Está en la página 1de 3

CAPITULO III: RASGOS DE LA ECONOMÍA COLONIAL EN EL SIGLO XXI

3.1 LA MINERÍA COLUMNA VERTEBRAL DE LA ECONOMÍA DEL PERÚ


Hoy en día la actividad minera en su función a formar y estructurar la economía
del Perú impulsa un conjunto de cambios en las áreas rurales que sirven como
fuentes de abastecimiento de bienes de consumo y de insumos mineros. Sin
pretender realizar un estudio exhaustivo en la comunidad minera, es necesario
analizar la estructura de producción en razón a la base económica y los medios
de producción, así como también la modificación de esta estructura a través del
tiempo.
Es evidente que la solidez con las áreas rurales, así como el tipo de demanda
específica que se genera en el centro minero son a su vez, resultado de la
estructura y del nivel específico de producción establecido en el centro minero.
Este es un proceso que puede ser perfectamente observado en los efectos
generados por el avance de la tecnología minera en la composición de la fuerza
de trabajo y desequilibrio entre industrias extractivas y sectores renovables en
razón a los recursos para fomentar una Minería sostenible, ambiental y
socialmente.
La minería como columna vertebral de la economía, juega en la actualidad un
rol importante en la economía peruana a través de la generación del valor
agregado, divisas, impuestos, inversión y empleo; pues a nivel departamental, la
importancia de la minería se hace evidente por su participación en la actividad
económica, la transferencia y la promoción de recursos para el desarrollo a
través del aporte directo de recursos, pues la minería en un contexto de altos
precios internacionales de los minerales, ha experimentado un importante
dinamismo que se refleja en la provisión de divisas a la economía, la generación
de ingresos fiscales por impuestos y regalías mineras, así como también la
creación de empleos directos e indirectos y el incremento del crecimiento
potencial de la economía.
Como podemos ver desde los inicios de la época colonial se sigue conservando
los intereses de los países monopolios del viejo mundo adquiriendo relevancia
para explicar la evolución de la inversión, situación que genera en la producción
minera efectos por incremento en la expansión del PBI.
3.2 UNA MIRADA AL FUTURO
El día que dejemos de vernos como un problema, y más bien, nos veamos como
una posibilidad. Ese día el Perú cambiara su rumbo. Sabias palabras del
historiador Jorge Basadre, sin embargo, esto no parece darse, el Perú no pasa
de ser un país adolescente, como lo diría Luis Alberto Sánchez, seguimos
cometiendo los mismos errores de siempre. Renegamos y echamos la culpa de
todas nuestras desgracias a los españoles, pero no nos damos cuenta que
somos nosotros la materia prima con la que se mueve el país. El Perú siempre
ha sido una nación, estancada en la idea del conformismo, de política
relacionada a la corrupción, de problemas sin solución.

Mantenemos aun a la minería como columna vertebral de nuestra economía,


creyendo que los recursos que exportamos van a durar toda la vida. No vemos
que este país posee distintas formas para salir adelante, el turismo una actividad
rentable; no sabemos aprovecharla. Nos quejamos de nuestras autoridades,
pero nosotros somos los encargados de elegirlos. Miramos y juzgamos el
comportamiento de los demás, sin embargo, no nos hacemos una autocrítica de
mejora. Nuestra historia siempre ha estado marcada como sucia y corrupta, pero
es el deber de quienes hoy estamos presente, construir un nuevo país. Dentro
de 5 años el Perú llegará a la celebración de su centenario. ¿pero somos
realmente libres? ¿Hemos mejorado como país? Creo que la respuesta es
negativa. Seguimos creyendo, como en la colonia, que el cambio de nuestra
sociedad como país está en poner en marcha una reforma económica, sin
embargo, el verdadero cambio de este país es en realizar una reforma cultural.
No sabemos quiénes somos, no sabemos hacia donde vamos y ese es el mayor
problema. Se debe realizar también, una súper reforma educativa, que haga
formar a verdaderos ciudadanos y no simples maquinas que responda a la
solicitud del mercado opresor. Hagamos de esta tierra, una tierra de Pan con
Libertad para todos los peruanos, que las riquezas de este país sean repartidas
equitativamente, no traigamos y mucho menos copiemos la realidad de otros
países. Nuestra realidad es distinta a los demás, a problemas diferentes, deben
existir soluciones diferentes.

Por ejemplo, si nuestra principal actividad de producción es la minería, entonces


debemos crear impuestos como el del carbono, que haga que las empresas
transnacionales que explotan nuestros recursos naturales, inviertan en
programas de cuidado del medio ambiente, que disminuyan la emisión carbono
que estas realizan. Al tener un impuesto, invertirán más en estos programas. A
la vez, nuestra economía de hoy está basada también en las Mypes, la idea
paupérrima comunista del proletario, nunca tuvo asidero en nuestra sociedad,
simplemente porque no existió un proletariado firme en nuestro país. Se debe
apoyar la legalización de los pequeños empresarios para su incorporación en la
inversión del país. Y su puede hacer disminuyendo los abusivos cobros de
tributos que ha este se le hacen, y también eliminando muchas trabas
burocráticas que no permiten el avance de estas.

Intereses relacionados