 de mayo de 1870 - 16 de enero de 1936) fue un asesino en serie
y caníbal nacido en Estados Unidos, cuyas víctimas fueron únicamente niños.
Se le conoce con los apodos de «El hombre gris», “El Abuelo Asesino”, “El
hombre lobo de Wysteria” o “El vampiro de Brooklyn”. Confesó cuatro
asesinatos y haber abusado sexualmente de más de 100 niños. Sin embargo, se
sospecha que pudo haber cometido muchas más asesinatos de los que alegó.

Fish confesó 3 homicidios que la policía fue capaz de investigar para encontrar
al homicida y confesó haber acuchillado al menos a 2 personas más. Fue
sometido a un sonado juicio por el asesinato de Grace Budd, condenado y
ejecutado.

Pasó a la historia por ser uno de los criminales más crueles. Se dedicó por años
a abusar de niños y adolescentes, a algunos de los cuales secuestró, torturó,
desmembró y cocinó para comerlos. Durante su arresto y posterior juicio, nadie
podía creer que detrás de aquel rostro anciano, aparentemente frágil y de ojos
tímidos, se escondiera un ser completamente macabro.

Antes de comenzar con su vida, puedes comenzar a entender la personalidad de


Albert Fish con algunas de sus frases:

«Siempre tuve el deseo de infligir dolor a otros y hacer que otros me causaran
dolor. Siempre me pareció disfrutar de todo lo que dolía».

«Qué emoción será si tengo que morir en la silla eléctrica. Será la emoción
suprema. La única que no he probado».

Niñez

Nació con el nombre de Hamilton Howard Fish en Washington D.C., hijo de


Randall Fish (1795-1875). Según él, fue nombrado así a causa de Hamilton
Fish, un familiar lejano. Su padre era 43 años mayor que su madre. Albert era
el hijo más joven y tuvo tres hermanos vivos: Walter, Annie y Edward Fish

Nació con estigma: muchos de los Fish sufrieron enfermedades mentales y


arrebatos místicos. Muchos miembros de su familia padecieron enfermedades
mentales, y alguno sufrió manía religiosa. Su padre fue capitán de un barco de
río, pero para 1870 se desempeñaba como fabricante de fertilizantes. El viejo
Fish murió de un infarto de miocardio en la estación Six Street del ferrocarril
de Pensilvania en 1875 en Washington D.C, y su madre, casi medio siglo menor
que el marido y sin un dólar, no tuvo otra opción que el orfanato

Él quiso llamarse "Albert" después de la muerte de un hermano, y escapar del


sobrenombre 'Ham and Eggs' ('Huevos con jamón') que le fue aplicado en un
orfanato en el cual transcurrió una buena parte de su infancia.
Ahí fue azotado y golpeado frecuentemente y, después de un tiempo, descubrió
que disfrutaba del dolor físico. Los golpes le provocarían orgasmos frecuentes
por lo que los demás huérfanos lo molestaban. Sin embargo, las experiencias
vividas anteriormente le afectaron, un destino de paredes grises, castigos,
burlas, oprobio, pero también de un siniestro descubrimiento: Albert sentía
placer ante el dolor físico, y los golpes le provocaban prematuros orgasmos.

Recién en 1879 su madre consiguió un empleo en el gobierno y pudo sacarlo


del orfanato. Pero ya estaba marcado a fuego, obviamente el entorno en el que
creció no fue nada sano. Pero sus problemas realmente iban más allá del
ambiente. En su familia existían antecedentes de enfermedades mentales. Su
madre tenía alucinaciones y aseguraba oír voces en la calle. Uno de sus
hermanos era demente y otro alcohólico. Además dos de sus tíos habían estado
internados en instituciones psiquiátricas.

ADOLESCENCIA

A la edad de 12 años con el hijo de un telegrafista unos años mayor. La juventud


también llevó a Fish a prácticas como urofagia y coprofagia. Fish comenzó a
visitar baños públicos en donde se excitaba con los olores y sonidos, y piscinas
públicas donde podía ver jóvenes desnudos, y gastaba una buena parte del fin
de semana en esas visitas.

En 1890 decidió dejar Washington para mudarse a Nueva York. Allí, con
apenas 20 años, comenzó a prostituirse. Pero, a diferencia de la mayoría de los
que trabajan en ese oficio, Albert no buscaba dinero sino más bien la posibilidad
de experimentar nuevas sensaciones en el ámbito sexual. Fue allí donde, según
confesó años después, que comenzó a violar a chicos jóvenes. También
comenzó a desarrollar un gusto por la coprofagia, que es la afición por comer
heces de humanos, así como por la urofilia, que es el acto de sentir placer o
masturbarse con la orina.

También empezó a interesarse por los criminales que aparecían en la prensa,


por lo que comenzó a coleccionar material relacionado con asesinos seriales y
en especial con caníbales, con los que se sentía especialmente identificado.

ADULTEZ

Se dice que pocos años después comenzó a sufrir alucinaciones. Se obsesionó


con la religión, con la idea del pecado y creía que la forma de expiar las culpas
era a través del dolor.

Por ello solía autoinfringirse castigos, se cortaba y frotaba su cuerpo desnudo


contra rosas con espinas. Además acostumbraba a pincharse agujas en el cuerpo,
en especial en la pelvis y en sus genitales.

“COMIENZO DE SU NUEVA VIDA”

Con el objetivo de ayudar a estabilizar su vida, la madre de Fish le buscó una


novia y le arregló un matrimonio. En 1898, se casó con una mujer nueve años
menor que él. Tuvieron seis hijos: Albert, Anna, Gertrude, Eugene, John y
Henry Fish. Fue un buen padre y esposo, aunque su familia tuvo que soportar
su comportamiento extraño

Desde 1898 trabajó como pintor de brocha gorda en casas particulares, y afirmó
que aprovechó para cometer abuso sexual con al menos 100 niños varones,
generalmente menores de 6 años de edad. Fish comenzó a intensificar sus visitas
a burdeles, en donde pedía a las prostitutas que le azotaran y golpearan. Recordó
un incidente en el cual un amante masculino lo llevó a un museo de cera con
modelos anatómicos en donde Fish quedaría fascinado con la disección de un
pene; poco después desarrollaría un interés mórbido por la castración. Hacia
1910, durante una relación con un hombre retardado mental, Fish procuró
castrarlo después de atarle. El hombre gritó tanto que Fish se asustó y huyó

Hacia 1917, bordeando ya sus 47 años, su esposa lo abandonó por John Straube,
un hombre hábil que abordó a la familia Fish. Seguido a este rechazo, Fish
comenzó a escuchar voces; por ejemplo, en una ocasión se envolvió en una
alfombra aduciendo que seguía las instrucciones de Juan el Apóstol.

Su madre imaginó que un matrimonio lo alejaría de ese repulsivo mundo.

Y por si poco fuera, multiplicó sus visitas a burdeles, exigiéndoles a las


prostitutas que lo azotaran sin piedad, hasta sangrarlo, al mismo tiempo que
encontró fascinante la castración, y hasta la intentó en un retardado mental que
logró huir a tiempo.

ASESINATOS

Fish cometió lo que pudo ser su primer ataque en la persona de un joven con
discapacidad mental llamado Thomas Bedden en Wilmington (Delaware) en
1910. Tiempo después acuchilló a un niño también con discapacidad mental
hacia 1919 en Georgetown, Washington D.C.

El 11 de julio de 1924, Fish encontró a Beatrice Kiell, una niña de 8 años de


edad, jugando sola delante de la granja de sus padres en Staten Island. Le ofreció
dinero para que lo acompañara y le ayudase a buscar ruibarbo en los campos
vecinos. La niña estaba a punto de abandonar la granja cuando su madre
ahuyentó a Fish. Fish se alejó, pero regresó después al granero de la familia
Kiell donde trató de dormir por la noche para ser descubierto antes por Hans
Kiell quien le dijo que se fuera.

EL CASO DE GRACE BRUDD

El 25 de mayo de 1928, Edward Budd colocó un anuncio clasificado en la


edición dominical del diario New York World que decía: "Hombre joven, 18
años, desea posicionarse en el país. Edward Budd, 406 West 15th Street". El 28
de mayo de 1928 Fish, entonces con 58 años de edad, visitó a la familia Budd
en Manhattan, Nueva York, bajo el pretexto de contratar a Edward. Se presentó
a sí mismo como Frank Howard, un granjero de Farmingdale, Nueva York. Al
llegar, Fish conoció a la joven hermana de Budd: Grace, que contaba con 10
años de edad. Fish prometió contratar a Budd y le dijo que enviaría por él al
cabo de algunos días. En su segunda visita accedió a contratar a Budd, entonces
convenció a sus padres, Delia Flanagan y Albert Budd, de dejar que Grace le
acompañase a una fiesta de cumpleaños aquella tarde en la casa de su hermana.
Albert Budd era mozo de la Equitable Life Assurance Society. Grace tenía una
hermana llamada Beatrice y dos hermanos: Albert Budd II y George Budd,
además de Edward que era el mayor. Fish se alejó de ahí aquel día, con Grace,
pero jamás regresó.

La policía arrestó a Charles Edward Pope el 5 de septiembre de 1930 como


sospechoso del rapto. Pope tenía 66 años de edad y era superintendente de unos
apartamentos, se parecía físicamente a Fish y fue acusado por su alienada
esposa. Charles pasó 108 días en prisión entre su arresto y juicio verificado el
22 de diciembre de 1930.
LA CARTA

Seis años después, en noviembre de 1934, una carta anónima fue enviada a los
padres de la niña, lo que condujo a la policía hacia Albert Fish. La carta se cita
abajo, con errores gramaticales y faltas de ortografía de Fish (en inglés).

Dear Mrs. Budd. In 1894 a friend of mine shipped as a deck hand on the Steamer
Tacoma, Capt. John Davis. They sailed from San Francisco for Hong Kong,
China. On arriving there he and two others went ashore and got drunk. When
they returned the boat was gone. At that time there was famine in China. Meat
of any kind was from $1-3 per pound. So great was the suffering among the very
poor that all children under 12 were sold for food in order to keep others from
starving. A boy or girl under 14 was not safe in the street. You could go in any
shop and ask for steak—chops—or stew meat. Part of the naked body of a boy
or girl would be brought out and just what you wanted cut from it. A boy or
girl's behind which is the sweetest part of the body and sold as veal cutlet
brought the highest price. John staid [sic] there so long he acquired a taste for
human flesh. On his return to N.Y. he stole two boys, one 7 and one 11. Took
them to his home stripped them naked tied them in a closet. Then burned
everything they had on. Several times every day and night he spanked them —
tortured them — to make their meat good and tender. First he killed the 11 year
old boy, because he had the fattest ass and of course the most meat on it. Every
part of his body was cooked and eaten except the head—bones and guts. He was
roasted in the oven (all of his ass), boiled, broiled, fried and stewed. The little
boy was next, went the same way. At that time, I was living at 409 E 100 St.
near—right side. He told me so often how good human flesh was I made up my
mind to taste it.On Sunday June the 3, 1928 I called on you at 406 W 15 St.
Brought you pot cheese—strawberries. We had lunch. Grace sat in my lap and
kissed me. I made up my mind to eat her. On the pretense of taking her to a
party. You said yes she could go. I took her to an empty house in Westchester I
had already picked out. When we got there, I told her to remain outside. She
picked wildflowers. I went upstairs and stripped all my clothes off. I knew if I
did not I would get her blood on them. When all was ready I went to the window
and called her. Then I hid in a closet until she was in the room. When she saw
me all naked she began to cry and tried to run down the stairs. I grabbed her
and she said she would tell her mamma. First I stripped her naked. How she did
kick — bite and scratch. I choked her to death, then cut her in small pieces so I
could take my meat to my rooms. Cook and eat it. How sweet and tender her
little ass was roasted in the oven. It took me 9 days to eat her entire body. I did
not fuck her tho I could of had I wished. She died a virgin

TRADUCCIÓN

Estimada Señora Budd. En 1894 un amigo mío fue enviado como asistente de
plataforma en el barco de vapor Tacoma, el Capitán John Davis. Viajaron de
San Francisco a Hong Kong China. Al llegar ahí él y otros dos fueron a tierra
y se embriagaron. Cuando regresaron el barco se había marchado. En aquel
tiempo había hambruna en China. La carne de cualquier tipo costaba de 1-3
dólares por libra. Así tan grande era el sufrimiento entre lo más pobres que
todos los niños menores de 12 años eran vendidos como alimentos en orden de
mantener a los demás libres de morir de hambre. Un chico o chica menores de
catorce años no estaban seguros en las calles. Usted podía entrar a cualquier
tienda y pedir corte en filete o carne de estofado. La parte del cuerpo desnudo
de un chico o chica sería sacada y lo que usted quisiera sería cortado de él. El
trasero de un chico o chica la cual es la parte más dulce del cuerpo era vendido
como chuleta de ternera a un precio muy alto. John permaneció ahí durante
mucho tiempo adquiriendo gusto por la carne humana. A su regreso a N.Y. robó
a dos chicos uno de 7 y uno de 11 años de edad. Los llevó a su casa los despojó
y desnudó y los ató a un armario. Entonces quemó todo lo que ellos portaban.
Varias veces cada día y cada noche los azotó -los torturó - para hacer su carne
buena y tierna. Primero mató al chico de 11 años de edad porque tenía el
trasero más gordo y por supuesto una mayor cantidad de carne en él. Cada
parte de su cuerpo fue cocinada y comida excepto la cabeza, huesos e intestinos.
Fue asado en el horno (todo su trasero), hervido, asado, frito y estofado. El
chico pequeño fue el siguiente, fue de la misma manera. En aquel tiempo, yo
vivía en la calle 409 E 100 cercana a la derecha. Él me decía frecuentemente
cuan buena era la carne humana, que decidí probarla.

El domingo 3 de junio de 1928, yo le visité en el 406 W calle 15. Le llevé un


pote de queso y fresas. Almorzamos, Grace se sentó en mi regazo y me besó.
Decidí comerla. Con el pretexto de llevarla a una fiesta. Usted dijo que sí, que
ella podría ir. La llevé a una casa vacía en Westchester que yo ya había
escogido. Cuando llegamos, le dije que se quedara afuera. Ella recogió flores,
subí y me quite mis ropas. Yo sabía que si no lo hacía las habría de manchar
con su sangre. Cuando todo estuvo listo, me asomé a la ventana y la llamé.
Entonces me oculté en un armario hasta que ella estuvo en la habitación.
Cuando ella me vio completamente desnudo comenzó a llorar y a tratar de
correr escaleras abajo. La atrapé y me dijo que se lo diría a su mamá. La
desnudé. Pateó y me rasguñó. La estrangulé y entonces la corté en pequeños
pedazos para poder llevarme la carne a mis habitaciones. La cociné y comí.
Cuan dulce y tierno fue su trasero asado en el horno. Me llevó nueve días comer
su cuerpo entero estaba deliciosa, carnosa y jugosa. No la follé aunque podría
haberlo hecho si lo hubiera deseado. Murió virgen.

La Señora Budd era analfabeta y no podía leer la carta por ella misma, así que
se la dio a su hijo para que la leyera. Fish después confesó a su abogado que
realmente había violado a Grace. Fish era un mentiroso compulsivo, sin
embargo esto pudo ser falso. Él dijo a la policía, cuando se le preguntó, que
"nunca pasó por su cabeza" violar a la chiquilla.

EL CASO DE BILLY GAFFNEY

Un niño de 4 años llamado Billy Gaffney se encontraba jugando en el patio


afuera del apartamento de su familia en Brooklyn con su amigo, Billy Beaton,
de 3 años, el 11 de febrero de 1927. Ambos chicos desaparecieron, pero el
amigo fue encontrado en el tejado del edificio de apartamentos. Cuando se le
preguntó sobre qué había pasado con Gaffney, Beaton dijo: "el coco se lo llevó".
Inicialmente Peter Kudzinowski era sospechoso del asesinato de Gaffney.
Entonces Joseph Meehan, un conductor de tranvía de Brooklyn, vio una foto de
Fish en los diarios y lo identificó como el anciano que vio el 11 de febrero de
1927, tratando de calmar a un niño sentado a su lado en el tranvía. El chico no
llevaba chaqueta y lloraba por su madre y fue arrastrado por el hombre fuera
del vehículo, la policía comparó e igualó la descripción del niño con la filiación
de Billy. El cuerpo de Gaffney nunca fue recuperado. La madre de Billy visitó
a Fish en la prisión de Sing Sing para tratar de obtener más detalles de la muerte
de su hijo. Fish confesó lo siguiente en una carta a su abogado:(en inglés)

I brought him to the Riker Avenue dumps. There is a house that stands alone,
not far from where I took him. I took the boy there. Stripped him naked and tied
his hands and feet and gagged him with a piece of dirty rag I picked out of the
dump. Then I burned his clothes. Threw his shoes in the dump. Then I walked
back and took the trolley to 59 Street at 2 a.m. and walked from there home.
Next day about 2 p.m., I took tools, a good heavy cat-o-nine tails. Home made.
Short handle. Cut one of my belts in half, slit these halves in six strips about 8
inches long. I whipped his bare behind till the blood ran from his legs. I cut off
his ears, nose, slit his mouth from ear to ear. Gouged out his eyes. He was dead
then. I stuck the knife in his belly and held my mouth to his body and drank his
blood. I picked up four old potato sacks and gathered a pile of stones. Then I
cut him up. I had a grip with me. I put his nose, ears and a few slices of his belly
in the grip. Then I cut him through the middle of his body. Just below the belly
button. Then through his legs about 2 inches below his behind. I put this in my
grip with a lot of paper. I cut off the head, feet, arms, hands and the legs below
the knee. This I put in sacks weighed with stones, tied the ends and threw them
into the pools of slimy water you will see all along the road going to North
Beach. I came home with my meat. I had the front of his body I liked best. His
monkey and pee wees and a nice little fat behind to roast in the oven and eat. I
made a stew out of his ears, nose, pieces of his face and belly. I put onions,
carrots, turnips, celery, salt and pepper. It was good. Then I split the cheeks of
his behind open, cut off his monkey and pee wees and washed them first. I put
strips of bacon on each cheek of his behind and put them in the oven. Then I
picked 4 onions and when the meat had roasted about 1/4 hour, I poured about
a pint of water over it for gravy and put in the onions. At frequent intervals I
basted his behind with a wooden spoon. So the meat would be nice and juicy.
In about 2 hours, it was nice and brown, cooked through. I never ate any roast
turkey that tasted half as good as his sweet fat little behind did. I ate every bit
of the meat in about four days. His little monkey was a sweet as a nut, but his
pee-wees I could not chew. Threw them in the toilet.

TRADUCCIÓN

Lo llevé a los vertederos de Riker Avenue. Ahí hay una casa que permanece
sola, no lejos de donde lo tomé, llevé al chico ahí. Lo despojé, desnudé y até
sus manos y pies, lo amordacé con un harapo sucio que recogí en el vertedero.
Entonces quemé sus ropas. Arrojé sus zapatos al vertedero. Regresé y tomé el
tranvía de 59 Street a las 2 a.m. y caminé de ahí a casa. Al siguiente día cerca
de las 2 p.m., llevé herramientas, un muy buen látigo de nueve colas. Casero.
Con mango corto. Corté uno de mis cinturones a la mitad, corté esas mitades
en seis tiras de cerca de 8 pulgadas de largo. Azoté su trasero descubierto hasta
que la sangre corrió en sus piernas. Corté las orejas, la nariz, corte la boca de
oreja a oreja. Le saqué los ojos. Estaba muerto entonces. Enterré el cuchillo en
su vientre, acerqué mi boca a su cuerpo y bebí su sangre. Recogí cuatro sacos
viejos de patatas y reuní una pila de piedras. Entonces lo corté en pedazos.
Tenía un fardo conmigo. Puse su nariz y orejas y unas cuantas rajas del vientre
en el fardo. Entonces lo corté por el centro del cuerpo. Justo debajo del
ombligo. Después a través de sus piernas aproximadamente 2 pulgadas debajo
de su trasero. Puse esto en mi fardo con mucho papel, le corté la cabeza, pies,
brazos, manos y las piernas debajo de la rodilla. Coloqué todo esto dentro de
los sacos pesados con piedras, los até y los arrojé en las fosas de agua fangosa
que usted verá a lo largo del camino que va a North Beach. Regresé a casa con
mi carne. Tuve el frente de su cuerpo que me gustaba. Su "mono"(pene, en
argot) y "pee wees"(testículos, en argot) y un agradable y gordo trasero, para
asar en el horno y comer. Hice un estofado con sus orejas y nariz, pedazos de
su cara y el vientre. Puse cebollas, zanahorias, nabos, apio, sal y pimienta.
Estaban buenos. Entonces partí su trasero, corté su pene y testículos y los lavé
primero. Puse tiras de tocino en cada nalga y las puse en el horno. Entonces
escogí 4 cebollas y cuando la carne había asado cerca de 1/4 de hora, vertí un
poco de agua para la salsa de la carne y puse las cebollas. A intervalos
frecuentes rocié su trasero con una cuchara de madera. Así la carne sería
agradable y jugosa. En cerca de 2 horas, estaba buena y doradita, cocinada.
Nunca comí algún pavo asado que tuviera la mitad del sabor que este dulce
gordo y pequeño trasero. Comí cada bocado de carne en cerca de 4 días. Su
pequeño "mono" era dulce como la nuez, pero sus "pee wees" no pude
masticarlos. Los arrojé al inodoro.

Fish negó estar involucrado con otros asesinatos. Sin embargo fue sospechoso
de otros tres. El detective William King creía que Fish podía haber sido "el
vampiro de Brooklyn", un violador y asesino quien asesinaba niños
principalmente. Ellos fueron:

1927 — Yetta Abramowitz, 12 años de edad, en el Bronx. Fue estrangulada y


golpeada en el tejado de un edificio de apartamentos de 5 niveles ubicado en
1013 Simpson Street, murió en el hospital minutos después de ser hallada. El
asesino escapó, pero 20 detectives y muchos policías uniformados buscaban a
un "joven hombre alto" que se decía había tratado de atraer a varias jovencitas
del vecindario a callejones y pasillos oscuros el 14 de mayo de 1927.

1932 — Mary Ellen O'Connor, 16 años de edad, en Far Rockaway, en Queens.


El 15 de febrero de 1932, su cuerpo mutilado fue hallado en los bosques
cercanos a una casa que Fish había estado pintando.

1932 — Benjamin Collings, edad 17 años.


DETENCIÓN

Fish había sido arrestado en mayo de 1930 por haber "enviado una carta obscena
a una mujer afroamericana contestando un anuncio en que ella se ofrecía como
sirvienta". Tras su arresto, fue enviado al hospital psiquiátrico Bellevue en 1930
y 1931 para su observación. Tras unos meses, creyeron sus trastornos sexuales
fruto de demencia senil y le dieron el alta.

JUICIO Y EJECUCIÓN

Comenzó el lunes 11 de marzo de 1935 en White Plains, Nueva York, con


Frederick P. Close como juez y como abogado fiscal de distrito Ellbert F.
Gallagher. James Dempsey fue el abogado defensor de Fish. El juicio duró diez
días. Fish alegó locura y clamó haber escuchado voces de Dios ordenándole
matar a los niños. Numerosos psiquiatras testificaron acerca de los fetichismos
sexuales de Fish, incluyendo coprofagia, urofilia, pedofilia, sadismo y
masoquismo, pero existía desacuerdo en determinar cuál de ellos signaba la
locura de Fish. El jefe experto de la defensa Fredric Wertham, un psiquiatra
especializado en desarrollo infantil y que realizaba exámenes en las cortes
criminales de Nueva York, afirmó que Fish era un demente, el peor que se
recordaba. Otro testigo de la defensa fue Mary Nicholas, hijastra de Fish, con
17 años de edad. Ella describió cómo Fish la instaba a ella y a sus hermanos a
juegos que involucraban masoquismo, donde él perdía a posta para pedir que le
golpearan.

El jurado lo encontró cuerdo y culpable, y el juez ordenó su ejecución.

Después de ser sentenciado Fish confesó el asesinato de Francis X. McDonnell


de 8 años de edad, muerto en Staten Island. Francis jugaba en el porche frente
a su hogar cerca de Port Richmond, Staten Island, el 15 de julio de 1924. La
madre de Francis vio a un "anciano" apretando y aflojando sus puños,
caminando sin decir nada. Después, durante el día, el anciano fue visto
nuevamente, pero esta vez observaba a Francis y a sus amigos jugar. El cuerpo
de Francis fue encontrado en los bosques cercanos en donde un vecino vio a
Francis y al "anciano" dirigirse hacia allí aquella tarde. Había sido estrangulado
con su ropa interior y sodomizado. Tenía laceraciones en las piernas y faltaba
una pantorrilla.

Fish llegó en marzo de 1935 a prisión y fue ejecutado el 16 de enero de 1936 en


la silla eléctrica en la correccional de Sing Sing. Entró a la cámara de ejecución
a las 11:06 p. m. y fue declarado muerto tres minutos después. Fue sepultado en
el cementerio de Sing Sing. Se tiene registro de que dijo que la electrocución
sería "la experiencia suprema de mi vida". Justo antes de que se accionara el
interruptor afirmó: "No sé aún por qué estoy aquí".

CARACTERISTICAS DE PERSONALIDAD
Sadismo

Masoquismo

Castración

Autocastración

Exhibicionismo

Voyeurismo

Pedofilia

Coprofagia
Fetichismo

Canibalismo

Hiperhedonismo.

ANALISIS DE PERSONALIDAD

Para Freud, la personalidad humana es producto de la lucha entre nuestros


impulsos destructivos y la búsqueda de placer. Sin dejar a un lado los límites
sociales como entes reguladores.

La construcción de la personalidad viene a ser un producto: el resultado de la


forma que emplea cada persona para lidiar con sus conflictos internos y las
demandas del exterior. La personalidad marcará así la forma en la que cada uno
se desenvuelve en lo social y se enfrenta a sus conflictos: internos y externos.

La personalidad interna y externa de Albert siempre tuvo impacto lo de su


interior con su exterior ya que todo lo que está en el consciente para Freud es
toda aquella personalidad de nosotros que no sale a la luz que quiere decir esto,
que es lo que nunca sale a la luz en el consciente, y el preconsciente son cosas
de nuestra personalidad dañina o que a veces nosotros no conocemos y en el
preconsciente solo sale poca personalidad a la luz y en el consciente es toda la
personalidad de nuestro exterior que mostramos

Analizando el caso de Albert creo que su personalidad viene desde antes, en la


genética ya que algunos de sus familiares pues sufrían de diversas enfermedades
y eso podría causar que ciertas enfermedades de sus familiares en las llevara

Después nos encontramos con el problema de la muerte de su papá ya que es


una situación muy difícil en la pérdida de un ser querido, y después de ese
acontecimiento nos encontramos con la difícil situación económica de su mamá
y la única alternativa que consigue es mandarlo a un orfanato donde es
maltratado, la causa de que tiempo después le guste ser maltratado es por eso,
ya que se acostumbró a ser siempre tratado así, y tuvo una formada de ver las
cosas distintas y de incluso llegar a pensar que el dolor y sufrimiento era la
forma más excitante de castigo.

Incluso a no dejar que sus etapas psicosexuales no las dejara pasar como deben
de el en cierta forma de quedo en muchas de ellas podemos relacionar la oral
con su canibalismo el causarle placer por medio de la cavidad bucal

Y en la etapa anal el causarle excitación ver a los demás orinar e incluso


masturbarse con su propia orina.

También está la etapa fálica esa la expresa por medio de picaduras en sus partes
genitales o experimentar tocando a personas de su mismo sexo descubrió que le
parecía algo excitante

Ahora vayamos con la teoría de personalidad de Erich Fromm, pues Fromm


tenía una visión del ser humano negativa, lo veía demasiado pasiva y motivada
solo por su necesidad, ya que la personalidad humana está muy arraigada y es
difícil de cambiar, bastaría con que fuéramos un poco más conscientes de
nuestras tendencias y actitudes para comprometernos con el cambio.

Las personalidades que Fromm da a conocer y que tienen relación con el


comportamiento de Albert son:

La personalidad de explotador: estos se definen por ser perfiles que establecen


vínculos y relaciones por puro interés, y Albert había veces que hacia cosas
para saber sobre a la persona que iba a hacerle daño y después darle por las
espalda, y solo lo hacía por puro interés propio.
La personalidad del acumulador: estas personas tienen solo un objetivo, una
necesidad, cuantas más cosas logran tener más seguro parece sentirse, y mayor
satisfacción personal cree recibir, el entre más víctimas tenía más de sus
satisfacciones llenaba.

Ahora veamos la teoría de Carl Gustav, esta habla sobre un arquetipo que es el
comportamiento de la persona que nos enseña, en el caso sería la madre , en el
de Albert seria todo el maltrato que recibió y que quiere decir esto arquetipo,
que reflejamos el comportamiento de esa persona, también esta una sombra que
es donde se alberga los instintos de la parte diabólica Albert en la sociedad era
un hombre cualquiera pero a la hora de dejarse maltratar o del maltratar o de
escuchar sus voces su sombra era la que poseía su personalidad y controlaba
todo lo que sus voces le decían sin sentir sentimiento de culpabilidad.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

https://www.infobae.com/america/eeuu/2018/02/18/la-pavorosa-historia-de-albert-fish-violador-
de-ninos-y-canibal/

https://www.lifeder.com/albert-fish/

https://criminalia.es/asesino/albert-fish/

https://www.elpensante.com/albert-fish-el-canibal-de-brooklyn/

https://estudiocriminal.eu/wp-content/uploads/2017/03/Albert-Fish.pdf