Está en la página 1de 12

CORONA DE LOS LIRIOS Y

TRIDUO A SAN JOSE

1
INICIA EL ROSARIO
Ave María Purísima…Sin pecado concebida
Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos
líbranos Señor Dios nuestro, en el nombre del
Padre, del Hijo, del Espíritu Santo. Amén

Ven espíritu santo, llena los corazones de tus fieles y


enciende en ellos el fuego de tu amor, envía señor tu
espíritu y todo será creado y se renovara la faz de la
tierra. Espíritu santo, fuente de toda luz ilumínanos.

Ven a nuestras almas Buen consolador


Oh espíritu santo Dulce y soberano
Envíanos del cielo Huésped de las almas
De tu luz un rayo. Y suave regalo.

Ven padre de pobres Santísima Luz


Ven de dones franco De todo cristiano
Ven de corazones Lo íntimo del pecho
Lucido reparo. Lleno de amor casto.

ACTO DE CONTRICCION
Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, creador
y redentor mío, por ser vos quien sois y porque os amo
sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de
haberos ofendido propongo firmemente nunca más
pecar; confesarme y cumplir la penitencia, que me fuera
impuesta; os ofrezco mi vida, obras y trabajos, en
satisfacción de todos mis pecados. Confió en vuestra
bondad y misericordia infinita, me los perdonéis por los
méritos de vuestra preciosísima sangre, pasión y
muerte, y me daréis gracia para enmendarme y para
perseverar en vuestro santo servicio hasta el fin de mi
vida. Amén.
2
CREDO
Creo en Dios padre todopoderoso creador del cielo y
de la tierra, creo en Jesucristo su único hijo nuestro
señor que fue concebido por obra y gracia del
espíritu santo, nació de santa maría virgen, padeció
bajo el poder de poncio Pilatos, fue crucificado,
muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al
tercer día, resucito de entre los muertos, subió a los
cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre
todopoderoso desde allí ha de venir a juzgar a vivos
y muertos. Creo en el espíritu santo, la santa iglesia
católica, la comunión de los santos, el perdón de los
pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.
Amén.

Se reza un padrenuestro y Ave María.

V. Abre señor, mis labios


R. y mi boca anunciara tus alabanzas
V. Oh dios ven en mi auxilio
R. Date prisa señor en socorrerme

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como


era en el Principio, ahora y siempre por los siglos de
los siglos Amén.

V. Amado San José


R. Aumenta nuestra fe.

V. Señor San José custodio y protector del corazón


de Jesús y María.
R. Rogad por nosotros que nos recurrimos a vos.

3
MISTERIOS
1. José, esposo de María y padre de Jesús.
2. El nacimiento de Jesús.
3. La circuncisión de Jesús.
4. La Presentación y purificación de Jesús en el
Templo
5. La persecución del rey Herodes.
6. El niño perdido y hallado en el templo.
7. Reconocimiento de Jesús, como hijo de José.

DESPUÉS DE LA CONTEMPLACIÓN DE
CADA MISTERIO SE DICE:

V. Dios te salve José varón justo, padre de la


sagrada familia y custodio de la santa iglesia, San
José esposo de María, padre de Jesús. (7 veces)
R. Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora
de nuestra muerte. Amen. (7 veces)

JACULATORIAS DESPUES DE CADA


MISTERIO

V. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.


R. Como era en el Principio, ahora y siempre por los
siglos de los siglos Amén.

V. Amado San José


R. Aumenta nuestra fe.

V. Señor San José custodio y protector del corazón


de Jesús y María.
R. Rogad por nosotros que nos recurrimos a vos.

4
Concluidos los misterios se reza:

• Se reza el padrenuestro…

V. Dios te salve José varón justo, padre de la


sagrada familia y custodio de la santa iglesia, San
José esposo de María, padre de Jesús. (3 veces)

R. Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora


de nuestra muerte. Amen. (3 veces)

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como


era en el Principio, ahora y siempre por los siglos de
los siglos Amén.

LETANÍAS A SAN JOSE


Señor, ten piedad de Ten piedad de nosotros
nosotros Santísima trinidad que
Cristo, ten piedad de eres un solo Dios
nosotros Ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de Santa María
nosotros Ruega por nosotros
Cristo, óyenos. San José
Cristo, escúchanos Ilustre descendiente de
Padre Celestial que David
eres Dios. Luz de los patriarcas
Ten piedad de nosotros Esposo de la Madre de
Hijo, redentor del Dios
mundo que eres Dios Custodio purísimo de
Ten piedad de nosotros la Virgen,
Espíritu santo que eres Nutricio del Hijo de
Dios Dios
5
Diligente defensor de Honor de la vida
Cristo doméstica
Jefe de la Sagrada Custodio de vírgenes
Familia Sostén de las familias
José justo Consuelo de los
José casto atribulados
José prudente Esperanza de los
José fuerte enfermos
José obediente Patrono de los
José fiel moribundos
Espejo de paciencia Terror de los demonios
Amante de la pobreza Protector de la santa
Modelo de obreros Iglesia

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo


Perdónanos Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
Óyenos, Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo
Ten piedad y misericordia de nosotros

Ruega por nosotros Glorioso Patriarca San José


para que seamos dignos de alcanzar las promesas y
gracias de Nuestro Señor Jesucristo. Amén.

ORACIÓN
Oh Dios que con inefable providencia te dignaste
escoger al bienaventurado José por Esposo de tu
Madre Santísima; concédenos que, pues le
veneramos como protector en la tierra, merezcamos
tenerle como intercesor en los cielos. Oh Dios que
vives y reinas en los siglos de los siglos. Amén.
6
NOVENA A SAN JOSE
Ave María Purísima
Sin pecado concebida
Por la señal † de la Santa Cruz, de nuestros †
enemigos líbranos, † Señor Dios nuestro. En el
nombre del Padre, † del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

ACTO DE CONTRICION
Dulcísimo Jesús, redentor mío a quien debiendo
tantos beneficios, he correspondido con muchos
pecados, de estos me pesa de lo íntimo de mi
corazón, por ser tu tan bueno, mi Dios y Señor. Con
tu gracia propongo no volverte a ofender,
apartándome de todas las ocasiones de pecar, y
espero el perdón de todos ellos por tu preciosísima
sangre. Amen.

ORACION PARA TODOS LOS DIAS


¡Con que confianza, con cuanta satisfacción vengo a
tus pies, José santísimo a implorar tu socorro y
protección en mis necesidades!¡Oh! yo no creo que
no te dignes oír mis ruegos, porque se, por
experiencia que no sabes negar al que con fe te hace
una súplica. Tú, que en el mundo probaste todas las
amarguras de la vida, y que conoces bien las
afecciones del corazón humano, ¿Te harás sordo
cuando algún mortal con la fe y el consuelo que
inspira tu dulce nombre, te invoca y descubra lo
íntimo de su corazón que sufre traspasado por
alguna grande pena? Tu que puedes consolar un
alma afligida,¿ te mostraras indiferente y veras, sin
que se lastime tu eminente caridad, correr las
7
lágrimas de tus devotos sin extender tu benéfica
mano y en jugar su llanto?¿acaso necesitas para
hacernos un beneficio, o darnos el consuelo, de otra
cosa que solo querer?¿Y habrá quien pueda
imaginarse que no habiéndose menester más que tu
voluntad santísima, no quieras acceder a calmar o
remediar del todo nuestras
tribulaciones?¿desconfías tú, que tu hijo santísimo
te niegue lo que le pidiere?¿Sera posible santo mío,
que aquel a quien en el mundo alimentaste y que vio
tu noble frente cubierta de sudor para
proporcionarle su alimento, así como el de su
santísima madre, te desaire cuando vayas a
suplicarle te conceda alguna gracia? Aquel que te
escogió para que le sirvieras de padre y que se
regocijaba cuando le dabas el tierno nombre de hijo.
¿No querrá acceder a tus peticiones? ¡Que! ¿No es el
mismo que en la tierra te obedecía y que tantas
veces tuviste en tus brazos acariciándole
dulcemente…? No es el mismo que desde toda la
eternidad te señalo con su omnipotencia para
esposo de la inmaculada virgen María? Grandes,
muy grandes son estos títulos para que no puedas
con todo lo que quieras y grandes son también las
esperanzas que a mi infunden tan sobrenaturales
prerrogativas posible es, padre mío, que yo te pida
una cosa que no me convenga, y esto es efecto de mi
ignorancia, pero no es posible que me dejes sin
consuelo en mis necesidades, sí, yo no quiero que tu
hagas tu voluntad sino la de Dios; pues si lo que
pido no es a su mayor honra y Gloria y provecho de
mi alma, nada quiero sino en todo tiempo tu
amistad y protección. Si trabajos, si enfermedades y
8
disgustos son los que me convienen en la vida, yo
los recibo con el mayor placer por ser voluntad de
Dios, y solo te pido me alcances su santísima gracia
para sufrir resignado y amarte en el tiempo y en la
eternidad que es el premio que aspiro. Amen.

V. Oh glorioso San José, imagen del padre celestial;


y padre adoptivo de su único hijo
R. Ruega por nosotros

PRIMER DIA
Santísimo san José, aquí me tienes postrado a tus
plantas, y muy confiado en tu patrocinio, siento
nacer en mi pecho una lisonjera esperanza al
invocarte, porque estoy convencido de tu poder y
valimiento con el altísimo; porque sé que son
infalibles tus ruegos unidos con los de tu purísima
esposa María, y porque sé también que tienes gusto
en favorecer a tus devotos. Pues bien, llévame de la
mano hasta el trono de tu santísimo hijo y dile:
“Este que ves aquí me ha invocado, se ha valido de
mí en sus penas, y yo quiero aliviárselas; él no se
levantara de tu presencia ni yo me retirare de este
lugar si haber conseguido lo que deseo para bien
suyo; acuérdate, Hijo mío, de las aflicciones que en
el mundo tuve cuando fuiste servido de encargarme
de tu cuidado y no me niegues lo que solicito” y os
concederá lo que pedís; Santo mío, y yo volveré a
tener la felicidad que pedí, y todos mis días serán de
regocijo, teniendo a ti en mi favor.

Aquí se hace la petición…

9
JACULATORIA
Sírvanos de guía y de luz en nuestra necesidad, la
inagotable bondad del dulcísimo Jesús.
Padre nuestro, Ave María, Gloria.

Sea toda nuestra alegría, sea todo nuestro consuelo,


la medianera del cielo la inmaculada María.
Padre nuestro, Ave María, Gloria.

Se acabaran, bien se ve, nuestras penas y dolores,


teniendo por protectores a Jesús, María y José.
Padre nuestro, Ave María, Gloria.

ORACION FINAL
Ya estoy a los pies del dulcísimo José; ya estoy
postrado ante este felicísimo Patriarca, y así nada
temo; ¿ni que podría temer teniéndolo como
abogado? Vengan las aflicciones, la orfandad, la
enfermedad, la miseria, porque nada temo.
Impávido levantare la cabeza en medio de los
mayores infortunios. Nada, podrán contra mí las
maquinaciones de mis enemigos, porque José es mi
refugio: los lazos que me tiendan, serán destruidos,
la lengua viperina del que injustamente me persiga,
enmudecerá, al ladrón se le frustrara el lazo que me
tienda; el asesino no podrá levantar el brazo para
herirme, y el aire corrupto y la peste no infestara mi
casa. Nadie, nadie podrá dañarme, José ha abierto
los brazos para recibirme y salvarme; José va a
destruir mis malas inclinaciones; José va a ser mi
guía en el camino de las virtudes y José en fin,
rogara a Dios por mí, y yo se seré salvo. Amen

10
BENDITA SEA TU PUREZA
Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea pues
todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza, a ti
celestial Princesa Virgen sagrada María yo te ofrezco
en este noche alma vida y corazón, míranos con
compasión no nos dejes Madre mía y en mi última
agonía dame tu bendición.

FINAL
Ave María Purísima
Sin pecado concebida (3)

Viva Jesús, viva María, viva la gracia, muera el


pecado, que viva Jesús sacramentado, que viva el
patriarca señor san José, señor san Joaquín, señora
santa Ana, a quienes encomendamos nuestro
corazón, cuerpo y alma, ahora y en la hora de
nuestra muerte. Amén.

En el cielo y en la tierra sea por siempre bendito y


alabado, el divino corazón de Jesús sacramentado.

Contigo voy virgen pura y en tu poder voy confiado,


pues yendo de ti amparado mi alma volverá segura.
Dulce Madre no te alejes, tu vista de mí no apartes,
ven conmigo a todas Partes y nunca solo me dejes ,
tú que nos proteges tanto como verdadera Madre
has que nos bendiga el Padre, el Hijo y el Espíritu
Santo. Amén.

V. Amado San José


R. Aumenta nuestra fe.
11
V. Señor San José custodio y protector del corazón
de Jesús y María.
R. Rogad por nosotros que nos recurrimos a vos.

El socorro de Dios este siempre con nosotros. Así


sea.

12

También podría gustarte