Está en la página 1de 6

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA ESTE

Sétimo Juzgado de Familia Permanente-Subespecialidad en Violencia contra las Mujeres


e Integrantes del Grupo Familiar
Modulo Judicial Integrado en Violencia contra las Mujeres. - Av. Prolongación Javier
Prado, cuadra 90, Mz B , Lote 34 – Ate.

7° JUZGADO DE FAMILIA SUB ESP VIOL CONTRA MUJER E INTGR GF


EXPEDIENTE : 07645-2019-0-3202-JR-FT-07
MATERIA : VIOLENCIA FAMILIAR
JUEZ : CASTILLO REGALADO LILIANA BERTHA
ESPECIALISTA : CHUQUIYAURI CHAVEZ YANET CARINA
DEMANDADO : YASHILA MARTINEZ, JESUS ANTERO
DEMANDANTE : CANALES PEREZ, GERALDINE NORMA

AUTO FINAL

RESOLUCION NUMERO UNO


Ate, trece de marzo
Del dos mil diecinueve. -

AUTOS Y VISTOS: Resulta de autos de la denuncia remitida por la Comisaria DE SANTOYO,


interpuesta sobre hechos de Violencia contra la Mujer y/o los integrantes del grupo familiar y
CONSIDERANDO:

1. Análisis normativo de la controversia:

1. La Convención Interamericana para prevenir , sancionar y erradicar la violencia contra la


mujer “Convención De Belén Do Para” aprobada por Resolución Legislativa número
26583 , establece: “ Los Estados partes condenan todas las formas de violencia contra la
mujer y convienen en adoptar, por todos los medios erradicar y sin dilaciones políticas
orientadas a prevenir, sancionar y erradicar dicha violencia y en llevar a cabo lo siguiente:
a) Abstenerse de cualquier acción o practica de violencia contra la mujer y velar porque las
autoridades, sus funcionarios, personal y agentes e instituciones se comporten de
conformidad con esta obligación; b) Actuar con la debida diligencia para prevenir,
investigar y sancionar la violencia contra la mujer; c) Incluir en su legislación interna
normas penales, civiles y administrativas, así como la de otra naturaleza que sean
necesarias para prevenir, investigar, erradicar y sancionar la violencia contra la mujer y
adoptar las medidas administrativas apropiadas que sean del caso; (….) f) Establecer
procedimientos legales, justos y eficaces para la mujer que haya sido sometida a
violencia que incluye entre otras medidas de protección, un juicio oportuno y el acceso
efectivo a tales procedimientos ; g) Establecer los mecanismos judiciales y administrativos
necesarios para asegurar que la mujer objeto de violencia tenga acceso efectivo a
resarcimiento , reparación del daño y otros medios de compensación justos y eficaces….
(…)

2. Que, la Constitución Política del Perú de 1993, en su artículo 2º, inc. 24, literal h, señala
que: “nadie debe ser víctima de violencia moral, psíquica o física ni sometido a tortura o
a tratos inhumanos o humillantes. (…)”. Bajo la protección constitucional, la actual Ley N°
30364 “Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres y los
integrantes del grupo familiar”, establece la política del Estado y de la sociedad frente a la
violencia contra la mujer, así como las medidas de protección que correspondan.

3. En observancia de la Ley número 30364, corresponde a los Juzgados de Familia ordenar


las medidas de protección y medidas cautelares que resulten pertinentes al caso
concreto; debiendo tenerse presente que a diferencia de una medida cautelar
propiamente dicha, cuya finalidad es asegurar el cumplimiento efectivo del fallo definitivo;
las medidas de protección inmediatas no se dictan con esa única preocupación, sino ,

1
primordialmente con el propósito de garantizar la integridad física, moral, y sexual de la
víctima.

4. Para el caso que nos ocupa resulta relevante tomar en cuenta que las pretensiones sobre
violencia contra las mujeres o contra los integrantes del grupo familiar se espere una
respuesta rápida y eficaz de la administración de Justicia, en que su procedimiento no
tiene por finalidad pese el cumplimiento de formalidades sino que estos garanticen los
derechos de las partes; y que la Ley número 30364 , establece en el artículo 2 numerales
3, 4, 5 y 6 sobre los principios de la debida diligencia, principios de intervención inmediata
y oportuna, principio de sencillez y oralidad, así como el principio de razonabilidad y
proporcionalidad respectivamente; de los cuales se desprende la vigencia del principio
del mínimo formalismo a fin de lograr la protección inmediata y adecuada al caso
concreto; siendo menester que la Judicatura ordene las medidas para la prevención y
erradicación de la Violencia contra la mujer y los integrantes del grupo familiar.

5. El autor Arturo Manrique Guzmán, señala que por Violencia Familiar se entiende a
cualquier forma de abuso que tiene lugar en el marco de las relaciones intrafamiliares.
Existiendo una relación de abuso cuando la interacción entre los miembros del grupo
familiar se enmarca en un contexto de desequilibrio de poder, asumiéndose
comportamientos de una de las partes que, por acción u omisión, produce daño físico y/o
psicológico en la otra1. Por eso se dice que la violencia familiar está constituida por una
serie de manifestaciones que tienen en común generar daño, vulnerar, lesionar o
simplemente amenazar la integridad física o psicológica. En el mismo sentido nuestra
legislación sobre el particular, el artículo 6 de la Ley 30364 define la violencia contra los
integrantes del grupo familiar señalando que “La violencia contra cualquier integrante del
grupo familiar es cualquier acción o conducta que le cause muerte, daño, o sufrimiento
físico, sexual o psicológico y que se produce en el contexto de una relación de
responsabilidad, confianza o poder, de parte de un integrante a otro del grupo familiar. Se
tiene especial consideración con las niñas, niños, adolescentes, adultos mayores y
personas con discapacidad”.

6. El artículo 8 de la Ley 30364 establece los tipos de violencia, señalando que los tipos de
violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar son: “a). Violencia física.
Es la acción o conducta, que causa daño a la integridad corporal o a la salud. Se incluye
el maltrato por negligencia, descuido o por privación de las necesidades básicas, que
hayan ocasionado daño físico o que puedan llegar a ocasionarlo, sin importar el tiempo
que se requiera para su recuperación, b). Violencia psicológica. Es la acción o
conducta, tendiente a controlar o aislar a la persona contra su voluntad, a humillarla o
avergonzarla y que puede ocasionar daños psíquicos. Daño psíquico es la afectación o
alteración de algunas de las funciones mentales o capacidades de la persona,
producida por un hecho o un conjunto de situaciones de violencia, que determina un
menoscabo temporal o permanente, reversible o irreversible del funcionamiento integral
previo; c). Violencia sexual. Son acciones de naturaleza sexual que se cometen contra
una persona sin su consentimiento o bajo coacción. Incluyen actos que no involucran
penetración o contacto físico alguno. Asimismo, se consideran tales la exposición a
material pornográfico y que vulneran el derecho de las personas a decidir voluntariamente
acerca de su vida sexual o reproductiva, a través de amenazas, coerción, uso de la
fuerza o intimidación; d) Violencia económica o patrimonial. Es la acción u omisión que
se dirige a ocasionar un menoscabo en los recursos económicos o patrimoniales de
cualquier persona…”.

7. El artículo 22° de la Ley N° 30364 establece que “Entre las medidas de protección que
pueden dictarse en los procesos por actos de violencia contra las mujeres y los
integrantes del grupo familiar se encuentran, entre otras, las siguientes: 1. Retiro del
agresor del domicilio en el que se encuentra la víctima, así como la prohibición de
regresar al mismo. La Policía Nacional del Perú puede ingresar a dicho domicilio para su
ejecución; 2. Impedimento de acercamiento o proximidad a la víctima en cualquier

1
MANRIQUE GUZMAN, Arturo. Concepto de violencia familiar; materiales de trabajo: fenomenología de la violencia familiar, noviembre de 1998. En Violencia
Intrafamiliar. Editado por Unidad de Coordinación de proyecto de Mejoramiento de los servicios de Justicia. Año 2007.

2
forma, a su domicilio, centro de trabajo, centro de estudios, u otros donde realice sus
actividades cotidianas a una distancia idónea para garantizar su seguridad e integridad; 3.
Prohibición de comunicación con la víctima vía epistolar, telefónica, electrónica; asimismo,
vía chat, redes sociales, red institucional, intranet u otras redes o formas de
comunicación; 4. Prohibición del derecho de tenencia y porte de armas para el agresor,
debiéndose notificar a la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de
Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil para que proceda a dejar sin
efecto la licencia de posesión y uso, y para que se incauten las armas que están en
posesión de personas respecto de las cuales se haya dictado la medida de protección
(..); 5. Inventario de bienes (…)”.

8. Que, es importante señalar el art. II del Título Preliminar del Código de los Niños y
Adolescentes que establece: El niño y el adolescente son sujetos de derechos, libertades
y de protección específica, así como el art. IX del Título Preliminar del Código de los Niños
y Adolescentes que establece: En toda medida concerniente al niño y al adolescente que
adopte el Estado a través de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, del Ministerio
Público, los Gobiernos Regionales, Gobiernos Locales y sus demás instituciones así como
en la acción de la sociedad, se considerará el Principio del Interés Superior del Niño y
del Adolescente y el respeto a sus derechos.

9. Respecto a las medidas de protección: “El Juzgado de familia, dicta las medidas de
protección más idóneas para el bienestar y seguridad de la víctima, atendiendo a las
circunstancias particulares del caso, los resultados de la ficha de valoración de riesgo, la
pre existencia de denuncias por hechos similares, la relación de la víctima con la persona
denunciada, la diferencia de edades o relación de dependencia entre la víctima y la
persona denunciada y la situación económica y social de la víctima, entre otros aspectos
que revelen vulnerabilidad. Cabe recalcar que las medidas de protección que se pueden
dictar, son abiertas, es decir, que no solo se limitan a las expuestas en la ley, si no
aquellos que la Juez considere necesarias, según sea el caso, empero las medidas de
protección no son las únicas que se pueden dictar en los casos de violencia familiar, sino
también las medidas cautelares, las mismas que se desarrollan sobre el principio de
temporalidad, en razón de que (…) toda medida de protección debe ser delimitada en el
tiempo, su vigencia no puede quedar indefinida, su efectividad debe ser expresamente
restringida. Esta temporalidad de la que gozan las medidas de protección y las medidas
cautelares radica en un plano de poder garantizarle a la víctima un pleno ejercicio y
respeto a sus derechos fundamentales, surgiendo sobre la base de un contenido de
prevención, a fin de que no se repitan los actos de violencia, es así que dichas medidas
solo tendrán vigencia hasta el fin de la etapa de sanción, destacando de esta manera la
naturaleza temporal. Entonces podemos deducir que las medidas de protección dictadas
por el Juez de primera instancia, cumple una función tuitiva y coercitiva, pues, están
destinadas para proteger a las víctimas del presunto delito de violencia familiar, por medio
de ciertas limitaciones formuladas al supuesto agresor, también cabe precisar que, al
dictar dichas medidas de protección, no se asevera la culpabilidad del demandado, puesto
que esto será dictaminado mediante una sentencia en primera instancia.

10. Es menester indicar que estamos ante un proceso de tutela urgente que busca interrumpir
el ciclo de violencia con la finalidad de proteger tanto a la víctima como su entorno familiar,
incluyendo a quien se denuncia, con la finalidad de evitar nuevos hechos de violencia y
delitos mayores. Esta intervención de prevención no implica una actividad sancionadora,
sino de protección provisional oportuna y eficaz; toda vez, que será el Ministerio Público
quien realice la etapa de investigación penal y de ser el caso solicitará la promoción de la
acción penal, debiendo en su oportunidad el Juez Penal emitir la sentencia
correspondiente.

2. Análisis fáctico de la controversia:

1. Del análisis de los medios probatorios pre judiciales, se desprende de la denuncia remitida
por la Comisaria DE SANTOYO, donde la denunciante GERALDINE NORMA CANALES
PEREZ, señala que está siendo víctima de violencia por parte de JESUS ANTERO

3
YASHILA MARTINEZ, quien según se desprende de su manifestación que obra de folios
04/05 señala que el día 17 de febrero del 2019, se encontraba en su casa, donde escucho
que tocaron a la puerta, por lo que salió y se puso a dialogar con su ex conviviente vio
que la bebe tenía picaduras de zancudo en la frente, comenzó a alterarse diciéndole que
no la sabe cuidar, insultándola con palabras soeces y denigrantes como mujer, intento
llevarse a su hija siguiéndolo varias cuadras, ante tanta insistencia este procedió a
golpearla de puñetes en la cabeza y después de veinte minutos entró con su hija y el
denunciado se fue del lugar, sintiéndose desesperada y angustia, ya que teme que
nuevamente cometa estos hechos en su agravio.

2. Asimismo, obra de folios 06/07, la ficha de valoración de riesgo de la presunta agraviada


siendo este considerado como RIESGO LEVE, quien señaló que el padre de su hija la
agrede mensualmente, recibe lesiones como moretones, rasguños y es celoso,
circunstancias que deben ser merituadas al momento d dictar el auto final.

3. Que en autos obra el informe psicológico N° 237-2019/MIMP-PNCVFS-CEM-CEA/PSIC-


RLT, efectuado a la agraviada por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, con
fecha 27 de Febrero del 2019, cuyas conclusiones son que Geraldine Norma Canales
Pérez, no evidencia afectación cognitiva ni emocional, asociado a los hechos de violencia
denunciados, según los resultados ello se debería al proceso de maduración emocional y
mental, y por la experiencia de ser madre, donde asumió un rol protector por el instinto
materno, recomendando otorgar medidas de protección a efectos de proteger su
integridad física y psicológica.

4. Asimismo, corre el informe social N° 0150-2019-MIMP-PNCVFS-CEM-COMISARIA EL


AGUSTINO/T.S-LYEC, realizado en el domicilio de la denunciante, cuyas conclusiones
señalan que se considera el caso como Riesgo Moderado, existiendo factores de riesgo,
como el hecho que el denunciado le quite a Geraldine Norma Canales Pérez a su menor
hija.

5. En mérito a lo expuesto por la agraviada, al informe policial, la ficha de valoración de


riesgo y los informes social y psicológico, es de advertir que la denunciante, estaría siendo
víctima de violencia psicológica. Por lo que, en consideración a los fines y naturaleza de la
Ley N° 30364 - “Ley para prevenir, sancionar, erradicar la violencia contra las mujeres y los
integrantes del grupo familiar”, es atender de forma inmediata y urgente los actos de
violencia de los que presuntamente son víctimas las mujeres y los integrantes del grupo
familiar, incluso previniendo estos, limitándose a ello la intervención del Juez de Familia,
resulta urgente y de obligatorio cumplimiento disponer las medidas inmediatas de
protección a favor de la agraviada, a fin de salvaguardar su integridad física y emocional.

6. Teniéndose en cuenta los Principios rectores que prevé la Ley N° 30364, previstos en el
artículo 2° incisos: 3) El Principio de la Debida Diligencia, cuyo fin es adoptar sin
dilaciones, políticas orientadas a prevenir, sancionar y erradicar toda forma de violencia. 4)
El Principio de Intervención Inmediata y Oportuna, el que propende que ante un hecho o
amenaza de violencia, se actúe en forma oportuna, sin dilación por razones
procedimentales, formales o de otra naturaleza, entre otros.

7. Si bien este Despacho hasta la fecha ha venido realizando audiencias convocando incluso
a la parte denunciada a efectos de garantizar su derecho a un debido proceso y su
derecho de defensa y a ser oídos en igualdad de armas; sin embargo, estando a lo
expuesto en la denuncia interpuesta, informe social, psicológico y a la ficha de riesgo
practicada, resulta inoficioso convocar a las partes para una audiencia, más aún dada la
urgente necesidad en la atención de los presentes procesos, que no deben dilatarse
innecesariamente, más aun si se encuentra involucrada una menor de edad. Siendo
obligación del Juez de Familia atenderlos en tiempo oportuno dada su naturaleza
apremiante y tuitiva, cuya intervención no implica una actividad sancionadora, sino
la protección de las presuntas víctimas, a efectos de garantizar la adopción de
medidas de protección oportunas y eficaces que las protejan de la violencia, cuyos
presuntos victimarios tendrán la oportunidad de defenderse ante la instancia penal
correspondiente de ser el caso, por lo que corresponde prescindir de la audiencia oral y

4
dictar el Auto Final de Medidas de Protección Inmediatas a efectos de garantizar la
atención de justicia de las potenciales víctimas de violencia.

8. Además, siendo que, en el caso de autos, se viene imputando un hecho ilícito, por lo que,
se remitirá todo lo actuado a la Fiscalía Penal, ello en atención a lo establecido en el
artículo 16°-B, del Decreto Legislativo N° 1386, que modifica la Ley N° 30364, artículo 48.1
del Reglamento de la Ley contenido en el Decreto Supremo 009-2016-MIMP. Finalmente,
las Fiscalías deberán comunicar a este Juzgado oportunamente el archivo del proceso o el
destino que se le dé al presente, todo ello bajo responsabilidad funcional; en tal virtud,
estando a los fundamentos expuestos, SE RESUELVE:

1) ABRIR PROCESO ESPECIAL a favor de la presunta agraviada GERALDINE NORMA


CANALES PEREZ, contra JESUS ANTERO YASHILA MARTINEZ, por VIOLENCIA
PSICOLÓGICA.

2) PRESCINDIR DE LA AUDIENCIA ORAL y resuélvase en el día. -

3) OTORGAR MEDIDAS DE PROTECCIÓN a favor de la agraviada GERALDINE


NORMA CANALES PEREZ

UNO: DICTANDO COMO MEDIDA DE PROTECCIÓN PROVISIONAL:

1) EL CESE INMEDIATO de todo tipo de violencia familiar por parte de JESUS ANTERO
YASHILA MARTINEZ, que implique MALTRATO FISICO, en agravio de GERALDINE
NORMA CANALES PEREZ, debiendo respetar la integridad física y emocional de la
agraviada; asimismo, se le ORDENA al denunciado a no iniciar ni propiciar algún
enfrentamiento con la agraviada, debiendo respetarla en su condición de mujer y madre
de su menor hija; bajo apercibimiento de que en caso de incumplimiento
comprobado, se procederá a remitir las copias certificadas pertinentes al Ministerio
Público por el delito de Desobediencia y Resistencia a la Autoridad, estipulado en el
Código Penal Art. 368.- Resistencia o desobediencia a la autoridad. El que
desobedece o resiste la orden legalmente impartida por un funcionario público en el
ejercicio de sus atribuciones, salvo que se trate de la propia detención, será reprimido con
pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años… Cuando se
desobedece o resiste una medida de protección dictada en un proceso originado por
hechos que configuran violencia contra las mujeres o contra integrantes del grupo familiar
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de ocho años”.
(…)2, asimismo de ordenarse detención por 24 horas.

2) La intervención inmediata de la fuerza pública (Comisaría del sector) para evitar, impedir o
cesar nuevos actos de violencia en caso de peligro o riesgo en agravio de GERALDINE
NORMA CANALES PEREZ, a solicitud de la parte agraviada o en el caso de su
representante. Oficiándose.

DOS: OFICIAR a la Comisaria DE SANTOYO Y CAJA DE AGUA, a fin de que cumplan con
realizar la ejecución de las medidas de protección dictadas, de conformidad con el
artículo 23-A del Decreto Legislativo número 1386.

TRES: EXHORTAR a la Comisaria DE SANTOYO Y CAJA DE AGUA, a que cumpla con


anotar en su Registro de Víctimas con medidas de protección la presente acta, en
cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 46 3 del Reglamento de la Ley 30364; así como
deberá considerar que, al conocer la medida de protección, aplicará el procedimiento dispuesto
en el artículo 47° del mencionado reglamento.

2
El artículo 24° de la Ley 30364 dispone: “El que desobedece, incumple o resiste una medida de
protección dictada en un proceso originado por hechos que configuran actos de violencia contra las
mujeres o contra integrantes del grupo familiar, comete delito de resistencia o desobediencia a la
autoridad previsto en el Código Penal.
3
Artículo 46 del Reglamento de la Ley 30364: “… 46.2 La Policía Nacional, a través de sus sistema informático registra a nivel
nacional las medidas de protección cuyo cumplimiento esté a su cargo. 46.3: Ambas instituciones brindan información al
Observatorio Nacional de Violencia contra las Mujeres e Integrantes del Grupo Familiar a cargo del MIMP”

5
CUATRO: REMISIÓN DE LOS ACTUADOS a la Fiscalía Penal correspondiente, a fin de que
dicho órgano actúe conforme a sus atribuciones, de conformidad con lo dispuesto en el artículo
484 del Reglamento de la Ley 30364.

CINCO: EN CASO DE INCUMPLIMIENTO DE LA PARTE DENUNCIADA DE LAS


PRESENTES MEDIDAS DE PROTECCION: Conforme a lo dispuesto en el numeral 4° del
artículo 56° del Reglamento de la Ley 30364 pondrá en conocimiento de la Fiscalía Penal de
turno, el incumplimiento por parte de las personas denunciadas de las medidas de protección
conforme al artículo 24 de la Ley 30364.

SEIS: De conformidad con lo dispuesto en el Artículo 39 del Reglamento de la Ley de


Protección Contra la Violencia Familiar 30364 y en atención al interés superior del niño y del
adolescente regulado en el Artículo IX del Título Preliminar del Código de los Niños y
Adolescentes y Artículo 3 de la Convención sobre los Derechos del Niño, de oficio, SE
RESUELVE: Primero: OTORGAR LA TENENCIA PROVISIONAL de la menor DRIANTSA
DUHANNET YASHILA CANALES, de un año de edad, a su progenitora GERALDINE NORMA
CANALES PÉREZ, quien deberá protegerla, prodigarle el cariño y atención necesaria, propia
de su edad, atendiendo sus necesidades básicas; Segundo: FIJESE PROVISIONALMENTE, la
Asignación Anticipada de Alimentos, a favor de la citada menor, en la suma de trescientos
cincuenta soles mensuales que deberá pagar mensualmente el denunciado JESUS
ANTERO YASHILA MARTINEZ, en forma mensual y adelantada, suma que deberá pagar en el
Banco de la Nación, a través de depósito judicial en el Banco de la Nación; Tercero: Se deja
constancia que las medidas cautelares dictadas en la presente resolución, serán cumplidas por
el denunciado, siempre y cuando no exista pronunciamiento judicial o acuerdo extrajudicial
dictado que diga lo contrario con fecha anterior a la presente; Cuarto: Sin perjuicio de lo
dispuesto en la fecha, se exhorta a la denunciante Geraldine Norma Canales Pérez, demande
dichas pretensiones como principales en la vía judicial correspondiente, contando para ello con
abogados de oficio del Ministerio de Justicia, debiendo considerar que las medidas dictadas
son provisionales.-

SIETE: INFÓRMESE a las partes involucradas que las medidas de protección y cautelares son
provisionales y estarán vigentes en tanto persistan las condiciones de riesgo de la víctima, con
prescindencia de la resolución que pone fin a la investigación, o al proceso penal o de faltas.
Asimismo, se hace presente que las medidas de protección dictadas tienen validez a nivel
nacional y se puede solicitar su cumplimiento ante cualquier dependencia policial.

OCHO: SE DEJA CONSTANCIA QUE LA PRESENTE RESOLUCION SE LE NOTIFICARA A


LAS PARTES INTERVINIENTES EN SUS DOMICILIOS REALES CONSIGNADO EN AUTOS;
NOTIFICANDOSE.

4
Artículo 48 del Reglamento de la Ley 30364: 48.1 Emitida la resolución que se pronuncia sobre las medidas de protección o
cautelares, el Juzgado de Familia remite el expediente, según corresponda, a la Fiscalía Penal o Juzgado de Paz Letrado para que
procedan conforme a sus atribuciones. En caso de duda sobre la configuración si es delito o falta, remite lo actuado a la Fiscalía
Penal.