Está en la página 1de 4

Motivaciones e Intereses

Diseño arquitectónico
Charlas
Revistas
Oficinas jóvenes
Referencias de todo tipo
Constelación – Atlas – Rolemodels
Al no tener una figura a la cual seguir y aprender de, ya que ninguno de mi familia es
arquitecto, tuve que armar una serie e

Al momento de entender mi proceso formativo durante mis pocos años en la


disciplina, con el fin de intentar ordenarlos desde una posición metodológica y racional,
resulta familiar el concepto de bricolaje como eje transversal del desarrollo académico.
Este concepto, entendido desde la relación entre un sujeto aficionado u inexperto con una
disciplina que requiere de un conocimiento técnico específico, se asemejaría al paso
práctico que la mayoría de la gente tendría con cualquier actividad que comience a
desarrollar. Sin embargo, desde mi posición, me resulta más entretenido y ameno,
comenzar cualquier actividad desde la revisión de múltiples referencias, sin alguna
relación aparente entre sí, más que el tema a desarrollar, estudiando y analizando la
metodología, ordenes, posiciones y temas a tratar con respecto a la disciplina. Desde ese
prisma, no ha resultado difícil acumular una serie de modelos a seguir, que han
acompañando mi formación, empapando de cierta manera, una formación ligada más
hacia el estudio de referencias, que el vértigo del salto al vacío, que requiere enfrentarse al
papel en blanco.
Este tipo de aproximaciones, han conformado un cuerpo crítico suficiente para
identificar el modo de trabajo de las oficinas nacionales e internacionales en el campo del
diseño arquitectónico. Mediante el reconocimiento de referencias, tanto del mundo del
arte, arquitectura o simplemente de la cultura popular aplicados a una obra de
arquitectura, resulta familiar la tendencia por ciertas oficinas que toman estos elementos
como punto de partida.
De acuerdo a lo anterior, se buscaba una oficina que desarrollara proyectos de
diseño arquitectónico, con un enfoque disciplinar descrito, donde el contexto teórico-
referencial tenga un peso contundente en el proceso de diseño.

La oficina Amunátegui Valdés Architects representa los ideales mencionados,


principalmente por el desarrollo de proyectos arquitectónicos de mediana escala,
orientados a las segundas viviendas y boutiques, desde una mirada crítica a la disciplina
descritas en la monografía “Mundo De Fragmentos”. Las publicaciones de sus obras en
medios digitales, pero principalmente la aparición en diferentes medios físicos, como la
revista “ARQ” y la posterior publicación monográfica, dan cuenta del desarrollo
arquitectónico como una herramienta de declaración de intenciones, donde todo el
material producido establece una posición sobre el proyecto como obra de arquitectura,
en cuanto a contexto urbano y social, como también el detalle en los materiales y métodos
constructivos. No obstante, la obra en su conjunto no pierde de vista la necesaria
referencia un contexto histórico arquitectónico mayor, estableciendo vínculos mediante
una serie de detalles y pequeños guiños, materializados tanto en decisiones espaciales
como en terminaciones constructivas.
El reconocimiento de estos temas en el estudio previo de la oficina, se convirtieron
en temas relevantes en la elección de Amunátegui Valdés como el lugar indicado para
desarrollar mi práctica profesional.
Objetivos
Cada quien cuenta con las capacidades suficientes como para
aprender independiente del lugar físico que se escoja para realizar la
práctica. No pretendo incluir dentro de lo esperado por esta
instancia el aprendizaje, ya que este se puede obtener de distintas
maneras y por distintos medios.
Lo que busco a traves de esta instancia es involucrarme en el mundo
de los productores de arquitectura, aprender el como se llega a
entrelazar la producción de arquitectura, con la de arte, lograr un
aprendizaje no de contenido, sino de metodologías, de un mayor
entendimiento de aquello que aún es desconocido para un
estudiante. El proyecto que se desarrolle durante la práctica no tiene
mayor importancia, sino el desarrollo de este, mi objetivo es el
entendimiento del proceso gráfico como método paralelo al diseño,
donde las referencias no son solo acerca de la forma de las cosas, sino
del modo en que estas cosas llegan a visualizarse para llegar a una
publicación, para llegar a las redes sociales, o para llegar a un medio
físico.
Objetivos

Introducción.
“En cuanto a metodología, somos bastante escépticos. Aunque, no sé si de verdad
tenemos una metodología. El primer reto que afrontamos es combinar diferentes
cuestiones. Bien sean de tipo referencial, territorial, programáticas o constructivas, incluso
cuestiones a la obra… Y lo que verdaderamente nos resulta apasionante es intentar
conciliar todos estos asuntos en una idea. De ahí que nos guste preservar en las primeras
etapas de un proyecto un cierto desorden, para que el abanico de cuestiones y temas a
abordar sea el más amplio posible. Y de ese modo explorar el mayor número de
oportunidades, para que la búsqueda sea copiosa y en todas direcciones. Después, se trata
de congeniar todo ese desorden por diferentes medios.”
El croquis 197, pag 6 Alexandre Theriot

Al igual que entonces, hoy también lidiamos con fragmentos. Coleccionamos y


organizamos objetos intentando darle sentido al mundo en el proceso. Pero lo hacemos
distraídamente, mecánicamente, tomando estos esfuerzos como expresión de nuestra
subjetividad. Acumulamos cosas, pero nuestro discernimiento es gobernado por a
intuición. Para la plétora de ataques contra la figura del autor, no hay periodo que haya
tenido tantos de ellos. Y aún así, sabemos que de aquí no va a surgir ningún argumento. Lo
que hay detrás de este gesto repetitivo es una comprensión problemática de la historia, a
la que se ve como una mera caja de herramientas para la producción de formas. Abundan
las citas cultas, pero estas no revelan, cuestionan o revitalizan las lógicas que llevaron a
esos objetos a asumir una forma y articular cultura. No podemos decir si estas citas vienen
en la forma de resurgencias, quiebres o continuidades históricas. Tampoco podemos
describir los pasos que nos llevaron a escoger estos fragmentos ni a organizarlos del modo
en que lo hicimos. Nos gusta la estética que envuelve a las prácticas históricas, pero no
estamos dispuestos a tomar los precedentes históricos seriamente.
Amunategui Valdés Mundo de Fragmentos, pag 11