Está en la página 1de 46

UNIVERSIDAD PRIVADA

“SAN CARLOS” S.A.C.


FACULTAD DE CIENCIAS
ESCUELA PROFESIONAL DERECHO
DERECHO PENAL

LIBRAMIENTO Y COBRO
INDIVIDUO
Lic. ACERE MAMANI
INTEGRANTES:
Cutipa Ccama, Thalía Doris
Marón Almanza, Margot Yura mis
Quispe Mendoza, Edgar Daniel

SEMESTRE: V

2019
"El derecho de un solo hombre es tan sagrado como el de millones de hombres." DANIEL MENDOZA”
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

CAPITULO III

LIBRAMIENTO Y
COBRO INDIBIDO
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

DEDICATORIA
Dedico este trabajo a Dios y a mis padres. A Dios

porque ha estado conmigo a cada paso que doy,

cuidándome y dándome fortaleza para continuar, a

mis padres, quienes a lo largo de mi vida han

velado por mi bienestar y educación siendo mi

apoyo en todo momento. Depositando su entera

confianza en cada reto que se me presentaba sin

dudar ni un solo momento en mi inteligencia y

capacidad. Es por ello que soy lo que soy ahora.

El amo con mi vida.


5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

AGRADECIMIENTO

Este proyecto es el resultado del esfuerzo conjunto de todos los que formamos el grupo
de trabajo. Por esto agradezco a nuestro Abg. Fredy Chalco Gamero, mis compañeros
Cristian y mi persona, quienes llenando todas nuestras expectativas.

A mis padres quienes a lo largo de toda mi vida


han apoyado y motivado mi formación
académica, creyeron en mí en todo momento y
no dudaron de mis habilidades.

A mis profesores a quienes les debo gran parte


de mis conocimientos, gracias a su paciencia y
enseñanza y finalmente un eterno
agradecimiento a esta prestigiosa universidad la
cual abrió abre sus puertas a jóvenes como
nosotros, preparándonos para un futuro
competitivo y formándonos como personas de
bien.

INTRODUCCIÓN
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

La convivencia humana no sería posible si los hombres,


desde que se asociaron, no hubieran establecido normas que
los rigieran.

La infinidad de relaciones que se dan en la sociedad obligan


a orientarlas de tal manera que quienes intervienen en ellas
se ajustan a determinados mandatos que son los que
condicionan la concordia entre las personas de un Estado y
de los Estados entre sí, esos mandatos en un régimen de
derecho, son el contenido de las normas jurídicas, las cuales
en su conjunto constituyen el ordenamiento jurídico

DEL CÓDIGO PENAL VIGENTE LIBRO SEGUNDO (PARTE


ESPECIAL DELITOS)
Titulo VI (Delitos contra la confianza y la buena en los negocios
Capítulo III (en su modalidad de Libramiento y Cobro Indebido

1. EN SU FORMA DE:
supuestos de libramiento indebidos Art. N°. 215 prescribe.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cinco años el que gire
transfiera cobre un cheque en los siguientes casos:

1. cuando gire sin tener provisión de fondos suficientes o autorización para sobregirar la
cuenta corriente
2. cuando frustre maliciosamente por cualquier medio su pago.
3. cuando gire a sabiendas que el tiempo de su presentación no podrá ser pagado
legalmente.
4. cuando revoque el cheque durante su plazo legal.
5. cuando lo endose a sabiendas que no tiene provisión de fondos.
en los casos de los incisos 1 y 6 se refiere del protesto o de la constancia expresa puesta
por el banco girado en el mismo documento señalado el motivo de la falta de pago.
con excepción de los incisos 4 y 5 no procederá la acción penal si el agente abona el
monto total del cheque dentro del tercer día fehaciente, sea en forma directa, notarial
judicial o por cualquier otro medio con entrega fehaciente que se curse al girador. (**)

2.TIPICIDAD OBJETIVA: De acuerdo a la naturaleza constitutiva del tipo en


comentario (delito de mera actividad), el tipo se configura en el momento en que el agente libra y
pone en circulación el cheque sin tener la provisión de fondos suficientes.

Otra interpretación es posible si la norma penal hubiera establecido de manera expresa: “El
que emite un cheque sin provisión de fondos suficientes o sin tener autorización expresa para
sobregirarse y no proveerlos antes de la presentación, será sancionado con pena privativa de
libertad; lo cual no es el caso.

El legislador, para determinados supuestos contemplados en el artículo 215 del Código Penal, ha
establecido ciertos requisitos de procedibilidad que se deben cumplir para interponer la acción penal
correspondiente, lo cual no es indicativo de que estos requisitos son elementos constitutivos del tipo
penal en comentario. Desde luego que no procede la acción penal si el agente abona el importe
consignado en el cheque dentro del tercer día hábil de haber sido requerido formalmente.

Dicha configuración del delito de supuestos libramientos indebidos lo primero que salta al
entendimiento es la concurrencia de tres verbos rectores que caracterizan al delito de supuestos
libramientos indebidos 1). -girar, 2). -transferir, 3). - cobrar. señalando de manera expresa el núcleo
central de la acción dolosa del agente. Es decir, la acción dolosa contenida en los verbos rectores
antes indicados que han sido utilizados por el legislador en la configuración del tipo como acciones
materiales.

En consecuencia, para configurarse objetivamente el delito de supuestos libramientos


indebidos, debe verificarse la concurrencia de varios elementos típicos sin los causales el
delito no aparece.

A. girar. debe interpretarse en un sentido restringido referido a la suscripción formal y entrega


del cheque porque es el momento en que se pone en circulación al tráfico mercantil. La
conducta del agente tiene diversos momentos y lugares, pero estos carecen de relevancia
penal en tanto y cuanto permanecen dentro de la esfera íntima y personal del agente. Solo
cuando el cheque ingresa al tráfico mercantil a través de la entrega cobra relevancia penal
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

tratándose este delito de mera actividad que se consuma en ese momento porque pone en
peligro el bien jurídico tutelado por la norma penal; como bien refiere Balsa Antelo:
“Considerase que el lugar donde se consuma este delito es aquel donde ocurre la entrega del
cheque por su obrador al primer tenedor; compitiendo, por consiguiente, a la jurisdicción
territorial respectiva conocer el hecho”
B. transferir literalmente significa (del lat. transfiere) pasar o llevar algo desde un lugar a otro.
También ceder a otra persona el derecho, dominio o atribuciones que se tiene sobre algo.
Remitir fondos bancarios de una cuenta a otra (29). Para efectos penales este vocablo debe
entenderse en el sentido referido al derecho del endosado de ceder el derecho a otra
persona. Por ejemplo, transferir o endosar un cheque.
Este verbo rector opera en el endoso, que es la forma más natural de trasmitir o transferir el
cheque a la orden y como tal no constituye ni podría constituir el endosante un nuevo
librador, pues su firma al dorso no importa una nueva orden al banco girado, solo tiene por
alcance cambiar la titularidad del beneficiario, sin afectar la integridad del cheque ni su valor
autónomo originario. Lo que la norma penal sanciona es la conducta del agente que endosa a
sabiendas que no tiene fon- dos; razón por la cual para la configuración del tipo se exige por
parte del agente un dolo directo.
C. cobrar”, dentro de las acepciones literales, podemos hallar aquella que lo entiende como
recibir dinero como pago de una deuda. Recibir dinero a cambio de un favor ilícito. Este
vocablo es utilizado por el legislador como un verbo rector referido a un cobro indebido; es
decir, sin tener derecho para ello. Por ejemplo, cobrar un cheque al portador sustraído al
titular de la cuenta corriente modificando el monto, cobrar un monto consignado en un
cheque con imitación casi perfecta de la firma del girador, etc. Queda claro que el que se
apropia de un cheque al portador comete el delito de hurto o robo (según el caso concreto)
de la cantidad que representa y entra en relación concursal con una de las modalidades
descritas en el artículo 215 del Código Penal.

Todas las modalidades delictivas, en términos generales, tipificadas como tales en el artículo en
comentario, se expresan materialmente en los verbos rectores antes indicados como núcleo central
de la acción dolosa del agente. Queda claro, entonces, que el cheque propiamente dicho no es un
bien jurídico tutelado por la norma penal en sí, sino la confianza y la buena fe en los negocios de
manera general y, específicamente, la seguridad del tráfico

mercantil. De manera que resulta discutible hablar de una protección penal del cheque en sí; en todo
caso, se trata del

2. AGRAVANTES
1-. cuando gire sin tener producción del fondo suficiente o autorización para sobre girar a cuenta
corriente.

En términos generales la norma penal parece sugerir que se trata de un delito de mera actividad
(primer supuesto) que se consuma en el momento en que el agente gira el cheque a sabiendas que no
tiene suficiente provisión y en tal condición lo pone en circulación al tráfico mercantil; lo propio puede
decirse cuando el agente sin autorización sobregira la cuenta corriente. Desde luego que, en ambos
supuestos, para la configuración del tipo se exige un dolo directo por parte del agente; es decir, el
autor debe querer ejecutar el acto descrito por el verbo típico (girar a sabiendas de que carece de
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

fondos o sobregirarse sin tener autorización expresa) y todos los elementos o circunstancias que lo
caracterizan de acuerdo con el tipo legal objetivo.

No cabe duda de que se trata de un delito de predominante actividad, que se consuma en el


momento de la entrega (en ese instante se pone en circulación al tráfico mercantil) y para el
cual carece de relevancia inclusive que el cheque haya sido entregado al cobro. Basta la
entrega con conocimiento cierto –dolo directo– de la imposibilidad y la existencia de esta en
el momento de la entrega del cheque. El tipo exige dolo directo por parte del agente.

Las consecuencias que se derivan de considerar un delito de mera actividad se reflejan en el cómputo
para invocar y establecer la prescripción, el momento de la Nótese que esta modalidad delictiva hace
referencia a la acción dolosa del agente, que se traduce en girar cheques sin tener provisión de fondos
suficientes o autorización para sobregirar la cuenta corriente. Pues bien, es lógico, entonces,
preguntarse ¿qué es una cuenta corriente? Una cuenta corriente es un contrato en virtud del cual una
empresa se obliga a cumplir las órdenes de pago de su cliente hasta por el importe del dinero que
hubiera depositado en ella o del crédito que se haya estipulado, esto último en el caso de las
empresas autorizadas para conceder sobregiros.

De acuerdo con el artículo 9 del Código Penal el momento de la comisión de un delito es aquel en el
cual el autor o partícipe ha actuado u omitido la obligación de actuar, independientemente del
momento en que el resultado se produzca. Desde luego que si se considera que el injusto (libramiento
y cobro indebido) es un delito de mera actividad, natural- mente que el momento de la comisión del
hecho punible es en el momento mismo en que el agente gira o libra el cheque a sabiendas de que no
tiene fondos suficientes y lo entrega al tenedor, circunstancia en que ingresa al tráfico mercantil; de
manera que pone en peligro el bien jurídico tutelado por la norma penal. Es un delito de peligro
abstracto.

CÓDIGO PENAL, ARTÍCULO 80:


La acción penal prescribe en un tiempo igual al máximo de la pena fijada por la ley para el delito, si es
privativa de libertad.

En caso de concurso real de delitos, las acciones prescriben separadamente en el plazo señalado para
cada uno.

consumación del hecho punible, la cuestión de la responsabilidad objetiva y la proporcionalidad de la


pena. En el primer caso, la prescripción del hecho punible, libramiento y cobro indebido del cheque,
de acuerdo con el artículo 82 del Código Penal, comienza a partir del día en que se consumó el hecho
punible.

Debe considerarse, como se dijo antes, que el hecho punible en comentario se consuma en el
momento en que el agente gira dolosamente el cheque poniéndolo en circulación al tráfico mercantil;
un buen referente para computar dicho plazo constituye la fecha de emisión. La pena máxima
contemplada para este delito es de cinco años de manera que la pena prescribe en un tiempo igual al
máximo de la pena fija- da por la norma penal (cinco años); sin embargo, la prescripción de la acción
se interrumpe por las actuaciones del Ministerio Público o de las autoridades judiciales, quedando sin
efecto el tiempo transcurrido; de manera que después de la interrupción comienza a correr un nuevo
plazo de prescripción, a partir del día siguiente de la última diligencia. También se interrumpe si el
agente comete un nuevo delito. En todo caso o circunstancia la acción penal prescribe cuando
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

sobrepasa en una mitad al plazo ordinario de prescripción; es decir, tratándose de este delito, a los
siete años y medio desde que se consumó el hecho punible.

En cuanto a la responsabilidad objetiva, el artículo VII del Título Preliminar del Código Penal (principio
de responsabilidad, proscripción de la responsabilidad objetiva) establece que la pena requiere de la
responsabilidad penal del autor, quedan- do proscrita toda forma de responsabilidad objetiva.

Se trata como sostiene Castillo Alva “(…) de un principio penal de indiscutible inspiración
constitucional que repercute en la configuración y estructura de todo el Derecho Penal, cuya fuente es
el respeto a la dignidad de la persona humana. Vincula tanto al legislador como al juez. En él se
consagra el carácter exclusivamente personal de la responsabilidad penal, asumiendo un significado
particular al fijar una elección constitucional acerca del injusto penal” ; lo cual implica que el agente
caso de Concursó ideal de delitos, las acciones prescriben cuando haya transcurrido un plazo igual al
máximo correspondiente al delito más grave.

La prescripción no será mayor a veinte años. Tratándose de delitos sancionados con pena de cadena
perpetua se extingue la acción penal a los treinta años.

En los delitos que merezcan otras penas, la acción prescribe a los dos años.

En casos de delitos cometidos por funcionarios y servidores públicos contra el patrimonio del Estado o
de organismos sostenidos por este, el plazo de prescripción se duplica”.

Código Penal, artículo 9:


“El momento de la comisión de un delito es aquel en el cual el autor o partícipe ha actuado u omitido
la obligación de actuar, independientemente del momento en que el resultado se produzca”.

Código Penal, artículo VII del Título Preliminar:

“La pena requiere de la responsabilidad penal del autor. Queda proscrita toda forma de
responsabilidad objetiva” j19

Código Penal, artículo VIII del Título Preliminar:

“La pena no puede sobrepasar la responsabilidad por el hecho. Esta norma no rige en caso de
reincidencia ni de habitualidad del agente del delito. La medida de seguridad solo puede ser ordenada
por intereses públicos predominantes”.

En: AA.VV. Código Penal comentado. Tomo I, Gaceta Jurídica, Lima, 2004, pp. 184-185.

(autor) responde por hechos propios y no de terceros o ajenos a él; es decir, aquello que solo es
cometido por el agente con dolo. Por ejemplo, cuando son dos los funcionarios autorizados para girar
el cheque, estos libran con las formalidades de ley, teniendo fondos disponibles suficientes para cubrir
el monto consignado en el cheque, pero solo uno de ellos maliciosamente frustra el pago, el otro no
puede responder por un hecho doloso ajeno a él. Asimismo, tratándose del instigador solo puede
responder por el hecho punible en el que instigó y no por aquel otro delito en el cual no instigó.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

En suma, la norma penal consagra expresamente la prohibición de la responsabilidad penal por actos
de otros y, por tanto, la pena no puede imponerse a una persona distinta del autor o cómplice del
hecho punible en cuestión. La responsabilidad solo puede establecerse sobre hechos propios
efectivamente cometidos por un autor determinado con dolo, tratándose del delito de libramiento y
cobro indebido del cheque, porque el tipo no admite la culpa. Tampoco puede responder por un error
de tipo o de prohibición invencible. Siendo un delito de mera actividad o de peligro abstracto el
agente no puede responder más allá del actuar doloso del agente.

Tratándose del delito de libramiento y cobro indebido del cheque el agente solo debe responder por
su acción dolosa que puso en peligro el bien jurídico tutelado por la norma penal. No puede
responder por hechos cometidos por otro autor sobre el cual no tuvo ningún tipo de participación.

Ahora bien, de acuerdo con el artículo 1 de la Ley Nº 28730, que modificó el artículo VIII del Título
Preliminar del Código Penal, el nuevo texto es el siguiente: “La pena no puede sobrepasar la
responsabilidad por el hecho. Esta norma no rige en caso de reincidencia ni de habitualidad del
agente del delito. La medida de seguridad solo puede ser ordenada por intereses públicos
predominantes”. Este principio de proporcionalidad exige que, para la imposición de la pena, esta
guarde una relación valorativa con el hecho punible cometido por el autor, ya que la pena no puede
sobrepasar la responsabilidad por el hecho. No basta que el agente haya actuado con dolo para
aplicar una sanción, también se exige establecer otros factores para formular un reproche de la
conducta del autor; lo que en términos generales supone que no puede aplicarse la pena tomando en
consideración la forma de vida del autor. La determinación de la pena no se agota en la culpabilidad,
sino que la misma debe tener en consideración la proporcionalidad con el hecho cometido; razón por
la cual el legislador, al establecer la sanción para el autor del supuesto prohibido, estable- ce un
mínimo y un máximo de la pena a aplicarse, hecho que debe tener en consideración el juzgador.
Excepcionalmente no rige este principio tratándose de reinciden- te o de aquellos agentes habituados
al delito, lo cual implica reconocer que la pena también se impone por la forma de vida del autor.

Algunos autores nacionales como extranjeros consideran que el delito de libra- miento y cobro
indebido (primer supuesto) es un delito de resultado, otros de mera actividad; sin embargo ¿cuál es la
importancia de establecer si se trata de un tipo de mera actividad o de resultado? La importancia
radica en que de acuerdo con la

naturaleza jurídica del primer supuesto del tipo referido, es posible resolver cuestiones como el
momento de la consumación del hecho punible, la prescripción, la tentativa, la coautoría, la
complicidad, la instigación, la penalidad, etc.

Se parte de reconocer que el primer supuesto es un delito de mera actividad; por tanto, el tipo se
configura en el momento en que el agente gira y entrega el che- que a sabiendas (dolo directo) de que
carece de fondos suficientes o autorización para sobregirarse. Es un delito de acción y se configura
solo por la acción dolosa de girar el cheque poniéndolo en circulación al tráfico mercantil sin tener
fondos suficientes o provisión en la cuenta corriente.

Por ejemplo, el agente tiene S/. 200.00 como fondos disponibles en su cuenta corriente, pero a
sabiendas de que no puede librar o girar un cheque por una suma mayor libra un cheque por S/.
5,000.00 sin tener autorización expresa del banco para sobregirar la indicada cuenta; desde luego que
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

en este caso el agente ha incurrido en el hecho punible descrito en el artículo 215 del Código Penal; lo
cual implica que, si el librador gira esa misma cantidad sin tener fondos suficientes, pero tiene
autorización expresa del banco para sobregirar la indicada cuenta, de acuerdo con el artículo 17 de la
Ley N.º 27287 (Ley de Títulos Valores) esta conducta es atípica. La responsabilidad por el no pago,
tratándose de este caso, le corresponde al banco.

La autorización del banco para sobregirar debe anteceder a la emisión del che- que, porque una de las
condiciones previas para emitir cheques es que el agente debe contar con fondos a su disposición en
la cuenta corriente correspondiente, en monto suficiente para su pago, ya sea por depósito
constituido en ella o por tener autorización del banco para sobregirar la indica cuenta. También es el
caso típico de aquel otro agente que sin tener fondos (cuenta corriente sin saldo) gira el cheque; son
conductas reprochables tanto girar cheques sin tener fondos o no tener lo suficiente. Lo cierto es que
el librador está facultado a girar el cheque solo una vez que tenga saldo líquido y disponible en su
cuenta corriente o tenga acuerdo preestablecido con el banco para sobregirarse; desde luego, el
librador debe tener contrato vigente con el banco para operar con giro de cheques.

(e3r8la)s inVteresantes reflexiones sobre este injusto que hace el profesor Luis COUSIÑO, en su obra:
Los delitos contemplados en la Ley de Cheques. Revista de Ciencias Penales, 1948, pp. 98-99.

En este sentido la interpretación está acorde con lo dispuesto por el artículo 173 de la Ley N.º
27287 de la Ley de Títulos Valores, que establece una condición previa para emitir el cheque: “Para
emitir un cheque, el emitente debe contar con fondos a su disposición en la cuenta corriente
correspondiente, suficientes para su pago, ya sea por depósito constituido en ella o por tener
autorización del banco para sobregirar la indicada cuenta. Sin embargo, la inobservancia de estas
prescripciones no afecta la validez del título como cheque”. Aun cuando la norma penal no es una
norma de reenvío propiamente dicha, para la interpretación correcta debe tenerse en cuenta el
artículo 173 de la Ley N.º 27287 toda vez que el injusto descrito como hecho punible en el artículo
215 del Código Penal está referido al cheque como título valor.

En ocasiones suele suceder que pueden registrarse ingresos y abonos contables, pero aún no líquidos.
Eso ocurre con abonos de valores cuya liquidez está sujeta al buen fin que tenga dicho título valor en
su cobranza. Un caso típico a tener en consideración es, por ejemplo, el abono hecho con un cheque
de otro banco, cuya cobranza no es cierta, por lo que el banco registrará contablemente sino hasta
que se haga efectiva la cobranza de dicho cheque, lo cual tiene un proceso y no siempre es inmediato.
De manera que el saldo al haber de la cuenta corriente no es disponible y mal se haría en girar un
cheque en estas condiciones.

No es posible formalmente que alguien que no tenga un contrato de cuenta corriente bancaria emita
cheques. Ahora bien,

El hecho punible se consuma en el momento en que el agente gira y entrega el cheque en estas
condiciones (ingresa al tráfico mercantil), y la prescripción de la acción, por tanto, corre a partir de la
fecha en que se gira el cheque. En este caso el tipo no admite la tentativa; sí la coautoría cuando son
varios los que giran el cheque a sabiendas de que carecen de fondos (el alcalde y tesorero de una
municipalidad, por ejemplo, o el gerente general y el gerente financiero, o los autorizados para emitir
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

cheques tratándose de una persona jurídica privada). También es posible en este supuesto la
complicidad y la instigación.

Algunos autores nacionales, como Mariano Peláez Bardales, parecen sugerir, con algo de duda, que el
primer supuesto del tipo es de resultado; razón por la cual sostiene que: “(…) continúa siendo
discutible determinar si la falta de fondos debe darse en el momento en que el cheque es girado o en
el instante de su presentación para su pago. Al respecto Jorge Enrique Valencia en su obra ‘La acción
material constitutiva del delito en el nuevo Código Penal colombiano’, sostiene una interesante tesis,
que compartimos, cuando expresa que el momento relevante de la acción no es el acto de
libramiento del cheque sino la carencia de inmediatez de la cobertura al tiempo de su presentación”
(sic)(43); lo cual sugiere, entonces, que el hecho punible se consuma en el momento de la
presentación y no en el momento de girar el cheque a sabiendas de que carece de fondos.

No compartimos esta apreciación porque el inciso 1 (primer supuesto) del artículo 215 del Código
Penal, de manera expresa e indubitablemente, prescribe: “Cuando gire sin tener provisión de fondos
suficientes o autorización para sobre girar la cuenta corriente”. El verbo rector en el tipo es un vocablo
(girar) que expresa una acción presente, de momento. No se gira en el momento de la presentación
(donde se establece si hay o no fondos; eso solo lo sabe el agente infractor) sino en el momento del
libramiento doloso; de manera que es esta la acción relevante. Esta interpretación guarda relación con
el artículo 173 de la Ley de Títulos Valores que establece una condición previa para emitir el cheque:
“Para emitir un cheque, el emitente debe contar con fondos a su disposición en la cuenta corriente
correspondiente, suficientes para su pago, ya sea por depósito constituido en ella o por tener
autorización del banco para sobregirar la indicada cuenta”, concordante con el artículo 179 de la
misma ley.

tampoco basta tener un contrato vigente de cuenta corrientes, porque debe tratarse de una
cuenta corriente que opere con giros de cheque. Distinguimos de aquella otra cuenta
corriente que opera sin giro de cheques. Solo en el primer caso el banco otorga un talonario
de cheques como lo prescribe el artículo 22 de la Ley N.º 26702.

La fecha resulta un requisito de importancia en la medida en que determina la oportunidad de la


emisión y permite establecer si el emitente tenía la capacidad legal suficiente al girar el cheque, si en
ese momento tenía fondos disponibles, si la presentación se hizo dentro del plazo que señala la ley, si
ha transcurrido el plazo de prescripción, etc.

PELÁEZ BARDALES, Mariano: El cheque. Su protección penal y el delito de libramiento indebido.


Editorial Idemsa, Lima, 1998, p. 76.

En efecto, el cheque es un instrumento de pago inmediato, a la vista, a su primera


presentación. Por tanto, ni su negociación, ni su pago, pueden supeditarse a plazos u otras
condiciones que restrinjan esta característica sustancial. Tampoco puede emitirse con fecha
futura, o sea apostatado o con fecha posterior a la que efectivamente se emite. Es la regla; y la
única excepción la constituyen los cheques de pago diferido que admiten la suspensión de su
presentación al pago, sin
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

Esta tesis se ve corroborada con la creación del cheque especial de pago diferido que la ley admite. En
este caso excepcional no es requisito la existencia de fondos al momento de girar, pero sí debe
tenerlos en el día señalado para la presentación del cheque para su pago; de lo contrario, el agente
incurriría en este caso en libramiento indebido; desde luego que este caso de cheque especial de pago
diferido, es una modalidad especial cuya condición de pago y exigibilidad dependen de un plazo. No
es la regla sino la excepción.

“El cheque de pago diferido, como modalidad especial, es un cheque cuya condición de pago y
exigibilidad dependen de un plazo; es precisamente una especie de sinceramiento ante la realidad de
los negocios de carácter mercantil o simplemente transacciones, pero a su vez es un claro mensaje de
que los cheques de fecha posdatada no se admiten, y que solo en el caso que se desee diferir el pago
de un cheque, este hecho solo se hará mediante el giro de un cheque especial, con características
especiales reguladas por la Ley de Títulos Valores”(46).

En todo caso, la apreciación del distinguido jurista colombiano Jorge Enrique Valencia, bien puede
tomarse en consideración tratándose del otro supuesto prohibido contemplado en el inciso 3) del
artículo 215 del Código Penal, que establece: “Cuando gire a sabiendas que al tiempo de su
presentación no podrá ser pagado legalmente”.

Autores extranjeros como Carlos Creus sostienen que: “Tiene que tratarse de un cheque que, en el
momento de la presentación, no sea pagado por falta de fon- dos y respecto del cual el librador no
esté autorizado para girarlo en descubierto por parte de la autoridad del banco sobre el cual lo gira.
Aunque la literalidad del artículo parecería decir otra cosa, la ausencia de fondos debe darse en el
momento de la presentación del cheque al banco para su conversión, siendo afectar su negociación
desde el mismo momento de su emisión en fecha cierta y real. En el caso de fecha postdatada se tiene
por no puesta y por tanto el cheque no pierde sus efectos cambiarios. En este caso prima la fecha de
presentación frente a la fecha consignada literalmente (postdatado); lo cual nos permite establecer
que todo giro de cheques, excepto el diferido, al momento de girarse deben contar con fondos
disponibles suficientes.

(45) El cheque de pago diferido es incorporado en la Ley de Títulos Valores, en los artículos 199 a
203. El mismo se emite en talonarios especiales que al efecto el banco deberá entregar a los clientes
que se lo soliciten. Estos cheques especia- les deberán contener la expresión: “Cheque de pago
diferido” y la indicación de la fecha a partir de la cual podrán ser presentados para su cobro, que en
ningún caso podrá ser mayor a treinta días desde la fecha de emisión. La entrega de estos talonarios
especiales no supone la existencia de cuentas especiales, como sí ocurre con los cheques
garantizados. El cheque de pago diferido tiene una fecha de emisión y otra a partir de la cual podrá ser
presentado a cobro, no pudiendo esta última ser, como se dijo, posterior a treinta días calendarios
desde la emisión. A partir de la emisión, sin embargo, el cheque podrá ser negociado libremente;
negociación que se producirá mediante cesión, endoso o simple tradición, dependiendo de si el
mismo ha sido girado como título a favor de persona determinada, a la orden o al portador. El cheque
no podrá presentarse al cobro antes de la fecha indicada a tal efecto en el cheque. Si se hiciera, el
banco no podrá pagarlo y su rechazo no podrá dar lugar al protesto o constancia, ni el librador
incurriría en hecho ilícito alguno. A partir de la fecha de vencimiento del diferimiento, el emitente está
obligado a tener fondos suficientes en su cuenta corriente para permitir al banco atender el pago.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

La presentación del cheque ante el banco, para su cobro, o la exigencia de la mención expresa del
motivo del no pago no es un elemento que configura el tipo. Estas constituyen un elemento de prueba
previa a cargo del agraviado y no un elemento constitutivo del tipo como parece sugerir cierta
jurisprudencia al decir: “Que, se imputa al encausado el haber girado por la cantidad de doscientos
treinta nuevos soles con cuarenta y dos céntimos; título valor que al ser presentado a la entidad
bancaria, para su cobro en efectivo, fue rechazado con el sello ‘no con- forme’, sin precisar el motivo.
Que, estando al enunciado precedente no se habría cumplido con lo dispuesto por el artículo ciento
sesenta de la Ley de Títulos Valores, al no obrar constancia con expresa mención del motivo de la
negativa del pago del referido título valor, siendo esta exigencia, un aspecto del tipo objetivo que
necesariamente debe verificarse en el caso concreto para establecer dicha conducta como típica”
(Exp. N.º 7737-97. Corte Superior de Justicia de Lima del 23/04/1998) j20. El protesto no es un
aspecto del tipo objetivo del delito como se sostiene en esta jurisprudencia; es solo un requisito de
procedibilidad de orden procesal; en todo caso, es un elemento de prueba previo, a cargo del
agraviado, y no un elemento constitutivo del tipo como parece sugerir esta resolución.

En otra jurisprudencia se sostiene que: “El delito de libramiento indebido requiere que el
agente sea informado de la falta de pago mediante protesto notarial u otra forma
documentada de requerimiento, los que deben formularse dentro del plazo de vigencia del
cheque: caso contrario deviene en un proceso de cobro de deuda. En el plazo de vigencia del
cheque el girador tiene la obligación de mantener fondos suficientes en la cuenta” (Ejecutoria
Suprema del 11/10/96. Exp. Nº 3665-96). Una cosa es que el agente sea informado de la falta
de pago y otra que constituya un elemento constitutivo en la configuración del tipo. El hecho
quedó consumado en el momento en que el agente giró el cheque dolosamente y lo puso en
circulación al entregar al tenedor en esas condiciones. Si el tenedor no protesta el cheque por
falta de pago y no requiere su pago no significa que el hecho punible desaparece; lo que
sucede es que no es posible accionar penalmente porque no reúne los requisitos de
procedibilidad. El delito queda sin sanción, pero el tenedor tiene la opción de recurrir en la
vía civil para el cobro del monto signado en el cheque.

El primer supuesto del tipo descrito en el artículo 215 del Código Penal es bastante claro, al establecer
la acción dolosa preponderante de la agente expresada en el verbo rector: “girar” (girar sin tener
provisión de fondos suficientes o autorización para sobregirar la cuenta corriente) de manera que el
vocablo denota acción material presente, de momento, inmediato. Queda claro que el primer su-
puesto prohibido contenido en la norma penal no hace referencia expresa ni tácita como elemento
objetivo del tipo, a la presentación ni a la constancia del no pago por falta de fondos; estas
constituyen requisitos de procedibilidad o condiciones objetivas de punibilidad, pero nunca elementos
constitutivos del tipo.

En tal sentido, así parece entenderlo mayoritariamente la jurisprudencia nacional al expresar: “Que,
conforme se establece de autos, el imputado giró un cheque por la suma de diez mil setecientos
cuarenta y cuatro con noventa y seis nuevos soles, sin tener la provisión de fondos o autorización para
sobregirarse, ilícito penal previsto en el inciso primero del artículo doscientos quince del Código
Penal” (Exp. N.º 4461-97. Corte Superior de Justicia de Lima, 31/03/1998).

La acción de girar tiene la connotación de ser presente, asociada al momento en que el agente libra el
cheque a sabiendas de que carece de fondos suficientes o autorización para sobregirar; se parte de la
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

norma de conducta exigida de no girar o librar si no tiene fondos o está autorizado para sobregirar la
cuenta corriente. Elemental exigencia, tener fondos suficientes para girar.

Similar opinión sostiene el autor argentino Carlos Borinnsky, quien refiere: “En nuestra opinión, el tipo
del artículo 203, inc. 1) es de predominante actividad, de peligro abstracto, cuya acción consiste en
dar en pago o entregar (…) un cheque (…) sin tener provisión de fondos o autorización expresa para
girar en descubierto. La autorización y los fondos deben existir al tiempo de realizarse la acción. La ley
parece construir la figura de esta manera; ha tenido en cuenta que lanzar cheques a la circulación sin
el correspondiente respaldo bancario constituye una conducta generalmente idónea para producir la
lesión del bien jurídico tutelado: la fe pública” .

Más allá de las diferencias de estructuración, ubicación y sistematización del tipo penal argentino
descrito en el artículo 203 inc. 1) del Código Penal argentino, y el tipo descrito en el artículo 215 inc.
1) del Código Penal peruano, lo ilícito (en ambos Códigos) no es dejar de pagar el cheque después de
su rechazo del banco y el requerimiento de exigencia por parte del girado bajo apercibimiento de
formu lar denuncia penal; porque no se trata de un delito de omisión, tampoco de un delito contra el
patrimonio individual o de un ilícito penal por deudas; se trata de un delito que atenta contra el
tráfico mercantil o la confianza y la buena fe en los negocios. El hecho punible lo constituye la
conducta material de girar un cheque sin tener pro- visión de fondos suficientes en su cuenta
corriente o no tener autorización para sobregirarse; lo cual implica que no se sanciona penalmente al
agente infractor por no pagar el monto consignado en el cheque, a pesar del requerimiento (prisión
por deuda), sino por girar dolosamente el cheque en las condiciones antes descritas; se trata de un
delito de peligro abstracto como sostiene el destacado autor argentino; en tal sentido, el artículo IV
del Título Preliminar del Código Penal peruano establece que: “La pena necesariamente, precisa de la
lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos tutelados por la ley”.

En suma, este es el espíritu de la norma penal concordante con lo dispuesto por el artículo
173 de la Ley Nº 27287, Ley de Títulos Valores, anteriormente transcrito.

Otro autor extranjero, Jorge de la Rúa, sostiene que: “La falta de fondos debe existir al momento del
libramiento y al momento de la presentación del cheque para su cobro. En ellos los términos de la ley
son claros. De ese modo, cuando hay fon- dos al libramiento, la cuestión debe ser considerada desde
el punto de vista de la frustración. Por otra parte, si bien la inexistencia de fondos debe darse en
ambos momentos, no se exige en cambio la falta de fondos, entre ambos, sea sin solución de
continuidad. Así el librador de un cheque sin fondos incurre en esta delincuencia aun cuando antes de
la presentación del cheque hayan ingresado y expresado fon- dos, siempre que llegada dicha
presentación los fondos no existen”. No es el caso peruano, donde la ley de la materia exige que para
librar un cheque debe tener previamente fondos suficientes en su cuenta corriente; lo cual implica
que no se puede girar o librar cheques si no tiene fondos o se está autorizado para sobregirar la
cuenta corriente.

La norma penal no señala expresamente una finalidad específica por la cual el librador gira el cheque,
lo cual indicaría que no interesa cuál sea su finalidad, bastando que dicho título valor ingrese al tráfico
mercantil de manera dolosa.

¿Cómo saber o probar que el agente giró un cheque sin fondos?


5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

No cabe duda de que, tratándose del tenedor, lo será en el momento de la presentación ante el banco
y que se expresará con la constancia consignada en el re- verso del cheque con la frase: “No pagado
por falta de fondos”; pero desde la

Este artículo ha sido revisado por la Comisión Especial Revisora del Código Penal, creada por Ley Nº
27837 del 4 de octubre del 2002, encargada de revisar el texto del Código Penal, las normas
modificatorias y la adecuación a los delitos previstos en el Estatuto de Roma de la Corte Penal
Internacional y demás instrumentos internacionales (Anteproyecto de Código Penal peruano del
2004).

Título Preliminar, artículo IV:

“La pena precisa de la lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos tutelados por la ley. Solo en casos
excepcionales y por razones de estricta necesidad para la protección de un bien jurídico colectivo o
institucional, se sancionarán comportamientos idóneos para producir un estado de peligro para el
referido bien jurídico”.

La Comisión Especial consideró pertinente reestructurar la fórmula del principio de lesividad (artículo
IV) a los efectos de responder a la perspectiva de permitir excepcionalmente la sanción de
comportamientos idóneos para producir un estado de peligro siempre y cuando se trate de bienes
colectivos o supraindividuales como el sistema crediticio o el tráfico monetario. Estos no son más que
los tipos de peligro abstracto cuya técnica es aplicada con cierta regularidad en las sociedades de
riesgo. Así el legislador rescata de manera excepcional estas fórmulas de peligro abstracto para delitos
que atentan contra bienes jurídicos colectivos, en especial, aquellos que nacen con el desarrollo
tecnológico, económico e intelectual de la sociedad. El fundamento político criminal de los tipos de
peligro abstracto consiste en la conveniencia de no dejar a criterio del juzgador la estimación de la
peligrosidad de acciones que normalmente lo son de alto grado, incluso en el caso de conductas
prohibidas de manera general mediante tipos de peligro abstracto, pero en el caso concreto no
peligrosas, la punición se basa en la decisión político-criminal de querer crear costumbre de
determinadas acciones, a fin de poder obtener una protección suficiente a bienes jurídicos
importantes (tomado literalmente del prólogo del Anteproyecto de Código Penal 2004. Parte
General).

DE LA RÚA, Jorge. Los delitos contra la confianza en los negocios. Universidad Central de Venezuela,
Caracas, 1980, pp. 134-135.

perspectiva del agente librador (relevante para los efectos penales) es distinto por- que este tiene
conocimiento de que carece de fondos o autorización expresa para sobregirarse y en ese
conocimiento gira el cheque dolosamente. Ahora bien, es posible determinar con el informe, que bien
pueden dar los funcionarios del banco, el momento en que el agente hizo efectivo el depósito o, dicho
de otra manera, si fue hecho durante la emisión o después; pero esta condición es materia de la
prueba, no del elemento constitutivo del tipo.

En el primer caso estaríamos ante una prueba penal anticipada de parte y en el segundo ante una
prueba obtenida bien durante el proceso o antes de él, a solicitud de la autoridad competente. Pero
son problemas de prueba que bien pueden resol- verse durante la actividad probatoria; pero de
ninguna manera estos constituyen elementos constitutivos del tipo.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

 El agente infractor gira el cheque y el mismo día de su emisión el girado acude al banco para
efectivizar el monto del cheque y se da con la sorpresa de que no hay fondos en la cuenta
corriente del girador. En este caso coincide tanto la fecha de emisión dolosa como la
comprobación del hecho ilícito.
 El agente (sujeto activo) gira el cheque en una fecha X (no tiene fondos suficientes) y teniendo
el girado treinta días para hacer efectivo su cobro y antes de que el agraviado acuda al banco
el agente es convencido por un tercero sobre la conveniencia de hacer el depósito; este
decide depositar la suma indicada en el título valor y el girado no tiene dificultades en hacer
efectivo su cobro al momento de su presentación al banco (este último desconocía que al
momento en que se le giró el cheque carecía de fondos y que el agente no tenía intención de
pagar suma alguna). En este caso el particular no sufrió perjuicio alguno, pero se puso en
peligro el bien jurídico tutelado por la norma penal (la confianza y la buena fe en los negocios
que es de interés colectivo y no individual); en tal sentido estaríamos ante una tentativa con
relevancia penal.
 El agente gira el cheque no teniendo fondos en la fecha de emisión, solicitando autorización al
banco para sobregirarse; hecho que el banco autoriza, pero con posterioridad a la
presentación del cheque que es rechazado por falta de fondos. En este caso el hecho punible
está consumado; porque la autorización para el sobregiro de la cuenta corriente debe darse
de manera expresa antes o durante la emisión del cheque. De lo contrario llegaríamos a la
conclusión absurda de que el hecho punible dependería de un tercero (el banco) y no del
autor o agente infractor.
 El agente gira el cheque teniendo fondos, pero frustra maliciosamente el pago; bien sea
ordenando el no pago al banco o retirando los fondos. El tipo está consumado. Pero es una
conducta distinta a la establecida como supuesto prohibido en el inciso 1); está contemplada
como hecho punible en el inciso 2) del artículo 215 del Código Penal.
 El agente gira el cheque en garantía no consignando al momento de su emisión la fecha, el
monto ni el lugar; el beneficiario al acudir al banco para su

 presentación y exigencia del cobro se da con la sorpresa de que no tiene fon- dos. El caso es
atípico por faltar el dolo directo por parte del agente y no tener valor el cheque por faltar
algunos requisitos indicados en la ley de la materia (artículo 175 de la Ley Nº 27287, Ley de
Títulos Valores); situación que deberá probarse.
 El agente gira el cheque sin reunir los requisitos establecidos en el artículo 174 de la Ley Nº
27287, Ley de Títulos Valores, y por tanto a sabiendas de que al tiempo de su presentación no
será pagado legalmente o habiéndose trabado embargo sobre su cuenta corriente por un
tercero. Este caso cae dentro del supuesto previsto en el inciso 3) del artículo 215 del Código
Penal.
 El agente gira el cheque sin tener fondos suficientes y el girado acude al banco fuera del
término o plazo de presentación a pago (el plazo de presentación de un cheque para su pago,
sea que se haya emitido dentro o fuera del país es de treinta días contados desde el día de la
emisión según el artículo 207 de la Ley de Títulos Valores). Si el agente giró el cheque sin tener
en el momento de la emisión suficientes fondos el hecho punible se ha consumado. Que el
girado no haya hecho efectivo su cobro dentro del plazo determinado deviene en irrelevante,
porque no se protege el interés patrimonial del particular sino la confianza y la buena ee en
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

los negocios que es de interés colectivo y se ve lesionada con esta conducta. Este hecho se
puede probar con el informe que solicita el juzgado al banco para determinar si en el
momento o la fecha de emisión el agente tenía o no fondos suficientes en su cuenta corriente;
distinto es el caso del agente que al momento de girar el cheque tenía fondos y pasados los
treinta días por cualquier motivo legalmente justificado dejó de tenerlos o ser revocado por el
emitente de acuerdo con el artículo 208 de la Ley de Títulos Valores. El cheque, en ambos
casos, pasado el plazo de presentación para su pago pierde su valor ejecutivo, pero en un
proceso penal no se discute su valor ejecutivo; se debe determinar si se giró el cheque sin
tener suficiente provisión de fondos en la cuenta corriente que es la conducta que lesiona el
bien jurídico tutelado por la norma penal en comentario; lo que sustenta o justifica la sanción
de una pena determinada es el principio de lesividad contemplado en el artículo IV del Título
Preliminar del Código Penal al establecer que la pena necesariamente precisa de la lesión o
puesta en peligro de bienes jurídicos tutelados por la ley. Reiteramos que la norma penal en
cuestión no protege al cheque en sí; es bastante discutible sostener que si el cheque ha sido
presentado para su cobranza fuera del término que señala la ley y, por tanto, este pierde solos
casos de los que se tiene conocimiento sobre este injusto penal, los sujetos comprendidos en
este

hecho punible alegan que giraron el cheque en garantía como una forma de enervar su
responsabilidad. Desde luego que también se han dado situaciones reales de determinadas personas
que en efecto giraron el cheque en blanco con su firma o parcialmente llenado, que posteriormente
los “agraviados-beneficiados” llenaron con otro puño y letra cantidades y fechas determinadas para
luego acudir al banco no siendo efectivo el monto señalado en el cheque por carecer de fondos.
Hechas las investigaciones se determinó, con la pericia grafo técnica, que efectivamente esto fue así;
en tal caso no cabe sino absolver al acusado.

valor ejecutivo para hacerlo valer en la vía penal y, en consecuencia, pro- cede absolver al acusado
como erróneamente sostuvo un juez penal especializado. Distinto es el caso del librador que al
momento de librar y entre- gar el cheque tenía fondos y habiendo transcurrido el plazo legal para su
cobro este lo dispone como crea por conveniente, de manera que el agente no estaba obligado de
acuerdo a la ley de la materia en mantener el monto girado después del plazo legal.

Queda claro entonces que el supuesto prohibido contenido en el inciso 1) del artículo 215 del
Código Penal, en cuestión, se traduce en: no girar cheque alguno sin tener provisión de fondos
suficientes o autorización para sobregirar la cuenta corriente al momento de su emisión, por
tanto, la consumación del hecho punible no está supeditada al momento de la presentación
del cheque para su cobro, que bien puede hacerse dentro de los treinta días contados a partir
de la fecha de la emisión, sino en el mismo momento en que el agente libra dolosamente el
che- que. Se trata de un delito de mera actividad.

La provisión debe entenderse en el sentido de que el librador cuenta con fon- dos disponibles
suficientemente acreditados en su cuenta o, dicho de otra manera, la existencia de fondos en su
cuenta sobre la cual el librador tiene la libre disponibilidad; lo cual implica estar suficientemente
acreditados en el sentido de que el acreditamiento permita disponer inmediatamente de ellas, sin
necesidad de esperar ningún término o condición.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

Ahora bien, se sostiene que el injusto en comentario es un delito de mera actividad (primer supuesto
del artículo 215 del Código Penal) carente de resultado y, por tanto, un hecho punible sin afectación
del bien jurídico a través del resultado; solo sostenido exclusivamente en el desvalor de la acción. De
manera que el injusto estaría insuficientemente configurado; en todo caso, se trataría de un delito de
mera desobediencia y en este caso se excederían los límites dentro de los cuales el Derecho Penal está
legitimado para actuar.

Llegar a esta conclusión resulta demasiado temerario, toda vez que tiene algo de verdad, como
excepción, pero no es la generalidad. Temerario en cuanto, de acuerdo con el artículo IV del Título
Preliminar del Código Penal peruano, que establece que “la pena necesariamente, precisa de la lesión
o puesta en peligro de bienes jurídicos tutelados por la ley”, no deja lugar a dudas. Según esta tesis, el
primer supuesto del tipo en comentario, al constituir un hecho punible sin resultado no lesionaría ni
pondría en peligro el bien jurídico tutelado (la confianza y la buena fe en los negocios que sustentan la
seguridad del tráfico mercantil) y, por tanto, entraría en colisión con el artículo IV del Título Preliminar
del Código Penal. Conclusiones erróneas que no compartimos, tampoco la jurisprudencia y decisiones
de los Juzga- dos Especializados en lo Penal de Corte Superior de Lima j23 .

Todos los supuestos contenidos en el tipo descrito en el artículo 215 del Código Penal, por
naturaleza constitutiva, son acciones perseguibles de oficio que bus- can proteger la confianza
y la buena fe en los negocios que permiten la seguridad y el correcto tráfico mercantil, de
manera que el giro doloso por parte de cualquier agente (sujeto activo) afecta o pone en
peligro el referido bien jurídico tutelado.

Un factor fundamental en el normal y correcto tráfico mercantil es el factor confianza en las


operaciones comerciales, tanto o más cuando se gira un cheque por- que se presupone la existencia
de fondos suficientes para su pago, situación que lo hace viable en cuanto su aceptación como forma
de pago; de lo contrario (presuponer que casi siempre el girador libra sin tener fondos suficientes)
nadie aceptaría el cheque como un medio ideal de sustitución temporal de la moneda, de liquidación
fácil y expedita, solo al ser pagado por la institución bancaria librada.

El Título Preliminar de nuestro Código Penal sustenta un conjunto de principios garantistas,


consagrando entre ellos el de lesividad, por el que para la imposición de una pena necesariamente se
requiere de la lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos tutelados por la ley; de ahí que el sujeto
pasivo siempre es un elemento del tipo penal en su aspecto objetivo.

En este orden de ideas también es posible establecer que con la acción dolosa (girar cheques
sin fondos suficientes) el agente afecta la confianza en el cheque como medio de pago en el
tráfico mercantil; lo que evidencia la efectiva ofensividad del bien jurídico tutelado por la
norma penal.

Debe tenerse en consideración que razones de política criminal permiten concluir que con la norma
penal se buscó que la seriedad comercial no sea menoscaba- da; en tal sentido, debemos asumir la
perspectiva de mayor concreción del bien jurídico protegido que en este caso es de peligro abstracto,
tratándose del interés social, y de resultado, cuando se ha afectado el interés particular (patrimonio
individual del agraviado), siendo el interés social lo preponderanteonderante.

2-, cuando frustre maliciosamente por cualquier medio de su pago,


5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

Frustrar maliciosamente por cualquier medio el pago del cheque

Esta modalidad delictiva, a diferencia de los otros supuestos contemplados en el artículo 215 del
Código Penal, es un hecho punible de resultado y no de mera actividad; lo cual implica establecer que
si no hay un resultado determinado (frustración de pago) no se configura el tipo; por tanto, basta
cualquier conducta que cause el resultado típico (frustración de pago). La modalidad de acción dolosa
ad- mite multiplicidad de formas.

El verbo rector empleado por el legislador para determinar la acción material dolosa del agente en
este supuesto, está expresado por el vocablo “frustrar”, que literalmente tiene una acepción
autónoma equivalente a privar a alguien de lo que esperaba (un pago) pero que debe interpretarse a
los efectos penales asociada necesariamente con la frase “maliciosamente” para entender lo que
realmente la norma penal prohíbe y sanciona. Esto implica establecer que el agente actúa con dolo di-
recto; razón por la cual el tenedor del cheque toma conocimiento de la imposibilidad de su cobro
cuando dicho pago no se efectiviza en razón de haberse ordenado su no pago por parte del girador, lo
cual es indicativo de la acción dolosa del autor. Entre la acción (frustrar), el medio (de cualquier
forma) y el resultado (el no pago), hay una relación de causalidad del cual tiene el dominio del hecho
el agente. Por tanto, si no hay frustración no hay tipo; lo cual es indicativo de que es posible en
determinadas condiciones admitir la tentativa en esta modalidad delictiva.

Este supuesto contemplado en el inciso 2) del artículo 215 del Código Penal está referido a un
hecho material de resultado expresado en la concreta frustración del cheque como orden de
pago que lesiona o pone en peligro el bien jurídico tute- lado por la norma penal (la confianza
y la buena fe en los negocios). A la acción do- losa (frustrar maliciosamente el pago) le
precede una acción formal-legal de girar el cheque teniendo fondos suficientes en la cuenta
corriente o la autorización expresa del banco para sobregirarse. Nótese que el agente libra el
cheque con las formalidades de ley y teniendo provisión de fondos suficientes en su cuenta
corriente para pagar lo consignado en el cheque, lo cual constituye un hecho conforme a
Derecho; lo que reprime la norma es la frustración maliciosa del pago por cualquier medio,
como, por ejemplo, el retiro de los fondos para frustrar el pago.

La entrega de un cheque con las formalidades que exige la ley de la materia implica ponerlo en
circulación al tráfico mercantil únicamente como instrumento de pago, por tanto, si el agente frustra
maliciosamente por cualquier medio su pago

Como sostiene Claus Roxin: “Por delitos de resultado se entienden aquellos tipos en los que el
resultado consiste en una consecuencia de lesión o de puestos en peligro separada espacial y
temporalmente de la acción del autor” (ROXIN, Claus. Derecho Penal. Parte general. Tomo I,
Fundamentos. La estructura de la teoría del delito. Editorial Civitas, Madrid, 1997, p. 328. En cambio,
en los delitos de mera actividad la realización del tipo coincide con el último acto de la acción y por
tanto no se produce un resultado.

implica negar la naturaleza constitutiva del cheque porque es utilizado por el agente como objeto de
aprovechamiento haciendo perder la confianza y la buena fe en los negocios por utilización indebida
del cheque. La entrega de un cheque única- mente producirá los efectos de un pago solo cuando este
se haya hecho efectivo, toda vez que antes de ello solo representa un derecho expectaticio de obtener
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

determinada suma de dinero. Esta conducta se penaliza buscando otorgar el uso correcto del cheque
en el tráfico mercantil, restableciendo la confianza en el cheque como instrumento de pago en las
transacciones comerciales, lo cual implica que puesto en circulación nada puede frustrar su pago,
excepto los casos específicos señalados en la ley; por eso se exige para la configuración del tipo el
dolo directo y un resultado.

El agente utiliza un medio –pago mediante cheque– y obtiene un resultado –el no pago– por
frustración maliciosa; acción típica que lesiona o pone en peligro el bien jurídico tutelado. Se
precisa que girar un cheque implica en lo sustancial ponerlo en circulación, no solo basta la
mera suscripción o, dicho de otra manera, no basta firmar y dejar en blanco para que otro lo
llene; de esta manera no ingresa a la circulación correctamente y quien lo llena lo deja
expedito para la circulación, de manera que en estas condiciones puede lesionarse el bien
jurídico tutelado, si después frustra maliciosamente su pago.

En suma, el hecho fáctico se traduce en lo siguiente: el titular o los titulares giran el cheque con todos
los requisitos formales a que refiere la ley de la materia como medio de pago, lo cual implica que
desde su entrega ingresa ya al tráfico mercantil y si se ha puesto en circulación ya no se puede
paralizar o frustrar el pago, excepto por causa justificante real que lo permita. Poco importan los
medios utiliza- dos; importa que el dolo directo abarque la realización de la conducta típica.

La expresión “por cualquier medio su pago” utilizada por el legislador en la configuración del
tipo es abierta o amplia que admite múltiples formas idóneas de frustrar maliciosamente el
pago; en todo caso, es posible hablar de un tipo abierto en cuanto al medio empleado pero
finalista y cerrado por la acción típica. Queda claro lo irrelevante del medio empleado en la
configuración del tipo; lo relevante es la acción finalista del agente: frustrar maliciosamente el
pago.

En todos los casos se parte del presupuesto de que cuando el agente libra el cheque dispone de los
fondos suficientes en su cuenta corriente para hacer efectivo el pago. Sucede que una vez librado el
título valor referente, el agente procede a posteriori y maliciosamente, a cancelar la orden de pago.
Para tal efecto se vale de cualquier medio (incluso una simple llamada al banco indicándole que no se
efectúe el pago o retira los fondos disponibles) sin que para ello concurra ninguna causa

(p5o5s)ibilidLaad de que el agente retire, maliciosamente, fondos parciales que hagan insuficiente el
pago de un cheque

después de haberlo girado formalmente, confirma nuestra tesis relativa al primer supuesto descrito
en el inciso

1) del artículo 215 del Código Penal en el sentido de que el hecho punible se consuma en el momento
que el agente gira el cheque y no en el momento de su presentación como sugieren algunos autores
nacionales como extranjeros. El ejemplo

que así lo justifique o, dicho de otra manera, procede a bloquear maliciosamente el cheque.

La orden del no pago o retiro de fondos no será un hecho punible si existe una justificación razonable
o justificante que amerite tomar una decisión urgente de esta naturaleza; por ejemplo, haber sido
víctima de hurto o robo de cheques firmados. Desde luego que también es posible que el agente
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

librador alegue un supuesto robo (no siendo real tal afirmación) y lo haga con el deliberado propósito
de bloquear el cheque; en este último caso estaríamos ante una acción típica descrita en el inciso 2)
del artículo 215 del Código Penal porque el agente ha frustrado maliciosamente el pago valiéndose de
una denuncia falsa o de cualquier otro ardid j24 . Desde luego que es práctica usual declarar bajo
juramento que el cheque ha sido robado o extraviado para solicitar se frustre el pago.

Nótese que en ambos casos el agente utiliza la misma justificación: el robo o hurto; el primero halla
sustento para el bloqueo por ser cierto el hecho alegado, no existiendo dolo. No sucede lo propio en
el segundo caso porque hay frustración maliciosa del cheque generándose, en consecuencia, situación
concursal con otros tipos penales.

Otro ejemplo de frustración justificante de pago estaría dado en la situación concreta del
agente que habiendo librado un cheque se da cuenta que ha sido estafa- do por el
beneficiado. Son estos casos en que la ley autoriza hacerlo, es decir, quebrar el cheque;
existiendo justificación para tal proceder. Lo propio puede decirse del girador que extiende un
cheque firmado en blanco por presión; lo que se sanciona con la norma penal es la frustración
maliciosa del pago por parte del agente.

Lo que la norma penal sanciona es la frustración maliciosa por parte del agente; supuesto reprochable
concordante con lo dispuesto por el artículo 208 de la Ley N.º 27287, Ley de Títulos Valores, que
literalmente prescribe: “La suspensión solicitada según el párrafo anterior que resulte ser por causa
falsa conlleva además responsabilidad penal, según la ley de la materia” j24.

antes descrito confirma nuestras apreciaciones, por cuanto el agente gira un cheque teniendo fondos
suficientes en su cuenta corriente para posteriormente y de manera maliciosa frustrar su pago
retirando los fondos. En este caso estamos ante el delito descrito en el inciso 2) del Código Penal
porque el tipo se consuma en el instante en que el agente frustra maliciosamente el pago, valiéndose
del retiro de fondos.

Es posible en esta circunstancia determinar que el girado ha incurrido en el delito de


defraudación, tipificado como tal en el artículo 197 inciso 2) del Código Penal: “La defraudación será
reprimida con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de cuatro años y con sesenta a
ciento veinte días-multa cuando: (…) Inciso 2.- Se abusa de firma en blanco, extendiendo algún
documento en perjuicio del firmante o de tercero”. El cheque es un documento mercantil (título
valor), pero un documento, al fin y al cabo; en tal sentido la jurisprudencia nacional ha determinado
que: “La acción de llenar una letra de cambio que el agraviado otorgó al procesado para garantizar el
pago de un préstamo, a fin de poder iniciar una acción civil de pago de soles constituye el delito de
defraudación, previsto en el inc. 2 del artículo 197 del Código Penal” (Ejecutoria Suprema del
27/12/1994. Exp. Nº 1244-94-B. Sala Penal de la Corte Superior de La Libertad) Desde luego que
tratándose del cheque se abusa de la firma en blanco cuando se inserta en este título valor
declaraciones que no son las que el firmante tuvo intención de hacer. Esta situación reprochable
también puede darse en el caso de otorgamiento de cheques en garantía.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

La Ley de Títulos Valores tiene la connotación de establecer la responsabilidad penal del


agente que frustra maliciosa- mente el pago y lo remite, a efectos de la sanción penal, a lo
establecido en el artículo 215 del Código Penal.

La norma penal no sanciona “la intención de no pagar los títulos valores gira- dos a la agraviada” como
erróneamente sugiere la resolución de la Corte Superior de Lima, sino la acción material de la
frustración maliciosa del agente, siendo el resultado el no pago. Se sanciona no el resultado (no pago
o intención de no pago) sino la acción maliciosa de frustración del pago, siendo irrelevante para la
configuración del tipo la finalidad perseguida por el agente. Sostener lo contrario implica aceptar que
se reprime una deuda y, de acuerdo con nuestra Constitución Política, no hay prisión por deudas.

Lo que importa para la configuración del tipo es que el dolo debe abarcar los elementos objetivos del
tipo objetivo. Es decir, que el agente realice la acción típica o, dicho de otra manera, que frustre
maliciosamente el pago, lo cual implica que el dolo concurre en el momento de realizar la acción
típica j24 .

Lo discutible resultaría cuando el agente libra un cheque en garantía para luego proceder a frustrar su
pago. Por un lado, de acuerdo con el artículo 178.1 de la Ley de Títulos Valores, el cheque, como
instrumento de pago, no puede ser emitido, endosado o transferido en garantía; de manera que si el
tenedor recibe el cheque a sabiendas de que no se puede desnaturalizar el cheque (porque no es un
título valor de crédito sino de pago) este no producirá efectos cambiarios, tampoco efectos pena- les
o, dicho de otra manera, en estas circunstancias no hay tipo por falta de dolo por parte del girador. El
dolo es un elemento subjetivo del tipo que se exige para su con- figuración tal, como así lo ha
considerado la jurisprudencia nacional

3-. cuando gire a sabiendo que el tiempo de su presentación no podrá ser pagado legalmente m

Esta modalidad delictiva es de mera actividad y el hecho punible se consuma en el momento en que el
agente dolosamente j26 gira y entrega el cheque a sabiendas de que al tiempo de su presentación no
podrá ser pagado legalmente. El agente tiene el dominio del hecho desde el momento en que gira el
cheque y actúa dolosamente; la realización del tipo coincide con el último acto de la acción y por
tanto para la configuración del tipo no se requiere de resultado alguno.

1. El tipo previsto en el inciso 3) del artículo 215 del Código Penal requiere de un elemento
subjetivo específico (dolo directo), cual es que el agente conozca en
2. q.u-eEdlé en pago o entregue, por cualquier concepto a un tercero un cheque, a sabiendas de
que al tiempo de su presentación no podrá legalmente ser pagado.
3. El que librare un cheque y diera contraorden para el pago, fuera de los casos en que la ley
autoriza a hacerlo, o frustrare maliciosamente su pago.
4. El que librare un cheque en formulario ajeno sin autorización”.

el momento del libramiento del cheque, que al tiempo de su presentación no podrá ser legalmente
pagado. A diferencia del supuesto anterior en este inciso se exige el conocimiento certero por parte
del sujeto activo expresado a través de la locución “a sabiendas” de la imposibilidad legal de su pago,
no obstante, lo cual el autor comete la acción en ese conocimiento.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

El hecho punible supone el libramiento de un cheque cuando el agente sabe a ciencia cierta que al
tiempo de su presentación no podrá ser pagado legalmente. El tipo exige un dolo directo por parte del
agente o, dicho de otra manera, en el sujeto activo existe una actitud premeditada, traducida en la
certeza íntima de la imposibilidad de pago que se expresará en el instante mismo del giro del cheque.
El ejemplo más palpable de esta modalidad es el caso del girador que libra un cheque cuando ya se ha
iniciado un juicio de quiebra en su contra, hecho del cual tiene pleno cono- cimiento, pese a lo cual
efectúa el libramiento.

Debe tenerse en consideración que, de acuerdo con el artículo 172 de la Ley de Títulos Valores, el
cheque tiene una formalidad para su emisión, de tal manera que solo pueden ser emitidos a cargo de
los bancos, incluidas todas las empresas del sistema financiero nacional autorizadas por la ley de la
materia a mantener cuentas corrientes con giro de cheques. En tal sentido, como título valor
eminentemente formal está regulado por la ley de la materia en cuanto a su contenido, lugar de pago,
beneficiarios, etc.

Así, de acuerdo con el artículo174 de la Ley de Títulos Valores, el cheque debe contener:

a) El número o código de identificación que le corresponde.


b) La indicación del lugar y de la fecha de su emisión.
c) La orden pura y simple de pagar una cantidad determinada de dinero, expresa- da ya sea
en números o en letras o de ambas formas.
d) El nombre del beneficiario o de la persona a cuya orden se emite o la indicación que se
hace al portador.
e) El nombre y domicilio del banco a cuyo cargo se emite el cheque.
f) La indicación del lugar de pago.
g) El nombre y firma del emitente quien la calidad de obligado principal.

Asimismo, de acuerdo con el artículo 175 de dicha ley, no tendrá validez como cheque el documento
al que le falte alguno de los requisitos indicados en el artículo 174, salvo en los casos siguientes:

A. En defecto de indicación especial sobre el lugar de pago se tendrá como tal cualquiera de las
oficinas del banco girado en el lugar de emisión del cheque. Si en ese lugar el banco girado no
tiene oficina, el cobro se podrá efectuar a través de cualquiera de las ofician del banco en el
país.
B. Si se indican varios lugares de pago, el pago se efectuará en cualquiera de ellos.

El cheque como título valor es eminentemente formal y no tendrá validez como cheque si falta alguno
de los requisitos que se indican en la ley de la materia; de manera que el librador gira a sabiendas de
que al tiempo de su presentación no podrá ser pagado legalmente por faltar los requisitos indicados.
Por ejemplo, el librador gira el cheque sin indicar el lugar o fecha de emisión. Es un delito de acción
dolosa; el agente gira a sabiendas del impedimento legal que hace imposible su pago.

El sujeto activo libra el cheque con dolo directo; es decir, conociendo el impedimento legal que hace
inviable el pago del cheque; desde luego que nos estamos refiriendo a que el dolo debe existir en el
momento de librarse el cheque en las condiciones antes descritas.

A continuación, algunas situaciones dolosas posibles por parte del agente:


5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

A. Libra el cheque teniendo fondos suficientes en su cuenta, pero sin los requisitos exigidos por
la ley de la materia a sabiendas del impedimento legal que hace imposible su pago.
B. Libra el cheque sin tener suficiente provisión de fondos o autorización para sobregirarse, pero
además lo hace sin consignar fecha de emisión y lugar. En esta última hipótesis surge un
problema concursal. En estas condiciones el banco observará y señalará un impedimento
legal; es decir, no tendrá validez como cheque el documento al que le falta alguno de los
requisitos indicados. Entonces al tenedor no le quedará más opción que requerir su pago en la
forma prescrita por la norma penal; para luego si el girador doloso no lo abona entonces
denunciar el hecho punible.

Aun cuando la norma penal no hace referencia alguna, tratándose de esta modalidad delictiva, a la
preexistencia de fondos o autorización para girar, esta deviene en irrelevante; pues existan o no
fondos una disposición legal (Ley de Títulos Va- lores) es la que determina la imposibilidad legal del
pago. Es decir, la imposibilidad legal nace de la ley de la materia que hace del cheque ineficaz si falta
alguno de los requisitos indicados. Desde luego que también existen otras hipótesis de imposibilidad
legal de pago como, por ejemplo, el cierre administrativo de la cuenta corriente, embargo judicial,
quiebra, etc.

Para interponer la acción penal correspondiente no se requiere del protesto o de la constancia


expresa puesta por el banco girado en el mismo documento, señalando el motivo de la falta de pago
(condición sí exigible tratándose de los supuestos con- templados en los incisos 1) y 6) del artículo 215
del Código Penal); desde luego que si el agente abona el monto total de cheque dentro del tercer día
hábil de la fecha de requerimiento escrito y fehaciente no procederá la acción penal.

Las implicancias que conllevan este requisito de procedibilidad nos llevan a la siguiente conclusión:
que el agente no puede librar un cheque sin los requisitos formales a que se refiere el artículo 174 de
la Ley de Títulos Valores, pero si lo hace, no hay problema, tiene solución por cuanto tiene que ser
requerido para el pago del monto consignado, dentro del tercer día, entonces abona el monto y
asunto

concluido. No pasó nada, puede volver a incurrir en el mismo hecho punible sin problema alguno.
¿Acaso esta es la forma de proteger el bien jurídico tutelado puesto en peligro? Primó el interés del
patrimonio individual sin considerarse que el bien jurídico protegido es colectivo o de interés social
porque no solo está en interés de todos, sino, además, al servicio de todos. Se olvida que el sujeto
pasivo es la sociedad y subsidiariamente el individuo.

Hay autores como Carlos Borinnsky que sostienen que la falta de requisitos exigidos para la
emisión de un cheque por la ley de la materia, tratándose de la legislación penal argentina,
deviene ineficaz y, por tanto, no constituye el supuesto punible a que se refiere el inciso 2) del
artículo 302 del Código Penal argentino. El jurista argentino sostiene que el cheque girado en
estas condiciones no vale como cheque (61). Convenimos en lo ineficaz en cuanto a su cobro,
pero no deja de ser che- que deficiente y como tal es puesto a circulación afectando el bien
jurídico tutelado por la norma penal; por tanto, es una hipótesis legal de imposibilidad de
pago incursa en el inciso 3) del artículo 215 del Código Penal peruano. En suma, de acuerdo
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

con el artículo 175 de la Ley de Títulos Valores no tendrá validez como cheque, pero no deja
ser tal j27 , j28 .

Esta modalidad delictiva es de mera actividad; de manera que basta que el agente libre el cheque a
sabiendas de que al tiempo de su presentación no podrá ser pagado legalmente y en esta situación lo
pone en circulación al tráfico mercantil. El tipo no exige para su consumación que el cheque se
presente al banco, basta el acto del libramiento o puesta en circulación en las condiciones descritas
para que el hecho punible quede consumado. El tipo exige, por parte del agente, que actúe con dolo
directo; desde luego que el impedimento legal de pago del cheque debe anteceder o ser concurrente
al momento que el agente libra el cheque.

Algunos supuestos de imposibilidad legal de pago

A. Alteración material del cheque. - Por ejemplo, tratándose de raspado, interlineado, testado o
alteración del cheque. De acuerdo con el artículo 212 de la Ley de Títulos Valores son causales
para no pagar el cheque cuando este a sim- ple vista se encuentre raspado, adulterado,
borrado o falsificado, en cuanto a su numeración, fecha, cantidad, nombre del beneficiario,
firma del emitente, líneas de cruzamiento, cláusulas especiales o de cualquier otro dato
esencial. Todas estas alteraciones materiales pueden ser hechas dolosamente por el agente
librador a sabiendas de que estas hacen imposible legalmente su pago.
B. El agente tiene el dominio del hecho desde que altera y entrega el cheque poniendo dicho
título valor en el tráfico mercantil. Se entiende por adulteración cambiar la naturaleza de un
documento o modificar algunos de sus enunciados sustanciales.

BORINNSKY, Carlos. Ob. cit., pp. 132-134.

C. Embargo judicial de la cuenta corriente del agente. - En este caso el banco no hará efectivo el
pago del cheque por imposibilidad legal, toda vez que no puede desacatar la orden de un juez
que ha ordenado el embargo judicial de la cuenta corriente del agente. Desde luego que el
agente (librador) tiene cono- cimiento de dicha medida judicial y en ese conocimiento gira el
cheque (dolo directo).
D. Cierre de cuenta corriente. - De acuerdo con el artículo 183 de la Ley de Títulos Valores los
bancos están obligados a cerrar las cuentas corrientes de quienes hubieren girado cheques sin
fondos. Asimismo, el cierre de la cuenta corriente que opere con giro de cheques es
obligatorio para el banco girado cuando, en un período de seis meses, el banco girado deje
constancia de la fal- ta de pago por carecer de fondos totales o parciales en dos cheques;
también cuando en un período de un año, el banco girado rechace diez veces el pago de uno
o más cheques, por carecer de fondos totales o parciales, sea que deje o no constancia de ello
en el mismo título.
Igualmente, cuando el banco, de acuerdo con el artículo 88 de la ley de la ma- teria, sea
notificado del inicio del proceso penal por libramiento indebido o de cualquier proceso civil
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

para el pago de un cheque girado a su cargo, que fuera rechazado por falta de fondos;
asimismo, cuando algún titular de cuenta corriente resulta incluido en la relación que
publique la Superintendencia de Banca y Seguros, y finalmente por otros hechos que por
disposición legal con- lleven el cierre de la cuenta corriente.
Otros casos. - Entre otros casos puede considerarse el uso de una de las firmas faltando otra,
o aquella que no corresponda a los talonarios proporcionados por el banco al emitente, o a
los que este hubiere impreso por su cuenta con autorización del banco.
En suma, en esta modalidad delictiva el tipo exige, por parte del agente, dolo directo. De
manera que en cualquiera de las circunstancias antes descritas la acción dolosa del agente es
típica y antijurídica, la misma que resulta reprochable por no mediar en la personalidad
factores de incapacidad y por mediar aquellos dos elementos propios de la culpabilidad que
son el conocimiento de la antijuridicidad y la posibilidad de comportarse conforme a ese
conocimiento. Y al haber el agente obra- do en circunstancias en las cuales surge que tenía el
conocimiento de la antijuridicidad y debía comportarse de otra manera a como lo hizo, siendo
su conducta típica y antijurídica además de reprochable y de lesionar un bien jurídicamente
protegido por la ley.

De la consumación del hecho punible

En esta modalidad delictiva el hecho punible se consuma en el momento en que el agente (autor o
coautores) giran el cheque a sabiendas de que al tiempo de su presentación no podrá ser pagado
legalmente. Es un hecho punible de mera actividad y para la configuración del tipo se exige el dolo
directo por parte del agente.

En esta modalidad delictiva, para iniciar la acción penal, no se requiere del pro- testo o de la
constancia expresa puesta por el banco girado en el mismo documento, señalando el motivo de la
falta de pago. Sin embargo, lo exime de la acción si el agente cancela o paga el monto señalado en el
cheque cuyo pago, al momento de su presentación, no día ser pagado legalmente.

Esta curiosa construcción del tipo penal puede traer algunas complicaciones en cuanto a la
viabilidad de la acción penal. Primero porque ¿cómo puede saber el tenedor del cheque que
el agente lo giró a sabiendas de la imposibilidad legal de su pago al momento de su
presentación? (el tenedor recibe o acepta el cheque en la creencia de que fue girado
conforme a ley y para los fines de su naturaleza constitutiva); aquello solo puede saberlo al
momento de su presentación ante el banco para efectivizar el pago.

En términos fácticos el banco no hará efectivo el pago por tener una imposibilidad legal. Es posible
que, en el acto, el funcionario bancario comunique al tenedor de esa imposibilidad legal; el tenedor
no cobra el cheque, y debe optar por requerir al girado bajo apercibimiento de formular denuncia
penal si no paga el monto con- signado en el cheque dentro del tercer día de notificado el
requerimiento en referencia. Otra posibilidad lejana y poco realista es que el funcionario del banco
consigne la frase no pagado por imposibilidad legal (de lo cual no se conocen antecedentes) pero para
iniciar la acción penal no se requiere de protesto ni constancia expresa del banco girado de las razones
por las cuales no se paga.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

4.- cuando revoque el cheque durante su plazo legal


presentación cobre, por causa falsa.
En términos generales la norma penal parece sugerir que se trata de un delito de mera actividad
(cuarto supuesto), que se consuma en el momento en que el agente revoca maliciosamente el cheque
durante su plazo legal de presentación a cobro,

por causa falsa. Esto parecer sugerir que el agente puede revocar el cheque duran- te su plazo legal
de presentación a cobro por causa justificante (interpretación a contrario sensu); es decir, por las
causas señaladas en el artículo 102 de la ley de la materia o, excepcionalmente, por un mandato
judicial. Desde luego que el tipo exige dolo directo del agente; es decir que actúe a sabiendas de que
está invocando una causa falsa o, dicho de otra manera, no verdadera para la revocatoria.

Esta modalidad delictiva está referida a una conducta maliciosa específica que se traduce en el
vocablo “revocar” que como verbo rector ha utilizado el legislador para determinar la acción material
del agente, que considera reprochable al afectar o poner en peligro el bien jurídico tutelado por la
norma penal. Sin embargo, esta curiosa construcción legislativa parece indicar que lo que reprime es
la revocatoria y no la suspensión de pago del cheque. Sin embargo, existe una diferencia entre revocar
y suspender dentro del plazo legal de presentación a cobro por causa falsa; pero en realidad, la norma
debe interpretarse de manera extensiva, en ambos sentidos o, dicho de otra manera, que sanciona
tanto la revocatoria como la suspensión malicio- sa dentro del término legal de presentación del
cheque a cobro.

Esta interpretación es concordante con lo dispuesto por el artículo 208.3. de la Ley de Títulos
Valores, que establece: “La suspensión solicitada según el párrafo anterior que resulte ser por causa
falsa conlleva además responsabilidad penal, según la ley de la materia”.

De acuerdo con el artículo 208 de la Ley de Títulos Valores (casos de revocación y suspensión
de pago del cheque), la orden de pago contenida en el cheque solo puede ser revocada por el
emitente cuando haya vencido el respectivo plazo para la presentación que fija el artículo 207
de la ley en referencia, salvo mandato judicial. Excepcionalmente, dentro de dicho plazo
(treinta días desde su emisión, que es el plazo para su presentación) solo puede revocarse por
las causas señaladas en el artículo 102 de la misma ley, bajo condición de interponer demanda
judicial de ineficacia de cheque. Asimismo, dentro de dicho plazo, el emitente o el beneficiario
o, de ser el caso, el último endosatario o tenedor legítimo del cheque, pueden solicitar la
suspensión de su pago a la empresa o al banco girado, por escrito, que tendrá el carácter de
declaración jurada, conforme al artículo 107 de la ley acotada, indicando la causa que solo
podrá ser una de las señaladas en el artículo 102. Desde luego que esta suspensión caduca
conforme al artículo 98 de la ley de la materia.

En esta modalidad delictiva el agente revoca dolosamente la orden de pago con- tenida en el cheque
invocando una causa falsa y sin que haya vencido el plazo de los treinta días para la presentación a
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

cobro, a que se refiere el artículo 207 de la Ley de Títulos Valores. La norma establece que la única
excepción para revocar la orden de pago dentro del plazo en referencia es por mandato judicial.

En suma, esta modalidad delictiva se materializa cuando el agente, de manera consciente y voluntaria
e invocando una razón falsa, solicita a la entidad financiera, durante el plazo de vigencia del cheque, la
revocatoria del mismo para frustrar y/o impedir su cobro. Desde luego que si la revocatoria es por
causa falsa y proviene de

uno solo, sin el conocimiento y consentimiento de los demás (en caso de una cuen- ta mancomunada
o de una persona jurídica), la responsabilidad recaerá solo sobre aquel; en caso contrario, la
responsabilidad penal será compartida por todos, por darse la coautoría.

Este supuesto penal se parece bastante o es similar a la frustración maliciosa por cualquier medio del
pago de cheque descrito en el inciso 2) del artículo 215 del Código Penal; pero se diferencia en cuanto
el supuesto del inciso 4) de la norma acotada está referido a la revocatoria o suspensión dentro del
plazo legal para su cobro por causa falsa. Este último supuesto es restrictivo y el segundo es más
amplio.

Cabe precisar que en esta modalidad delictiva el agente utiliza un medio –pago mediante cheque– y
obtiene un resultado –el no pago por revocatoria o suspensión–; acción típica que lesiona o pone en
peligro el bien jurídico tutelado.

En resumen, el hecho fáctico se traduce en lo siguiente: el titular o los titula- res giran el cheque con
todos los requisitos formales a que se refiere la ley de la materia como medio de pago, lo cual implica
que desde su entrega ingresa ya al tráfico mercantil, y si se ha puesto en circulación ya no puede
paralizarse o frustrarse el pago por revocatoria o suspenderse el pago invocando causa falsa, excepto
por causa justificante descrita en la ley de la materia. Aquí el medio utilizado es restrictivo; por
ejemplo, el agente puede solicitar la suspensión del pago a la empresa o al banco girado, por escrito,
indicando la causa que solo podrá ser una de las señaladas en el artículo 102 de la Ley de Títulos
Valores. Lo que importa es que el dolo directo abarque la realización de la conducta típica.

5-. Cuando utiliza cualquier medio para suplantar al


beneficiario o al endosatario
sea en su identidad o firmes, o modifique sus cláusulas, líneas de cruzamientos, cualquier otro
requisito formal del cheque.

No entendemos esta “modalidad” delictiva que en el fondo es una tergiversación del delito de
libramiento y cobro indebido; en todo caso, estamos ante una fi- gura penal propia de falsificación de
documentos en general, tipificada en el artículo 427 del Código Penal, que dispone que: “El que hace,
en todo o en parte, un documento falso o adultera u no verdadero que pueda dar origen a derecho u
obligación o servir para probar un hecho, con el propósito de utilizar el documento, será reprimido, si
de su uso puede resultar algún perjuicio, con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de
diez años y con treinta a noventa días-multa si se trata de un documento público, registro público,
título auténtico o cualquier otro trasmisible por endoso o al portador y con pena privativa de libertad
no menor de dos ni mayor de cuatro años, y con ciento ochenta a trescientos sesenticinco días-multa,
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

si se trata de un documento privado. El que hace uso de un documento falso o falsificado, como si
fuese legítimo, siempre que de su uso pueda resultar algún perjuicio, será reprimido, en su caso, con
las mismas penas”.

Nótese que la expresión utilizada por el legislador en la configuración del tipo descrito en el
artículo 427 del Código Penal es la frase: “o cualquier otro trasmisible por endoso o al
portador”, lo cual implica que en determinados supuestos el cheque como medio de pago y
no de crédito bien puede adulterarse y dar origen a derecho u obligación siendo transmisible
por endoso o al portador. Por tanto, el su- puesto está comprendido en el artículo 427 del
Código Penal y no en la hipótesis contemplada en el inciso 5) del artículo 215 de dicho Código.
En ambas figuras penales el verbo rector que identifica la acción dolosa del agente se expresa
en los vocablos: “suplantar” y “modificar”, con el agravante, tratándose del supuesto con-
templado en el artículo 427 del Código Penal, de equiparar a los títulos valores y a los títulos
de créditos trasmisibles por endoso o al portador como instrumentos públicos.

Ahora bien, no cabe duda de que al juzgador le es posible de alguna manera interpretar y aplicar o no
la norma penal si hace uso del control difuso; pero lo que no puede hacer es “crear” supuestos vía
interpretación. En este sentido, la técnica legislativa empleada por el legislador en la configuración del
tipo descrito en el artículo en comentario no describe de manera adecuada los supuestos prohibidos
que se diferencian del delito de falsedad; por tanto, pone a merced de la decisión judicial, establecer
los límites el injusto en comentario y el delito de falsedad.

La comprobación de que un acto se adecua o no a un tipo legal, debe ser realizada con mucho
cuidado. Un error puede conducir a reprimir como delito un acto que no ha sido previsto como tal en
una ley, o a no perseguir penalmente al autor de un acto que en realidad es típico. Esto es lo que hace
el juez instructor, aunque sea de manera provisional al momento de decidir si procede abrir
instrucción. Al dictar sentencia, el juzgador debe cuidar mucho de no desfigurar los tipos legales. De
suceder esto estaríamos frente a un atentado contra el principio de legalidad. El juez puede
interpretar la norma, pero lo que no puede hacer es crear un delito vía interpretación.

Por tanto, el punto de partida e idea rectora de la elaboración del tipo legal es el bien jurídico.
En el centro de todo tipo legal se encuentran los bienes jurídicos, los que son directamente
lesionados o puestos en peligro mediante las acciones delictuosas (la seguridad del tráfico
mercantil). Los elementos a que recurre el legislador para elaborar el tipo legal se dirigen
siempre al bien jurídico; este tiene ese rol central. De allí que la determinación y el análisis del
bien jurídico protegido constituyan un excelente medio de interpretación. El bien jurídico
tutelado por la norma penal es en este caso: la confianza y la buena fe en los negocios y,
específicamente, la seguridad del tráfico mercantil. No de otra manera se entiende la
clasificación, ubicación y sistematización del injusto en comentario en la parte especial de un
Código Penal.

Merced a las precisiones antes indicadas técnicamente esta figura delictiva de- viene en innecesaria,
porque los supuestos prohibidos están comprendidos en los artículos 427 y 438 del Código Penal,
como modalidades de falsificación y adulteración de documentos, y falsedad genérica.

Esta curiosa construcción legislativa del tipo (en cuanto modalidad de injusto) más parece orientada a
proteger al cheque penalmente que al tráfico mercantil pro- piamente dicho, ya que al establecer
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

como supuesto prohibido por la norma penal el modificar sus cláusulas, líneas de cruzamiento, o
cualquier otro requisito formal del cheque no hace sino reprimir toda modificación dolosa del título
valor. Por ejemplo, cuando el agente modifica el monto consignado por el librador; desde luego que si
esta modificación hace ineficaz al cheque pone en peligro el bien jurídico tutelado por la norma penal
porque al detectarse lo evidente de la modificación hace imposible su pago, no cumpliendo su función
de instrumento de pago en

el tráfico mercantil. Cabe precisar que cualquiera de las condiciones descritas, en el inciso 5) del
artículo 215, del tipo penal, deben darse en el tráfico mercantil bien sea girando, transfiriendo o
cobrando un cheque.

La norma no hace referencia alguna a la finalidad perseguida por el agente con las modificaciones,
resultando irrelevante para la configuración del tipo, porque lo que se sanciona es la modificación
material dolosa del cheque. Esto no significa que la acción dolosa del agente sea finalista u orientada
a un beneficio económico determinado o, dicho de otra manera, la acción se orienta a obtener por
parte del agente una ventaja patrimonial, lo que implica para tal efecto que recurra a cualquier medio
para suplantar al beneficiario o endosatario o modificar el título valor en lo sustancial o accesorio.
También el agente puede modificar la fecha de emisión o el nombre del beneficiario, etc. con la sola
finalidad de evitar el pago; lo relevante es la modificación dolosa del título valor en referencia.

El vocablo “modificar” utilizado por el legislador en la configuración del tipo, equivale a variar o
alterar la esencia del cheque como instrumento de pago; dicho vocablo constituye el verbo rector
indicativo de la acción material del agente. Otro de los verbos rectores es el vocablo “suplantar”
equivalente a sustituir.

Ahora bien, la expresión “cuando utilice cualquier medio para suplantar” utilizada por el
legislador en la construcción del tipo penal tiene la connotación de ser abierta o amplia que
admite múltiples formas idóneas de suplantar maliciosa- mente al beneficiario o endosatario
en cuanto a su identidad, firma, modificación del cheque, finalísimamente; en todo caso, es
posible hablar de un tipo abierto en cuan to al medio empleado pero finalista y cerrado por la
acción típica. Queda claro lo irrelevante del medio empleado en la configuración del tipo.

En tal sentido, el juzgador, en esta modalidad delictiva, debe interpretar la norma penal estando a lo
más favorable al reo, lo que no puede es arrogarse atribuciones más allá del contenido de la norma
penal en cuanto a su aplicación. Solo por ley se establece de manera clara la punibilidad o
imponibilidad de una conductor Se equivocarnos podemos establecer que el inciso 5) del artículo 215
del Código Penal es una norma penal en blanco o, dicho de otra manera, una norma penal de reenvío;
la expresión “o cualquier otro requisito formal del cheque” es indicativa de que nos hallamos frente a
una descripción de la sanción; sin embargo, algunos de los supuestos han sido descritos parcialmente
en el tipo correspondiente y confiando la determinación de la conducta punible al reenvío tácito a
otra norma jurídica, como aquella establecida por la ley de la materia (Ley de Títulos Valores). En
efecto, solo en la Ley Nº 27287 se establecen de manera expresa los requisitos formales que debe
tener un cheque, de manera que el juzgador debe acudir a dicha ley para determinar si dicha
conducta está o no comprendida en el tipo en cuestión. En el inciso 5) del artículo 215 del Código
Penal, en el primer supuesto, la sanción está descrita para todos los casos en la misma norma; dícese
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

lo propio con relación a la descripción del supuesto prohibido cuyo verbo rector es el vocablo
“suplantar”; sin embargo, tratándose del segundo supuesto no sucede lo propio en la determinación
del supuesto que se expresa en el verbo rector “modificar”, ya que el juzgador tratándose de casos
concretos debe recurrir a la Ley Nº 27287. Esta técnica legislativa de reenvío para el presente caso no
traería mayores dificultades, salvo cuando se recurre a ella para construir tipos. El remitir a otras
disposiciones no penales para determinar en qué consiste el hecho punible, crea dificultades en
cuanto a las imprecisiones que aportaren un espacio de incertidumbre, violando el principio de
tipicidad o de determinación. En el caso concreto, tales dificultades no se pueden presentar porque la
acción material del agente está expresada en el verbo rector “modificar”; vocablo que no tiene
mayores dificultades en su interpretación, más aún si los requisitos a que refiere la ley de la materia
(no penal), no conllevan a equívocos de mayor trascendencia; esta no es posible por creación del
juzgador, salvo que se desprenda de la propia norma penal por interpretación en cuanto a lo más
favorable al reo.

La acción dolosa del agente se orienta a suplantar al beneficiario o endosara- rio; para ello el agente
recurre a cualquier medio de suplantación en cuanto a identidad, firma, modificación de las cláusulas
de un cheque, las líneas de cruzamiento o cualquier otro requisito formal del cheque. Todos los
requisitos formales del cheque están claramente determinados por la Ley de Títulos Valores, de
manera que el juzgador deberá en consideración al momento determinar si las conductas están
compren- didas en la descripción del tipo en comentario. Desde luego que esta acción es fina- lista u
orientada a un beneficio económico determinado por parte del agente o, dicho de otra manera, la
acción se orienta a obtener por parte del agente una ventaja patrimonial, razón por la cual el lucro es
el objetivo perseguido por el sujeto activo.

En realidad, es una modalidad delictiva de acción dolosa de mera actividad que se consuma
en el momento en que el agente realiza dolosamente lo que el verbo rector indica en el tipo;
en esta modalidad delictiva alguno de los supuestos constituye propiamente el cobro
indebido. Ello es palpable, por ejemplo, tratándose de la modificación del monto consignado
en el cheque. En tal sentido, deviene en irrelevante si el agente obtuvo o no ventaja
patrimonial para la configuración del tipo, bastando la mera modificación o suplantación para
que el hecho punible quede consumado.

Esta modalidad delictiva es de mera actividad o riesgo que se consuma en el momento mismo que el
sujeto activo suplanta al beneficiario o endosatario en cuanto a su firma, identidad o modificación del
cheque. Naturalmente en esta condición el cheque se torna ineficaz porque es una de las causales
para no pagar el cheque de acuerdo con el artículo 212.1, literal b), de la Ley de Títulos Valores,
según el cual el banco no debe pagar los cheques girados a su cargo cuando el cheque esté a simple
vista raspado, adulterado, borrado o falsificado, en cuanto a su numeración, fecha, cantidad, nombre
del beneficiario, firma del emitente, líneas de cruzamiento, cláusulas especiales o de cualquier otro
dato esencial.

El tiempo de comisión del hecho punible se determina según el momento de la acción dolosa y no
cuando se da el resultado; primero, porque es un delito de mera actividad y de peligro abstracto. Por
ejemplo, el momento en que el sujeto activo su- planta al beneficiario o endosatario en cuanto a
identidad o modifica el cheque y no el momento en que se pretende cobrar el cheque suplantando al
titular.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

Todas estas acciones descritas en esta modalidad están referidas a modificar el cheque como
instrumento de pago inmediato o suplantar al beneficiario o endosatario y, en tal sentido, el agente lo
pone en circulación al tráfico mercantil; desde luego lo que pretende el sujeto activo a partir de esta
acción material es, básicamen-culoE8l del Código Penal en este sentido es bastante claro al establecer
que: “El momento de la comisión de un

delito es aquel en el cual el autor o partícipe ha actuado u omitido la obligación de actuar,


independientemente del momento en que el resultado se produzca”.

te, lograr un cobro indebido del monto consignado en dicho título valor. Ciertamente es posible en
esta modalidad delictiva problemas concursales con otras figuras penales.

En suma, en esta modalidad delictiva el agente, autor o coautores del acto dolo- so, pueden ser
personas distintas del titular de la cuenta corriente, quien también resulta afectado por la acción
material del agente. El sujeto activo en ocasiones falsifica la firma del titular de la cuenta para cobrar
el cheque o sencillamente para que no se produzca el pago por no corresponder la firma al titular de
dicha cuenta; también cabe la posibilidad de que el librador pueda modificar su firma haciéndola
aparente- mente distinta para que el banco librado no pague el cheque.

Es posible, también, que en esta modalidad delictiva el titular de una cuente corriente gire un cheque
en talonario ajeno, falsificando la firma del titular y entregue dicho título al supuesto beneficiario para
que lo haga efectivo, o el mismo agente gira el cheque también falsificando la firma del titular y él
mismo pretende cobrar- lo ante el banco girado. Estas y otras posibilidades admite el tipo, dado lo
extensivo de su configuración. Desde luego que esta construcción legislativa no es la más indicada o
feliz.

Esta modalidad delictiva es la más próxima de hallarse en situaciones concursales con otros tipos
penales (concurso real de delitos o concurso aparente de leyes), básicamente con el delito de falsedad
genérica.

Recordemos que el cheque como instrumento de pago es considerado a los efectos penales un
instrumento público; en tal sentido si existe falsificación del che- que cuando se crea un documento
falso por imitación de uno verdadero o, en sentido amplio, de cualquiera de las enunciaciones,
requisitos, impresos o manuscritos, y para que sea punible basta que de ella misma pueda resultar
perjuicio.

En la falsificación es necesario que se imite la firma del titular de la cuenta contra la cual se gira, y esta
falsificación debe recaer sobre un cheque auténtico emitido por persona determinada, que gira sobre
su cuenta bancaria, ya sea alterando lo ver- dadero, como, por ejemplo, la cantidad o fecha, o
imitando la firma del titular de la cuenta, pues es solo mediante la realización de la conducta ilícita
que puede surgir la posibilidad de causar perjuicio.

La idea de falsificación o imitación son inseparables. Cuando se dice que la firma de un cheque ha sido
falsificada, pensamos de inmediato que ha habido una imitación de la firma verdadera.
Independientemente de estas cuestiones y los problemas que en el hecho fáctico puedan presentarse,
esta modalidad delictiva presenta varios supuesto a señalar.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

De los supuestos típicos en esta modalidad delictiva

Todos los supuestos prohibidos por la norma penal son de acción dolosa (dolo directo) expresando la
acción material del agente en los verbos rectores empleados por el legislador en la configuración de
este hecho punible.

Es decir, de su descripción típica se desprende, como aspecto objetivo de este injusto, la exigencia de
que el comportamiento del agente consista en utilizar cual- quier medio para suplantar al beneficiario
o al endosatario, sean en su identidad o firmas, o modifique las cláusulas, líneas de cruzamiento o
cualquier otro requisito formal del cheque, por tanto, son posibles las siguientes hipótesis dejando
expresa constancia de que todas estas acciones dolosas ponen en peligro el bien jurídico tu- telado o
lesionan dicho bien jurídico protegido por la norma penal. La pena requiere de la lesión o puesta en
peligro de bienes jurídicos tutelados por la ley penal.

A. El agente suplanta al beneficiario en su identidad por cualquier medio . - No


entendemos esta modalidad delictiva sin finalidad específica del autor, lo cual nos hace
suponer que dicha acción material la hace el agente con la finalidad de cobrar el cheque y
beneficiarse de esa manera con el monto consignado en dicho título valor. El hecho punible
no exige resultado alguno en la configuración del tipo que se consuma en el momento de la
suplantación por ser un delito de mera actividad y de peligro abstracto. El beneficiario es el
tenedor del cheque por cualquier concepto, de manera que debe entenderse que la acción
material está referida al hecho de sustituir al verdadero beneficiario en cuanto su identidad.

El verbo rector en esta modalidad delictiva, contemplado en el tipo en comentario, se encuentra


expresado en el vocablo “suplantar” que equivale a sustituir o cambiar al beneficiario de cualquier
manera en su identidad con la finalidad de cobrar el cheque y beneficiarse de esa manera con el
monto consignado en dicho título valor. Es el caso típico de cobro indebido del cheque.

El hecho punible constituye un delito de mera actividad y de peligro, se configura en el momento en


que el agente suplanta al beneficiario en cuanto a su identidad. Lo que define la tipicidad objetiva del
tipo es la acción finalista del agente o, dicho de otra manera, el propósito perseguido por el sujeto
activo se traduce en pre- tender cobrar el cheque y beneficiarse de esa manera con el monto
consignado a favor suyo o de terceros; la norma no establece de manera expresa que el sujeto ac- tivo
lo debe hacer con la finalidad de beneficiarse económicamente. Esto no supone que para la
configuración del tipo se requiera que el agente logre el beneficio econó- mico esperado, basta la
mera suplantación para la configuración del tipo. Aun cuan- do la norma penal no contenga la
expresión “con la finalidad de cobrar el cheque”, que implica posibilidad y no realidad.

Si bien es verdad que la suplantación no tiene finalidad específica esperada, se sobreentiende que el
agente suplanta al beneficiario con la finalidad de cobrar el cheque y beneficiar a un tercero o a sí
mismo. El condicionamiento específico no es exigencia para la configuración del tipo.

Se trata de un delito especial de propósito o finalidad específica cometido por el que suplanta al
beneficiario. Dada la naturaleza jurídica del injusto, el tipo exige en el agente el dolo directo; lo que
implica sostener que el agente además de conocer
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

los elementos objetivos del tipo dirigen su acción dolosa a la prosecución de la finalidad esperada de
cobrar el cheque y beneficiarse del monto consignado en dicho título valor.

El hecho se consuma en el momento en que el agente suplanta al beneficiario; de manera que en la


configuración del tipo no se requiere que necesariamente el agente haya obtenido aquellas ventajas
específicamente no señaladas por la norma penal. Basta la sola suplantación de la identidad del
beneficiario por cualquier medio. En estas condiciones es muy difícil admitir la posibilidad de la
tentativa.

Es sujeto activo en esta modalidad delictiva cualquier persona que haga uso de cualquier medio para
suplantar al beneficiario en cuanto a su identidad, lo cual nos permite suponer que dicha suplantación
la hace con la finalidad de beneficiarse con el cheque cobrándolo indebidamente. Por ejemplo, el
agente utiliza un Documento Nacional de Identidad (DNI) falso con el nombre, apellido, número de
identidad, domicilio, etc. del real y legal beneficiario, pero con foto del falsario o utiliza el Documento
Nacional de Identidad auténtico del beneficiario para sorprender a los funcionarios del banco
haciéndose pasar por el beneficiario. Se trata propiamente de un cobro indebido. Es posible en esta
modalidad la tentativa, la complicidad y la coautoría.

B. El agente suplanta al endosatario en su identidad . - En el análisis de este injusto penal


debe tenerse en consideración que el tipo tenga la función de describir en forma objetiva la
comisión de una acción prohibida por la norma penal, solo de esa manera esta función da
cumplimiento a la exigencia del principio “nulla poena sine lege”; función de garantía del tipo
que recoge el artículo 2, inciso 24), literal d), de la Constitución Política. Esta modalidad
delictiva cumple con la exigencia del principio constitucional invocado.

Las mismas situaciones propias de la primera hipótesis pueden darse en esta modalidad. La
diferencia radica en que el agente suplanta al endosatario, en cuanto a su identidad, quien
viene a ser el beneficiario del cheque. No cabe duda de que en la acción dolosa del agente lo
anima un propósito de lucro; pero en la configuración del tipo no se requiere resultado alguno
por ser un delito de mera actividad y de peligro abstracto.

De acuerdo con los artículos 204 y 205 de la Ley de Títulos Valores, el endoso es una de las
formas de transmisión del cheque.

En esta modalidad delictiva cualquier persona puede ser sujeto activo del delito en
comentario; recordemos que el endoso puede ser hecho también a favor del emitente o de
cualquier obligado y estas personas, a su vez, pueden endosar nuevamente el cheque.

C. El agente suplanta al beneficiario en su firma . - El agente utiliza cualquier medio para


suplantar o sustituir al beneficiario en cuanto a su firma puesta en el che- que, con el
deliberado propósito de lograr una ventaja patrimonial. La suplantación

de la firma del supuesto librador constituye una falsedad esencial de mucho mayor contenido
de injusto penal que los demás supuestos contemplados en el artículo 215 del Código Penal.
Por ejemplo, el hecho fáctico del falsario que cobra un cheque en estas condiciones.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

La acción material del agente puede expresarse en falsificar por imitación la firma del
beneficiario o sustituirla por otra.

D. El agente suplanta al endosatario en su firma. - Endosatario es la persona que recibe el


cheque; es el beneficiario y en tal sentido el agente (un tercero) suplanta al endosatario con
su firma a efectos de hacer el cobro indebido del monto que se con- signa en el cheque.

Es una modalidad delictiva bastante compleja porque si el agente suplanta al beneficiario en


cuanto a su firma implica que falsifica la firma del endosatario; por tanto, ese solo hecho es
indicativo de que el hecho punible se consuma en ese instante, no importando la finalidad o
resultado determinado para la configuración del tipo. Este supuesto más parece corresponder
a un hecho punible distinto al comentado. Es decir, falsedad genérica, en la eventualidad de
que se genere un perjuicio a un tercero; porque de alguna manera esta acción material
implica adulterar un documento verdadero (cheque) que genera derechos u obligaciones
(artículo 427 del Código Penal). Recordemos que suplantar equivale a sustituir o cambiar al
beneficiario; desde luego que es irrelevante en la configuración del tipo la finalidad del
agente, por ser un delito de mera actividad bastando el solo hecho de suplantar al
endosatario en cuanto a su firma, lo cual indica que también es posible que suplante su
nombre como el apellido; no de otro modo se entiende dicha suplantación.

E. El agente modifica las cláusulas del cheque . - Toda modificación implica alteración de
las cláusulas del cheque, lo cual se entiende cambia la naturaleza de un che- que o modifica
algunos de sus enunciados esenciales. Por ejemplo, el agente modifica la cláusula consignada
en el cheque de “intransferible” por la cláusula “a la orden”, lo cual hace el título valor
ineficaz. No interesan los fines que tuvo el agente para modificar cualquier cláusula del
cheque; el hecho punible se consuma en el momento de dicha modificación por ser un delito
de mera actividad y de peligro abstracto. Desde luego que el tipo exige por parte del autor el
dolo directo.

Esta modalidad delictiva parece sugerir una protección al cheque como título valor, al
penalizar toda modificación de un instrumento de pago muy formal siempre que ingrese en
esas condiciones al tráfico mercantil. Todas estas modalidades delictivas contempladas
expresamente en el artículo 215 del Código Penal se dan dentro del contexto de los verbos
rectores indicados: girar, transferir o cobrar un cheque; nada fuera de ellos.

En este caso rige el principio de determinación. En tal sentido, el agente bien puede modificar
maliciosamente cualquier cláusula del cheque al momento de girar, transferir o cobrar un
cheque; es en estos casos en que se da este supuesto prohibido; los cheques ingresan al
tráfico mercantil cuando se giran, transfieren o cobran;

desde luego que es posible una vez ingresado al tráfico mercantil que el beneficiario lo endose
a un tercero y modifique maliciosamente la cláusula del cheque.

F. El agente modifica las líneas de cruzamiento en un cheque . - Este supuesto


comprendido en esta modalidad delictiva consiste en modificar de cualquier forma el
cruzamiento de un cheque. El agente con su acción dolosa, por ejemplo, puede tarjar el
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

cruzamiento o el nombre del banco designado en el cruzamiento; este hecho anula los efectos
cambiarios. Recordemos que la tarja dura del cruzamiento invalida al documento para su pago
y en sus efectos cambiarios, por lo que en esos casos el banco girado debe rechazar su pago
señalando esa causa. No interesa en la configuración del tipo la finalidad específica que pudo
tener el agente al momento de modificar maliciosamente las líneas de cruzamiento, salvo el
error de tipo o de prohibición invencible.

Esta modalidad no requiere de resultado alguno, basta la modificación dolosa por parte del
agente para que el hecho punible se consume en ese instante.

El cheque cruzado es aquel en que el emitente o el tenedor lo cruza en el anverso con dos
líneas paralelas, a fin de que solamente pueda ser cobrado mediante abono en una cuenta
corriente bancaria. El cheque en estas condiciones no puede ser cobrado en ventanilla. Su
tenedor tiene que depositarlo en su propia cuenta, sea en el banco girado o en otro distinto,
para que el pago le sea hecho mediante la acreditación del importe en dicha cuenta, de
manera que pueda identificarse a quien hace efectivo el cheque.

En suma, el cheque cruzado es el tipo especial de cheque que el emitente o tenedor cruza en
el anverso del cheque con dos líneas paralelas que puede ir de arriba o hacia abajo u oblicuas.
Puede ser cobrado por el tenedor mediante abono en su cuenta bancaria o en efectivo,
mediante su presentación ante cualquier institución bancaria (cuando tiene el cruzamiento
general) o ante una institución bancaria específica (cruzamiento específico). Desde luego que
la institución bancaria (banco pro- curador) donde se realiza el cobro del cheque por el
tenedor, deberá cobrar al banco girado el importe del cheque.

De acuerdo con el artículo 186 de la Ley de Títulos Valores, el cheque con cruzamiento general
solo puede ser pagado por el banco girado a otro banco o a su pro- pio cliente. En el caso del
cruzamiento especial solo puede ser pagado por el banco girado al banco designado, y si este
es el girado, a su cliente. Por otro lado, el banco mencionado en el cruzamiento puede recurrir
a otro banco para el cobro del cheque, mediante el endoso en procuración.

Ahora bien, la transferencia del cheque cruzado solo puede efectuarse vía endoso, lo cual
implica que es libremente negociable, salvo cláusula especial que lo impida. En estas
condiciones el endosado deberá presentar el cheque para su cobro necesariamente en el
banco especial, o en cualquier banco en caso de cruzamiento general.

Un cheque cruzado puede hacerse efectivo y cobrarse por aquella persona que sea cliente del
banco girado, siempre y cuando se refiera a un cruzamiento general. En caso del cruzamiento
especial, además de ser cliente del banco girado, este también debe tener la calidad de banco
designado en el cruzamiento.

G. El agente modifica cualquier otro requisito formal del cheque . - Esta modalidad
delictiva es de mera actividad y de peligro abstracto. Asimismo, es un tipo penal parcialmente
en blanco y de reenvío tácito. En blanco en la medida en que el legislador no ha completado
los demás supuestos prohibidos en razón de que los requisitos formales del cheque están
contemplados en la Ley de Títulos Valores, a la cual el juzgador deberá acudir para establecer
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

si la conducta del agente constituye o no un hecho punible. El título valor (cheque) como tal
es bastante formal; de manera que cualquier modificación formal del cheque lo hace
inutilizable como tal y en esa condición ingresa al tráfico mercantil.

En esta modalidad delictiva debe tenerse en cuenta que el agente o sujeto activo puede ser el
girador u otra persona diferente del titular de la cuenta corriente. De hecho, no tiene
autorización o facultad para girar cheques, por ello recurre a cualquier medio para modificar
cualquier otro requisito formal del cheque. Lo real y concreto es que el cheque ingresa al
tráfico mercantil en estas condiciones.

Nótese que el verbo rector utilizado por el legislador en esta modalidad delictiva está
expresado en el vocablo “modificar”, que equivale a variar cualquier otro requisito formal del
cheque. Desde luego que para interpretar la norma debe tomar- se en consideración la Ley de
Títulos Valores que de manera expresa establece los requisitos formales que debe contener
un cheque, el mismo que no puede ser modificado maliciosamente por un tercero.

El hecho punible es un delito definitivamente de acción dolosa no admite la culpa. El ilícito


penal constituye un delito de mera actividad y de peligro; se con- figura en el momento en
que el agente modifica cualquier otro requisito formal del cheque. No interesa para la
configuración del tipo la finalidad por la cual modificó cualquier otro requisito; lo relevante es
que se modifica maliciosamente

6-. cuando lo endose a sabiendas que no tiene provisión de fondos.

En las cosas de los incisos 1 y 6 se requiere del protesto o de la constancia expresa puesta en el banco
girado en el mismo documento, señalando el motivo de la falta de pago.

Con excepción de los incisos 4y5, no procederá la acción penal si el agente abona el monto total del
cheque dentro del tercer día hábil de la fecha de requerimiento escrito y fehaciente, sea forma directa
notarial judicial o por cualquier otro medio con entrega fehaciente que se curse al girador.(**)

Esta modalidad delictiva se caracteriza por ser un delito de mera actividad que se consuma cuando el
agente endosa un cheque a sabiendas de que no tiene fondos.

De acuerdo con el penúltimo y último párrafos del artículo 215 del Código Penal, para proceder a
interponer la acción penal correspondiente la norma penal exige del protesto o de la constancia
expresa puesta por el banco girado en el mismo documento señalando el motivo de la falta de pago,
como requisito de procedibilidad; asimismo que se requiera (por escrito y fehacientemente, sea en
forma directa, notarial, judicial o por cualquier otro medio) al que endosó el cheque para que efectúe
el pago del monto consignado en el cheque que endosó para que lo haga efectivo dentro del tercer
día de notificado bajo apercibimiento de formular denuncia penal por el hecho punible mencionado.

El tipo previsto en el artículo 215, inciso 6), del Código Penal, requiere de un elemento subjetivo
específico, cual es que el agente conozca que en el momento del endose del cheque no tiene fondos
(dolo directo). A diferencia de otros su- puestos contemplados en otros incisos de la norma acotada,
se exige el conocimiento certero por parte del sujeto activo expresado a través de la locución “a
sabiendas”, es decir que lo endosa con conocimiento de que el cheque no tiene fondos; el autor
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

comete la acción en ese conocimiento. Desde luego que es posible que el agente obre con error de
tipo prescrito en el artículo 14 del Código Penal.

Un ejemplo palpable se da en el caso del agente tenedor de un cheque que recibió dicho título valor
en la creencia de que tenía fondos y en esa creencia lo endosa a un tercero. El agente actuó bajo la
creencia de que su conducta era lícita.

Para la configuración del tipo basta el endoso a sabiendas de que el cheque no tiene provisión de
fondos, ya que en estas condiciones ingresa al tráfico mercantil. En esta modalidad delictiva se exige el
dolo directo por parte del agente; lo cual equivale a decir que el sujeto activo tiene por intención,
aspiración o propensión orientada a alcanzar un resultado determinado y en tal sentido actúa. ¿Cuál
es el fin perseguido por el agente al endosar a sabiendas de que no tiene provisión de fondos un
cheque?; la finalidad puede ser múltiple o variada, lo relevante para el caso concreto es que el agente
actúa en ese conocimiento (sabe que no tiene fondos); si logra o no el resultado esperado es
irrelevante en la configuración del tipo porque con su conducta pone en circulación al tráfico
mercantil en estas condiciones (sin fondos) y, por tanto, pone en peligro el bien jurídico tutelado por
la norma penal o lo lesiona. Este es el fundamento de la punibilidad del acto doloso.

El supuesto prohibido por la norma penal es no endosar el cheque si sabe que no tiene fondos. Cabe
precisar que el dolo, en principio, implica que el agente, antes de comenzar a actuar, se decide en
ejecutar el acto a sabiendas de que no puede endosar el cheque por carecer de fondos y conserva su
decisión durante todo el desarrollo de su actuación. Siendo esta modalidad delictiva de mera
actividad es imposible que admita la tentativa. Hay una realización típica relevante de la voluntad
delictiva por parte del agente.

Un caso curioso, posible, se presentaría cuando el titular de una cuenta corriente ha librado un
cheque sin tener suficientes fondos; el beneficiario al acudir dentro del plazo de ley para hacer
efectivo el cobro, a su sola presentación ante el banco, se da con la sorpresa de que no tenía fondos.
Lejos de exigir que se consigne la razón del no pago (protesto) para luego requerir al que giró el
cheque en esas condiciones el pago bajo apercibimiento de formular denuncia penal, opta por
endosar el che- que a favor de un tercero con quien este tenía una deuda pendiente. Desde luego que
en este caso se configuran dos delitos tipificados como tales en los incisos 1) y 6) del artículo 215 del
Código Penal; en el primer momento el sujeto activo es el agente que giró el cheque en esas
condiciones; pero dadas las condiciones en que fue en dosado y al no poder cumplir con los requisitos
de procedibilidad la acción penal deviene en inviable. En el segundo momento, el agente que endosó
el cheque a sabiendas de que no tenía fondos incurriría en esta modalidad delictiva y no habría
problema alguno en formular la denuncia penal correspondiente por parte del perjudicado
directamente, previo cumplimiento de los requisitos de procedibilidad a que se refiere el artículo 215
del Código Penal en su parte final.

El legislador ha empleado en la configuración del tipo un verbo rector indicativo que es el vocablo
“endosar”, expresando de esa manera la acción material del agente que ha considerado penalizar por
atentar contra el bien jurídico tutelado por la norma penal. Naturalmente no se trata del endoso en sí,
sino de aquel que se hace a sabiendas de que el cheque no tiene provisión de fondos.

El endoso es la forma natural de trasmitir el cheque a la orden y como tal no constituye al endosante
en un nuevo librador, pues su firma al dorso no importa una nueva orden al banco girado, solo tiene
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

por alcance cambiar la titularidad del beneficiario. Frente a esta verdad evidente, lo que el legislador
ha penalizado es aquella conducta del que endosa a sabiendas de que no tiene provisión de fondos.

El núcleo de la acción previsto en el artículo 215, inciso 6), del Código Penal, está dado por el endoso
del cheque, a sabiendas de que no tiene provisión de fondos y su entrega a un tercero para su
circulación en el tráfico mercantil. No basta con suscribirlo, es necesario que el título haya sido puesto
en circulación porque solo en ese caso se vería afectada o lesionada la confianza y la buena fe en los
negocios. La puesta en circulación importa la consumación del tipo.

En esta modalidad delictiva el tipo exige, por parte del agente, el dolo directo. Esto supone que actúa
a sabiendas de que al momento de endosar el cheque no tiene provisión o, dicho de otra manera, el
endosante sabe o tiene conocimiento cierto de que el cheque girado a su favor carece de fondos y en
ese conocimiento lo endosa o transfiere a otra persona. Por tanto, el hecho punible se consuma en el
momento en que se endosa dicho título valor.

En suma, es un delito de mera actividad que pone en peligro el bien jurídico tutelado por la norma
penal en comentario, de manera que el autor realiza la acción dolosa dentro del marco de la tipicidad
concreta.

El endoso es un medio de transmitir los títulos nominativos o a la orden (artículo 204 de la Ley de
Títulos Valores). El cheque como titulo valor de pago está des- tinado a circular, es decir, los títulos a la
orden y los nominativos llevarán el nombre del beneficiario y pueden ser cobrados por otras personas
mediante el endoso o, dicho de otra manera, el cheque emitido a favor de una persona determinada
es transferible mediante endoso, tenga o no la cláusula “a la orden”. El endoso puede ser hecho
también en favor del emitente o de cualquier obligado. Estas personas, a su vez, pueden endosar
nuevamente el cheque.

Debe tenerse en consideración que el endoso puesto en un cheque al portador hace al endosante
responsable por la acción de regreso; asimismo, en los cheques al portador la constancia del pago
recibido del banco girado, puesto por el último tenedor en el mismo documento, no tiene la calidad ni
los efectos del endoso, tal como lo establece el artículo 205 de la Ley de Títulos Valores, Ley Nº 27287.

Los elementos personales del endoso son el endosante (persona que transmite el documento) y el
endosatario (persona que recibe el documento; es el beneficia- rio). Los datos o requisitos del endoso
son el nombre del endosatario (beneficiario), la clase del endoso, el lugar y fecha del endoso y la firma
del endosante o de quien endose en su nombre.

El endoso es bastante formal, debe ser cumplido con las exigencias de la ley de la materia; el ilícito se
configura si el agente a sabiendas de que al momento de endosar el cheque no tiene provisión de
fondos o, dicho de otra manera, el endosante sabe o tiene conocimiento cierto de que el cheque
girado a su favor carece de fondos y en ese conocimiento lo endosa o transfiere a otra persona.

En suma, para que se configure el hecho punible es imprescindible que el que endosa el cheque y
permite su circulación comercial tenga igualmente la certeza de que primigeniamente este no tenía
provisión de fondos y que está transfiriendo en propiedad al nuevo tenedor un título falso, inválido e
ilegal. Esto es así porque en la configuración del tipo se exige el dolo directo.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

BIEN JURIDICO PROTEGIDO


En las figuras penales relativas al cheque la protección legal En las figuras penales relativas al cheque,
la protección legal

se ejerce sobre la confianza pública, y está orientada a evitar, más que directos perjuicios
patrimoniales, los trastornos que puede causar la entrada en circulación de un documento espurio. Si
bien no parece descabellado que un cheque no pagado tenga entidad suficiente para lesionar la
propiedad

ajena, parece evidente que el legislador ha trascendido en la regulación la estricta protección


de un bien personal Puede regulación la estricta protección de un bien personal. Puede

asegurarse que el cheque tiende a sustituir el dinero; de ahí que sean órdenes y no simples promesas,
como ocurre con otros peles (por ejemplo. la letra de cambio); por tanto, los cheques no pueden ser
convertidos en dinero, destruyen la confianza pública, a semejanza de lo que ocurre cuando en vez de
recibir dinero auténtico se recibe dinero falsificado”.

Del sujeto activo


El sujeto activo en esta modalidad delictiva puede ser cualquier persona (funcionario público o un
particular) autorizado para girar cheques o, dicho de otra manera, el librador o libradores del cheque
(en caso de cuenta mancomunada) quien o quienes dan inicio a la circulación del cheque en el tráfico
mercantil. El sujeto activo es, además, el autor material y directo cuando gira el cheque con los
requisitos que la propia ley establece. Para poder girar un cheque el sujeto activo o agente re- quiere
ser el titular de la cuenta corriente, lo cual supone que previamente ha celebrado un contrato de
cuenta corriente con la respectiva entidad bancaria y obtenido de ella además la subsiguiente
autorización para librar cheques a cargo de dicha cuenta.

Del sujeto pasivo


Puede ser sujeto pasivo una persona natural o jurídica (estatal o privada). El sujeto pasivo es el girado
o tenedor legítimo del cheque (puede existir tenedor ilegítimo si el cheque ha sido sustraído o
apropiado indebidamente). El sujeto pasivo puede estar constituido también no solo por las personas
naturales sino también por las personas jurídicas, las que pueden tener igualmente la condición de
agraviadas al consumarse este delito. No podría admitirse como sujeto pasivo a la persona que se
encuentra el cheque, o al que ha tomado ilícitamente este o a quien únicamente se le ha dado el
título valor a guardar e inconsultamente decide cobrarlo

TIPICIDAD SUBJETIVA
Dolo

Se exige dolo, esto es conocimiento y voluntad que se está girando un cheque incurriendo en alguno
de los supuestos previstos en la norma penal.

7-. antijuricidad. - La conducta típica contraviene al ordenamiento jurídico es decir consiste en


que la verificación en que la conducta típica no cuenta con norma permisiva ni concurre con causal de
justificación alguna ( ojo reemplazar con su verdadera antijuricidad)……
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

8-. culpabilidad después de verificar que estaos ante un injusto penal conducta típica y anti
jurídica corresponde a determinar si tal conducta es atribuida o imputable a la gente
(ojo reemplazar con su verdadera culpabilidad)

9- Consumación. La consumación entraña la realización del tipo penal, vale decir que se ha
reunido todas las características y el hecho cumple con todas las exigencias señaladas del tipo penal,
de esta manera se efectiviza la lesión del bien jurídico protegido.

Ahora, procederemos a analizar los 6 supuestos del delito materia del presente informe con la
finalidad de establecer los momentos en los que se presentaría la tentativa y la consumación del
delito.

Primer Supuesto: La consumación del delito se presenta al momento en que se gire el cheque sin
contar con la provisión de fondos o sin la autorización para su sobregiro y por ser un delito de mera
actividad no cabe la tentativa. Solo en el caso del Cheque de Pago Diferido la consumación del delito
se da al momento de su presentación en la institución financiera, cabiendo en este caso la tentativa.

Segundo Supuesto: La consumación se presenta al momento en que se produce la frustración del


pago y al ser un delito de mera actividad no cabe la tentativa.

Tercer Supuesto: Se consuma el delito cuando el agente gira el cheque a sabiendas que no podrá ser
pagado, siendo un delito de mera actividad no cabe la tentativa.

Cuarto Supuesto: Se consuma con la revocación del pago del título valor por causa falsa y al ser un
delito de mera actividad, no cabe la tentativa.

Quinto Supuesto: La consumación se realiza cuando el sujeto activo suplanta o mofifica la identidad o
los requisitos esenciales del cheque, siendo un delito de mera actividad no cabe la tentativa.

Sexto Supuesto: Se consuma cuando el sujeto activo endosa el título valor a sabiendas que no tiene
fondos y al ser un delito de mera actividad, no cabe la tentativa.

10-. TENTATIVA
La tentativa es uno de los pasos que se llevan a cabo en la Fase de Ejecución, en la cual el sujeto activo
del delito ha decidido cometer el delito, comienza con la ejecución de este para su consumación, pero
sin que esta última se llegue a producir; es decir que la acción se detiene en un punto en el proceso
de su desarrollo antes de que se haya completado o consumado la conducta considerada ilícita. En
nuestro Código Penal, la tentativa se encuentra regulada en los artículos 16º y 17º.

La tentativa puede presentar 4 clases:


A. Tentativa Acabada:
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

Decimos que nos encontramos frente a esta clase de tentativa cuando el autor ha realizado todos los
actos necesarios para la consumación del delito, pero este no llegó a realizarse.

B. Tentativa Inacabada:

Se presenta cuando el autor no llegó a realizar todos los actos necesarios para la consumación del
delito debido a que un factor o situación ajeno a su voluntad impidió su realización.

Tanto la tentativa acabada como en la inacabada son punibles y la graduación de la pena quedará a
criterio del Juez.

C. Tentativa Idónea:

Se materializa cuando el medio utilizado para la comisión del ilícito es el adecuado para que el tipio
plena se pueda realizar. Esta tentativa es punible, al igual que la acabada y la inacabada.

D. Tentativa Inidónea:

Se presenta cuando el medio utilizado para la realización del ilícito no es el adecuado para la
consecución de la finalidad, es decir que el medio a utilizar haría que la comisión sea imposible. Esta
clase de tentativa no es punible.

CONCLUSIONES:

1) El vigente, desde abril de 1991 permite a las empresas del sistema financiero, cobrar la tazas de
interés, más altas exentas del delito de usura. Cambio las empresas no financieras que por su ventas al
crédito cobran las mismas tasas podrían ser sancionadas por el delito de usura.

Cuando las tasas de interés varían diariamente resulta apropiado calcular intereses con la con la
fórmula del factor acumulado porque con ella el factor de intereses se simplifica a dos operaciones,
reduce la probabilidad de errores y los resultados son confiables y precisos. Sin embargo ay que tener
cuidado con el factor acumulado.

De lege lata, el legislador no ha establecido normativamente, distinción alguna entre la consumación y el


agotamiento del delito, cuya delimitación es obra de la dogmática, discusión que no es nada pacífica.
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

2) La separación del agotamiento respecto de la consumación tiene consecuencias en tres aspectos: (a)
en cuanto a la participación, porque haría típica la acción del que interviene antes del agotamiento; (b)
en orden a la prescripción porque comenzaría a correr desde el último acto de agotamiento; y (c) en
punto a la realización, que darían lugar a una tipicidad calificada .

3) El delito de libramiento indebido o cheque sin cobertura o sin provisión de fondos se incorpora, como
una figura típica, debidamente encuadrada en un título y capitulo especiales, en el ordenamiento penal
peruano, a partir de la dación del nuevo código penal del año 1991, en el título VI referido a los delitos
contra la confianza y la buena fe en los negocios.

4) El hecho de girar un cheque sin que tenga provisión de fondos o cobertura dineraria, no constituye un
delito típico de peligro, sino de resultado; el ilícito se consuma en el momento de que el girador deja de
pagarlo, después del requerimiento de pago.

5) Al sancionar este delito y proteger la institución mercantil del cheque no solo se debe aplicar la ley penal
en forma drástica y ejemplar, sino también se debe buscar el resarcimiento de la suma contenida en el
cheque, más los gastos de protesto, notariales y judiciales, en los que necesariamente tiene que incurrir
el que inicia un proceso penal en calidad de agraviado.

BILBIOGRAFIA:

a. PEÑA CABRERA ALONSO, DERECHO PENAL PARTE ESPECIAL. TOMO II.

b. WWW. GOOGLE.HTML.COM.PE

c. JORGE HUGO ÁLVAREZ. DIALOGO CON LA JURISPRUDENCIA. GACETA JURÍDICA

d. BRAMON ARIAS TORRES, MANUAL DE DERECHO PENAL, PARTE ESPECIAL 6 ta


EDICIÓN
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

Contenido
DERECHO PENAL.........................................................................................................................1
LIBRAMIENTO Y COBRO INDIVIDUO...........................................................................................1
DERECHO PROCESAL CONSTITUCIONAL.....................................................................................1
LA FUENTES DEL DERECHO PROCESAL CONSTITUCIONAL PERUANA..........................................1
CAPITULO III................................................................................................................................1
LIBRAMIENTO Y COBRO INDIBIDO........................................................................................1
DEDICATORIA...............................................................................................................................2
AGRADECIMIENTO...................................................................................................................3
INTRODUCCIÓN............................................................................................................................4
1. EN SU FORMA DE:..................................................................................................................5
2.TIPICIDAD OBJETIVA:............................................................................................................5
2. AGRAVANTES..........................................................................................................................7
CÓDIGO PENAL, ARTÍCULO 80:...............................................................................................8
Código Penal, artículo 9:................................................................................................................9
Código Penal, artículo VII del Título Preliminar:.........................................................................9
Código Penal, artículo VIII del Título Preliminar:........................................................................9
Título Preliminar, artículo IV:....................................................................................................16
De la consumación del hecho punible......................................................................................27
4.- cuando revoque el cheque durante su plazo legal presentación cobre, por causa falsa............28
5-. Cuando utiliza cualquier medio para suplantar al beneficiario o al endosatario.....................30
BIEN JURIDICO PROTEGIDO.............................................................................................................42
Del sujeto activo..........................................................................................................................42
Del sujeto pasivo.........................................................................................................................42
TIPICIDAD SUBJETIVA................................................................................................................43
7-. antijuricidad............................................................................................................................43
8-. culpabilidad.............................................................................................................................43
5
UNIVERSIDAD PRIVADA “SAN CARLOS - Libramiento y Cobro Indebido
UPSC ILAVE

9- Consumación...........................................................................................................................43
10-. TENTATIVA.................................................................................................................................44
La tentativa puede presentar 4 clases:.............................................................................................44
CONCLUSIONES:........................................................................................................................44
BILBIOGRAFIA:..........................................................................................................................46