Está en la página 1de 2

Deforestación de la Selva Peruana

En la actualidad el Perú sufre de la aniquilación de sus bosques debido a la mala


reglamentación, supervisión y control que genera el estado peruano, que es el
encargado de preservar los recursos naturales de nuestro país, El Perú, como
parte de la cuenca amazónica, posee aproximadamente 740 mil km2 de
bosques. Es el segundo en Sudamérica, y está entre los diez países con mayor
densidad forestal del planeta (FAO, 2015). Sin embargo, la deforestación anual
en 2001 fue de 830 km2 , mientras que en 2014 superó Boletín de la Asociación
de Geógrafos Españoles, 81, 2538, 1–34 2 los 1770 km2 , Según el informe de
Servicio Nacional Forestal y de fauna silvestre hasta el año 2017 el Perú ha
perdido un total de 7.7 millones de hectáreas de bosque natural de los cuales el
60% estuvo concentrado en los departamentos de Ucayali, Madre de Dios,
Huánuco y Loreto. Asimismo, Muñoz (2018) citado por El comercio (2018)
confirmó que el área deforestada en el 2017 fue alrededor de 143000 hectáreas
y se estima que para el 2030 exceda los 3500 km2 (MINAM, 2016). A pesar de
la alta biodiversidad que alberga la Amazonía peruana, los departamentos más
afectados por este fenómeno acumulado y creciente son San Martín (19,42 %),
seguido de Loreto (14,68 %) y Amazonas (12,30 %) (MINAM, 2009; MINAM,
2015a; Llactayo, 2016). Las causas derivan principalmente de factores directos
e indirectos de origen antropogénico (Geist y Lambin, 2002 La cual es causada
por la acción del hombre sobre la naturaleza.
Los bosques desempeñan un papel crucial en la absorción de los gases
invernaderos y que su función es cubrir a las plantas y animales de los rayos
solares durante el día y manteniendo el calor durante la noche, este trastorno
contribuye al cambio de temperaturas extremas que son nocivos para la
biodiversidad de la fauna y flora. Así como también, a la aceleración del cambio
climático que nos afecta también a nosotros. Según López, G. (1983) la
inundación anual del Amazonas había incrementado marcadamente en la ultima
década, esto debido al incremento de escorrentía debido a la deforestación. Por
otro lado Muñoz afirma: “No es rentable para el país sacrificar bosque natural por
agricultura. Lo mismo respecto al petróleo o la minería. No puedo aceptar una
actividad económica que me puede generar más un perjuicio que un beneficio.
No es una cosa que el Estado debiera aceptar".
La deforestación principalmente es causada por las empresas madereras, el
crecimiento urbano, los habitantes de la zona en busca de ampliar sus áreas
agrícolas. Según el diario Gestión. (2019), “las causas principales de la
deforestación son: la minería ilegal, monocultivos, tala ilegal y construcción de
carreteras.” Corroborando esta información SERFOR (20015) indica que la
deforestación se debe al aumento y presión de la población en busca de
alimento, energía, madera y ganancias económicas ilegales.
Para mitigar esta tala indiscriminada de nuestros bosques se planteará 4
tentativas de solución.
1.- La concientización de la población sobre la importancia de los bosques
y el papel que ejercen en el ecosistema y en el clima.
2.- La ejecución de las sanciones por la tala ilegal y no sostenible.
3.- Incentivar a las empresas madereras a la producción sostenible en el
caso de empresas madereras.
4.- En el caso de agricultores, capacitarlos para realizar sembríos
adaptados a la zona que puedan convivir con los árboles sin tener que
talarlos.
5.- La creación de un plan para la siembra de otras empresas a cambio de
impuestos.

En mi punto de vista el eje central de cualquier tipo de preservación de nuestros


recursos es la educación, fomentar a la población a ser responsables y
respetuosos de los bienes que nos brinda nuestro país. La inversión social sería
una estrategia que ayudaría a los sectores comprometidos. Las empresas que
no necesariamente están dedicadas al rubro deben ser incentivadas a aportar
con su entorno en base a sembríos de arboles en las zonas deforestadas.
Por parte de el estado tener cuidadoso control y supervisión del índice de nuevas
plantaciones.