Está en la página 1de 199

Universidad Austral de Chile

Facultad de Ciencias de la Ingeniería


Escuela de Ingeniería Civil en Obras Civiles

PREFABRICACIÓN DE FUNDACIONES CORRIDAS PARA


LA INDUSTRIALIZACION DE LA VIVIENDA SOCIAL EN
CHILE

Profesor Patrocinante:
Sr. Luís Collarte Concha.
Ingeniero Civil. M. Sc. en Ingeniería Civil.
Especialidad Hidráulica Mecánica de Suelos.

Profesor Co-Patrocinante:
Sr. Alejandro Niño Solís.
Master en Diseño y Cálculo de Edificios.

MIGUEL HERIBERTO CORDERO ESPINOZA


VALDIVIA – CHILE
2010
“A todos los que han aportado de alguna u otra manera en este emprendimiento y con especial
cariño a los mismos de siempre que no cesaron de entregar ese empuje necesario en mi vida.
Gracias.”
INDICE TEMATICO

CAPITULO I: INTRODUCCION Y OBJETIVO Página

1.1 Introducción 1

1.2 Planteamiento del Problema 2

1.3 Objetivos 3

1.4 Metodología 4

CAPITULO II: AVANCES EN LA PREFABRICACION DE LA VIVIENDA Y LA


FUNDACION

2.1 La Prefabricación de la Vivienda en el Mundo 6

2.2 La Prefabricación de la Vivienda en Chile 7

2.3 Aplicaciones del Ferrocemento en Valdivia y Chile 8

2.4 Fundación Prefabricada para la Vivienda 12

CAPITULO III: ASPECTOS TEORICOS

3.1 Las Fundaciones ó Cimentaciones 14

3.2 Tipos de Fundaciones 15

3.3 Ferrocemento 20

3.4 Método de los Elementos Finitos 22


CAPITULO IV: CARACTERIZACION DE LOS SUELOS DE VALDIVIA

4.1 Ubicación de la Ciudad de Valdivia 27

4.2 Tipos de Suelos y Descripción de Cada uno de Ellos. 27

CAPITULO V: BASES DE CÁLCULO

5.1 Descripción General 33

5.2 Método de Diseño 33

5.3 Normativa 33

5.4 Materiales Empleados 34

5.5 Combinaciones de Carga 35

5.6 Flechas Admisibles 36

5.7 Hipótesis de Calculo 36

CAPITULO VI: ANALISIS SISMICO

6.1 Descripción del Sistema Sismorresistente Empleado 37

6.2 Descripción del Método de Análisis 38


CAPITULO VII: MEMORIA DE CÁLCULO

7.1 Solicitaciones Según Normativa Chilena 44

7.2 Propiedades del Suelo Soportante 52

7.3 Modelos Computacionales 56

7.4 Análisis de Resultados 65

7.5 Diseño de las Secciones en Ferrocemento 81

7.6 Diseño de las Uniones 87

7.7 Distribución de Secciones Propuestas 101

7.8 Propuesta de Moldaje 105

CAPITULO VIII: COMPARATIVA DE COSTOS

8.1 Fundaciones Originales de Viviendas 106

8.2 Fundaciones Prefabricadas de Ferrocemento 108

8.3 Comparativas Numéricas 111

CAPITULO IX: CONCLUSIONES 119

BIBLIOGRAFIA 120
ANEXO i: VIVIENDA TIPO I

i.1 Cargas en Techumbre 125

i.2 Cargas en Tabiquería 131

i.3 Cargas en Cortafuegos 136

ANEXO ii: VIVIENDA TIPO II

ii.1 Cargas en Techumbre 138

ii.2 Cargas en Tabiquería 144

ANEXO iii: VIVIENDA TIPO III

iii.1 Cargas en Techumbre 150

iii.2 Cargas en Tabiquería 156

iii.3 Cargas en Piso 161

ANEXO iv: DOCUMENTO LEMCO 162

ANEXO v: EJEMPLO PARA DISEÑO DE SECCIONES

v.1 Diseño a Flexión 163

v.2 Diseño a Corte 168


ANEXO vi: RESULTADOS COMPUTACIONALES GRAFICOS

vi.1 Modelos SAFE 170

vi.2 Modelos SAP2000 173

ANEXO vii: DEFINICION DE VIVIENDA SOCIAL EN NORMATIVA CHILENA

vii.1 Generalidades 174

vii.2 Vivienda Económica 175

vii.3 Vivienda Social 175

vii.4 Vivienda Progresiva 175

vii.5 Vivienda Básica 176

vii.6 Materiales Básicos Utilizados en la Construcción de Viviendas 177

vii.7 Materiales Exigidos por el SERVIU 178


RESUMEN

Esta investigación expone en detalle los puntos para diseñar una “FUNDACION
PREFABRICADA DEL TIPO CORRIDA”, para viviendas con características bien definidas.
Las construcciones habitacionales que se emplearán para el estudio son comúnmente conocidas
como viviendas sociales y una de las características interesantes que poseen para la industria
nacional es la de ser fácilmente prefabricadas, tanto parcial como totalmente en su estructura.
El punto que se propone en este trabajo es el de prefabricar una FUNDACION CORRIDA
CON CARACTERISTICAS ESPECIALES. Conociendo los estudios asociados a la
prefabricación, estableciendo las diferencias de ubicación, generando dibujos, mejorando en rigor
su precisión lo que permite explicar el diseño de estos elementos de fundación.
Con esto se reduce el costo de tiempo, que es demasiado prolongado en la actualidad
debido a que las fundaciones corridas sólo se trabajan con un hormigonado completamente in
situ, lo que trae consigo toda la espera del fraguado para la posterior colocación de la supra
estructura.
Por ultimo, en esta investigación se enunciaran los distintos aspectos técnicos que
permiten la total comprensión del trabajo desarrollado, que además, permiten mostrar las bases
sobre las cuales se fundamentan las tesis trabajadas.
SUMMARY

In this research the points are exposed in detail, in order to conceive a prefabricated
foundation of continuous model for housings with good defined characteristics. These habitable
buildings are commonly known as social housing, which are easily prefabricated, total or
partially, being one of the most interesting characteristics for the national industry.
The aim of this work is to emphasize the prefabrication of continuous foundation with
special characteristics by knowing associated studies with the topic, establishing the differences
of location, reduction on a scale, using drawing to improve precision.
This system simplifies the problem of time, which is lengthy, due to the fact that
continuous foundation is worked with reinforced concrete, completely in situ, using excess of
time to wait for hardening to place the supra structure.
CAPITULO I: INTRODUCCION Y OBJETIVO

1.1.- INTRODUCCIÓN

La ingeniería ha logrado amplios desarrollos tecnológicos en ámbitos tan complejos como


la ingeniería aeroespacial que requieren fuertes gastos para su estudio y ejecución. Pero en un
ámbito tan básico como es la industrialización de los módulos elementales habitacionales que
reciben el nombre de viviendas sociales, aun no existen cambios que generen avances
sustanciales.
Prueba de lo anterior es que se siguen fundando las típicas viviendas sociales
prefabricadas de madera sobre fundaciones aisladas llamadas “poyos”. La creación de una
fundación corrida prefabricada para este tipo de vivienda no es algo que tenga indiferentes a
expertos en el tema, pero realmente no resulta fácil imaginarse módulos interconectados que
cumplan con los requisitos indispensables para la ingeniería: resistencia y economía.
Esta investigación consta de una serie de etapas encasilladas en puntos que le brindan una
estructura clara y correlativa para su fácil comprensión, los puntos mencionados se extienden
desde un planteamiento del problema hasta una conclusión; que se obtiene con la ejecución de los
distintos pasos propuestos en detalle en la metodología de este estudio.
Los objetivos del estudio en cuestión, se apegan en gran medida a los conceptos que se
mencionan anteriormente y que en una frase es posible resumirlos como “el logro económico de
la resistencia para las viviendas sociales”, esto en el ámbito de las fundaciones que se plantea.
Respecto a los antecedentes bibliográficos, existe una amplia y concisa disponibilidad de
textos en lo concerniente a la parte de cálculo de materiales ó suelos, por ejemplo, textos que se
encuentran en la bibliografía de esta memoria como Bowles(1974), Das(2001), Sowers(1972),
Rodriguez(1989), entre otros. Pero respecto de antecedentes del grado de uso y avances en la
construcción chilena, solo es posible encontrar algunas recopilaciones presentes en tesis
nacionales y documentos de internet principalmente.
Analizando con calma la propuesta en su desarrollo, se puede ver que tanto el estudio
como los resultados esperados, denotan un alto grado de eficiencia; ya que los recursos invertidos
para el estudio están en su mayoría disponibles para un estudiante promedio de ingeniería, y en el
resultado estaría reflejado un primer avance en la materia, que permitiría implementar el sistema
constructivo industrializado en las distintas obras de construcción de vivienda social.

Página 1
1.2.- PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

La industrialización de la vivienda no se logra a cabalidad por el reto técnico que


representa generar una fundación prefabricada que cubra en gran parte la necesidad de fundar en
distintos tipos de terrenos.
La prefabricación de las fundaciones se enfrenta con una serie de circunstancias
problemáticas que en gran medida han desincentivado su empleo masivo, tanto en la construcción
formal como en la autoconstrucción. En publicaciones de Márquez (2006) encontramos que las
principales limitaciones son:

• Especificidad: usualmente las fundaciones prefabricadas pertenecen a sistemas


estructurales o constructivos específicos, asimismo están calculadas para condiciones particulares
de cada proyecto.
• Correspondencia estructural: los distintos requerimientos de vínculo con la estructura,
con frecuencia conduce a la generación de una variada serie de componentes específicos para
cada situación en particular.
• Coordinación dimensional: las diferencias en cuanto a la magnitud de las luces
estructurales entre apoyos obligan con frecuencia a generar una variedad dimensional de los
componentes prefabricados para fundaciones a fin de satisfacerlas adecuadamente, propendiendo
hacia una menor eficiencia en los términos ya explicitados.
• Peso: el empleo recurrente del hormigón armado como recurso fundamental para su
elaboración dificulta la manipulación y el transporte de los componentes prefabricados sin el uso
de elementos mecanizados.
• Comportamiento monolítico: las múltiples uniones no permiten garantizar el adecuado
comportamiento monolítico del conjunto estructural, particularmente frente a la acción de las
cargas dinámicas.

Para acotar en con relativa precisión la propuesta de prefabricación de fundaciones, se ha


elegido el sector de la vivienda social para la aplicación de esta propuesta, además varias
empresas han tomado este sector de viviendas intentado industrializar su construcción.

Por lo anterior, el planteamiento de problema consiste en que hoy en el mercado no existe


un sistema de fundación del tipo corrida, que sea prefabricado y que permita lograr una
industrialización de los módulos habitacional con materiales tradicionales como lo son el
hormigón armado y la madera.

Página 2
1.3.- OBJETIVOS

1.3.1.- Objetivo Principal.

• Diseñar una fundación prefabricada para su utilización en la vivienda social, que cumpla
con la normativa chilena y tenga las siguientes características:
- Eficiencia estructural a un precio razonable, lo que implica disminuir ó mantener
el costo de fabricación sin perder calidad en las piezas.
- Lograr el comportamiento monolítico de la fundación ante cargas dinámicas; lo
que presenta todo un desafió en el ámbito del diseño de uniones entre los
segmentos de la fundación.
- Hacer que el modelo sea transportable y ensamblable en un periodo de tiempo
menor al utilizado hoy en día para las fundaciones corridas.

1.3.2.- Objetivos secundarios.

• Diseñar y estimar costos en este proyecto.


• Diseñar un modelo de fundación en módulos prefabricados de ferrocemento.
• Proyectar uniones para conectar los módulos de fundación.
• Confeccionar maquetas esquemáticas para ver funcionamiento de uniones. Esto en
materiales convencionales como: yeso, alambre y cartón.
• Estandarizar el tipo de suelos de fundación presentes en la ciudad de Valdivia.
• Comprobar los módulos prefabricados, tanto individual como en su conjunto, mediante el
uso de algún programa de calculo que lo permita, por ejemplo, SAP 2000. En caso de no
obtener comprobaciones lógicas por métodos convencionales.

Página 3
1.4.- METODOLOGÍA

La metodología de este proyecto de tesis enfatiza en conseguir una fundación corrida que
supla una necesidad no cubierta por la industria chilena actual, lo que nos conduce a llevar el
diseño e implementación de los elementos de fundación a un modelo especifico de vivienda que
se articule de manera intrínseca con cada uno de sus elementos estructurales para que además sea
de fácil ensamblado.
Para efectos de conseguir los objetivos de este trabajo de tesis, se requiere proceder con la
siguiente metodología de trabajo:
Definir un modelo específico de vivienda, con dimensiones manejables para hacer los
cimientos prefabricados a la medida precisa según los requerimientos estructurales. Esto conduce
a realizar una búsqueda de planos de viviendas sociales y seleccionar los tres modelos que se
proponen en los objetivos secundarios. Para lograr este hecho, se recurrirá a los expertos que
trabajan con esto en la entidad fiscal SERVIU y de ser necesario se conseguirá material a otras
empresas que trabajen en el rubro de la vivienda social.
Posteriormente se procede a buscar toda la información necesaria que dé respaldo
fidedigno a la ejecución de la investigación. Esta información estará respaldada en gran parte por
antecedentes bibliográficos, pero como en el caso de los costos de materiales de construcción se
harán propuestas tanto con lo que se encuentra en la literatura consultada, como con los
antecedentes que sean entregados por los vendedores de los productos.
Es necesario estandarizar los suelos del lugar geográfico donde se pretenden fundar las
viviendas, como se trabaja con proyectos habitacionales de la ciudad de Valdivia, por ende, es
lógico estandarizar los suelos de la ciudad de Valdivia. Con esto en el fondo se tienen
antecedentes numéricos vitales y supuestos de cálculo que se deben emplear para respaldar el
funcionamiento de la fundación.
Ya con el modelo habitacional definido, comienza el diseño de los módulos prefabricados
de fundación. Se hace el cálculo de las cargas solicitantes a las que se verá afecta la fundación,
esto viene dado por consideraciones de peso de la supra estructura y condiciones de carga
especificadas en la normativa chilena. Con esto y haciendo el supuesto de cimentar sobre el
terreno más desfavorable dentro del que se pueda habitar, se logra el dimensionamiento teórico
de la fundación prefabricada según la materialidad; que se asumirá de hormigón del tipo
ferrocemento con insertos de acero.
Para el diseño de las uniones se pretenden generar dos grupos del uniones, las que
conectan los módulos entre si y las que conectan la fundación a la supraestructura. En estas
ultimas uniones mencionadas se asumen de fierro liso, los cuales son conocidos como
“espárragos” en jerga constructiva. Pero respecto a las uniones que conectan los módulos
prefabricados entre si, se estudiará la factibilidad económica que respalde el uso de un sistema
macho – hembra de enfierradura ó de uniones apernadas. Se debe diseñar la unión entre
Página 4
elementos prefabricados; que además, asegure el comportamiento monolítico de la fundación.
Para esto se revisará el material bibliográfico relacionado con los ámbitos de hormigón y acero
principalmente, en que el tema de las uniones está ampliamente desarrollado.
Ante la inminente complejidad de imaginarse las uniones de los módulos, se entrega la
solución de crear maquetas esquemáticas que muestren la interconexión de las distintas piezas.
Para esto se eligen materiales convencionales y de fácil adquisición en el comercio ya que son
modelos simples, meramente explicativos.
Lo propuesto será chequeado en su funcionamiento estructural, con el uso de un programa
de cálculo que lo permita, por ejemplo, SAP2000. Este programa tiene la particularidad de
trabajar con el método de los elementos finitos, que como ya se dijo, genera una subdivisión de
los elementos en una infinidad de puntos que junto a las relaciones que proporciona este método,
permitirá ver en detalles los esfuerzos a que se producen en los módulos prefabricados, tanto ante
cargas estáticas como ante cargas dinámicas que se representan típicamente en didácticas
animaciones computacionales.
Para culminar el trabajo se plantea generar un programa computacional el cual acumule la
información del modelo propuesto y distintos tipos de suelo con sus propiedades. La información
correspondería a los resultados obtenidos en modelos computacionales que con el ingreso de
datos confiables, siguiendo teorías como la de simular el suelo de fundación con resortes que
utilizan el modulo de balasto. Esto arrojaría resultados bastante ajustados a la realidad. Todo este
proceso ameritaría una comprobación de los resultados de forma manual dentro de los límites
posibles, o por lo menos, se demostraría una calibración manual de los elementos en modelos
más sencillos.
Finalmente el criterio de evaluación es simple; se debe reflejar numéricamente la
resistencia mecánica y costo monetario en que se incurriría, al utilizar una fundación corrida
prefabricada en vez de una fundación corrida de vaciado in situ, que es el sistema típico utilizado
en la construcción de fundaciones corridas actualmente.

Página 5
CAPITULO II: AVANCES EN LA PREFABRICACION DE LA VIVIENDA Y
LA FUNDACION

Para hacer una exposición ordenada de los adelantos que presenta la prefabricación de
viviendas y sobre todo las fundaciones, se revisará en primera instancia una reseña de los
adelantos logrados en otros países; para luego revisar el material disponible en Chile sobre este
ámbito. Las fundaciones en detalle, serán expuestas más adelante en los aspectos teóricos.

2.1.- LA PREFABRICACIÓN DE VIVIENDA EN EL MUNDO

En el mundo ha ido cambiando la opinión acerca de las viviendas prefabricadas. En un


principio como nos relata Juárez et al.(1994), “la vivienda prefabricada era considerada como una
etapa provisional de alojamiento hasta que dicha población de personas pudiera ser trasladada
hasta un lugar de habitación definitivo”.
Hoy en día este concepto de vivienda prefabricada ha cambiado radicalmente y
encontramos, por ejemplo, las casas prefabricadas Canadienses de exportación ó los módulos
holandeses de conocida calidad internacional, las que por ningún motivo entran en la
clasificación de vivienda social por el avaluó que tienen.

Figura Nº1:

Vivienda prefabricada canadiense.


Fuente: Casas (1997)

Pero todo esto siempre ha sido concebido para la prefabricación de las casas excluyendo
la prefabricación de las fundaciones, basta revisar connotadas bases de datos como la “EBSCO”
para encontrar que el aporte en este ámbito es mínimo.

Página 6
A continuación se darán a conocer viviendas prefabricadas típicas que encontramos en
Chile y además en el mundo, pero se encasillaron en el siguiente punto para no hacer iterativa la
información presentada.

2.2.- LA PREFABRICACIÓN DE VIVIENDA EN CHILE

Por antecedentes de Bravo(1996), en Chile hay experiencias de la prefabricación de la


vivienda social en un intento por industrializarla que datan desde 1960.
En el país se diferencian dos tipos principales de viviendas prefabricadas. El primer tipo
son las casas prefabricadas de madera ó acero galvanizado que ofertan una gran cantidad de
empresas y que no incluyen las fundaciones prefabricadas. Ante lo cual es habitual el ajuste con
fundaciones aisladas en la base de estas estructuras.

Figura Nº2:

Casa prefabricada que ofrece empresa chilena.


Fuente: Isis (2004).

El otro tipo de vivienda prefabricada es el de módulos, estas siguen el mismo principio


que las oficinas en containeres de amplio uso en las instalaciones de faena para la construcción,
éstas tampoco incluyen fundaciones prefabricadas especiales. Al tratarse de apilaciones con un
peso considerable es común utilizar una zapata corrida con radier o inclusive pilotes en
condiciones especiales.

Página 7
Figura Nº3:

Viviendas prefabricadas del tipo módulos. Se ordenan y conectan a gusto propio


Fuente: Vergara (2006).

Haciendo un seguimiento a las empresas que ofrecen viviendas del tipo prefabricadas en
Chile por cualquier medio de información, el resultado es en general el mismo: La vivienda
prefabricada no incluye fundaciones prefabricadas. Las razones de este hecho quedan claramente
especificadas en el planteamiento del problema, que desde todos los puntos de vista arroja un
serio problema de costos para la prefabricación de las fundaciones.

2.3.- APLICACIONES DEL FERROCEMENTO EN CHILE

 Generalidades.

Santibáñez (2004) expone que, el ferrocemento en su actual estado de desarrollo se ha


encontrado con extensa aplicación en diferentes campos: utilización en el ambiente marino y
utilización en edificación.
En obra de arquitectura, se destaca las aplicaciones en casetas sanitarias, viviendas de uno
y dos pisos, colegios, postas, oficinas, instalaciones deportivas (camarines, baños), bibliotecas
comunitarias, instalaciones de bomberos, de Carabineros y otras.
Es así, que el ferrocemento se considera como una tecnología sustentable en el desarrollo
de los pueblos, por diversas razones, entre ellas tenemos:

 Materiales básicos disponibles en la mayoría de los países.


 No requiere de maquinaria pesada.
 Es fácilmente reparable.
 Puede fabricarse de muy variadas formas.

Página 8
En nuestro país el desarrollo está ligado en sus primeros usos a embarcaciones en la zona
de Valparaíso, donde se construyeron algunos barcos de pesca, no prosperando debido a
dificultades económicas. En 1989, se reinicia en la ciudad de Puerto Montt, región de Los Lagos,
la creación del primer astillero por la empresa Ferrosur.
A partir de esa fecha, FERROSUR ha desarrollado esta tecnología construyendo todo tipo
de embarcaciones de ferrocemento, ferrocemento – hormigón y hormigón, tales como: bodegas
flotantes (para la industria salmonera), casas flotantes, muelles de hormigón, plantas de hielos
flotantes, boyas, etc.
En vivienda existen intentos aislados de aplicaciones en la zona central, Valdivia y
Temuco; pero el centro del desarrollo se sitúa en la zona de Concepción. En el año 1994, se
desarrolla el primer proyecto Fontec, que dio como resultado una vivienda prefabricada de 46
m2, en un piso, con paneles doble cámara de aire en ferrocemento. A partir de este proyecto se
han construido viviendas en la zona de Coronel, Chillan, Talca y Concepción. Destaca la empresa
Pablo Torres de Chillan, que ha construyo del orden de 200 vivienda entre los años 2002 a 2004
y la Empresa Constructora Rivano.

 Utilización en la ciudad de Valdivia.

La ciudad de Valdivia se presenta una gran cantidad de edificaciones con elementos


estructurales en ferrocemento. Como ejemplo mas representativo podemos citar las “losetas de
ferrocemento” presentes en los distintos niveles de los locales de comida del mercado municipal
de Valdivia. También, se encuentra el mismo tipo de solución estructural para las losas del
edificio Ferso a pocas cuadras de la plaza de armas de Valdivia.
A continuación se presentan imágenes que muestran claramente el sistema estructural del
cual se esta exponiendo en este punto y así quede claro al momento de hacer revisión en terreno
de la aplicación del ferrocemento en la ciudad de Valdivia.

Página 9
Figura Nº4:

Losas de Ferrocemento en Mercado Municipal Valdivia.


Fuente: Elaboración propia.

Figura Nº5:

Losas de Ferrocemento en Edificio Ferso Valdivia.


Fuente: Elaboración propia.

Página 10
 Utilización en Ambiente Marino.

El desarrollo en la zona de Puerto Montt comienza con las primeras plataformas flotantes,
para bodegas de almacenamiento de alimento para salmones, enteramente fabricadas en
ferrocemento, con mortero colocado a mano. Posteriormente, se fue innovando y el mortero se
coloca fluido dentro de los moldajes. Parte de la estructura de estas plataformas se hace en
hormigón. Las plataformas son en algunos casos un hibrido entre ferrocemento y hormigón.
La empresa Ferrosur ha construido desde 1989 hasta 2004: 178 bodegas, 14 muelles
flotantes, 3 casas e innumerables otros elementos hechos con cemento.

Figura Nº6:

Bodega flotante de ferrocemento de la empresa Ferrosur.


Fuente: Santibáñez (2004)

 Utilización en Edificación.

El ferrocemento es un gran material de fácil adquisición, por el bajo costo, y muy efectivo
en la industria de la edificación, particularmente en el área de la vivienda social. Se pueden
diseñar y construir desde elementos monumentales de producción única hasta viviendas de
poblaciones populares de ejecución en serie.
Teniendo como base el Proyecto Fontec del año 1994 y terminado el año 1996, para
viviendas de un piso, se pretendió en el proyecto F.D.I. de la CORFO, llevado a cabo en la
Universidad del Bío – Bío, con el apoyo de cementos Bío – Bío, desarrollar e implementar en
nuestro país la prefabricación e industrialización de la construcción de viviendas de 1 a 3 pisos,
con paneles doble cámara de aires en ferrocemento.

Página 11
Figura Nº7:

Vivienda de ferrocemento del proyecto Fontec.


Fuente: Santibáñez (2004)

La industria de prefabricados en ferrocemento es una excelente alternativa para nuestro


país, dado que está integrada por máquinas y equipos simples de adecuada productividad, lo que
puede justificar su inversión en la medida que se genere un mercado conveniente para el uso de
sistemas constructivos en ferrocemento. Además, presenta la ventaja de permitir la producción de
diversos tipos de partes y piezas que son complementarias al uso habitacional, tales como: cierros
vibrados, postes, cámaras, canaletas de aguas lluvias, soleras, adocretos, pastelones, etc.

2.4.- FUNDACIÓN PREFABRICADA PARA LA VIVIENDA

Antes que todo, se hará énfasis en que las fundaciones prefabricadas a gran escala están
disponibles en el mercado chileno. Mayores detalles de este tema se pueden encontrar en la
construcción del estadio “Bicentenario Germán Becker” presente en la ciudad de Temuco, pero
que para efectos de esta investigación no es razonable hacer mayores menciones, porque las
dimensiones y resistencias de estos proyectos distan demasiado de las que se pretenden trabajar
en esta investigación.
Volviendo al tema, la fundación prefabricada para viviendas más conocida y de amplio
uso en la actualidad de Chile son los poyos de hormigón, los cuales son típicamente asociados a
asentamientos con el terreno porque las personas que construyen sobre este sistema no tienen una
real dimensión de la cantidad de elementos necesarios para asegurar la estabilidad de la
estructura. Pero si buscamos una fundación prefabricada del tipo corrida no obtenemos ningún
resultado en el mercado.

Página 12
Figura Nº8:

Fundaciones prefabricadas para viviendas conocidas como “Poyos de hormigón”


Fuente: Malatrassi (2008).

En lo atingente a la prefabricación de fundaciones de hormigón para viviendas el


adelanto más significativo lo expone Yu et al.(2008). En su artículo nos relata el escaso cambio
en el tiempo que presentaba la construcción de viviendas residenciales en Norte América, al ser
construidas predominantemente con fundaciones de hormigón por el sistema de vaciado en el
lugar o in situ como se conoce comúnmente. Para subsanar este costo de tiempo que significa
esperar el fraguado del hormigón y así mejorar la productividad de las construcciones
residenciales, es que se reunió un grupo de expertos en Canadá en la Universidad de Alberta y
generó una solución adecuada para las necesidades que tiene la sociedad en Norte América,
desarrollando todos los puntos que necesita un proyecto estructural de esta relevancia. En
conclusión este artículo explica que, para conseguir este acierto, se hicieron esfuerzos especiales
para identificar un óptimo diseño que cumpliera con las funciones de diseño hasta obtener el
costo mínimo total y lograr algo de flexibilidad en esto. Esta investigación lidero el diseño de un
innovador sistema fundaciones de hormigón prefabricadas, que es caracterizado por una
estructura estandarizada nervada, aislamiento externo, y conexiones apernadas simplemente.
El costo directo del sistema fundaciones prefabricadas citadas es cerca del 10% - 15%
mayor que las convencionales fundaciones hormigonadas in situ, pero los autores concluyen que
el desempeño superior de las fundaciones de hormigón prefabricadas, en términos de tiempo de
construcción, control de calidad, mejora de productividad y eficiencia de energía, finalmente
tienen más importancia que su costo.

Página 13
CAPITULO III: ASPECTOS TEORICOS

3.1.- LAS FUNDACIONES Ó CIMENTACIONES

La construcción de cimentaciones es una de las artes más antiguas de la humanidad,


siendo hoy en día la Mecánica de Suelos la herramienta con la cual se pueden analizar los
esfuerzos y deformaciones en la subestructura, de la misma manera que se hace en la
supraestructura y así formular un proyecto racional que ajuste la estructura a las capacidades del
suelo situado debajo.

- Requisitos esenciales de una buena cimentación.

Por definición de Sowers et al.(1972), la cimentación es la parte soportante de una


estructura. Este término se aplica usualmente en forma restrictiva al miembro que transmite la
carga de la supraestructura a la tierra, pero en su más completo sentido, la cimentación incluye el
suelo y la roca que están debajo. Es una transición o conexión estructural cuyo proyecto depende
de las características de ambos, la estructura y el suelo o la roca. Una buena cimentación debe
cumplir tres requisitos:

1.- Debe colocarse a una profundidad adecuada para impedir los daños de heladas, los
levantamientos, socavaciones o los daños que puedan causar futuras construcciones
cercanas.
2.- Debe ser segura contra la falla del suelo.
3.- No debe asentarse tanto que desfigure o dañe la estructura.

Estos requisitos serán considerados en el orden indicado. Los dos últimos pueden ser
establecidos con razonable exactitud por los métodos de la mecánica del suelo y de la roca, pero
el primero envuelve la consideración de muchas posibilidades, algunas muy lejos del dominio de
la ingeniería. Durante el largo periodo de tiempo en que un suelo debe soportar una estructura,
puede sufrir cambios debidos a fuerzas naturales y artificiales. Estas fuerzas deben ser
cuidadosamente evaluadas al escoger la ubicación de una estructura y especialmente al
seleccionar el tipo de cimentación y la profundidad mínima a que deba situarse.

Página 14
- Procedimiento racional para determinar la presión admisible y proyectar las
cimentaciones.

Nuevamente el autor Sowers et al.(1972) comienza explicando que la presión admisible es


la presión máxima que se puede aplicar al suelo sin exceder la capacidad de carga y del
asentamiento. La determinación racional de la presión admisible para el proyecto de una
cimentación es similar al que se sigue para el proyecto de las otras partes de la estructura.
Primero se supone una presión basándose en la experiencia. Segundo, se comprueba, por el
análisis de la capacidad de carga, la seguridad de la presión supuesta contra la falla del suelo.
Tercero, si la presión supuesta es segura, se hace un análisis para determinar el asentamiento y
comprobar si es o no excesivo. Cuarto, se revisa la presión supuesta para, de acuerdo con los
resultados de los análisis, aumentar la seguridad, reducir el asentamiento o mejorar la economía.

Los datos de la estructura que se necesitan son los relacionados con sus características
fundamentales y las cargas que soporta. Las características generales comprenden el uso a que se
destinará.

3.2.- TIPOS DE FUNDACIONES

La elección del tipo de cimentación depende especialmente las características mecánicas


del terreno, como su cohesión, su ángulo de rozamiento interno, posición del nivel freático y
también de la magnitud de las cargas existentes. A partir de todos esos datos se calcula la
capacidad de soporte, que junto con la homogeneidad del terreno aconsejan usar un tipo u otro
diferente de cimentación. Siempre que es posible se emplean cimentaciones superficiales, ya que
son el tipo de cimentación menos costoso y más simple de ejecutar. Cuando por problemas con la
capacidad de soporte o la homogeneidad del mismo no es posible usar cimentación superficial se
valoran otros tipos de cimentaciones.
En lo expuesto por Fratelli (1993) los tipos de fundaciones son las que se resumen a
continuación:

3.2.1. Superficiales

Son aquellas que apoyan en las capas superficiales o poco profundas del suelo, por tener
éste suficiente capacidad portante o por tratarse de construcciones de importancia secundaria y
relativamente livianas.
En estructuras importantes, tales como puentes, las cimentaciones, incluso las
superficiales, se apoyan a suficiente profundidad como para garantizar que no se producirán
deterioros. Las cimentaciones superficiales se clasifican en:

Página 15
• Cimentaciones ciclópeas.
• Zapatas.
 Zapatas aisladas.
 Zapatas corridas.
 Zapatas combinadas.

• Cimentaciones ciclópeas

En terrenos cohesivos donde la zanja pueda hacerse con parámetros verticales y sin
desprendimientos de tierra, el cimiento de concreto ciclópeo es sencillo y económico. El
procedimiento para su construcción consiste en ir vaciando dentro de la zanja piedras de
diferentes tamaños al tiempo que se vierte la mezcla de concreto en proporción 1:3:5, procurando
mezclar perfectamente el concreto con las piedras, de tal forma que se evite la continuidad en sus
juntas. Este es un sistema que ha quedado prácticamente en desuso, se usaba en construcciones
con cargas poco importantes; exceptuando las construcciones auxiliares como vallas de
cerramiento en terrenos suficientemente resistentes. El hormigón ciclópeo se realiza añadiendo
piedras más o menos grandes a medida que se va hormigonando para economizar material.
Utilizando este sistema, se puede emplear piedra más pequeña que en los cimientos de
mampostería hormigonada. La técnica del hormigón ciclópeo consiste en lanzar las piedras desde
el punto más alto de la zanja sobre el hormigón en masa, que se depositará en el cimiento.
Precauciones:

- Tratar que las piedras no estén en contacto con la pared de la zanja.


- Que las piedras no queden amontonadas.
- Alternar en capas el hormigón y las piedras.
- Cada piedra debe quedar totalmente envuelta por el hormigón.

• Zapatas aisladas

Las zapatas aisladas son un tipo de cimentación superficial que sirve de base de elementos
estructurales puntuales como son los pilares; de modo que esta zapata amplía la superficie de
apoyo hasta lograr que el suelo soporte sin problemas la carga que le transmite. El término zapata
aislada se debe a que se usa para asentar un único pilar, de ahí el nombre de asilada. Es el tipo de
zapata más simple, aunque cuando el momento flector en la base del pilar es excesivo no son
adecuadas y en su lugar deben emplearse zapatas combinadas o zapatas corridas en las que se
asienten más de un pilar. La zapata aislada no necesita junta pues al estar empotrada en el terreno

Página 16
no se ve afectada por los cambios térmicos, aunque en las estructuras si que es normal además de
aconsejable poner una junta cada 30 m aproximadamente, en estos casos la zapata se calcula
como si sobre ella solo recayese un único pilar. Una variante de la zapata aislada aparece en
edificios con junta de dilatación y en este caso se denomina "zapata bajo pilar en junta de
diapasón".
En el cálculo de las presiones ejercidas por la zapata debe tenerse en cuenta además del
peso del edificio y las sobrecargas, el peso de la propia zapata y de las tierras que descansan
sobre ella, estas dos últimas cargas tienen un efecto desfavorable respecto al hundimiento. Por
otra parte en el cálculo de volcamiento debido a los esfuerzos solicitantes, el peso propio de la
zapata y las tierras sobre ellas tienen un efecto favorable antivuelco.
Para construir una zapata aislada deben independizarse los cimientos y las estructuras de
los edificios ubicados en terrenos de naturaleza heterogénea, o con discontinuidades, para que las
diferentes partes del edificio tengan cimentaciones estables. Conviene que las instalaciones del
edificio estén sobre el plano de los cimientos, sin cortar zapatas ni riostras. Para todo tipo de
zapata, el plano de apoyo de la misma debe quedar empotrado 1 dm en el estrato del terreno.
La profundidad del plano de apoyo se fija basándose en el informe geotécnico, sin alterar
el comportamiento del terreno bajo el cimiento, a causa de las variaciones del nivel freático o por
posibles riesgos debidos a las heladas. Es conveniente llegar a una profundidad mínima por
debajo de la cota superficial de 50 u 80 cm. en aquellas zonas afectadas por estas variables. En el
caso que el edificio tenga una junta estructural con soporte duplicado (dos pilares), se efectúa una
sola zapata para los dos soportes. Conviene utilizar hormigón de consistencia plástica, con áridos
de tamaño alrededor de 40 mm. En la ejecución, y antes de echar el hormigón, disponer en el
fondo una capa de hormigón pobre de aproximadamente 5 cm de espesor, antes de colocar las
armaduras.

• Zapatas corridas

Las zapatas corridas se emplean para cimentar muros portantes, o hileras de pilares.
Estructuralmente funcionan como viga flotante que recibe cargas lineales o puntuales separadas,
en general a través de un muro, que si es de hormigón armado, puede transmitir un momento
flector a la cimentación. Son cimentaciones de gran longitud en comparación con su sección
transversal. Las zapatas corridas están indicadas cuando se trata de cimentar un elemento
contínuo y queremos homogeneizar los asentamientos de una alineación de pilares, nos sirve para
arriostramiento si queremos reducir el trabajo del terreno, para puentear defectos y
heterogeneidades del terreno por la proximidad de las zapatas aisladas, ante esto resulta más
sencillo realizar una zapata corrida. Las Zapatas Corridas se aplican normalmente a muros.

Página 17
Pueden tener sección rectangular, escalonada o estrechada cónicamente. Sus dimensiones están
en relación con la carga que han de soportar, la resistencia a la compresión del material y la
presión admisible sobre el terreno.
Por practicidad se adopta una altura mínima para los cimientos de hormigón de 3 dm
aproximadamente. Si las alturas son mayores se les da una forma escalonada teniendo en cuenta
el ángulo de reparto de las presiones.
En el caso de que la tierra tendiese a desmoronarse o el cimiento deba escalonarse, se
utilizarán encofrados. Si los cimientos se realizan en hormigón apisonado, pueden hormigonarse
sin necesidad de los encofrados.
Si los trabajos de cimentación debieran interrumpirse, se recomienda cortar en escalones
la junta vertical para lograr una correcta unión con el tramo siguiente. Asimismo colocar unos
hierros de armadura reforzará esta unión.

• Zapatas combinadas

Das (2001) nos comenta que las cimentaciones con losas son principalmente de tipo
superficial y son uno de cuatro tipos principales de zapatas combinadas. Según su geometría o
forma de trabajo éstas se clasifican en:

- Zapata rectangular combinada.


- Zapata trapezoidal combinada.
- Zapata en voladizo.
- Losa de cimentación.

3.2.2. Semiprofundas

• Pozos de cimentación o caissons: Son en realidad soluciones intermedias entre las


superficiales y las profundas, por lo que en ocasiones se catalogan como
semiprofundas. Algunas veces estos deben hacerse bajo agua, cuando no puede
desviarse el río, en ese caso se trabaja en cámaras presurizadas.

• Arcos de ladrillo sobre machones de hormigón o mampostería.

• Muros de contención bajo rasante: no es necesario anclar el muro al terreno.

Página 18
• Micropilotes, son una variante basada en la misma idea del pilotaje, que
frecuentemente constituyen una cimentación semiprofunda.

3.2.3. Profundas

• Pilotes: son elementos de cimentación esbeltos que se hincan (pilotes de


desplazamiento prefabricados) o construyen en una cavidad previamente abierta en el
terreno (pilotes de extracción ejecutados in situ). Antiguamente eran de madera, hasta
que en los años 1940 comenzó a emplearse el hormigón.

Figura Nº9:

Fundaciones profundas. Arreglos básicos de grupo de pilotes.


Fuente: Das (2001).

Página 19
3.3.- FERROCEMENTO

En publicaciones de Paul et al.(1990), se encuentra que el ferrocemento es un tipo


especial de hormigón. Siendo la tecnología del Ferrocemento tan antigua como la del hormigón
armado, sin embargo, adquirió su actual desarrollo solo a partir de 1945, como una solución para
la construcción de navíos y edificios de gran envergadura.
Por otra parte Paul et al.(1990) define este material así: “ Ferrocemento es un tipo de
construcción de concreto reforzado con espesores delgados, en el cual, generalmente, el cemento
hidráulico está reforzado con capas de malla contínua de diámetro relativamente pequeño. La
malla puede ser de material metálico o de otros materiales adecuados”.
En el fondo, lo relevante es que la fabricación del material ferrocemento consiste
básicamente en la colocación de un mortero plástico ya sea manual o mecánicamente sobre
mallas de acero convenientemente dispuestas, de manera que puedan sustentar el mortero y éste
penetre en su interior y las recubra totalmente.

Figura Nº10:

Techos parabólicos en ferrocemento.


Fuente: Vergara (2006).

Con el procedimiento descrito, si además las mallas son dispuestas de manera que tengan
la forma del elemento que se desea construir, es posible obtener directamente terminados
elementos de formas complejas, sin necesidad de recurrir a moldajes complicados.
Esta última es la característica que hace interesante la aplicación de este sistema
constructivo, con el cual se han hecho numerosas aplicaciones, algunas de importante magnitud,
entre las cuales pueden mencionarse:

Página 20
• Elementos prefabricados para viviendas, edificios, galpones y recintos para
reunión de personas.
• Silos y estanques para almacenamiento de granos y agua, respectivamente.
• Estructuras para muelles y puertos tanto flotantes como submarinos.
• Elementos decorativos y artísticos, tales como esculturas y muebles.

Colocación del ferrocemento

La primera fase de aplicación de este procedimiento constructivo incluye la colocación de


las armaduras que van a ser embebidas posteriormente con mortero. Las armaduras utilizadas
para este objeto son de tres tipos principales:

• Las armaduras estructurales, es decir, las necesarias por razones de diseño de la


pieza en construcción.
• Armadura de soporte suplementarias, llamadas armaduras discretas, que están
también constituidas por acero de tipo estructural de pequeño diámetro, generalmente entre 4 y
12 mm. Complementan el rol de las armaduras estructurales, pero su papel principal es servir de
soporte a las mallas que se describen en el párrafo siguiente.
• Mallas, llamadas también armaduras difusas, que van uniformemente distribuidas
en varias capas en la masa del elemento, las cuales sirven de soporte al mortero que rellena
finalmente la pieza, apoyándose en las armaduras de soporte.
Su cantidad debe ser fijada de manera que, por una parte, proporcione un soporte
adecuado al mortero, pero dejando los huecos necesarios para que éste penetre y rellene con
facilidad el espacio interior.
Deben ir además firmemente adheridas las armaduras de soporte mediante amarras de
alambre espaciadas a no más de 3O cm. entre sí o mediante puntos de soldadura, de manera de
construir un conjunto que mantenga inalterable su posición durante la colocación del mortero. Su
cuantía oscila entre 1 y 8% según sea la magnitud de la pieza a construir.

Una vez colocadas las armaduras, se procede a la aplicación del mortero. Este debe ser
dosificado en una proporción cemento / arena = 1:1.5 ó 2.5 en peso, la cual se elige de manera de
tener una razón agua / cemento que, asegurando la fluidez necesaria para permitir la fácil
penetración del mortero, permita obtener la resistencia especificada para el mortero.
Su colocación se efectúa generalmente en forma manual, depositando el mortero sobre
mallas de armadura difusa y presionando con una llana para lograr la mayor compacidad posible.
Esta colocación puede efectuarse en una o dos etapas.
En el primer caso, el mortero atraviesa todo el espesor del elemento, partiendo desde una

Página 21
cara hasta aparecer por la opuesta.
En el método en dos capas, el mortero se coloca desde una cara hasta aproximadamente la
mitad del espesor, completando la colocación del resto aproximadamente una semana después de
colocada la primera.
La terminación superficial se obtiene alisando la superficie en forma manual o bien con el
empleo complementario de los moldes provisorios mientras se compacta.
La compactación del mortero se efectúa por la vibración para eliminar al máximo posible
el aire atrapado, y se complementa con la compactación manual durante la colocación.
La metodología descrita puede ser aplicada directamente en sitio o bien para la
construcción de elementos prefabricados, lo cual aumenta el grado de sus posibilidades de
aplicación.

3.4.- MÉTODO DE LOS ELEMENTOS FINITOS

En antecedentes de Meza(2007), se encuentra que el método de Elementos Finitos (MEF)


es un método numérico avanzado que permite obtener una aproximación de la solución de un
problema de contorno, asociado a una ecuación diferencial, ordinaria o en derivadas parciales,
bajo ciertas condiciones de frontera. Este método consiste básicamente, en aproximar la solución
de un problema de frontera de clase C², por la solución del problema equivalente planteado sobre
un subespacio de dimensión finita. Usualmente la base de este espacio es generado por funciones
lineales, que en el caso de mejorar la precisión de la solución se tendría que realizar un
refinamiento de malla, lo que conduce a la búsqueda de algoritmos de convergencia rápida para
la solución de grandes sistemas de ecuaciones lineales.
Este método constituye un método numérico destinado a resolver mediante ecuaciones
matriciales las ecuaciones diferenciales que se plantean en sistemas discretos para estructuras, o
continuos para campos.
En general, el método de los Elementos Finitos, se programa computacionalmente para
calcular el campo de desplazamientos y posteriormente a través de relaciones cinemáticas y
constitutivas, las deformaciones y tensiones, respectivamente, cuando se trata de un problema de
mecánica de sólidos deformables o mas generalmente un problema de mecánica de medios
continuos.
Una importante propiedad del método es la convergencia, si se consideran particiones de
elementos finitos sucesivamente más finas, la solución numérica calculada converge rápidamente
hacia la solución exacta del sistema de ecuaciones planteada, lo cual se puede calcular
rápidamente a través de un software computacional.

Página 22
 Como Trabaja el Metido de Elementos Finitos.

La información proporcionada en Wikipedia(2009), es que el MEF usa un complejo


sistema de puntos llamados nodos que hacen una red llamada malla. Esta malla está programada
para contener el material y las propiedades de la estructura que definen cómo ésta reaccionará
ante ciertas condiciones de carga. A los nodos se les asigna una densidad por todo el material
dependiendo del nivel de estrés anticipado en un área. Las regiones que recibirán gran cantidad
de estrés tienen normalmente una mayor densidad de nodos (densidad de malla) que aquellos que
experimentan poco o ninguno. Puntos de interés consisten en: puntos de fractura previamente
testeados del material, entrantes, esquinas, detalles complejos, y áreas de elevado estrés. La malla
actúa como la red de una araña en la que desde cada nodo se extiende un elemento de malla a
cada nodo adyacente. Este tipo de red vectorial es la que lleva las propiedades del material al
objeto, creando varios elementos.

- PREPROCESO
- CÁLCULO
- POSTPROCESO

Básicamente los pasos a seguir en el análisis de estructuras mediante el método de los


desplazamientos a través del MEF son:

1) El continuo se divide, mediante líneas o superficies imaginarias en un número de


elementos finitos. Esta parte del proceso se desarrolla habitualmente mediante
algoritmos incorporados a programas informáticos de mallado durante la etapa de
preproceso.
2) Se supone que los elementos están conectados entre sí mediante un número discreto
de puntos o “nodos”, situados en sus contornos. Los desplazamientos de estos nodos
serán las incógnitas fundamentales del problema, tal y como ocurre en el análisis
simple de estructuras por el método matricial.
3) Se toma un conjunto de funciones que definan de manera única el campo de
desplazamientos dentro de cada “elemento finito” en función de los desplazamientos
nodales de dicho elemento.

Por ejemplo el campo de desplazamientos dentro de un elemento lineal de dos nodos podría venir
definido por: u = N1 u1 + N2 u2, siendo N1 y N2 los las funciones comentadas (funciones de
forma) y u1 y u2 los desplazamientos en el nodo 1 y en el nodo 2.

Página 23
4) Estas funciones de desplazamientos definirán entonces de manera única el estado de
deformación del elemento en función de los desplazamientos nodales. Estas
deformaciones, junto con las propiedades constitutivas del material, definirán a su vez
el estado de tensiones en todo el elemento, y por consiguiente en sus contornos.

5) Se determina un sistema de fuerzas concentradas en los nodos, tal que equilibre las
tensiones en el contorno y cualesquiera cargas repartidas, resultando así una relación
entre fuerzas y desplazamientos de la forma F = k . u, que como vemos es similar a la
del cálculo matricial.
6) La resolución del sistema anterior permite obtener los desplazamientos en los nodos y
con ellos definir de manera aproximada el campo de desplazamientos en el elemento
finito.
7) En la etapa de postproceso se presentan los resultados, generalmente de forma gráfica
para su análisis.

 Aplicaciones Específicas de Uso.

Un amplio rango de funciones objetivo (variables con el sistema) están disponibles para la
minimización ó la maximización:

• Masa, volumen, temperatura


• Energía tensional, estrés tensional
• Fuerza, desplazamiento, velocidad, aceleración
• Sintético (definidos por el usuario)

Hay múltiples condiciones de carga que se pueden aplicar al sistema. Algunos ejemplos
son:

• Puntuales, presión, térmicas, gravedad, y cargas centrífugas estáticas


• Cargas térmicas de soluciones del análisis de transmisión de calor
• Desplazamientos forzados
• Flujo de calor y convención
• Puntuales, de presión, y cargas de gravedad dinámicas

Cada programa MEF puede venir con una librería de elementos, o una que es construida
con el tiempo. Algunos ejemplos de elementos son:

• Elementos tipo barra


• Elementos tipo viga
• Placa/Cáscara/Elementos compuestos
Página 24
• Panel de sándwich
• Elementos sólidos
• Elementos tipo muelle
• Elementos de masa
• Elementos rígidos
• Elementos amortiguadores viscosos

Muchos programas MEF también están equipados con la capacidad de usar múltiples
materiales en la estructura, como:

• Isotrópicos, homogéneos
• Ortotrópicos, idénticos a 90 grados
• Anisotropía general, heterogéneos

 Análisis Ingenieriles en los que se Emplea.

• Análisis estructural consiste en modelos lineales y no lineales. Los modelos lineales


usan simples parámetros y asumen que el material no es deformado plásticamente. Los
modelos no lineales consisten en tensionar el material más allá de sus capacidades
elásticas. La tensión en el material varía con la cantidad de deformación.

• Análisis vibracional es usado para testear el material contra vibraciones aleatorias,


choques e impactos. Cada uno de estos incidentes puede actuar en la frecuencia natural
del material, lo que puede causar resonancia y el consecuente fallo.

• Análisis de fatiga ayuda a los diseñadores a predecir la vida del material o de la


estructura, ensayando el efecto de los ciclos de carga sobre el modelo. Este análisis puede
enseñar las áreas donde la propagación de la grieta es más posible que ocurra. El fallo por
fatiga puede también enseñar la tolerancia al fallo del material.

• Los modelos de análisis de transferencia de calor por conductividad o por dinámicas


térmicas de flujo del material o la estructura. Esto consiste en una transferencia con un
transitorio regular. El estado continuo de transferencia se refiere a las propiedades
térmicas en el material que tiene una difusión lineal de calor.

Página 25
 Programas para Elementos Finitos.

• W-Trite (programa gratuito de análisis de estructuras de barras por elementos finitos)


• Cosmos
• Staad.pro
• Catia v5
• Cype
• Sap2000
• Algor
• HKS/Abaqus/Simulia
• ANSYS
• CAELinux
• Elmer
• FEAP
• FreeFem
• OpenFEM
• Phase2
• Nastran (múltiples variantes comerciales basadas en código desarrollado por la NASA)
• I-deas
• Femap
• Pro/ENGINEER Mechanica
• Comsol (antiguamente llamado Femlab)
• Castem

Página 26
CAPITULO IV: CARACTERIZACION DE LOS SUELOS DE VALDIVIA

Este capítulo fue desarrollado en la investigación de Machmar(2005), pero en vista de su


gran aporte e indudable vigencia para temas de fundaciones en la ciudad de Valdivia, es preciso
retomarlo en este trabajo.

4.1.- UBICACIÓN DE LA CIUDAD DE VALDIVIA

La ciudad de Valdivia está ubicada en la ribera del rio Calle - Calle a unos 2 km aguas
arriba de su confluencia con el rio Cruces. Sus coordenadas geográficas son: 39° 48’ latitud sur y
73° 14’ longitud oeste.

4.2.- TIPOS DE SUELOS Y DESCRIPCIÓN DE CADA UNO DE ELLOS

• Relleno artificial:

El relleno artificial colocado antes de los sismos de 1960 consiste en una mezcla
heterogénea de limo, arena y ripio con escombros, madera y desechos. En cambio las zonas
inundadas por el rio Calle - Calle, después de los sismos referidos, se han rellenado
principalmente con esquistos micáceos muy alterados y con los escombros de los edificios
destruidos. Se encuentra en las partes bajas de la ciudad rellenando antiguas áreas pantanosas
y áreas sujetas a inundaciones periódicas. También forma terraplenes de calles y de accesos a
puentes. Su espesor varía desde algunos centímetros hasta 3 m, exceptuando los accesos a los
puentes y en algunos terraplenes de calles en donde alcanza los 9 m.
En general el relleno artificial se apoya sobre las arenas limosas y el limo arcilloso
orgánico. Posee una baja permeabilidad; la parte inferior del relleno artificial de las antiguas
áreas pantanosas y aquellas sujetas a inundaciones periódicas, se encuentran saturadas de
agua; en esas áreas el nivel de aguas subterráneas se halla muy próximo a la superficie,
especialmente en invierno. Tiene un alto contenido de humedad y falta coherencia.
En cuanto a sus características como suelo de fundación, estas son muy malas, este
material ha sido escasamente compactado por lo cual posee una alta compresibilidad. El
relleno con características más desfavorables es el que se encuentra apoyado sobre arcilla
limosa orgánica, cuyo contenido natural de humedad es aproximadamente el doble de su

Página 27
límite liquido. Para edificar en áreas de relleno artificial se deben profundizar las fundaciones
hasta alcanzar, material más consolidado.
Carece de clasificación según el U.S.C.S.

• Arena limosa:

Arena media, limosa, de color gris oliva claro a gris medio. Sus granos son angulares,
corresponden a fragmentos de rocas andesíticas o basálticas inalteradas, esquistos micáceos,
granos de cuarzo, feldespato y escaso vidrio. Se encuentra principalmente en los márgenes del
curso actual del rio Calle - Calle. Su espesor máximo se desconoce, mediante sondajes han
sido atravesados 33 m.
Se apoya sobre el limo arcilloso orgánico. Esta cubierta por el suelo vegetal delgado que
constituye la superficie actual del terreno. Posee una permeabilidad moderadamente alta.
Durante el verano el nivel del agua subterránea varía entre 0.3 y 3 m bajo la superficie de la
unidad.
Sus características como suelo de fundación son consideradas de regular a buena, siempre
que el espesor sea superior a 5 m y el nivel de agua subterránea este a 2 o más metros bajo la
superficie.
Su clasificación según el U.S.C.S corresponde a una arena limosa del grupo SM.

• Limo arcilloso orgánico:

Limo arcilloso orgánico con algunos lentes de arcilla orgánica de color gris oliva claro a
pardo amarillento oscuro. Incluye numerosos restos de concha (Mitylus) y fragmentos de
madera. El material que se encuentra a profundidades de 10 o más metros posee poros llenos
con gas de pantano, muy combustible. Se encuentra en la parte suroeste de la ciudad,
principalmente en áreas expuestas a inundaciones, mediante sondajes, fue también encontrada
debajo de la unidad de arena limosa. Se ha llegado a atravesar hasta 30 m sin llegar a su base.
El contacto inferior se desconoce, el superior subyace a la unidad de arena limosa. Posee
baja permeabilidad, las áreas cubiertas por esta unidad están expuestas a inundaciones
invernales, en el verano el nivel de agua subterránea esta a centímetros bajo la superficie y en
algunos lugares aflora constituyendo zonas pantanosas.
Sus características como suelo de fundación en general son desfavorables aunque
satisfactorias para construcciones livianas (de madera) o construcciones fundadas sobre
pilotes.

Página 28
Su clasificación según el U.S.C.S varía entre limo arcilloso (OL) y arcilla orgánica de
mediana plasticidad (OH).

• Arena con estratificación cruzada:

Arena fina a media, que contiene pequeños lentes de limo arenoso, presenta estratificación
cruzada. El conjunto es de color gris medio a amarillo rojizo. Los granos son subangulares a
subredondeados. La petrografía es idéntica a la de las arenas limosas, con los feldespatos algo
más alterados. Se observan pequeñas manchas azuladas, probablemente de oxido de
manganeso, localizadas preferentemente en los planos de fracturas. Se encuentra en el lado
noreste de la ciudad. Su espesor varía entre 3 y 4 m.
Posee permeabilidad medianamente alta. El nivel de agua subterránea se encuentra abajo
de la unidad.
Tiene buenas características como suelo de fundación. Sin embargo se recomienda no
fundar sobre este material si ha sido removido, a menos que se le haya dado una buena
compactación.
Su clasificación según el U.S.C.S. corresponde a una arena limosa (SM).

• Limo inorgánico:

Se pueden distinguir tres zonas que corresponden a los horizontes del suelo de cultivo. La
parte superior es de color pardo oscuro y contiene un leve porcentaje de materia orgánica. La
parte media es de color pardo medio, tiene aproximadamente 10% de arena muy fina y 5% de
arcilla. La parte inferior es de color pardo amarillento y contiene hasta un 40% de arcilla. Se
considera que la unidad es producto de depositación eólica.
Posee permeabilidad regular a baja. El nivel de agua subterránea esta debajo de esta
unidad.
Por su alta compresibilidad, no es muy recomendable como suelo de fundación para
estructuras de más de 2 pisos, especialmente si dichas estructuras son de concreto.
Su clasificación según el U.S.C.S. corresponde a un limo inorgánico (MH).

• Arenisca:

Arenisca volcánica muy fina a fina, de color pardo amarillento grisáceo a anaranjado
grisáceo. En la zona esta roca sedimentaria es conocida con el nombre de “cancagua”. Al
microscopio se observa que esta roca tiene textura clástica y está construida por clastos

Página 29
subangulares que yacen en un cemento vítreo. Los clastos consisten principalmente en
fragmentos de rocas andesíticas a basálticas, plagioclasa, vidrio volcánico, piroxena y
anfíbola ligeramente alterada, biotita alterada a clorita y cuarzo. El tamaño de los fragmentos
varía entre 0.02 y 0.1 mm y la sección del material entre regular y muy buena. Este depósito
contiene numerosas inclusiones de material arcilloso que probablemente corresponden a
partes totalmente alteradas. Se estima que el origen de este depósito estaría relacionado con
una fase de actividad volcánica ocurrida en la parte superior de la cuenca hidrográfica del rio
Calle – Calle. La actividad volcánica habrá provocado el derretimiento de hielo y nieve
produciéndose lahares e inundaciones. Los materiales de estos lahares, todavía en
movimiento, junto con otros piroclásticos provenientes directamente de las erupciones
volcánicas, fueron recogidos por los ríos y transportados hasta el área de depositación. Dichos
materiales habrían llegado al área de Valdivia en forma de un flujo de alta densidad que al
desbordarse sobre las planicies de inundaciones del río, habría depositado su contenido en
forma de una capa aproximada, horizontal y continua. Debido al transporte fluvial, este
material adquirió una selección de tamaño de sus clastos. Además de alta viscosidad de esta
suspensión habría también favorecido el transporte de bloques de piedra pómez de menor
densidad. Se observa en la parte central y occidental de la ciudad, constituyendo una capa
aproximadamente horizontal. Los mejores afloramientos se hallan al noroeste del puente
Pedro de Valdivia.
Su espesor varía entre los 0.5 y 2m. Subyace la unidad de limo y arcilla indiferenciadas. A
su vez, subyace a la unidad de limo inorgánico y a las arenas de estratificación cruzada. Posee
una permeabilidad baja moderada, la que se debe a la existencia de los planos de fractura. El
nivel de agua subterránea esta debajo de esta unidad.
Representa una excelente losa natural de fundación porque permitiría repartir las cargas
ejercidas por una estructura sobre los limos y arcillas.
Su clasificación según el U.S.C.S. corresponde a roca.

• Arenisca y limo intercalado:

Consiste en una parte superior constituida por lentes de arenisca y algunos de limo, una
parte media constituida por una delgada capa de suelo vegetal fósil de gran continuidad y una
parte inferior formada por lentes de limo y algunos de arenisca. Las areniscas son de color
gris medio a claro y de regular selección; litológicamente son muy parecidas a las areniscas
pero difieren de ellas por su mayor grado de meteorización, por no tener inclusiones de
material arcilloso y, aunque también están cementadas por vidrio, son mas deleznables por
contener una menor cantidad de cemento, están atravesadas por fracturas concoides sin
orientación. Los limos contienen pequeños porcentajes de arcilla. Tienen colores pardo medio

Página 30
a gris claro, algunos contienen una alta proporción de ceniza volcánica e incluyen fragmentos
de conchas de Mytilus. Se encuentra mayormente en el cruce de las calles G. Frick y
Clemente Escobar y entre las calles Bueras y Bulnes. El mayor espesor observado ha sido de
7 m y probablemente representa el máximo.
Sobreyace a las capas de arena y ripio bien graduados y limo y arcilla indiferenciados y se
encuentra casi totalmente cubierto por el mismo suelo que cubre a la unidad de arenisca.
Posee una permeabilidad relativamente baja. El nivel de agua subterránea está por debajo de
la unidad.
Tiene buenas características como suelo de fundación. Es moderadamente consolidado y
de poca compresibilidad, a pesar del alto contenido de agua de algunos lentes de limo.
Su clasificación según el U.S.C.S., los lentes de limo corresponden a un limo inorgánico
(MH) y el paleosuelo a un limo orgánico (OL).

• Arena y ripio bien graduados:

Este suelo está constituido por lentes de arena fina a gruesa con algo de grava y limo
arcilloso; su color varía de gris claro a gris rojizo claro. Se observa una marcada
estratificación cruzada. Los clastos de la arena corresponden a rocas andesíticas, basálticas y,
en menor proporción graníticas. En el tamaño de la arena se distinguen también gran cantidad
de cristales de feldespato, cuarzo y ferromagnesianos; los clastos son subangulares a
subredondeados; los de mayor tamaño, están en general muy alterados. La grava representa
de 5 a 10% del total de la unidad. Aproximadamente el 50% de los clastos de la grava tienen
de 0.4 a 0.6 cm de diámetro y algunos alcanzan hasta 7 cm. El conjunto constituye un
material bien consolidado, con los 2 m superiores débilmente cementados con limonita, la que
da una coloración más rojiza y mayor dureza que el resto de la unidad. Se observa en la parte
este de la ciudad. Los mejores afloramientos están ubicados en los patios ferroviarios de
Punta de Rieles, al norte de la plazuela Berlín; en la calle Pedro Montt, al sur del Parque
Municipal y cerca de las casas del fundo Collico, en Collico. El espesor máximo medido en
los afloramientos de Punta de Rieles es de 8 m. En sondajes se han atravesado 33 m sin llegar
a su base.
Se apoya sobre las unidades de limo y arcilla indiferenciados. Posee una moderada
permeabilidad. El nivel de agua subterránea está entre 5 y 8 m bajo la superficie actual del
terreno. Tiene buenas características como suelo de fundación. Junto con la unidad de roca
sedimentaria, es el mejor.
Su clasificación según el U.S.C.S., la unidad en conjunto se clasifica en el grupo de las
arenas bien graduadas con algo de grava y poca cantidad de limo y arcilla (SW).

Página 31
• Limo y arcilla indiferenciados:

Este suelo está constituido por lentes de limo y arcilla que alternan con lentes de arena
limosa y un paleosuelo. La unidad en general tiene un color gris oscuro y claro y el
paleosuelo es negro. Algunas de las arcillas se encuentran finamente laminadas. Debido a que
subyace a otras unidades, es posible encontrarla en casi toda el área de la ciudad. Los
mejores afloramientos están en el noroeste del puente Pedro de Valdivia. Su espesor no ha
sido determinado en su totalidad, se han medido hasta 10 m.
Su base es desconocida. Su techo subyace a las unidades de arenisca y limo intercalado,
arenisca, limo arcilloso orgánico y arena y ripio bien graduados. Posee baja permeabilidad. El
nivel de agua subterránea se presenta a pocos metros bajo su techo, con excepción de los
lugares donde esta unidad está cubierta por limo arcilloso orgánico y arena y ripio bien
graduado, en los cuales se encuentra por sobre su techo.
La parte inferior de la unidad tiene buenas características como suelo de fundación
mayormente debido a su mayor grado de consolidación y a la sobrecarga natural de los otros
suelos.
Su clasificación según el U.S.C.S corresponde principalmente a limo orgánico (OL),
arcilla de mediana plasticidad (OH) y arena fina a gruesa con limo (SM).

• Esquistos micáceos:

Rocas metamórficas, esquistos micáceos, que forman parte de la cordillera de la costa en


la región de Valdivia. En la zona estas rocas se conocen con el nombre de “piedra laja”. Están
compuestas principalmente por cuarzo y muscovita. Se encuentran muy alteradas y cubiertas
por un suelo pardo oscuro a medio de unos 3.5 m de espesor. Se observa en la parte este de la
ciudad formando una colina de aproximadamente 35 m de altura sobre el nivel medio del rio
Calle – Calle. Su espesor es desconocido.
Subyace a todas las unidades del área. Su permeabilidad y nivel de agua subterránea se
desconocen. Tiene muy buenas características como suelo de fundación.
Su clasificación según al U.S.C.S. corresponde a roca.

Página 32
CAPITULO V: BASES DE CÁLCULO

5.1.- DESCRIPCIÓN GENERAL

El presente proyecto consiste en el análisis y diseño de las fundaciones corridas de tres


viviendas sociales, las que poseen en planta aproximadamente una superficie total de 45 m2 en
promedio para todas las construcciones. La ubicación física de las viviendas es sobre los suelos
de Valdivia, XIV Región de los Ríos.
En este avance, se presentan caracterizados los análisis de esfuerzos de las tres viviendas
sociales; que serán mostrados con diversos cortes y vistas en planta para su mejor compresión.
La edificación se estructura en base a piezas de madera tanto en tabiquería como en
techumbre, todo recubierto y aislado con variados materiales típicos de estas construcciones en la
zona Sur. Las fundaciones se encuentran originalmente como cimientos de hormigón y para
efectos de este trabajo se proyectan fundaciones prefabricadas de ferrocemento del tipo corridas.
El diseño estructural de las fundaciones se basa en los conceptos de diseño económico y
funcional, generando una disposición simple y continua de los elementos para facilitar la
posterior construcción.

5.2.- MÉTODO DE DISEÑO

Para el diseño de la totalidad de las fundaciones y las respectivas uniones, se utilizó el


método de diseño a rotura que aparece en el código de diseño ACI 318. Esto por indicaciones
presentes en el documento ACI 549.1R-93 (Reapproved 1999).
Se utilizará este método ya que no existe normativa chilena vigente que indique
procedimientos a seguir para el cálculo estructural del hormigón armado del tipo ferrocemento.

5.3.- NORMATIVA

• NCh430 Of 2008 Hormigón Armado – Requisitos de diseño y cálculo.


• NCh431 Of 77 Construcción - Sobrecargas de nieves
• NCh432 Of 71 Cálculo de la acción del viento sobre las construcciones.
• NCh 433 Of 96 Diseño Sísmico de Edificios.

Página 33
• NCh 1537 Of 86 Diseño estructural de edificios - Cargas permanentes y sobrecargas de
uso.
• Nch 1198-2006 - Madera - Construcciones en madera - Calculo
• ACI 318 Código de diseño de hormigón armado.
• Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones Junio 2009.
• ACI 549.1R-93 Guide for de Design, Construction, and Repair of Ferrocement.

5.4.- MATERIALES EMPLEADOS

• HORMIGONES

Densidad del hormigón sin armadura: γh =2400kg/m3


Densidad del hormigón armado: γh =2500kg/m3
Hormigón de Fundaciones Calidad H30:
fc = 300 kg/cm2
fc` = 250 kg/cm2
Nivel de confianza: 90%
Modulo de elasticidad: Ec = 4700 MPa = 239633,31 kg/cm2
Recubrimientos: 2,5 cm.

• ACERO DE REFUERZO

- Refuerzo barras diámetro 6 mm en sentido longitudinal.


Calidad del acero: A 44-28 H
Esfuerzo de fluencia = 2800 kg/cm2
Modulo de elasticidad: Es = 2000000 kg/cm2
- Refuerzo armadura de esqueleto malla ACMA C-166 y C-503 sin economía de borde.
Calidad del acero: AT 56-50 H
Esfuerzo de fluencia = 5000 kg/cm2
Modulo de elasticidad: Es = 2000000 kg/cm2
- Refuerzo malla hexagonal ¾” (*)
Esfuerzo de fluencia = 2000 kg/cm2
Modulo de elasticidad: Es = 1040000 kg/cm2

(*) Los antecedentes de esta malla son desarrollados en el documento de tesis de Uribe(2007).

Página 34
• PINO RADIATA

Densidad: γ= 513 kg/m3


Piezas de Calidad: Grado Estructural G1ó Superior
Madera en estado Seco (H=12%)
Modulo de elasticidad: Ec = 107070 kg/cm2

5.5.- COMBINACIONES DE CARGA

Elementos de Hormigón.

Los elementos de hormigón se diseñan privilegiando el método a rotura; salvo


indicaciones especiales a flexión del ACI 549.1R (1999). Los estados de carga a rotura son:
1.- U = 1,2 PP + 1,6 SC
2.- U = 1,4 PP + 1,4 SC ± 1,4 S
3.- U = 0,9 PP ± 1,4 S
4.- U = 1,2 PP + SC + 1,3 V
5.- U = 0,9 PP + 1,6 V

Donde:
PP = Peso Propio V = Carga de viento
SC = Sobrecarga de techumbre S = Carga sísmica

Suelo Soportante.

Para obtener las reacciones del suelo se procedió con los siguientes estados de carga:
1.- U = PP + SC
2.- U = 0,75 PP + 0,75 SC ± 0,75 S
3.- U = 0,75 PP + 0,75 SC ± 0,75 V

Donde:
PP = Peso Propio V = Carga de viento
SC = Sobrecarga de techumbre S = Carga sísmica

Página 35
5.6.- FLECHAS ADMISIBLES

La normativa chilena no especifica flechas admisibles, pero debe cuidarse que estas
deformaciones medidas como “asentamientos diferenciales” no dañen los elementos que confinan
o soportan.
Revisando literatura y normativas extranjeras principalmente europeas, se encuentran los
siguientes valores que aseguran comportamientos aceptables de las fundaciones para el tipo de
viviendas propuestos:


1" 2,5  Máxima deformación vertical.




Máximo giro respecto al centro.

5.7.- HIPÓTESIS DE CÁLCULO

Se asumen ciertas hipótesis de cálculo para las distintas materialidades que presentan los
elementos; procurando que se representen los materiales y comportamientos casi como se
encuentran físicamente en la realidad.
Estas hipótesis son válidas en la modelación, análisis y en el posterior diseño de los
elementos.

Elementos de hormigón armado.

- Se considera el hormigón como material homogéneo.


- Se supone cimentación deformable, lo que implica un reparto no uniforme de las cargas sobre
el terreno.

Elementos de madera.

- Se considera la madera como material homogéneo, isotrópico y libre de imperfecciones. Por lo


tanto, no se aplican algunos factores de corrección a las propiedades entregadas en la normativa
chilena.

Página 36
CAPITULO VI: ANALISIS SISMICO

El presente punto contiene el análisis sísmico de la estructura utilizando el método seudo


estático descrito en la NCh 433 Of 96.
Todos los cálculos hacen referencia y se rigen plenamente por dicha norma.

6.1.- DESCRIPCIÓN DEL SISTEMA SISMORRESISTENTE EMPLEADO

A continuación se da una descripción cualitativa de la estructuración sismorresistente


escogida en relación a su comportamiento en un sismo severo.
Las viviendas están estructuradas en su techumbre en base a cerchas de madera y como
elementos verticales que forman el cuerpo resistente de la estructura en base a tabiques de
madera, en la mayoría de los casos, en las esquinas principales se encuentran piezas de madera
dispuestas en forma diagonal y tomarán toda la carga sísmica llevándola mediante su eje
longitudinal a la solera de la estructura que descansa sobre fundaciones corridas en el contorno de
las viviendas. Por otra parte, en el interior de la vivienda los tabiques de madera descansan sobre
un radier de hormigón y en general no presentan piezas en diagonal.
Las diagonales de madera permitirán rigidizar la estructura e impedirle desplazamientos
excesivos. Pero al no contar con elementos que actúen como diafragma rígido para la repartición
de esfuerzos en los tabiques, se anticipa que la repartición de esfuerzos no podrá efectuarse de
manera tradicional y según la rigidez de los elementos sismorresistentes. Una buena
aproximación para repartir el esfuerzo sísmico en estructuras de madera de un piso y que en
general presentan altos grados de simetría respecto a sus ejes centrales en planta, es tomar la
mitad del esfuerzo por cada costado resistente de la vivienda. Las viviendas sociales son
estructuras livianas dentro de los parámetros que se trabajan en la construcción, por lo que es
necesario considerar la sobrecarga de cálculo de techos para que el esfuerzo sísmico controle el
diseño.
El sistema de fundación original de la vivienda está conformado por una fundación
corrida de hormigón por todo el contorno y en el interior hay un radier de hormigón sobre el cual
descansa la tabiquería interior. El efecto de este radier no será analizado numéricamente, puesto
que escapa al objetivo de estudio de esta investigación.
Por tratarse de una estructura baja y de pequeñas dimensiones se espera que la carga de
viento no sea gravitante en el diseño; por otra parte, se prevé que las fuerzas sísmicas que
soliciten a la estructura y que dependen de la masa de ésta, gobiernen el diseño de los elementos
resistentes.

Página 37
6.2.- DESCRIPCIÓN DEL MÉTODO DE ANÁLISIS

En el método de análisis seudo estático la acción sísmica se asimila a un sistema de


fuerzas cuyos efectos sobre la estructura se calculan siguiendo los procedimientos de la estática.
Este sistema de fuerzas horizontales, como ya fue mencionado, no podrá repartirse según la
rigidez de los elementos verticales puesto que no existe un diafragma rígido que lo permita.

4.3.1. Cálculo del coeficiente sísmico.

• Clasificación de la edificación según importancia, uso y riesgo de falla:


Categoría: C. Debido a que son construcciones destinadas a la habitación privada que
no pertenecen a ninguna de las categorías A ó B (Párrafo 4.3.1 NCh 433 Of 96).

• Tipo de suelo de fundación: III, predominante en la ciudad de Valdivia.

• Factor de modificación de la respuesta


Se asume un factor R=5,5; Ro=7, según la tabla 5.1 y el párrafo 5.7.1 de la NCh 433
Of 96 ya que las viviendas son un sistema arriostrado de madera.

• Coeficiente relativo a la importancia del edificio.


Ya que estamos considerando una construcción categoría C el factor I = 1.0, según
tabla 6.1 de la NCh 433 Of 96.

• Zona sísmica: 3, por la ubicación geográfica de la ciudad de Valdivia. Esto implica


que la aceleración efectiva máxima del suelo será A0 =0.4 g

• Los demás parámetros para un suelo tipo III son:


n = 1.80 To=0.75 seg
T’= 0.85 seg S = 1.20

Para calcular el periodo con mayor masa traslacional se emplea la siguiente relación:

[M] - [K]{u} = 0 → T* = 2π


De lo anterior se obtiene la siguiente tabla de valores:

Página 38
Tabla Nº1:
Vivienda Social T* [seg]
Tipo I 0,283
Tipo II 0,267
Tipo III 0,261

Periodos de las estructuras.


Fuente: Elaboración Propia

Además, el coeficiente sísmico C que está dado por la siguiente fórmula:


, $% '
C= !# &
!" $!

Reemplazando obtenemos:

Tabla Nº2:
Vivienda Social C
Tipo I 1,448
Tipo II 1,61
Tipo III 1,671

Coeficiente sísmico C según periodo de las estructuras.


Fuente: Elaboración Propia

Este valor se debe comparar con los valores máximos y mínimos que entrega la norma
para el valor de C. Siendo estos:
- Cmin = Ao/6
- Cmax = 0.4 *S* A0/g . Para R=5,5 con lo que obtenemos un Cmax = 0.192 Tabla 6.4

Tabla Nº3:

Vivienda Social Cmin Cmax


Tipo I 0,0667 0,192
Tipo II 0,0667 0,192
Tipo III 0,0667 0,192

Valores máximos de los coeficientes sísmicos C.


Fuente: Elaboración Propia

Página 39
Por lo tanto, en todos los casos nos quedamos con el valor máximo de C entregado por la
NCh 433 Of 96 en Tabla 6.4

Tabla Nº4:

Vivienda Social C
Tipo I 0,192
Tipo II 0,192
Tipo III 0,192

Selección del coeficiente sísmico C.


Fuente: Elaboración Propia

4.3.2. Corte basal y distribución vertical.

Una vez determinado el coeficiente sísmico C procedemos a calcular el corte basal Qo


que se repartirá en los elementos verticales resistentes de la estructura.

Qo = C * I * P
Donde:
C = Coeficiente sísmico calculado
I = Factor de importancia de la construcción que para nuestro caso es 1.0 (Tabla 6.1)
P = Peso sísmico que corresponde al peso propio del edificio por carga muerta, más el 25% de la
sobrecarga estimada en 30 kg/m2. “para efectos de este cálculo, puede considerarse un valor nulo
para la sobrecarga de cálculo para techos”, según el punto 6.2.3.3 de la Nch 433. Pero en este
caso se considerará distinto de nulo.

Los pesos propios estimados, considerando la estructura completa desde la base de la


tabiquería hasta la cumbrera tienen los siguientes valores:

 Vivienda Tipo I
PP: (Peso Tabiques + Peso Techumbre y Cielo + Peso Cortafuego)
= ( 2383+1581+233) = 4197 [kg]
SC: (Sobrecarga de Techo*Área Techo)
= 30*(8,9*5,9) = 1575 [kg]

Entonces Qo = 0,192* 1,0 * (4197+0,25*1575) = 881 [kg]

Página 40
La explicación gráfica de lo expuesto es la siguiente:

Figura Nº11:

A F

1 1

5 5

Q 0 /2 Q 0 /2
A F

Q0/2= 441 [kg]

Vista en planta de la distribución sísmica en V.T.1.


Fuente: Elaboración Propia

 Vivienda Tipo II

PP: (Peso Tabiques + Peso Techumbre y Cielo)


= (2197+1526) = 3723 [kg]
SC: (Sobrecarga de Techo*Área Techo en planta)
= 30*(51,43) = 1543 [kg]

Entonces Qo = 0,192* 1,0 * (3723+0,25*1543) = 789 [kg]

La explicación gráfica de lo expuesto es la siguiente:

Página 41
Figura Nº12:

A D E
Q 0/2 Q 0/2
1 1

4 4
5 5

A D E
Q0/2= 395 [kg]

Vista en planta de la distribución sísmica en V.T.2.


Fuente: Elaboración Propia

 Vivienda Tipo III

PP: (Peso Tabiques + Peso Techumbre y Cielo)


= (2256+1701) = 3957 [kg]
SC: (Sobrecarga de Techo*Área Techo en planta)
= 30*(60,48) = 1814 [kg]

Entonces Qo = 0,192* 1,0 * (3957+0,25*1814) = 847 [kg]

La explicación gráfica de lo expuesto es la siguiente:

Página 42
Figura Nº13:

Q0/2 Q0/2

Q0/2= 424 [kg]

Vista en planta de la distribución sísmica en V.T.3.


Fuente: Elaboración Propia

Página 43
CAPITULO VII: MEMORIA DE CÁLCULO

En primer lugar se determinaron las solicitaciones a las cuales están afectos los elementos
que nos interesan del sistema y se establecieron las cargas para realizar posteriormente el análisis.

Luego se generó un modelo computacional de la estructura de tabiquería, el cual fue


realizado en el programa de cálculo estructural Etabs; con esto obtenemos una buena
aproximación de los esfuerzos que se presentarán posteriormente en los elementos de fundación.
La modelación de las fundaciones en los programas SAP2000 y SAFE permitió el rápido
ensayo de las distintas combinaciones lo que permitió identificar tramos con las solicitaciones
más desfavorables.

7.1.- SOLICITACIONES SEGÚN NORMATIVA CHILENA

7.1.1. Vivienda Tipo I

Figura Nº14:

1 5

Corte Tipo con Dimensiones de V.T1.


Fuente: Elaboración Propia

Página 44
 Sobrecarga de Nieve.

Ángulo de inclinación de la techumbre:


 0,9 
α = arctg   = 18º
 2,7 
α < 30º → K = 1; n = K*n0 = n0
n0 = 25 [kg/m2]; sobrecarga de nieve según Tabla 2.
Así: n = 25 [kg/m2]

 Sobrecarga Permanente.

Sobrecarga Mínima para techos: qk = 100 [kg/m2]


q k , red = C*CA*qk ≥ 30 [kg/m2]
donde: tg α > 0,3 → C=1
2
A < 20 [m ] → CA = 1 → q k , red = 100 [kg/m2]
Así: q k , red = 100 [kg/m2]

Pero: Por Articulo 5.4.2. de O.G.U.C “Los techos con inclinación superior a 1/20 se
calcularan con una sobrecarga mínima de 30 [kg/m²], además de las que correspondan a la
acción del viento y de la nieve”.
Finalmente: Sobrecarga de techo n= 30 [kg/m²].

 Carga por Acción del Viento.

• Viento en eje X.
HHombro= 2,4 [mt] → q = 58,2 [kg/m2]; en cuidad.
0,8*q = 46,56 [kg/m2]
0,4*q = 23,28 [kg/m2]
q*(1,2*Senα - 0,4) :
Si α = 18º → -1,70 [kg/m2] (en tracción)
Si α = 21º → 1,75 [kg/m2] (en compresión) → CONTROLA

Página 45
Figura Nº15:

1 5
23,28 1,75
[kg/m2] [kg/m2]

23,28 46,56
[kg/m2] [kg/m2]

Presiones de Viento Sentido X en V.T. 1.


Fuente: Elaboración Propia

• Viento en eje Y.

HHombro= 2,4 [mt] → q = 58,2 [kg/m2]; en cuidad.


0,8*q = 46,56 [kg/m2]
0,4*q = 23,28 [kg/m2]

Figura Nº16:

A 23,28
F
[kg/m2]
[kg/m2]
23,28
[kg/m2]
46,56

Presiones de Viento Sentido Y en V.T. 1.


Fuente: Elaboración Propia

 Carga Montaje.

Fm = 100 kg aplicada en el centro de la costanera.

Página 46
7.1.2. Vivienda Tipo II

Figura Nº17:

1 5

3,07 m 3,07 m
1,19 m

19°

19°
2,5 m

Corte Tipo con Dimensiones de V.T. 2.


Fuente: Elaboración Propia

 Sobrecarga de Nieve.

Ángulo de inclinación de la techumbre:


 1,19 
α = arctg   = 19º
 3,4 
α < 30º → K = 1; n = K*n0 = n0
n0 = 25 [kg/m2]; sobrecarga de nieve según Tabla 2.
Así: n = 25 [kg/m2]

 Sobrecarga Permanente.

Sobrecarga Mínima para techos: qk = 100 [kg/m2]


q k , red = C*CA*qk ≥ 30 [kg/m2]
donde: tg α > 0,3 → C=1
A <20 [m2] → CA = 1 → q k , red = 100 [kg/m2]
Así: q k , red = 100 [kg/m2]

Página 47
Pero: Por Articulo 5.4.2. de O.G.U.C “Los techos con inclinación superior a 1/20 se
calcularan con una sobrecarga mínima de 30 [kg/m²], además de las que correspondan a la
acción del viento y de la nieve”.
Finalmente: Sobrecarga de techo n= 30 [kg/m²].

 Carga por Acción del Viento.

• Viento en eje X.

HHombro= 2,5 [mt] → q = 58,3 [kg/m2]; en cuidad.


0,8*q = 46,64 [kg/m2]
0,4*q = 23,32 [kg/m2]
q*(1,2*Senα - 0,4) = - 0,54 (signo indica tracción)

Figura Nº18:

1 5
0,54 23,32
kg/m2 kg/m2
19°

19°

46,64 23,32
kg/m2 kg/m2

Presiones de Viento Sentido X en V.T. 2.


Fuente: Elaboración Propia

• Viento en eje Y.

HHombro= 2,5 [mt] → q = 58,3 [kg/m2]; en cuidad.


0,8*q = 46,64 [kg/m2]
0,4*q = 23,32 [kg/m2]

Página 48
Figura Nº19:

A E
23,32
kg/m2

46,64 23,32
kg/m2 kg/m2

Presiones de Viento Sentido Y en V.T. 2.


Fuente: Elaboración Propia

 Carga Montaje.

Fm = 100 kg aplicada en el centro de la costanera.

7.1.3. Vivienda Tipo III

Figura Nº20:

Corte Tipo con Dimensiones Techumbre de V.T. 3


Fuente: Elaboración Propia

Página 49
 Sobrecarga de Nieve.

Ángulo de inclinación de la techumbre:


 1,3 
α = arctg   = 15º
 4,8 
α < 30º → K = 1; n = K*n0 = n0
n0 = 25 [kg/m2]; sobrecarga de nieve según Tabla 2.
Así: n = 25 [kg/m2]

 Sobrecarga Permanente.

Sobrecarga Mínima para techos: qk = 100 [kg/m2]


q k , red = C*CA*qk ≥ 30 [kg/m2]
donde: tg α < 0,3 → C = 0,376
2
A < 20 [m ] → CA = 1 → q k , red = 37,6 [kg/m2]
Así: q k , red = 37,6 [kg/m2]

Pero: Por Articulo 5.4.2. de O.G.U.C “Los techos con inclinación superior a 1/20 se
calcularan con una sobrecarga mínima de 30 [kg/m²], además de las que correspondan a la
acción del viento y de la nieve”.
Finalmente: Sobrecarga de techo n= 30 [kg/m²].

Sobrecarga para piso: qk = 200 [kg/m2]


q k , red = CA*qk [kg/m2]
donde:
A = 43 [m2] → CA = 0,66 → q k , red = 132 [kg/m2]
Finalmente q k , red = 132 [kg/m2]

 Carga por Acción del Viento.

• Viento en eje X.

HHombro= 2,5 [mt] → q = 58,3 [kg/m2]; en cuidad.


0,8*q = 46,64 [kg/m2]
0,4*q = 23,32 [kg/m2]
q*(1,2*Senα - 0,4) = - 5,21 (signo indica tracción)

Página 50
Figura Nº21:

Presiones de Viento Sentido X en V.T. 3.


Fuente: Elaboración Propia

• Viento en eje Y.
HHombro= 2,5 [mt] → q = 58,3 [kg/m2]; en cuidad.
0,8*q = 46,64 [kg/m2]
0,4*q = 23,32 [kg/m2]

Figura Nº22:

Presiones de Viento Sentido Y en V.T. 3.


Fuente: Elaboración Propia

 Carga Montaje.

Fm = 100 kg aplicada en el centro de la costanera.

Página 51
7.2.- PROPIEDADES DEL SUELO SOPORTANTE

Los siguientes cálculos se basaron relaciones matemáticas reconocidas y utilizadas por


entes chilenos como el SERVIU. Además, su desarrollo numérico está disponible en las tesis de
Garcia(2005) y Bustamante(2005). Las relaciones citadas son las siguientes:
(
0,25 ) 5,15 log-./01 ./0 2 10%
(
4,51 ) 0,89 log-./016,76 ./0 8 10%

Los resultados son comparados posteriormente por tablas de valores entregadas en


publicaciones del MINVU(2008) y que para efectos de esta investigación nos entregan una buena
generalización de resultados.

Tabla Nº5:
SIMBOLO CBR (%) J. E BOWLES MOP y
U.S.C.S C. de Balasto[kgf/cm3] MINVU
SOFT MEDIUM HARD C. de Balasto
0,1<qu<1,0 1,5<qu<4,0 4,0<qu<more [kgf/cm3]
ML 5 – 15 3-5qu 3-5qu 3-5qu 3,8 – 6,5
CL 5 – 15 3-5qu 3-5qu 3-5qu 3,8 – 6,5
OL 4–8 3-5qu 3-5qu 3-5qu 3,2 – 5
MH 4–8 3-5qu 3-5qu 3-5qu 3,2 – 5
CH 3–5 3-5qu 3-5qu 3-5qu 2,8 – 3,8
OH 3–5 3-5qu 3-5qu 3-5qu 2,8 – 3,8

Coeficientes de Balasto Propuestos en Literatura Citada en Tabla.


Fuente: Elaboración Propia.
Donde: qu : resistencia a compresión no confinada (kgf/cm2)

El documento que se presenta en el anexo v de esta tesis, y que respalda el dato numérico
clave para trabajar con los suelos más desfavorables de la ciudad de Valdivia. Mayores detalles se
explican en el anexo mencionado.

7.2.1. Estimación del Coeficiente de Balasto

La selección del CBR de trabajo se realizo en conversaciones con el sr. Luis Collarte, quien
basado en el documento del laboratorio LEMCO y su experiencia en innumerables proyectos en
la ciudad de Valdivia estimo que un CBR del 10% es más que suficiente. Procedemos entonces:
(
0,25 ) 5,15 log-./01 puesto que ./0
10%

Entonces: Kestatico = 5,4 [kgf/cm3] (Casos de carga estáticos)

Página 52
El coeficiente de balasto anterior se aplica ante cargas estáticas de diseño, ante cargas
dinámicas este coeficiente se amplifica en tres veces lo que resulta:

Kdinámico = 3*Kestático = 16,2 [kgf/cm3] (Casos de carga dinámicos)

Se corrobora que el valor está dentro de los límites aceptables, por los datos de la tabla ya
presentada y que gráficamente se expresa a continuación:

Figura Nº23:

Relaciones entre modulo de reacción de la subrasante y CBR.


Fuente: MINVU (2008).

Página 53
Otras tablas de comparación:

Lo anterior es recurrentemente utilizado en Chile por los organismos más influyentes


como lo son el MOP y el MINVU. Pero a continuación se presentan valores que ocupan autores
españoles y que tienen una data con mucha historia puesto que fueron propuestos por Terzaghi.

Tabla Nº6:
VALORES DE K30 PROPUESTOS POR VALORES DE K30 PROPUESTOS POR
TERZAGHI DIVERSOS AUTORES

Suelo K30 (Kp/cm3) Suelo K30 (Kp/cm3)

Arena seca o húmeda Arena fina de playa 1,0 – 1,5

- Suelta 0,64 – 1,92 (1,3)* Arena floja, seca o húmeda 1,0 – 3,0
- Media 1,92 – 9,60 (4,0)
- Compacta 9,60 – 32 (16,0) Arena media, seca o húmeda 3,0 – 9,0

Arena sumergida Arena compactada, seca o 9,0 – 20,0


húmeda
- Suelta (0,8)
- Media (2,50) Gravilla arenosa floja 4,0 – 8,0
- Compacta (10,0)
Gravilla arenosa compacta 9,0 – 25,0
Arcilla
Grava arenosa floja 7,0 – 12,0
qu = 1 – 2 Kp/cm3 1,6 – 3,2 (2,5)
qu = 2 – 4 Kp/cm3 3,2 – 6,4 (5,0) Grava arenosa compacta 12,0 – 30,0
qu > 4 Kp/cm3 > 6,4 (10)
Margas arcillosas 20,0 – 40,0

Rocas blandas o algo alteradas 30,0 – 500

Rocas sanas 800 – 30.000

* Entre paréntesis los valores medios propuestos.

(*) Al menos los casos normales ya que el terreno puede presentar un comportamiento no lineal, fluencias plásticas,
etc., no reproducibles con modelos sencillos.

Coeficientes de Balasto Propuestos por Terzaghi.


Fuente: Rodriguez(1989).

Página 54
7.2.2. Correcciones del Coeficiente de Balasto

Lo anterior corresponde a la estimación del coeficiente de balasto K0 para una pequeña


superficie cargada en terreno homogéneo, específicamente referido a una placa de superficie
30x30 cm.
Sin embargo, al aumentar la superficie cargada los asentamientos serán mayores para la
misma presión y, por lo tanto, K disminuirá.
Esto plantea el problema de que el coeficiente de balasto no es una constante del terreno,
sino que depende del nivel de presiones alcanzado y de las dimensiones del área cargada. A pesar
de aquello, la sencillez en métodos realizados con el coeficiente de balasto deriva en correcciones
según las dimensiones reales de fundación.
Entonces, para zapatas corridas de ancho b[m] Terzaghi (1955) sugirió extrapolar los
valores K0 mediante las expresiones siguientes:

,7
(
( ! (Suelos cohesivos)
9

9,7 
(
( ! # & (Suelos granulares)
9

Y para zapatas rectangulares de dimensiones bxl:

 9
(
! ( ! #1 ) &
7 :

Volviendo la proposición de fundación en estudio, esta consiste en una zapata corrida de


ancho 30 [cm] = 0,3 [m] sobre un suelo cohesivo de la ciudad de Valdivia (Limo). Por lo tanto, la
relación queda:

K = K0 * 0,3/0,3 = K0

Entonces para este caso, el factor de corrección al modulo de balasto ya estimado es igual
a uno.

Página 55
7.3.- MODELOS COMPUTACIONALES

Se procedió a trabajar con tres programas para llegar a las presiones de contacto y otros
resultados para análisis a nivel de fundación, ya que con el proceso completo de modelación que
se expone finalmente se llega a resultados para diseñar en este trabajo de investigación.
Luego se realizaron análisis comparativos con los mismos esfuerzos solicitantes, pero con
distintas herramientas apoyadas básicamente en la teoría de fundaciones elásticas desarrollada
por Winkler pero con algunas variantes que nos permiten los computadores hoy en día.

 Modelos de las Tabiquerías.

Ingresando los datos de cargas y modelos estructurales en el programa ETABS se


obtienen los esfuerzos a nivel basal. En general son tabiquerías en pino radiata con las
propiedades entregadas en el punto 5.4 y con secciones de 2”x3” ó 2”x4”. Por petición de los
propietarios de los planos, no se entregan mayores detalles de dibujos en esta investigación. Pero
los cálculos de cubicación en detalle se presentan en los anexos respectivos.
A continuación se presentan las imágenes de los modelos de tabiquería:

Figura Nº24:

Modelo Tabiquería V.T. 1.


Fuente: Elaboración Propia

Página 56
Figura Nº25:

Modelo Tabiquería V.T. 2.


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº26:

Modelo Tabiquería V.T.3.


Fuente: Elaboración Propia

Página 57
 Modelos de las fundaciones en SAFE.

En estos modelos se emplearon básicamente secciones de 40x30 [cm], mayores detalles


del tipo de sección se resumen en punto 7.7 figura 54, que a grandes rasgos consta en lo
siguiente:

Figura Nº27:

Sección tipo en modelos computacionales.


Fuente: Elaboración Propia

Se reitera que los elementos de tabiquería internos se despreciaron puesto que descansan
sobre un radier de hormigón que traspasa directamente los esfuerzos al suelo y cuyo
comportamiento escapa de los objetivos de análisis numérico de esta tesis.
La partición ó malla empleada en este programa de cálculo fue como máximo de 20 cm,
puesto que en comparación con obras de ingeniería este proyecto consta de dimensiones
pequeñas.
A continuación se muestran algunas imágenes con la distribución de fundación corrida por
el contorno de las viviendas.

Página 58
Figura Nº28:

Modelo Fundación V.T. 1.


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº29:

Modelo Fundación V.T. 2.


Fuente: Elaboración Propia

Página 59
Figura Nº
Nº30:

Modelo Fundación V.T. 3.


Fuente: Elaboración Propia

Página 60
 Modelos de las fundaciones en SAP2000.

Se procedió a trabajar con un programa paralelo y con modificaciones validas para modelar
las fundaciones con teoría elástica. Para esto se ingresaron directamente las cargas distribuidas
resultantes a nivel de fundación de la tabiquería, sin necesitar el proceso de análisis
computacional previo del programa Etabs. Ante esto, solo se procede con las cargas estáticas de
“Peso Propio” y “Sobrecarga de uso”, ya que las cargas de sismo pueden arrojar grandes
diferencias en los resultados finales. Errores acarreados por usar métodos simplificados de
ejecución manual para calcular cortes y momentos debido a la solicitación sísmica.
La rigidez de los resortes que simulan ser suelo deformable, es calculada con el coeficiente de
balasto multiplicado por el ancho de la fundación y el largo aportante de la fundación,
gráficamente este largo se ve a continuación:

Figura Nº31:

Largo Aportante en Modelos de Resortes.


Fuente: Elaboración Propia

Se presentan los modelos empleados en el programa SAP2000, estos son acompañados en su


parte inferior por una tabla explicativa de la longitud de los elementos según el eje y otros datos
de interés. Los datos que son comunes para el cálculo de la constante del resorte son el
coeficiente de balasto de K= 5,4 [kg/cm3] y un ancho de fundación de 30 [cm]

Página 61
Figura Nº
Nº32:

Modelo Fundación con Resortes, V.T. 1.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº
Nº7:
LONG. TOTAL LONG. ELEM. C. de Resorte
EJE DIVISIONES
[m] [m] [kgf/cm]
1 8,2 20 0,41 6642
2 2,8 20 0,14 2268
5 8,2 20 0,41 6642
A 4,2 20 0,21 3402
B 1,3 20 0,065 1053
F 5,5 20 0,275 4455

Tabla con estimación de coeficientes de Resortes, V.T. 1.


Fuente: Elaboración Propia

Página 62
Figura Nº
Nº33:

Modelo Fundación con Resortes, V.T. 2.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº
Nº8:
LONG. TOTAL LONG. ELEM. C. de Resorte
EJE DIVISIONES
[m] [m] [kgf/cm]
1 7,81 20 0,391 6334,2
3 0,87 20 0,044 712,8
4 3,22 20 0,161 2608,2
5 3,71 20 0,186 3013,2
A 5,68 20 0,284 4600,8
B 0,51 20 0,026 421,2
D 2,25 20 0,113 1830,6
E 2,92 20 0,146 2365,2

Tabla con estimación de coeficientes de Resortes, V.T. 2.


Fuente: Elaboración Propia

Página 63
Figura Nº
Nº34:

Modelo Fundación con Resortes, V.T. 3.


3
Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº
Nº9:
LONG. TOTAL LONG. ELEM. C. de Resorte
EJE DIVISIONES
[m] [m] [kgf/cm]
1 3 20 0,15 2430
2 3,1 20 0,155 2511
3 6 20 0,3 4860
A 7,2 20 0,36 5832
C 1,3 20 0,065 1053
D 6 20 0,3 4860

Tabla con estimación de coeficientes de Resortes, V.T. 3.


3
Fuente: Elaboración Propia

Página 64
7.4.- ANÁLISIS DE RESULTADOS

Como es costumbre, se presentan algunos resultados numéricos entregados por los


procesos seguidos.
Los resultados presentados en esta sección corresponden a presiones del suelo y a los
mayores esfuerzos internos de los elementos, utilizados con posterioridad para el diseño en
ferrocemento.
No se incluyen resultados de la tabiquería en ETABS, ya que estos fueron exportados a
SAFE y se asume que los resultados de este último programa reflejan lo trabajado en ETABS.
Mayores detalles gráficos de los resultados entregados en esta sección se incluyen en el
“Anexo vi”.

7.4.1. Vivienda Tipo I

 Resultados de Presiones en SAFE

A continuación se presentan tablas según los casos de carga estáticos y dinámicos. En su


costado y leyenda queda claramente identificado el resultado mostrado.

Tabla Nº10:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
PP+SC
CASO DE CARGA ESTATICO

3 35 1 1923.343
10 MAYORES PRESIONES

3 36 1 PP+SC 1923.142
3 34 1 PP+SC 1923.047
3 37 1 PP+SC 1922.720
3 38 1 PP+SC 1922.151
3 33 1 PP+SC 1921.893
3 39 1 PP+SC 1920.253
3 32 1 PP+SC 1919.943
3 31 1 PP+SC 1919.658
1 42 46 PP+SC 1918.082

10 Mayores Presiones en Casos Estáticos, Vivienda Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

Página 65
Tabla Nº11:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
PP+SC
CASO DE CARGA ESTATICO
4 1 25 1078.335

10 MENORES PRESIONES
4 1 26 PP+SC 1078.365
4 1 27 PP+SC 1079.199
4 1 24 PP+SC 1080.078
4 1 28 PP+SC 1081.845
4 1 23 PP+SC 1085.006
4 1 29 PP+SC 1086.362
4 1 22 PP+SC 1090.752
4 2 26 PP+SC 1091.611
4 2 25 PP+SC 1091.731

10 Menores Presiones en Casos Estáticos, Vivienda Social Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº12:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
0,75(PP+SC+SY)
1 1 46 2217.525
CASO DE CARGA DINAMICO

0,75(PP+SC+SY)
10 MAYORES PRESIONES

1 1 45 2191.586
0,75(PP+SC+SY)
1 1 44 2165.173
0,75(PP+SC+SY)
1 2 46 2091.898
0,75(PP+SC+SY)
1 2 45 2066.193
0,75(PP+SC+SY)
1 2 44 2039.539
0,75(PP+SC+SX)
1 3 46 1966.638
0,75(PP+SC+SX)
1 3 45 1940.843
0,75(PP+SC+SX)
1 3 44 1914.263
0,75(PP+SC+SX)
1 4 46 1859.731

10 Mayores Presiones en Casos Dinámicos, Vivienda Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

Página 66
Tabla Nº13:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
CASO DE CARGA DINAMICO 10 MENORES
0,75(PP+SC+SY)
2 65 42 421.155
0,75(PP+SC+SY)
2 65 3 393.449
0,75(PP+SC+SY)
3 65 3 393.449
PRESIONES

0,75(PP+SC+SY)
2 65 43 385.855
0,75(PP+SC+SY)
3 65 2 363.473
0,75(PP+SC+SY)
1 65 44 345.917
0,75(PP+SC+SY)
2 65 44 345.917
0,75(PP+SC+SX)
3 65 1 334.980
0,75(PP+SC+SY)
1 65 45 313.127
0,75(PP+SC+SY)
1 65 46 281.955

10 Menores Presiones en Casos Dinámicos, Vivienda Social Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

Con los antecedentes anteriores, se aprecia que el caso de carga más desfavorable para la
vivienda “Tipo I”, es el de 0,75(Peso Propio + Sobre Carga + Sismo en Y). Registrándose una
presión máxima de 2217,53 [kgf/m2].

Página 67
 Resultados de Presiones en SAP2000

La partición de los elementos trabajados es de L/20. Mayores detalles e imágenes se


entregaron en el anterior punto 7.3. El proceso para seleccionar los resultados fue en primera
instancia seleccionar los 10 mayores esfuerzos por eje. Una vez juntos todos los ejes con 10
resultados por cada uno se procedió a seleccionar los resultados que se muestran.
A continuación se presenta la tabla con las presiones estimadas mediante combinaciones de
cargas estáticas.

Tabla Nº14:
Const. Esfuerzo
Eje Joint OutputCase U3 Área Presión
Resorte K*∆
Text Text Text cm kgf/cm kgf cm2 kgf/cm2
1 227 PP+SC -0.0360 6642 239.0655 1230 0.1944
1 226 PP+SC -0.0360 6642 238.8198 1230 0.1942
1 228 PP+SC -0.0359 6642 238.4744 1230 0.1939
1 225 PP+SC -0.0358 6642 237.8766 1230 0.1934
1 229 PP+SC -0.0356 6642 236.7674 1230 0.1925
1 8 PP+SC -0.0356 6642 236.2958 1230 0.1921
1 224 PP+SC -0.0356 6642 236.2825 1230 0.1921
B 8 PP+SC -0.0355 1053 37.3952 195 0.1918
B 229 PP+SC -0.0355 1053 37.3668 195 0.1916
1 223 PP+SC -0.0352 6642 233.9578 1230 0.1902

10 Mayores Presiones comparativas en SAP2000, Vivienda Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

Ya se dijo que estos resultados se utilizaran de manera comparativa para los obtenidos
mediante el programa SAFE. Entonces algunos datos numéricos son los siguientes:

Máxima Presión SAFE : 1923,34 [kgf/m2]


Máxima Presión SAP2000 : 1944 [kgf/m2]

Diferencia : 20,27 [kgf/m2] ≈ 1,04%

Ante los resultados anteriores es innegable que se trabajo en la misma línea con ambos
programas de cálculo. Y con la proximidad de los números se asumen como validos los
resultados de los modelos.
Para mejorar esta diferencia de resultados es necesario hacer una mayor partición de los
elementos en el programa SAP2000. Pero esto no se hará ya que con los resultados obtenidos se
comprueba la validez y concordancia de los modelos.

Página 68
 Resultados de Deformaciones y Giros en SAFE

Previamente se estableció un ∆;<


1" 2,5  y un

;<

0,002 =>?, ahora se presentan las deformaciones y giros diferenciales que se


presentan en el los elementos ante la carga mas desfavorable.

Tabla Nº15:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm]
1 46 0,75(PP+SC+SY) -0.0137
10 Mayores Deformaciones

1 45 0,75(PP+SC+SY) -0.0135
Verticales [cm]

1 44 0,75(PP+SC+SY) -0.0134
2 46 0,75(PP+SC+SY) -0.0129
2 45 0,75(PP+SC+SY) -0.0128
2 44 0,75(PP+SC+SY) -0.0126
3 46 0,75(PP+SC+SY) -0.0121
3 45 0,75(PP+SC+SY) -0.012
3 44 0,75(PP+SC+SY) -0.0118
4 46 0,75(PP+SC+SY) -0.0115

10 Mayores Deformaciones Verticales, Vivienda Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº16:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm]
10 Menores Deformaciones

65 46 0,75(PP+SC+SY) -0.0017
65 45 0,75(PP+SC+SY) -0.0019
Verticales [cm]

65 1 0,75(PP+SC+SY) -0.0021
65 44 0,75(PP+SC+SY) -0.0021
65 2 0,75(PP+SC+SY) -0.0022
65 3 0,75(PP+SC+SY) -0.0024
65 43 0,75(PP+SC+SY) -0.0024
65 4 0,75(PP+SC+SY) -0.0026
65 42 0,75(PP+SC+SY) -0.0026
64 46 0,75(PP+SC+SY) -0.0027

10 Menores Deformaciones Verticales, Vivienda Social Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

Página 69
Tabla Nº17:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm] RX(E) [rad]

10 Mayores Giros en Eje X [rad]


3 9 0,75(PP+SC+SY) -0.0071 0.00002
2 10 0,75(PP+SC+SY) -0.0072 0.00002
1 11 0,75(PP+SC+SY) -0.0072 0.00002
3 8 0,75(PP+SC+SY) -0.0074 0.00002
2 9 0,75(PP+SC+SY) -0.0074 0.00002
1 10 0,75(PP+SC+SY) -0.0074 0.00002
3 7 0,75(PP+SC+SY) -0.0076 0.00002
2 8 0,75(PP+SC+SY) -0.0077 0.00002
1 9 0,75(PP+SC+SY) -0.0077 0.00002
5 3 0,75(PP+SC+SY) -0.0079 0.00002

10 Mayores Giros en Eje X, Vivienda Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº18:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm] RY(E) [rad]
10 Menores Giros en Eje Y [rad]

39 44 0,75(PP+SC+SY) -0.0097 0.00002


38 44 0,75(PP+SC+SY) -0.0094 0.00002
37 44 0,75(PP+SC+SY) -0.0092 0.00002
36 44 0,75(PP+SC+SY) -0.0091 0.00002
22 3 0,75(PP+SC+SY) -0.0072 0.00001
23 3 0,75(PP+SC+SY) -0.0073 0.00001
24 3 0,75(PP+SC+SY) -0.0074 0.00001
25 3 0,75(PP+SC+SY) -0.0075 0.00001
26 3 0,75(PP+SC+SY) -0.0077 0.00001
27 3 0,75(PP+SC+SY) -0.0079 0.00001

10 Mayores Giros en Eje Y, Vivienda Tipo I.


Fuente: Elaboración Propia

En base a los antecedentes numéricos mostrados, se concluye que la Vivienda Tipo I no


presenta problemas de asentamientos ni de giros diferenciales de grandes magnitudes en sus
elementos de fundación, por lo que un ancho de 30 [cm] es suficiente para resguardar la
integridad del resto de la estructura.

Página 70
7.4.2. Vivienda Tipo II

 Resultados de Presiones en SAFE

Nuevamente, se presentan tablas según casos de carga dinámicos y estáticos: una con las 10
mayores presiones y otra con las 10 menores presiones.

Tabla Nº19:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
PP+SC
CASO DE CARGA ESTATICO

2 33 54 2022.679
10 MAYORES PRESIONES

2 34 54 PP+SC 2022.308
2 32 54 PP+SC 2021.929
2 35 54 PP+SC 2020.995
2 31 54 PP+SC 2020.136
2 36 54 PP+SC 2019.894
2 37 54 PP+SC 2019.376
2 30 54 PP+SC 2017.267
2 38 54 PP+SC 2016.504
2 39 54 PP+SC 2012.760

10 Mayores Presiones en Casos Estáticos, Vivienda Social Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº20:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
PP+SC
CASO DE CARGA ESTATICO

3 70 26 1048.683
10 MENORES PRESIONES

3 70 27 PP+SC 1053.282
3 70 28 PP+SC 1055.669
3 70 29 PP+SC 1063.549
3 70 30 PP+SC 1067.913
3 69 26 PP+SC 1075.553
3 70 31 PP+SC 1079.774
3 69 27 PP+SC 1079.946
3 70 32 PP+SC 1082.183
3 69 28 PP+SC 1082.215

10 Menores Presiones en Casos Estáticos, Vivienda Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

Página 71
Tabla Nº21:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]

CASO DE CARGA DINAMICO 10


1 1 1 0,75(PP+SC+SX) 2281.41
MAYORES PRESIONES 1 2 1 0,75(PP+SC+SX) 2223.72
1 3 1 0,75(PP+SC+SX) 2162.87
8 3 1 0,75(PP+SC+SX) 2162.87
8 4 1 0,75(PP+SC+SX) 2110.36
8 5 1 0,75(PP+SC+SX) 2057.46
1 1 2 0,75(PP+SC+SX) 2053.67
8 6 1 0,75(PP+SC+SX) 2053.23
1 2 2 0,75(PP+SC+SX) 1998.53
8 7 1 0,75(PP+SC+SX) 1971.76

10 Mayores Presiones en Casos Dinámicos, Vivienda Social Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº22:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
CASO DE CARGA DINAMICO 10

1 1 1 0,75(PP+SC+SY) -0.91
MENORES PRESIONES

1 1 2 0,75(PP+SC+SY) -0.31
1 1 3 0,75(PP+SC+SY) 46.91
1 1 4 0,75(PP+SC+SY) 55.47
1 1 5 0,75(PP+SC+SY) 101.99
1 1 6 0,75(PP+SC+SY) 137.48
1 1 7 0,75(PP+SC+SY) 146.41
1 1 8 0,75(PP+SC+SY) 153.36
1 2 1 0,75(PP+SC+SY) 195.85
1 1 9 0,75(PP+SC+SY) 197.14

10 Menores Presiones en Casos Dinámicos, Vivienda Social Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

Con los antecedentes anteriores, se aprecia que el caso de carga más desfavorable para la
vivienda “Tipo II”, es el de 0,75(Peso Propio + Sobre Carga + Sismo en X). Registrándose una
presión máxima de 2281.41 [kgf/m2].

Página 72
 Resultados de Presiones en SAP2000

Los siguientes resultados se basan en modelo explicado en el punto 7.3. El proceso para
seleccionar los resultados fue en primera instancia seleccionar los 10 mayores esfuerzos por
eje. Una vez juntos todos los ejes con 10 resultados por cada uno se procedió a seleccionar los
resultados presentados.
A continuación se presenta la tabla con las presiones estimadas mediante combinaciones
de cargas estáticas.

Tabla Nº23:
Const.
Eje Joint OutputCase U3 Esfuerzo K*∆ Área Presión
Resorte
Text Text Text cm kgf/cm kgf cm2 kgf/cm2
1 18 PP+SC -0.0366 6334.2 231.5277 1173 0.1974
1 17 PP+SC -0.0365 6334.2 231.1730 1173 0.1971
1 19 PP+SC -0.0365 6334.2 231.1033 1173 0.1970
1 16 PP+SC -0.0363 6334.2 230.0201 1173 0.1961
1 20 PP+SC -0.0363 6334.2 229.8871 1173 0.1960
1 15 PP+SC -0.0360 6334.2 227.9805 1173 0.1944
1 21 PP+SC -0.0360 6334.2 227.7968 1173 0.1942
1 14 PP+SC -0.0355 6334.2 224.9274 1173 0.1918
1 22 PP+SC -0.0355 6334.2 224.7057 1173 0.1916
1 13 PP+SC -0.0348 6334.2 220.7025 1173 0.1882

10 Mayores Presiones comparativas en SAP2000, Vivienda Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

Ya se dijo que estos resultados se utilizaran de manera comparativa para los obtenidos
mediante el programa SAFE. Entonces algunos datos numéricos son los siguientes:

Máxima Presión SAFE : 2022,68 [kgf/m2]


Máxima Presión SAP2000 : 1974 [kgf/m2]

Diferencia : 48,87 [kgf/m2] ≈ 2,48%

Nuevamente, es innegable que se trabajo en la misma línea con ambos programas de


cálculo. Y con la proximidad de los números se asumen como validos los resultados de los
modelos.
Se recuerda que para mejorar esta diferencia de resultados es necesario hacer una mayor
partición de los elementos en el programa SAP2000. Pero esto no se hará ya que con los
resultados obtenidos se comprueba la validez de los modelos.

Página 73
 Resultados de Deformaciones y Giros en SAFE

Previamente se estableció un ∆;<


1" 2,5  y un

;<

0,002 =>?, ahora se presentan las deformaciones y giros diferenciales que se


presentan en el los elementos ante la carga mas desfavorable.

Tabla Nº24:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm]
1 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0141
10 Mayores Deformaciones

2 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0137
3 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0134
Verticales [cm]

4 1 0,75(PP+SC+SX) -0.013
5 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0127
6 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0127
1 2 0,75(PP+SC+SX) -0.0127
2 2 0,75(PP+SC+SX) -0.0123
7 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0122
3 2 0,75(PP+SC+SX) -0.012

10 Mayores Deformaciones Verticales, Vivienda Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº25:

GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm]


70 54 0,75(PP+SC+SX) -0.0016
10 Menores Deformaciones

69 54 0,75(PP+SC+SX) -0.002
3 19 0,75(PP+SC+SX) -0.0024
Verticales [cm]

3 20 0,75(PP+SC+SX) -0.0024
68 54 0,75(PP+SC+SX) -0.0024
3 18 0,75(PP+SC+SX) -0.0025
3 21 0,75(PP+SC+SX) -0.0025
3 22 0,75(PP+SC+SX) -0.0025
3 23 0,75(PP+SC+SX) -0.0026
67 54 0,75(PP+SC+SX) -0.0026

10 Menores Deformaciones Verticales, Vivienda Social Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

Página 74
Tabla Nº26:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm] RX(E) [rad]
2 9 0,75(PP+SC+SX) -0.0077 0.00009

10 Mayores Giros Eje X [rad]


1 9 0,75(PP+SC+SX) -0.008 0.00009
3 8 0,75(PP+SC+SX) -0.0083 0.00009
3 7 0,75(PP+SC+SX) -0.0085 0.00009
2 8 0,75(PP+SC+SX) -0.0086 0.00009
3 6 0,75(PP+SC+SX) -0.0087 0.00009
2 7 0,75(PP+SC+SX) -0.0088 0.00009
1 8 0,75(PP+SC+SX) -0.0089 0.00009
2 6 0,75(PP+SC+SX) -0.009 0.00009
1 7 0,75(PP+SC+SX) -0.0091 0.00009

10 Mayores Giros en Eje X, Vivienda Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº27:

GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm] RY(E) [rad]


7 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0122 -0.00003
10 Menores Giros Eje Y [rad]

5 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0127 -0.00003


6 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0127 -0.00003
4 1 0,75(PP+SC+SX) -0.013 -0.00003
3 1 0,75(PP+SC+SX) -0.0134 -0.00003
68 54 0,75(PP+SC+SX) -0.0024 -0.00003
68 53 0,75(PP+SC+SX) -0.0034 -0.00003
67 54 0,75(PP+SC+SX) -0.0026 -0.00003
66 54 0,75(PP+SC+SX) -0.0029 -0.00003
65 54 0,75(PP+SC+SX) -0.0033 -0.00003

10 Mayores Giros en Eje Y, Vivienda Social Tipo II.


Fuente: Elaboración Propia

En base a los antecedentes numéricos mostrados, se concluye que la Vivienda Tipo II no


presenta problemas de asentamientos ni de giros diferenciales de grandes magnitudes en sus
elementos de fundación, por lo que un ancho de 30 [cm] es suficiente para resguardar la
integridad del resto de la estructura.

Página 75
7.4.3. Vivienda Tipo III

 Resultados de Presiones en SAFE

Sin mediar mayor preámbulo, se presentan tablas según casos de carga.

Tabla Nº28:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
CASO DE CARGAS ESTATICO

5 65 28 PP+SC 2464.401
10 MAYORES PRESIONES

5 65 29 PP+SC 2464.218
5 65 27 PP+SC 2464.117
5 65 26 PP+SC 2463.646
5 65 25 PP+SC 2463.21
5 65 24 PP+SC 2462.957
5 65 30 PP+SC 2462.78
5 65 23 PP+SC 2461.521
5 65 31 PP+SC 2461.146
5 65 22 PP+SC 2458.129

10 Mayores Presiones en Casos Estáticos, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº29:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
PP+SC
CASO DE CARGA ESTATICO

6 35 57 1465.302
10 MENORES PRESIONES

6 36 57 PP+SC 1466.196
6 37 57 PP+SC 1466.318
6 34 57 PP+SC 1466.465
6 33 57 PP+SC 1466.601
6 38 57 PP+SC 1470.249
6 32 57 PP+SC 1470.868
6 39 57 PP+SC 1477.223
6 40 57 PP+SC 1477.664
6 31 57 PP+SC 1478.098

10 Menores Presiones en Casos Estáticos, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Página 76
Tabla Nº30:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
CASO DE CARGA DINAMICO
0,75(PP+SC+SY)
10 MAYORES PRESIONES
3 12 1 1880.69
3 13 1 0,75(PP+SC+SY) 1836.491
3 14 1 0,75(PP+SC+SY) 1806.822
3 12 2 0,75(PP+SC+SY) 1796.213
3 15 1 0,75(PP+SC+SY) 1776.909
3 12 3 0,75(PP+SC+SY) 1762.22
3 13 2 0,75(PP+SC+SY) 1752.432
3 16 1 0,75(PP+SC+SY) 1731.506
4 16 1 0,75(PP+SC+SY) 1731.506
5 65 1 0,75(PP+SC+SY) 1729.029

10 Mayores Presiones en Casos Dinámicos, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº31:
PRESSURE
AREA GRID I GRID J LOAD [kgf/m2]
CASO DE CARGA DINAMICO 10

5 65 1 0,75(PP+SC+SY) 202.714
MENORES PRESIONES

5 65 2 0,75(PP+SC+SY) 286.594
6 19 57 0,75(PP+SC+SY) 290.705
6 20 57 0,75(PP+SC+SY) 293.255
6 21 57 0,75(PP+SC+SY) 294.35
5 65 57 0,75(PP+SC+SY) 297.969
6 18 57 0,75(PP+SC+SY) 304.121
6 17 57 0,75(PP+SC+SY) 306.564
6 22 57 0,75(PP+SC+SY) 311.419
6 16 57 0,75(PP+SC+SY) 313.584

10 Menores Presiones en Casos Dinámicos, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Con los antecedentes anteriores, se aprecia que el caso de carga más desfavorable para la
vivienda “Tipo III”, es el de Peso Propio más Sobrecarga. Registrándose una presión máxima de
2464,401 [kgf/m2].

Página 77
 Resultados de Presiones en SAP2000

Por último, los resultados se basan en modelo explicado en el punto 7.3. El proceso para
seleccionar los resultados fue en primera instancia seleccionar los 10 mayores esfuerzos por eje.
Una vez juntos todos los ejes con 10 resultados por cada uno se procedió a seleccionar los
resultados presentados.
A continuación se presenta la tabla con las presiones estimadas mediante combinaciones de
cargas estáticas.

Tabla Nº32:
Const.
Eje Joint OutputCase U3 Esfuerzo K*∆ Área Presión
Resorte
Text Text Text cm kgf/cm kgf cm2 kgf/cm2
3 54 PP+SC -0.0447 4860 -217.3829 900 0.2415
3 53 PP+SC -0.0447 4860 -217.0427 900 0.2412
3 55 PP+SC -0.0446 4860 -216.8824 900 0.2410
3 52 PP+SC -0.0444 4860 -215.8618 900 0.2398
3 56 PP+SC -0.0443 4860 -215.5216 900 0.2395
3 51 PP+SC -0.0440 4860 -213.8351 900 0.2376
3 57 PP+SC -0.0439 4860 -213.2908 900 0.2370
2 92 PP+SC -0.0435 2511 -109.3038 465 0.2351
2 93 PP+SC -0.0435 2511 -109.2561 465 0.2350
2 91 PP+SC -0.0435 2511 -109.1481 465 0.2347

15 Mayores Presiones comparativas en SAP2000, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Ya se dijo que estos resultados se utilizaran de manera comparativa para los obtenidos
mediante el programa SAFE. Entonces algunos datos numéricos son los siguientes:

Máxima Presión SAFE : 2464,401 [kgf/m2]


Máxima Presión SAP2000 : 2415 [kgf/m2]

Diferencia : 49,401 [kgf/m2] ≈ 2%

Nuevamente, es innegable que se trabajo en la misma línea con ambos programas de


cálculo. Y con la proximidad de los números se asumen como validos los resultados de los
modelos.
Se recuerda que para mejorar esta diferencia de resultados es necesario hacer una mayor
partición de los elementos en el programa SAP2000. Pero esto no se hará ya que con los
resultados obtenidos se comprueba la validez de los modelos.

Página 78
 Resultados de Deformaciones y Giros en SAFE

Previamente se estableció un ∆;<


1" 2,5  y un

;<

0,002 =>?, ahora se presentan las deformaciones y giros diferenciales que se


presentan en el los elementos ante la carga mas desfavorable.

Tabla Nº33:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm]
65 23 PP+SC -0.0456
10 Mayores Deformaciones

65 24 PP+SC -0.0456
65 25 PP+SC -0.0456
Verticales [cm]

65 26 PP+SC -0.0456
65 27 PP+SC -0.0456
65 28 PP+SC -0.0456
65 29 PP+SC -0.0456
65 30 PP+SC -0.0456
65 31 PP+SC -0.0456
65 22 PP+SC -0.0455

10 Mayores Deformaciones Verticales, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº34:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm]
35 57 PP+SC -0.0271
10 Menores Deformaciones

32 57 PP+SC -0.0272
33 57 PP+SC -0.0272
Verticales [cm]

34 57 PP+SC -0.0272
36 57 PP+SC -0.0272
37 57 PP+SC -0.0272
38 57 PP+SC -0.0272
30 57 PP+SC -0.0274
31 57 PP+SC -0.0274
39 57 PP+SC -0.0274

10 Menores Deformaciones Verticales, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Página 79
Tabla Nº35:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm] RX(E) [rad]

10 Mayores Giros en Eje X [rad]


59 57 PP+SC -0.0344 0.00005
60 57 PP+SC -0.035 0.00005
61 57 PP+SC -0.0356 0.00005
60 56 PP+SC -0.0357 0.00005
60 54 PP+SC -0.036 0.00005
60 55 PP+SC -0.036 0.00005
62 57 PP+SC -0.036 0.00005
61 56 PP+SC -0.0362 0.00005
60 53 PP+SC -0.0364 0.00005
63 57 PP+SC -0.0364 0.00005

10 Mayores Giros en Eje X, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº36:
GRID I GRID J LOAD UZ(E) [cm] RY(E) [rad]
10 Mayores Giros en Eje Y [rad]

12 8 PP+SC -0.0423 -0.00006


13 8 PP+SC -0.0418 -0.00006
12 7 PP+SC -0.0422 -0.00006
15 7 PP+SC -0.041 -0.00006
14 6 PP+SC -0.0412 -0.00006
14 7 PP+SC -0.0414 -0.00006
13 6 PP+SC -0.0415 -0.00006
13 7 PP+SC -0.0417 -0.00006
12 6 PP+SC -0.042 -0.00006
20 1 PP+SC -0.0363 -0.00006

10 Mayores Giros en Eje Y, Vivienda Tipo III.


Fuente: Elaboración Propia

Por ultimo y en base a los antecedentes numéricos mostrados, se concluye que la Vivienda
Tipo III no presenta problemas de asentamientos ni de giros diferenciales de grandes magnitudes
en sus elementos de fundación, por lo que un ancho de 30 [cm] es suficiente para resguardar la
integridad del resto de la estructura.

Página 80
7.5.- DISEÑO DE SECCIONES EN FERROCEMENTO

En este proceso se presentan distintas geometrías para la sección de ferrocemento, cada


una tiene atributos que la caracterizan y dan una opción inmediata ante posibles particularidades
del proyecto constructivo al cual deban aplicarse.
A continuación se presentan los resultados de esfuerzos en las placas modeladas por en el
programa computacional SAFE, para generar las combinaciones de cargas propuestas por el
código ACI 318:

Tabla Nº37:
K=5,4 [kgf/cm3]
VIVIENDA Peso Propio Sobre Carga
Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]
TIPO I 199.41 -373.374 1642.267 137.153 -231.366 1027.642
TIPO II 144.648 -276.431 1529.427 119.009 -211.340 1179.073
TIPO III 198.373 -163.42 2153.149 260.855 -206.305 2476.371

K=16,2 [kgf/cm3]
VIVIENDA Sismo en X Sismo en Y
Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]
TIPO I 905.061 -878.311 6051.695 961.98 -895.286 2567.171
TIPO II 1759.144 -1631.480 4451.783 1775.418 -758.631 7399.500
TIPO III 1344.516 -631.39 3746.543 950.6 -971.296 2949.718

Esfuerzos solicitantes en elementos de fundación.


Fuente: Elaboración Propia

Para lograr un diseño racional, junto con una optimización de materiales se generan dos
tipos de armaduras distintas para los módulos de ferrocemento:

a) Reforzados: En módulos de fundación bajo las diagonales de tabiquerías. Estas


generan esfuerzos focalizados y muy superiores los gravitacionales.
b) Corrientes: En módulos de fundación que NO sustentan diagonales de tabiquerías.
Los esfuerzos a lo sumo llegan a la mitad de los presentados ante solicitaciones
sísmicas.

A tener en consideración: que el aporte de las dos capas de malla hexagonal que recubren
las armaduras principales son alrededor de un 2% a 4% extra a los resultados a flexión obtenidos.
Por lo tanto, se despreciaran en los cálculos numéricos realizados porque no entregan una
variación significativa en los esfuerzos requeridos, pero se deja muy en claro que su rol es
fundamental para la repartición de esfuerzos y control de fisuras en el ferrocemento.

Página 81
7.5.1. Sección Tipo Cajón Corriente
A continuación una serie de esquemas ilustrativos, respecto a propiedades geométricas y
disposiciones de armaduras dentro de la sección de ferrocemento:

Figura Nº35:

Espesor total armaduras según detalle de intersecciones.


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº36:

e=4[cm]

EN TODOS SUS COMPONENTES

CONJUNTO DE MALLAS
e=1,2[cm]
40 [cm]

RECUBRIMIENTO
d"=2[cm]

30 [cm]

Dimensiones principales de sección cajón corriente.


Fuente: Elaboración Propia

Página 82
Figura Nº37:

Distancia desde eje de armadura a exterior de elemento.


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº38:
2 Capas

Barras Ø6
10,1[cm]

20,1[cm]

30,1[cm]

2 Capas

Distancia desde eje de armadura a fibra en compresión de elemento.


Fuente: Elaboración Propia

Página 83
Momento nominal
Siguiendo el procedimiento mostrado en el” ANEXO v” de esta sección, se logran los
siguientes resultados:

c=0,631293 in = 1,60348 cm

Mn = 153171 lb-in. = 1765 kgf-m

Momento solicitante
En base al ACI 318 (1999), ya que el cálculo a flexión se basa en el ACI 549 (1999) se
tiene:
Mmax = 1,4PP+1,7SC = - 916,0458 [kgf-m]

@ ! A' 8 AB:CDCE;'EF → Cumple

@
0,9 Factor de reducción de resistencia nominal a flexión.

Cortante nominal
Siguiendo el procedimiento mostrado en el” ANEXO v” de esta sección, se logran los
siguientes resultados:

As= 2 @ 4,6
0,3324 cm2

Vn = VHormigòn + VAcero = 11015,6 kgf

Cortante solicitante
El cálculo a corte se basa en el ACI 318 (2005) obteniendo:

Vmax = 1,2PP+1,6SC = 6545,97 [kgf]

@ ! I' 8 IB:CDCE;'EF → Cumple

@
0,75 Factor de reducción de resistencia nominal a cortante.

Página 84
7.5.2. Sección Tipo Cajón Reforzada

Figura Nº39:
e=5[cm]

EN TODOS SUS COMPONENTES

CONJUNTO DE MALLAS
e=1,8[cm]
40 [cm]

RECUBRIMIENTO
d"=2[cm]

30 [cm]

Dimensiones principales de sección cajón reforzada.


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº40:
2,534[cm]

10,1[cm]

20,1[cm]

30,1[cm]

37,466[cm]

Distancia desde eje de armadura a fibra en compresión de elemento.


Fuente: Elaboración Propia

Página 85
Momento nominal
Siguiendo el procedimiento mostrado en el” ANEXO v” de esta sección, se logran los
siguientes resultados:

c=1,064315 in = 2,70336 cm

Mn = 292836 lb-in. = 3374 kgf-m

Momento solicitante
En base al ACI 318 (1999), ya que el cálculo a flexión se basa en el ACI 549 (1999) se
tiene:
Mmax = 1,4(PP + SC + Sismo X) = 2966,95 [kgf-m]

@ ! A' 8 AB:CDCE;'EF → Cumple

@
0,9 Factor de reducción de resistencia nominal a flexión.

Cortante nominal
Siguiendo el procedimiento mostrado en el “ANEXO v” de esta sección, se logran los
siguientes resultados:

As= 2 @ 8
1,005 cm2

Vn = VHormigòn + VAcero = 24845 kgf

Cortante solicitante
El cálculo a corte se basa en el ACI 318 (2005) obteniendo:

Vmax = 1,4(PP + SC + Sismo Y) = 14151,2 [kgf]

@ ! I' 8 IB:CDCE;'EF → Cumple

@
0,75 Factor de reducción de resistencia nominal a cortante.

Página 86
7.6.- DISEÑO DE UNIONES

7.6.1. Definición Unión Reforzada


Las siguientes figuras entregan una visión del acoplamiento en las uniones reforzadas, que al
igual que los módulos reforzados, soportan esfuerzos debido a las cargas dinámicas de sismo.

Figura Nª41:

Vista isométrica unión longitudinal de módulos.


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº42:

Vista isométrica unión perpendicular de módulos.


Fuente: Elaboración Propia

Página 87
En las uniones de esquina se repiten las dimensiones y armaduras que se exponen en
adelante, quedando espacio más que suficiente para embeber y dar desarrollo a las armaduras al
interior a los cubos de hormigón.
Todas las barras de acero en las uniones deben ser del tipo (A63-42H) para lograr las
resistencias requeridas en esta investigación. Con excepción de los espárragos en diámetro ø6
mm para fijación de los tabiques, que son espaciados a un máximo de 50 cm según Ordenanza
General de Urbanismo y Construcciones.

Figura Nº43:

Vista lateral unión longitudinal de módulos.


Fuente: Elaboración Propia
Figura Nº44:

Vista superior unión longitudinal de módulos.


Fuente: Elaboración Propia

Página 88
La comprobación de los esfuerzos resistentes para la unión propuesta se realiza en las zonas
críticas donde se asume que fallara el material según la naturaleza de cada solicitación. Para este
efecto, se presentan figuras explicativas que ilustran probables zonas de falla, seguidos por
cálculos numéricos correspondientes.

7.6.2. Esfuerzo Cortante en Unión Reforzada

Figura Nº45:

Zona a Comprobar al Corte en Unión Reforzada.


Fuente: Elaboración Propia

En la figura anterior se ve que el cortante afecta en mayor grado a la “zona critica” debido a
que no presenta elementos que la confinen como los módulos de ferrocemento o elementos que
la refuercen como el pasador de sección llena.
La comprobación de la armadura que corresponde a un estribo de 8 [mm] a 6 [cm] de
separación, sigue a continuación:

Página 89
Aporte Hormigón:

JKL
VH= -N=O>PQ RSTU"V 1 AW>
M

Donde:
VH : Resistencia al cortante del hormigón.
fc’ : Resistencia especificada a la compresión del hormigón, MPa

√ E'J
VH= -0,27 ! 0,21 ! 100 Y Z = 4500 [kgf]
M 

Aporte Acero:
[K\]^
VS= ! _ ! ?
T

Donde:
Vs : Resistencia al cortante del acero.
Aacero : Área de acero.
S : Separación de estribos.
fy: Esfuerzo de fluencia del acero (A63-42H).
d : Distancia desde la fibra extrema en compresión hasta el centroide del refuerzo longitudinal
en tracción.

,M
VS= ! 4200 ! 27 = 19013 [kgf]
M

Ahora
Vn = VH + VS = 4500 + 19013 = 23513 [kgf]
Vsolicitante = 14151,2 [kgf] por combinación 1,4*(PP+SC+SismoY)
ø Vn = 0,75*23513 = 17635 [kgf]

Así:
Vsolicitante < ø Vn → Cumple

7.6.3. Esfuerzo a Flexión en Unión Reforzada

La transmisión de este esfuerzo en específico, es lo que asegura el funcionamiento del sistema


de fundación como una fundación del tipo corrida. Entonces, los pasadores y los refuerzos juegan
un rol primordial en la transmisión de este esfuerzo que se asume con la siguiente distribución:

Página 90
Figura Nº46:

Vistas lateral ante esfuerzo de flexión.


Fuente: Elaboración Propia

Donde:
Fsolicitante = M/a = 2967/0,2 = 14835 [kgf] de combinación 1,4(PP+SC+Sismo X) en ACI.
Fsolicitante = M/a = 1590/0,2 = 7950 [kgf] de combinación 0,75(PP+SC+Sismo X) en AISC.

 Resistencia en unión interna

a) Zona a cortante: Es posible aumentar la longitud del elemento de unión interna hasta lograr
una masa de hormigón armado que soporte el esfuerzo de corte en las zonas horizontales
achuradas de la última figura. Pero se privilegia la reducción del peso, reforzando mediante
placas metálicas dimensionadas en diseño elástico por tensiones admisibles, lo cual es
conservador y esta presente en el código AISC como sección de acero embebida en hormigón.
Utilizando dos insertos de 4 cm de ancho por 8 [mm] de espesor en acero A42-27ES que es
común en planchas fundidas se tiene:

Ainserto = 2*(0,8*4) = 6,4 [cm2]


σadmisible 0,4*fy = 1080 [kgf/cm2]
σtrabajo = 1,5 Vmax / A = 931,64 [kgf]

Vmax = Fsolicitante/2 = 3975 [kgf] mitad en cada extremo de apoyo.

σadmisible > σtrabajo → Cumple

Página 91
b) Zona a tracción: El área de armadura necesaria para resistir la tracción en las zonas
verticales achuradas se ve a continuación:

Tsolicitante = Fsolicitante/2 = 7418 [kgf]

Aporte Hormigón:
TH = 0

Aporte Acero:
TS = ((1,57)2ø10 + (1,006) 2ø8)*4200 = 10819 [kgf]

Ahora:
Tn = TH + TS = 10819 [kgf]
,
ø= ) 0,233
0,8163 no hay iteraciones, se mantiene este valor.
`abc

øTn = 0,81*10819 = 8763,6 [kgf]

øTn > Tsolicitante → Cumple

 Resistencia en modulo ferrocemento

La fuerza solicitante debido al momento flector mostrado, se divide en las dos alas laterales
del modulo de ferrocemento, o sea, cada ala es solicitada por la mitad de la fuerza citada.
Por los delgados espesores del hormigón en los módulos de ferrocemento, solo es posible
reforzar mediante placas metálicas, dimensionadas en diseño elástico por tensiones admisibles, lo
cual es conservador y esta presente en el código AISC como sección de acero embebida en
hormigón.
Utilizando un inserto de 4 cm de ancho por 8 [mm] de espesor en acero A42-27ES que es
común en planchas fundidas se tiene:

Ainserto = 0,8*4 = 3,2 [cm2]


σadmisible 0,4*fy = 1080 [kgf/cm2]
σtrabajo = 1,5 Vmax / A = 931,64 [kgf]

Vmax = Fsolicitante/4 = 1987,5 [kgf] mitad en cada extremo de apoyo.

σadmisible > σtrabajo → Cumple

Página 92
Por otra parte, esta placa de refuerzo se ancla al ferrocemento mediante ganchos de acero
soldable que se muestran en el resumen de armaduras. Comprobando mediante metodo ASD la
resistencia a tracción de estos ganchos se tiene:

Abarra = π*r2 = 1,5708 [cm2] (2 fierros de 10 mm)


σadmisible 0,6*fy = 1620 [kgf/cm2]
σtrabajo = Tmax / A = 1265,28 [kgf]

Tmax = Fsolicitante/4 = 1987,5 [kgf]

σadmisible > σtrabajo → Cumple

Se requiere un cordón de soldadura de 4 mm de espesor con una longitud mínima de 2 cm por


lado de la barra para tener una soldadura balanceada que conecte a cortante la barra a la placa de
refuerzo.

Finalmente, se tiene que estas son las secciones con menor área de contacto pasador-modulo
en el traspaso de esfuerzos de compresión. Entonces se comprueba:

Cc = 0,85*fc’*(Acontacto)*β1 [MPa]
Cc = 0,85*25*(0,05*0,18)*0,85*100 = 16256 [kgf]
Ahora:
Csolicitante = Fsolicitante/2 = 14151,2/4 = 7418 [kgf] mitad en cada ala de modulo.

Así:
Csolicitante < Cc → Cumple

 Resistencia en pasador

Se comprueba una sección llena de hormigón armado de 18 [cm] de altura por 17 [cm] de
ancho, con estribos de 8 [mm] cada 7 [cm] y 4 barras longitudinales de 8 [mm] todo en acero
A63-42H. Entonces si resiste el esfuerzo horizontal en análisis resulta:

Aporte Hormigón:

JKL
VH= -N=O>PQ RSTU"V 1 AW>
M

Página 93
Donde:
VH : Resistencia al cortante del hormigón.
fc’ : Resistencia especificada a la compresión del hormigón, MPa

√ E'J
VH= -0,18 ! 0,141 ! 100 Y Z = 2100 [kgf]
M 

Aporte Acero:

[K\]^
VS= ! _ ! ?
T

Donde:
Vs : Resistencia al cortante del acero.
Aacero : Área de acero.
S : Separación de estribos.
fy: Esfuerzo de fluencia del acero (A63-42H).
d : Distancia desde la fibra extrema en compresión hasta el centroide del refuerzo longitudinal
en tracción.
,M
VS= ! 4200 ! 14 = 8450 [kgf]


Ahora
Vn = VH + VS = 2100 + 8450 = 10550 [kgf]
Vsolicitante = Fsolicitante/2 = 14151,2/4 = 7418 [kgf] mitad en cada ala de modulo.
ø Vn = 0,75*10550 = 7912 [kgf]

Así:
Vsolicitante < ø Vn → Cumple

Página 94
7.6.4. Detalle de Armaduras en Unión Reforzada

Figura Nº47:

Resumen de Armaduras Unión Reforzada.


Fuente: Elaboración Propia

Página 95
7.6.4. Definición de Unión Corriente
Las siguientes figuras entregan una visión del acoplamiento en las uniones corrientes, que al
igual que los módulos corrientes, soportan esfuerzos debido a las cargas estáticas. No se proyecta
acoplar esquinas con estas uniones, puesto que en esos sectores hay un trabajo sísmico por la
diagonal de la supra estructura.

Figura Nº48:

Vista isométrica unión longitudinal de módulos.


Fuente: Elaboración Propia

7.6.5. Esfuerzo Cortante en Unión Corriente

Figura Nº49:

Zona a Comprobar al Corte en Unión Corriente.


Fuente: Elaboración Propia

Página 96
En la figura anterior se aprecia que en la parte interior de la “unión corriente” propuesta,
se refuerza con una sección de hormigón armado llena de 22 [cm] de ancho por 32 [cm] de alto
con 55 [cm] de largo para dejar traslape mínimo de 10 cm en los extremos con los módulos
corrientes.

Entonces:
Aporte Hormigón:

JKL
VH= -N=O>PQ RSTU"V 1 AW>
M

Donde:
VH : Resistencia al cortante del hormigón.
fc’ : Resistencia especificada a la compresión del hormigón, MPa

√ E'J
VH= -0,22 ! 0,291 ! 100 Y Z = 5317 [kgf]
M 

Aporte Acero:
[K\]^
VS= ! _ ! ?
T

Donde:
Vs : Resistencia al cortante del acero.
Aacero : Área de acero.
S : Separación de estribos. (ø8@15 por pasador cruzado)
fy: Esfuerzo de fluencia del acero (A63-42H).
d : Distancia desde la fibra extrema en compresión hasta el centroide del refuerzo longitudinal
en tracción.

,M
VS= ! 4200 ! 29 = 8169 [kgf]


Ahora
Vn = VH + VS = 5317 + 8169 = 13486 [kgf]
Vsolicitante = 6546 [kgf] de combinación 1,2*PP + 1,6*SC en ACI
ø Vn = 0,75*13486 = 10114 [kgf]

Así:
Vsolicitante < ø Vn → Cumple

Página 97
7.6.6. Esfuerzo a Flexión en Unión Corriente

Figura Nº50:

Flexión sobre Unión Corriente.


Fuente: Elaboración Propia

Donde:
Fsolicitante = M/a = 819/0,2 = 4095 [kgf] de combinación 1,2*PP+ 1,6*SC en ACI.
Fsolicitante = M/a = 605/0,2 = 3025 [kgf] de combinación PP+ SC en AISC.

 Resistencia en modulo ferrocemento

Como ya se menciono, por los delgados espesores del hormigón en los módulos de
ferrocemento, solo es posible reforzar mediante placas metálicas, las cuales conservadoramente
son dimensionadas por diseño elástico en tensiones admisibles según lo dispuesto en AISC para
secciones de acero embebidas en hormigón.
Utilizando un inserto de 6[cm] de ancho por 0,4 [cm] de espesor en acero A42-27ES que es
común en planchas fundidas se tiene:

Ainserto = 0,4*6 = 2,4 [cm2]


σadmisible 0,4*fy = 1080 [kgf/cm2]
σtrabajo = 1,5 Vmax / A = 945,31 [kgf]

Vmax = Fsolicitante/2 = 1512,5 [kgf] mitad en cada conexión.

σadmisible > σtrabajo → Cumple

Página 98
 Resistencia en pasador exterior

Se comprueba una sección llena de hormigón armado de 18 [cm] de altura por 13 [cm] de
ancho, con estribos de 8 [mm] cada 10 [cm] y 4 barras longitudinales de 8 [mm] todo en acero
A63-42H. Entonces si resiste el esfuerzo horizontal en análisis resulta:

Aporte Hormigón:

JKL
VH= -N=O>PQ RSTU"V 1 AW>
M

Donde:
VH : Resistencia al cortante del hormigón.
fc’ : Resistencia especificada a la compresión del hormigón, MPa

√ E'J
VH= -0,18 ! 0,11 ! 100 Y Z = 1500 [kgf]
M 

Aporte Acero:

[K\]^
VS= ! _ ! ?
T

Donde:
Vs : Resistencia al cortante del acero.
Aacero : Área de acero.
S : Separación de estribos.
fy: Esfuerzo de fluencia del acero (A63-42H).
d : Distancia desde la fibra extrema en compresión hasta el centroide del refuerzo longitudinal
en tracción.

,M
VS= ! 4200 ! 10 = 4225 [kgf]


Ahora
Vn = VH + VS = 1500 + 4225 = 5725 [kgf]
Vsolicitante = Fsolicitante = 4095 [kgf]
ø Vn = 0,75*5725 = 4294 [kgf]

Así:
Vsolicitante < ø Vn → Cumple

Página 99
7.6.7. Detalle de Armaduras en Unión Corriente

Figura Nº51:

Resumen de Armaduras Unión Corriente.


Fuente: Elaboración Propia

Página 100
7.7.- DISTRIBUCION DE SECCIONES PROPUESTAS

Se plantean dos opciones para definir una longitud de módulos aceptable y así generar una
distribución en planta lógica. Entonces se puede proceder con:
a) Longitudes de módulos cortos manipulables mediante obreros.
b) Longitudes de módulos extensas manipulables mediante maquinarias.

a) Longitudes de módulos cortos:

Si bien generando módulos cortos y manipulables por obreros se logra una independencia de
cargadores mecánicos, surge la necesidad de emplear una mayor cantidad de uniones entre
módulos por cada eje de fundación. Entonces el peso del conjunto y la cantidad de piezas
involucradas restan valor a la utilización de secciones huecas de ferrocemento.
Para hacer una comprobación aclaratoria, se propone dimensionar las secciones para que
pesen 90 kg al igual que una solera “Tipo A” utilizada en pavimentación de calles.


Área Sección Reforzada: 750 cm2

Área Sección Corriente: 624 cm2

Para lograr piezas de 90 kg con densidad del ferrocemento estimada en 2500 kg/m2 resultan
módulos reforzados de 50 cm de longitud y módulos corrientes de 60 cm longitud
aproximadamente. Comparando lo anterior con la longitud necesaria para hacer unión de los
módulos, se ve que no es posible realizar las uniones del tipo reforzadas, ya que son necesarios
33 cm libres para cada extremo de los módulos.
Resumiendo, el concepto para prescindir de maquinaria es bueno pero numéricamente los
cálculos no respaldan la utilización de longitudes tan bajas en los módulos con las secciones
propuestas anteriormente.

b) Longitudes de módulos extensas

Con el empleo de maquinarias en la instalación aumentan las posibilidades de utilizar


secciones más extensas y así asegurar el funcionamiento de los módulos de ferrocemento con la
menor cantidad de uniones posibles.
La idea es dejar a 1,6 [m] de largo los modulo reforzados, ya que las diagonales en las
viviendas estudiadas comúnmente descansan sobre la fundación a una distancia de 0,8 [m] a 1
[m] aproximadamente. Entonces, es lógico dejar este punto lo más próximo posible a la mitad del
modulo reforzado asegurando una carga dentro del tercio central.

Página 101
Figura Nº52:
P ie D erecho 2x3"@ 50

S IS M O

M odulo
R eforzado

U nión
E squina

Tercio central de carga


53 [cm ]

Ubicación de Diagonal sobre Modulo Reforzado.


Fuente: Elaboración Propia

La ultima figura se presenta cumpliendo con la Ordenanza General de Urbanismo y


Construcciones, que nos indica: “El espaciamiento máximo de los pies derechos será de 0,5 [m]
entre ejes”. Empleando la sección de madera típica para construcciones de un piso.
Además, los módulos corrientes no pueden tener longitud inferior a los módulos
reforzados 1,6 [m], puesto que se debe evitar problema de viga corta en el que los elementos
toman más esfuerzos en el sistema debido a sus rigideces. Si no se cumple con esta condición se
reemplaza el sector por un modulo con sección reforzada.
Para la comprensión del rol de las secciones de fundación propuestas se presenta un
esquema con dimensiones tentativas que aclaran el planteamiento.

Página 102
Figura Nº53:

Módulos ensamblados en planta.


Fuente: Elaboración Propia

En las comparativas de costos presentes en el Capítulo VIII, se emplean las siguientes


dimensiones de módulos según lo expuesto anteriormente.

Página 103
Figura Nº54:

Dimensiones Finales Modulo Reforzado.


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº55:

Dimensiones Finales Modulo Corriente.


Fuente: Elaboración Propia

Página 104
7.8.- PROPUESTA DE MOLDAJE

El moldaje se propone de acero con extremos apernados y piezas interiores cubiertas con
una delgada capa de goma. En la parte central de estas piezas interiores se dispone un sistema
mecánico o hidráulico que permita abrir las piezas para que ajusten a los bordes de contacto con
el moldaje. Esquemáticamente este sistema propuesto se ve a continuación:

Figura Nº56:

Vista isométrica moldaje de módulos.


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº57:
Capa de Goma

Piezas Moviles

Sistema
desplazante

Esquema sistema de ajuste piezas internas del moldaje.


Fuente: Elaboración Propia

Página 105
CAPITULO VIII: COMPARATIVA DE COSTOS

En este capítulo se establecen comparativas de costos entre las fundaciones que


originalmente traen las viviendas analizadas y las fundaciones prefabricadas propuestas.
Téngase presente que aun obteniendo costos monetarios mayores en materiales, los
elementos prefabricados generan un ahorro en tiempos de instalación y servicio estructural, muy
superiores e incomparables con los tiempos comúnmente manejados en la construcción in situ.

8.1.- FUNDACIONES ORIGINALES DE VIVIENDAS

Tenemos tres clases de fundaciones entre las viviendas trabajadas, fundación perimetral
corrida con radier de hormigón interno, fundación mixta consistente en una viga de fundación
corrida sobre dados de hormigón en masa y poyos de hormigón armado con envigado de madera.
Mayores detalles se aprecian en los elementos gráficos presentados a continuación.

Figura Nº58:

2.80
5.75
0.40
1.30

0.15
1.30
1.17

1.50
1.45

0.40

0.40
5.60

0.15 5.35
4.30

2.70
0.15
0.40

8.30

Planta de Fundaciones Original Vivienda Tipo I


Fuente: Elaboración Propia

Página 106
Figura Nº59:
102 322 355

40 40

40
40
37

77
315

27
282
40

262
37
225

120

272
40 40
40

60
40 637 40
279

279
40

40

40

40
40 40
40 40

270 255 255

Planta de Fundaciones Original Vivienda Tipo II


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº60:

Planta de Fundaciones Original Vivienda Tipo III


Fuente: Elaboración Propia

Página 107
8.2.- FUNDACIONES PREFABRICADAS EN FERROCEMENTO

En base a los resultados obtenidos en esta investigación, se muestran distribuciones


tentativas en módulos prefabricados según geometría de viviendas sociales concebidas con los
sistemas de fundaciones mostrados anteriormente. Esto deriva en un obvio aumento de costos
para el sistema prefabricado, puesto que por necesidades de arquitectura los tramos pequeños
obligatoriamente serán reemplazados por sección reforzada para no fallar al corte en el fenómeno
de viga corta.
Entonces es primordial lograr una distribución perimetral rectangular sin irregularidades ó
elementos cortos, para así mejorar costos del sistema prefabricado propuesto. O sea, en beneficio
del costo monetario deben eliminarse geometrías complejas en la arquitectura. Esto es
consecuente con los objetivos de esta investigación, porque una industrialización de la vivienda
social necesariamente pasa por un diseño integral que permita tener como producto final para su
comercialización la vivienda desde las fundaciones hasta la techumbre con todos los procesos de
planeamiento y construcción requeridos.
Se prevé que la parte interna debe llevar piso prefabricado para favorecer los tiempos de
construcción. Luego solo en caso de ser necesario para disminuir luces de apoyo en elementos
estructurales de piso, se deja a criterio del calculista la selección de los apoyos intermedios, ya
que estos solo apuntaran al tema especifico del piso porque las fundaciones de la vivienda en si
están resueltas.
En las siguientes figuras respeta la simbología a continuación:

Página 108
Figura Nº61:

Planta de Fundaciones Prefabricada Vivienda Tipo I


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº62:

A D E

1 1

4 4
5 5

A D E
Planta de Fundaciones Prefabricada Vivienda Tipo II
Fuente: Elaboración Propia

Página 109
Figura Nº63:

Planta de Fundaciones Prefabricada Vivienda Tipo III


Fuente: Elaboración Propia

Página 110
8.3.- COMPARATIVAS NUMERICAS

8.3.1. Costos de Materialidades

Para lograr una comparativa en costos de materiales más representativa entre todos los
sistemas mostrados, se incluyen solo los elementos soportantes principales. Excluyendo otros
como radieres, emplantillados y envigados de pisos; porque son particularidades que no fueron
estudiadas para su reemplazo propiamente tal.
Los siguientes valores fueron cotizados en Abril del año 2010:

Tabla Nº38:
Item Dimensiones Costo [UF]
Poyo Prefabricado 25x25x50 [cm] 0.142
Hormigón H30 m3 2.353
Hormigón H25 m3 2.159
Hormigón H15 m3 1.953
Hormigón H10 m3 1.764
Barra ø6 mm 6 [m] 0.042
Barra ø8 mm 6 [m] 0.069
Barra ø10 mm 6 [m] 0.116
ACMA C166 Panel 2,6x5 [m] 1.27
ACMA C503 Panel 2,6x5 [m] 2.141
Malla Hex. 3/4" Rollo 1x50 [m] 2.189
Plancha A42 4mm Plancha 1x3m 1.086
Plancha A42 8mm Plancha 1x3m 1.586

Costo Materiales de Construcción


Fuente: Elaboración Propia

Entonces, no redundando en mayor cantidad de datos que compliquen esta comparativa


inicial de costos, se presentan las siguientes tablas junto a las secciones que son ilustrativas de
cada sistema de fundación.

Tabla Nº39:
Propiedades ModuloLong. Refuerzo en Sección Costo [UF]
Placa
Longitud Area Volumen ACMA Hex. Unión Placa
[m] [m2] [m3] [m] 3/4" [m] [m2] Hormigón Mallas Unión
Sección A 1.34 0.0624 0.0836 1.65 3.3 - 0.1967 0.4112 -
Sección B 0.66 0.0248 0.0164 - - 0.0432 0.0385 - 0.0469
TOTAL [UF] 0.6934
Costo Modulo Corriente de Ferrocemento
Fuente: Elaboración Propia
Página 111
Tabla Nº40:
Longitud Armaduras Costo [UF] TOTAL
Volumen ø8 [m] ø10 [m] Hormigón Armaduras [UF]
Longitudinal 0.0336 5.7 3 0.079 0.1197 0.1987
Esquina - - - - - -

Costo Unión Corriente


Fuente: Elaboración Propia

Figura Nº64:

Secciones Modulo Corriente de Ferrocemento


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº41:
Propiedades Modulo Long. Refuerzo en Sección Costo [UF]
Placa
Longitud Area Volumen ACMA Hex. Unión Placa
[m] [m2] [m3] [m] 3/4" [m] [m2] Hormigón Mallas Unión
Sección A 0.94 0.075 0.0705 1.65 3.3 - 0.1659 0.3924 -
Sección B 0.66 0.06 0.0396 - - 0.0576 0.0932 - 0.0914
TOTAL [UF] 0.7429
Costo Modulo Reforzado de Ferrocemento
Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº42:
Longitud Armaduras Costo [UF]
Armaduras + TOTAL
Volumen ø8 [m] ø10 [m] Hormigón Placas [UF]
Longitudinal 0.0274 6.5 3.5 0.0644 0.1956 0.26
Esquina 0.0497 2.75 1.75 0.1169 0.28135 0.3982

Costo Unión Reforzada


Fuente: Elaboración Propia

Página 112
Figura Nº65:

Secciones en Modulo Reforzado de Ferrocemento


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº43:
Cantidad Uniones Cantidad Uniones Costo
Vivienda Long. Sección Longitudinal Esquina Sistema
Corriente[m] Reforzada [m] Corriente Reforzada Corriente Reforzada [UF]
Tipo I 12.48 15.4 3 5 - 7 17.0158
Tipo II 7.78 16.16 1 5 - 8 15.4180
Tipo III 8.16 15.79 1 6 - 6 14.8675

Costo Fundación Ferrocemento


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº44:
Longitud Vol. Sección Costo Costo Arm. Costo
Elemento
VIVIENDA

[m] [m3] Horm.[UF] [UF] [UF]


TIPO I

Cimiento H10 27.39 5.478 9.663 - 9.663


Sobreciemiento H15 30.19 0.906 1.769 3.139 4.908
Refuerzo Rad. H15 5.35 0.096 0.187 0.31 0.497

Costo Fundación Original Vivienda Tipo I


Fuente: Elaboración Propia

Página 113
Tabla Nº45:
Longitud [m] Vol. Sección Costo Horm. Costo Arm. Costo
Elemento
ó cantidad [m3] [UF] [UF] [UF]
VIVIENDA TIPO II

Viga Fundación H25 26.42 0.74 1.598 2.748 4.345


Refuerzo Rad. H25 4.61 0.173 0.374 0.139 0.513
Dado 40x40 [cm] H15 7 0.064 0.125 - 0.125
Dado 60x40 [cm] H15 1 0.096 0.187 - 0.187
Dado 77x40 [cm] H15 1 0.123 0.24 - 0.24
Dado 27x40 [cm] H15 1 0.043 0.084 - 0.084
Dado 37x40 [cm] H15 1 0.059 0.115 - 0.115

Costo Fundación Original Vivienda Tipo II


Fuente: Elaboración Propia

Tabla Nº46:

Volumen Costo
VIVIENDA

Costo
Elemento Cantidad
TIPO III

Unitario[m3] Unitario [UF]


Mejoramiento H15 (*) 0.036 30 1.953 2.109
Poyo Prefabricado - 30 0.142 4.260
(*) Mejoramiento consistente en una pirámide truncada de dimensiones 50x50 cm en la base y
25x25 cm en la parte de apoyo del poyo prefabricado.

Costo Fundación Original Vivienda Tipo III


Fuente: Elaboración Propia

Página 114
8.3.2. Costos Proceso

En principio esta investigación propone una fundación corrida prefabricada que pueda
igualar las fundaciones corridas construidas in situ. Entonces en primera instancia se hizo
comparación entre todos los sistemas que se han mostrado en este capítulo, pero ahora se muestra
una comparación más detallada solo con las fundaciones corridas involucradas considerando
mano de obra y materiales.
Se desprecian costos con amplia variación como son: transporte de materiales,
herramientas de construcción, materiales para moldaje y aquellas partidas que son repetitivas con
un bajo costo como el emplantillado.

FUNDACION CORRIDA IN SITU

ESCARPE Y ARMADURAS
EXCAVACION Y MOLDAJES

PROCESOS SERVICIABILIDAD
EN OBRA 14 DIAS ESTRUCTURAL

HORMIGONADO DESCIMBRE
MOLDAJES

El rendimiento óptimo se estima en 5 fundaciones de vivienda en 14 días, esto generando


un ciclo de construcción de 14 días con una cuadrilla de obreros que demoran 2 días en completar
las fundaciones in situ de una vivienda social, entonces al completar la construcción del conjunto
de viviendas han pasado los 14 días necesarios para continuar la construcción de la tabiquería,
considérense los siguientes tiempos:
- Excavación : 1 día
- Hormigón cimientos : 0.5 día
- Hormigón sobre cimientos(*) : 1 a 2 días

(*) Incluyendo posturas de armaduras y descimbre.

La siguiente tabla entrega los costos de los procesos de construcción para las 5 viviendas
que se estima pueden ser construidas en 14 días.
Página 115
Tabla Nº47:
Costo Costo
Unitario Diario Tiempo TOTAL
Item Cantidad [UF/Unidad] [UF] [días] [UF]
Obreros 5 0.393 1.965 14 27.51
Retro Excavadora 1 6.185 6.185 5 30.925
58.435

Costo Procesos Constructivos in situ


Fuente: Elaboración Propia

Agregamos el costo de materiales calculado en punto anterior y el costo de mano de obra


en las fundaciones de 5 viviendas resulta:

Costo Materiales + Costo construcción = 15,068*5 + 58,435 = 133,775 [UF]

FUNDACION CORRIDA PREFABRICADA

CONEXION Y
ESCARPE Y POSTURA MODULOS
EXCAVACION

SERVICIABILIDAD
PROCESOS
FABRICACION ESTRUCTURAL
EN OBRA INMEDIA
TA

ARMADURAS
Y MOLDAJES

DESCIMBRE
HORMIGONADO MOLDAJES

Para hacer los sistemas comparables, el rendimiento se estima en instalar las mismas 5
fundaciones de vivienda pero en 8 días aproximadamente. Entonces para el montaje del conjunto
de 5 fundaciones antes de continuar la construcción de la tabiquería, considera los siguientes
tiempos:
- Excavación : 1 día
- Conexión y postura módulos : 0,5 día

Página 116
La siguiente tabla entrega los costos de instalación de los módulos para las fundaciones
de 5 viviendas que se estima pueden ser construidas en 8 días.

Tabla Nº48:
Costo Unitario Costo Diario Tiempo TOTAL
Item Cantidad [UF/Unidad] [UF] [días] [UF]
Obreros 2 0.393 0.786 8 6.288
Retro
Excavadora 1 6.185 6.185 8 49.48
55.768

Costo Procesos Instalación


Fuente: Elaboración Propia

La siguiente tabla entrega los costos de los procesos de prefabricación de los módulos
para las fundaciones de 5 viviendas que se estima pueden ser prefabricados con un rendimiento
de un sistema de módulos completo en 2 días.

Tabla Nº49:

Costo Unitario Costo Diario Tiempo TOTAL


Item Cantidad [UF/Unidad] [UF] [días] [UF]
Obreros 4 0.393 1.572 10 15.72

Costo Procesos prefabricación


Fuente: Elaboración Propia

Agregamos el costo de materiales calculado en punto anterior y el costo de mano de obra


en el proceso de las 5 viviendas resultando:

Materiales + Construcción + Instalación = 17,016*5 + 55,786 +15,72 = 156,59 [UF]

Es innegable que este último punto es sumamente variable según el volumen de viviendas
a construir, pero se asume es una buena aproximación para estudiar la viabilidad de implementar
el sistema constructivo prefabricado versus el sistema corrido de construcción in situ.

Página 117
Ya visto el detalle, se enfrentan costos totales de los diferentes tipos de fundación
analizados para dar paso a breves análisis, culminando posteriormente con las conclusiones en el
siguiente capítulo.

Tabla Nº50:
Costo Materialidades[UF]
Vivienda
Original Ferrocemento
Tipo I 15.068 17.016
Tipo II 5.609 15.418
Tipo III 6.369 14.868

Comparativa de Costos entre Sistemas de Fundación


Fuente: Elaboración Propia

En base a la tabla anterior, se aprecia que la fundación prefabricada de ferrocemento


propuesta en esta investigación es más cara en comparación a las utilizadas hoy típicamente en el
mercado, sistemas que son resultado de una larga evolución, por lo tanto, es lógico se haya
llegado a tal optimización.
No obstante, al ser comparada con el sistema de fundación corrida típica como la presente
en la Vivienda Tipo I originalmente, estos costos se aproximan. Entonces, para los interesados en
la viabilidad económica de esta prefabricación aparte del estudio de costos integrando el factor
tiempo y su injerencia en el costo de mano de obra, también debe estudiarse optimizar la
distribución en planta de la fundación para así reducir al mínimo los tramos con sección de
ferrocemento reforzada.

Página 118
CAPITULO IX: CONCLUSIONES

Los costos en materiales de la fundación propuesta de ferrocemento respecto a las


tradicionales confeccionadas in situ son mayores. Esto siguiendo la línea de los prefabricados que
comúnmente tienen un costo mayor en el mercado. Pero este costo finalmente es razonable por la
optimización que engloban los beneficios logrados.

Se logra la concepción de un sistema de uniones macho-hembra con pasadores, que es un


concepto distinto y novedoso para las uniones manejadas hoy en día. Este sistema logra
superficies de contacto lisas en las caras superior e inferior que permite el fácil ajuste de piezas
complementarias, como por ejemplo, tabiquerías de madera.

Con las secciones huecas propuestas se logran disminuciones del peso de un 48% para
“sección corriente” y 37,5% para “sección reforzada”, esto con respecto a la misma sección de
30x40 [cm] llena. Lo que es un avance considerable para el transporte de estos prefabricados.
Además el ferrocemento es resistente a los impactos, por lo mismo, es poco probable que se
pierdan piezas por impactos propios del transporte.

Valdivia en general reúne suelos desfavorables para fundar estructuras, por lo tanto, este
sistema de fundaciones en ferrocemento propuestas califica para ser utilizado en cualquier otra
localidad con suelos de igual o superior calidad.

Queda de manifiesto que aun pueden optimizarse mínimos de fundación corrida


propuestos por el MINVU, pero siendo racionalmente prudentes y siempre con pruebas a escala
real antes de su aplicación masiva en terreno.

Una conclusión que se obtiene independiente de los lineamientos con los que se trabajo
inicialmente, es que las fundaciones del tipo mixtas son las más económicas que se pueden
utilizar.

Página 119
BIBLIOGRAFIA

AISC. 2005. ANSI/AISC 360-05: Specification for Structural Steel Buildings, American Institute
of Steel Construction. Chicago, Illinois.

Bowles, Joseph. 1974. Analytical and Computer Methods in Foundation Engineering. New York,
McGraw-Hill. 519 p.

Bravo, Luis. 1996. Vivienda Social Industrializada: Experiencia chilena 1960-1995. Boletín
del Instituto de la vivienda. 28(11): 2-36.

Bustamante, Javier. 2005. Rediseño del sistema vial de calles 6 y 8 sur entre 10 y 32 oriente para
la ciudad de Talca. Tesis Ing. de Ejec. en Geomensura, Santiago, U. de Santiago de Chile,
Dep. de Ing. Geográfica. 130 p.

Casas, Alberta. 1997. Casa Galatzan. Santiago. (Disponible en: http://www.casasalberta.cl/.


Consultado el: 29 de Septiembre de 2008)

Das, Braja. 2001. Losas para cimentaciones. Principios de ingeniería de cimentaciones.


Cuarta Ed. Buenos Aires, Tomson learning. 862 p.

Fratelli, Maria. 1993. Fundaciones combinadas y conectas. Suelos, fundaciones y Muros.


Caracas Venezuela, Bonalde editores. 574 p.

García, Claudia. 2005. Evaluación Técnico- Económica de Diversas Alternativas de


Pavimentación del Sector Alto Guacamayo. Tesis Ing. Civ. en Obras Civiles, Valdivia,
Univ. Austral de Chile, Fac. Cien. Ing. 244 p.

Isis, Casas. 2004. Modelos de casas Prefabricadas. (Disponible en:


http://www.prefabricadas.cl/ofertas3.html. Consultado el: 29 de Septiembre de 2008)

Juarez, Miguel; Casado, Demetrio. 1994. V informe sociológico sobre la situación social en
España: sociedad para todos en el año 2000. Madrid: Fundación Foessa. 341p.

Machmar, Heidi. 2005. Fundaciones mínimas de viviendas sociales. Tesis Ing. Civ. en Obras
Civiles, Valdivia, Univ. Austral de Chile, Fac. Cien. Ing. 122 p.

Página 120
Malatrassi,Prefabricados S.A. 2008. Catalogo edificación. Puerto Montt. (Disponible en:
http://www.malatrassi.cl/catalogo/index.php?categoryID=25 . Consultado el: 12 de
Diciembre de 2008)

Marquez, Augusto. 2006. Componente modular prefabricado de concreto para placa de


fundación superficial reticular alveolada: Una opción para la vivienda de bajo costo
de desarrollo progresivo sobre suelo retro-expansivo. Tecnología y Construcción.
22(2): 23-33. ( Disponible en:
http://www2.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-
96012006000200004&lng=es&nrm=iso. Consultado el: 29 de Septiembre de 2008)

Meza, Anibal. 2007. Recuperación de Métodos Analíticos y Computacionales en Ingeniería


de Fundaciones “Esfuerzos en Pilotes”. Tesis Ing. Civ. en Obras Civiles, Valdivia,
Univ. Austral del Chile, Fac. Cien. Ing. 113 p.

MINVU. 2008. Código de Normas y Especificaciones Técnicas de Obras de Pavimentación.


División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional. 676 p.

Paul, B.K; Pama, R.P. 1990. Ferrocemento. Introducción. México D.F., Instituto Mexicano
del Cemento y del Concreto, Ed. Limusa, S. A. 227 p.

Rodríguez, Jose Maria. 1989. Curso Aplicado de Cimentaciones. Colegio Oficial de Arquitectos
de Madrid, Ed Graficinco, S.A. 267 p.

Santibañez, Lisette. 2004. Construcción de Vivienda Social de Altura en Ferrocemento.


Tesis Ing. Civ. En Obras Civiles, Valdivia Univ. Austral de Chile, Fac. Cien. Ing. 120 p.

Sowers, G.B; Sowers, G.F. 1972. Cimentaciones. Introducción a la mecánica de suelos y


cimentaciones. Mexico D. F., Ed. Limusa, S. A. 749 p.

Uribe, Dennys. 2007. Diseño, fabricación y ensayo de una losa de ferrocemento perfil TT. Tesis
Ing. Civ. en Obras Civiles, Valdivia Univ. Austral de Chile, Fac. Cien. Ing. 71 p.

Vergara, Javier. 2006. Plataforma arquitectura. “Casas Chubi” version 2.0. (Disponible en:
http://www.plataformaarquitectura.cl/2006/07/13/casas-chubi-version-20/.
Consultado el: 29 de Septiembre de 2008)

Página 121
Wikipedia. 2009. Enciclopedia Libre. Elementos Finitos. (Disponible en:
http://es.wikipedia.org/wiki/Elementos_finitos. Consultado el: 22 de Abril de 2009)

Yu, Haitao; Al-Hussein, Mohamed; Nasseri, Reza; Cheng, Roger. 2008. Sustainable precast
concrete foundation system for residential construction. Canadian Journal of Civil
Engineering. 35(2): 190-199.

Página 122
ANEXOS

Página 123
ANEXO i: VIVIENDA TIPO I

Los tabiques interiores de la vivienda descansan sobre un radier de hormigón, por lo que
las cargas solo se agruparan a los siguientes ejes estructurales de contorno:

Agrupación Tabiques en Eje

EJE A 2
EJE B 9
EJE F 5y6
EJE 1 7y8
EJE 2 1
EJE 5 3y4

Aunque está claro, que por distribución de cargas según la cantidad de pendientes en el
techo, finalmente las cargas sólo descansarán sobre los ejes 1 y 5 según las áreas tributarias que
se mostrarán en la techumbre más adelante.

Gráficamente:

A B F

1 1
TABIQUE 8 TABIQUE 7
TABIQUE 9

TABIQUE 6

2 2
TABIQUE 1
TABIQUE 2

TABIQUE 5

TABIQUE 3 TABIQUE 4
5 5

A B F

Página 124
i.1. CARGAS EN TECHUMBRE

Áreas Tributarias de Techumbre.

1 1

24,03 m2

28,48 m2

5 5
En el dibujo anterior se ve la distribución de las áreas de carga en planta de la techumbre,
esto se modifica en su magnitud para la estimación del peso propio debido a la pendiente que
presenta la techumbre, pero el cálculo se corrige haciendo la transformación al área respectiva
cuando corresponde.

 Cálculo de la Sobrecarga de Nieve.

En complemento a los cálculos previos, se tiene que: n = 25 [kg/m2]


Área Carga Carga
Agrupación Tributaria Nieve Longitud Nieve
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 4,3 -
EJE F - - 5,6 -
EJE 1 24,03 600,75 8,3 72,38
EJE 5 28,48 712 8,3 85,78

 Cálculo de la Sobrecarga Permanente.

Se tiene que: q k , red = 30 [kg/m2] (sin contar cubierta)


Área
Agrupación Tributaria Sobrecarga Longitud Sobrecarga
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 4,3 -
EJE F - - 5,6 -
EJE 1 24,03 720,9 8,3 86,86
EJE 5 28,48 854,4 8,3 102,94

Página 125
 Calculo de la Carga por Acción del Viento.

Como se vio anteriormente, el ángulo de aplicación más desfavorable en el sentido X del


viento es de 21º, por lo que aplicando la descomposición de la carga de viento, se tienen los
siguientes resultados:

1 5 1 5
22,14 [kg/m2] 1,63 [kg/m2]
7,19 [kg/m2] 0,63 [kg/m2]

Área
Agrupación Tributaria Viento Longitud Viento
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 4,3 -
EJE F - - 5,6 -
EJE 1 24,03 -532,02 8,3 -64,10
EJE 5 28,48 46,53 8,3 5,60

Sobre el eje Y no se darán mayores explicaciones, puesto que en este sentido no hay
pendiente de la techumbre.
Agrupación Área Tributaria Viento Longitud Viento
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 4,3 -
EJE F - - 5,6 -
EJE 1 24,03 -559,42 8,3 -67,40
EJE 5 28,48 -663,01 8,3 -79,88

 Calculo del Peso Propio de la Cubierta de Techumbre

En la cubierta de techumbre de esta vivienda, se encuentran los siguientes componentes:


- Zinc 0,4 mm : 3,9 [kg/m2]
- Fieltro Nº10 : 3,2 [kg/m2]

Página 126
Área Cubierta de Techumbre contando pendiente: 56,69 [m2]
Agrupación Área Tributa. Techumbre en Carga Longitud Carga
Planta Eje pend. del Eje del Eje
[kg/m]
[m2] [m2] [kg] [m]
EJE A - - - 4,3 -
EJE F - - - 5,6 -
EJE 1 24,03 26,08 185,17 8,3 21,84
EJE 5 28,48 30,61 217,33 8,3 25,89

 Calculo del Peso Propio de la Estructura de Madera de Techo y Cielo.

A continuación se muestra el dibujo con las secciones principales de madera en la


techumbre de la vivienda.

Entonces se tiene un volumen total de piezas de madera en Techo: 1,235 [m3]

Área Carga
Agrupación Volumen Peso Pino Longitud Carga
Tributa. [kg]
del Eje del Eje
Eje Insigne[kg/m3] [kg/m]
[m3] [m]
EJE A - - 513 - 4,30 -
EJE F - - 513 - 5,60 -
EJE 1 24,03 0,57 513 289,95 8,30 34,93
EJE 5 28,48 0,67 513 343,65 8,30 41,40

(*) Se tomó el área de la techumbre en planta de la vivienda, pero como se trabajó con
proporciones de áreas tributarias para asignar las cargas a los ejes finalmente resultan los datos en
la tabla.

Página 127
 Cálculo del Peso Propio del Recubrimiento del Cielo.

La estructura soportante en este caso, son listones que se disponen en sentido longitudinal
arreglados entre las cerchas de la vivienda; por lo tanto los listones entregan sus cargas sobre las
cerchas y estas a su vez sobre los tabiques soportantes ya mostrados anteriormente.

22,41 m2

24,07 m2

Las cargas que aportan los distintos materiales de este ítem fueron recopiladas tanto de la
NCh 1537 como de especificaciones técnicas de los principales fabricantes presentes en el
mercado, extractándose así los siguientes datos:

- Volcanita : 10 [kg/m2]
- Fibrocemento 6 mm : 7,2 [kg/m2]
- Fibrocemento 4 mm : 4,8 [kg/m2]
- Poliestireno 120 mm : 1,2 [kg/m2]

Con los datos de carga anteriores, además realizando los cálculos con las áreas y longitudes
correspondientes, resulta lo siguiente:

Agrupación Área Tributa. Carga Longitud Carga


Eje [M2] [kg] del Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 4,3 -
EJE F - - 5,6 -
EJE 1 22,41 233,66 8,3 28,15
EJE 5 24,07 250,97 8,3 30,24

Página 128
 Calculo del Peso Propio del Recubrimiento en Taparregla.

Aunque es un elemento bastante pequeño y de poco aporte, para efectos de este trabajo
será incluido.

Área
Agrupación Fibrocemento Carga Longitud Carga
Tributa.
Eje 4 mm [kg/m2] [kg] del Eje [m] [kg/m]
EJE A - 4,8 - 4,30 -
EJE F - 4,8 - 5,60 -
EJE 1 1,62 4,8 7,78 8,30 0,94
EJE 5 4,41 4,8 21,17 8,30 2,55

 Calculo del Peso Propio de la Hojalatería.

Carga
Agrupación Carga Canal Caballete Carga Eje Longitud Carga

4 mm [kg/m] [kg/m] Distrib. [kg/m] del Eje [m] [kg]


EJE A - - - 4.3 -
EJE F - - - 5.6 -
EJE 1 1.05 1.75 1.925 8.3 15.98
EJE 5 1.05 1.75 1.925 8.3 15.98

Página 129
Total de cargas de la techumbre:
Horizontales:
Puntualizadas

Perpendicular al eje 1:
Viento X = 76,79 [kg] (sentido: de eje 5 a eje 1)

Perpendicular al eje 5:
Viento X = 6,73 [kg] (sentido: de eje 5 a eje 1)

Verticales:
Rectangulares:

Sobre eje 1:
PP = 21,84+34,93+28,15+0,94+15,98 = 101,84 [kg/m]
SC = 86,86 [kg/m]
Nieve = 72,38 [kg/m]
Viento X = (-) 64,10 [kg/m]
Viento Y = (-) 67,40 [kg/m]

Sobre eje 5:
PP = 25,89+41,40+30,24+2,55+15,98 = 116,06 [kg/m]
SC = 102,94 [kg/m]
Nieve = 85,78 [kg/m]
Viento X = 5,60 [kg/m]
Viento Y = (-) 79,88 [kg/m]

Página 130
i.2. CARGAS EN TABIQUERIA

 Cálculo de la Carga por Acción del Viento.


Existen dos sentidos de aplicación de la carga de viento, pero controla la que se
grafica más adelante, puesto que es mucho mayor el área de aplicación o influencia de la
carga de viento.
Lateralmente y específicamente en los tabiques, esta solicitación genera un esfuerzo
de corte que en el sentido X corresponde a lo siguiente:

1 5

23,28 46,56
[kg/m2] [kg/m2]

Se hace lineal la carga de área sobre cada eje lateral, al multiplicarla por la mitad de la
longitud de la vivienda que en este caso es de 4,15 [m] en dirección perpendicular al dibujo
ya mostrado. Realizado este proceso resulta:

A Largo Tributario Largo Tributario F

1 1

5 5

A Largo Tributario Largo Tributario F

Página 131
Entonces en cada eje lateral (A y F) obtenemos:

1 5

0,5*2,4 [m] 0,5*2,4 [m]


Tributario Tributario
Largo

96,61 193,22
[kg/m] [kg/m]
Largo

De lo anterior y conociendo la altura de los tabiques que para todos es de h = 2,4 [m].
Hacemos nuevamente una repartición de las cargas hacia la parte inferior y superior con la
división en alturas tributarias (h/2).

1 5

115,93 [kg] 231,86 [kg]

115,93 [kg] 231,86 [kg]

La vista en planta se muestra a continuación para una mejor compresión de los


esfuerzos que resultan y hacer una posterior comparación más directa con la carga de sismo.

Página 132
Vista Superior
(Tabiqueria Nivel Cielo)
A F

115,93 [kg] 115,93 [kg]


1 1

5 5

231,86 [kg] 231,86 [kg]


A F

 Cálculo del Peso Propio de la estructura de madera de los tabiques exteriores.

El volumen mostrado se obtiene por la cubicación de piezas de madera todas de


sección 2”x3”. Se muestra el tabique 2 correspondiente al eje A para quien desee hacer
una comprobación.
0.60
0.60

2.40
0,60
0,60

0.57 0.52 0.55 0.53 0.53 0.52 0.52 0.52


1.09 2.09 1.09
4.27

Página 133
Entonces cubicando se obtienen:

Agrupación Volumen Peso Pino Carga [kg] Longitud Carga


del Eje
Insigne[kg/m3] del Eje [m]
[m3] [kg/m]
EJE A 0,15 513 75,79 4,3 17,63
EJE B 0,10 513 52,42 2,8 18,72
EJE F 0,20 513 103,21 5,6 18,43
EJE 1 0,31 513 158,48 8,30 19,09
EJE 2 0,07 513 36,65 1,93 18,99
EJE 5 0,32 513 164,29 8,30 19,79

 Cálculo del Peso Propio del recubrimiento de los tabiques exteriores.

Por conveniencia, se presenta primero los pesos por área de los materiales de recubrimiento y
luego una tabla con las cargas distribuidas estimadas.

- Siding Pizarreño 4 mm : 5 [kg/m2]


- Zinc 5V 0,5 mm : 4,4 [kg/m2]
- Fibrocemento 4 mm : 4,8 [kg/m2]
- Fibrocemento 6 mm : 7,2 [kg/m2]
- Fibrocemento 8 mm : 9,6 [kg/m2]
- Fieltro Nº 10 : 3,2 [kg/m2]
- Polietileno 0,05 mm : 0,0475 [kg/m2]
- OSB 9,5 mm : 6,08 [kg/m2]
- Lana Mineral 40 mm : 1,6 [kg/m2]

Con estos datos de carga, más las tablas que se muestran en el anexo correspondiente, se
obtienen los siguientes resultados:

Agrupación Área del Total Longitud Carga


Carga
Eje [m2] del Eje [m] [kg/m]
[kg]
EJE A 7,43 106 4,3 24,74
EJE B 5,32 79 2,8 28,15
EJE F 10,23 147 5,6 26,16
EJE 1 19,82 324 8,3 39,09
EJE 2 4,63 66 1,93 34,39
EJE 5 17,78 257 8,3 31,00

Página 134
Total de cargas de la tabiquería:
Verticales:
Rectangulares:
Sobre eje A:
PP = 17,63 + 24,74 = 42,37 [kg/m]
Sobre eje B:
PP = 18,72 + 28,15 = 46,87 [kg/m]
Sobre eje F:
PP = 18,43 + 26,16 = 44,59 [kg/m]
Sobre eje 1:
PP = 19,09 + 39,09 = 58,18 [kg/m]
Sobre eje 2:
PP = 18,99 + 34,39 = 53,37 [kg/m]
Sobre eje 5:
PP = 19,79 + 31,00 = 50,80 [kg/m]

Página 135
i.3. CARGAS EN CORTAFUEGOS

Esta es una estructura de madera con recubrimientos incombustibles, la cual se ubica


sobre el EJE 1 de la vivienda.

 Cálculo del Peso Propio de la estructura de madera del cortafuego.

Se constituye por dos piezas longitudinales de 2x3” con una serie de elementos verticales
de igual sección cada 60 cm. Ante esto no se mostraran mayores detalles obteniéndose lo
siguiente:
Carga
Agrupación Volumen Peso Pino Carga [kg] Longitud [kg/m]
del Eje [m3] Insigne[kg/m3] del Eje [m]
EJE A - 513 - 4,3 -
EJE F - 513 - 5,6 -
EJE 1 0,15 513 74,51 8,3 8,98
EJE 5 - 513 - 8,3 -

 Cálculo del Peso Propio del recubrimiento del cortafuego.

Los pesos de los materiales presentes en el cortafuego son los siguientes:


- Zinc Liso 0,5 mm : 4,3 [kg/m2]
- Zinc Liso 0,4 mm : 3,5 [kg/m2]
- Fibrocemento 8 mm : 9,6 [kg/m2]
- Fieltro Nº10 : 3,2 [kg/m2]
Así se obtienen los siguientes resultados de carga para el cortafuego:
Agrupación Carga Longitud Carga
del Eje
[kg] [m] [kg/m]
EJE A - 4,3 -
EJE F - 5,6 -
EJE 1 158,87 8,3 19,14
EJE 5 - 8,3 -

Total de cargas del Cortafuego:


Verticales:
Rectangulares:
Sobre eje 1:
PP = 8,98 + 19,14 = 28,12 [kg/m]

Página 136
ANEXO ii: VIVIENDA TIPO II

Al igual que en la vivienda anterior, los tabiques interiores de la vivienda descansan sobre
un radier de hormigón, por lo que las cargas a continuación solo se pasarán a ejes estructurales
que reúnen los siguientes tabiques de contorno:
Agrupación Tabiques

EJE A 6y7
EJE D 2
EJE E 1
EJE 1 8 - 9 y 10
EJE 4 3
EJE 5 4y5

Aunque está claro, se reitera la distribución de cargas se hará según la cantidad de


pendientes en el techo, finalmente las cargas sólo descansarán sobre los ejes 1, 4 y 5 según las
áreas tributarias que se mostrarán a posteriormente.

Gráficamente:

A D E

1 1
TABIQUE 8 TABIQUE 9 TABIQUE 10
TABIQUE 1
TABIQUE 7

TABIQUE 2
TABIQUE 6

TABIQUE 3
4 TABIQUE 5 TABIQUE 4
4
5 5

A D E

Página 137
ii.1. CARGAS EN TECHUMBRE

Áreas Tributarias de Techumbre.

A E
8,58 m

1 1

2,41 m
3,07 m

26,6 [m2]

3,73 m
3,07 m

11,66 [m2] 10,57 [m2]

4 4
5 5
7,55 m

A E
En el dibujo anterior se ve la distribución de las áreas de carga en planta de la techumbre,
esto se modifica en su magnitud para la estimación del peso propio debido a la pendiente que
presenta la techumbre, pero el cálculo se corrige haciendo la transformación al área respectiva
cuando corresponda.

 Cálculo de la Sobrecarga de Nieve.

Por los cálculos previos se tiene que: n = 25 [kg/m2]


Area Carga Carga
Agrupación Tributaria Nieve Longitud Nieve
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 5.58 -
EJE D - - 2.29 -
EJE E - - 2.86 -
EJE 1 26.6 665 7.79 85.37
EJE 4 10.57 264.25 3.14 84.16
EJE 5 11.66 291.5 3.62 80.52

Página 138
 Cálculo de la Sobrecarga Permanente.

Se tiene que: q k , red = 30[kg/m2] (sin contar cubierta)


Agrupación Área Sobrecarga Longitud Sobrecarga
Tributaria
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 5.58 -
EJE D - - 2.29 -
EJE E - - 2.86 -
EJE 1 26.6 798 7.79 102.44
EJE 4 10.57 317.1 3.14 100.99
EJE 5 11.66 349.8 3.62 96.63

 Calculo de la Carga por Acción del Viento.

Como se vio anteriormente, por simetría de la techumbre no hay ángulo de aplicación


más desfavorable en el sentido X, por lo que aplicando la descomposición de la carga de viento,
se tienen los siguientes resultados:

1 5 1 5
0,51 22,05
kg/m2 kg/m2

0,18 7,59
kg/m2 kg/m2
19°

19°
19°

19°

Área
Agrupación Tributaria Viento Longitud Viento
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 5,58 -
EJE D - - 2,29 -
EJE E - - 2,86 -
EJE 1 26,6 -13,58 7,79 -1,74
EJE 4 10,57 -233,06 3,14 -74,22
EJE 5 11,66 -257,10 3,62 -71,02

Página 139
Sobre el eje Y no se darán mayores explicaciones, puesto que en este sentido no hay
pendiente de la techumbre.
Agrupación Área Tributaria Viento Longitud Viento
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
EJE A - - 5,58 -
EJE D - - 2,29 -
EJE E - - 2,86 -
EJE 1 26,6 620,31 7,79 -79,63
EJE 4 10,57 246,49 3,14 -78,50
EJE 5 11,66 271,91 3,62 -75,11

 Calculo del Peso Propio de la Cubierta de Techumbre

En la cubierta de techumbre de esta vivienda, se encuentran los siguientes componentes:


- Zinc 0,4 mm : 3,9 [kg/m2]
- Fieltro Nº10 : 3,2 [kg/m2]
- Tapacan Siding : 6,72 [kg/m2]
Área Cubierta de Techumbre contando pendiente: 57,14 [m2]

Agrupación Área Techumbre Carga Longitud Carga


Tributa. Total del Eje Vertical
Eje del Eje [m2] [kg] [m] [kg/m]
EJE A - - - 5,58 -
EJE D - - - 2,29 -
EJE E - - - 2,86 -
EJE 1 26,6 31,13 229,08 7,79 29,41
EJE 4 10,57 12,37 91,86 3,14 29,25
EJE 5 11,66 13,64 100,92 3,62 27,88

 Calculo del Peso Propio de la Estructura de Madera de Techo y Cielo.

A continuación se muestra el dibujo con las secciones principales de madera en la


techumbre de la vivienda.

Costanera Pino IPV 2 x 2"

Cercha Pino IPV 1 1/2 x 4"

Página 140
Volumen total de piezas de madera en Techo: 1,031 [m3]

Agrupación Área Volumen Peso Pino Carga [kg] Longitud Carga


Tributa. del Eje del Eje
Insigne[kg/m3]
Eje [m3] [m] [kg/m]
EJE A - - 513 - 5,58 -
EJE D - - 513 - 2,29 -
EJE E - - 513 - 2,86 -
EJE 1 26,6 0,5616 513 288,08 7,79 36,98
EJE 4 10,57 0,2231 513 114,48 3,14 36,46
EJE 5 11,66 0,2462 513 126,28 3,62 34,88

(*) Se tomó el área de la techumbre en planta de la vivienda, pero como se trabajó con
proporciones de áreas tributarias para asignar las cargas a los ejes finalmente resultan los mismos
datos en la tabla.

 Cálculo del Peso Propio del Recubrimiento del Cielo.

La estructura soportante en este caso, son listones que se disponen en sentido longitudinal
arreglados entre las cerchas de la vivienda; por lo tanto los listones entregan sus cargas sobre las
cerchas y estas a su vez sobre los tabiques soportantes ya mostrados anteriormente.

A E
7,81 m

1 1
2,93 m

2,92 m

22,8 m2
2,25 m
2,76 m

7,25 m2
10,25 m2

4 4
5 5
3,71 m 3,22 m

A E

Las cargas que aportan los distintos materiales de este ítem fueron recopiladas tanto de la
NCh 1537 como de especificaciones técnicas de los principales fabricantes presentes en el
mercado, extractándose así los siguientes datos:

Página 141
- Volcanita : 10 [kg/m2]
- Fibrocemento 6 mm : 7,2 [kg/m2]
- Lana Mineral 40 mm : 1,6 [kg/m2]

Con los datos de carga anteriores, además realizando los cálculos con las áreas y longitudes
correspondientes, resulta lo siguiente:

Carga Carga
Agrupación Área Tributa.
[kg] Longitud [kg/m]
Eje [M2] del Eje [m]
EJE A - - 5,58 -
EJE D - - 2,29 -
EJE E - - 2,86 -
EJE 1 22,8 253,00 7,79 32,48
EJE 4 7,25 80,45 3,14 25,62
EJE 5 10,25 113,74 3,62 31,42

 Calculo del Peso Propio del Recubrimiento en Taparregla.

Aunque es un elemento bastante pequeño y de poco aporte, para efectos de este trabajo
será incluido. Las áreas resultantes se estimaron con la ayuda del programa de dibujo.

Agrupación Área Fibrocemento Carga [kg] Longitud Carga


Tributa. 4 mm del Eje
Eje [kg/m2] [m] [kg/m]
EJE A - 4,8 - 5,58 -
EJE D - 4,8 - 2,29 -
EJE E - 4,8 - 2,86 -
EJE 1 4,25 4,8 20,40 7,79 2,62
EJE 4 3,52 4,8 16,90 3,14 5,38
EJE 5 2,06 4,8 9,89 3,62 2,73

 Calculo del Peso Propio de la Hojalatería.

Agrupación Carga Caballete Longitud Carga


[kg/m] del Eje [m] [kg]
EJE A - 5,58 -
EJE D - 2,29 -
EJE E - 2,86 -
EJE 1 1,75 7,79 13,63
EJE 4 1,75 3,14 5,50
EJE 5 1,75 3,62 6,34

Página 142
Total de cargas de la techumbre:

Horizontales:
Puntualizadas
Perpendicular al eje 1:
Viento X = 1,84 [kg] (sentido: de eje 5 a eje 1)

Perpendicular al eje 5:
Viento X = 68,19 [kg] (sentido: de eje 1 a eje 5)

Verticales:
Rectangulares:
Sobre eje 1:
PP = 29,41+36,98+32,48+2,62+1,75 = 103,24 [kg/m]
SC = 102,44 [kg/m]
Nieve = 85,37 [kg/m]
Viento X = (-) 1,74 [kg/m]
Viento Y = (-) 79,63 [kg/m]

Sobre eje 4:
PP = 29,25+36,46+25,62+5,38+1,75 = 98,46 [kg/m]
SC = 100,99 [kg/m]
Nieve = 84,16 [kg/m]
Viento X = (-) 74,22 [kg/m]
Viento Y = (-) 78,5 [kg/m]

Sobre eje 5:
PP = 27,88+34,88+31,42+2,73+1,75 = 98,66 [kg/m]
SC = 96,63 [kg/m]
Nieve = 80,52 [kg/m]
Viento X = (-) 71,02 [kg/m]
Viento Y = (-) 75,11 [kg/m]

Página 143
ii.2. CARGAS EN TABIQUERIA
 Cálculo de la Carga por Acción del Viento.

Existen dos sentidos de aplicación de la carga de viento, pero controla la que se


grafica más adelante, puesto que es mucho mayor el área de aplicación o influencia de la
carga de viento.
Lateralmente en los tabiques, esta solicitación genera un esfuerzo de corte que en el
sentido X corresponde a lo siguiente:

1 5
19°

19°

46,64 23,32
kg/m2 kg/m2

Se linealiza la carga por unidad de área sobre cada eje lateral, al multiplicarla por la
mitad de la longitud de la vivienda que en este caso se asume de 3,91 [m] en ambos costados
en dirección perpendicular al dibujo ya mostrado. Realizado este proceso resulta:

A Largo Tributario Largo Tributario D E

1 1

4 4
5 5

A Largo Tributario Largo Tributario D E

Página 144
Entonces en cada eje lateral (A y E) obtenemos:

1 5

19°

19°
Tributario
1,25 m
Largo
Tributario
0,5*2,5 m

182,36 91,18
Largo

kg/m kg/m

De lo anterior y conociendo la altura de los tabiques que para todos es de h = 2,5 [m].
Hacemos nuevamente una repartición de las cargas hacia la parte inferior y superior con la
división en alturas tributarias (h/2).

1 5
19°

19°

227,95 kg 113,98 kg

227,95 kg 113,98 kg

La vista en planta se muestra a continuación para una mejor compresión de los


esfuerzos que resultan y hacer una posterior comparación más directa con la carga de sismo.

Página 145
VISTA SUPERIOR
(TABIQUERIA A NIVEL DE HOMBRO)
A D E
227,95 kg 227,95 kg
1 1

4 4
5 5
113,98 kg 113,98 kg
A D E

 Cálculo del Peso Propio de la estructura de madera de los tabiques exteriores.

El volumen mostrado se obtiene por la cubicación de piezas de madera todas de sección


2”x3”. Se muestra el tabique 1 correspondiente al eje E para quien desee hacer una
comprobación.

T1-286

V1:120x135
76
135
232

76
76

38 39 42 41 42 39 39

Página 146
El volumen mostrado se obtiene por la cubicación de piezas de madera de sección
2”x3”. Cubicando se obtiene:

Carga
Agrupación Volumen Peso Pino Carga [kg] Longitud
[kg/m]
del Eje del Eje
Insigne[kg/m3]
[m3] [m]
EJE A 0,19 513 97,00 5,58 17,38
EJE D 0,09 513 44,45 2,29 19,41
EJE E 0,08 513 43,28 2,86 15,13
EJE 1 0,28 513 142,26 7,79 18,26
EJE 4 0,11 513 56,46 3,14 17,98
EJE 5 0,13 513 65,73 3,62 18,16

 Cálculo del Peso Propio del recubrimiento de los tabiques exteriores.

Por conveniencia, se presenta primero los pesos por área de los materiales de recubrimiento y
luego una tabla con las cargas distribuidas estimadas.

- Smart-Panel 9,5 mm : 6,72 [kg/m2]


- Zinc 5V 0,5 mm : 4,4 [kg/m2]
- Yeso-Carton 10 mm : 10 [kg/m2]
- Fibrocemento 4 mm : 4,8 [kg/m2]
- Fibrocemento 6 mm : 7,2 [kg/m2]
- Fieltro Nº 10 : 3,2 [kg/m2]
- Lana Mineral 40 mm : 1,6 [kg/m2]

Con estos datos de carga, más los cálculos con las áreas correspondientes, se obtienen los
siguientes resultados:

Agrupación Área Total Carga Longitud Carga


del Eje
[kg] del Eje [m] [kg/m]
[m2]
EJE A 11,75 226 5,58 40,41
EJE D 5,31 87 2,29 37,86
EJE E 5,02 108 2,86 37,74
EJE 1 18,07 389 7,79 49,93
EJE 4 4,95 93 3,14 29,52
EJE 5 7,2 155 3,62 42,79

Página 147
Total de cargas de la tabiquería:
Verticales:
Rectangulares:
Sobre eje A:
PP = 17,38 + 40,41 = 57,8 [kg/m]

Sobre eje D:
PP = 19,41 + 37,86 = 57,27 [kg/m]

Sobre eje E:
PP = 15,13 + 37,74 = 52,87 [kg/m]

Sobre eje 1:
PP = 18,26 + 49,93 = 68,19 [kg/m]

Sobre eje 4:
PP = 17,98 + 29,52 = 47,51 [kg/m]

Sobre eje 5:
PP = 18,16 + 42,79 = 60,95 [kg/m]

Página 148
ANEXO iii: VIVIENDA TIPO III

Esta es la única vivienda que se logro conseguir con un envigado de piso, por lo que las
cargas se agruparan en los mismos ejes mostrados sin despreciar los aportes del piso en los
tabiques interiores:
Agrupación

Eje 1
Eje 2
Eje 3
Eje A
Eje B
Eje C
Eje D

La distribución de cargas de techo se realiza según la cantidad de pendientes, finalmente


estas cargas sólo descansarán sobre los ejes 1, 2 y 3 según las áreas tributarias que se mostrarán a
posteriormente.

Gráficamente:

Página 149
iii.1. CARGAS EN TECHUMBRE
Áreas Tributarias de Techumbre.

En el dibujo anterior se ve la distribución de las áreas de carga en planta de la techumbre,


esto se modifica en su magnitud para la estimación del peso propio debido a la pendiente que
presenta la techumbre, pero el cálculo se corrige haciendo la transformación al área respectiva
cuando corresponda.

 Cálculo de la Sobrecarga de Nieve.

Por los cálculos previos se tiene que: n = 25 [kg/m2]


Carga
Agrupación Área Tributaria Carga Nieve Longitud Nieve
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
Eje 1 17,28 432 2,98 144,97
Eje 2 17,28 432 2,98 144,97
Eje 3 25,92 648 5,98 108,36
Eje A - - 7,18 -
Eje B - - 1,75 -
Eje C - - 1,3 -
Eje D - - 7,18 -

Página 150
 Cálculo de la Sobrecarga Permanente.

Se tiene que: q k , red = 30[kg/m2] (sin contar cubierta)


Área
Agrupación Tributaria Sobrecarga Longitud Sobrecarga
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
Eje 1 17,28 518,4 2,98 173,96
Eje 2 17,28 518,4 2,98 173,96
Eje 3 25,92 777,6 5,98 130,03
Eje A - - 7,18 -
Eje B - - 1,75 -
Eje C - - 1,3 -
Eje D - - 7,18 -

 Calculo de la Carga por Acción del Viento.

Como se vio anteriormente, por igualdad de pendientes en la techumbre no hay ángulo de


aplicación más desfavorable en el sentido X, por lo que aplicando la descomposición de la carga
de viento, se tienen los siguientes resultados:

Agrupación Área Tributaria Viento Longitud Viento


[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
Eje 1 15,12 -76,09 2,98 -25,53
Eje 2 15,12 -76,09 2,98 -25,53
Eje 3 30,24 -681,17 5,98 -113,91
Eje A - - 7,18 -
Eje B - - 1,75 -
Eje C - - 1,3 -
Eje D - - 7,18 -

Sobre el eje Y no se darán mayores explicaciones, puesto que en este sentido no hay
pendiente de la techumbre.

Página 151
Área
Agrupación Tributaria Viento Longitud Viento
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
Eje 1 15,12 -352,60 2,98 -118,32
Eje 2 15,12 -352,60 2,98 -118,32
Eje 3 30,24 -705,20 5,98 -117,93
Eje A - - 7,18 -
Eje B - - 1,75 -
Eje C - - 1,3 -
Eje D - - 7,18 -

 Calculo del Peso Propio de la Cubierta de Techumbre

En la cubierta de techumbre de esta vivienda, se encuentran los siguientes componentes:


- Zinc 0,4 mm : 3,9 [kg/m2]
- Fieltro Nº10 : 3,2 [kg/m2]
Área Cubierta de Techumbre contando pendiente: 62,64 [m2]

Carga Carga
Agrupación Techumbre Total Longitud Vertical
del Eje
[kg/m]
del Eje [m2] [kg] [m]
Eje 1 17,90 127,07 2,98 42,64
Eje 2 17,90 127,07 2,98 42,64
Eje 3 26,85 190,60 5,98 31,87
Eje A - - 7,18 -
Eje B - - 1,75 -
Eje C - - 1,30 -
Eje D - - 7,18 -

 Calculo del Peso Propio de la Estructura de Madera de Techo y Cielo.

A continuación se muestra el dibujo con las secciones principales de madera en la


techumbre de la vivienda.

Volumen total de piezas de madera en Techo: 1,310 [m3]

Página 152
Área Carga
Agrupación Volumen Peso Pino Carga [kg] Longitud
Tributa. [kg/m]
del Eje del Eje
Eje Insigne[kg/m3]
[m3] [m]
Eje 1 17,28 0,37 513 191,98 2,98 64,42
Eje 2 17,28 0,37 513 191,98 2,98 64,42
Eje 3 25,92 0,56 513 287,97 5,98 48,16
Eje A - - 513 - 7,18 -
Eje B - - 513 - 1,75 -
Eje C - - 513 - 1,3 -
Eje D - - 513 - 7,18 -
(*) Se tomó el área de la techumbre en planta de la vivienda, pero como se trabajó con
proporciones de áreas tributarias para asignar las cargas a los ejes finalmente resultan los mismos
datos en la tabla.

 Cálculo del Peso Propio del Recubrimiento del Cielo.

La estructura soportante en este caso, son listones que se disponen en sentido longitudinal
arreglados entre las cerchas de la vivienda; por lo tanto los listones entregan sus cargas sobre las
cerchas y estas a su vez sobre los tabiques soportantes ya mostrados anteriormente.

Las cargas que aportan los distintos materiales de este ítem fueron recopiladas tanto de la
NCh 1537 como de especificaciones técnicas de los principales fabricantes presentes en el
mercado, extractándose así los siguientes datos:
- Volcanita : 10 [kg/m2]
- Fibrocemento 6 mm : 7,2 [kg/m2]
- Lana Mineral 40 mm : 1,6 [kg/m2]

Página 153
Con los datos de carga anteriores, además realizando los cálculos con las áreas y longitudes
correspondientes, resulta lo siguiente:

Carga
Agrupación Área Tributa.
Carga [kg] Longitud [kg/m]
Eje [M2] del Eje [m]
Eje 1 12,6 143,32 2,98 48,09
Eje 2 12,6 143,32 2,98 48,09
Eje 3 18 204,74 5,98 34,24
Eje A - - 7,18 -
Eje B - - 1,75 -
Eje C - - 1,30 -
Eje D - - 7,18 -

 Calculo del Peso Propio del Recubrimiento en Taparregla.

Aunque es un elemento bastante pequeño y de poco aporte, para efectos de este trabajo
será incluido. Las áreas resultantes se estimaron con la ayuda del programa de dibujo.

Carga
Agrupación Área Tributa. Fibrocemento Carga [kg] Longitud
[kg/m]
del Eje
Eje [m2] 4 mm [kg/m2]
[m]
Eje 1 4,68 4,8 22,464 2,98 7,54
Eje 2 4,68 4,8 22,464 2,98 7,54
Eje 3 7,92 4,80 38,016 5,98 6,36
Eje A - 4,8 - 7,18 -
Eje B - 4,8 - 1,75 -
Eje C - 4,8 - 1,30 -
Eje D - 4,8 - 7,18 -

 Calculo del Peso Propio de la Hojalatería.

Agrupación Carga Carga Eje Longitud Carga [kg]


Caballete Distrib. del Eje
[kg/m] [kg/m] [m]
Eje 1 1,75 0,88 2,98 2,61
Eje 2 1,75 0,88 2,98 2,61
Eje 3 1,75 0,88 5,98 5,23
Eje A - - 7,18 -
Eje B - - 1,75 -
Eje C - - 1,30 -
Eje D - - 7,18 -

Página 154
Total de cargas de la techumbre:

Horizontales:
Puntualizadas
Perpendicular al eje 1:
Viento X = 12,64 [kg] (sentido: de eje 3 a eje 1)

Perpendicular al eje 3:
Viento X = 42,62 [kg] (sentido: de eje 1 a eje 3)

Verticales:
Rectangulares:
Sobre eje 1:
PP = 42,64+64,42+48,09+7,64+0,88 = 163,67 [kg/m]
SC = 173,96 [kg/m]
Nieve = 144,97 [kg/m]
Viento X = (-) 25,53 [kg/m]
Viento Y = (-) 118,32 [kg/m]

Sobre eje 2:
PP = 42,64+64,42+48,09+7,64+0,88 = 163,67 [kg/m]
SC = 86,69 [kg/m]
Nieve = 72,24 [kg/m]
Viento X = (-) 12,72 [kg/m]
Viento Y = (-) 58,96 [kg/m]

Sobre eje 3:
PP = 31,87+48,16+34,24+6,36+0,88 = 121,51 [kg/m]
SC = 130,03 [kg/m]
Nieve = 108,36 [kg/m]
Viento X = (-) 113,91 [kg/m]
Viento Y = (-) 117,93 [kg/m]

Página 155
iii.2. CARGAS EN TABIQUERIA
 Cálculo de la Carga por Acción del Viento.

Existen dos sentidos de aplicación de la carga de viento, pero controla la que se


grafica más adelante, puesto que es mucho mayor el área de aplicación o influencia de la
carga de viento.
Lateralmente en los tabiques, esta solicitación genera un esfuerzo de corte que en el
sentido X corresponde a lo siguiente:

Se linealiza la carga por unidad de área sobre cada eje lateral, al multiplicarla por la
mitad de la longitud de la vivienda que en este caso se asume de 3,6 [m] en ambos costados
en dirección perpendicular al dibujo ya mostrado. Realizado este proceso resulta:

Largo Tributario Largo Tributario

Largo Tributario Largo Tributario

Página 156
Entonces en cada eje lateral (A y D) obtenemos:

Tributario Tributario
1,25 m
Largo

0,5x2,5 m
Largo

De lo anterior y conociendo la altura de los tabiques que para todos es de h = 2,5 [m].
Hacemos nuevamente una repartición de las cargas hacia la parte inferior y superior con la
división en alturas tributarias (h/2).

La vista en planta se muestra a continuación para una mejor compresión de los


esfuerzos que resultan y hacer una posterior comparación más directa con la carga de sismo.

Página 157
 Cálculo del Peso Propio de la estructura de madera de los tabiques exteriores.

El volumen mostrado se obtiene por la cubicación de piezas de madera todas de sección


2”x3”, con piezas de 3”x3” en los encuentros principales de tabiques. Se muestra el tabique
correspondiente al eje 3 para quien desee hacer una comprobación.

Página 158
Carga
Agrupación Volumen Peso Pino Carga [kg] Longitud
[kg/m]
del Eje
del Eje [m3] Insigne[kg/m3]
[m]
Eje 1 0,17 513 88,48 2,98 29,69
Eje 2 0,26 513 134,84 5,98 22,55
Eje 3 0,27 513 138,49 5,98 23,16
Eje A 0,37 513 187,85 7,18 26,16
Eje B 0,09 513 47,07 1,75 26,90
Eje C 0,07 513 36,95 1,30 28,42
Eje D 0,31 513 158,12 7,18 22,02

 Cálculo del Peso Propio del recubrimiento de los tabiques exteriores.

Por conveniencia, se presenta primero los pesos por área de los materiales de recubrimiento y
luego una tabla con las cargas distribuidas estimadas.

- Smart-Panel 9,5 mm : 6,72 [kg/m2]


- Yeso-Carton 10 mm : 10 [kg/m2]
- Fibrocemento 6 mm : 7,2 [kg/m2]
- Fieltro Nº 10 : 3,2 [kg/m2]
- Lana Mineral 40 mm : 1,6 [kg/m2]

Con estos datos de carga, más los cálculos con las áreas correspondientes, se obtienen los
siguientes resultados:

Agrupación Área Total Longitud Carga


del Eje
del Eje [m2] Carga [kg] [m] [kg/m]
Eje 1 5,77 108 2,98 36,25
Eje 2 10,75 231 5,98 38,69
Eje 3 13,27 286 5,98 47,75
Eje A 16,27 350 7,18 48,76
Eje B 3,18 69 1,75 39,19
Eje C 3,25 70 1,3 53,80
Eje D 16,27 350 7,18 48,76

Página 159
Total de cargas de la tabiquería:
Verticales:
Rectangulares:
Sobre eje 1:
PP = 29,69+ 36,25 = 65,94 [kg/m]

Sobre eje 2:
PP = 22,55+38,69 = 61,24 [kg/m]

Sobre eje 3:
PP = 23,16+47,75 = 70,91 [kg/m]

Sobre eje A:
PP = 26,16+48,76 = 74,93 [kg/m]

Sobre eje B:
PP = 26,90+39,19 = 66,09 [kg/m]

Sobre eje C:
PP = 28,42+53,80 = 82,22 [kg/m]

Sobre eje D:
PP = 22,02+48,76= 70,79 [kg/m]

Página 160
iii.3. CARGAS EN PISO
Esta es la única vivienda entre las que se facilitaron con piso de madera consistente en un
envigado con un entablado superior. Se asume que las fundaciones laterales solo tomaran la
mitad de las cargas presentadas por eje, debido a las grandes luces se necesitan apoyos
intermedios para sustentar las vigas de piso y estos apoyos toman la otra mitad de las cargas.

 Cálculo de la Sobrecarga Permanente.

Se tiene que: q k , red = 30 [kg/m2] (sin contar cubierta)


Área
Agrupación Tributaria Sobrecarga Longitud Sobrecarga
[m2] [kg] Eje [m] [kg/m]
Eje 1 0.9 118.8 2.98 39.87
Eje 2 10.24 1351.68 5.9 229.10
Eje 3 8.41 1110.12 5.98 185.64
Eje A 8.71 1149.72 7.18 160.13
Eje B 0.94 124.08 1.75 70.90
Eje C 0.72 95.04 1.3 73.11
Eje D 8.4 1110.12 7.18 154.61

 Calculo del Peso Propio de la Estructura de Madera de Piso.

Se proceso el volumen total de las piezas de madera y se obtuvieron los siguientes


resultados:
Peso entablado piso = 0,02 [m]*513[kgf/m3] = 10,26 [kgf/m2]
Área Sección Volumen
Elemento [m2] Longitud [m] Cantidad Total [m3]
Viga 2x6" 0.0075 6 6 0.27
Viga 2x4" 0.005 7.2 16 0.576
0.846

Hay un paso interno en la siguiente tabla y es la de la suma del (peso entablado piso x
Área tributaria Eje) al ítem “Carga [kg]”. Y debe considerarse en comprobaciones numéricas que
se hagan al respecto.
Agrupación Área Tributa. Volumen Peso Pino Carga [kg] Longitud Carga
Eje [m2] del Eje [m3] Insigne[kg/m3] del Eje [m] [kg/m]
Eje 1 0.9 0.02 513 19.42 2.98 6.52
Eje 2 10.24 0.23 513 221.01 2.98 74.16
Eje 3 8.41 0.19 513 181.51 5.98 30.35
Eje A 8.71 0.19 513 187.99 7.18 26.18
Eje B 0.94 0.02 513 20.29 1.75 11.59
Eje C 0.72 0.02 513 15.54 1.3 11.95
Eje D 8.4 0.19 513 181.51 7.18 25.28

Página 161
ANEXO iv: DOCUMENTO LEMCO

El siguiente certificado fue proporcionado por el laboratorio LEMCO de la Universidad


Austral de Chile, el cual es reconocido por el INN que es la autoridad acreditadora de calidad en
Chile.
Tras una serie de gestiones en conjunto con el profesor y director del LEMCO don Jose
Arrey, se logro el siguiente documento:

Informe de CBR para limos en la ciudad de Valdivia.


Fuente: Laboratorio LEMCO de la UACh.

Página 162
ANEXO v: EJEMPLO PARA DISEÑO DE SECCIONES
Mostrar el detalle de cálculo de absolutamente todas las secciones de ferrocemento
expuestas en esta tesis resulta en una duplicación de información innecesaria, puesto que
siguiendo el procedimiento que se muestra a continuación basta para comprobar la veracidad
numérica de las resistencias en ferrocemento. Se entregan tablas con las distintas combinaciones
de trabajo tanto para diseño de hormigón (ACI) como para diseño de acero (AISC).

VIVIENDA 1.2D + 1.6L 1,4(D + L ± Ex) 1,4(D + L ± Ey)


ACI 318 2005

Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]
TIPO I 458,74 -818,23 3614,95 1738,27 -2076,27 12210,25 1817,96 -2100,04 7331,91
TIPO II 363,99 -669,86 3721,83 2831,92 -2966,95 10024,40 2854,71 -1744,96 14151,20
TIPO III 655,42 -526,19 6545,97 2525,24 -1401,56 11726,49 1973,76 -1877,43 10610,93
0.9D± 1,4Ex 0.9D± 1,4Ey
Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]
TIPO I 1446,55 -1565,67 9950,41 1526,24 -1589,44 5072,08
TIPO II 2592,98 -2532,86 7608,98 2615,77 -1310,87 11735,78
TIPO III 2060,86 -1031,02 7182,99 1509,38 -1506,89 6067,44

VIVIENDA 1.4D + 1.7L Las otras combinaciones no son utilizadas en modulos corrientes
ACI 318 1999

Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]


TIPO I 512,33 -916,05 4046,17
TIPO II 404,82 -746,28 4145,62
TIPO III 721,18 -579,51 7224,24

VIVIENDA D+L 0,75(D + L ± Ex) 0,75(D + L ± Ey)


Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]
ASD

TIPO I 336,56 -604,74 2669,91 931,22 -1112,29 6541,20 973,91 -1125,02 3927,81
TIPO II 263,66 -487,77 2708,50 1517,10 -1589,44 5370,21 1529,31 -934,80 7581,00
TIPO III 459,23 -369,73 4629,52 1352,81 -750,84 6282,05 1057,37 -1005,77 5684,43
0.6D + 0.7Ex 0.6D + 0.7Ey
Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]
TIPO I 753,19 -838,84 5221,55 793,03 -850,72 2782,38
TIPO II 1318,19 -1307,89 4033,90 1329,58 -696,90 6097,31
TIPO III 1060,19 -540,03 3914,47 784,44 -777,96 3356,69

VIVIENDA 1.2D + 1.6L 1.2D + 0.5L + 1.5Ex 1.2D + 0.5L + 1.5Ey


Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]
LRFD

TIPO I 458,74 -818,23 3614,95 1665,46 -1881,20 11562,08 1750,84 -1906,66 6335,30
TIPO II 363,99 -669,86 3721,83 2871,80 -2884,61 9102,52 2896,21 -1575,33 13524,10
TIPO III 655,42 -526,19 6545,97 2385,25 -1246,34 9441,78 1794,38 -1756,20 8246,54
0.9D + Ex 0.9D + Ey
Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf] Mmax [kgf*m] Mmin [kgf*m] Vmax [kgf]
TIPO I 1084,53 -1214,35 7529,74 1141,45 -1231,32 4045,21
TIPO II 1889,33 -1880,27 5828,27 1905,60 -1007,42 8775,98
TIPO III 1523,05 -778,47 5684,38 1129,14 -1118,37 4887,55

v.1. DISEÑO A FLEXION

Las disposiciones del diseño a flexión mostradas en este anexo, provienen del documento
ACI 549.1R (1999). De lo anterior es lógico consultar combinaciones de cargas y otras
disposiciones para flexión del código ACI 318 (1999).

Página 163
2,6[cm]

10,1[cm]

20,1[cm]

30,1[cm]

37,4[cm]
Distancia desde eje de armadura a fibra en compresión de elemento.
Fuente: Elaboración Propia

Se ubica la malla hexagonal en la parte exterior e interior envolviendo todas las secciones
y se evalúa la resistencia asumiendo que el fisuramiento se extiende desde la parte inferior hacia
arriba. Las dimensiones son 40x30 [cm] en su exterior con espesores de 4 [cm] en todos los
elementos.

Propiedades de Sección y Materiales

N = 7 capas (Según discretización principal mostrada en figura anterior)


f c’ = 3556 psi (H30)
b = 11,811 in.
h = 12,598 in.
db(ACMA) = 0,1811 in. db(HEXAGONAL) = 0,0268 in.
d” = 2 cm (0,787 in.)

Elección de valores fy , Er, y ηr

Ante la carencia de algunos datos, se utilizaron Tablas 4.1 y 4.2 de ACI 549. El factor ηr
consiste simplemente a una constante de reducción que se le aplica a la malla según
comportamiento.

Página 164
Malla hexagonal ¾”

fy1 = fy7 = 200 MPa = 29 ksi


Er1 = Er7 = 15000 ksi
η1 = η7 = 0,45

Malla ACMA C-166

fy2 = fy3 = fy4 = fy5 = fy6 = 500 MPa = 72 ksi


Er2 = Er3 = Er4 = Er5 = Er6 = 29000 ksi
η2 = η3 = η4 = η5 = η6 = 0,5

Calculo de β1, Vfi, y Asi.

β1 = 0,85 (fc´<4000 psi)

Malla hexagonal ¾”

Vf1 = Vf7 = 1-(Ac-As)/Ac = 1- (624 – 0,0728)/624 = 0,011667 %


As1 = As7 = η1 Vf1 Ac = 0,45(0,000117) (96,7202 in2.) = 0,005092 in.2

Malla ACMA C-166

Vf2 = Vf6 = 1-(Ac-As)/Ac = 1- (624 – 0,3614)/624 = 0,05792 %


As2 = As6 = η2 Vf2 Ac = 0,5(0,0005792) (96,7202 in2.) = 0,02801 in.2

Vf3 = Vf4 = Vf5 = 1-(Ac-As)/Ac = 1- (624 – 0,416)/624 = 0,0667 %


As3 = As4 = As5 = η3 Vf3 Ac = 0,5(0,000667) (96,7202 in2.) = 0,03226 in.2

Calculo de la profundidad para cada capa de refuerzo.

Según distancias mostradas en última figura:

d1 = d” + ½ db = 0,81496 in.
d2 = 1,02362 in.
d3 = 3,97638 in.
d4 = 7,91339 in.

Página 165
d5 = 11,85039 in.
d6 = 14,72441 in.
d7 = 14,93307 in.

Distancia desde el extremo de la fibra en compresión al eje neutro.

La determinación de la distancia desde el extremo de la fibra en compresión al eje neutro, se


realiza por prueba y error. Después de un numero de intentos, se obtiene una distancia de c =
0,372167 in. Esto se comprueba a continuación:

Se tiene: Єcu= 0,003 ; Єy = fy /Er

Malla hexagonal ¾”

Єy1 = 29 ksi/ 15000 ksi = 0,0019333


d eD
Єs1 = # & 0,003
0,0035693 8 fg
D

fs1 = fy1 = 29 ksi de Tracción

Єy7 = 29 ksi/ 15000 ksi = 0,0019333


d eD
Єs7 = # & 0,003
0,1173739 8 fg
D

fs7 = fy7 = 29 ksi de Tracción

Malla ACMA C-166

Єy2 = 72 ksi/ 29000 ksi = 0,0024828


d eD
Єs2 = # & 0,003
0,0052513 8 fg
D

fs2 = fy2 = 72 ksi de Tracción

Єy3 = 72 ksi/ 29000 ksi = 0,0024828


d7 eD
Єs3 = # & 0,003
0,0290532 8 fg7
D

fs3 = fy3 = 72 ksi de Tracción

Єy4 = 72 ksi/ 29000 ksi = 0,0024828


d6 eD
Єs4 = # & 0,003
0,060789 8 fg6
D

fs4 = fy4 = 72 ksi de Tracción


Página 166
Єy5 = 72 ksi/ 29000 ksi = 0,0024828
d eD
Єs5 = # & 0,003
0,0925248 8 fg
D

fs5 = fy5 = 72 ksi de Tracción

Єy6 = 72 ksi/ 29000 ksi = 0,0024828


dM eD
Єs6 = # & 0,003
0,115692 8 fgM
D

fs6 = fy6 = 72 ksi de Tracción

Fuerzas actuantes en sección

Cc = 0,85 fc’ (b) β1 c = 0,85(3556 psi) (11,81 in.) (0,85) 0,372167 in. = 11293,385 lbf
Ts1 =fs1 As1 = 147,2759 lbf
Ts2 =fs2 As2 = 2016,9407 lbf
Ts3 =fs3 As3 = 2321,6409 lbf
Ts4 =fs4 As4 = 2321,64088 lbf
Ts5 =fs5 As5 = 2321,64088 lbf
Ts6 =fs6 As6 = 2016,94075 lbf
Ts7 =fs7 As7 = 147,27594 lbf

h i j h k
l?

11293,385 lbf – (2*147,2759 lbf + 2*2016,9407lbf + 3*2321,64088 lbf )

= 0,03 lbf ≈ 0 n Se cumple.


Entonces c = 0,372167 in.

Calcular la capacidad de momento nominal Mn


p
uv w
op
h kqr ó iqr str j y
x
rzv

Mn = 87412 lb-in. = 1007 kgf-m

@
0,9 Factor de reducción de resistencia nominal a flexión.

Página 167
Momento solicitante

En base al ACI 318 (1999), ya que el cálculo a flexión se basa en el ACI 549 (1999) se
tiene:
Mmax = 1,4PP+1,7SC = - 916,0458 [kgf-m]

@ ! A' { AB → NO Cumple

v.2. DISEÑO A CORTE

El siguiente proceso ilustra los pasos de cálculo al esfuerzo de corte para la sección tipo
cajón reforzada del punto 7.5.2.

Refuerzo ACMA C503


Distribución: 5,03 [cm2/m]
Barras de 8 mm espaciadas a 10 cm
Acero tipo AT 56-50 H

CORTANTE SOPORTADO POR HORMIGON (H-30)

JKL
VH = ! |} ! ? ; pero bw variable en sección hueca.
M
e

= => A2 A1
d
h

b w2
e
d"

d"

bw b w1

Página 168
JKL
VH = ! N=O>PQ RSTU"V = 5750 [kgf]
M

CORTANTE SOPORTADO POR ACERO

SE = 10 [cm] < d/2 = 19 [cm]

AMIN = 0,35*0,3*0,1/500 = 0,21 [cm2]

~~€~,
e
Avrequerido = ‚,ƒ€
! 10
0,6904 [cm2]
!7„

Sea: Av = 2ø8 = 1,005 [cm2]

… 
VS = ! _ ! ? = 19095 [kgf] < ! D% ! NPQ RSTU"V = 23000 [kgf]
T† 7

CORTANTE NOMINAL SECCION

Vn = VH + VS = 5750 + 19095 = 24845 [kgf]

@ ! Vˆ = 0,75*24845 = 18630 [kgf]

CORTE SOLICITANTE

V‰Š‹ŒŒŽˆŽ = 1,4(PP + SC + Sismo Y) = 14151 [kgf]

@ ! Vˆ 8 V‰Š‹ŒŒŽˆŽ → Cumple

Página 169
ANEXO vi: RESULTADOS COMPUTACIONALES GRAFICOS
En el presente anexo se entregan los modelos más representativos trabajados para completar los
análisis expuestos en tablas anteriormente.

vii.1. MODELOS SAFE

 Vivienda Tipo 1 (V.T.1)

Modelo con carga P


Peso
eso Propio + Sobre Carga
arga (K=5,4):

Página 170
Modelo con carga P
Peso
eso Propio + Sobre Carga
arga + Sismo en Y (K=16,2):
(K=16

 Vivienda Tipo 2 (V.T.2)

Modelo con carga Peso Propio + Sobre Carga (K=5,4):

Página 171
Modelo con carga Peso Propio + Sobre Carga + Sismo en Y (K=16,2):

 Vivienda Tipo 3 (V.T.3)


(V.T.

Modelo con carga Peso Propio + Sobre Carga (K=5,4):

Página 172
Modelo con carga Peso Propio + Sobre Carga + Sismo en X (K=16,2):

vii.2. MODELOS SAP2000

Estos modelos no entregan una idea grafica clara respecto a los resultados,
resultados ya que se observan
deformadas en base a líneas y no secciones con degradados de colores como los modelos
anteriores que permiten una interpretación mas directa de los resultados a explicar. Por lo
anterior, no se insertan imágenes de este programa en cuestión además de las expuestas en el
capitulo 7.
7

Página 173
ANEXO vii: DEFINICIÓN DE VIVIENDA SOCIAL EN NORMATIVA
CHILENA

vii.1. GENERALIDADES

El Servicio de Vivienda y Urbanización ó más comúnmente conocido como SERVIU, es


el organismo ejecutor de las políticas, planes y programas que elabora el Ministerio de Vivienda
y Urbanismo. Para el cumplimiento de su labor realiza contratos de ejecución de obras de
edificación y urbanización que se refieren a todos aquellos proyectos que el Reglamento
Orgánico de los Servicios de la Vivienda y Urbanismo (D.S. N°6 de 1975) le faculta. Estos
abarcan los siguientes tipos de obras:

o Viviendas económicas, villorrios agrícolas, conjuntos habitacionales.

o Equipamiento comunitario, locales comerciales, edificios escolares o destinados a


servicios públicos.

o Obras de urbanización o de equipamiento (puentes, sanitarios, etc.).

o Edificios públicos con fondos fiscales destinados a servir poblaciones, barrios o


vecindarios (reparación y construcción).

o Proyectos de Urbanización, mejoramiento urbano y equipamiento comunitario.

o Obras de remodelación y subdivisión de terrenos urbanos para la ejecución de planes


habitacionales, equipamiento comunitario y desarrollo urbano.

o Áreas verdes y parques industriales.

Las viviendas sociales son un tipo de vivienda económica, cuyas definiciones y


características principales se presentan a continuación. Sin embargo, una vivienda para ser
considerada como económica debe cumplir muchas condiciones, establecidas tanto en la
Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, como en reglamentos especiales como, el
Reglamento Especial para Viviendas Económicas, que establece las condiciones que debe
cumplir una vivienda económica para ser considerada como tal, las normas por las cuales se
regirá la urbanización de conjuntos de viviendas económicas y dispone los preceptos que se
deben considerar en la aprobación de este tipo de vivienda.

Página 174
vii.2. VIVIENDA ECONOMICA

Según la definición de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones:


Vivienda Económica: La que se construye en conformidad a las disposiciones del D.F.L. N°2,
de 1959, cuya superficie edificada no supere los 140 m2 y reúna los requisitos, características y
condiciones que se fijan para ella en el Titulo 7 de la Ordenanza General de Urbanismo y
Construcciones.

vii.3. VIVIENDA SOCIAL

Vivienda Social: La vivienda económica de carácter definitivo, destinada a resolver los


problemas de la marginalidad habitacional, cuyo valor de tasación no sea superior a 400
Unidades de Fomento y cuyas características técnicas se señalan en el Titulo 7 de la Ordenanza
General de Urbanismo y Construcciones.
El carácter de vivienda social debe ser certificado por el Director de Obras Municipales
respectivo, quien la tasara considerando la suma de los siguientes factores:
El valor del terreno, que será el avaluó fiscal del inmueble, vigente a la fecha de solicitud
del permiso.
El valor de construcción de la vivienda, según el proyecto presentado, que se evaluara
conforme al a tabla de costos unitarios a que se refiere el artículo 127 de la Ley General de
Urbanismo y Construcciones.

vii.4. VIVIENDA PROGRESIVA

Según el D.S. N°140 (Vivienda y Urbanismo), de 1990, Diario Oficial de fecha 22 de


Octubre de 1990, se tiene que:
Vivienda Progresiva: El proyecto de vivienda (económica del tipo social) a emplazarse en el
sector urbano o rural, cuya construcción se efectúa en dos etapas, comprendiendo la primera
etapa, como mínimo, un sitio urbanizado y una unidad sanitaria compuesta de cocina y baño con
w.c., lavatorio y ducha que corresponde a la infraestructura sanitaria, y la segunda etapa (unidad
habitable), la ejecución del resto del proyecto aprobado para la vivienda.
Tratándose de viviendas progresivas a emplazarse en el sector rural, podrá invertirse el
orden de las referidas etapas, sin perjuicio de lo dispuesto en las leyes y reglamentos pertinentes.
Existen dos tipos de Vivienda Progresiva, Tipo A y Tipo B, los diseños de estas se atienen
a lo dispuesto en el cuadro 1.4.a, según las Bases Técnicas para Viviendas Básicas y Progresivas.
El dimensionamiento mínimo permitido de los recintos debe atenerse a lo dispuesto en el Cuadro
Normativo 1.5.b.
Página 175
VIVIENDAS PROGRESIVAS
Tipo de vivienda Régimen de Superficie Programa Arquitectónico
Altura Edificada Propiedad Predial/Viv.
Mínima (m2) Recintos Equipamiento (muebles)
y/o artefactos que debe
acoger
1 Lavamúltiple
Recinto de
1 Artefacto de cocina
uso múltiple
2 Camas en planta
A
1 w.c
Viv. (N°)
Baño 1 Ducha
1 Lavamanos
B Ídem
Individual 80 / 13,6 Ídem Tipo “A”
2 pisos Tipo “A”

Cuadro 1.4.a para Viviendas Progresivas.


Fuente: D.S. N°140 (1990)

vii.5. VIVIENDA BASICA

Es la Vivienda Social que cumple con los programas establecidos en las Bases Técnicas
Generales para Viviendas Básicas. Según estas bases se puede distinguir tres tipos de Vivienda
Básica: Tipo “A”,”B”, aisladas, pareadas y Tipo “C”, cuyos diseños se atienen en el Cuadro 1.5.a.
El dimensionamiento mínimo permitido de los recintos debe corresponder con lo indicado en el
Cuadro Normativo 1.5.b.

VIVIENDAS BASICAS
Tipo de vivienda Régimen de Superficie Programa Arquitectónico
Altura Edificada Propiedad Predial/Viv.
Mínima Equipamiento (muebles) y/o
(m2) Recintos artefactos que debe acoger
A Individual Básicas Estar/comedor/ 1 Sillón
1 piso 120/34 cocina 1 Mesa comedor con 2
bancas
1 Lavamúltiple
1 Mesa cocina
1 Artefacto cocina
1 Refrigerador
Baño 1 W.C
1 Ducha
1 Lavamanos
Dormitorio 1 2 Camas en planta. 1
Velador (*)
Dormitorio 2 2 Camas en planta. 1
Velador (*)

Página 176
B Individual Básicas Estar/comedor/ 1 Sillón
1 ½ ó 2 pisos 80/42 cocina 1 Mesa comedor
2 Bancas
1 Lavamúltiple
1 Mesa cocina
1 Artefacto cocina
1 Refrigerador
Baño 1 W.C.
1 Lavamanos
1 Ducha
Dormitorio 1 2 Camas en planta. 1
velador (*)
Dormitorio 2 2 Camas en planta. 1
velador (*)
C Acogidas a Básicas: Estar/comedor 2 Sillones y 1 Sofá
Hasta 4 pisos Copropiedad 42 m2 1 Mesa comedor con 2
Ley Nº 6071 bancas
(de Venta por Cocina 1 Lavamúltiple
Piso) Titulo 1 Mesa cocina
6, Ordenanza 1 Artefacto cocina
General de 1 Refrigerador
Urbanismo y Logia 1 Lavadero
Construccio- Baño 1 W.C.
nes 1 Lavamanos
1 Ducha
Dormitorio 1 2 camas en planta. 1 velador
(*)
Dormitorio 2 2 camas en planta. 1 velador
(*)
Dormitorio 3 1 cama en planta. 1 velador
(*)
(*) 0,5 ml. Closet por cada cama en planta

Cuadro 1.5.b para Viviendas Basicas.


Fuente: D.S. N°140 (1990)

vii.6. MATERIALES BASICOS UTILIZADOS EN LA CONSTRUCCION DE


VIVIENDAS SOCIALES

Todos los materiales a utilizar deberán cumplir con los ensayes correspondientes, según la
normativa actual el listado de ensayes mínimos por vivienda, independiente de las obras de
pavimentación es:
1) N° de calicatas: Un ensaye por cada 50 viviendas y un ensaye adicional por cada 50
viviendas más o fracción de ellas.
2) Poyos de hormigón resistencia 160 kg/cm2 un ensaye cada 50 viviendas o uno por obra, si
el número de viviendas es menor.

Página 177
3) Radier de hormigón resistencia 160 kg/cm2 un ensaye cada 50 viviendas o uno por obra, si
el número de viviendas es menor.
4) Ensayes de impregnación: uno por cada 50 viviendas o uno por obra, si el número de
viviendas es menor para aquellas partidas que indique la Inspección Técnica de Obra (poyos de
madera, revestimiento, estructuras, etc.)
5) Ensayes destructivos de puertas exteriores: uno por obra, en conjuntos de no más de 100
viviendas, sobre esta calidad se exigirá dos ensayes.
6) Ensayes de materiales: fibrocemento de cubierta y revestimiento: un certificado por obra
en donde se identifique el conjunto en el cual se ha colocado.

vii.7. MATERIALES EXIGIDOS POR EL SERVIU

Estas exigencias mínimas complementan el “Anexo de condicionantes básicas de los


materiales de la vivienda”.
En todas las cotas, dimensiones, secciones, etc. Deberá usarse el sistema métrico decimal,
considerándose todas las anteriores como medidas finales.

 Estructura

La solución estructural de la vivienda social deberá venir desarrollada en memoria de


cálculo explicativo, en documentos avalados por el calculista.
Los elementos resistentes deberán cumplir con las Normas Chilenas respectivamente.
Cualquier aspecto no tratado específicamente por estas normas o consideraciones
especiales con relación a ellas o inexistencia de la norma respectiva, podrá abordarse haciendo
clara referencia a las fuentes de consultas nacionales o extranjeras.
Deberán indicarse los tratamientos especiales que requieren algunos materiales desde el
punto de vista estructural.
No se permitirá considerar alternativas que en base a una mayor o especial mantención,
reduzca lo indicado en las normas respectivas.
Se aceptaran soluciones de albañilería con cadenas de perfiles metálicos.
No se aceptaran soluciones de albañilería reforzadas que consulten pilares, vigas y
cadenas con enfierraduras inferiores a 4 ø10 mm y estribos ø 6 mm a 20 cm.
Para soluciones de albañilería se exigirá el uso obligatorio de pilares, cadenas y vigas de
H.A.

Página 178
Se exceptúan de esta situación solamente las construcciones de albañilería armada (de
ladrillo prensado). Para el primer piso de las viviendas se permitirá el empleo de tensores
metálicos de diámetro no inferior a 10 mm, anclados a una cadena superior de hormigón.
Además, estas soluciones deberán consultar refuerzos metálicos horizontales ubicados en
los encuentros de muros y entre hilados, (cada 3 hiladas como máximo).
Esta albañilería llevara una cadena superior de H.A. según calculo, debiendo en todo caso
cumplir con las exigencias de las normas I.N.N. respectivamente.
Se aceptara acero de alta resistencia en soluciones equivalentes a las indicadas para losas,
pilares, cadenas y vigas con armaduras tradicionales.
El muro medianero de todas las viviendas en primer piso, obligatoriamente se deberá
consultar en albañilería (ladrillo o bloque), en segundo piso y en sector de entretecho en
viviendas de un piso, podrá usarse otro material, que garantice continuidad en la línea retardadora
de fuego hasta la línea de cubierta dando cumplimiento a la Ordenanza General de Urbanismo y
Construcciones al respecto, conformando este a lo menos con doble tabique de madera separados
por el elemento retardador.

 Construcciones de madera.

En construcciones de tabiques resistentes de madera, no se aceptaran escuadrías inferiores


a 45 mm x 70 mm, justificando su distanciamiento, con el cálculo respectivo. Las demás piezas
del tabique dispuestas para recibir revestimiento, se distanciaran acorde recomendaciones del
fabricante.
En construcciones de tabiques separadores de madera (no soportante), no se aceptaran
escuadrías inferiores a 45 mm x 45 mm, tanto en piezas verticales como horizontales que lo
conforman, distancias acorde a las indicaciones del fabricante de los revestimientos a utilizar, en
todo caso la separación de elementos horizontales de 30 cm a eje.
En los tabiques perimetrales y zona húmeda solo se aceptaran maderas rojas nativas
(excepto tepa o laurelia) o maderas impregnadas al vacio y presión, protegiendo todos los
elementos de madera no impregnada en contacto con hormigón, con carbonileum.
El impregnado deberá cumplir con lo establecido en la norma NCh 819 of.77.

Página 179
 Exigencias de las maderas.

Todas las clases de maderas a emplear en las viviendas que se oferten, deberán cumplir
estrictamente con todas las condiciones señaladas en el D.S N°193/85 de Vivienda y Urbanismo
y la Norma Chilena Oficial NCh 174 of. 85.
Todas las maderas a la vista deberán ser cepilladas, debiendo respetar las escuadrías
mínimas exigidas.
Los tabiques perimetrales con estructura de madera, deberán considerar obligatoriamente
la colocación de una barrera de vapor en base a fieltro normalizado N°10, colocado en forma
horizontal, traslapándose a lo menos en 0.10 m en sus empalmes horizontales y 0.15 m en
verticales.
La aislación térmica que llevaran estos tabiques, será como mínimo de 40 mm. De
poliestireno expandido u otros materiales aceptados en su espesor que iguale o supere la
resistencia térmica, del aislante indicado, siempre y cuando cuente con la certificación de calidad
respectiva.
El aislante deberá colocarse en tal forma, de manera que selle totalmente el espacio a
cubrir, sea en techumbre como en muros o tabiques perimetrales.

 Cimientos.

Las fundaciones de muro medianero deberán ser corridas de hormigón (cimiento y


sobrecimiento).
En aquellos terrenos en que en algunos lotes exista diferencia de nivel entre dos costados
opuestos de la vivienda igual o superior a 80 cm, se autoriza el uso de fundaciones aisladas y piso
de madera, no obstante lo anterior el medianero deberá ser con fundación corrida.
Las fundaciones aisladas cuando tengan una altura mayor que 0.50 m, sin incluir la zapata
deberán ser armadas.

 Sobrecimientos.

Cuando se consultan sobrecimientos de hormigón estos deberán ejecutarse con hormigón


tipo “B” R28 – 160 kg/cm2 con hidrófugo incorporado y cuyo hormigón se coloque con vibrador.
Tendrán una altura mínima de 0.20 m sobre el nivel de rasante, desde el punto más alto del
pavimento de la calle o pasaje que enfrentan y de acuerdo al proyecto de pavimentación
correspondiente.

Página 180
 Alternativas de sobrecimientos.

A) Sobrecimientos de h.c.v corridos.


Se ejecutara sobrecimiento de h.c.v. tipo “B” R28 – 169 kg/cm2 sin armadura en
aquellos casos en que su altura sea igual o menor a 0.50 m medidos en el punto más
desfavorable del terreno, verificando según calculo.

B) Sobrecimientos de h.c.v. armado corrido.


Se ejecutara con las mismas características del anterior mas la enfierradura (según
calculo), en aquellos casos cuya altura sea mayor a 0.50 m.

C) Sobrecimientos en base a viga de h.c.v. armada.


Cuando la cota inferior de la viga de sobrecimiento no quede en contacto con el
terreno, será obligatorio consultar lo siguiente, en relación a la altura viga – terreno:
Hasta 0.60 m: Debe contener el relleno interior con albañilería de 0.15 m mínimo
espesor, con fundación de 0.20 m de profundidad y relleno exterior de 0.30 m de alto por 1 m
de ancho (horizontal), con talud al termino de 1:1.5 (v:h).
Los elementos metálicos deberán ir protegidos con una pintura que garantice su
duración en clima húmedo y salino.
Se tendrá la precaución de aplicar este tratamiento en perforaciones, soldaduras y
otros puntos de posible ataque por oxido.

 Estructuras de pisos.

En el primer piso deberá usarse radier de hormigón, el cual no podrá tener un espesor
inferior a 0.007 m, sin considerar la cama de ripio, que debe ser de 0.08 m sin fino sobre base de
material estabilizado compactado mecánicamente.
La resistencia del hormigón será de R28 – 160 kg/cm2 y deberá consultar polietileno con
traslapo de 0.20 m sobre la cama de ripio.
En envigado de segundo piso podrá usarse pino o tepa, de una sección de 45 x 120 mm
(para luces máximo de 2 m, deberá avalarse con calculo), protegiendo todo el envigado desde el
plomo interior de primer piso hacia el exterior, con dos manos de carbolineun, excepto si es
madera impregnada. El envigado deberá estar distanciado máximo 45 cm entre ejes, para
entablado machihembrado de 20 mm y cadenetas de la misma escuadría de la viga ofertada, cada
1 m, para evitar deformaciones.

Página 181
Las vigas de piso de madera, en su espesor, serán conformadas cada una de ellas por una
sola pieza.
De igual modo podrá conformarse la estructura de entrepiso con perfilería metálica tipo
Metalcom o similar.
La estructura de entre piso, como también su sistema de apoyo y fijación deberá ser
justificada en memoria de cálculo.

 Estructura de techumbre.

El espesor de las piezas no podrá ser inferior a 5 mm, si la estructura es de madera.


Los sistemas en base a cerchas o paneles deberán considerar arriostramiento.
Las costaneras serán de madera nativa roja y escuadría mínima de 45 mm x 45 mm y su
distanciamiento deberá cumplir las recomendaciones del fabricante de acuerdo al material de
cubierta que reciba. Toda costanera ira sobre estructura de techumbre, sea esta panel, cercha o
tijeral.
Si la estructura de techumbre es ejecutada con madera blanda, las costaneras (de madera
nativa roja) deberán además de clavarse, amarrarse con alambre N°14 a la estructura de
techumbre.
Se aceptará estructura de techumbre, conformada con perfiles metálicos tipo Metalcom o
similar.

 Pavimentos.

Podrá emplearse como pavimento de piso cualquiera de las siguientes alternativas:

A) Excepcionalmente baldosín cerámico o baldosas de cemento microvibradas de 20 mm de


espesor sobre cama de ripio de 7 cm, previa base de 0.20 m, estabilizada compactada y con
mortero de pega en proporción 1:4 (325 kg/cem/m3).
B) Si se consulta radier de hormigón este deberá terminarse con palmetas vinílico de 1.6 mm,
mínimo.
C) En segundo piso se podrá usar entablado cepillado machihembrado de piso, de espesor no
inferior a 20 mm y ancho no superior a 100 mm o cubrepiso sobre terciado contrachapado de 16
mm mínimo.
D) En zonas húmedas definidas como el baño (en caso que su ubicación sea en segundo
piso), se colocara pavimento vinílico sobre plancha lisa de fibro cemento (prensado), tipo Super

Página 182
Board, sin asbesto de densidad 1.35 gr/cm3 y fieltro N°10, todo ello sobre entablado de madera
roja nativa u otra madera impregnada al vacio y presión.

La fijación de la plancha de fibro cemento a la madera deberá ser mediante tornillo de cabeza
plana en perforaciones avellanadas.

 Paramentos y sus revestimientos.

En caso de usarse albañilería de ladrillo o bloques en medianero o perimetrales,


deberán estucarse y afinarse obligatoriamente con mortero hidrófugo incorporado, los
recintos de baño y cocina. En zona seca se aceptara sin estucos, pero perfectamente
emboquillado.
En la zona de contacto de muros perimetrales o medianeros de albañilería, con los
tabiques de madera perpendiculares a estos, considerar una franja vertical estucada, de un
ancho tal que permita un adecuado remate con el revestimiento y molduras que correspondan.
Los muros y tabiques de albañilería deberán consultar morteros de pega en proporción
1:4 (325 kg/cem/m3).
No se aceptará continuidad de ningún elemento combustible en medianeros, debiendo
cumplirse lo dispuesto en el titulo 4 capitulo 3, de la Ordenanza General de Urbanismo y
Construcciones respecto a las condiciones de seguridad contra incendios.
Lo que significa que costaneras, envigados de segundo nivel y soleras en tabique
medianero, deben quedar totalmente interrumpidas, ante el revestimiento retardador.
Para muros exteriores de albañilería, de ladrillo hecho a mano o bloques, deberá
considerarse mortero de pega con hidrófugo incorporado en las 4 primeras hiladas y una
protección efectiva contra la humedad por la cara exterior de la albañilería, en toda su altura,
consiste en zinc alum (o similar) en V pre-pintado en fabrica, para albañilería de ladrillo
prensado hecho a máquina, deberá considerarse estuco hidrófugo, en toda su altura.
Las soluciones en paneles de cualquier naturaleza, garantizan la perfecta unión de los
elementos componentes del parámetro exterior, de modo de evitar la capilaridad, y paso de
humedad a través de ellos.
En revestimientos exteriores e interiores, cuando se consulte planchas que no
consideran algún sistema de unión o terminación entre sí, deberá consultarse obligatoriamente
cubrejuntas y las planchas deberán adosarse en toda la longitud de la unión, a pie derecho u
otro elemento (suple).

Página 183
Se podrá dejar cantería a la vista (en interiores) siempre que se consulte un fondo de
huincha de fieltro o chapa, excepto baño y cocina, donde obligatoriamente debe llevar sello y
cubrejunta de un ancho no superior a 25 mm.
Aquellas superficies donde es posible colocar entera la plancha de revestimiento u
obligatoriamente solo parte de ella, por ningún motivo se aceptará que se conformen por la
unión de varios retazos. En todo caso, cualquier tipo de plancha (en especial las de madera
aglomerada) deberán instalarse en estricto cumplimiento a instrucciones del fabricante.

En zonas húmedas:
Se tomarán las precauciones necesarias que aseguren la durabilidad de los materiales
usados y se colocaran sellos que impidan el paso de agua en uniones de piso y muros (panel
piso, panel – panel y en uniones del revestimiento), especialmente en receptáculo de ducha.
Se considera como zona húmeda todo el interior del baño y la cocina (muros, cielo y
piso) y la estructura de estos tabiques.
En caso de estar integrado al recinto concina el estar comedor, deberá considerarse a
lo menos como zona húmeda toda la zona del recinto cocina, recinto que debe definirse
claramente en la planta de arquitectura.
En revestimientos exteriores, aquellas planchas que no permitan su traslapo u otro
sistema de unión que asegure una buena estanqueidad y sello al paso del agua, deberá
consultarse cubrejuntas en todas las uniones de planchas, previo sello con silicona o similar.
La estructura para la correcta colocación de los diferentes tipos de revestimientos,
deberá ser ejecutado de acuerdo a las normas de los fabricantes.
Todas las maderas a la vista deberán ser cepilladas, debiendo respetar las escuadrías
mínimas exigidas.
Se aceptaran revestimientos interiores en zonas húmedas en planchas de fibrocemento,
tipo Super Board, sin asbesto (3.5 mm) de densidad mínima 1.20 gr/cm3, o placas de yeso
cartón RH (10 mm) previa colocación fieltro N°10.
Se aceptaran revestimientos exteriores metálicos pre-pintados en fabrica (0.35 mm
mínimo) tipo dura-plancha, según normas del fabricante, previa colocación de fieltro N°10.
Se exigirán los frontones en traslapos de madera nativa roja u otra madera impregnada
al vacio o presión.
Se aceptara el uso de siding en revestimientos exteriores, incluso en antepechos y
frontones, colocado de acuerdo a instrucciones del fabricante.
En todo caso los elementos soportantes verticales deberán cumplir con la condición de
un F15 (resistencia al fuego requerida).

Página 184
Se exigirá la presentación de toda la certificación necesaria que permita garantizar la
calidad de los distintos lotes de planchas llegadas a la obra.
En revestimiento interior con planchas de yeso cartón prensado, se exigirá todas las
uniones horizontales con junta invisible (pasta base y huincha). Las uniones verticales
biseladas podrán quedar a la vista.

 Cubierta.

Las pendientes, traslapos y colocación de planchas de cubierta, deberán cumplir con


las normas e instrucciones de los fabricantes respectivos.
En todo caso, deberá cumplirse con las siguientes especificaciones mínimas.

a) Zinc alum
• Traslapo de planchas : 20 cm, mínimo (ídem caballetes)
• Pendiente : 30% mínimo.
• Espesor : 0.30 mm, mínimo.
• Instalación : Fieltro N°10, bajo caballete y cubierta,
fijada con alambre negro N°18, tensado con hiladas distanciadas 0.40 m, mínimo. En
ningún caso se utilizaran en fijaciones elementos que contengan Pb o Cu.
• No se aceptaran cubiertas a dos aguas en zinc alum o similar con planchas
dobladas como cumbrera; solo es aceptable con caballete de este mismo material de
50 cm, de desarrollo mínimo.

b) Fibrocemento
Tipo clase A, de alta resistencia, carga mínima de ruptura de 400 kg/m2.
• Traslapo de planchas : 20 cm, mínimo (ídem caballetes).
• Pendiente : 50% mínimo.
• Espesor : 3.8 mm, mínimo.
• Instalación : Obligatorio colocar el fibrocemento sobre
costaneras distanciadas no más de 0.50 m, a eje con fieltro 10 lbs bajo la cubierta y
caballete.

c) Tejuela asfáltica
• Pendiente : 33% mínimo.
• Instalación : Sobre tableros OSB de 12 mm, de espesor
mínimo ( o contrachapado de 10 mm, de espesor) y fieltro N°10.

Página 185
En ambos casos anteriores entre caballetes y cubierta deberá ser ejecutado tomando todas
las precauciones para evitar el paso del agua.

 Hojalatería.

La hojalatería debe ser metálica, se aceptara zinc alum de 0.35 mm, o fierro galvánico de
0.40 mm, de espesor.
Se deberá considerar caballete, forro terminal cubierta-tapacan, forros esquineros,
cortagoteras de puertas, ventanas y perimetral a nivel de entrepiso (solo si se consulta cambio de
material entre ambos niveles), canales (desarrollo mínimo 33 cm y con apoyo cada 1 m) y
bajadas (se aceptaran en P.V.C. de 75 mm), lo que deberá venir con todos los detalles del
proyecto.
El forro terminal cubierta-tapacan podrá ser reemplazado por el doblez de la plancha
metálica de cubierta, con un mínimo de 10 cm, ejecutados en taller y no in situ.
Nota: Se deberán consultar pozos de absorción de bajadas de aguas lluvias, de 0.30 x 0.30
x 0.40 m de profundidad, los cuales se llenaran con bolones de tamaño máximo de 70 mm.

 Aleros.

Se deberá considerar alero forrado de saliente no inferior a 0.30 m, en todo el perímetro


de la vivienda, medido en sentido horizontal desde el plano exterior del muro terminado, hasta la
cara exterior del tapacan; se deberá consultar un sistema de ventilación de la techumbre o del
entretecho según corresponda.
Los tapacanes serán en madera roja nativa o madera IPV cepillado de 20 mm, mínimo de
espesor, fijados a canes y canes falsos, de tal modo que el distanciamiento de apoyo no exceda
los 60 cm, no se aceptaran tapacanes en otro material.

 Porch de acceso principal.

a) Porch (obligatorio para viviendas de 40, 50, 60 m2)


Se deberá consultar en acceso principal un porch mínimo de 1.20 m x 1.20 m, cubierto
y abierto solo por un costado, el cual quedara orientado hacia el sur, sur oriente o poniente,
incorporado a la volumetría de la vivienda y no se aceptara simplemente adosado.

Página 186
Los lados revestidos del porch consultaran tanto el revestimiento exterior como el
interior (apto para zona húmeda, excepto metálico) y su aislación térmica, y cada uno de ellos
contará con un vidrio fijo de 0.45 m de ancho y una altura similar a la ventana de la fachada,
para visión hacia el exterior.
En general el porch tendrá igual nivel de terminación que el resto de la vivienda.
Como fundación perimetral del porch, se ejecutará una zarpa de 0.20 m x 0.20 m o
poyos si fuera el caso.
La superficie máxima que se computará del porch será de 1.50 m2, a la que se le
aplicara el porcentaje que determina la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción
(50%).

 Puertas y ventanas.

La solución de ventanas deberá garantizar hermeticidad y protección contra aguas lluvias


y permitir el escurrimiento de agua de condensación hacia el exterior.
Los antepechos de ventanas en segundo piso deberán ser opacos y cumplir con una altura
mínima de 0.95 m.
Los marcos de puertas y ventanas se aceptaran conformando el perfil en una pieza. El
espesor mínimo de los marcos de puertas será de 38 mm, y el de las ventanas no podrá ser
inferior a 33 mm elaborados.
El ancho de marcos de puertas exteriores y ventanas podrá ser igual al ancho del tabique
mas el ancho del revestimiento exterior siempre que se consulte por el exterior sello de silicona u
otro y pilastras de terminación por ambos lados del encuentro marco-tabique.
El ancho de los marcos de puertas interiores será igual al ancho del tabique más el ancho
de los revestimientos.
Las hojas y marcos de puertas, deberán consultarse en forma obligatoria en todos los
recintos y en los materiales que se indican:
• Ingreso principal y salida a patio, terciado para exteriores.
• En baño, terciado corriente.
• En dormitorios, terciado corriente o madera aglomerada o prensada, con
certificado de calidad del fabricante.
• Ancho mínimo de hojas de puertas (excluido los marcos).
a) Acceso 0.80 m
b) Cocina y dormitorios 0.70 m
c) Baño 0.60 m

Página 187
Para las viviendas de 25 m2, será obligatoria solo una puerta al exterior, aparte de todas
las interiores.
Las hojas de puertas tendrán un espesor mínimo de 45 mm y bastidor completo en madera
roja nativa u otra impregnada al vacio y presión, debiendo ser su procedencia de fábrica
establecida.
Las ventanas serán de aluminio tipo Alucasa, Luminate o similar.
El aluminio deberá tener un espesor mínimo de 1 mm, y deberán garantizar hermeticidad
y sello contra viento y agua, debiendo permitir el escurrimiento del agua de condensación hacia el
exterior. Se requiere solo ventanas de corredera y no de abatir, excepto en el caso de baño y
cocina. Para las ventanas de correderas, debe cuidarse que al traslaparse las hojas, la ubicada al
exterior respecto del plomo del muro, cubra al a otra respecto de los vientos predominantes con
clima lluvioso.
Las puertas y ventanas deberán garantizar su indeformabilidad y hermeticidad.
No se aceptará el uso de pino, álamo, tepa, coigüe o manió en marcos exteriores y
bastidores de hojas de puertas al exterior.
Deberán consultarse topes de goma, fibra o plástico en todas las puertas.

 Cielos.

Todas las viviendas tanto tipo A como B, deberán contar con cielos en todos sus recintos.
Se deberá dar cumplimiento a las exigencias de acondicionamiento térmico que deben
cumplir las techumbres de las viviendas.
Todas las viviendas deberán consultar una gatera de 60 cm x 60 cm, mínimo, la cual debe
quedar indicada en el plano de planta de arquitectura, salvo aquellas en que la solución de
techumbre no permita el acceso al entretecho.

 Quincallería.

- Manilla o perillón (que no sea de madera) en hojas de puertas exteriores.


- Picaporte simple en hojas de ventanas.
- Deberán consultarse los siguientes tipos de chapas:
- Puerta acceso principal tipo POLI 1974
- Puerta cocina tipo POLI 1977
- Puertas dormitorios tipo POLI 1915
- Puerta baño tipo POLI 1916

Página 188
Nota: Podrán colocarse chapas con tres bisagras de 7.5 cm x 7.5 cm y las hojas de
ventanas con bisagras de 6.25 cm x 6.25 cm como mínimo (a lo menos bronceada).
Los tornillos que lleven las bisagras deberán penetrar mínimo en la madera 2.5 cm.
Obligatoriamente en cada hoja de ventana abatible, además de picaporte deberá consultar
cáncamo de sujeción de 5 cm, o sistema que permita abertura controlada.

 Vidrios.

Los vidrios deberán ser de primera calidad y el espesor según normas de superficie. En
recinto baño deberá consultarse vidrio catedral y se fijarán de acuerdo a recomendaciones del
fabricante.

 Molduras de terminación.

Se deberán consultar todas las molduras de terminación en madera nativa roja y/o
cualquier madera impregnada para los recintos húmedos y madera sin impregnar para recintos
secos (guardapolvos, cornisas, junquillos, pilastras, etc.).

 Pinturas y aceites.

Las pinturas se aplicaran según instrucciones de los fabricantes con las manos necesarias
para obtener una buena terminación, según lo siguiente:
• Elementos metálicos (excepto ductos): dos manos de pintura antióxido de distinto color.
La primera se podrá dar en fábrica y la segunda después del montaje; se consulta en consolas
metálicas, canales, bajadas, cortagoteras.
• Cubierta metálica: no consulta pintura.
• Revestimientos exteriores metálicos solo pre-pintados en fábrica.
• Puertas y ventanas: mínimo dos manos de óleo (incluye marcos e hojas por las dos caras y
cantos).
• Todos los revestimientos exteriores de madera (incluso aleros, tapacanes, antepechos y
frontones, etc.), a lo menos dos manos de pintura al óleo.
• Revestimientos exteriores de fibrocemento: látex, previo quemado o pinturas especiales
para este tipo de revestimiento.

Página 189
• Revestimientos interiores baño y cocina: dos manos de oleo brillante como mínimo, o
pinturas especiales para fibrocemento.
• Revestimientos interiores zonas secas: dos manos de látex mínimo, solo en cielos ya sean
estos horizontales y/o inclinados.

Página 190