Está en la página 1de 2

El anarquismo.

El anarquismo es un movimiento filosófico y social cuyo objetivo principal es la abolición del


Estado (de todo tipo de gobierno), así como de toda forma de autoridad, jerarquía o control social
que se le pueda imponer a los individuos, por considerarlos dañinos, antinaturales y, en última
instancia, innecesaria.

El anarquismo, en ese sentido, centra sus intereses en el individuo y la sociedad, con el propósito
de impulsar un cambio social que conduzca a una sociedad sin amos ni soberanos.

El historiador anarquista Rudolf Rocker, que nos presenta una concepción sistemática del
desarrollo del pensamiento anarquista hacia el anarcosindicalismo, siguiendo una orientación
semejante a la de la obra de Guérin, pone las cosas en su sitio cuando dice que el anarquismo no
es un sistema social fijo, cerrado, sino una tendencia clara del desarrollo histórico de la
humanidad, que, a diferencia de la tutela intelectual de toda institución clerical y gubernamental,
aspira a que todas las fuerzas individuales y sociales se desenvuelvan libremente en la vida. Ni
siquiera la libertad es un concepto absoluto, sino sólo relativo, ya que constantemente trata de
ensancharse y de afectar a círculos más amplios, de las más variadas formas. Para los anarquistas,
la libertad no es un concepto filosófico abstracto, sino la posibilidad concreta de que todo ser
humano pueda desarrollar plenamente en la vida las facultades, capacidades y talentos de que la
naturaleza le ha dotado, y ponerlas al servicio de la sociedad. Cuanto menos se vea influido este
desarrollo natural del hombre por la tutela eclesiástica o política, más eficiente y armoniosa se
volverá la personalidad humana, dando así buena muestra de la cultura intelectual de la sociedad
en que ha crecido.

A pesar de su diversidad, el anarquismo se mantiene generalmente fiel a los siguientes principios


fundamentales:

 Libertad. El anarquismo rechaza toda forma de jerarquización social, de opresión o


represión, considerándolas contrarias a la naturaleza humana y aboga por la abolición de
toda forma de gobierno, Estado o empresa, prefiriendo una sociedad autorregulada por la
naturaleza humana, que considera inherentemente bondadosa y compasiva.
 Igualdad. Las clases sociales y las distinciones jerárquicas son enemigas del anarquismo,
que persigue una sociedad de igualdad plena, en la que ningún ser humano explote y
corrompa a otro mediante el poder. La propiedad privada, sobre todo, es vista como una
afronta por el anarquismo.
 Solidaridad. El anarquismo considera al ser humano como social y cooperativo por
naturaleza, así que aboga por una sociedad en la que las leyes del cooperativismo y no de
la competitividad dirijan los intereses humanos. Este impulso debe ser el que ordene las
sociedades, y no una dirección externa a ellos mismos.

Los anarquistas se hicieron famosos por sus convocatorias masivas a la huelga, la manifestación y
por su impresión de panfletos y revistas llamando a la insurrección. Sin embargo, vertientes más
extremas incurrieron en acciones violentas: poner bombas, fomentar el alzamiento civil e,
inclusive, formar pequeñas milicias en el marco de conflictos militares o sociales de mayor escala.
Al anarquismo se lo acusa de fomentar el caos y de abogar por una utopía social que
desmantelaría las estructuras históricamente construidas, sin garantía de que lo que quede sea
mejor. Por otro lado, la izquierda socialista los acusa de individualistas que no velan por el
progreso común de la sociedad como un todo.

Los anarquistas están en contra de la violencia. Esto es cosa sabida. La idea central del anarquismo
es la eliminación de la violencia de la vida social, es la organización de las relaciones sociales
fundadas sobre la libertad de los individuos. Por ello somos enemigos del capitalismo que obliga a
los trabajadores, apoyándose sobre la protección de los gendarmes, a dejarse explotar por los
poseedores de los medios de producción o incluso a permanecer ociosos o a sufrir hambre cuando
los patrones no tienen interés en explotarlos. Por ello somos enemigos del Estado, que es la
organización coercitiva, es decir violenta, de la sociedad.

La alternativa de la anarquía surge a partir de la necesidad del ser humano de valer sus derechos a
la libertad de expresión y la libertad laboral, viendo al estado como un impedimento a esta libre
expresión y decisión, y además posicionando al estado como una figura opresora y limitante de la
naturaleza del ser humano que según la ideología anarquista, es pacifica, bondadosa y compasiva.

Webgrafía:

 https://www.caracteristicas.co/anarquismo/#ixzz5PQf4jZWC
 https://www.portaloaca.com/pensamiento-libertario/textos-sobre-anarquismo/8332-
anarquismo-y-violencia-errico-malatest.html
 https://www.inventati.org/ingobernables/textos/anarquistas/chomsky_APUNTES%20SOB
RE%20ANARQUISMO.html