Está en la página 1de 2

PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD

INTRODUCCIÓN
El Estado impone sanciones punitivas en caso se vean vulnerados los derechos de las personas
en general, se sabe bien que todas las personas poseemos derechos así como también estamos
obligados al cumplimiento de deberes, al basarnos en esta argumentación cabe decir que el
Estado es el encargado de brindar el orden para una sociedad pacifica, pero se resalta en que no
siempre se actuara de una forma correcta ya que se puede actuar tanto de una forma imprudente
así como de una forma dolosa dando resultados a la violación de los derechos de los demás.
Aquí viene el principio de oportunidad que es como su mismo nombre lo dice, una oportunidad
para aquel individuo que pudo actuar de una forma dolosa o culposa para que pueda corregir su
equivocación al asumirla de una forma en la que el perjudicado termine siendo beneficiado por
tal error.

¿QUÉ ES EL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD?


Para Butron Baliña, está referido a las facultades y límites de los poderes públicos, a las
facultades de actuación del órgano de la acusación pública en el ámbito del proceso, por tal
motivo no están comprendidos en el principio de oportunidad las distintas manifestaciones de
disponibilidad procesal que pueden corresponder al ofendido o al inculpado.
Chocano Nuñez pone de manifiesto el desacierto que supone la denominación principio de
oportunidad, ya que el fiscal no ejercita la acción penal por razones temporo-espaciales, como
sugiere la denominación, sino por razones de escasa punibilidad.
Es la facultad que tiene el Ministerio Público, como titular de la acción penal pública, para
abstenerse de su ejercicio, o en su caso, para solicitar ante el órgano jurisdiccional el
sobreseimiento de la causa bajo los mismos supuestos. Debiendo para ello existir elementos
probatorios de la comisión del delito y de la vinculación con el imputado, quien debe prestar su
consentimiento para la aplicación del citado principio. Entonces brevemente se puede definir al
principio de oportunidad como la facultad del titular de la acción penal asiste para disponer,
bajo determinadas condiciones, de su ejercicio con independencia de que se haya acreditado la
existencia de un hecho punible contra un autor determinado.
Es un mecanismo de negociación y solución del conflicto penal que permite la culminación del
proceso penal previo acuerdo entre el imputado y el agraviado, (privilegiando el principio de
consenso), con la participación activa del Fiscal, permitiendo a su vez- que el imputado, una vez
satisfecha la reparación civil, sea beneficiado con la abstención de la acción penal por parte del
Fiscal y el agraviado con dicho pago.

FINALIDAD DEL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD


Fortalecer la actuación del Fiscal y promover el uso del Principio de Oportunidad de manera
eficaz y uniforme, a fin de evitar la judicialización de un caso penal.
Con la aplicación del Principio de Oportunidad se logra que ambas partes puedan tener un
acuerdo reparatorio en la que el responsable indemnizara a la persona agraviada por el daño
causado a su persona, para esto el agraviante ha debido reconocer su responsabilidad, ha debido
arrepentirse por tal error y ha debido acogerse a tal principio. Logrando verse absuelto de
cualquier proceso o sanción penal. Se entiende que la finalidad es evitar iniciar un proceso si se
puede dar paso a la conciliación.
CASO PRÁCTICO
Un señor saca su auto de la cochera de su casa y sin percatarse atropella a su menor hijo de dos
años de edad, quien se había quedado dormido al costado de las llantas del vehículo.

¿ES APLICABLE O NO EN ESTE CASO EL PRINCIPIO DE OPORTUNIDAD?


En este caso el principio si sería aplicable, pues el señor ha cometido un delito de lesiones
culposas, el cual atenta contra el cuerpo y la salud de su menor hijo, recalcando que se ha
cometido tal hecho de una forma imprudente, es decir no ha existido intención por parte del
padre de ocasionar tal daño. Entonces otro supuesto que existe para demostrar que si se puede
aplicar tal principio en este caso, es la comprobación de que tal delito solo tiene una pena no
mayor de un año como lo señala El Código Penal, logrando con esto ser aplicable ya que como
se señala en el Código Procesal Penal, para poder acogerse a tal principio se ha debido cometer
un delito de forma culposa o dolosa pero es necesario que tal delito no tenga una pena excedente
de más de cuatro años contra el responsable de tal acción. Y pues analizando finalmente tal caso
se puede entender que el agente también se ve afectado gravemente como consecuencia de su
delito pues es el padre del agraviado.

También podría gustarte