Está en la página 1de 83

INTRODUCCIÓN

Orígenes

Se piensa que el Shiatsu tuvo sus orígenes en China hace al menos 2000 años, cuando
las primeras crónicas decían las causas de las enfermedades y que los remedios podían
llevarse acabo mediante un cambio de dieta y de estilo de vida. El uso del masaje y de la
acupuntura era también recomendado. Con el tiempo, se reunió información y técnicas
diversas y, finalmente, esta práctica se desarrolló en Japón. Los japoneses practicaban
esta técnica de masaje en particular después de haber sido introducida al país, y se
conoció como anma o amma, palabra que se utilizaba para designar al masaje antiguo
oriental. La terapia que hoy se conoce como shiatsu ha evolucionado de manera gradual
con el tiempo a partir del anma bajo la influencia tanto de Oriente como de Occidente, y
es una mezcla de técnicas antiguas de masaje, auto masaje (también llamado Do-In) y
algunos rasgos del judo. No ha sido sino hasta tiempos recientes que se le ha reconocido
y popularizado con la creciente conciencia de las personas de su existencia y beneficios.
La palabra shiatsu se deriva de shi, que quiere decir "dedos" y atsu, que significa
"presión". Por lo tanto, la técnica se explica por sí misma desde su nombre, es decir,
"aplicar presión a ciertas partes del cuerpo utilizando los dedos". Sin embargo, como se
puede esperar, hay mucho más que saber acerca del shiatsu que esto, y los
descubrimientos recientes dicen que no solamente se utilizan los dedos.

La práctica original, anma, es una técnica similar en la que se frotan y presionan


algunas partes del cuerpo. Esta fue una práctica reconocida durante los siglos Vil y VIII d.
C. en China y después de algunos periodos en los que estuvo de moda y dejó de estarlo
a finales del siglo XVIII se publicó un libro detallado acerca del tema. El principio implícito
de esta técnica era el de los meridianos, o canales de energía y puntos de presión,
ambos conceptos son familiares hoy. Resulta interesante que los primeros practicantes
de anma eran ciegos. La incursión occidental del masaje en el shiatsu se remonta a
mucho tiempo atrás, cuando fue mencionado en la época de Hipócrates varios siglos
antes de Cristo.

Aunque Oriente y Occidente tienen diferentes puntos de vista acerca de la salud y


de la vida, se pueden complementar entre sí. La creencia oriental está basada en un flujo
básico de energía que corre a través del cuerpo y a lo largo de unos canales conocidos
como meridianos. También se cree que esta energía existe en todo el universo y que
todas las criaturas vivientes dependen tanto de ella como de la nutrición física. La energía
se conoce con tres nombres similares: ki (o qi), chi y prana, que son los nombres que
recibe en Japón, China y la India, respectivamente. (Debemos recalcar que el término
"energía" dentro de este contexto no es el mismo que la cantidad física que se mide en
Joules o calorías.) Al igual que en la acupuntura, existen ciertos puntos de presión a lo
largo de los meridianos que se relacionan con ciertos órganos y a estos puntos se les
conoce como tsubos. En la actualidad el shiatsu combina elementos de estas prácticas y
también puede incluir aplicaciones o rutinas que provienen de otras terapias tales como la
quiropraxia. El procedimiento práctico medular es que se aplica una presión controlada a
una parte del cuerpo, presionando, frotando, rodando, picando, golpeando, con
movimientos giratorios, etc. El cuerpo responderá de manera natural a esos estímulos y
el terapeuta aplicará entonces la estimulación correspondiente. Esta aplicación directa de
presión fomenta la circulación adecuada de los fluidos corporales y el funcionamiento de
los órganos.

Las aplicaciones del shiatsu

Como resultado de su vasto linaje y combinado con otras terapias que utilizan el masaje,
se ha descubierto que el shiatsu es efectivo para curar o aliviar los síntomas de muchos
padecimientos. El shiatsu puede utilizarse para tratar diversos problemas menores y otros
que muchas personas (especialmente las que los sufren) considerarían muy grandes.
Entre estos se incluyen:

• Insomnio
• Dolores de cabeza
• Ansiedad
• Dolores de espalda
• Fatiga
• Mala circulación
• Problemas de peso
• Indigestión
• Escalofríos y bochornos
• Falta de apetito
• Es útil en los casos crónicos de reumatismo y presión sanguínea alta

En Japón el shiatsu se utiliza comúnmente para padecimientos y enfermedades no muy


graves y es un componente importante de la práctica de la buena salud.

La medicina occidental quizá no pueda encontrar una causa física para un


problema, y aunque se recete un analgésico, la causa implícita de este problema tal vez
no sea curada. Es posible que una sesión de shiatsu sea suficiente para arreglar el
problema por medio de la estimulación del flujo de la energía que corre por los canales.
Un régimen de ejercicio (posiblemente una rutina específica) junto con un cambio de dieta
y de estilo de vida, también puede ser recomendable. El shiatsu puede fomentar un
sentimiento general de buena salud en la persona en su totalidad y no solamente en el
sentido físico. Después de realizar algunos estudios y de algo de práctica, el shiatsu
puede utilizarse con los amigos y parientes. Existen muchos beneficios tanto para el que
lo da como para el que lo recibe, tanto a nivel físico como espiritual.

Aunque el shiatsu se aplica esencialmente utilizando los dedos, hay escuelas alternativas
que han desarrollado otras técnicas, y entre las más destacadas se encuentran la del
estilo descalzo del shiatsu, creado por Suzuki Yamamoto. Esta técnica, en la que el
terapeuta se para en ciertas áreas del cuerpo (en la espalda, las piernas y los pies) fue
desarrollada específicamente para curar lo que se conocería como "la enfermedad de
Occidente". Esto se refería a la apariencia rígida de los individuos que habían ingerido
grandes cantidades de alimentos de origen animal en su dieta. También llamada
macrobiótica, esta técnica combinó el shiatsu con el estiramiento, ejercicios de
respiración y recomendaciones alimenticias para proporcionar un enfoque holístico y
lograr así un equilibrio. Siempre que se experimenten problemas, se puede buscar la
respuesta en el desequilibrio de uno o más aspectos de la vida, ya sea la dieta, el
movimiento, el pensamiento, etc. En la antigua medicina china, se utilizaron fuerzas
complementarias y sin embargo opuestas, el equilibrio siempre cambiante del yin y el
yang.

EL YIN Y EL YANG

El yin y el yang son el principio y el final de todo; la causa de la vida y la muerte.


Los chinos comparan a la tierra o creación con el yin, y al cielo o paraíso con el yang. En
sentido figurado, el yin se representa con una línea o dos guiones largos mientras que al
yang con una línea continua: cada uno de estos símbolos proviene del cuadrado y del
círculo que a su vez representan a la tierra y el cielo respectivamente. El origen de esto
se encuentra en el hecho de que las líneas del yin y el yang se utilizaban como oráculos
antiguos. Los oráculos de la antigüedad daban una respuesta afirmativa o negativa a
cualquier pregunta que se les hiciera. El sí estaba representado por el yang, una línea
ininterrumpida, y el no por el yin, una línea discontinua.

El yin y el yang están inevitablemente unidos porque mientas el yin es el reposo y el yang
es lo activo, la actividad finaliza invariablemente con el reposo y de la misma manera el
reposo lleva a más actividad. La actividad del yang termina con la inactividad del yin. Esto
se muestra gráficamente en el conocido símbolo del yin y el yang que recibe el nombre
de T´ai Chi, algo muy distinto al sistema de ejercicios cuyo nombre completo T'ai chi
chu'an. Aunque el yin y el yang efectivamente son opuestos, juntos producen un equilibrio
y dentro de cada uno hay una parte del otro representado por el símbolo del punto de
color contrastante: el blanco sobre el negro y el negro sobre el blanco, (Véase figura 1.)
Así pues, son opuestos y en las creencias tradicionales se pensaba que las interacciones
entre ellos formaron toda clase de eventos en la naturaleza, al mundo en su totalidad y
más allá. El yin y el yang y sus aspectos negativos y positivos también se relacionan con
el individuo, el hogar y la profesión,

Figura 1. El yin y el yang

EL YIN Y EL YANG

Se puede atribuir un cierto número de características o propiedades al yin o al


yang y, a su vez, la constitución física de una persona será de una u otra manera. La
tabla de la página 14 muestra algunas propiedades típicas. También muestra los
movimientos y actividades, tan importantes para el shiatsu, y algunas funciones
corporales que se encuentran en la categoría del yin o el yang.
El yin y el yang están siempre interconectados y siempre existe un flujo constante
entre los dos que, sin embargo, crea un estado general de equilibrio. Como ya hemos
mencionado, la dieta es importante y quizá un practicante de shiatsu recomiende un
cambio en la misma. Desde el punto de vista de la medicina oriental tradicional, la comida
se puede definir en términos de "energía". Esto difiere de la definición occidental de los
alimentos que consiste en clasificarlos en proteínas, minerales, grasas, carbohidratos,
fibra y vitaminas. Se cree que de acuerdo a su "definición energética" la comida tendrá
diversos efectos físicos, mentales, espirituales y emocionales. Esta energía está dividida
en dos partes: yin y yang. El yin es cuando la energía se está expandiendo y yang
cuando se está contrayendo. En este contexto todas las definiciones de yin y yang están
basadas en la comida macrobiótica (una dieta que tiene la intención de prolongar la vida
y que está compuesta por alimentos puramente vegetales como el arroz integral). Esta es
la referencia más común. Los alimentos se pueden dividir en tres categorías principales:
los que están "balanceados", algunos que son yin y otros que son yang.

Los alimentos que se definen como yin son; leche, alcohol, miel, azúcar, aceite, jugos de
frutas, especias, estimulantes, la mayoría de los medicamentos (como la aspirina, etc.),
verduras y frutas tropicales, alimentos refinados, y la mayoría de los aditivos de
procedencia química.

Los alimentos yang son: aves de corral, mariscos, huevos, carne roja, sal,
pescado, miso y queso.

Los alimentos balanceados son: semillas, nueces, verduras, cereales,


leguminosas, vegetales del mar y frutas de clima templado (manzanas y peras).

Propiedades Relacionadas con el Yin y el Yang


Yin Yang
Tierra Cielo
Creación Paraíso
Invierno Verano
Oscuro Claro
Frío Caliente
Noche Día
Agua Fuego
Abajo Arriba
Norte Sur
Femenino Masculino
Interior Exterior
Pasivo Activo
Negativo Positivo
Receptivo Creativo
Movimiento ascendente Movimiento descendente
Relajado Tenso
Lento Rápido
Actividad mental Actividad física
Eliminación (en el
Absorción (en el cuerpo)
cuerpo)
Extremidades del cuerpo Tronco y partes internas del cuerpo
Parte frontal del cuerpo Parte posterior del cuerpo
Plácido Rígido

El equilibrio entre el yin y el yang es muy importante para el cuerpo, por ejemplo en
la producción de hormonas, como los estrógenos y la progesterona, en la producción de
licógeno e insulina y para la expansión y contracción de los pulmones. Una manera
equilibrada de comer, principalmente a base de granos, leguminosas, semillas, nueces y
vegetales es importante pues esto ayudará a alcanzar el equilibrio energético de los
meridianos, los órganos y chakras como se definirá posteriormente. Cuando estas dos
fuerzas opuestas del yin y el yang están en armonía y equilibradas tenemos como
resultado una salud física y mental.
LA IMPORTANCIA DE LA DIETA

Con frecuencia se dice que "eres lo que comes", y en los últimos años ha habido
una gran cantidad de información acerca de lo que constituye una dieta sana, mucha de
la cual se contrapone. En muchos casos esto ha causado una gran confusión y ha llevado
al público suspicaz a creer que todos los alimentos, especialmente si disfrutas comerlos,
son malos para la salud. Para aclarar el panorama, vale la pena examinar el papel de los
diferentes tipos de alimentos en el cuerpo humano. En muchos casos, un alimento en
especial no es el villano, sino quizá lo que le haya sucedido durante su cultivo o su
procesamiento. Una serie de sustancias químicas y aditivos se ven involucrados en este
deterioro (y ha habido muchos deterioros a la salud a causa de ellos), y también la
posible contaminación por organismos que envenenan los alimentos. A menos que esté
usted en la afortunada posición de poder seguir sus alimentos desde el campo de cultivo
o el jardín hasta la mesa, lo más que se puede lograr es mantenerse bien informado,
seguir los lineamientos sensatos y tomar las mejores decisiones posibles.
El cuerpo humano requiere de comida para proporcionar energía para todos los
procesos vitales y para crecer, para la reparación y el mantenimiento de las células y los
tejidos. En general, los hombres necesitan más comida que las mujeres debido a que su
cuerpo es más grande; sin embargo, las necesidades difieren de acuerdo con la edad y el
nivel de actividad. Las personas jóvenes y activas requieren de más alimentos que las
personas mayores y más sedentarias. Además, existen ligeras diferencias internas entre
los individuos que en apariencia pueden ser comparables.

Hay tres grupos principales de sustancias que contienen los alimentos y que
nuestro cuerpo necesita en diferentes cantidades: los carbohidratos, las proteínas y las
grasas, (Las tablas que se muestran más adelante en el libro proporcionan una guía para
saber el contenido de los alimentos en calorías, grasa, fibra, etc.). Además, el cuerpo
requiere fibra y vitaminas y minerales que están presentes en diversas cantidades dentro
de diferentes tipos de alimentos. Enseguida proporcionamos un breve resumen acerca de
estos componentes y mencionamos algunos puntos que son relevantes para el shiatsu.

Carbohidratos

Los carbohidratos son compuestos orgánicos y pueden ser simples o complejos, y


su papel es proporcionarle al cuerpo una fuente de energía fácilmente utilizable, la cual
se mide en calorías. Todos los carbohidratos están compuestos de carbono, hidrógeno y
oxigeno, y los fabrican las plantas. Las formas simples son los azúcares, de los cuales el
más básico es la glucosa. Todos los carbohidratos, en algún momento, se descomponen
en glucosa mediante procesos digestivos, misma que el cuerpo absorbe y utiliza de
diversas maneras. Con los azúcares este proceso es rápido y la glucosa resultante se
absorbe velozmente en la corriente sanguínea. Puede ser utilizada inmediatamente,
especialmente si las necesidades de energía son altas como ocurre durante los periodos
de ejercicio vigoroso. Con frecuencia los atletas toman glucosa para este propósito. Los
glóbulos rojos requieren glucosa y es la fuente principal de energía para el cerebro. Los
almidones son carbohidratos más complejos (polisacáridos), que están compuestos de
cadenas de moléculas de glucosa. Requieren más tiempo que los azúcares para que las
enzimas digestivas los descompongan y, por lo tanto, proporcionan un suministro más
lento y gradual de glucosa. Los fluidos corporales contienen generalmente suficientes
reservas de glucosa para satisfacer los requerimientos de energía durante las actividades
de un día. En condiciones en las que no existe glucosa disponible, el cuerpo es capaz de
fabricarla dentro del hígado mediante un proceso bioquímico llamado gluconeogénesis. El
glicerol (que proviene de las grasas) y los aminoácidos (que provienen de las proteínas)
se utilizan como materias primas en este proceso. Y a la inversa, el exceso de glucosa es
convertido por el hígado en un carbohidrato complejo (polisacárido), el glicógeno (almidón
de origen animal). Este se almacena, especialmente en las células hepáticas y
musculares, y es lo que primero se utiliza cuando hay una falta de glucosa en la sangre.
En general, los azúcares simples, especialmente los refinados, que se encuentran en los
alimentos procesados, por ejemplo, en los dulces, galletas, pasteles, chocolates,
aderezos, etc., simplemente le proporcionan al cuerpo calorías y son una de las
principales causas de la caries dental. Los almidones que se encuentran en una gran
cantidad de alimentos, incluyendo cereales, granos, pan, pasta, papas, verduras y frutas,
son mucho más útiles y casi siempre tienen fibra, vitaminas y minerales. Sin embargo, los
niveles de fibra, vitaminas y minerales son menores en los alimentos con mucho almidón
refinados y procesados, por ejemplo, una gran cantidad de panes, harina, arroz y pastas.
A muchas personas les gustan las formas menos útiles de azucares y carbohidratos
refinados que fácilmente comemos en exceso y contribuyen a los problemas de caries
dental, sobrepeso y obesidad. No hay necesidad de excluir por completo estos alimentos
de la dieta pero es sensato hacer algunos ajustes sencillos que nos lleven a tener una
elección más saludable de carbohidratos mediante la ingestión de alimentos ricos en
almidón. Si se escogen alimentos integrales o ricos en salvado, esto tiene además la
ventaja de aumentar el contenido de fibra en la dieta. También, este tipo de alimentos
generalmente son más satisfactorios y llenadores, igual de sabrosos que sus contrapartes
refinadas, y ayudan a reducir el deseo de comer entre comidas. Estos principios se llevan
a cabo mejor junto con el shiatsu. Muchos seguidores de esta disciplina consideran el
azúcar como un veneno para el organismo, y debe evitarse en una dieta inteligente.

Proteínas

Las proteínas son los componentes estructurales del cuerpo que forman la base de
las células, tejidos y órganos. Son un gran grupo de compuestos orgánicos que consisten
en átomos de carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno. Estos se ordenan de diferentes
maneras para formar unidades llamadas aminoácidos, mismos que cuando se unen en
cadenas más largas forman la estructura de la proteína. Hay 20 aminoácidos básicos que
casi siempre están acomodados en moléculas lineales conocidas como polipéptidos.
Aunque sólo hay 20 tipos diferentes, existen un gran número de combinaciones posibles
en un polipéptido o proteína, pues los aminoácidos pueden encontrarse en cualquier
orden. La mayoría de las proteínas están compuestas por más de una cadena de
polipéptidos y hay varios miles en el cuerpo humano, cada uno con una estructura única,
pero todos se forman a partir de los 20 aminoácidos.

Además de ser moléculas estructurales, las proteínas se utilizan en el cuerpo como


reserva, como mensajeros (por ejemplo, las hormonas), portadores (por ejemplo, la
globina en la hemoglobina de la sangre, que transporta el oxígeno), y como catalizadores
de reacciones bioquímicas (por ejemplo, las enzimas). El cuerpo es capaz de fabricar 12
de los 20 aminoácidos; sin embargo, el resto, llamados "aminoácidos esenciales" deben
obtenerse de los alimentos. Las proteínas se encuentran en gran cantidad de alimentos
derivados tanto de plantas como de animales. Las fuentes vegetales de proteína incluyen
frijoles, chícharos, legumbres, granos integrales, nueces y semillas, mientras que la carne
roja, pollo, pescado, leche, queso, yogurt y los huevos se obtienen de los animales. La
carne roja es una fuente buena de aminoácidos esenciales y de hierro y tradicionalmente
era considerada como proteína "de primera clase", pero la tendencia ahora es reducir el
consumo de carne y tener una dieta más vegetariana. En el shiatsu, el consumo de la
proteína animal se minimiza para reducir la ingestión de grasa (algunas personas reducen
la cantidad de productos lácteos que consumen). Sin embargo, los vegetarianos pueden
obtener suficiente proteína y hierro de las fuentes vegetales y de los productos lácteos.
Las alternativas para no consumir carne roja son: el pollo, pescado, legumbres, frijoles,
etcétera, que son altos en proteína pero bajos en grasas saturadas.

Grasas
Las grasas son un grupo de compuestos orgánicos que se presentan de manera natural
en las células vegetales y animales en forma de lípidos, los cuales están compuestos de
átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno. Entre los lípidos se incluyen los aceites, las
grasas, las ceras y sustancias parecidas, conocidas como "lípidos derivados". Una grasa
está compuesta de un glicerol y tres moléculas de ácido graso, conocidas colectivamente
como triglicéridos y, durante la digestión, se descompone en las partes que la forman
mediante las enzimas llamadas lipasas. Las grasas desempeñan un papel importante
dentro del cuerpo humano y realizan muchas funciones. Son una fuente importante de
energía ya que tienen el doble del valor calórico que los carbohidratos (38 calorías por
gramo —véase la tabla para obtener más detalles y valores específicos). En los seres
humanos la grasa se deposita en una capa que se encuentra debajo de la piel (como
grasa subcutánea) y desde ahí proporciona protección y amortiguamiento. También se
deposita en las regiones más profundas del cuerpo (como tejido adiposo, que se
encuentra alrededor de los órganos y dentro de las células). La grasa animal, incluyendo
la del hombre, es sólida a temperatura ambiente y pertenece a la categoría conocida
como grasas saturadas (véanse los siguientes párrafos).

Cada ácido graso contiene una cadena larga de hidrocarbono hidrofóbico (es decir,
que no es soluble en agua) y un grupo terminal de ácido carboxílico (COOH) que es
extremadamente hidrofílico (es decir, soluble en agua). Las longitudes de las cadenas
varían entre uno y casi 30 átomos de carbono y pueden ser saturadas o insaturadas. Las
grasas saturadas tienen todos sus enlaces químicos unidos con átomos de hidrógeno y
no pueden unirse a otros compuestos. Las grasas insaturadas no tienen en su estructura
todos los átomos de hidrógeno que los complementan y son de consistencia más suave o
líquida.

Los ácidos grasos tienen tres funciones principales en el cuerpo humano:

1. Son los elementos básicos con que se forman los fosfolípidos (lípidos que contienen
fosfato) y de los glicolípidos (lípidos que contienen carbohidratos). Estas moléculas son
componentes importantes de las membranas exteriores y que rodean a todas las células.
Estas controlan el paso de sustancias tanto hacia dentro como hacia fuera.
2. Son derivados de los ácidos grasos, es decir, compuestos que se forman a partir de el
los; sirven como hormonas y mensajeros químicos dentro y entre las células.

3. Los ácidos grasos se almacenan dentro de las células como triglicéridos (es decir,
unidos a una molécula de glicerol) como reservas de combustible. Se descomponen
cuando es necesario liberar grandes cantidades de energía.

Las grasas saturadas como el colesterol se encuentran en la carne y en los productos


lácteos, tales como la leche entera, queso, mantequilla y huevos. Muchos alimentos
procesados son adicionados con grasas saturadas y se utilizan mucho en su fabricación.
Los ácidos grasos saturados son convertidos por las células hepáticas en colesterol, el
cual constituye una sustancia importante en el cuerpo pues es un componente de las
membranas celulares y un precursor en la producción de los esteroides (hormonas
sexuales) y de las sales biliares. Sin embargo, un nivel excesivo de colesterol en la
sangre causa un ateroma o obstrucción en las arterias, lo cual es un factor causante de la
angina de pecho, los infartos y varias formas de enfermedades cardiacas y constituye una
característica de diabetes mellitus. Los hombres están en un riesgo mayor de morir
prematuramente a causa de infartos y enfermedades cardiacas y se ha comprobado que
una dieta rica en grasas saturadas y, por lo tanto, en colesterol, aumenta el riesgo de
desarrollar estas enfermedades. Se acepta de manera universal que la dieta de las
personas de los países occidentales contiene un exceso de grasas saturadas y cada año
muchas personas sufren las consecuencias de ello. Sin embargo, es relativamente simple
hacer ajustes a la dieta y reducir su consumo. Entre las medidas básicas se incluye:

1. Cambiar del consumo de leche entera a leche semi o totalmente descremada.

2. Asar los alimentos en vez de freírlos y retirar la grasa de la carne antes de cocinarla.

3. Utilizar aceites vegetales y margarinas polinsaturadas bajas en grasa


4. Escoger quesos bajos en grasa y pescado y pollo en vez de carne roja.

5. Comer alimentos, budines, pasteles, galletas, etc., menos procesados que suelen tener
un alto contenido de grasa saturada.

6. Los huevos son un excelente alimento pero son ricos en colesterol. No consuma más
de dos o tres a la semana.

Las grasas no saturadas son de dos tipos: polinsaturadas y monoinsaturadas. Las formas
polinsaturadas se encuentran en los aceites vegetales, por ejemplo, de fríjol de soya, de
girasol, cártamo, y de maíz, las margarinas suaves, nueces, semillas y pescado grasoso.
Dentro de este grupo se encuentran los "ácidos grasos esenciales" que son necesarios
para que el cuerpo realice gran cantidad de funciones vitales y deben de obtenerse de los
alimentos. Entre éstos se incluyen el ácido linolénico, que está presente en algunos
aceites vegetales, especialmente en el de fríjol de soya y el de cacahuate. El ácido
linolénico constituye cerca del 20% del total de los ácidos grasos contenidos en los
triglicéridos.

Todos los ácidos grasos esenciales son componentes necesarios de las


membranas celulares y son vitales para la producción de las prostaglandinas, las cuales
desempeñan muchas funciones en el cuerpo y están presentes en niveles altos dentro del
semen. Las grasas monoinsaturadas se encuentran especialmente en los cacahuates, las
aceitunas, el aceite de olivo, semilla de cocza y en el aceite de cacahuate. A diferencia de
las grasas saturadas, el consumo de las grasas insaturadas y polín saturadas no
aumenta el nivel de colesterol en la sangre y tenemos buenas evidencias que sugieren
que estos compuestos tienen un efecto benéfico y de protección para el corazón y la
circulación. Obviamente esto es de suma importancia para cualquier persona que esté en
riesgo de padecer una enfermedad cardiaca. Se recomienda que el consumo de todo tipo
de grasas se reduzca para que no constituya más del treinta por ciento de la dieta en
general. La grasa que se ingiere debe incluir mayor cantidad de la variedad benéfica,
insaturada, y es bueno comer pescado rico en aceite como por ejemplo el arenque,
macarela, salmón, sardinas, más o menos dos veces por semana. Los aceites de
pescado pueden ser útiles para los que sufren ciertos desórdenes comunes, incluyendo
eczemas, soriasis, artritis; tiene también efectos benéficos en el sistema circulatorio.

Fibra

La fibra se deriva de plantas y se encuentra en la fruta, verduras, harinas y panes


integrales, alimentos ricos en salvado, arroz integral, pasta y espagueti, los cereales
incluyendo avena, frijoles y legumbres. Es poco digerible y mejora el paso de los
alimentos a través del sistema digestivo, lo cual ayuda a prevenir el estreñimiento. La
presencia de fibra regula la absorción de las grasas y de la glucosa en el flujo sanguíneo.
Se ha demostrado que la avena es benéfica para bajar los niveles de colesterol en la
sangre. Se ha demostrado que la insuficiente ingestión continua de fibra tiene
consecuencias serias en la salud humana y se relaciona con el desarrollo de cáncer
colorectal (especialmente si la dieta también es alta en grasas), con algunos casos de
síndrome de intestino irritable, el estreñimiento y los niveles altos de colesterol en la
sangre.

El cáncer colorectal (del colon o del recto) es el tercer tipo de cáncer más común
entre los hombres, afectando casi siempre a los de edad madura (de 50 a 70 años). Se
cree que si las personas sanas aumentan su consumo diario de fibra a 25 gramos o más
por día, entonces esto ayuda a prevenir el desarrollo de este tipo de cáncer. De nuevo, se
pueden hacer ajustes muy fácilmente por ejemplo, eligiendo pan integral en vez de pan
blanco, y cereales para desayunar altos en fibra. Además, se recomienda que se coman
cinco porciones de verduras y frutas diariamente, las cuales nos proporcionan vitaminas y
minerales al igual que fibra.

Vitaminas y minerales

Las vitaminas son un grupo de sustancias orgánicas que se requieren en pequeñas


cantidades en la dieta para mantener una buena salud. La carencia de una vitamina en
particular nos da como resultado una enfermedad por deficiencia. Existen dos grupos de
vitaminas: las que son solubles en las grasas, incluyendo A, D, E y K, y las que son
solubles en agua, la C (ácido ascórbico) y la B (tiamina). Los seis grupos de vitaminas
son los siguientes:

1. A o retinol: debe obtenerse de la dieta y se necesita para fabricar la rodopsina, un


pigmento sensible a la luz, también llamado púrpura visual, esencial para la visión
nocturna. La vitamina A también es necesaria para el mantenimiento de la piel y los
tejidos, y son buenas fuentes de esta vitamina los vegetales verdes, los productos lácteos
y el aceite de pescado y de hígado. La deficiencia de esta vitamina causa ceguera
nocturna y la posible pérdida total de la visión.

2. El complejo B incluye tiamina, riboflavina, ácido nicotínico, ácido pantoténico, biotina,


ácido fólico, vitamina B6, piroxidina, VITAMINABI2 (cianocobalamina) y ácido lipoico.
Estos compuestos se requieren en la fabricación de glóbulos rojos, para el mantenimiento
de los nervios, para la actividad enzimática y para el metabolismo de los aminoácidos. Se
deben obtener de la dieta y entre las fuentes que los incluyen están los vegetales verdes,
productos lácteos, cereales, granos, huevos, hígado, carne, nueces, semillas, papas y
pescado. Una deficiencia en la vitamina B provoca el beri beri mientras que la carencia de
algunas de las otras vitaminas pueden resultar en anemia y el deterioro del sistema
nervioso (B12).
3. La vitamina C (ácido ascórbico) debe obtenerse diariamente de los alimentos porque
cualquier exceso se elimina y no se almacena. Es necesaria para el mantenimiento de las
paredes celulares y de los tejidos conectivos incluyendo los vasos sanguíneos y los
tendones. También ayuda a la absorción del hierro en el cuerpo, que se libera durante la
digestión. Una deficiencia de esta vitamina provoca fragilidad de la piel, de los vasos
sanguíneos y de los tendones, características de la enfermedad conocida como
escorbuto.

4. La vitamina D es una vitamina liposoluble que se presenta como dos derivados de los
esferoides: Vitamina D2 o calciferol, que se encuentra en la levadura, y la Di o
colecalciferol, que puede producir la piel, utilizando el colesterol, en la presencia de la luz
solar. Controla los niveles de calcio en la sangre, impulsando el aumento en la ingestión
del mineral de la digestión de los alimentos, y haciendo que este disponible para el
crecimiento y la reparación de los huesos. Por lo tanto, una deficiencia de vitamina D es
causa de deformidades en los huesos (el raquitismo en los niños y la osteomalacia en los
adultos). Las fuentes de esta vitamina son los aceites de pescado, los huevos y los
productos lácteos.

5. La vitamina E o tocoferol incluye a varios compuestos que son esenciales para el


mantenimiento de las membranas celulares. Se encuentra en alimentos tales como los
granos de cereales, las verduras verdes y los huevos, pero la deficiencia es poco
frecuente pues es común consumirla en la dieta.

6. Vitamina K o filoquinona, una forma compuesta, actúa como coenzima en la síntesis de


las proteínas en la coagulación de la sangre. Las verduras y las yemas de huevo son
buenas fuentes, pero la deficiencia es poco común, ya que también la producen las
bacterias normales de! intestino. Si se presenta (es decir, si por alguna razón las
bacterias del intestino se ven afectadas o son destruidas), el resultado puede ser una
hemorragia severa.

Los minerales son elementos químicos que, como las vitaminas, son necesarios en
la dieta en cantidades pequeñas. Ejemplos de ellos son: calcio, zinc, hierro, sodio, y
potasio y son importantes en muchos procesos metabólicos internos, desde la producción
de la sangre y los huesos, hasta la transmisión de los impulsos nerviosos. La deficiencia
de estos puede provocar el desarrollo de una enfermedad en particular y un buen ejemplo
de esto son algunas formas de anemia que pueden ser provocadas o exacerbadas por
una carencia de hierro en la dieta. Los minerales se encuentran en muchos alimentos
incluyendo a verduras, frutas, cereales, granos, nueces, semillas, productos lácteos,
carne, huevos y pescado.

Agua
La ingestión de líquidos en forma de bebidas con una base de agua es esencial
para la buena salud y algo que fácilmente se pasa por alto. Muchas personas son felices
al consumir té, café, bebidas enlatadas y bebidas alcohólicas, pero algunas veces no
aceptan el agua y el jugo de frutas. Los estudios han mostrado que muchas personas
casi nunca toman agua pura y los jóvenes pueden estar renuentes a hacerlo. La recomen
dación es que se deben beber al menos de 6 a 8 vasos de agua natural diariamente. Los
jugos de frutas y las bebidas de fruta bajas en azúcar, el té y el café, son alternativas
útiles, pero los dos últimos contienen cafeína, que no es recomendable ingerir en exceso
y no ayuda en algunas enfermedades. Las bebidas carbonatadas deben tomarse con
moderación, particularmente aquellas que tienen un alto contenido de azúcar. El agua es
esencial para el funcionamiento correcto de los riñones y del intestino y se necesita
mayor cantidad en un clima caliente para compensar la pérdida natural del líquido al
sudar. Es una buena idea tomar varios vasos de agua después de consumir alcohol,
especialmente en el caso de bebidas fuertes como el aguardiente, el whisky, el ron y la
ginebra puros.

Sal
Además de ser alta en grasas, se sabe que en general la dieta occidental contiene
demasiada sal. El consumo excesivo de sal causa tensión a los riñones y puede contribuir
a padecer enfermedades de estos órganos y también a que aparezca presión sanguínea
alta y desórdenes cardiacos a los que ¡os hombres son susceptibles. Una ingestión de sal
alta probablemente aumente los desórdenes existentes en estas áreas. La mayoría de los
alimentos procesados tienen un alto contenido de sal y esto también puede ocurrir en
algunos llamados alimentos "sanos" como los cereales para el desayuno y el pan integral.
Un alto contenido de sal también puede estar disfrazado en alimentos tales como galletas
dulces, salsas, frijoles horneados, etc., donde su presencia no siempre resulta obvia. Es
necesario una pequeña cantidad de sal para realizar los procesos vitales del cuerpo, pero
ésta se obtiene de una dieta variada y equilibrada. Por lo tanto, para reducir el consumo,
no se debe añadir sal a los alimentos, ni durante el cocimiento ni en la mesa. El consumo
de alimentos procesados debe limitarse y se deben escoger, cuando sea posible,
variedades de alimentos bajos en sal. Muchas personas disfrutan el sabor de la sal, lo
que mejora el sabor en la comida, y quizá les resulte difícil reducir su consumo. Se
encuentran disponibles algunos sustitutos de la sal, los cuales casi siempre son altos en
potasio y no en sodio, y se pueden utilizar de vez en cuando como alternativas. También,
aumentar el uso de hierbas y especias al cocinar, si son del gusto de la persona, puede
ayudar a hacer menos notoria la falta de sal. Es importante seguir disfrutando la comida,
y para las personas sanas, quizá sea más realista tener como meta una reducción en el
consumo de sal más que eliminarla de una vez por todas. Si se ha consumido una
comida salada, es útil tomar uno o dos vasos extra de agua para ayudar a la función de
los riñones.
Dieta y shiatsu

Es importante que junto con la rutina del shiatsu, haya una dieta complementaria
planeada y teniendo en mente la información antes presentada, es posible recomendar
una rutina para seguir. Como ya se ha explicado, muchos aconsejan consumir una
cantidad mínima de proteínas de origen animal. En general, se evitan los alimentos
artificiales, como los edulcorantes y los alimentos refinados (por ejemplo, azúcar blanca,
harina, etc.) y se le da preferencia a ingerir verduras y frutas. Los granos integrales se
consideran como de suma importancia y la siguiente lista da algunos indicadores de los
tipos de alimentos que son ideales para el consumo.

Granos trigo integral, arroz integral, avena, maíz, cebada, mijo.


Todas las frutas manzanas, peras, fresas, etc.
Nueces nuez de Anacardo (sin sal), almendras, nuez de nogal.
Verduras (casi cualquier tipo), brócoli, coliflor, col, zanahorias,
cebolla, ejotes, germinados, col china, espinaca, lechuga,
germinados de frijoles, etc.

Legumbres todo tipo de lentejas, fríjol aduki, habas rojas, garbanzos,


frijoles de soya, frijoles mung, y chícharos.
Pescado la mayoría de las variedades.

Hay alimentos adicionales que van a variar de acuerdo con los diferentes países y
regiones, por ejemplo las algas marinas se utilizan en muchos lugares. Esto provee una
buena fuente de yodo, vitaminas B y muchos minerales.

Nota sobre la dieta macrobiótica


La dieta macrobiótica (que significa grande y vida) comenzó en esencia con un
doctor japonés a fines del siglo XIX. La dieta estaba basada en granos integrales y
verduras y después se desarrolló más pues daba más resistencia a las enfermedades y
proporcionaba más energía. La dieta, así como en todo lo demás, dependía de un
equilibrio entre el yin y el yang (como se describió en secciones anteriores). La dieta es
alta en fibra y puede ayudar a reducir los problemas de peso, los niveles de colesterol, el
estreñimiento etc., pero es absolutamente vital que se combine con otros alimentos para
dar la cantidad necesaria y equilibrada de vitaminas de las cuales carece una dieta
macrobiótica extrema. Así pues, en el shiatsu se incluyen muchos otros alimentos,
especialmente las verduras y las frutas. Una dieta macrobiótica sensata contendría en la
actualidad cereales de granos integrales, frutas, verduras (incluyendo algas marinas),
sopas, (de legumbres, soya, etc.), y semillas y nueces. Esto asegura que se incluyan los
componentes dietéticos tales como la vitamina D y la B12.

ENERGÍA O Kl

Como ya se ha mencionado el ki o qi (véase figura 2), manifestado como el yin y el yang,


es la fuerza vital o energía de la vida. Es importante un equilibrio y también se acepta que
el ki, a través del yin y el yang, es la base de los cinco elementos: agua, madera, fuego,
tierra y metal que a su vez constituyen todo el universo. Además, los cinco elementos
representan nuestra constitución corporal. El ki fluye aya través de nosotros mediante
canales llamados meridianos (véase páginas más adelante) y cada meridiano está
relacionado a uno de los cinco elementos. Los meridianos contienen puntos de presión
que son el foco de atención en el shiatsu porque las obstrucciones tienen que ser
liberadas para restaurar el equilibrio.
Figura 2.
El símbolo del ki.

Auras

Se cree que hay una cierta cantidad de auras o capas de energía, que rodean al cuerpo
físico y que se pueden detectar o apreciar (véase figura 3). La primera capa, el cuerpo
etérico, es la más densa y está conectada con el cuerpo y su funcionamiento. Después
describiremos un ejercicio el cual permite detectar esta capa. El cuerpo astral es más
ancho, y se ve afectado por los sentimientos de las personas, y, si lo ve un clarividente,
se dice que cambia de color y de forma dependiendo de los sentimientos que se estén
experimentando. La siguiente aura es el cuerpo mental, que tiene que ver con los
procesos de pensamiento y la inteligencia de una persona. De manera similar, un
clarividente puede ver esto y se dice que contiene "imágenes" de ideas que emanan de la
persona. Estas tres primeras auras componen la personalidad de un individuo. La última
aura se conoce como el cuerpo causal, el alma o el yo superior. Esto tiene que ver más
con los sentimientos perceptivos, y la comprensión. Se cree en la reencarnación que las
primeras tres auras mueren con el cuerpo, pero el cuerpo causal continua su proceso de
desarrollo al adoptar otra personalidad.
Figura 3. Auras.
A medida que una persona crece en madurez y en conciencia, estas diferentes auras se
utilizan, y la energía se pasa de una capa a otra. Como consecuencia tenemos que
cualquier alteración en el estado físico, a su vez, afectará a las otras capas y viceversa.

Siete centros de energía, o chakras

Se cree que hay siete chakras principales (un chakra es un centro de energía) que
se encuentran en la línea media del cuerpo, desde la parte superior de la cabeza hasta la
parte inferior del torso (véase la figura 4). Están situados a lo largo del sushumna, o canal
espiritual, que corre de la coronilla hasta la base del tronco. La energía entra al canal en
ambos extremos. Ya que el flujo es más eficiente cuando la espalda está recta, esta es la
postura ideal para la meditación o cuando se requiere de poderes de concentración, Cada
chakra tiene un componente de cada aura. y esto forma lo que se conoce como un centro
de conciencia. Cada aura se activa a medida que una persona se desarrolla, y lo mismo
ocurre con los chakras, comenzando con el más bajo (el chakra base o raíz) y siguiendo
con los demás. También hay un intercambio de energía entre las auras de cada chakra.

Chakra coronario

Chakra del entrecejo

Chakra de la garganta

Chakra del corazón

Chakra sacro

Chakra base

Figura 4. Los chakras principales.

El chakra coronario
El chakra coronario tiene que ver con la glándula pineal que controla el ojo derecho
y el cerebro superior y afecta los asuntos espirituales.

El chakra del entrecejo


El ajna, o chakra frontal o del entrecejo también conocido como el Tercer Ojo, está
relacionado con la glándula pituitaria, que controla el ojo izquierdo, el cerebro inferior, la
nariz y el sistema nervioso. Tiene un efecto en el intelecto, !a percepción, la intuición y la
comprensión.
El chakra de la garganta
El chakra de la garganta o expresivo tiene que ver con la glándula tiroides y
gobierna sistema linfático, manos, brazos, hombros, boca, cuerdas bucales, pulmones y
garganta. Afecta la comunicación, la creatividad y la autoexpresión.

El chakra del corazón


El chakra del corazón tiene que ver con el timo y controla corazón, pechos, nervio
vago y sistema circulatorio, y afecta autoconciencia, amor, actos humanitarios y
compasión.

El plexo solar
El plexo solar o chakra de la personalidad tiene que ver con el páncreas. Controla
bazo, vesícula biliar, hígado, sistema digestivo y estómago, y tiene efectos en deseos,
poder personal y origen de las emociones.

El chakra sacro
El chakra sacro o chakra sexual afecta las gónadas y controla espalda baja, pies,
piernas y sistema reproductor. Esto afecta la energía física, sexual y mental, las
relaciones y la autoestima.
El chakra base
El chakra base o chakra raíz tiene que ver con las glándulas suprarrenales.
Controla sistema óseo, sistema nervioso simpático y parasimpático, vejiga y riñones, y
afecta la reproducción y la voluntad física. Como ejemplo de esto, tenemos que si una
persona sufre de un padecimiento de garganta, es posible que tampoco sea capaz de
darle voz a pensamientos y sentimientos privados.

Órganos zang y fu: almacenamiento


y producción de energía
Según las terapias orientales tradicionales, los órganos tienen una doble función: la
física, y otra que tiene que ver con el uso de la energía y que podemos denominar
"función energética". Los doce órganos mencionados en las terapias tradicionales se
clasifican en dos grupos que se conocen como zang y fu, y cada uno se describe a
continuación.

Los órganos zang sirven para almacenar la energía, y los órganos fu producen energía a
partir de los alimentos y las bebidas y también controlan la excreción. Los órganos
pueden agruparse en pares, cada órgano zang forma un par con un órgano fu que tiene
una función similar. Aunque el páncreas no se menciona específicamente, casi siempre
se incluye junto con el bazo. Lo mismo se aplica al "calentador triple" o "quemador triple",
el cual está relacionado con el plexo solar, el abdomen bajo y el tórax. Los pulmones son
órganos zang y tienen que ver con la asimilación de la energía, o ki, que obtienen del
aire, que junto con la energía de los alimentos asegura que el cuerpo sea alimentado en
su totalidad y que se mantenga un estado mental alerta y una actitud positiva. Esos
órganos forman un par con el intestino grueso, que obtienen los alimentos del intestino
delgado, absorbe los líquidos necesarios y excreta el material de desperdicio vía las
heces. También tiene que ver con la confianza en uno mismo. El bazo es un órgano zang
y cambia de la energía o ki que obtiene de los alimentos en energía que necesita el
cuerpo. Tiene que ver con las funciones mentales de la concentración, el pensamiento y
el análisis. Este forma un par con el estómago que es un órgano fu, el cual prepara los
alimentos de manera tal que se puedan extraer los nutrientes y para que pueda tomarse
cualquier energía o k¡. También proporciona "El alimento para el pensamiento". El órgano
zang, el corazón, asiste a la formación de la sangre a partir de) ki y controla el flujo
sanguíneo y los vasos sanguíneos. Ahí es donde se aloja la mente y por lo tanto afecta el
conocimiento, las creencias, la memoria de largo plazo y los sentimientos. Este forma un
par con el órgano fu del intestino delgado que divide los alimentos en las partes
necesarias y las que no lo son, siendo estas últimas las que pasan al intestino grueso.
También tiene que ver con la toma de decisiones. Los riñones son un órgano zang y
producen energía básica, o ki, para los otros cinco órganos y también para la
reproducción, el nacimiento, el desarrollo y la madurez. También sostienen el esqueleto y
el cerebro y proporcionan la fuerza de voluntad y un sentimiento de "adelante, hazlo".
Forman un par con el órgano fu de la vejiga, que almacena fluidos de desperdicio hasta
que se eliminan como orina, y también dan valor o fuerza. El órgano zang del
"gobernador del corazón" tiene que ver con el flujo sanguíneo en todo el cuerpo. Es un
protector y una ayuda para el corazón y se relaciona con las interacciones con otras
personas (aunque no se conoce un órgano llamado el "gobernador del corazón" está
relacionado con el corazón y sus funciones). Éste forma un par con el "calentador triple" o
"quemador", que pasa el ki por todo el cuerpo y permite el intercambio emocional con los
demás. El hígado es el sexto órgano zang, y asiste con un flujo regular de ki, para lograr
los efectos psicológicos más favorables y tranquilidad emocional. Los sentimientos
positivos, el humor, la planeación y la creatividad también tienen que ver con este órgano.
La vesícula es el sexto órgano fu, con el que forma un par el hígado, y esto guarda la bilis
del hígado y la transfiere al intestino. Tiene que ver con la toma de decisiones y con el
pensamiento maduro.

El sistema de meridianos

Los meridianos, como ya se ha dicho antes, son un sistema de canales invisibles


que se encuentran en la parte frontal y trasera del cuerpo por los cuales fluye la energía o
ki. Hay doce meridianos principales más dos adicionales, que se llaman el vaso
gobernador, y el vaso de concepción o director. Cada meridiano pasa en parte a través
del cuerpo y en parte por la piel, y une a varios chakras y órganos (los órganos que son
reconocidos en la medicina oriental tradicional). Un extremo de cada meridiano se
encuentra debajo de la piel, mientras
que el otro está en la superficie de la
misma, en los pies, o en las manos. A lo
largo de cada meridiano están los
puntos de acupresión o de acupuntura,
que en el shiatsu se llaman tsubos.
Estos puntos permiten que el flujo de
energía que corre por el meridiano sea
alterado si es necesario (véase la figura
5).

Figura 5. El sistema de meridianos.

Los meridianos reciben energía de los chakras y de los órganos (como ya se ha


descrito), de los meridianos cuyas terminaciones están localizadas en los pies y en las
manos, o también vía los puntos de presión, o tsubos. La energía o ki, puede pasar de un
meridiano a otro pues hay un "camino" que une a cada meridiano con dos más. La
energía pasa en un ciclo o flujo continuo y en un orden establecido de un meridiano al
otro. Al trabajar con los meridianos, y en particular con los puntos de presión, se pueden
alcanzar gran número de efectos benéficos en problemas tales como tensión muscular,
dolores de espalda y de cabeza. Ya que el flujo de la energía es estimulado al trabajar
sobre los meridianos, esto a su vez afectará las articulaciones, los músculos y la piel y así
calmara estas molestias. Puesto que el estado mental, los sentimientos y el estado de
ánimo de una persona se alteran también por el flujo de la energía, esto puede inducir un
marco mental más positivo.
Una persona con buena salud debe tener un flujo constante de ki, sin
concentraciones o desequilibrios en ninguna parte del cuerpo. Se cree que entre mayor
sea la cantidad de ki que haya en e! cuerpo de una persona, mayor será la vitalidad, la
agilidad mental, y la conciencia general que esta persona poseerá.

Sentir el KI

Es posible que una persona "sienta" el ki, y el ejercicio que se muestra enseguida
demuestra cómo se hace. Párese derecho con los pies separados y los brazos estirados
hacia arriba. Frote sus manos como si las tuviera frías, para que se genere una sensación
de calor. El dorso de la mano, las muñecas y la parte frontal de los brazos también deben
frotarse. Los brazos deben ponerse a los costados y sacudirse vigorosamente, todo esto
debe de repetirse desde el principio, desde que los brazos están arriba de la cabeza y se
termina con la sacudida. Luego ponga los brazos al frente: debe sentir una agradable
sensación de calor y vitalidad, lo cual se debe a la circulación de sangre y energía que se
ha generado. Las manos deben ponerse a los costados, luego, después de inhalar
profundamente, concéntrese en relajarse mientras exhala. Este procedimiento debe
llevarse a cabo varias veces, y entonces será posible sentir el ki. Las manos deben tener
un metro de distancia entre ellas, con las palmas de las manos viendo hacia adentro.
Después de la relajación, concentre su pensamiento en el espacio que hay entre sus
manos y después reduzca gradualmente ese espacio, sin embargo no deben tocarse. Es
probable que cuando las manos se acerquen mucho, de quince a treinta centímetros,
sienta una sensación de hormigueo o de calor. O tenga la sensación de que hay algo
entre las manos. Esto ocurrirá cuando las auras que rodean las manos se toquen entre sí.
Para reforzar la sensación, las manos deben alejarse de nuevo y después juntarse para
que se experimente de nuevo la sensación y se vuelva más familiar.
El siguiente ejercicio también permite sentir el ki, pero esta vez lo que va a sentir es el
aura etérica que está alrededor de los hombros y la cabeza de otra persona. Debe
repetirse el procedimiento anterior que sirve para generar el ki, pero esta vez las manos
se deben colocar cerca de la cabeza de otra persona, de sesenta centímetros a un metro
de distancia. Esta persona debe estar sentada con el cuerpo erguido en el piso o en una
silla. Las manos deben desplazarse cada vez más cerca de la cabeza de la persona que
está sentada, concentrando su atención en el espacio que hay entre sus manos, y la
cabeza de la persona (véase la figura 6). Si no se tiene ninguna sensación, las manos
deben regresar a su posición original y debe repetirse el proceso. De nuevo, se
experimentará probablemente una sensación de
hormigueo o calor a medida que se sienta el aura de la
persona. Cuando esto se ha logrado, las manos se
pueden mover alrededor de la cabeza y bajarlas hacia
¡os hombros, al mismo tiempo que se percibe el borde
del aura. Si no tiene éxito en sentir el aura, es muy
probable que la mente no está libre de otros
pensamientos, así que se sugiere hacer una relajación
antes de cualquier otro intento.
Figura 6. Sentir el ki.

También es posible que una persona, al concentrar sus pensamientos, al cambiar


ligeramente de posición, altere el flujo del ki en el cuerpo. Esto tendrá el efecto de
hacerlo(a) sentir mucho más pesado o mucho más ligero, dependiendo de lo que se
deseé. Llevado a los extremos, alguien que es muy hábil en el control del ki, se sentirá
exageradamente pesado como para ser levantado por cuatro personas.
REGLAS BÁSICAS

Existen algunas reglas básicas que se deben seguir antes de la practica del
shiatsu. La ropa debe ser cómoda, holgada, y debe estar hecha de fibras naturales ya
que esto ayudará al flujo de la energía o ki. El cuarto debe ser de un ambiente cálido,
silencioso, tener espacio suficiente y debe estar ordenado y limpio. Si no, esto puede
tener un efecto adverso en el flujo del ki. La persona que recibe la terapia debería
idealmente estar acostado en un futon (una colchoneta japonesa capitoneada) o en algún
material acolchonado similar. Si es necesario se debe tener a la mano almohadas o
cojines si la persona no se siente cómoda. El shiatsu no lo debe dar o recibir alguien que
haya acabado de ingerir muchos alimentos; es aconsejable esperar varias horas. No se
debe ejercer presión sobre las venas varicosas o en las heridas como cortadas o
fracturas en los huesos. Aunque el shiatsu puede ser benéfico para las mujeres cuando
están embarazadas, deben evitarse cuatro áreas y estas son: el estomago, cualquier
parte de las piernas de las rodillas hacia abajo, el área carnosa de piel entre donde se
unen el pulgar y el índice. Y un área en los hombros en ambos lados del cuello.
Asegúrese de que la persona está tranquila y relajada. En general no es aconsejable
practicar el shiatsu en personas que tienen enfermedades serias como las enfermedades
cardiacas, la esclerosis múltiple o el cáncer. Una persona experimentada quizá pueda
ayudar, pero es esencial un diagnóstico detallado y exacto y un tratamiento específico. Es
importante hacer un chequeo verbal de la salud general de la persona, y también
asegurarse de sí una mujer está embarazada. Si existe alguna preocupación o duda
acerca de seguir o no, la opción más segura es no continuar.

Casi siempre resulta de gran ayuda prepararse para un tratamiento con un periodo
breve de meditación o de ejercicios de respiración, y por supuesto, la persona que da el
shiatsu debe tener las manos limpias, bien manicuradas, para hacer que el tratamiento
sea cómodo. El que lo recibe puede darse un regaderazo antes del tratamiento; esto
ayudará a inducir la circulación y la relajación general. La persona que da el tratamiento
debe estar consciente de la posición de su cuerpo, y siempre es necesario mantener una
posición cómoda y que se mantenga con facilidad. Inclinarse sobre la persona que recibe
el shiatsu debe hacerse adecuadamente para evitar la tensión en la espalda. El patrón de
respiración es muy importante: debe ser rítmico y profundo y si se puede sincronizar con
el del paciente, entonces mejorará el tratamiento.

Aunque la sensación general después de recibir el shiatsu es de bienestar y


relajamiento, a veces surgen resultados no placenteros, como el toser, la generación de
mucosidad, o síntomas de un resfriado; una sensación de cansancio, dolor de cabeza y
otros malestares y dolores, o estar demasiado sensible (véase también ¿Existen efectos
secundarios?). La tos y la producción de mucosidad se debe a que se ha propiciado que
el cuerpo se deshaga de sus alimentos de sobra (los azúcares y las grasas) en esta
forma. Se puede presentar un resfriado cuando se produce las mucosidades, casi
siempre cuando las células del cuerpo no están sanas. Puede presentarse cansancio,
con frecuencia en una persona que sufre de tensión nerviosa. Después de que !a terapia
ha retirado este estrés o tensión, entonces la necesidad que tiene el cuerpo de sueño y
descanso se vuelve aparente. También se pueden presentar un dolor de cabeza de corta
duración o cualquier otro dolor, para los cuales hay dos razones principales. Debido a que
el shiatsu redirige el equilibrio del ki en el cuerpo, esto significa que los bloqueos en el
flujo de la energía se liberan y el ki puede correr por todo el cuerpo, causando un
desequilibrio temporal en alguna parte, lo cual puede tener como resultado un malestar o
en dolor. También es posible que se haya aplicado demasiada presión o tiempo en un
área en particular. La cantidad necesaria varía considerablemente de persona a persona.
Sin embargo, si un dolor de cabeza o en alguna otra parte está presente después de
unos cuantos días, lo correcto sería buscar ayuda médica calificada. Pueden presentarse
sentimientos emocionales mientras estimula la energía para que fluya y se recupere el
equilibrio. Los sentimientos pueden estar relacionados con algo del pasado que se ha
reprimido y por lo tanto, cuando vuelven a surgir esas emociones, es mejor que se
expresen en una forma benéfica, como llorar. Por supuesto puede no presentarse una
reacción. Algunas personas están completamente "fuera de contacto" con su cuerpo y
sólo se percatan de que algo no anda bien cuando sienten dolor. De ser así, entonces
quizá no se note ningún efecto benéfico del shiatsu. Debido a que la dieta moderna
contiene una abundante cantidad de grasas de origen animal, las personas se vuelven
obesas porque se deposita grasa debajo de la piel y alrededor de los órganos internos. El
cuerpo no puede "quemar" esta grasa, y esta capa forma una barrera para el ki. El flujo
se detiene y las personas con sobrepeso no se benefician casi nunca por la dificultad en
estimular el flujo del ki en el cuerpo.

Ejercicios y los tres centros principales

El cuerpo se divide en tres centros principales: la cabeza, el corazón, y el abdominal. El


centro de la cabeza tiene que ver con las actividades
de naturaleza mental, tales como los procesos
imaginativos y de pensamiento intelectual, y está
relacionado con el chakra del entrecejo. El centro del
corazón tiene que ver con las interacciones entre las
personas y con el mundo en general, incluyendo el
mundo de la naturaleza. Se relaciona con los chakras
de la garganta y el corazón. El centro abdominal se
relaciona con los chakras base, sacro y del plexo solar,
y tiene que ver con los aspectos prácticos de la vida y la actividad física. Idealmente, la
energía debería estar dividida en partes iguales en los tres centros, pero debido a un gran
número de factores, tales como la actividad, educación, dieta, cultura, etcétera, esto no
sucede así la mayoría de las veces. En el shiatsu, se le da mayor importancia al centro
abdominal, conocido como el hará. El ejercicio, que se presenta a continuación utiliza la
respiración abdominal, y al hacerlo, no sólo se inhala oxígeno sino que también se inhala
ki hacia el hará en dónde aumenta la vitalidad de la persona. Una vez que se tiene
maestría en la técnica, puede practicarse virtualmente en cualquier lugar y restaurará la
compostura y la tranquilidad.

Figura 7. Seiza.

Siéntese en el piso con la espalda recta, y si es posible, en la posición que se


conoce en el Japón como seiza (véase la figura 7). Las manos deben ponerse juntas en
el regazo y la mente y el cuerpo deben relajarse después de hacer algunas respiraciones
profundas. Una de las manos debe colocarse en el estómago, debajo del ombligo, y la
otra en e! pecho. Cuándo se inhala, no se debe hacer con e! pecho sino con el abdomen,
que debe aumentar de tamaño. Mientras la persona exhala, el abdomen se debe
contraer, y este procedimiento se debe practicar durante algunos minutos. Después de un
descanso se debe repetir, inhalando muy profundamente, pero no se debe permitir que el
pecho crezca. Algunas personas quizá no se les haga difícil este ejercicio, mientras que
otras necesitarán más práctica. Tal vez haya estrés o tensión en el diafragma, Una vez
que se domina la técnica y no es necesario poner las manos sobre el pecho y e!
abdomen. Imagine que el ki se está inhalando hacia el hará. Siéntese en la misma
posición e inhale lentamente por la nariz e imagínese cómo desciende el ki (véase figura
8). (Puede ayudar a la concentración si se cierran los ojos). La respiración debe
detenerse durante aproximadamente cuatro segundos, y se debe centrar la concentración
en el ki. Después exhale gradualmente por la boca y repita el proceso durante algunos
minutos.

Figura 8. Inhalando por la nariz.


El siguiente ejercicio se conoce como un movimiento centrado en el que se
practica el movimiento del ki, ya que es el ki de una persona el que debe tener efecto en
el de otra. Después de practicar el shiatsu en un compañero, usted no debe sentirse
cansado sino refrescado y animado. Esto es un beneficio del ki extra que hay en el
cuerpo. El ejercicio se debe comenzar sobre las manos y las rodillas (un poco separadas
del cuerpo) y es importantísimo que esté relajado, cómodo y sin tensiones. Esta posición
es la base para otros movimientos que se practican sobre otra persona. Mientras se
mantiene la postura mencionada, comience a mover el cuerpo hacia delante y hacia atrás
de manera que sea consciente de la transferencia del peso, hacia las rodillas o hacia las
manos. El cuerpo debe moverse lentamente en forma circular, otra vez estando
consciente del cambio de peso de las manos, a las manos y rodillas, a las rodillas, etc.,
regresando a la posición original. También debe darse cuenta que a medida que se
mueve todo el cuerpo, el abdomen es el "centro de gravedad". Practique mantener la
posición durante más o menos cinco segundos, registrando el aumento del peso sobre
las manos cuando se mueve hacia delante, y la reducción del mismo, cuando se mueve
hacia atrás. Luego regrese a la posición original. Es importante que el peso del cuerpo
siempre se utilice en ángulo recto con respecto al paciente pues esto tendrá el efecto
máximo en el flujo de! ki. La razón de sostener una posición en particular es que esto
tiene el efecto de hacer que el ki de la persona se mueva.

El movimiento centrado que se acaba de describir puede practicarse sobre otra


persona exactamente de la misma manera, siguiendo las mismas regias. La mano
derecha se debe colocar en el sacro, que está entre las dos caderas, y la mano izquierda
entre los dos omóplatos. Como en el caso
anterior, debe mecerse hacia atrás y
mantener la posición durante cinco
segundos más o menos y después repetir esto último después de mecerse hacia atrás
sobre las rodillas (véase figura 9). Este procedimiento básico se puede repetir mas o
menos doce veces, y sí no está seguro si está utilizando demasiada o muy poca presión,
verifíquelo con su compañero. Usted adquirirá poco a poco la habilidad de saber qué
cantidad es correcta para una persona en particular.

Figura 9. Un movimiento centrado.

En resumen, hay algunas reglas básicas que seguir cuando se practica el shiatsu.
Una persona debe hacer uso del peso del cuerpo y no de la fuerza muscular, y no debe
haber esfuerzo. Se debe mantener siempre un estado de calma y relajación, y el peso del
cuerpo debe estar en ángulos rectos con respecto al cuerpo del paciente. Se debe mover
todo el cuerpo de la persona cuando se altera el peso que recibe el paciente,
manteniendo el hará como centro. Cualquier peso o presión aplicada debe serlo sólo por
un tiempo corto y se deben usar ambas manos en la misma forma. Es mejor mantener un
patrón regular de movimiento mientras se está dando el shiatsu, y siempre mantenerse
en contacto físico con el paciente al mantener una mano sobre él durante la terapia.

Más acerca de la técnica

Existe un elemento importante de sentido común cuando se da el shiatsu. La


técnica básica es la misma pero tiene que variarse en intensidad o presión, dependiendo
del paciente. Las personas más altas y más fuertes pueden soportar una presión fuerte,
mientras que los de composición más frágil necesitarán un tacto más ligero. Estas
personas, y otras como los niños o las mujeres embarazadas, se pueden tratar utilizando
las palmas de las manos. En este caso, la persona que da el tratamiento se concentra en
enviar energía al paciente, focalizando su atención en la mano que está sobre el cuerpo o
un poco por arriba de él.

En resumen:

• Para un paciente alto y fuerte,: aplique un peso y presión razonables.

• Para una persona con mucha energía: utilice el shiatsu para calmarla y retajarla.

• Para una persona con poca energía; útil ice el shiatsu para reconstruir y reforzar.

• Para un niño sano: el shiatsu estándar pero con presión reducida y posiblemente un
programa más breve.

• Para una persona anciana: proceda con suavidad con muy poca presión, poco
estiramiento.

• La presión y rigor de la rutina puede variar con los individuos sanos, dependiendo del
umbral del dolor de la persona. Esto no significa que la presión debe crear dolor, todo lo
contrario, sino que cada persona difiere en la cantidad y duración de presión con la que
se siente cómoda.

Con mucha frecuencia, el tratamiento consistirá de una sesión de relajación


seguida por la atención a todo el cuerpo o
a algunas áreas en específico. La
relajación se logra mejor cuando el
paciente está acostado. Se aplica presión
a la espalda alta, a ambos lados de la
columna vertebral (véase figura 10) y la presión se ejerce a lo largo de toda la espina
dorsal. Esto ayuda a relajar todo el cuerpo.

Al tratar todo el cuerpo, se debe trabajar con la cabeza, el cuello, los hombros, la
espalda, los brazos, el abdomen y las piernas. Si es necesario, se puede trabajar con la
parte en particular donde existe un problema, especialmente si no hay tiempo suficiente
para tratar todo el cuerpo. La presión que se utiliza en la aplicación del shiatsu ayuda a la
circulación (tanto de sangre como de linfa) y también aumenta la flexibilidad de las
articulaciones. Al ayudar a la función adecuada de los nervios, se mejora la resistencia
del cuerpo a las enfermedades.

Se puede utilizar gran cantidad de variaciones de toques para aplicar la presión


necesaria. Sin embargo, no sólo se requiere la pura presión sino más bien una acción
corporal que aumenta suavemente el peso del tacto sobre el cuerpo del paciente. Entre
las variaciones se incluyen:

• Frotar: con las manos planas sobre el cuerpo, la frotación estimula el flujo sanguíneo y
ayuda al Tono muscular.

• Golpeo: un golpeo ligero y rítmico con la palma o los dedos ayuda a dar vitalidad a
músculos y nervios.

• Presionar: todo el cuerpo se inclina para hacer el movimiento y transmite la presión a


través de todos los dedos, o a través de las palmas lo cual crea relajación muscular.

• Masaje: para algunas áreas, esto puede hacerse con las manos o simplemente con los
dedos pulgares y el dedo índice para estimular suavemente la circulación y relajar los
músculos del corazón.
• Estiramiento: para relajar los músculos y las articulaciones, también estimula los canales
de energía.

Siempre es de gran ayuda si las dos personas pueden coordinar su respiración y


puede establecerse que sea en un momento particular y apropiado de la rutina.

¿EXISTEN EFECTOS
SECUNDARIOS?

En la mayoría de los casos, el shiatsu deja al paciente sintiéndose mucho más


relajado, con mayor flexibilidad y agilidad. Además, casi siempre tiene como resultado en
la mejora del sueño del individuo, y debido a la liberación de áreas que se encontraban
tensas y anudadas, y probablemente de dolores y malestares menores, su semblante en
general se mejora mucho y mentalmente se sienten más vivos.

Sin embargo, en común con otras prácticas de naturaleza similar, en las que el
cuerpo tiene que limpiarse de toxinas, bloqueos o desequilibrios, las primeras sesiones
de shiatsu pueden producir efectos que no son esperados en cuanto resultan más
desagradables que agradables. Generalmente son malestares menores que se deben a
que el cuerpo se está reajustando a un estado más correcto y equilibrado mediante la
eliminación de los fluidos. Estas son algunas de las reacciones que se pueden presentar,
aunque temporalmente:

Dolores y malestares
Se pueden presentar dolores de cabeza u otros malestares corporales, pero casi
siempre son de corta duración. El dolor puede deberse a que un área específica de!
cuerpo puede estar recibiendo demasiada atención, así que es importante aplicar la
presión correcta durante el tiempo adecuado. Se dan algunos lineamientos en otras
secciones del libro sobre cómo medir la duración del tratamiento. Es claro, que si alguien
es susceptible a padecer dolores de cabeza o incluso migraña, entonces se debe tener
un cuidado específico y sería adecuado concentrarse en el cuello en los hombros y en el
resto del cuerpo para ayudar a restaurar el equilibrio del ki. Los dolores de cabeza, en
cualquier caso, pueden deberse a un exceso de ki, así que trabajar en la cabeza no sería
benéfico. El quitar los bloqueos en otras partes del cuerpo ayudará a restaurar el
equilibrio y por consiguiente ayudará a restaurarlo en el área de la cabeza. Si se tiene un
dolor de cabeza continuo, debe reportarse obviamente al especialista de medicina
adecuado.
Tales dolores también pueden tener su causa en la repentina liberación de ki que
ha sido bloqueado. Cuando se libera, puede haber una deficiencia en otros lugares del
cuerpo lo cual provocará un dolor pasajero. En este caso, se le puede asegurar al
paciente que este es un fenómeno temporal y que desaparecerá en poco tiempo.

Síntomas de resfriados

Es muy común que alguien que está recibiendo shiatsu presente síntomas que casi
siempre se asocian con un resfriado. Esto puede manifestarse como tos o con
escurrimiento de nariz. Esto es simplemente que el cuerpo está reaccionando al
tratamiento y está produciendo moco lo cual le permite deshacerse de los excesos que
están alterando el equilibrio. Esto puede evolucionar como un resfriado propiamente con
los síntomas asociados de letargo, dolor de piernas, etcétera, pero esto no es causa de
preocupación. Desaparecerá en forma gradual, con él mejorará el bienestar general.

Cansancio
Es probable que la mayoría de las personas experimenten una sensación de cansancio
después de recibir shiatsu. Esto no es inesperado pues el tratamiento induce la relajación
y esto con frecuencia fomenta el sueño. Sin embargo, algunos individuos pueden sentirse
totalmente desgastados, no obstante esto se puede remediar con un descanso
prolongado. Este estado es simplemente una respuesta del cuerpo a la eliminación de la
tensión y el estrés con el tratamiento del shiatsu.

Otras Respuestas

Quizá resulta un efecto menos común, pero la liberación de la tensión puede estar
acompañada de una liberación emocional. Se puede dejar que ella tenga su curso
natural, y basta con un poco de consuelo por parte de la persona que está dando el
tratamiento. Un sentimiento igualmente común puede ser de que no se está
experimentando nada. Esto tampoco es inesperado porque el estilo de la vida moderna
es tal que puede haber muchas barreras que nos impiden sentir los efectos del ki y puede
llevar un poco de tiempo antes de que el individuo se sintonice con el flujo del ki y con los
efectos benéficos del shiatsu.
LA APLICACIÓN
DEL SHIATSU

El shiatsu aplicado en la cara y la cabeza

Existe un gran número de ejercicios y técnicas diferentes, pero en cada una el practicante
debe estar relajado y calmado para permitir que ocurra el flujo del ki y así hacer que el
shiatsu trabaje y produzca todos los efectos benéficos. Como un ejemplo, el siguiente
ejercicio que se practica sobre la cara y la cabeza comienza sosteniendo la cabeza del
paciente firmemente con una mano y, utilizando el dedo pulgar de la otra mano, se
presiona hacia arriba en línea recta entre
las cejas hacia la línea del cabello Cada movimiento debe ser muy pequeño, como de
unos 12mm. Los dedos deben luego colocarse a ambos lados de la cabeza y se deben
utilizar los dos dedos pulgares para presionar desde la orilla interna de las cejas hacia la
línea del cabello (véase figura 11a). Figura 11a.
Presione entre las cejas hacia
la línea del cabello.

Una vez más, con las manos en ambos lados


de la cabeza, los pulgares deben usarse
entonces para ejercer presión desde el
comienzo de las cejas siguiendo la línea de las
mismas hacia fuera (11 b).

Figura 11b. Presione desde las cejas


siguiendo la línea de las mismas.

Con los dedos colocados en ambos lados de la


cara, trabaje con los dedos pulgares a lo largo
del hueso que se encuentra debajo de los ojos,
moviéndolos aproximadamente 6mm cada vez
(11c).
Figura 11c. Trabaje con los dedos en el
hueso que está debajo de los ojos.

Comenzando con los pulgares un poco afuera


de cada fosa nasal, presione a lo largo de la
cara por debajo de los pómulos (11d).
Figura 11d. Presione a lo largo de la cara por
debajo de los pómulos.

Presione uno de los pulgares en el área que se encuentra entre el labio superior y la nariz
(11e) y después presione con ambos pulgares hacia fuera sobre la mandíbula superior
(11f). Ahora, presione con una mano en el hueco que está debajo del labio inferior y
después presione hacia fuera con ambos
pulgares sobre la parte inferior de la mandíbula
(11 g). La persona pone luego todos los dedos
de las manos debajo de la mandíbula inferior y
después se inclina hacia atrás para que se
ejerza presión (11h).
Figura 11e. Presione en el área que se
encuentra entre la nariz y el labio superior.

Figura 11f. Presione con los pulgares hacia Figura 11g. Presione hacia fuera sobre la
fuera sobre la mandíbula superior. parte inferior de la mandíbula.

El cuello y los hombros

Como algo preliminar para otros movimientos, se puede alcanzar un relajamiento general
al poner los brazos un poco debajo de los hombros y después moviéndolos hacia arriba y
hacia abajo. El paciente debe estar sentado ya sea en una silla o en el piso (figura 12).
Después, los hombros pueden masajearse, con los pulgares hacia la espalda y los demás
dedos sobre el frente sobre la clavícula. De esta manera, se puede trabajar sobre los
músculos que se encuentran en la parte superior de la espalda, induciendo la relajación
en esa área.

Figura 11h. Coloque los dedos debajo de la mandíbula


e inclínese hacia atrás.

La rotación de la cabeza es útil para liberar


tensión y las manos deben ponerse como se
muestra en la figura 13. La cabeza se gira dos o
tres veces en cada dirección.

La espalda
Existen muchas posiciones y variaciones que
se pueden utilizar, pero sólo se mencionan
algunas. Comience arrodillándose a un lado
del paciente, con la mano derecha en la base
de la espalda y la izquierda colocada en la
parte superior entre los omóplatos. Después
trabaje con presión suave con las palmas
hacia abajo, a un lado del cuerpo, y hacia la
cintura, y después repita lo mismo con el otro
lado (figura 14), Después coloque las manos
como se muestra en la figura 10. La base de cada una de las manos se debe colocar a
ambos lados de la espina, en la parte superior de la espalda y con los dedos separados,
lejos de la espina. Entonces se aplica algo de peso, inclinándose sobre el paciente, y las
manos se mueven a lo largo de la espalda, exhalando en cada aplicación de presión y sin
olvidarse de coordinar la respiración

cuando sea posible. Luego, con una


mano, palma hacia abajo, en el centro de
la espalda, la otra palma se pone sobre la
otra y se aplica presión.
La posición inclinada del paciente también es
una buena posición para dar masaje a los
hombros y el área del cuello, como se muestra
en la figura 15.
A continuación coloque las manos sobre la
espalda, los dedos pulgares hacia el centro, y
los demás dedos separados hacia los lados
del cuerpo. Ponga los dedos pulgares justo
debajo de los omóplatos (véase figura 16) a
más o menos 4 cm separados de la espina
dorsal y al exhalar, presione hacia abajo y
mantenga la posición durante cinco segundos-
Después mueva las manos a lo largo de la
columna a la altura de la siguiente vértebra y
continúe procediendo de esta manera hacia
abajo hasta llegar a la base de la espina
dorsal.

Son útiles varias posiciones para los


hombros, y aumentan la flexibilidad. La
figura 17 muestra cómo se dobla el brazo
alrededor de la espalda, mientras se está con la cara hacia abajo. Es importante sólo
mover el brazo hacia arriba por la espalda tan lejos como se pueda, siempre y cuando se
esté cómodo. Obviamente, no debe forzarse. A continuación tome el brazo izquierdo por
la muñeca y con su mano derecha colocada sobre el hombro izquierdo del paciente,
levante el brazo izquierdo y estírelo un poco (véase figura 18). El brazo también debe
girarse en ambas direcciones unas cuantas veces. Estos dos últimos tratamientos se
pueden aplicar en ambos brazos.
Antes de poner nuestra atención en las piernas, vale la pena aplicar un movimiento a los
glúteos- Como se ve en la figura 19, ponga la mano izquierda en la base de la espina
dorsal ligeramente cargada hacia un lado (hacia el glúteo con el que se está trabajando).
Con la palma de la mano derecha aplique presión, trabajando hacia abajo hasta la parte
superior de la pierna. Repítalo en el otro lado.

Las Piernas

Mientras el paciente está acostado con la


cara hacia abajo, ahora se puede poner
atención a las piernas. La posición que se
muestra en la figura 20 es un ejercicio para
estirar el tendón de Aquiles. La pierna se
dobla en la rodilla hacia arriba y el pie se
pone casi horizontal y los dedos de los pies
se doblan hacia abajo. Después de doblan hacia atrás las dos piernas a la altura de la
rodilla y los píes se empujan suavemente
hacia los glúteos (como se muestra en la figura 21). Ahora arrodíllese junto al paciente,
ponga ya sea su mano izquierda o la derecha, dependiendo de qué lado esté arrodillado
en la base de la espina dorsal y con la otra mano muévala en forma progresiva hacia
debajo de la pierna aplicando presión
con la palma (figura 22). Se
puede aplicar una presión razonable
suponiendo que el paciente está
cómodo.
Boca arriba con las piernas estiradas y
un poco separadas, coloque las palmas
de las manos sobre las rodillas y aplique
presión, hacia delante y hacia atrás
(figura 23). Este movimiento va a ayudar
con cualquier problema en las rodillas.
Con las piernas en la misma posición, se
debe apretar los muslos, moviéndose
desde la rodilla hacia la ingle y de
regreso. Esto ayuda al tono muscular y a
la circulación y asiste por consiguiente
en la circulación de la energía por todo
el cuerpo. Otro movimiento bueno para
la flexibilidad de las articulaciones es
tomar la rodilla y el tobillo y empujar el tobillo hacia el cuerpo y la rodilla hacia arriba.
Después jale la pierna hacia fuera, tomando el tobillo y empujando la rodilla hacia abajo
cuando la pierna está recta (figura 24).
Con el paciente acostado boca arriba, las piernas se deben llevar al pecho y después
debemos aplicar presión, empujando hacia abajo mientras se está exhalando (figura 25).
Después se pueden juntar las rodillas y empujarse hacia afuera, primero para un lado,
después para el otro. Estos movimientos son buenos para las caderas y la espalda baja.
Como con todas estas posiciones, es importante que se aplique la presión correcta; no
fuerce la posición hasta el punto de causar
incomodidad o dolor. Con el tiempo, se
lograrán mejoras. Una variación pequeña
de este procedimiento es levantar una
pierna con la pierna doblada a la altura de

la rodilla y
el muslo
en
posición
casi
vertical, y la otra mano se pone entonces en el abdomen.
La mano que está sobre la rodilla empuja luego la pierna
hacia el pecho y la pierna se gira, en sentido contrario a
las manecillas del reloj, para la pierna derecha, y en el
sentido de las manecillas del reloj para la izquierda (figura 26).

Existe un gran número de movimientos


que se pueden realizar con los pies y los
tobillos. Tomando un pie levantado
ligeramente por encima del piso y
tomando el talón con una mano, empuje
los dedos de los pies, primero hacia atrás, y después hacia adelante (figura 27). Al mismo
tiempo, mientras se está en esta posición, se puede hacer girar el pie para trabajar el
tobillo y fomentar la flexibilidad.

Debe prestársele atención a los pies pues es una fuente frecuente de problemas.
Además, existen varias terapias en las
cuales se le da mucha importancia,
como la reflexología. Desarrollando más
este tema, trabaje con cada pie
aplicando presión y haciéndolo girar
suavemente. También, tome el pie con
una mano y después trabaje con cada
dedo tomando la base de éste, girándolo
para flexibilizar la articulación y jálelo
después suavemente alejándolo del pie
(figura 28). También se puede aplicar presión
a la planta del pie y se pueden dar pequeños
golpes sobre ella, pues esto estimula gran
numero de órganos corporales.
Después, al igual que la parte superior de la pierna, se puede masajear la parte inferior
de la pierna, esta vez, desde el tobillo hasta la rodilla, (figura 29). Con el pulgar hacia la
pantorrilla, aplicando presión en forma de masaje. La aplicación de presión se puede
variar y se puede hacer en la pierna para
asegurarse que se trabaje en toda ella.
Después se le puede dar atención al
músculo de la pantorrilla, utilizando
movimientos similares de masaje (figura 30).

Los Brazos
Se
puede
aplicar
una
rutina
similar
de

movimientos a los brazos como la que

aplicamos a las piernas. Primero,


arrodillándose por junto a la cabeza del
paciente, estire uno de los brazos hacia
afuera con la palma hacia arriba. Ponga una mano en el hombro, y con la otra mano
aplique presión a todo lo largo del brazo (figura 31). Después estire el brazo tomando la
mano y la muñeca y jalando el brazo por encima de la cabeza. Esto es bueno para las
articulaciones del brazo y del hombro (figura 32), Tomando la mano del paciente, y
comenzando por el hombro, masaje el antebrazo, haciendo una pausa para aplicar
presión durante algunos segundos antes de continuar con el resto del antebrazo y
terminando con el codo (figura 33). Este procedimiento se puede repetir en el brazo con
un movimiento suave de masajeo (figura 34). La articulación del codo se puede manipular
ahora doblando el brazo hacia arriba a la altura del codo, flexionándolo y girándolo
suavemente. De manera similar que con los pies y los dedos de los pies, así también la
mano y los dedos son importantes para producir efectos en los órganos corporales.
Trabaje con los dedos individualmente, masajeándolos en toda su extensión (figura 35). Y
después frote la parte posterior de la mano, empezando desde la muñeca y con cada
dedo a todo su largo, aplicando presión con el dedo pulgar (figura 36). Presione con los
dedos pulgares en movimiento circular sobre la palma de la mano (figura 37).

El Cuerpo

El trabajo sobre el área del estómago y el abdomen se tiene que hacer con mucho
cuidado pues algunas veces una presión mínima puede causar incomodidad o quizá
hasta dolor. Sin embargo, el shiatsu será benéfico en esta área abdominal pues es
mediante la estimulación de los órganos que se logra la relajación de los músculos y
mejora la circulación y digestión.
Ponga la mano derecha sobre el
abdomen, cerca de la línea de la cintura
y muévala de manera circular (figura
38) cubriendo el área que se encuentra
entre las caderas y la caja torácica. Después aplique poca presión con la palma de la
mano en el área del ombligo.
Trabaje de manera gradual con esto, hasta llegar a un movimiento de masaje, empujando
hacia adentro con la palma de la mano y jalando hacia afuera con los dedos. Una guía útil
es imaginarse una carátula de un reloj y aplicar presión en cada una de las horas.
Para trabajar en el pecho, arrodíllese cerca de la cabeza del paciente y ponga las manos
alrededor de los hombros (figura 39), con los dedos
apuntando hacia la parte superior del brazo. La
palma de cada mano descansa de manera relajada
en el pequeño hueco que se encuentra en la parte
de adentro del hombro. Después inclínese sobre
los hombros utilizando su peso para aplicar la
presión. Esto debe hacerse durante algunos
segundos y después de relajarse, se debe repetir la
rutina. Luego empuje los hombros hacia abajo con dirección al piso y el pecho se flexiona
y se expande.
Esta serie de movimientos es una aproximación a un tratamiento corporal completo y si el
tiempo lo permite es útil hacer esta secuencia en cada una de las sesiones del shiatsu.
Sin embargo, es poco probable que siempre dispongamos del tiempo necesario para
hacerlo, y en ese caso, las áreas que requieren atención deben tratarse con preferencia.
Energía kyo y jitsu

A medida que una persona avanza en el estudio de shiatsu, y llega a comprender las
necesidades y los requerimientos de otros, él o ella, tendrán cada vez más capacidad de
dar una terapia benéfica. Se cree que la energía, como ya se ha definido, es la base de
toda la vida, y se divide en dos tipos conocidos como kyo y jitsu. Si la energía está baja o
deficiente, se conoce como kyo, y si existe un exceso o la energía está alta, se conoce
como jitsu. Estos dos factores afectarán por tanto el tipo de shiatsu que se realiza y, con
la práctica, debe ser posible de evaluar visualmente y también mediante el tacto, de qué
tipo es la persona. He aquí algunos lineamientos generales de cómo puede variar una
persona al shiatsu para ajustarse al tipo kyo o jitsu.
A medida que la persona avanza, sin embargo, es probable que se desarrolle un
conocimiento intuitivo de qué es lo más adecuado para cada persona. Para los tipos kyo
(bajos o deficientes en energía), se requiere un tacto suave y sensible, y cualquiera de las
posiciones de estiramiento se pueden mantener durante un tiempo más prolongado pues
esto traerá más energía a la parte del cuerpo que se trabaja. La presión, aplicada con el
dedo pulgar o la palma, también se puede mantener durante un periodo más largo,
aproximadamente de 10 a 15 segundos. Para los tipos jitsu (altos o con exceso de
energía), el estiramiento se puede hacer muy rápido para que la energía se disperse, y
también sacudir o frotar las áreas del cuerpo puede tener el mismo efecto. La presión que
se ejerce con los pulgares o las palmas, también debe mantenerse durante un periodo
más corto, para que la energía en exceso se esparza.

Interpretando las Señales del Cuerpo

Es posible que quienes practican el shiatsu, a medida que adquieren más experiencia,
evalúen crestado cuerpo y logrando imágenes precisas. Si se estudian mediante el hacer
preguntas a las personas para obtener información que nos lleva a un diagnóstico
general. Todo esto se conoce como interpretación de las señales del cuerpo.
Ejercicios Makko-ho

Los ejercicios Makko-ho consisten en seis


ejercicios de estiramiento, cada uno de los
cuales tiene efectos en un par de los
meridianos pues estimula su flujo de
energía. Si se realiza toda la rutina de
ejercicios, se habrán estimulado todos tos
meridianos del cuerpo a su vez, lo que debe tener como resultados en mayor vigor y en la
ausencia de cansancio. Antes de comenzar los ejercicios debe sentirse calmado y
relajado. Puede resultar benéfico hacer algo de respiración abdominal previamente (como
ya se ha descrito).
Un ejemplo es el de El estiramiento de los meridianos del calentador triple y el
gobernador del corazón. Siéntese en el piso, con los pies juntos o cruzados. La mano
derecha debe asir la rodilla izquierda, y la mano izquierda la rodilla derecha, ambas con
mucha firmeza (véase figura 40), luego inhale, y mientras exhale inclínese hacia delante y
hacia abajo con la parte superior del cuerpo de manera que se separen las rodillas (véase
figura 41). Mantenga esta posición durante treinta segundos aproximadamente respirando
normalmente, y después de inhalar, regrese a la postura erguida.
Para el estiramiento del intestino
grueso y de los pulmones, párese con
los pies separados, las manos
agarradas por los pulgares por detrás
de la espalda e inclínese hacia
adelante dejando los brazos estirados

hacia afuera por detrás de usted (figura 42).


Luego pase tas manos, aún agarradas, por
encima de la cabeza tanto como pueda,
exhalando en este momento. Luego de
mantener la posición durante 30 segundos
más o menos, estírese e inhale.
El estiramiento para el bazo y el estómago se realiza arrodillándose en el piso con las
rodillas un poco hacia un lado para permitir que sus glúteos también toquen el piso (si es
posible "si no, siéntese en un cojín). Al exhalar, inclínese hacia atrás apoyándose en los
brazos (figura 43). Si se siente cómodo y piensa que no se puede estirar más hacia atrás,
está bien. SÍ es más flexible y puede echarse un poco más hacia atrás, hágalo, pero sólo
mientras se sienta cómodo. La posición variará dependiendo de la persona, y algunas se
estirarán hasta que estén acostados en el piso con los brazos estirados por arriba de la
cabeza. Cualquiera que sea la posición con la que se sienta cómodo, manténgala durante
más o menos 30 segundos.
El estiramiento de la vejiga y los riñones se realiza sentado en el piso con las piernas
juntas. Inclinándose hacia adelante, toque
sus pies y estírese (tanto como pueda) y
deje caer la cabeza hacia adelante con
dirección a las rodillas (figura 44).
Quédese en esta posición durante unos
treinta segundos respirando suavemente,
luego inhale mientras regresa a la
posición anterior.
El estiramiento del intestino delgado y del
corazón (figura 45 se realiza sentándose
con las plantas de los pies juntas, las
rodillas hacia afuera con los codos por
afuera de las piernas.) Inclinado hacia
adelante a la altura de la cintura para que la
cabeza se mueva hacía o cerca de los pies y
al mismo tiempo exhale. Quédese así
durante treinta segundos, respirando
suavemente, luego regrese a la posición erguida mientras inhala. El último de estos seis
ejercicios es el estiramiento del hígado y la vesícula biliar. Las piernas deben estar
estiradas hacia afuera, mientras está sentado en e! Piso y luego se dobla el cuerpo por la
cintura hacia un lado, mientras el brazo se pasa por arriba de la cabeza. El otro brazo
trata de alcanzar el pie (figura 46). Después de mantener esta posición, se repite en la
dirección contraria antes de erguirse.
Después de completar todos los ejercicios, recuéstese con ]a espalda pegada al piso
durante algunos minutos y relájese.

Moxibustión

Una técnica adicional que se usa en el shiatsu es la de la moxibustión. El calor tiene


varias connotaciones naturales: la seguridad, la tibieza, etcétera. El calor se usa con
frecuencia con fines terapéuticos, como cuando se coloca una botella de agua caliente
sobre un área de la espalda dolorida o sobre el estómago inflamado. De esta manera, el
calor casi siempre proporciona descanso y alivio. Este beneficio es explotado en la
moxibustión. Esta palabra se deriva de la palabra moxa, una sustancia derivada que se
obtiene de las hojas secas de la Artemisia moxa (artemisa). La moxa se quema cerca de
la piel y se producen rollos parecidos a los cigarros de moxa para este propósito
específicamente. El calor se aplica a una cierta área o tsubo (punto de acupuntura) y es
muy útil para enfermedades crónicas y para el tratamiento de padecimientos como artritis,
reumatismo, asma, dolores menstruales y es útil para fomentar la circulación.

La técnica consiste en prender una punta del rollo de moxa hasta que esté al rojo vivo y la
punta que está caliente se pone cerca del punto que se va a tratar. El rollo se puede
mover en círculos alrededor del punto, o simplemente se puede colocar en el punto, se
retira, se vuelve a colocar, y así sucesivamente. La fuente de calor no se debe colocar a
menos de 2 a 3 cm de la piel y el calor no debe permitirse que se acumule hasta el punto
de llegar a la incomodidad. El tratamiento puede durar hasta 10 minutos por cada área o
punto de acupuntura.

Hay disposiciones de seguridad que debemos tomar en cuenta. Además de limitar el


tiempo y la distancia con respecto al punto, las cenizas de la moxa no deben caer sobre
el paciente. La técnica tampoco debe usarse en la cara, ni tampoco es adecuada
realizarla en el cuerpo de una mujer embarazada "aunque es muy bueno utilizarla en este
caso en el área de las piernas y los brazos. Como procedimiento complementario al
shiatsu, la moxibustión es muy útil, casi siempre después de que se termina el
tratamiento de shiatsu, y sí ciertas áreas del cuerpo requieren de más tratamiento.
Tsubos
Como ya se ha mencionado, los tsubos son los puntos que se utilizan en la acupuntura y
la acupresión. El shiatsu se puede aplicar a uno de estos puntos para influir en el flujo de
energía a lo largo del meridiano en el que se encuentra el tsubo. Hay varias ligaduras
entre los tsubos y los órganos en otros lugares del cuerpo y el tsubo con frecuencia
influirá en la energía que corre en el área que rodea al punto que se está tratando. Así
pues un tsubo en particular se puede escoger porque se encuentra en el meridiano que
se relaciona con el órgano en cuestión. Existen numerosas publicaciones en las que se
presentan mapas de los meridianos y los tsubos y la relación que hay entre los puntos y
el efecto que tendrá el tratamiento de estos puntos. Aunque aquí no nos es posible
proporcionar un listado resumido, se dan algunos ejemplos para demostrar como
funciona esto.
Cuando se utilizan los tsubos, ambos lados del cuerpo deben tratarse y los puntos
deben presionarse hasta por dos minutos. La presión debe aplicarse directamente sobre
el cuerpo sin hacer ningún ángulo para asegurar que se obtiene el efecto máximo. Los
mapas nos permiten encontrar el punto, aunque sea de manera aproximada, y entonces
es un asunto de sentir el área que rodea el punto hasta que sienta que lo ha encontrado.
Algunas veces, se puede sentir una pequeña depresión o la localización del punto puede
ser obvia. Con mucha frecuencia los tsubos se incluyen en el tratamiento completo de
shiatsu o para restaurar el equilibrio o se puede trabajar con ellos de manera individual.
Mientras se está realizando el shiatsu, también se pueden encontrar lugares donde nos
ayudaría poner cierta presión, y estos se pueden buscar en los mapas corporales para
verificar su función.
Como ejemplo, veamos los meridianos y los tsubos asociados que se encuentran en el
brazo, vistos desde atrás. La figura 47 muestra la estructura básica del brazo, con sus
tsubos y meridianos. Aquí debemos mencionar que cuando se define la posición real de
los tsubos, se utiliza una unidad en particular, el cun. Esto se define de la siguiente
manera:
• 1 cun es el ancho máximo del pulgar del paciente.

• 3 cuns es el ancho de cuatro dedos, y

• 1 1/2 cuns miden más o menos el ancho de los


primeros dos dedos.

O tras medidas, por ejemplo, dos cuns se tienen


que calcular a partir de estos valores.
Refiriéndonos a la figura 47, los meridianos
están marcados por líneas punteadas. De la parte
externa del brazo, se encuentra el meridiano del
intestino grueso, que corre a lo largo del dedo
índice; el meridiano del calentador triple; y el
meridiano del intestino delgado. Cada tsubo tiene
un número y un nombre traducido, con la
aplicación correspondiente. Comenzando por el hombro y con el meridiano del intestino
grueso, tenemos:

Intestino Grueso 15

La esquina del hombro

Este se encuentra en la parte exterior del omóplato, donde hay una pequeña indentación.
Este punto se trata para combatir padecimientos tales como rigidez o tensión del
hombro, dolor en el hombro o el brazo, y hemiplejia (parálisis de un lado del cuerpo).

Intestino Grueso 11

Crooked pond (laguna curva)

Este punto es la indentación que forma el pliegue del codo.


Se utiliza para tratar las hemorroides, tratar las hemorroides, la presión sanguínea alta y
el codo de tenista.

Intestino Grueso 10

Brazo (o mano) tres millas

Este tsubo está localizado un cun abajo del pliegue del codo.
Se utiliza para una buena salud en general y para combatir dolor en los brazos e
inflamación en la garganta.
Intestino Grueso 4

Unión de los valles

Este se encuentra en la pequeña protuberancia de la piel que se crea cuando el pulgar se


junta con el dedo índice.
Este también se usa para la buena salud en general (pero no se debe utilizar en una
paciente embarazada). Además se utiliza para los dolores de cabeza, particularmente en
la frente, y también ayuda a equilibrar los intestinos.
El meridiano del intestino grueso tiene un punto más en la cara, cerca de la nariz.
Después, volviendo al meridiano central de los tres, el calentador triple:

Calentador Triple 14

Parte superior del hombro

Este se localiza justo atrás de la parte superior del omóplato.


Este tsubo es para tratar el dolor del hombro.

Calentador Triple 5

Entrada externa

Está localizado dos cuns arriba del pliegue de la muñeca.


Se utiliza para combatir la migraña, problemas de oído incluyendo el tinnitus y los
resfriados.
El calentador triple tiene otro punto más, cerca del ojo. El meridiano final es el del
intestino delgado.
Intestino Delgado 11

El centro del cielo

Está localizado en el centro del omóplato.


Se utiliza para problemas en hombro, tales como dolor, o rigidez en el hombro y también
para padecimientos pulmonares y cualquier dolor asociado con los músculos de las
costillas.

Intestino Delgado 3

Corriente posterior

Está localizado justo abajo de la base del dedo meñique, en la orilla de la mano.
Se utiliza para problemas de oído, como audición pobre, zumbido en el oído, etcétera.
También para entumecimiento de los dedos.
El último tsubo del intestino delgado también está en la cabeza, cerca del lóbulo de
la oreja. El último punto que está en el brazo, el número 9, es un punto relacionado con el
corazón. Corriente pequeña de entrada, que se utiliza para los problemas de corazón
como la angina, los ataques al corazón y también para la ansiedad.

QUEJAS COMÚNES
Quizá uno de los padecimientos más comunes asociados con el estilo de vida
moderno tenga querer con la digestión. La llamada dieta occidental, como ya se ha
mencionado, se considera inadecuada en términos de su contenido alto en grasas
saturadas y de azúcar y muchas enfermedades gástricas se puede atribuir a la dieta.
Enseguida proporcionamos un breve resumen descriptivo del sistema digestivo y algunas
de las enfermedades y problemas a los que nos enfrentamos, y después veremos lo que
el shiatsu y las terapias relacionadas y los lineamientos sugieren.

El Sistema Digestivo

Antes de que el cuerpo pueda utilizar los nutrientes que se encuentran en los alimentos,
deben descomponerse en moléculas lo suficientemente pequeñas como para que la
sangre las pueda transportar y pasar por los tejidos intersticiales y las células. Esta
descomposición de los alimentos se logra mediante la digestión que incluye acciones
tanto químicas como mecánicas y ocurre en un canal largo que va desde la boca hasta el
ano.
La boca tiene que ver con la descomposición mecánica y química del alimento. Los
dientes son estructuras óseas incrustadas en la mandíbula que descomponen los
alimentos en pedazos pequeños, a través de la masticación . Cada diente tiene tres
partes básicas: la corona, el cuello y la raíz. La corona es la parte visible del diente y esta
cubierta por el esmalte que es la sustancia más dura que hay en el cuerpo. Por debajo
del esmalte se encuentra la dentina, un tejido óseo conectivo que le da forma a los
dientes. La cavidad pulpar, que se encuentra debajo de la dentina, contiene bazos
sanguíneos, nervios y bazos linfáticos que corren hacia la raíz de los dientes. El cuello del
diente constituye la división entre la corona y la raíz y esta rodeada por la encía. La raíz
también consiste en dentina cubierta por una sustancia ósea llamada cemento que está
adherida a un ligamento, que constituye el anclaje de los dientes.
El primer conjunto de dientes humanos, los dientes de leche, comienzan a salir de las
encías alrededor de los seis meses de edad y se pierden y reemplazan de manera
gradual por los dientes permanentes hasta la edad de doce años. La dentadura
permanente consiste de 32 dientes clasificados de la siguiente manera:
 Ocho incisivos, para cortar la comida.
 Ocho caninos, para rasgar la comida.
 Ocho premolares para moler la comida.
 Doce molares, para moler la comida (los terceros molares también se conocen
como las muelas del juicio).

La lengua es un órgano musculoso anclada al piso de la boca que ayuda en la


descomposición de la comida y que contiene las papilas gustativas. Mientras la comida
está siendo masticada y fragmentada en pedazos más pequeños , también se mezcla con
la saliva que continuamente está siendo secretada por las glándulas salivales de la boca.
La cantidad de saliva secretada aumenta cuando la comida está en la boca lo cual la
humedece y la disuelve para facilitar el tragar los alimentos y para que empiece el
proceso de descomposición química. El agua es el principal componente de la saliva
aunque también contiene otras sustancias entre las que se incluyen dos enzimas
digestivas que comienzan la descomposición de los almidones.
La saliva se secreta mediante conductos desde tres pares principales de glándulas:
tas glándulas parótidas, las glándulas submandibulares, y las glándulas sublinguales.
Estas glándulas continúan secretando saliva espesa durante un rato después de que se
ha tragado la comida para lavar la boca y diluir algunas sustancias que todavía estén ahí.

El esófago

Una vez que la comida pasa por la boca ya es una sustancia suave que se puede
tragar fácilmente y pasar a la faringe y luego al esófago, el tubo muscular largo y hueco
que desemboca en el estómago.
El esófago mide aproximadamente 25 cm y desciende por la cavidad torácica
hasta el abdomen. Funciona sólo como pasaje para los alimentos, empujándola a través
de movimientos musculares involuntarios continuos conocidos como peristalsis. Estos
movimientos ondulatorios consisten en la contracción y relajación de músculos circulares
y son auxiliados por la secreción de la mucosa producida en la pared interna del esófago
y que lubrica la comida. Los alimentos sólidos pasan por el esófago en unos cuantos
segundos, mientras que los líquidos y los alimentos suaves pasan en un segundo
aproximadamente.
En la parte más grande que se encuentra entre el esófago y el estómago hay un
ligero estrechamiento donde se encuentra un esfínter. La relajación de este músculo
permite que los alimentos pasen al estómago.

El estómago

El estómago es un órgano grande y curvo parecido a un saco, situado


inmediatamente debajo del diafragma, el cual consiste de cuatro áreas principales: el
cardias, el fondo, el cuerpo y el píloro. Las capas del estómago están formadas por una
membrana exterior, tres tipos diferentes de fibras musculares, una capa de tejido que
contiene bazos sanguíneos y una capa interna de mucosa que se pliega cuando el
estómago está vacío, pero se estira para volverse lisa cuando está lleno.
Cuando la comida entra al estómago, se estimulan los movimientos peristálticos y
la liberación del Jugo gástrico que proviene de las glándulas gástricas que se encuentran
en la membrana mucosa. El jugo gástrico contiene ácido clorhídrico y enzimas digestivas,
que junto con los suaves movimientos peristálticos descomponen más la comida y la
convierten en una mezcla semilíquida conocida como quimo. Este proceso puede tomar
hasta seis horas dependiendo de la cantidad y tipo de alimento que se ingiera, por
ejemplo los carbohidratos se descompondrán más rápidamente que las proteínas. Una
vez que el proceso se haya completado, el quimo se vacía al duodeno, que forma la
primera parte del intestino delgado.

El intestino

La digestión química en el intestino delgado involucra secreciones de tres órganos


que en realidad se encuentran fuera del tracto digestivo; el páncreas, el hígado y la
vesícula biliar.
Una vez que el quimo llega al duodeno, estimula la membrana mucosa para que
produzca la hormona secretina que después es transportada vía la circulación al
páncreas. El páncreas está detrás de la parte exterior y curva del estómago y se une al
duodeno mediante dos conductos, el conducto pancreático (que une el conducto biliar
común que viene del hígado y de la vesícula) y el conducto accesorio. El páncreas está
compuesto por grupos pequeños de células glandulares, algunos de los cuales son los
islotes de Langerhans que tienen que ver en la función endocrina de la secreción de
insulina. La mayoría de los grupos celulares producen un líquido, que es una mezcla de
agua, sales, bicarbonato de sodio y enzimas que digieren las grasas triglicéridos, las
proteínas y los carbohidratos. El jugo pancreático se transporta al intestino delgado
mediante los dos conductos.
El hígado contribuye al proceso digestivo con la producción y secreción de bilis,
que es un líquido amarillo verdoso que está compuesto de agua, sales biliares y
pigmentos biliares pero no contiene enzimas. Las sales biliares se encuentran activas en
la descomposición y la absorción de la sustancia grasa triglicérido. El hígado secreta bilis
a la vesícula biliar la cual almacena y concentra la sustancia antes de liberarla hacia el
intestino delgado mediante el ducto biliar común. La vesícula biliar secreta bilis en
respuesta a la estimulación de la hormona colesistoquinina que es secretada por la
membrana mucosa del intestino delgado.
El jugo intestinal secretado por las glándulas en las paredes del intestino delgado y
la capa submucosa del duodeno también contienen enzimas digestivas y mucosas que
ayudan a neutralizar el ácido gástrico presente en el quimo. La mayor parte de la
digestión y absorción de los nutrientes se completa en el intestino delgado y la anatomía
de dicho órgano es muy apropiada para este fin. Este tubo muscular abarca tres
porciones: el duodeno que mide aproximadamente 25 cm, el yeyuno que mide
aproximadamente un metro, y el íleon que tiene aproximadamente dos metros de longitud
y se extiende hasta el intestino grueso. El intestino delgado está compuesto de las
mismas cuatro capas que el estómago, pero contiene pequeñas salientes parecidas a los
cabellos, conocidas como vellosidades, y se encuentran en las capas de mucosa que
aumentan el área superficial que está disponible para la digestión y para la absorción de
los nutrientes. El vello tiene un núcleo central que está irrigado por una artería, una vena
y una red capilar, a través de las cuales los nutrientes pasan del intestino delgado a la
sangre o al líquido linfático.

El quimo pasa a través del intestino delgado con movimientos peristálticos pero
estos son más suaves que los de la parte superior del tracto digestivo y los alimentos
tienden a quedarse en el intestino delgado durante un periodo más prolongado. El quimo
pasa al intestino grueso vía la válvula iliosecal que constituye la unión entre el íleon y la
primera porción del intestino grueso, ceca. En esta etapa, el quimo todavía es una
sustancia líquida, pero a medida que avanza de la ceca y a través de la porción larga,
conocida como colon, el agua y algunas vitaminas se absorben en la sangre y el quimo
se convierte en una masa más sólida, las heces. La capa mucosa del colon también
secreta moco para lubricar las heces mientras las empuja mediante los suaves
movimientos peristálticos. Aunque no se secretan enzimas, las bacterias que viven en el
colon convierten las proteínas en aminoácidos y producen flatulencias "gases" a partir de
la fermentación de los carbohidratos. Las heces pasan entonces al recto ayudadas por el
movimiento masivo peristáltico que comienza en la porción transversal del colon en
respuesta a impulsos nerviosos involuntarios que son estimulados por la llegada de la
comida al estómago. Este reflejo, conocido como la respuesta gastrocólica, inicia la
contracción de los músculos a lo largo del tracto intestinal que, junto con las
contracciones musculares voluntarias expulsan las heces. La porción final del tracto
intestinal, el ano, está compuesto de un esfínter interno y otro externo. El esfínter interno
se relaja en respuesta a la contracción muscular involuntaria y el esfínter externo, la
porción que se abre hacia la superficie del cuerpo, en respuesta al control muscular
voluntario. Una vez que se relaja el esfínter exterior, las heces se expulsan del cuerpo.

Padecimientos relacionados
con el sistema digestivo

Aunque no hacemos un listado exhaustivo, he aquí algunas de las enfermedades y


padecimientos que pueden afectar alguna parte del sistema digestivo. Cada una se
describe brevemente:

Cólico: dolor abdominal severo y espasmódico que se presenta en lapsos con


breves intervalos entre ellos. El cólico intestinal es casi siempre el resultado de la
presencia de algún alimento no digerible, que causa la contracción de los músculos
intestinales. El cólico infantil, común en los bebés pequeños, es provocado por el aire que
entra con los alimentos. Un ataque de cólicos generalmente no es serio, pero puede
resultar en una torcedura del intestino, que debe recibir atención médica inmediata. El
dolor tipo cólico también puede ser causado por una obstrucción en el intestino, como un
tumor, que de nuevo requiere un pronto tratamiento médico.

Colitis: inflamación del colon, entre los síntomas se incluye dolor abdominal y
diarrea, algunas veces con sangre. La colitis ulcerosa tiende a afectar a los adultos
jóvenes y casi siempre se presenta periódicamente durante algunos años. Existe una
incomodidad abdominal, fiebre, diarrea acuosa frecuente que contiene mucosidades,
sangre y anemia. La enfermedad puede ser fatal pero casi siempre hay una recuperación
gradual. El tratamiento consiste en reposo en cama, medicamentos con corticoesteroides
y complementos de hierro, y una dieta blanda y digerible. La colitis puede ser el resultado
de infecciones causadas por el organismo Entamoeba Histolítica (colitis amibiana) y por
las bacterias (colitis infecciosa).

Diarrea: mayor frecuencia y soltura del movimiento intestinal, que involucra el


paso de heces muy blandas. La diarrea puede ser provocada por intoxicación por
alimentos, colitis, síndrome de intestinos irritables, disentería, etcétera. Los casos severos
tendrán como resultado una pérdida de agua y sales, las que deben ser reemplazadas, y
se utilizan medicamentos antidiarreicos en ciertas circunstancias.

Diverticulitis: inflamación de los divertículos (protuberancias en forma de sacos que se


encuentran en las paredes del intestino, muchos de los cuales casi siempre se
desarrollan en la madurez y se piensa que están relacionados a factores dietéticos). En el
intestino grueso durante la enfermedad, se presentan retortijones con dolor en el lado
izquierdo del abdomen, posiblemente con estreñimiento y fiebre. El tratamiento casi
siempre incluye descanso sin alimentos sólidos y antibióticos.

Estreñimiento: padecimiento en el que se va al baño con poca frecuencia y las


heces se vuelven secas, duras y difíciles de expulsar lo que causa dolor. La frecuencia de
la apertura normal de los intestinos varía de persona a persona, pero cuando el
estreñimiento se vuelve un problema, casi siempre es el resultado de una desatención a
este hábito o a la dieta. Para corregir el padecimiento, quizá sea necesario un cambio de
estilo de vida, incluyendo hacer más ejercicio y aumentar la ingestión de líquidos y de
alimentos fibrosos. Los laxantes y los enemas también se utilizan para aliviar el
padecimiento. El estreñimiento también es un síntoma de otro padecimiento más serio,
obstrucción intestinal (por un tumor), pero ésta es menos común.
Flatulencia: acumulación de gas en el intestinos o en el estómago que se liberan
a través de la boca o el ano.

Gastritis: inflamación del revestimiento estomacal (mucosa). Puede ser provocado


por bacterias o por una ingestión excesiva de alcohol.

Hemorroides: (o almorranas) venas varicosas e inflamadas en el extremo inferior


del intestino, situadas en la pared del ano. Se clasifican en internas, externas y mixtas,
dependiendo de si aparecen en la parte más allá del ano. Su causa común es el
estreñimiento o la diarrea, especialmente en la edad mediana y avanzada, y quizá se
exacerben con un estilo de vida sedentario. También pueden presentarse como resultado
de un alumbramiento. Los síntomas de las hemorroides son el sangrado y el dolor y el
tratamiento se logra mediante cremas, cataplasmas y supositorios. Se debe poner
atención a la dieta (para tratar el estreñimiento) y hacer ejercicio regular es importantes,
pero en casos severos, puede ser necesaria la cirugía para extirpar las hemorroides.

Hernia: la protuberancia de una parte o todo un órgano fuera de su posición


normal en la cavidad del cuerpo. Casi siempre la hernia involucra una parte del intestino.
Una hernia congénita se presenta en el nacimiento, una hernia común (hernia umbilical)
en la que los órganos abdominales se mueven hacia el cordón umbilical. Este es el
resultado de un error durante el desarrollo fetal y puede ser corregido mediante la cirugía.
Una hernia ocurre después del nacimiento, un ejemplo común es la hernia inguinal, en la
que parte del intestino se sale por una parte débil de la pared abdominal (conocida como
el canal inguinal). Otro tipo común es una hernia hiatal, en la que el estómago pasa a
través del hiato (un agujero que permite el paso del esófago) del abdomen a la cavidad
torácica. Una hernia reducible se mueve libremente y puede regresarse al lugar correcto
mediante la manipulación. Una hernia irreducible describe la situación contraria, y una
hernia encarcelada es la que se inflama y queda fija en una posición. Una hernia
obstruida es la que tiene que ver con el intestino. El contenido de la hernia no puede
pasar más abajo y se retiene y se obstruye.
La situación más peligrosa resulta la hernia estrangulada, en la que la provisión de
sangre se ha visto eliminada por la protuberancia. Esto se vuelve doloroso y finalmente
gangrenoso y requiere cirugía inmediata. La actividad física agotadora puede resultar en
una hernia, que casi siempre se desarrolla en forma gradual. Aunque se emplean
medidas a corto plazo para controlar una hernia o reducir su tamaño, el tratamiento más
común utiliza la cirugía para regresar la protuberancia a su lugar apropiado.

Indigestión (o dispepsia): incomodidad en el abdomen alto y el tórax bajo


después de comer, acidez estomacal, náuseas y flatulencias acompañados de un
sentimiento de estar lleno. Las causas son múltiples e incluyen cálculos viliares, úlcera
péptica, hernia hiatal, y enfermedades del hígado o páncreas.

Síndrome de intestino irritable: condición causada por la contracción muscular


(o aumento de la movilidad) en el colon, lo que produce efectos en el intestino grueso y
delgado. Los síntomas son dolor en el abdomen, el cual cambia de lugar, movimientos
intestinales perturbados con diarrea, luego movimientos normales o estreñimiento, acidez
estomacal, una sensación de inflamación causada por los gases. La causa específica no
se conoce y no se presenta ninguna enfermedad, así que el tratamiento está limitado a
aliviar la ansiedad o el estrés (los cuales pueden ser factores contribuyentes) y también
alguna terapia de medicamentos para reducir la actividad muscular y escoger con
cuidado la dieta para incluir un contenido alto en fibra.

Úlcera gástrica: una erosión de la mucosa del estómago causado por agentes
tales como el ácido y la bilis. Puede penetrar al músculo y perforar la pared estomacal.
Entre los síntomas típicos se incluyen un dolor quemante, eructos y posiblemente
náuseas cuando el estómago está vacío o poco después de comer. Se puede encontrar
alivio con compuestos antiácidos, pero quizá sea necesaria la cirugía.

Úlcera péptica: una úlcera en el estómago (úlcera gástrica), en el esófago,


duodeno (úlcera duodenal o yeyuno). Es causada por un rompimiento en el revestimiento
de mucosa como resultado del ácido y la pepsina (una enzima activa en la
descomposición de las proteínas), ya sea por sus altas concentraciones o por otros
factores que afectan los mecanismos protectores de la mucosa.

Tratamiento de los padecimientos


digestivos
En todos los casos, la rutina corporal completa de shiatsu ayudará al quitar
bloqueos de energía y mejorando en general la condición del cuerpo. Las áreas en
particular en las que se debe concentrar son la espalda media y baja, y el abdomen. Un
frotamiento circular hecho con la palma de la mano ayudará a la circulación. En el
abdomen, se puede utilizar también un movimiento más de masaje, seguido por una
suave presión realizada con la punta de los dedos, aplicada alrededor de un círculo
imaginario sobre el abdomen (como ya se ha mencionado). Para los padecimientos
relacionados más con el estómago, el área alrededor del ombligo debe presionarse con
suavidad con la palma y luego toda el área que va hasta las costillas utilizando los
pulgares. Cada aplicación de presión debe realizarse durante aproximadamente cinco
segundos.
Además de la aplicación general de shiatsu, se puede concentrar en ciertos
tsubos. Los específicos (a diferencia de los que se utilizan para la salud en general) son
los siguientes:

• Intestino grueso 11: para las hemorroides.


• Estómago 25 : para el dolor de estómago, problemas de intestino

• Estómago 44: para el dolor de estómago

• Vejiga 25: para estreñimiento o diarrea, sensación de hinchazón

• Vejiga 27: para todos los padecimientos del intestino delgado

• Vaso de concepción 14: para las úlceras estomacales

La mayoría de estos puntos de acupresión son muy fáciles de encontrar. La figura


47 ilustra la posición del Intestino grueso 11. El Estómago 25 está localizado a dos cuns a
cada lado del ombligo, mientras que el Estómago 44 se encuentra entre el segundo y
tercer dedos del pie. El de la Vejiga 25 y 27 son más difíciles de encontrar en un principio
y se requiere de referencia a un dibujo
anatómico. La figura 48 muestra las
posiciones tan
cerca como fue posible. El Vaso de la
concepción 14 está a 1 cun debajo de la
basé del esternón.
La moxibustión (véase en páginas
anteriores) puede utilizarse causando un
buen efecto para la mayoría de estos
padecimientos. Deben de recibir atención
los siguientes tsubos (pero también se
pueden utilizar algunos de los que ya se
han mencionado): Estómago 36; Gobernador del corazón 6; Vaso de concepción 14; y
Vejiga 21. Estos están localizados como sigue: el Estómago 36 está 3 cuns abajo de la
rodilla en un pequeño hueco que está junto a la tibia; el Gobernador del corazón 6 está en
el centro del brazo, viéndolo a lo ancho, más o menos a 2 cuns arriba de la muñeca; la
ubicación del Vaso de la concepción 14 se describió anteriormente; y la Vejiga 21 está a
poca distancia sobre la Vejiga 25 (más o menos a la misma distancia que el 25 está sobre
el 27) en la espalda baja.
Figura 48. Los tsubos y la vejiga.

Como se deducirá una herramienta vital en combatir las enfermedades de esta naturaleza
es la implementación de una dieta buena y adecuada. Los lineamientos fundamentales a
seguir incluyen aumentar la ingestión de fibra. Esto ayudará al cuerpo en general, no sólo
al sistema digestivo. El trigo integral y otros granos como la avena, el arroz integral,
etcétera son ideales. Además, la ingestión regular de vegetales, legumbres y frutas es
importante.
Al mismo tiempo evita el exceso de los alimentos altos en proteínas y en grasas.
En general reduzca el consumo de carne (particularmente la carne roja), productos
lácteos altos en grasa, y también considere reducir la ingestión de alcohol, y si es
apropiado, las comidas condimentadas. Los postres que se ven atractivos casi siempre
están llenos de calorías y en realidad hacen tanto bien como mal. Es útil verificar la
ingestión de calorías, pero incluso entonces, se debe comer el tipo correcto de alimentos.
Las siguientes secciones proporcionan referencias útiles sobre el valor calórico de los
alimentos, y su contenido de grasa y fibra. Estas son útiles para asegurarse que se logre
una dieta balanceada.

INFORMACIÓN NUTRICIONAL
Ya se han dado consejos generales sobre la dieta. Como una política general, algunos
establecen que una dieta saludable y nutritiva comprende la "pirámide alimenticia". Esto
representa el hecho de que la mayor parte de la dieta, la base (entre 30 y 45%) debe
consistir en granos integrales. Después vienen las verduras, comprendiendo 15 a 20%,
luego del 10 al 15% de frutas, y finalmente menos del 5% de grasas y dulces. Se
recomienda que se consuman de 25 a 35 gramos de fibra diariamente. Algunos expertos
recomendarían de 40 a 50 gramos. Las siguientes tablas nos permiten obtener una
apreciación de estas cantidades. Una buena guía resulta también comer alimentos que
tienen menos del 20% de sus calorías provenientes de la grasa (1 gramo de grasa = 9
calorías). De esta manera, al reducir los componentes malos de su dieta, concentrándose
en los alimentos más saludables y cambiando esto con ejercicios de shiatsu, su salud
mejorará.

Nomenclatura: reb = rebanada, C = cucharada, c = cucharadita.

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN .............................................................................................. 5
Orígenes ................................................................................................. 5
Las aplicaciones del shiatsu ................................................................... 8

EL YIN Y EL YANG ......................................................................................... 11

LA IMPORTANCIA DE LA DIETA.................................................................... 17
Carbohidratos ....................................................................................... 19
Proteínas .............................................................................................. 21
Grasas .................................................................................................. 23
Fibra ..................................................................................................... 28
Vitaminas y minerales .......................................................................... 29
Agua ..................................................................................................... 33
Sal ........................................................................................................ 34
Dieta y shiatsu ..................................................................................... 35
Nota sobre la dieta macrobiótica ......................................................... 36

ENERGÍA O KI ............................................................................................... 39
Auras ................................................................................................... 40
Siete centros de energía, o chakras .................................................... 42
El chakra coronario .............................................................................. 44
El chakra del entrecejo ........................................................................ 44
El chakra de la garganta ..................................................................... 44
El chakra del corazón ......................................................................... 44
El plexo solar....................................................................................... 45
El chakra sacro ..................................................................................... 45
El chakra base ...................................................................................... 45
Órganos zang y fu: almacenamiento y producción de energía ............ 45
El sistema de meridianos ..................................................................... 48
Sentir el Ki ............................................................................................ 51

REGLAS BÁSICAS ......................................................................................... 55


Ejercicios y los tres centros principales................................................. 59
Más acerca de la técnica ...................................................................... 64

¿EXISTEN EFECTOS SECUNDARIOS?........................................................ 69


Dolores y malestares ............................................................................ 70
Síntomas de resfriados ......................................................................... 71
Cansancio ............................................................................................. 71
Otras respuestas ................................................................................... 72
LA APLICACIÓN DEL SHIATSU ...................................................................... 73
El shiatsu aplicado en la cara y la cabeza.............................................. 73
El cuello y tos hombros .......................................................................... 78
La espalda .............................................................................................. 79
Las piernas ............................................................................................. 85
Los brazos .............................................................................................. 94
El cuerpo ................................................................................................ 98
Energía kyo y jítsu ................................................................................ 101
Interpretando las señales del cuerpo.................................................... 102
Ejercicios Makko-ho ............................................................................. 102
Moxibustión .......................................................................................... 108
Tsubos ................................................................................................. 110
Intestino grueso 15 ............................................................................... 114
Intestino grueso 11 ............................................................................... 114
Intestino grueso 10 ............................................................................... 114
Intestino grueso 4 ................................................................................. 115
Calentador triple 14............................................................................... 115
Calentador triple 5 ................................................................................ 115
Intestino delgado 11.............................................................................. 116
Intestino delgado 3 ............................................................................... 116

QUEJAS COMUNES ...................................................................................... 117


El sistema digestivo ............................................................................. 117
E] esófago ........................................................................................... 120
El estómago ........................................................................................ 120
El intestino ........................................................................................... 121
Padecimientos relacionados con el sistema digestivo......................... 125
Tratamiento de los padecimientos digestivos...................................... 131
INFORMACIÓN NUTRICIONAL..................................................................... 135

Datos Acerca de la Dieta .................................................................... 137


Cereales y productos a base de cereales........................................... 137
Nueces y semillas ............................................................................... 143
Verduras .............................................................................................. 146
Fruta .................................................................................................... 158
Pescados ............................................................................................. 167
Huevo y platillos a base de huevo ....................................................... 173
Leche y productos lácteos ................................................................... 175
Postres con leche ................................................................................ 177
Platillos sabrosos ................................................................................. 181

Carne y sus derivados ............................................................................... 184


Sopas, salsas y varios ............................................................................... 193
Postres ....................................................................................................... 197
Bocadillos ................................................................................................... 200
Azúcar, jarabes y conservas ....................................................................... 202
Grasas y aceites ......................................................................................... 204
Bebidas alcohólicas y sin alcohol................................................................. 206

Otros títulos de esta colección


Cómo Entender y Aliviar el Estrés
Cómo Entender y Aliviar la Depresión
Cómo Relajarse
Descubre tu Ser Interior
Diccionario de lo Oculto
Diccionario de los Sueños
Diccionario de Nombres
Diccionario de Términos de Computación
El Cuidado del Gato
El Cuidado del Perro
Feng-Shui
Guía de Aromaterapia
Guía de Calorías
Guía del Tarot
I Ching
Identificando los Síntomas
La Fe y la Fortuna
La Salud de los Niños
La Salud del Hombre
Lenguaje Corporal
Medicina Alternativa
Practicando Reiki
Practicando Shiatsu
Practicando Yoga
Primeros Auxilios
Sanación Espiritual
Reflexología y Otras Terapias
Remedios Caseros
Todo Sobre las Alergias
Vitaminas y Minerales

Impreso en los talleres de


OFFSET VISTONARY, S.A. Díi C.V.
Hortensia 97-1 Los Ángeles Izlapalapa
Tel.: 56-13-17-24 México, D,F. C.P. 09S30