Está en la página 1de 15

.

Introducción
Las aguas residuales son materiales derivados de residuos domésticos o
de procesos industriales, los cuales por razones de salud publica y por consideraciones
de recreación económica y estética, no pueden desecharse vertiéndolas sin tratamiento en lagos
o corrientes convencionales. Los materiales inorgánicos como la arcilla, sedimentos y otros
residuos se pueden eliminar por métodos mecánicos y químicos; sin embrago, si el material
que debe ser eliminado es de naturaleza orgánica, el tratamiento implica usualmente
actividades de microorganismos que oxidan y convierten la materia orgánica en CO2, es por
esto que nos tratamientos de las aguas de desecho son procesos en los cuales los
microorganismos juegan papeles cruciales.
El tratamiento de las aguas residuales da como resultado la eliminación de microorganismos
patógenos, evitando así que estos microorganismos lleguen a ríos o a otras fuentes de
abastecimiento. Específicamente el tratamiento biológico de las aguas residuales es
considerado un tratamiento secundario ya que este esta ligado íntimamente a dos procesos
microbiológicos, los cuales pueden ser aerobios y anaerobios.
El tratamiento secundario de las aguas residuales comprende una serie de reacciones
complejas de digestión y fermentación efectuadas por un huésped de diferentes especies
bacterianas, el resultado neto es la conversión de materiales orgánicos en CO2 y gas metano,
este ultimo se puede separar y quemar como una fuente de energía. Debido a que
ambos productos finales son volátiles, el efluente líquido ha disminuido notablemente su
contenido en sustancias orgánicas. La eficiencia de un proceso de tratamiento se expresa en
términos de porcentaje de disminución de la DBO inicial.
2. Tratamiento biologico de las aguas residuales
A. Procesos Anaerobicos

El proceso anaeróbico depende de reacciones de transferencia de H2 Inter-especies como:


1. Digestión inicial de las sustancias macromoleculares por Proteasas, polisacaridasas y
lipasas extracelulares hasta sustancias solubles.
2. Fermentación de los materiales solubles a ácidos grasos.
3. Fermentación de los ácidos grasos a acetato, CO2 e H2.
4. Conversión de H2 mas CO2 y acetato en CH4 (metano) por las bacterias metanogénicas.

Las bacterias celulolíticas rompen las células en celulosa, celobiosa y glucosa libre; la glucosa es
fermentada por anaerobios en varios productos de fermentación: acetato, propionato, butirato,
H2 y CO2.
Las bacterias metanogénicas, homoacetogénicas o reductoras de sulfatos, consumen
inmediatamente cualquier H2 producido en procesos fermentativos primarios. Los organismos
claves en la conversión de sustancias orgánicas complejas en metano, son bacterias
productoras de H2 y oxidantes de ácidos grasos, por ejemplo Syntrophomonas y
Syntrophobacter, las primeras oxidan los ácidos grasos produciendo acetato y CO2 y las
ultimas se especializan en la oxidación de propionato y genera CO2 y H2. En muchos
ambientes anaeróbicos los precursores inmediatos del metano son el H2 y CO2 por parte de las
bacterias metanogénicas: Metanosphaera, Stadtmanae, Metanopinillum, Metanogenium,
Metanosarcina, Metanosaeta y Metanococcus.
Polimeros Complejos
Celulosa,
Otros polisacáridos,
Proteínas
Bacterias celulolíticas HIDRÓLISIS
Y otras hidrolíticas
MONOMEROS
Azucares,
Aminoácidos
Bacterias de FERMENTACION
Fermentación
H2 + CO2 ACETATO PROPIONATO
BUTIRATO
Bacterias productoras
Acetogenos Acetogenesis de H2 oxidantes de
ácidos grasos FERMENTACION
ACETATO H2 + CO2 ACETATO
Metanogenos Metanogenos
METANOGENESIS
CH4
A. Procesos Aerobicos

En el tratamiento aeróbico de las aguas residuales se incrementa fuertemente el aporte


de oxigeno por riego de superficies sólidas, por agitación o agitación y aireación sumergida
simultaneas. El crecimiento de los microorganismos y su actividad degradativa crecen
proporcionalmente a la tasa de aireación. Las sustancias orgánicas e inorgánicas acompañantes
productoras de enturbiamiento son el punto de partida para el desarrollo de colonias mixtas de
bacterias y hongos de las aguas residuales, los floculos que, con una intensidad de agitación
decreciente, pueden alcanzar un diámetro de unos mm dividiéndose o hundiéndose después.
La formación de floculos se ve posibilitada por sustancias mucilaginosas extracelulares y
también por las microfibrillas de la pared bacteriana que unen las bacterias unas con otras. El
40 – 50% de las sustancias orgánicas disueltas se incorporan a la biomasa bacteriana y el 50 –
60% de las mismas se degrada.
La acción degradativa o depuradora de los microorganismos en un proceso se mide por el
porcentaje de disminución de la DBO en las aguas residuales tratadas. Dicha disminución
depende de la capacidad de aireación del proceso, del tipo de residuos y de la carga de
contaminantes de las aguas residuales y se expresa asi mismo en unidades de DBO.
El numero de bacterias de los fangos activados asciende a muchos miles de millones por ml,
entre ellas aparece regularmente la bacteria mucilaginosa Zooglea ramigera, que forma grandes
colonias con numerosas células encerradas en una gruesa cubierta mucilaginosa común, las
células individuales libres se mueven con ayuda de flagelos polares. Entre las bacterias de los
floculos predominan las representantes de géneros con metabolismo aerobio-oxidativo como
Zooglea, Pseudomonas, Alcaligenes, Arthrobacter, Corynebacterium, Acinetobacter,
Micrococcus y Flavobacterium. Pero también se presentan bacterias anaerobias facultativas,
que son fermentativas en ausencia de sustratos oxigenados, de los generos Aeromonas,
Enterobacter, Escherichia, Streptococcus y distintas especies de Bacillus. Todas las bacterias
contribuyen con las cápsulas de mucílago y con las microfibrillas al crecimiento colonial y a la
formación de los floculos.
En las aguas residuales con una composición heterogénea, la microflora se reparte
equitativamente entre muchos grupos bacterianos. En la selección de bacterias y en la
circulación y formación de floculos juegan un importante papel los
numerosos protozoos existentes, la mayoría de ellos ciliados coloniales y pedunculados de los
géneros Vorticela, Epystilis y Carchesium, aunque también puedan nadar libremente como los
Colpidium que aparecen a la par de ellos, alimentándose de las bacterias de vida libre que se
encuentran tanto sobre la superficie como fuera de las colonias. Su función es esencial en la
consecución de unas aguas claras y bien depuradas.
La salida de los fangos activados sintéticos libres de ciliados se ve contaminada y enturbiada
por la presencia de bacterias aisladas. Se realiza una inoculación de ciliados que crecen
rápidamente, favoreciendo con su actividad depredadora el crecimiento y la circulación de las
bacterias de los fangos, con lo que posibilitan un efluente mas limpio. Además en los fangos
activados aparecen regularmente hongod edaficos y levaduras, siendo las mas frecuentes las
especies de Geotrichum, Trichosporum, Penicillium, Cladosporium, Alternaria, Candida y
Cephalosporium.
Tras la depuración biológica, las aguas residuales contienen compuestos orgánicos, fosfatos y
nitratos disueltos que solo se degradaran ya lentamente. Los nitratos se forman por oxidación
del amonio desprendido en la degradación de compuestos orgánicos nitrogenados. Esta es una
tarea de las bacterias Nitrificantes, uno de cuyos grupos esta reprensado en las aguas residuales
principalmente por Nitrosomonas y Nitrosospira, que únicamente llevan a cabo la reacción de
oxidación del amonio a nitrito para obtener energía metabólica, mientras que un
segundo grupo de bacterias, que aparece siempre junto al ya citado y que esta reprensado por
Nitrobacter, oxida el nitrito a nitrato y obtiene energía gracias exclusivamente a este proceso:
Oxidación del amonio:
a. NH4 + ½ O2 à NH2OH + H
b. NH2OH + O2 + 2ADP + 2PO4 à HNO2 + H2O + 2 ATP

Oxidación del nitrito:


NO2 + ½ O2 + ADP + PO4 è NO3 + ATP
Otros microorganismos que también intervienen en el tratamiento aerobio de aguas residuales
son: Citrobacter, Serratia, mohos y levaduras que actúan mas de componentes acompañantes
que de degradantes y algunas algas como Anabaena que convierte los poliuretanos en H2;
Chrorella los alginatos los convierte en glicolato; Dulaniella los alginatos en glicerol; Nostoc el
agar el H2; Algas como el Volvox, Tabellaria, Anacistis y Anabaena; las algas que obstruyen los
filtros son Anacistis, Chorella, Anabaena y Tabellaria.

La planta convencional de lodos activados ha sido la configuración para el


tratamiento de las aguas residuales más utilizada desde que la depuración de las
aguas devino una prioridad para la sociedad. Aun así, este sistema está
reconocido como un proceso insostenible que no está focalizado en obtener un
uso eficiente de la energía (biogás), agua y nutrientes.

A escala global, el crecimiento demográfico en grandes núcleos de población es


una realidad, por lo que la construcción de nuevos barrios también lo es.

Ante estos hechos, buscar alternativas al tratamiento actual de las aguas


residuales es un tema de gran importancia. En este sentido, la separación de las
aguas de las viviendas en dos flujos; uno para las aguas del inodoro (aguas
negras) y otro para los otros flujos de agua (aguas grises), unido al tratamiento
descentralizado y separado de estos, es una posible opción para tratar las aguas
de estos nuevos núcleos de población.

El objetivo principal del trabajo ha sido estudiar la viabilidad de la sustitución de un


sistema convencional de lodos activados por un sistema basado en la separación
de efluentes en el origen, descentralizado el tratamiento de las aguas negras y
centralizando el tratamiento de las aguas grises (configuración híbrida de
tratamiento). Además, también se ha evaluado si era mejor la eliminación o la
recuperación del nitrógeno en la línea de tratamiento de las aguas negras.

La propuesta alternativa no se puede entender sin la gran diferencia en las


características de las aguas negras con respecto a las grises. Las aguas negras
tienen una alta concentración en materia orgánica (10560 mg/L de DQO) y en
nutrientes como el fósforo o el nitrógeno (306 y 2500 mg/L respectivamente), por
lo que tienen un gran potencial de recuperación de energía (biogás) y nutrientes
que pueden ser
utilizados como fertilizantes (estruvita y sulfato de amonio). Por el contrario, las
aguas grises poseen una concentración muy inferior tanto en materia orgánica
(472,2 mg/L) como en fósforo y nitrógeno (4,6 y 8,2 mg/L respectivamente).

El trabajo consistió en llevar a cabo el diseño de dos nuevos barrios de 30000


habitantes, para ser comparados. Cada barrio se dividió en pequeños bloques
(distritos) de 1200 habitantes.

El barrio que trataba sus aguas residuales con un sistema convencional de lodos
activados constaba de una única canalización en las viviendas. Por el contrario,
en el segundo barrio, donde se trataban las aguas con la configuración híbrida,
constaba de dos canalizaciones de evacuación del agua; una para las aguas
negras y otra para las grises. Las aguas grises eran evacuadas a un sistema
centralizado, donde se trataba el agua de todos los distritos. Las aguas negras
eran evacuadas mediante inodoros al vacío, y eran tratadas en 25 tratamientos
descentralizados, uno para cada distrito. Las aguas negras tratadas no tenían la
calidad suficiente para ser vertidas, por lo que se unieron con el flujo de grises,
para ser tratadas conjuntamente en el sistema centralizado.
El tratamiento de aguas residuales es una operación clave en la industria de
procesos. Ya sea para cumplir con normas ambientales o para evitar impactos
negativos en los cuerpos de agua cercanos, es conveniente que todo ingeniero
conozca los fundamentos del tratamiento de aguas residuales, y las tecnologías
existentes para alcanzar las metas de tratamiento requeridas.
EL PROBLEMA: LOS IMPACTOS AMBIENTALES
La eliminación de aguas residuales no tratadas produce impactos ambientales
negativos en los cursos de agua receptores, en función de la concentración de
contaminantes que dichas aguas contengan.
Al arrojar sustancias al agua por debajo de ciertas concentraciones limites, se inicia
un proceso de autodepuración, debido a diversos microorganismos (tales como
bacterias y algas). Estos microorganismos descomponen los desechos,
metabolizándolos y transformándolos en sustancias simples, como dióxido de
carbono, nitrógeno, etc. Este proceso se aplica a sustancias orgánicas, como
detergentes y fenoles, y también a algunas sustancias inorgánicas, ya que hay
microorganismos capaces de absorber ciertos metales, incorporándolos a sus células.
Si las sustancias arrojadas poseen una alta concentración de materias tóxicas, los
microorganismos son destruidos y de este modo se anula la autodepuración. Además
pueden morir organismos más grandes, como peces, crustáceos, y plantas acuáticas,
por intoxicación o por falta de microorganismos para alimentarse. Estos a su vez
pueden intoxicar al resto de la fauna que conforma la cadena alimentaria,
eventualmente llegando hasta el hombre.
Los metales pesados y sustancias de difícil descomposición, tales como DDT y
otros plaguicidas
, son venenosos y su efecto puede no apreciarse a corto plazo. Pero con el paso del
tiempo, se acumulan dentro de los organismos y pueden llegar a matarlos. Este
proceso de bioacumulación también puede ocurrir en el cuerpo humano. Por no
apreciarse rápido sus efectos, es más complejo establecer límites para el vertido de
este tipo de sustancias.
Los vertidos con gran temperatura producen alteraciones importantes, ya que
disminuyen la solubilidad del oxigeno en el agua. Al disminuir la solubilidad del
oxígeno, disminuye su concentración, la cual es indispensable para la vida acuática
aerobia. Adicionalmente, un aumento de temperatura acelera el metabolismo de los
organismos. Si la temperatura es suficientemente alta, puede incluso matar a los
microorganismos, de manera similar a la pasteurización.
Los efluentes ácidos o alcalinos matan a los microorganismos por envenenamiento
con hidrogeniones o hidroxilos, por lo que se hace necesaria la neutralización previa
de los mismos.
La eutrofización es otro problema resultante del vertido de líquidos con alto
contenido de nutrientes orgánicos, tales como efluentes cloacales, o nitratos y fosfatos
provenientes de fertilizantes y detergentes. Estos vertidos producen un
enriquecimiento de las aguas, resultando en un crecimiento desmedido de algas que
llegan a cubrir grandes extensiones. Estas algas al morir se pudren y despiden malos
olores que afectan a los habitantes, turistas y pescadores. Además, algunas algas
producen toxinas que afectan a los peces. Otro problema de la eutrofización es que la
cantidad de algas llega a atascar los filtros en las tomas de agua, o a reducir su
eficiencia.
Con el paso de los años, los restos de algas se van sedimentando en el lecho de los
lagos, pudiendo llegar a convertirlos en un pantano. Este proceso, que en la
naturaleza demoraría millones de años, puede producirse en pocas décadas por
efecto de las actividades humanas. Los efectos que este tipo de efluentes tienen
sobre el equilibrio ecológico hacen que su tratamiento previo al vertido sea necesario.

REGLAMENTACIÓN SOBRE VERTIDO DE AGUAS RESIDUALES


La legislación establece límites de seguridad y normas para el volcado de efluentes
a cursos de agua. Las normativas de control de vertido de líquidos residuales varían
de acuerdo al país. Dichas normativas suelen aplicar a todos los establecimientos
industriales, comerciales y otros (hospitales, escuelas, clubes, etc.), cuyos líquidos no
satisfagan ciertas condiciones mínimas de vuelco. En ese caso, dichos
establecimientos deben ser dotados de instalaciones de tratamiento, estableciéndose
tramites a realizar, condiciones de ejecución de las obras, inspecciones, y matrículas
que habilitan para actuar en esas obras.
Las condiciones de vertido usualmente se establecen para vuelcos a:

 colectora cloacal
 conducto pluvial cerrado
 conducto pluvial abierto o curso de agua superficial
 pozos negros o campos de drenaje no conectados a acuíferos

Las condiciones de vuelco serán establecidas en cada caso particular cuando se


efectúen a:

 Lagos o lagunas cerradas


 Cursos de agua no permanentes
A modo de ejemplo, se citan algunas variables y valores de referencia que suelen
utilizarse:

 Límites de pH, que en todos los casos son mínimo 5,5 y 10,0 como máximo
 Concentraciones límite de diversas sustancias, que están en el orden de
miligramos por litro
 Cantidad de sólidos sedimentables en 10 min y en 2 horas
 Temperatura máxima, que en todos los casos suele ser 45º C
 Demanda Bioquímica de Oxígeno: es un criterio para medir la contaminación
orgánica basado en el consumo de oxígeno de un cultivo de microorganismos
 Demanda Química de Oxígeno: similar al anterior, pero basado en oxidación
química mediante un oxidante fuerte normalizado (dicromato potásico en
medio sulfúrico)
 Hay tablas de valores limites para cada sustancia, a distintas diluciones, a
distintas distancias de las instalaciones de toma de agua y para cada caso de
vuelco
 Hay sustancias que directamente no se permiten, como líquidos coloreados o
de olor ofensivo, gases tóxicos o malolientes o sustancias capaces de
producirlos, sustancias que puedan producir gases inflamables, residuos que
produzcan obstrucciones, y sustancias capaces de producir corrosión o
incrustaciones
 Las sustancias radiactivas tienen límites de pocos pico-curies por litro

TECNOLOGÍAS DE TRATAMIENTO
Los ingenieros disponen de un arsenal completo de opciones tecnológicas para atacar
el problema de las aguas residuales. Las tecnologías pueden involucrar tratamientos
físicos, químicos o biológicos del efluente. A continuación se detallan los
fundamentos de cada tecnología.

TRATAMIENTOS FÍSICOS
Los efluentes industriales que contienen elementos insolubles en suspensión son
sometidos a tratamientos físicos para separarlos, evitando de esa forma que
contaminen o dificulten posteriores etapas del tratamiento.
Las sustancias más comunes que se suelen encontrar en el efluente son:

 Materias grasas flotantes: grasas, aceites, hidrocarburos alifáticos,


alquitranes, etc.
 Sólidos en suspensión: Arenas, óxidos, pigmentos, fibras, etc.

Los tratamientos físicos más comunes son:


Desbaste: Se retienen los sólidos grandes mediante rejas adecuadas. La separación
entre barrotes de la reja varía según el uso, típicamente desde 100 mm a 3 mm entre
barrote y barrote. Pueden poseer sistemas de limpieza automática o manual.
Dilaceración: Tiene por objeto desintegrar o triturar los sólidos arrastrados. Los
equipos clásicos son cilindros giratorios verticales con ranuras horizontales, en las
cuales entran peines cortantes fijos. El agua entra al tambor y los sólidos son
triturados entre las ranuras y los peines.
Desarenado: Consiste en separar las arenas y otros materiales minerales. Se efectúa
en instalaciones que rascan la arena del fondo empujándola a fosas laterales, o
mediante equipos continuos a presión.
Desaceitado: Se utilizan equipos que, mediante rasquetas en cintas transportadoras,
hacen un barrido de fondo y de superficie, que permite a las gotas de aceite flotar y
ser separadas.
Flotación: Se mezcla el agua residual con agua a presión. Al salir ambas por un tubo
se forman burbujas que arrastran a la superficie partículas de aceite o fibras que allí
se separan fácilmente.
Decantación de lodos: Se usa un equipo en el que el agua se introduce en una
campana por vacío, luego se abre una válvula y el agua sale rápidamente por orificios
en tubos en el fondo. Por la diferencia de densidad, el agua sube y los lodos no, por lo
que éstos se concentran en el fondo y son retirados mediante sifones. El agua
clarificada queda en la superficie.
Filtración: Es muy poco usual en el tratamiento de aguas residuales, y solo se
efectúa en caso que normas muy estrictas la requieran. Se usan tanques con grava,
arena u otros medios filtrantes.
Desgasificación: Consiste en separar gases o materias volátiles disueltas en el agua.
Se efectúa mediante flujo contracorriente con otro gas (que puede ser vapor de agua),
con equipos de gran superficie de contacto, mediante pulverización y a veces con uso
de rellenos.

TRATAMIENTOS QUÍMICOS
Cuando los contaminantes están disueltos, se recurre a tratamientos químicos para
precipitarlos, neutralizarlos, oxidarlos o reducirlos, según corresponda. A continuación
se enumeran los principales tratamientos y cuándo se aplica cada uno:
Precipitación: Se aplica a metales, tóxicos o no - Fe, Cu, Zn, Ni, Be, Ti, Al, Pb, Hg,
Cr. Estos metales precipitan en cierta zona de pH. También se precipitan sulfitos,
fosfatos, sulfatos, y fluoruros por adición de Ca++. Precipitan como sales o complejos
de hierro los sulfuros, fosfatos, cianuros, y sulfocianuros.
Oxidación-reducción: La necesitan los cianuros, el cromo hexavalente, los sulfuros,
el cloro, y los nitritos. Los reactivos más usados para oxidación son hipoclorito sódico,
cloro gaseoso, y H2SO5 (Acido de Caro o peroxisulfurico). Para reducción, los
reactivos más usados son bisulfito sódico y sulfato ferroso.
Neutralización: Se utilizan los ácidos clorhídrico, nítrico, sulfúrico, fluorhídrico, y
diversas bases. A veces, en la industria de procesos se neutraliza un efluente ácido
con un efluente básico, con posterior ajuste final de pH. Esto permite economizar
reactivos.
Intercambio iónico y ósmosis inversa: Se utilizan sales de ácidos y bases fuertes y
compuestos orgánicos ionizados (intercambio iónico), o presión sobre membranas, en
el caso de la ósmosis inversa.
Siempre que es posible, se recuperan sustancias para su recirculación. Esto
disminuye la contaminación y reduce las compras de reactivos o materias primas.
Esta recuperación no siempre es posible, ya que los procesos son a veces demasiado
costosos, y por lo tanto poco rentables. En esos casos, los efluentes tratados se
desechan.
Los procesos pueden realizarse en reactores decantadores muy diferentes, tales
como:
 Flotadores
 Reactores especiales con eyectores, hélices, rascadores de precipitado,
turbinas, etc.
 Clarificadores de fango

Los tratamientos efectuados en estos equipos son fisicoquímicos, ya que se producen


tanto reacciones químicas como separaciones físicas.

TRATAMIENTOS BIOLÓGICOS
Estos tratamientos se basan en el uso de microbios que descomponen y asimilan las
sustancias presentes en el efluente. Los dos tratamientos más importantes son lodos
activados y sistemas de película fija.
Lodos activados: Estos tratamientos se efectúan en grandes estanques con una
suspensión de microbios que forman un barro o lodo activado. Se agrega el agua
contaminada y los microorganismos van descomponiendo los contaminantes en
sustancias simples, o asimilando otras sustancias en su interior. Luego se efectúa una
decantación para separar los lodos, se obtiene agua tratada y parte de los lodos se
envía de nuevo al estanque. Los lodos a reusar son estabilizados previo contacto con
el agua residual.
Para que el sistema funcione, debe contar con agitación y aireación adecuada.
También se suelen agregar nutrientes para promover la actividad de los lodos.
El sistema tiene muchas variantes, que tienen distintos sistemas de aireación,
concentración de lodos, y caudal de ingreso de aguas residuales. Los más avanzados
utilizan oxigeno puro en un sistema hermético y con una campana se extraen los
gases producidos.
Sistemas de película fija: En este sistema, las partículas activas forman una película
que está adherida en paredes o en rellenos de distinto tipo. Al pasar el agua residual
por estas paredes o rellenos, entra en contacto con las películas microbianas y se va
depurando.
Los tratamientos de tipo biológico son adecuados para aguas residuales con alto
contenido de materias orgánicas, pero no están limitados a ellas. Se conocen
bacterias capaces de asimilar metales pesados y fosfatos. De hecho, casi cualquier
residuo puede ser descompuesto mediante algas o bacterias adecuadas, ya sean
naturales u obtenidas artificialmente por ingeniería genética.

OTRAS TECNOLOGÍAS
Además de los tratamientos descriptos en este artículo, cabe mencionar que siempre
se están desarrollando nuevas técnicas y optimizando las existentes. Esto incluye
operaciones como ozonización, tratamiento con rayos ultravioletas, intercambio iónico,
y otras.
CONCLUSIONES
Si bien el tratamiento de aguas es un área tradicional de la Ingeniería Química, está
siempre vigente. Las normativas ambientales estrictas, la presión social, y en muchos
casos la escasez de agua de una región, obligan a incrementar cada vez más los
niveles de tratamiento para efluentes industriales y municipales. Tratamiento de
aguas residuales

Espacios de nombres
 Página

 Discusión

Acciones de página
 Ver

 Ver código

 Historial

Tratamiento de aguas
residuales. El tratamiento Tratamiento de aguas residuales.
de aguas residuales consiste
en una serie de procesos
físicos, químicos y biológicos
que tienen como fin eliminar
los contaminantes físicos,
químicos y biológicos
presentes en el agua efluente
del uso humano. El objetivo
del tratamiento es producir
agua limpia (o efluente
tratado) o reutilizable en
el ambiente y un residuo
sólido o fango (también
llamado biosólido o lodo)
convenientes para la Concepto: Es una serie de procesos físicos, químicos y
disposición o rehúso. Es muy biológicos para eliminar los ocntamienantes
común llamarlo depuración del agua.
de aguas residuales para
distinguirlo del tratamiento de aguas potables.

Las aguas residuales son generadas por residencias, instituciones y locales


comerciales e industriales. Éstas pueden ser tratadas dentro del sitio en el cual son
generadas como: tanques sépticos u otros medios de depuración o bien pueden ser
recogidas y llevadas mediante una red de tuberías y eventualmente bombas a una
planta de tratamiento municipal. Los esfuerzos para colectar y tratar las aguas
residuales domésticas de la descarga están típicamente sujetos a regulaciones y
estándares locales, estatales y federales (regulaciones y controles). A menudo
ciertos contaminantesde origen industrial presentes en las aguas residuales requieren
procesos de tratamiento especializado.

Sumario
[ocultar]

 1 Tratamiento de aguas residuales


 2 Sistemas de alcantarillado
 3 Planta de tratamiento de residuales
 4 Fuentes

Tratamiento de aguas residuales


Típicamente, el tratamiento de aguas residuales comienza por la separación física
inicial de sólidos grandes (basura) de la corriente de aguas domésticas o industriales
empleando un sistema de rejillas (mallas), aunque también pueden ser triturados esos
materiales por equipo especial; posteriormente se aplica un desarenado (separación
de sólidos pequeños muy densos como la arena) seguido de una sedimentación
primaria (o tratamiento similar) que separe los sólidos suspendidos existentes en el
agua residual. A continuación sigue la conversión progresiva de la materia biológica
disuelta en una masa biológica sólida usando bacterias adecuadas, generalmente
presentes en estas aguas. Una vez que la masa biológica es separada o removida
(proceso llamado sedimentación secundaria), el agua tratada puede experimentar
procesos adicionales (tratamiento terciario) como desinfección, filtración, etc. Este
efluente final puede ser descargado o reintroducidos de vuelta a un cuerpo de agua
natural (corriente, río o bahía) u otro ambiente (terreno superficial, subsuelo, etc.). Los
sólidos biológicos segregados experimentan un tratamiento y neutralización adicional
antes de la descarga o reutilización apropiada. Estos procesos de tratamiento son
típicamente referidos a un:

 Tratamiento primario (asentamiento de sólidos)


 Tratamiento secundario (tratamiento biológico de la materia orgánica disuelta
presente en el agua residual, transformándola en sólidos suspendidos que se
eliminan fácilmente)
 Tratamiento terciario (pasos adicionales como lagunas, micro filtración o
desinfección)

Las aguas residuales son residuos líquidos provenientes de tocadores, baños,


regaderas o duchas, cocinas, etc; que son desechados a las alcantarillas o cloacas.
En muchas áreas, las aguas residuales también incluyen algunas aguas sucias
provenientes de industrias y comercios. La división del agua casera drenada en aguas
grises y aguas negras es más común en el mundo desarrollado, el agua negra es la
que procede de inodoros y orinales y el agua gris, procedente de piletas y bañeras,
puede ser usada en riego de plantas y reciclada en el uso de inodoros, donde se
transforma en agua negra. Muchas aguas residuales también incluyen aguas
superficiales procedentes de las lluvias. Las aguas residuales municipales contienen
descargas residenciales, comerciales e industriales, y pueden incluir el aporte de
precipitaciones pluviales cuando se usa tuberías de uso mixto pluvial - residuales.

Sistemas de alcantarillado
Los sistemas de alcantarillado que trasportan descargas de aguas sucias y aguas de
precipitación conjuntamente son llamados sistemas de alcantarillas combinado. La
práctica de construcción de sistemas de alcantarillas combinadas es actualmente
menos común en los Estados Unidos y Canadá que en el pasado, y se acepta menos
dentro de las regulaciones del Reino Unido y otros países europeos, así como en
otros países como Argentina. Sin embargo, el agua sucia y agua de lluvia son
colectadas y transportadas en sistemas de alcantarillas separadas, llamados
alcantarillas sanitarias y alcantarillas de tormenta de los Estados Unidos, y
"alcantarillas fétidas" y "alcantarillas de agua superficial" en Reino Unido, o cloacas y
conductos pluviales en otros países europeos. El agua de lluvia puede arrastrar, a
través de los techos y la superficie de la tierra, varios contaminantes incluyendo
partículas del suelo, metales pesados, compuestos orgánicos, basura animal, aceites
y grasa. Algunas jurisdicciones requieren que el agua de lluvia reciba algunos niveles
de tratamiento antes de ser descargada al ambiente. Ejemplos de procesos de
tratamientos para el agua de lluvia incluyen tanques de sedimentación, humedales y
separadores de vórtice (para remover sólidos gruesos).

Planta de tratamiento de residuales


El sitio donde el proceso es conducido se llama Planta de tratamiento de aguas
residuales. El diagrama de flujo de la planta es generalmente el mismo en todos los
países:

Tratamiento físico químico

 Remoción de sólidos
 Remoción de arena
 Precipitación con o sin ayuda de coagulantes o floculantes
 Separación y filtración de sólidos el agregado de cloruro férrico ayuda a precipitar
en gran parte a la remoción de fósforo y ayuda a precipitar biosólidos

Tratamiento biológico

 Lechos oxidantes o sistemas aeróbicos


 Post – precipitación
 Liberación al medio de efluentes, con o sin
Los ingenieros en ejercicio disponen de un amplio conjunto de tecnologías para
alcanzar las metas de tratamiento requeridas para cada aplicación particular. El
estudio y conocimiento de estas tecnologías es fundamental para tomar decisiones
acertadas en cada proceso.
Puedes continuar leyendo un caso práctico de diseño de planta de tratamiento de
aguas residuales.
* Este artículo se basó en una nota originalmente preparada por emilio, y
posteriormente editada por Federico Scodelaro.

 COMENTAR

Fuente: http://www.iwa-network.org/there- has-never- been-a- better-time- to-be-


a-water-professional/

Los resultados del estudio permitieron determinar que la mejor opción desde el
punto de vista económico era seguir utilizando un sistema de lodos activados
(63.973.389 €). Dentro los tratamientos híbridos, la mejor opción fue la eliminación
del nitrógeno en comparación con su recuperación (68.234.129 y 68.934.133 €
respectivamente). Estos mayores costes de las alternativas híbridas son
principalmente causados por el elevado importe que supone llevar a cabo dobles
canalizaciones en las viviendas.

Por último, se pudo concluir que, aunque la propuesta alternativa para el


tratamiento de las aguas residuales tiene una serie de ventajas ambientales y
económicas que pueden devenir claves en un futuro, aún se requiere de una gran
concienciación en nuestra sociedad para primar y promover tecnologías de
economía circular ante la actual situación de cambio climático y escasez de
recursos.

Descarga el trabajo de tesis completo en la Aquaeteca.

Sobre el autor
Sergi Vinardell
Graduado en Ingeniería Química (Universitat de Girona) y actualmente
estudiando un Máster en Ingeniería Ambiental (Universitat de Barcelona).
Ha realizado prácticas en el grupo de recerca de la Universitat de Girona
LEQUIA, donde desarrolló estudios asociados con la eficiencia energética
de las plantas de tratamiento de aguas residuales, así como la evaluación
económica y prediseño de un proceso de digestión anaerobia. Obtuvo una
beca de participación en el Instituto de Medio Ambiente de la Universitat de
Girona para el desarrollo de tareas de estudio del comportamiento de
sistemas ambientales. Ha trabajado con especialistas en procesos de
recuperación de recursos de las aguas residuales, que han sido evaluados
para su aplicación en el tratamiento descentralizado de estas aguas.