Está en la página 1de 10

Fosas Sépticas

Una fosa séptica es un artilugio para el tratamiento primario de las aguas residuales domésticas. En
ella se realiza la separación y transformación físico-química de la materia orgánica contenida en esas
aguas. Se trata de una forma sencilla y barata de tratar las aguas residuales y está indicada
(preferentemente o en algunos casos exclusivamente) para zonas rurales o residencias situadas en
parajes aislados. Sin embargo, el tratamiento no es tan completo como en una estación depuradora
de aguas residuales.

Su misión es la de garantizar la evacuación de las aguas negras y de alguna forma garantizar que las
aguas fecales no contaminen el terreno.

Las fosas pequeñas pueden tener una sola cámara, pero, en general, es preferible que tengan dos.
Los sólidos contenidos en las aguas vertidas irán al fondo (cienos) y en la superficie flotarán grasas
y espumas.

Hasta un 50 por ciento de los sólidos que se acumulan en el tanque se descomponen; el resto se
acumula como lodo en el fondo y debe ser retirada cada cierto tiempo (cada uno o dos años) y
transportada a un lugar donde pueda ser tratada totalmente.

Las fosas sépticas pueden ser de muchos materiales, tradicionalmente eran simples pozos
excavados en la propia tierra cubiertos de arena y grava, suficientemente alejados de la vivienda
cómo para evitar olores, pero cuyo funcionamiento se basaba en el filtrado del agua al terreno
gracias a una capa arenosa.

Uso

Los usos de fosas sépticas están diseñados para contener los desechos de una vivienda antes de ir
al drenaje. Sólo se permite su uso en localidades rurales o urbano marginales que no cuenten con
la red de alcantarillado que éstas se encuentren alejadas de la localidad, resultando muy costosa su
conexión.

Las aguas residuales que no vayan a un sistema de cloacas, con alcantarillado y posterior
tratamiento municipal, deben ser tratadas en una fosa para que, con el menor flujo del agua, la
parte sólida se pueda depositar liberando la parte líquida. Una vez hecho eso, determinadas
bacterias anaerobias (especie de gusanitos) actúan sobre la materia orgánica de las aguas residuales

descomponiéndose en sus
componentes inorgánicos
(materia inerte), y convirtiendo
parte de los sólidos en materia
soluble en el agua.
Esta descomposición es importante, pues reduce la cantidad de materia orgánica, y en cerca del
40% la demanda biológica de oxígeno que se precisa para este menester, y así el agua puede
devolverse a la naturaleza con menor perjuicio para ella.

El diseño de una Fosa Séptica depende del número de usuarios, la cantidad de agua usada por
individuo, la temperatura promedio anual, la frecuencia de bombeo y las características de las aguas
residuales. El tiempo de retención debe ser de 48 horas para alcanzar un tratamiento moderado.

Tipos de fosas sépticas

Las fosas sépticas pueden ser de muchos materiales, tradicionalmente eran simples pozos
excavados en la propia tierra, los cuales estaban lo suficientemente alejados de la vivienda como
para evitar olores.

Posteriormente las fosas sépticas se comenzaron a realizar de ladrillo enfoscado y posteriormente


de hormigón. Este tipo de fosa séptica siguen estando vigentes y suelen dar buen resultado, aunque
su construcción es más complicada que otros sistemas más económicos y flexibles como las fosas
de fibra de vidrio o PVC que se presentan en varias formas y tamaños, son más livianas y, por lo
tanto, más fáciles de transportar.

Este último grupo de fosas sépticas, son las que denominamos prefabricadas y hay una amplia
variedad de tipos y tamaños en el mercado.

Existen tres tipos principales de fosas sépticas para el tratamiento de aguas negras en sistemas
individuales:

 Fosas sépticas de concreto, estas son las más comunes. Los tanques sépticos de concreto
son herméticos y resistentes y son el recipiente preferido ideal para el almacenamiento y
tratamiento séptico en el sitio.

Los tanques sépticos de hormigón son muy resistentes, pero para instalar uno se necesita acceso
para una grúa montada en un camión.

El hecho de que el concreto sea un material poroso no significa que el agua pueda fluir
fácilmente a través de él. Hay una diferencia entre porosidad y permeabilidad. La porosidad es
una medida de la proporción del volumen total de hormigón ocupado por poros, mientras que
la permeabilidad se refiere al flujo de algo (en este caso, agua) a través del hormigón bajo un
diferencial de presión. El hecho es que no hay flujo de agua a través del concreto de buena
calidad.

Beneficios de un tanque séptico de hormigón

Los tanques de hormigón son muy pesados y, si bien algunos podrían considerarlo algo negativo,
creemos que es una de las mayores ventajas con respecto a otros materiales. Un tanque séptico
de hormigón resiste las fuerzas de flotación mejor que otros materiales más livianos.
El polietileno de alta densidad (HDPE) tiene un peso específica de 0.97 frente a 2.50 del
hormigón armado. Los anclajes de estructuras hechas de materiales más flotantes necesitan
una preparación adicional en el lugar de instalación que puede requerir mucha mano de obra y
tiempo para el anclaje. Debes tener esto en cuenta al elegir un tanque séptico para tu casa.
Además, estas fosas pueden bombearse vacíos sin temor a colapsar.

 Fosas sépticas prefabricadas

Una fosa séptica prefabricada es ideal para casas pequeñas, segundas residencias y fincas en
zonas rurales sin conexión al alcantarillado en las que se generan pocas aguas residuales o sólo
de forma esporádica. También suponen una solución provisional hasta que se disponga de la
conexión al alcantarillado general.

De una sola unidad, las fosas sépticas prefabricadas son livianas y fáciles de transportar y
montar. Estas unidades para el tratamiento del agua residual doméstica se fabrican en multitud
de tamaños y formas. Según el material, pueden ser:

 fibra de vidrio: están hechas en forma de “cebolla”, cada vez se usan más ya que son
fácil de llevar a los lugares de acceso difícil.
 fosas sépticas de plástico/polietileno de alta densidad (PEAD/HDPE): son más
resistentes a la oxidación y a los procesos químicos naturales que suceden dentro de
un tanque séptico. Sin embargo, su peso más ligero las hace más susceptibles al daño
estructural e incluso a moverse dentro del terreno durante períodos de suelo
húmedo. Se necesita una instalación cuidadosa para garantizar que el tanque sufra
ningún daño. Hay de diferentes tamaños y diferentes figuras.

Las fosas sépticas prefabricadas son pequeñas instalaciones de depuración de aguas residuales
adecuadas para poblaciones de hasta 50 habitantes equivalentes. Algunas fosas sépticas
prefabricadas disponen de cubierta telescópica para facilitar la inspección de la cámara séptica.

Todas las fosas deben ser herméticas para evitar que el agua entre o salga del sistema.
 Fosas sépticas horizontales

 Fosa séptica compacta

Las fosas sépticas compactas están fabricadas de polietileno de alta densidad (PEAD/HDPE) y
disponen de un filtro biológico aeróbico, lo que las hace aptas para el tratamiento de aguas
residuales.

 Fosa séptica de acumulación

Una fosa séptica de acumulación es un recinto estanco y cerrado de polietileno, hormigón, etc., que
recibe las aguas residuales para su posterior retirada periódica por un gestor autorizado. No se
produce ninguna situación de vertido por lo que no es necesaria ninguna autorización.

Diferencia fosa séptica y pozo negro

Aunque una fosa séptica y un pozo negro comparten características comunes, cada uno de ellos
hace referencia a una manera distinta de tratar las aguas residuales. El pozo negro es una sencilla
excavación practicada en el terreno donde van a parar las aguas de desecho sin tratamiento previo
alguno, lo que supone un grave riesgo para la salud y el medio ambiente. En el caso de las fosas
sépticas, la mayor parte de la materia orgánica es eliminada antes de que el agua sea devuelta al
terreno. En la actualidad, los pozos negros están prohibidos en la mayoría de países civilizados.
Ubicación

Es muy importante instalar la fosa séptica en un lugar conveniente, ya que su ubicación condiciona
la salubridad de la vivienda y cualquier fuga puede convertirse en un problema de difícil solución.

1- Examinar bien el terreno donde va a instalase la fosa séptica, confirmar su resistencia y


asegurarse de que no presenta defectos que puedan causar hundimientos.
2- Debe haber una distancia de más de 3 metros entre las fosas y los caminos transitados por
vehículos.
3- No colocar la fosa séptica cerca de cauces de ríos o arroyos.
4- Si es posible situar la fosa séptica en el lugar más bajo de la parcela.
5- Procurar que exista un acceso para que un vehículo pesado pueda proceder al limpiado de
la fosa.

La elección de una fosa séptica se basa en cuatro parámetros básicos:

 1-Número de usuarios a los que da servicio la fosa


 2-Nivel de contaminación de las aguas residuales
 3-Uso del edificio
 4-Grado de exigencia de la depuración de las aguas negras

En base a estos parámetros elegimos entre un tipo de fosa u otra. A mayor número de usuarios
necesitaremos una fosa de mayores dimensiones y según el nivel de contaminación de las aguas
(uso del edificio) optaremos por un tipo de fosa u otro.

Las fosas sépticas se dividen en compartimentos, que pueden ser más o menos complejos
dependiendo del tipo de fosa. En principio el mínimo de compartimentos es dos: un decantador y
un digestor. En el decantador se produce la separación de la materia orgánica de las aguas residuales
y en el segundo compartimento se produce la descomposición de la materia orgánica y posterior
depuración del agua.
En el caso de necesitar una mayor depuración de
las aguas recurriremos a un tercer
compartimento donde podemos incluir agentes
biológicos que ayuden a la descomposición
bioquímica de la materia orgánica, logrando así
una mejor depuración de las aguas.
El sistema de saneamiento con una fosa séptica.
Las fosas sépticas forman parte de un sistema mucho más complejo dentro del edificio. El sistema
de saneamiento con una fosa séptica debe incluir además de la propia fosa y las tuberías de
conexión, un pozo drenante que vierta el agua desde la fosa al propio terreno. (En fosas sépticas
complejas o en las realizadas in situ dicho pozo puede venir incluido en el propio elemento).

Este pozo no es más que un sistema drenante que absorbe el agua procedente de la fosa y la filtra
al terreno, para ello utilizamos arena y tenemos que asegurar que el nivel de filtrado del terreno es
suficientemente alto, ya que de lo contrario nos podemos encontrar con encharcamientos en la
zona del pozo.

VENTAJAS DE LA FOSA SÉPTICA

 Es un método simple, seguro, conveniente y satisfactorio para la disposición de aguas


residuales.
 El mantenimiento es sencillo, al igual que su construcción; el costo es relativamente
económico y ofrece la seguridad de un buen tratamiento.
 Lo mejor de este sistema, es que los desechos de orina y excretas, agua de lavado, aguas
negras y cocina, se pueden introducir a la fosa séptica.
 Esta retendrá en su interior estos desechos hasta transformar el agua negra en agua de
color gris, la cual pasa directamente al manto freático y lo más importante, contamina
menos que defecar al aire libre.

Pasos para construir una fosa séptica de concreto

 UBICACIÓN, LIMPIEZA DEL TERRENO Y EXCAVACION: De acuerdo al número de usuarios, ver


en la siguiente tabla las medidas que se requieren de largo, ancho y profundidad. El tiempo
de excavación depende en gran medida del clima y sobre todo del tiempo en horas de
trabajo. Medidas requeridas para la excavación del foso:

Una vez que se comience a escarbar, es necesario sumarles a las medidas 40 centímetros más, es
decir, se suman los 40 centímetros (ancho del block) al largo y ancho, y esta serán las medidas de la
fosa.

 Colocación de los blocks, acabado interno y desnivel


 Acabado interno
 Realización del desnivel en el sedimentador: en la parte interna del sedimentador se realiza
un desnivel. Este sirve para la acumulación de las partículas de mayor peso. Es un ligera
pendiente con una altura de 6 cm a partir del decantador y va disminuyendo hasta llegar a
cero.
 Colocación de tubos y codos
 Elaboración de las losas
 Colocación y sellado de las losas
 Realización y colocación del filtro
 Relleno de los costados de la fosa séptica
 Muros protectores
Pasos para instalar una fosa séptica prefabricada

Recomendaciones previas a su instalación

La fosa séptica debe estar a (distancias sugeridas):

 5 metros de distancia de edificios o predios circundantes.

 15 metros de cualquier corriente de agua.

 30 metros de pozos de agua.


 60 metros de embalses o cuerpos de agua usados como fuentes de abastecimiento.
No se recomienda instalar la fosa séptica en lugares pantanosos o en donde el nivel del
agua subterránea sea igual a la mitad de la altura de la fosa. Su uso está recomenda-
do para lugares donde no hay redes de drenajes o acueductos, sistemas de recolección o
tratamiento de aguas residuales.
Se recomienda instalar una caja de registro antes de la entrada de la fosa séptica. Si las
aguas residuales provienes de lavaplatos, pilas o sitios que descarguen grasas, como por
ejemplo, en el caso de restaurantes, escuelas y otros donde es importante instalar una
Trampa de Grasa Durman.

Es importante evitar que las descargas de agua que lleguen a las fosas sépticas contengan:
Agua de lluvia • Sustancias tóxicas • Sustancias químicas

Especificaciones de producto
Tabla de especificaciones técnicas

Instalación

1.Ponga la fosa séptica en el agujero con cuidado de no tocar los bordes del mismo, procuran-
do que la fosa quede “centrada” en el sitio. Si puede usar un polín o viga de apoyo es mejor.

2.La conexión de entrada debe ir en dirección hacia donde provienen las descargas de la casa.

3.Conecte la tubería de 4” de diámetro directamente en la campana del tubo de conexión y pé-


guela con pegamento Durman para esta operación.

4.Llene la fosa séptica con agua hasta la altura de los tubos de entrada y salida antes de colo-
car el relleno en el agujero.

5.Proceda a colocar el relleno del agujero con material selecto, compactando este relleno cada
20 cm hasta llevar el mismo a la altura de las conexiones por cada cinco partes de arena,
agregando agua en cantidad moderada en cada paso ( ver guía de excavación, página 4: Talud
o Muro).

6.Construya un brocal para evitar que el agua de la escorentilla o las aguas de lluvia inunden el
agujero.

7.Coloque sobre el agujero una plantilla de panel “W” la cual debe descansar sobre el suelo fir-
me. La plantilla debe descansar sobre vigas de madera guardando entre sí un espacio de 20
cm.

8.Esta plantilla deberá de tener un agujero de 20 pulgadas para colocar la tapadera del brocal,
la que se deberá levantar cuando se realice el mantenimiento.

9.Coloque la tapa de registro del brocal.

Campo de infiltración y pozo de absorción

 Las Aguas provenientes del efluente de la fosa se canalizan inicialmente hacia un cam-
po de infiltración y luego hacia un pozo de absorción.

 Las tuberías conectadas a la fosa séptica deben tener una pendiente comprendida en-
tre el 1% y el 2%
Campo de infiltración
Es un sistema de tuberías perforadas que se sitúa a continuación de la fosa, este sis-
tema descansa sobre un campo previamente preparado con material selecto y grava.
La función de este es precolar las aguas provenientes del efluente de la fosa y servir
para realizar el proceso de oxidación aeróbica.
El sistema se cubre con tierra negra la cual se puede aprovechar para colocar engra-
mados o plantas con raíces poco profundas

Pozo de infiltración
Es el sitio final donde las aguas del campo de infiltración drenan y se conecta al siste-
ma de la tubería del campo de infiltración. Las medidas sugeridas son:
Diámetro sugerido: 90 cm.
Profundidad sugerida:8 a 12 m.