Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD NACIONAL

FACULTAD DE INGENIERÍA INDUSTRIAL Y SISTEMAS

“ FABRICACION DE CIGUEÑALES”

Integrantes:

Curso:
- PROCESOS INDUSTRIALES II

Profesor:

- ING. CRUZ FIGUEROA , GUILLERMO ROLDAN

Fecha:
- 12 de SEPTIEMBRE del 2018
FABRICACION DE CIGUEÑALES
Un cigüeñal contiene dos o más diarios cilíndricos coaxiales ("principales") localizados centralmente y uno
o más diarios cilíndricos desplazados ("varillas"). El cigüeñal V8 de dos planos ilustrado en la Figura
1 tiene cinco diarios principales y cuatro diarios de barras, cada uno espaciado a 90 ° de sus puertos.

Los muñones principales del cigüeñal giran en un conjunto de cojinetes de soporte ("cojinetes
principales"), haciendo que los muñones de las barras de desplazamiento giren en una trayectoria circular
alrededor de los centros de los diarios principales, cuyo diámetro es el doble del desplazamiento de los
muñones de las barras. El diámetro de ese camino es el "trazo" del motor: la distancia que el pistón sube
y baja en su cilindro. Los extremos grandes de las bielas ("bielas") contienen cojinetes ("cojinetes de
biela") que se desplazan sobre los muñones de barras (desplazados)

PROCESO DE FABRICACION
Muchos cigüeñales de alto rendimiento se forman mediante el proceso de forjado, en el que un lingote de
tamaño adecuado se calienta a la temperatura de forjado apropiada, típicamente en el rango de 1950-250
° F, y luego se golpea o aprieta sucesivamente en la forma deseada apretando el palanquilla entre pares
de dados a muy alta presión. Estos juegos de matrices tienen la forma cóncava negativa de la forma
externa deseada. Las formas complejas y / o las deformaciones extremas a menudo requieren más de un
juego de troqueles para lograr la conformación.
Hay principalmente tres procesos que se utilizan para fabricación de cigüeñales
para metales: forjado, fundición y mecanizado La forja no es más que la
conformación del metal mediante deformación plástica . Hay tres etapas típicas
de forja de cigüeñal

En la deformación por forjado se induce en cada etapa para garantizar el flujo de


metal en la cavidad del dado de los troqueles superiores e inferiores. La pieza
de trabajo se mueve en una dirección particular en cada etapa Con una velocidad
específica. El patrón de flujo de metal llena por completo la cavidad, Este proceso
no tiene ningún proceso posterior como mecanizado, así como tratamiento
térmico.

La fundición consiste básicamente en verter el metal fundido para producir el producto


deseado El metal se calienta primero al requerimiento de temperatura y luego se vierte
en el molde. Después el acabado se realiza mediante mecanizado.

Cigüeñales hechos de fundición tiene la fuerza más baja y tiende a ser frágil. Entonces
puede ser fortalecido por algunos tratamientos térmicos posteriores al proceso y
procesos de tratamiento de la superficie.
El mecanizado es un proceso de eliminación de material de un tocho con un diámetro
requerido. Este método proporciona flexibilidad de diseño. El proceso de mecanizado
del tocho hace que sea mucho más fácil localizar los contrapesos y áreas de trabajo
exactamente donde el diseñador quiere que sea. Este proceso requiere herramientas
como Torno, Cuchillas, Taladros de precisión, fresadora.
MATERIALES EMPLEADOS PARA EL CIGÜEÑAL

Las aleaciones de acero usadas típicamente en cigüeñales de alta resistencia se han seleccionado por lo
que cada diseñador percibe como la combinación más conveniente de propiedades. La Figura 6 muestra
las químicas nominales de las aleaciones de cigüeñal discutidas aquí.
Las aleaciones de acero de carbono medio están compuestas predominantemente por elementos de hierro
y contienen un pequeño porcentaje de carbono (0,25% a 0,45%, descrito como "25 a 45 puntos" de
carbono), junto con combinaciones de varios elementos de aleación, la mezcla de que ha sido
cuidadosamente diseñado para producir cualidades específicas en la aleación objetivo, incluyendo
templabilidad, nitridabilidad, dureza superficial y del núcleo, resistencia máxima a la tracción, límite elástico
(resistencia a la fatiga), ductilidad, resistencia al impacto, resistencia a la corrosión y temperamento -
resistencia de fragilidad. Los elementos de aleación utilizados típicamente en estos aceros al carbono son
manganeso, cromo, molibdeno, níquel, silicio, cobalto, vanadio y, a veces, aluminio y titanio. Cada uno de
esos elementos agrega propiedades específicas en un material dado

Además de los elementos de aleación, los aceros de alta resistencia se refinan cuidadosamente para
eliminar la mayor cantidad posible de impurezas indeseables (azufre, fósforo, calcio, etc.) y restringir más
estrictamente las tolerancias, que definen las variaciones permisibles en el porcentaje de elementos de
aleación. Los aceros de la más alta calidad generalmente se especifican y ordenan por referencia a su
número de AMS (Especificación de material aeroespacial). Estas especificaciones restringen rigurosamente
la química, y la pureza requerida a menudo solo puede lograrse fundiéndose en el vacío, luego volviéndola
a fundir al vacío para refinar aún más el metal. Los métodos de procesamiento de vacío típicos son VIM y
VAR.
La fusión por inducción al vacío (VIM) es un proceso para producir aceros de muy alta pureza mediante la
fusión de los materiales mediante calentamiento por inducción dentro de una cámara de alto vacío.
La refundición por arco al vacío (VAR) es un proceso de refinación en el que los aceros se vuelven a fundir
dentro de una cámara de vacío para reducir la cantidad de gases disueltos en el metal. El calentamiento es
por medio de un arco eléctrico entre un electrodo consumible y el lingote.
Hay otros aceros de ultra alta resistencia que no son aceros al carbono. Estos aceros, conocidos como
aceros "maraging", se refinan para eliminar la mayor cantidad de carbono posible y desarrollan sus
propiedades de resistencia y fatiga extremas como un subproducto de las estructuras cristalinas resultantes
de las grandes cantidades de níquel (15). % y más) y cobalto (6% y más) que contienen. Estos aceros
pueden alcanzar niveles extremos de resistencia y mantener excelentes niveles de resistencia al
impacto. Por lo que pude determinar, las aleaciones maraging no se usan actualmente (2008) para carreras
de cigüeñales, pero se han usado en ciertas bielas de aplicaciones extremas.
TRATAMIENTOS PARA CIGÜEÑAL

Con respecto a las aleaciones de acero usadas típicamente en cigüeñales de alta calidad, la resistencia
final deseada (y por lo tanto, el rendimiento y la fatiga) del material se produce mediante una serie de
procesos, conocidos en conjunto como "tratamiento térmico".
El proceso típico de tratamiento térmico para aleaciones de acero al carbono es primero transformar la
estructura de la pieza mecanizada en bruto en la estructura cristalina de austenita cúbica centrada en la
cara ('austenizar') calentando la pieza en un horno hasta que la temperatura en todo el la parte se estabiliza
en el entorno de 1550 ° F a 1650 ° F (dependiendo del material específico). A continuación, la pieza se
retira del horno de calentamiento y se enfría rápidamente (se "apaga") para extraer el calor de la pieza a
una velocidad suficiente para transformar un gran porcentaje de la estructura austenítica en martensita de
grano fino. La estructura cristalina martensítica post-enfriamiento deseada del acero es la forma de alta
resistencia y alta dureza de la solución de hierro-carbono. La velocidad de enfriamiento requerida para
lograr la máxima transformación varía con la templabilidad del material,
La distorsión y el estrés residual inducido son dos de los mayores problemas relacionados con el tratamiento
térmico. Los métodos de apagado menos severos tienden a reducir las tensiones residuales y la
distorsión. Algunas aleaciones (EN-30B y ciertos aceros para herramientas, por ejemplo) pueden alcanzar
la dureza total mediante el enfriamiento en el aire. Otras aleaciones que tienen menos templabilidad se
pueden enfriar en un baño de sal fundida a 400 ° F. Aún otros requieren enfriamiento en un aceite a base
de polímero, y las aleaciones menos endurecibles deben ser enfriadas en agua. El choque de enfriamiento
de agua a menudo es lo suficientemente severo como para romper la pieza o inducir tensiones y
distorsiones residuales severas. A medida que disminuye la templabilidad de un material, la dureza (por lo
tanto, la resistencia) varía más drásticamente desde la superficie hasta el núcleo del material. Los
materiales de alta templabilidad pueden alcanzar una dureza de post-apagado mucho más homogénea.
El tratamiento criogénico, si se usa, sigue directamente al enfriamiento. El conjunto de evidencias empíricas
y basadas en creencias que respaldan a cryo ahora cuenta con el respaldo de datos científicos de un
reciente estudio de la NASA que confirma que un proceso crio bien hecho transforma la mayoría de la
austenita retenida en martensita, relaja las distorsiones cristalinas y produce η útil ( "eta") partículas en los
límites del grano. El material resultante es casi totalmente martensítico, tiene una tensión residual reducida,
una estructura más homogénea y, por lo tanto, una mayor resistencia a la fatiga.
Después del enfriamiento rápido (y cryo si se usa), el material de acero de aleación ha alcanzado una
resistencia y dureza muy altas, pero a ese nivel de dureza, carece de suficiente ductilidad y resistencia al
impacto para la mayoría de las aplicaciones. Para producir la combinación de las propiedades del material
que se consideran adecuadas para una aplicación determinada, la pieza se coloca en un horno de
'templado' y se empapa durante un período de tiempo específico a una temperatura específica (para esa
aleación) con el fin de reducir la dureza a el nivel deseado, por lo tanto, produce la resistencia, ductilidad,
resistencia al impacto y otras propiedades mecánicas deseadas deseadas. En el caso de ciertas aleaciones,
un proceso de doble temple puede mejorar aún más la resistencia a la fatiga y la resistencia a la muesca. La
temperatura y el tiempo de templado deben determinarse cuidadosamente para cada aleación de acero
específica, porque en las bandas de temperatura de rango medio,
Típicamente, la dureza posterior al revenido que da como resultado las mejores propiedades de ductilidad
e impacto no es suficiente para las superficies de desgaste de las muñequillas de cigüeñal. Además, la
resistencia a la fatiga del material a esa dureza es insuficiente para una vida útil adecuada. El proceso
actualmente favorecido que proporciona tanto las superficies duras del muñón como las mejoras dramáticas
en la vida de la fatiga es la nitruración (no la nitración: los nitratos son compuestos de nitrógeno que
contienen oxígeno).
La nitruración es el proceso de difusión de nitrógeno elemental en la superficie de un acero, produciendo
nitruros de hierro (FeNx). El resultado es una carcasa dura de alta resistencia junto con tensiones residuales
de compresión superficial. La pieza obtiene una superficie de dureza elevada y alta resistencia con una alta
resistencia al desgaste y un rendimiento de fatiga muy mejorado debido tanto a la alta resistencia de la
carcasa como a la tensión de compresión residual. Estos efectos ocurren sin la necesidad de apagar desde
la temperatura de nitruración. El grosor de la caja suele ser bastante delgado (0,10 a 0,20 mm), aunque al
menos un fabricante de cigüeñales ha desarrollado una forma de alcanzar un espesor de capa de nitruro
de aproximadamente 1,0 mm.
Existen tres procesos comunes de nitruración: nitruración gaseosa (típicamente amoníaco), nitruración en
baño de sales fundidas (sales de cianuro) y nitruración de iones de plasma más precisa. Los tres ocurren
aproximadamente a las mismas temperaturas (925 - 1050 ° F) que, por supuesto, se convierte en la
temperatura de templado máxima de la pieza. La efectividad de la nitruración varía con la química de la
aleación de acero. Los mejores resultados se producen cuando la aleación contiene uno o más de los
elementos formadores de nitruro, incluidos el cromo, el molibdeno y el vanadio.
La tecnología más antigua de cigüeñal involucró el tratamiento térmico a una mayor dureza del núcleo y el
granallado de los radios del filete para la mejora de la fatiga.

La Figura muestra la resistencia relativa a la fatiga del material 4340 a partir del tratamiento térmico solo,
el tratamiento térmico más el tratamiento con vapor de agua, y el tratamiento térmico más la nitruración.

DISEÑO DEL CIGÜEÑAL

En el mundo del diseño de componentes, existen criterios que compiten, que requieren que los ingenieros
logren un compromiso óptimo percibido para satisfacer los requisitos de sus esfuerzos particulares. Las
discusiones con varios expertos reconocidos en el campo del cigüeñal dejan muy claro que no hay una
respuesta "correcta", y las opiniones sobre las prioridades de los criterios de diseño varían
considerablemente. En el diseño contemporáneo del cigüeñal de carreras, los requisitos de flexión y rigidez
torsional (consulte la discusión sobre Fuerza vs. Rigidez a continuación) compiten con la necesidad de un
momento de inercia de baja masa (MMOI). Varios expertos en cigüeñales enfatizaron el hecho de que la
metalurgia exótica no es un sustituto del diseño adecuado, y no tiene sentido cambiar a productos exóticos
si no se resuelve un problema de fatiga.
La alta resistencia es obviamente un beneficio en términos de permitir que el cigüeñal sobreviva las
diversas tensiones que resultan de
(a) las cargas aplicadas a los componentes de pistón / biela por las resoluciones de vector de las presiones
de cilindro y cargas de reacción variables que ocurren durante el cuatro (o dos) golpes por ciclo) y
(b) cargas de inercia resultantes de las aceleraciones y desaceleraciones constantemente variables
ejercidas en los conjuntos de pistón / biela
La alta rigidez es una ventaja porque
(a) reduce la flexión de flexión de los cojinetes y las bandas, y
(b) aumenta la frecuencia de resonancia de torsión del cigüeñal.
La deflexión de la revista puede provocar un aumento de la fricción al alterar la película hidrodinámica en
puntos críticos y puede causar pérdida de lubricación debido a una mayor fuga a través de las holguras
radiales mayores que ocurren cuando el eje de un muñón no es paralelo al eje del cojinete. En casos
extremos, puede causar un contacto de metal con metal entre el diario y el rodamiento. Aumentar la
frecuencia de resonancia de torsión del cigüeñal podría o no ser un beneficio, dependiendo de varios
factores, incluyendo el rango de operación del motor, las órdenes de excitación del cigüeñal, las masas
giratorias y otros
FUERZA VS RIGIDEZ

Las partes de metal no son rígidas. Cuando se aplica una carga a una pieza de metal, la pieza se desvía
en respuesta a la carga. La deflexión puede ser muy pequeña (cigüeñal, biela, etc.) o puede ser bastante
grande (válvulas, etc.). Pero en un grado u otro, todas las partes se comportan como resortes en respuesta
a una carga. La resistencia máxima de un material es una medida del NIVEL DE ESTRES que se puede
aplicar a una muestra de laboratorio del material antes de que se fracture. El grado en que una determinada
parte resiste la desviación en respuesta a una carga determinada se denomina rigidez.

Es importante entender que la fuerza máxima de un material no tiene nada que ver con la rigidez de
un componente . RIGIDEZ (o RIGIDEZ) es el resultado de dos propiedades de una parte:
(1) el Módulo de Young del material (a veces llamado Módulo de Elasticidad, pero más apropiadamente
llamado Módulo de Rigidez) y
(2) las propiedades transversales de la parte a la cual la carga se aplica.
Por ejemplo, supongamos que tiene dos componentes que son idénticos en todos los aspectos (el mismo
material, las mismas dimensiones) excepto la resistencia a la tracción a la que esos componentes han sido
tratados térmicamente.
Si aplica una carga creciente a cada componente, ambos desviarán la misma cantidad para cada valor de
carga, hasta que el componente con la fuerza más baja se deforme permanentemente (y se rompa si está
cargado y limitado de cierta manera) a un nivel de tensión relativamente bajo. El componente con la
mayor resistencia continuará deformando con el aumento de la carga hasta que se alcance su límite
elástico, en cuyo punto también se deformará permanentemente.
Dado que los materiales actuales del cigüeñal son aceros aleados, el módulo de Young es bastante
constante. Eso significa que la alteración de las propiedades de sección de las partes altamente
tensionadas del cigüeñal es la única forma de aumentar la rigidez. Por supuesto, agregar material funciona
con objetivos cruzados para mantener un MMOI bajo.
Tres parámetros principales que afectan la rigidez del cigüeñal son la longitud del cigüeñal, el diámetro del
muñón y la superposición del cigüeñal (CPO). La tasa de torsión de una sección cilíndrica (diario) varía
directamente con la longitud y con la cuarta potencia de diámetro.

La superposición del muñón es una medida de la cantidad de material del muñón alineado horizontalmente
con el material de los diarios principales adyacentes, como se ilustra en la Figura, que muestra un CPO de
0.225 con una manivela de 4.250 "con 2.100 registros de varilla y 2.600 diarios principales.

CPO = (diámetro principal + diámetro de la biela - carrera) / 2