Está en la página 1de 10

6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo Sistema de Información Científica
Página de la revista en redalyc.org Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202. ISSN: 1409-4746

LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

Mayra Herra Monge*

Recepción: 8 de mayo de 2009 • Aprobación: 7 de agosto de 2009

RESUMEN:

El propósito de este artículo es el de demostrar que

La frontera de Cristal (Carlos Fuentes, 1995) es un

texto fronterizo, tanto desde la perspectiva del con-

tenido como desde el punto de vista de la forma. El

artículo aplica conceptos tomados de las teorías de

Gloria Anzaldua, Emily Hicks y Walter Mignolo, con

el fin de demostrar que el autor, los estilos de escri-

tura e incluso la construcción tipográfica del texto,

convierten las nueve historias cortas que constituyen

esta novela en espacios fronterizos que son tanto

permisivos como transgresores, y donde los persona-

jes representan sus identidades. También el artículo

explora la propuesta política y económica del autor,

la cual está relacionada en gran medida a la negocia-

ción y la implementación del CAFTA.

Palabras claves: Pensamiento fronterizo, identidad,

frontera, subalterno, Carlos Fuentes.

ABSTRACT:

The purpose of this article is to demonstrate that La

Frontera de Cristal (Carlos Fuentes, 1995) is a border

text, both from the perspective of content and from

the point of view of form. The article applies con-

cepts taken from the theories of Gloria Anzaldua,

Emily Hicks and Walter Mignolo, in order to show

author, the writing styles, and even the typographical

construction of the text, turn the nine short stories

that make up this novel into frontier spaces that are

both permissive and transgressive, and where the

characters play out their identities. Also, the article

explores the author’s political and economic pro-

posal, which is greatly related to the negotiation and

implementation of the CAFTA.

Key words: Border thinking, identity, frontier, subal-

* Mayra Herra Monge es investigadora tern, Carlos Fuentes

en el Centro de Investigaciones de la

Identidad y Cultura Latinoamericana,

y doctorante en el programa de Estu-

dios de la Sociedad y la Cultura [].

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 1/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

194 Mayra Herra Monge

I. Introducción suture: postcolonialism) y Herbert Marcuse

(El hombre unidimensional).


La frontera de cristal es una novela en
En la primera parte se analiza el libro
nueve cuentos escrita por Carlos Fuentes
desde la perspectiva del género literario,
y publicada por Editorial Alfaguara en
para demostrar que el su autor incor-
noviembre de 1995. Como se afirma
pora las estructuras propias del género
en la contraportada: “En esta novela (a
cuentístico dentro de un texto novelesco
través de nueve cuentos) Fuentes repro-
cuyo hilo conductor es el accionar del
duce la separación que se ha dado entre
personaje don Leonardo Barroso, exitoso
México y Estados Unidos a lo largo de
hombre de negocios que desarrolla sus
200 años.” Es un texto/novela configu-
actividades en la frontera entre Texas y
rado por nueve cuentos, cada uno de los
México, y las relaciones que éste establece
cuales tiene la posibilidad de ser leído
con los otros personajes. El escritor tam-
en forma independiente; sin embargo, la
bién incluye la prosa poética en el texto
totalidad conforma un macro-texto que
final, el cual resume y amarra los temas
relata las vivencias de varios personajes
y personajes presentados en los ocho
indefectiblemente unidos y, al mismo
primeros cuentos, razón por la cual esta
tiempo separados, por la línea fronteriza
última parte recibirá especial atención.
entre esos dos países y por las contradic-
En el segundo apartado se hace un
ciones de una identidad múltiple.
análisis de los personajes, desde la pers-
En el presente artículo se examina pectiva de la frontera. Se destacan los

este texto de Fuentes como producción elementos que mejor representan ese

literaria de frontera, como “border wri- lugar de encuentro y separación, de rup-

ting”, según la terminología de Emily tura y sutura, de diferencia y mismidad

Hicks en su libro Border writing (1991). El que, como bien dicen Leda Cavallini

punto de partida es la consideración de y Carolina Sanabria en su artículo “La

que La frontera de cristal es un texto fron- frontera trashumante de los cristales”, es

terizo, tanto desde el punto de vista del el lugar en donde:

género literario (a caballo entre el cuen-


se borran las líneas de paralelos y meridianos
to y la novela), como desde la perspectiva
que demarcan latitudes, geografías, espacios de
de un mundo poblado por personajes
colores para delimitar una región a la cual nadie

que se mueven a uno y otro lado del río le preguntó si quería pintarse de naranja, verde,

Grande/Bravo, en su constante traspasar amarillo, gris o violeta. Los mapas dibujan, dan

y transgredir los sistemas referenciales contornos, describen. También, delimitan, objeti-

vizan, sitúan en el lugar. Los cristales en cambio,


que constituyen las dos culturas asentadas
no guardan memoria de lo reflejado porque pre-
en ambos lados de este río.
sentan distintas imágenes. (1998: 183).
En el análisis se utilizan algunas

propuestas teóricas de Gloria Andalzúa Según Hikcs, el “border text” es aquél

(Borderlands: la Nueva Mestiza), Ana Pérez que piensa, habla y escribe desde el

Manrique (Barcelona como frontera lingüís- borde mismo. No se trata de polari-

tica, sexual, espacial y cultural), Walter dades invertidas, sino más bien de una

Mignolo (Local Histories/Global Designs. diseminación constante. De esta manera,

Coloniality, Subaltern Knowledges, and Border afirma Pérez Manrique que “el texto

Thinking) , Annemarie Jagose (“Slash and fronterizo refleja la realidad bi-cultural,

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202. ISSN: 1409-4746

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 2/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

La frontera de cristal: un texto fronterizo 195

bilingüe y bi-conceptual que experimenta texto noveno, como ya se dijo, recibirá

su autor/a al moverse continuamente atención especial, pues constituye, a mi

entre dos mundos (uno a cada lado de juicio, un verdadero ejemplar de border

la frontera) o entre dos sistemas referen- writing y no responde a la definición clá-

ciales.” (2006: 29) sica del cuento.

Y esto es precisamente lo que hace A continuación una pequeña síntesis

Carlos Fuentes en su libro: poblar el de cada uno de los nueve textos:

mundo de la frontera entre México y 1. El primer cuento se titula “La capi-

USA de personajes y espacios que se talina”, y narra el matrimonio de

reflejan de norte a sur y de sur a norte, Michelena Laborde, una joven per-

jugándose su identidad en ambos lados teneciente a la aristocracia mexicana

del río Grande/Bravo hasta morir como arruinada, con Mariano Barroso, hijo

don Leonardo, o vivir minando la pola- de Leonardo Barroso, hombre de

ridad poscolonial centro/periferia a tra- negocios de la ciudad de Campazas

vés de un sujeto subalterno como José (representación literaria de Ciudad

Francisco. Juárez), y la subsiguiente relación de

Según Annemarie Jagose la represen- la joven con su suegro, de quien se

tación de la frontera como una línea es convierte en amante.

engañosa, ya que pareciera representar 2. El personaje principal del segundo


dos espacios diferentes, opuestos, separa- cuento, “La pena”, es Juan Zamora,

dos por dicha línea. Sin embargo, la fron- un joven mexicano gay que estudia

tera es en realidad la interacción de tres medicina en la Universidad de Cornell

componentes: la línea de separación y las gracias una beca que le proporciona

dos categorías opuestas que ésta paradóji- Leonardo Barroso. Durante su esta-
camente junta y separa al mismo tiempo.
día en Cornell sostiene una relación
Para Jagose “esta representación de la
homosexual poco exitosa con Lord
frontera como una estructura tricótoma
Jim, un compañero de estudios.
ofrece un modelo capaz de representar
3. En “El despojo”, el tercero de los
la dinámica de la frontera en cuanto que
cuentos, Dionisio “Baco” Rangel, un
ésta es una interposición entre categorías
famoso chef y conferencista de Nuevo
que permite simultáneamente la oposi-
Latino cuisine , después de una expe-
ción, la co-dependencia y aún la coinci-
riencia emocional casi surrealista en
dencia de dichas categorías.” (2006: 214)
un American Grill, pasa la frontera en

un viaje de regreso a su natal México

despojándose de todos los artefactos


II. Entre el cuento y la novela
de consumo que había adquirido en

Como ya se ha señalado, La frontera los Estados Unidos.

de cristal está conformada por nueve tex- 4. El cuarto cuento se titula “La raya

tos cada uno de los cuales, quizás con del olvido” y es un monólogo interior

la excepción del último, responde a la de Emiliano Barroso, el hermano de

estructura clásica del cuento; es decir, Leonardo Barroso, un hemipléjico

son textos de una extensión limitada, con quien cuenta su historia y su rela-

pocos personajes y pocas acciones que se ción con su hermano y con sus hijos

realizan en solo uno o dos espacios. El “pochos”.

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202.. ISSN: 1409-4746

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 3/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

196 Mayra Herra Monge

5. En el quinto cuento, “Malitzin de las ex-pepenador del Distrito Federal

maquilas”, Marina, una joven trabaja- convertido en un maleante tipo Robin

dora en las maquilas de Ciudad Juárez, Hood en la zona fronteriza), Mario

cuenta su relación con Rolando Rozas, Islas (un oficial de frontera chica-

un play boy que realiza negocios oscu- no), Eloíno (un espalda mojada), José

ros en la frontera y que conquista a las Francisco (un motociclista artista e

mujeres al deslumbrarlas con su celu- idealista) y Gonzalo Romero (que se

lar. En realidad es un pretexto para dedica al coyotaje). Es un momento

presentar el tema de la maquila, una de conjunción que anuda a todos los

de los negocios más productivos del personajes y resuelve todos los cabos

CAFTA. Posteriormente, el lector des- sueltos para constituir el macro-texto

cubrirá que Rolando Rozas es el asesi- que es esta novela.

no a sueldo de Leonardo Barroso. Se puede afirmar que estos nueve

6. “Las amigas”, el sexto cuento, se desa- cuentos ocupan un lugar de borde por-

rrolla en Chicago. Miss Amy, una que, aunque como ya se ha señalado todos

mujer norteamericana del “mains- pueden ser leídos independientemente y

tream” y que no tolera la diferencia, responden claramente a la estructura del

finalmente logra establecer una rela- cuento, solamente cobran su pleno signifi-

ción amistosa con Josefina, su emplea- cado en el texto noveno cuando los acon-

da mexicana. tecimientos y los personajes se anudan en

7. El sétimo cuento narra la aventura de un solo macro-tejido. Es decir, los textos

Lisandro Chaves, un trabajador mexi- son fronterizos ya que, aunque cada uno

cano llevado a Nueva York durante un de ellos tiene su propia identidad, todos

fin de semana, junto con otro grupo entran en una red de significados con los

de trabajadores, por la compañía de otros que los completan y los anudan.

Leonardo Barroso, a limpiar las venta- Es necesario señalar que el lector juega

nas de un rascacielos de cristal. un papel crucial en este juego literario,

8. El cuento número ocho narra la pues le corresponde identificar las partes

relación amorosa entre el mexi- y establecer los nudos de significación que

cano Leandro Reyes y la española permiten que este libro de Fuentes pueda

Encarnación, dos personas que tra- ser leído como cuento y como novela al

bajan en turismo y que mueren en mismo tiempo. Como afirma Ana Pérez

un accidente automovilístico cuando Manrique refiriéndose al “ border writing”:

Leandro trabajaba como chofer de “...el lector se convierte a su vez en un suje-

don Leonardo. to fronterizo, pues ha de cruzar las fronte-

9. Finalmente, “Río grande, río Bravo” ras que el texto le propone, participar de

es un hermoso texto en el que re- los distintos códigos referenciales y adop-

aparecen todos los personajes de los tar al mismo tiempo su propia posición y

primeros ocho y aparecen otros nue- la del “otro”. (2006, 30)

vos: Benito Ayala (un bracero), Dan El cuento noveno merece especial

Polonski (un guarda de frontera de atención, puesto que, como ya se ha afir-

origen polaco), Margarita Barroso mado, constituye un verdadero texto fron-

(inspectora de una maquiladora en terizo, tanto desde su contenido como

Ciudad Juárez), Serafín Romero (un también desde el plano de la forma. Ya su

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202. ISSN: 1409-4746

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 4/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

La frontera de cristal: un texto fronterizo 197

título, Río Grande/Río Bravo, nos instala de En el apartado que sigue se expone

lleno en un formato de frontera, ya que un análisis de los personajes, a la luz del

está conformado por dos sintagmas mor- pensamiento de frontera. Se estudian fun-

fológicamente semejantes (sustantivo-ad- damentalmente los personajes que apare-

jetivo) pero semánticamente diferentes, cen en el noveno texto, pero se establecen

separados por una vírgula que es, al mismo las conexiones necesarias con los otros

tiempo, signo de puntuación y herida; dos cuentos cuando es pertinente.

sustantivos que se repiten y dos adjeti-

vos que, aunque diferentes, se rozan en


III. Personajes de frontera: la voz del
su significado de grandeza/bravura; una
subalterno
raya en el medio (como la frontera) y a

ambos lados dos palabras semejantes pero


En este apartado se presenta una inter-
diferentes. Difícil es establecer cuántos
pretación de los personajes de La frontera
norteamericanos saben que su río Grande
de cristal a partir del último texto “Río
recibe otro nombre al sur de la frontera;
Grande/Río Bravo”. Este último es el sitio
difícil también saber cuántos mexicanos
de encuentro de los destinos de cada uno
conocen que el río Bravo es el Grande en
de estos personajes, que llevan dentro
la nación del norte.
su propia frontera y que encuentran su
En cuanto a la escritura propiamente,
identidad y su destino en un-otro, en el
se identifican en este texto dos tipogra-
“an-other”. Es también el texto en el que
fías, cada una de las cuales narra momen-
cobran significado todas las acciones y las
tos diferentes del acontecer narrativo: la
relaciones de poder que se han estableci-
tipografía regular cuenta el presente, la
do a lo largo de los otros ocho cuentos.
cursiva cuenta el pasado; la primera es
La novela, es decir el macro-texto, une
prosa poética, aunque paradójicamente
1 todos los cristales, como en un juego de
es la voz de la historia ; la segunda es un
espejos.
estilo narrativo puro, aunque es la voz del
Leonardo Barroso es el personaje que
presente. Y al final el significativo juego
anuda los nueve textos. Su nombre es sim-
de palabras “al norte del río Grande / al
bólico ya que sintetiza el poder y la corrup-
sur del río Bravo”.
ción: es un león, pero un león de barro. Es
Y la deconstrucción de las famosas
el zar de la frontera, encarna al hombre de
palabras del presidente Porfirio Díaz:
negocios en una época de comercio globa-
“Pobre México,
lizado y de Tratados de Libre Comercio. Es
pobre Estados Unidos,
el poderoso que se sienta en primera clase
tan lejos de Dios,
y que dicta las normas, pero que muere en
tan cerca el uno del otro.”
la frontera, emboscado y acribillado por el

1 Al respecto debe tomarse en cuenta que nuevas asesino a sueldo Rolando Rozas, el mismo

concepciones como la microhistoria, la etno- que seduce a las mujeres de la frontera


grafía reflexiva, la construcción de “historias
con su celular. Don Leonardo fue ajusti-
desde abajo”, el énfasis en lo cotidiano como
ciado porque pretendió cruzar la frontera,
producción de conocimiento y otras prácticas

semejantes, actualmente son consideradas estra-


no la física que cruzaba todos los días, sino

tegias epistemológicas legítimas. la del poder:

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202.. ISSN: 1409-4746

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 5/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

198 Mayra Herra Monge

La amenaza se había repetido esa mañana. Por Unidos y cruza la frontera hacia México,
celular. Los territorios había que respetarlos. [. ..]
despojándose simbólicamente de todos
En cuestiones de narcotráfico solo hay latinoa-
los artefactos que ha comprado en el país
mericanos culpables, señor Barroso, mexicanos,
del norte, despojándose de su identidad
colombianos, nunca norteamericanos [...] si usted
de hispano exitoso; en su viaje se hace
cree que nos puede chantajear revelando el pastel

para salvar su propio pellejo y de paso quedar acompañar de un ilegal miserable que

como un héroe de la patria, le va a costar caro, ha vivido diez años en un centro comer-
porque aquí se juegan millones de millones, usted
cial: Diez años, jefecito. Entré un día
lo sabe y toda su estrategia consiste en invadir
me perdí en los vericuetos aquí, ya no
territorios que no son suyos, señor Barroso, en vez
salí más, y como aquí me contratan para
de contentarse con las migajas usted quiere apro-
dormir siestas en aparadores, si no hay
piarse del banquete...y eso no puede ser. ..(Fuentes;

1995: 291-292). chamba puedo colarme y dormir a gusto

en colchones o camas de playa, comida


Paradójicamente, es Juan Zamora
sobra, la abandonan, la tiran, viera usted.

quien lo ve morir, imposibilitado de (Fuentes; 1995: 97)

impedir la muerte del hombre que le Este ilegal vive en el borde, Rangel

había ayudado a convertirse en médico. vive en el mainstream ; ambos han conoci-

Juan Zamora, el muchacho gay que siente do la sociedad de la abundancia, y “Baco”

pena/vergüenza, no por su orientación ya no soporta más ser parte de ella y quie-

sexual, sino porque México no ha sabi- re cruzar la frontera para encontrarse

do administrar su riqueza y porque sus con sus orígenes:

gobiernos son corruptos. Juan Zamora

no es un personaje de frontera por su Desde la frontera entraba un fuerte olor de comi-

da mexicana, imparable.
orientación sexual diferente, sino porque

se sabe ciudadano de un país que está -¡Son las tortitas de tuétano poblanas! – exclamó

con júbilo Dionisio “Baco” Rangel- ¡Quinientos


“jodido”. Su opción es permanecer en la
gramos de tuétano! ¡Dos chiles anchos! ¡Huele!
frontera, de un lado para el otro, trayen-
¡Cilantro! ¡Huele a cilantro! ¡Vamos a México,
do medicinas de México para ayudar a los
vamos a la frontera, vamos mi hermano, llega des-

emigrados a quienes la cláusula 187 no nudo como naciste, regresa encuerado de la tierra

les permite utilizar los servicios de salud que lo tiene todo a la tierra que no tiene nada!

de los Estados Unidos: (Fuentes; 1995: 100)

Otro grupo de personajes interesa en


Las bromas sobre su profesión y su homosexualis-

mo habían dejado de irritar desde hacía mucho este recuento: Benito Ayala, el remesero,

tiempo a Juan. Conocía el mundo, conocía su Serafín Romero, el asaltante de trenes que

mundo, iba a distinguir entre los superfluo- es transporta indocumentados de México, y


joto, es matasanos- y lo necesario: darle un ali-
Margarita Barroso, la sobrina-nieta de
vio al heroinómano, convencer a la familia del
don Leonardo, inspectora de maquila en
sidoso que lo dejaran morir (sic) en el hogar,
Ciudad Juárez, la asimilada que no duda
carajo, hasta echarse un mezcal con el teporocho”
en “joder” a las otras maquiladoras para
(Fuentes; 1995: 274)
hacerse de una posición:

Este personaje forma una relación de


mejor cruzar el río todos los días, irse a una casa
oposición con Dionisio “Baco” Rangel,
suburbana de El Paso, aunque fuera en barrio
el chef de Nuevo Latino Cuisine, quien, negro, pero asimilada, que la sintieran asimila-

por el contrario, huye de los Estados da, no quería ser vista como mexicana, ni como

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202. ISSN: 1409-4746

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 6/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

La frontera de cristal: un texto fronterizo 199

chicana , ella era gringa, vivía en El Paso, le Extendió hasta donde pudo los brazos en cruz,

decían Margarita en Chihuahua, pero en Texas crispando los puños, mostrando el cuerpo listo

era Margie, desde la escuela en El Paso le decían, para trabajar, pidiendo un poco de amor y compa-

oye, tú eres blanca, no te dejes llamar Margarita, sión, no sabiendo si cerraba los puños así por cora-

hazte llamar Margie, pasa por blanca, ni quien se je, desafío, o de plano resignación y de desánimo.

entere: no hables español, no dejes que te traten (Fuentes; 1995, 249-250)

de mexicana , pocha o chicana. (258)

Del lado Grande del río están Dan

Benito Ayala es bracero, cuarta gene- Polonsky y Mario Islas, policías de migra-

ración de trabajadores temporales, lla- ción; de origen polaco el primero, de

mados cuando hay cosecha, perseguidos origen mexicano el segundo; ambos vivos

cuando no la hay. Está de frente al río, ejemplos de la creciente militarización

ofreciendo su trabajo con los brazos en de la frontera. Como afirma Roberto

cruz como un Jesucristo migrante, viva Delgadillo Hernández en su artículo

imagen del capitalismo tardío. Benito “Violence, Subalternity, and El Corrido Along

es otro Lisandro Chaves que, como ya the U.S.-Mexico Border”:

se apuntó, fue llevado a Nueva York por


Desde entonces, los bordes compartidos y apa-
Leonardo Barroso a limpiar ventanas.
rentemente cerrados de ambos países vecinos

La diferencia es que Chaves fue llevado han estado plagados de violencia y conflictos de

legalmente bajo la cláusula del CAFTA diversa naturaleza, durante distintos períodos, de

acuerdo con las respectivas presiones políticas


que permite ingresar mano de obra bara-
y económicas de cada nación […] Aunque ya
ta a Estados Unidos; Benito, en cambio,
han pasado los días de la Guerra México-Estados
tiene que esperar a que baje el número
Unidos y de la Revolución Mexicana, la frontera

de los que podrán ingresar, conforme compartida ahora alberga la ‘Guerra contra las

baja el salario ofrecido hasta medio dólar Drogas’. Descrita por Timothy Dunn como una

doctrina de ‘guerra de baja intensidad’ (GBI), esta


la hora, con la esperanza de poder man-
‘guerra’ se pone de manifiesto en la militarización
dar cien o tal vez doscientos dólares al
de la frontera —“el uso de entrenamiento militar,
pueblo. Una cita, aunque un poco larga,
equipo con tecnología de visión nocturna y sen-

ilustra claramente la situación actual de sores subterráneos electrónicos para la detección

estos trabajadores temporales, no solo en de intrusos, así como la acción coordinada de

distintas autoridades de la ley, principalmente la


la frontera norte de México, sino también
policía y las fuerzas militares, y un énfasis en las
en nuestra frontera con Nicaragua:
operaciones de inteligencia, dentro de un entorno

Ahora era la peor época. Benito sabia, nieto del civil.” (1996). El sentimiento general de hostilidad,

segundo Fortunato e hijo de Salvador, descendien- perpetuado por la aplicación de una doctrina de

te del fundador de éxodo, el primer Fortunato, GBI y la militarización de la frontera, ha contribui-

que todas las épocas eran difíciles, pero ésta más do directa e indirectamente hacia un aumento en

que ninguna. Porque ahora seguía habiendo nece- el conflicto fronterizo. (2000, s.p.)

sidad. Pero también había odio.

Dan Polonsky se debate entre su odio


-¿A ti también te odiaron?- le preguntó Benito a su

padre Salvador. por los indocumentados mexicanos y

su necesidad de que existan, porque sin


-Como te van a odiar a ti, no.
ellos “no había presupuesto para helicóp-
No sabía las razones pero las sentía. Detenido del
teros, radar, poderosas luces infrarrojas
lado mexicano del Río Bravo, sentía el miedo de
nocturnas, bazukas, pistolas...Qué sigan
todos y el odio del otro lado. Iba a cruzar de todos

modos Pensó e todos los que dependían de él en viniendo por millones, rogó, para darle

Purísima del Rincón. sentido a mi vida”. (Fuentes; 1995: 256)

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202.. ISSN: 1409-4746

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 7/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

200 Mayra Herra Monge

Por su parte, Mario Islas se debate todavía una libertad de expresión que

entre su deber como agente de patrulla le permite al escritor y al artista llamar a

fronteriza tejano y sus raíces mexicanas, los hombres y a las cosas por su nombre;

pero vence el origen y deja pasar a nombrar lo que de otra manera es innom-

Eloíno, quien se dice su ahijado cuando brable.” (Marcuse; 1968: 276). Por eso

lo encuentra al cruzar de noche la lleva los cuentos, los poemas y las novelas

frontera: escritos por chicanos a México, y los escri-

Un muchacho con velocidad de gamo salió tos por mexicanos a Texas. También José

del río, empapado, corrió por la ladera y se topó Francisco es la encarnación de la “nueva

con Mario, su uniforme verde, sus insignias, sus mestiza” de Gloria Andalzúa: “Yo no soy

correas, toda su parafernalia de agente, abrazado mexicano. Yo no soy gringo. Yo soy chica-

a él, abrazados los dos, pegados por la humedad no. No soy gringo en USA y mexicano en

del cuerpo del ilegal, por el sudor del cuerpo del México: soy chicano en todas partes. No

agente. Quién sabe por qué siguieron abrazados tengo que asimilarme a nada. Tengo mi

así, jadeando el ilegal por su carrera para evadir propia historia” (Fuentes; 1995: 281)

a la patrulla, Mario por su carrera para cerrarle el

paso. ..Quién sabe por qué cada uno dejó caer la


IV. Conclusiones
cabeza en el hombro del otro, no solo porque esta-

ban exhaustos; por algo más, incomprensible…


Con el análisis del plano de la forma
(Fuentes; 1995: 269-270)
y de los personajes del último texto de
El último personaje que interesa en La frontera de cristal de Carlos Fuentes
este análisis es José Francisco, el motoci-
desde la perspectiva del “ border writing”,
clista que cruza la frontera con su baúl
se ha demostrado que este texto contie-
lleno de manuscritos. Su constante ir y
ne suficientes elementos para ser leído
venir de un lado al otro del río con su
como un texto de frontera. A lo largo
maleta llena de papeles lo hace sospecho-
de la lectura, tanto de este último texto
so ante la Migra:
como de los ocho anteriores, se adivi-

-¿Qué traes en tus morrales? na una intencionalidad de Fuentes por

trascender la perspectiva única a favor


-Escritos.
de la indecibilidad, que es precisamente

-¿Políticos? y desde el punto de vista de la forma,

lo que caracteriza esta novela en nueve


-Todo escrito es político.
cuentos como texto fronterizo: ni aquí

-Subversivo, entonces.
ni allá, ni al norte, ni al sur, a caballo en

medio del río Grande/Bravo.


-Todo escrito es subversivo.
Igual sucede con los personajes que

se han analizado: todos ellos están escin-


-¿Qué dices?

didos, balanceándose, como el Horacio


-Que la comunicación es cabrona. Que el que no
de Rayuela, entre la mismidad de su
se puede comunicar se siente inferior. Que el que
origen y la otredad del migrante. Don
se calla se jode. (Fuentes; 1995: 281)
Leonardo Barroso muere; José Francisco

vive y puede ver sus manuscritos volar:

José Francisco, como Marcuse, cree


como palomas de papel dotadas de un vuelo
que “la dimensión estética conserva propio, no caían al río, notó José Francisco, se

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202. ISSN: 1409-4746

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 8/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

La frontera de cristal: un texto fronterizo 201

iban volando nomás del puente al cielo gringo, Delgadillo Hernández, Roberto (2000). “Violence,

del puente al cielo mexicano, el poema de Ríos, Subalternity, and El Corrido Along the U.S.-

el cuento de Cisneros, el ensayo de Nericio, las Mexico Border”. Mc Nair Journal. Disponible

páginas de Siller, el manuscrito de Cortázar, las en www_mcnair,Berkeley.edu. [12 marzo,

notas de Garay, el diario de Aguilar Melantzon, 2006]

los desiertos de Gardea, los zorzales de Denise

Chavez, los gorriones de Carlos Nicolás Flores, las Fuentes, Carlos (1995). La frontera de cristal. México:

abejas de Rogelio Gómez, los milenios de Cornejo Alfaguara.

y el propio José Francisco ayudando alegremente a


Hicks, Emily (1991). Border Writing. the
los guardias, arrojando manuscritos al aire, al río,
Multidimensional Text. Minneapolis:
a la luna, a las fronteras, convencido de que las
University of Minessota Press.
palabras volarían hasta encontrar su destino, sus

lectores, sus auditores, sus lenguas, sus ojos...


Jagose, Annamarie (1993). “Slash and suture: Post/

colonialism”. En Feminism and the Politics


Vio los brazos en cruz de los manifestantes de
of Difference. Eds Gunew, Sneja & Yeatman,
Ciudad Juárez, cómo se levantaron a pescar al
Anna. Halifax, NS: Fernwood Press. P.p.
vuelo las cuartillas, y José Francisco lanzó un grito

212 – 227
de victoria que rompió para siempre el cristal de la

frontera. .. (Fuentes; 1995: 282)


Marcuse, Herbert (1968). El hombre unidimensional.

Barcelona: Seix Barral.

Mignolo, Walter D. (2000). Local Histories/Global


Bibliografía
Designs . Coloniality, Subaltern Knowledges, and

Anzaldúa, Gloria. (1987). Borderlands: la Nueva Border Thinking. Princeton: Princeton UP.

Mestiza. San Francisco: Aunt Lute Books.


Pérez-Manrique, Ana (2006). Barcelona como fron-

Cavallini, L. y Sanabria, C. (1998). “ La frontera tera lingüística, sexual, espacial y cultural: la

trashumante de los cristales”. En: Fronteras novela española a las puertas del siglo XXI. Tesis

e identidades. Escuela de Estudios Generales, doctoral. Universidad Estatal de Florida.

Universidad de Costa Rica. Pp.183-203. College of Arts and Sciences.

Inter Sedes. Vol. IX. (17-2008) 193-202.. ISSN: 1409-4746

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 9/10
6/6/2019 LA FRONTERA DE CRISTAL: UN TEXTO FRONTERIZO

www.redalyc.org/html/666/66615066014/ 10/10

También podría gustarte