Está en la página 1de 6

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIA POLITICA

ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

Asignatura: Derecho Comercial

VII ciclo – Semestre 2019-1

Lima, Perú
2019
Compara la importancia de los principios y reglas básicas de la ley de
sociedades, y la sociedad anónima, a través de un resumen con rigor
científico, mostrando aprendizaje colaborativo, en justicia de paz social.
La nueva ley general de sociedades, vigente a partir del 01 de enero de 1998, promulgada el
05 de diciembre de 1997 y publicada en el Diario oficial el peruano el 09 de diciembre de
1997 – constituye un instrumento legal que norma y regula la constitución y funcionamiento,
así como su disolución y liquidación entre otros aspectos de toda sociedad empresarial en
nuestro país (sociedades anónimas, sociedades comerciales de responsabilidad limitada,
sociedades civiles, sociedades en comandita y sociedades colectivas). También regula el
procedimiento de emisión de obligaciones, transformación, fusión, escisión y liquidación de
sociedades, sucursales, contratos de asociación en participación y consorcios. La nueva ley
general de sociedades es un instrumento legal que proporciona las pautas jurídicas o legales
para el funcionamiento regular de aquellas empresas que se constituyen como sociedad, con
la finalidad de evitar infracciones o sanciones con relación a su funcionamiento. Si no
existiera una norma que regule el funcionamiento de las sociedades, éstas, existirían en una
situación de desorden y sería objeto de diversas dificultades en la parte administrativa y su
propio desenvolvimiento generándose un caos societario empresarial. Mediante el presente
trabajo se definirán los aspectos teóricos más importantes referentes a la transformación de
sociedades explicándolas partes que la constituyen, determinando y comparando las ventajas
y limitaciones, y describiendo su proceso, desde la concepción de los accionistas hasta la
integración de las actividades de las compañías transformadas.

Importancia

La nueva ley general de sociedades es un instrumento legal que proporciona las pautas
jurídicas o legales para el funcionamiento regular de aquellas empresas que se constituyen
como sociedad, con la finalidad de evitar infracciones o sanciones con relación a su
funcionamiento. Si no existiera una norma que regule el funcionamiento de

Las sociedades, estas, existirían en una situación de desorden y sería objeto de diversas
dificultades en la parte administrativa y su propio desenvolvimiento generándose un caos
societario empresarial.
REGLAS ALICABLES A TODAS LAS SOCIEDADES

La sociedad se constituye cuando menos por dos socios, que puedan ser personas naturales
o jurídicas. Si la sociedad pierde la pluralidad mínima de socios y ella no se reconstituye en
un plazo de seis meses, se disuelve de pleno derecho al término de ese plazo.

No es exigible pluralidad de socios cuando el único socio es el estado o en otros casos


señalados expresamente por ley.

El Perú cuenta en la actualidad con una importante norma que consagra los lineamientos
jurídicos de las sociedades, la Ley Nº 26887 -Ley General de Sociedades-, vigente desde el
año 1998, y con algunas modificaciones, es un conglomerado de reglas jurídicas que forman
parte del ordenamiento comercial buscando como fin mediato un comportamiento formal y
adecuado de las diversas formas societarias.

La Nueva Ley General de Sociedades -en adelante LGS- a diferencia de la anterior Ley de
Sociedades Mercantiles, consagra importantes y novísimos institutos y reglas para un mejor
manejo societario. Las principales reglas que son las estructura básica de todas las formas
societarias reguladas en la Ley 26887, se encuentran en el Libro Primero (artículos del 1º al
49º), los que serán materia de comentarios en el presente trabajo.

ÁMBITO DE APLICACIÓN DE LA LEY

La LGS señala que toda sociedad debe adoptar alguna de las formas previstas en la citada

Norma. Las sociedades sujetas a un régimen legal especial son reguladas supletoriamente por
las disposiciones de la presente ley. La comunidad de bienes, en cualquiera de sus formas, se
regula por las disposiciones pertinentes del Código Civil

LA SOCIEDAD

Según la LGS la sociedad se encuentra constituida por aportes de bienes o servicios para el
ejercicio en común de actividades económicas que realizarán los socios. La LGS no refiere
una definición expresa de "sociedad", sin embargo, debemos señalar que la sociedad debe
distinguirse entre el acto constitutivo que la crea de la organización implícita que surge de la
misma; en ese contexto, la sociedad resulta ser un contrato con prestaciones plurilaterales
autónomas, es decir, cada una de las partes (socios) que interviene en la creación de la
sociedad se obliga a determinada prestación (dar o hacer) que no es otra cosa que los aportes
societarios, pero a su vez, estas obligaciones no son frente a cada uno de los socios sino son
autónomas, hacia el nuevo ente que se crea (la sociedad), por lo que si uno de los socios
incumple su obligación los demás socios no podrán resolver el contrato.

FORMAS SOCIETARIAS REGULADAS EN LA LGS

La LGS, integra en su contenido el desarrollo de los caracteres relevantes de cada una de las
formas societarias que se encuentran vigentes en el Perú: La Sociedad Anónima en sus tres
modalidades: Sociedad Anónima, Anónima Cerrada y Sociedad Anónima Abierta), La
Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada, La Sociedad Colectiva, La Sociedad en
Comandita (en sus dos modalidades: Sociedad en Comandita por Acciones y Sociedad en
Comandita Simple) y la Sociedad Civil (en sus dos modalidades: Sociedad Civil Ordinaria y
Sociedad Civil de Responsabilidad Limitada).
CONCLUSIONES

El Perú cuenta en la actualidad con una importante norma que consagra los lineamientos
jurídicos de las sociedades, la Ley Nº 26887 -Ley General de Sociedades-, vigente desde el
año 1998, y con algunas modificaciones, es un conglomerado de reglas jurídicas que forman
parte del ordenamiento comercial buscando como fin mediato un comportamiento formal y
adecuado de las diversas formas societarias. Las reglas Aplicables a todas las sociedades.
La sociedad se constituye cuando menos por dos socios, que pueden ser personas naturales o
jurídicas. Si la sociedad pierde la pluralidad mínima de socios y ella no se reconstituye en un
plazo de seis meses, se disuelve de pleno derecho al término de ese plazo. No es exigible
pluralidad de socios cuando el único socio es el Estado o en otros casos señalados
expresamente.
En la constitución simultánea son fundadores aquellos que otorguen la escritura pública de
constitución y suscriban todas las acciones. En la constitución por oferta a terceros son
fundadores quienes suscriben el programa de fundación. También son fundadores las
personas por cuya cuenta se hubiese actuado en la forma indicada en este artículo
Independientemente de su calidad de accionistas, los fundadores pueden reservarse derechos
especiales de diverso contenido económico, los que deben constar en el estatuto. Cuando se
trate de participación en las utilidades o de cualquier derecho sobre éstas, los beneficios no
pueden exceder, en conjunto, de la décima parte de la utilidad distribuible anual que aparezca
delos estados financieros de los primeros cinco años, en un período máximo de diez años
contados a partir del ejercicio siguiente a la constitución de la sociedad.
Referencias Bibliográficas

Elías laroza, .Enrique (2000). Derecho Societario Peruano. La Ley General de Sociedades
del Perú. Editora Normas Legales, Trujillo 2000.
Elías laroza, Enrique (2001). Derecho Societario Peruano. La Ley General de Sociedades del
Perú. Editora Normas Legales, Trujillo 2001.
Medina, J. (2013). Derecho comercial. 5a. ed. Bogotá: TEMIS.
Merchán, M. (2015). Derecho Comercial I. Fondo editorial ULADECH Católica.