Está en la página 1de 2

El rábano pertenece a la familia de las Crucíferas.

En ella se engloban 380 géneros y


unas 3.000 especies propias de regiones templadas o frías del hemisferio norte. En las
crucíferas también se incluyen verduras como las coles y los berros. La importancia de
esta familia de hortalizas reside en que contienen unos compuestos de azufre,
considerados como potentes antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades. Se
conoce la existencia de seis especies de rábano, pero tan sólo se cultiva el conocido con
el nombre científico de Raphanus sativus. El rábano pertenece a la familia de las
Crucíferas. En ella se engloban 380 géneros y unas 3.000 especies propias de regiones
templadas o frías del hemisferio norte. En las crucíferas también se incluyen verduras
como las coles y los berros. La importancia de esta familia de hortalizas reside en que
contienen unos compuestos de azufre, considerados como potentes antioxidantes que
ayudan a prevenir enfermedades. Se conoce la existencia de seis especies de rábano,
pero tan sólo se cultiva el conocido con el nombre científico de Raphanus sativus. El
rábano pertenece a la familia de las Crucíferas. En ella se engloban 380 géneros y unas
3.000 especies propias de regiones templadas o frías del hemisferio norte. En las
crucíferas también se incluyen verduras como las coles y los berros. La importancia de
esta familia de hortalizas reside en que contienen unos compuestos de azufre,
considerados como potentes antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades. Se
conoce la existencia de seis especies de rábano, pero tan sólo se cultiva el conocido con
el nombre científico de Raphanus sativus. El rábano pertenece a la familia de las
Crucíferas. En ella se engloban 380 géneros y unas 3.000 especies propias de regiones
templadas o frías del hemisferio norte. En las crucíferas también se incluyen verduras
como las coles y los berros. La importancia de esta familia de hortalizas reside en que
contienen unos compuestos de azufre, considerados como potentes antioxidantes que
ayudan a prevenir enfermedades. Se conoce la existencia de seis especies de rábano,
pero tan sólo se cultiva el conocido con el nombre científico de Raphanus sativus. El
rábano pertenece a la familia de las Crucíferas. En ella se engloban 380 géneros y unas
3.000 especies propias de regiones templadas o frías del hemisferio norte. En las
crucíferas también se incluyen verduras como las coles y los berros. La importancia de
esta familia de hortalizas reside en que contienen unos compuestos de azufre,
considerados como potentes antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades. Se
conoce la existencia de seis especies de rábano, pero tan sólo se cultiva el conocido con
el nombre científico de Raphanus sativus. El rábano pertenece a la familia de las
Crucíferas. En ella se engloban 380 géneros y unas 3.000 especies propias de regiones
templadas o frías del hemisferio norte. En las crucíferas también se incluyen verduras
como las coles y los berros. La importancia de esta familia de hortalizas reside en que
contienen unos compuestos de azufre, considerados como potentes antioxidantes que
ayudan a prevenir enfermedades. Se conoce la existencia de seis especies de rábano,
pero tan sólo se cultiva el conocido con el nombre científico de Raphanus sativus. El
rábano pertenece a la familia de las Crucíferas. En ella se engloban 380 géneros y unas
3.000 especies propias de regiones templadas o frías del hemisferio norte. En las
crucíferas también se incluyen verduras como las coles y los berros. La importancia de
esta familia de hortalizas reside en que contienen unos compuestos de azufre,
considerados como potentes antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades. Se
conoce la existencia de seis especies de rábano, pero tan sólo se cultiva el conocido con
el nombre científico de Raphanus sativus. El rábano pertenece a la familia de las
Crucíferas. En ella se engloban 380 géneros y unas 3.000 especies propias de regiones
templadas o frías del hemisferio norte. En las crucíferas también se incluyen verduras
como las coles y los berros. La importancia de esta familia de hortalizas reside en que
contienen unos compuestos de azufre, considerados como potentes antioxidantes que
ayudan a prevenir enfermedades. Se conoce la existencia de seis especies de rábano,
pero tan sólo se cultiva el conocido con el nombre científico de Raphanus sativus. El
rábano pertenece a la familia de las Crucíferas. En ella se engloban 380 géneros y unas
3.000 especies propias de regiones templadas o frías del hemisferio norte. En las
crucíferas también se incluyen verduras como las coles y los berros. La importancia de
esta familia de hortalizas reside en que contienen unos compuestos de azufre,
considerados como potentes antioxidantes que ayudan a prevenir enfermedades. Se
conoce la existencia de seis especies de rábano, pero tan sólo se cultiva el conocido con
el nombre científico de Raphanus sativus.