Está en la página 1de 10

CAPÍTULO 3

LA NATURALEZA DIVINA DE CRISTO


El hecho de que Jesucristo es Dios significa que es absolutamente igual al Padre
en su ser. El no es solamente un "hombre- Dios”, sino Dios mismo.

3.1. LA IMPORTANCIA DE SU NATURALEZA DIVINA


La doctrina de la deidad de Cristo es una pieza clave en la soteriología. Si
Jesucristo no es Dios en el pleno sentido de la palabra, entonces su redención no
es total, eterna y segura.

3.2. SUS NOMBRES


1. DIOS

Juan 1:1: La segunda persona de la trinidad es llamada "Dios”. "Dios” en este


versículo significa no solamente "divino” o "un Dios”, como p.ej. los
Testigos de Jehová nos quieren hacer creer. La palabra "Dios” (gr.
Theós) no tiene articulo porque es el predicado de este versículo. La
palabra "Dios” aparece muchas veces en el NT sin artículo y se
refiere sin embargo a Dios en el pleno sentido de la palabra.

Juan 1:18 En algunos de los mejores manuscritos del NT (Sinaítico, Alejandrino,


Vaticano), la frase dice: "el unigénito Dios”.

Juan 5:18: Jesucristo se equipara con Dios.

Juan 20: 28: Tomás le llama Señor y Dios y Jesucristo acepta los dos títulos.

Romanos 9:5: Jesucristo es llamado Dios sobre todas las cosas. Aquí no se trata de
una exclamación que se refiere a Dios el Padre, como por ejemplo los
testigos de Jehová lo interpretan ("el cual es sobre todas las cosas,
¡bendito sea Dios por los siglos!”). La razón tiene que ver con la
estructura gramatical. En la LXX, los libros apócrifos y en todo el NT,
en todas las exclamaciones y bendici- ones el predicado siempre se
sitúa ante el subjeto: "eulogetós ho Theós”, nunca detrás como en
nuestro texto: "ho Theós eulogetós”.

Filipenses 2:6: Clara equiparación de Jesucristo con Dios.


Jesucristo antes de venir a la tierra existió en forma de Dios, es decir:
el era plenamente Dios tanto en cuanto a su esencia como en cuanto
a sus perfecciones.

Jesucristo es igual a Dios.

Tito 2:13: Jesucristo es nuestro Dios y Salvador. Cuando dos sujetos


gramaticales son unidos por "kai” (gr.: y) y la primera palabra tiene el
articulo y la segunda palabra no lo tiene, entonces se refieren a la
misma cosa. Por lo tanto "gran Dios” y "Salvador” se refieren los dos
a Jesucristo.

Hebreos 1:8: Una clara referencia a la deidad de Cristo. El es llamado "Dios".

1 Juan 5:20: Jesucristo es el verdadero Dios. Que esta afirmación se refiere a


Jesucristo queda claro por varias razones:

Jesucristo es el subjeto en el contexto inmediato y a través de toda la


epístola. Juan quiere demostrar, quien Jesucristo es.

La palabra "el verdadero", que precede, es intercambiable con la


expresión "el verdadero Dios."

"Cristo" (gr.: Christós) es el antecedente natural de "este" (gr.: hoútos)


como subjeto más cercano y prominente.

2. HIJO DE DIOS

(véase el párrafo sobre la pre-existencia de Cristo l.E.2.

Mateo 16:16; 26:61-64a

Juan 5:18: Dice claramente que la expresión "Hijo de Dios" significa una
equiparación con Dios.

3. SEÑOR

Mateo 22:43-45

Uno de los argumentos más importantes para la divinidad de Cristo es el hecho de


que en todo el NT Jesucristo es llamado "Señor", "el Señor" o "nuestro Señor". La
palabra griega Kyrios significa "dueño", o "él que tiene la autoridad de un dueño”.
Al mismo tiempo es un título de respeto, como el uso de la palabra en castellano
indica.

a. A Jesucristo se le llama "Señor" con la misma constancia que llamaron "Señor"


a Dios en el AT. Los judíos estaban acostumbrados al uso de la palabra en este
sentido. Jesucristo por lo tanto es "Señor" a los cristianos, como lo era para los
judíos esta palabra en referencia a Dios.

Ningún personaje del AT o NT es constantemente llamado "Señor".

b. Pero la palabra "Señor" no solamente es un título de honor y respeto. En 1


Timoteo 6:15, Jesucristo también es llamado "Señor de señores". Solamente por
el Espíritu Santo podemos llamarle "Señor" (1 Corintios 12:3). Si Jesucristo
solamente fuese "señor” en el sentido normal que un ser creado ejerce autoridad
sobre otro ser creado, entonces no seria necesaria una iluminación especial por el
Espíritu Santo.

c. Jesucristo también es llamado "Señor" en sustitución de la palabra "Yawé" o


"adonai". La palabra

"kyrios" es usada constantemente en la LXX con referencia a "Yawé". La razón se


encuentra en el uso de la palabra "adonai" donde el hebreo pone en realidad
"Yawé”. Algunas referencias bíblicas de este uso:

Lucas 1:76: Habla del hecho de que Juan es el precursor de Cristo. Pero en
Malaquías 3:1 la palabra para "Señor” es "Yawé”.

Romanos 10:13: cita Joel 2:32 donde se habla de Yawé. En el pasaje del NT el
versículo se refiere a Jesucristo y la palabra es "Señor”.

Romanos 14:10.11: en comparación con Isaías 45:23 usa las mismas palabras:

"Señor” en el NT y "Yawé” en el AT.

4. REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES

Apocalipsis 19:16 (véase arriba 3 b.)

5. LOGOS

Este título no hay que tomarlo necesariamente en el sentido filosófico de los


griegos. En el AT, la Palabra de Dios es representada como Dios mismo en
algunos versículos:

Salmo 33:6 La Palabra creó los cielos y la tierra.


Salmo 119:89 La Palabra vive eternamente en el cielo.

Salmo 107:20 Dios mandó su Palabra para sanar.

Isaías 40:8 La Palabra es eterna.

3.3. SUS ATRIBUTOS


1. Omnipotencia

Mateo 28:18: Jesucristo tiene toda la autoridad en el cielo y en la tierra.

2. Omnisciencia

Juan 1:48: Jesucristo sabia que Natanael estaba debajo de la higuera.

Juan 2:25: El sabe lo que hay en el corazón humano.

Juan 4:18.39: El contó a la mujer samaritana todo su pasado.

Juan 16:30: Sus discípulos reconocen su omnisciencia.

Juan 21:17: Pedro testifica que Jesucristo sabe todas las cosas.

Además Jesucristo predice en numerosos pasajes su muerte y


resurrección: Mateo 16:21: 17:22: 20:18.19; 26:1.2 etc.)

3. Omnipresencia

Mateo 28:20: Jesucristo promete estar con sus discípulos todos los días. Aunque
la naturaleza humana está ubicada en los cielos, según su naturaleza divina
Jesucristo es omnipresente. Los siguientes versículos nos enseñan que Jesucristo
mora en la vida de un creyente. Esta doctrina exige y presupone su
omnipresencia:

Juan 14:23

Efesios 3:17

Colosenses 1:27

4. Vida

Toda la creación - los hombres, los animales y las plantas - están vivos porque
recibieron la vida. Cristo es distinto. El tiene vida en si mismo. No es vida que le
fue otorgada. Cristo es vida

Juan 1:4
Juan 14:6

Comparando esto con Salmo 36:7.9 y Jeremías 2:13 nos damos cuenta que es un
atributo que pertenece solamente a Dios.

5. Verdad

Juan 14:6: Ningún ser humano puede decir de si mismo que no sólamente posee
la verdad~ pero que es la verdad.

6. Inmutabilidad

Hebreos 13:8: Es un atributo típico de Dios que en este versículo es aplicado al


Hijo. No hay cambio en la naturaleza divina de Cristo.

7. Eternidad

Juan 1:1: La palabra "era” (gr.: een) indica una existencia contínua en el pasado.

Hebreos 1:11.12: Salmo 102:25-27 es aplicado a Cristo. Es un salmo que expresa


la eternidad de Dios.

3.4. SUS OBRAS


1. Creador

Juan 1:3: El versículo nos enseña que todas las cosas fueron creadas por
Jesucristo.

Colosenses 1:16: Enseña que Cristo es el Creador de la tierra, de los cielos y de


los seres invisibles.

2. La naturaleza de sus promesas

Cristo da a su pueblo promesas que solamente Dios puede dar.

Marcos 2:5.10: El promete el perdón de los pecados.

Juan 16:7: El promete que enviará al Espíritu Santo.

Mateo 28:20: El promete su presencia con los discípulos irespectivamente del


lugar donde se encuentran.

Juan 11:25: El promete la vida eterna a los que creen en El.

3. El sostiene la Creación
Colosenses 1:17: Jesucristo no solamente creó el universo, sino también lo
mantiene en su existencia. Esto implica que Jesucristo es responsable de las
"leyes naturales”,que no son leyes aparte de una intervención directa divina y que
en cualquier momento puede también obrar dejando estos leyes al lado, lo que
llamamos un "milagro”.

4. El perdona pecados

Lucas 7:48: Solamente Dios tiene el poder de perdonar pecados (Isaías 43:25).

Marcos 2:5.10: Véase arriba.

5. El Levanta a los muertos

Juan 11:43.44: Con este milagro, Cristo demuestra que el es el autor y


sustentador de la vida humana.

6. El juzga

Juan 5:27: Solamente Dios puede juzgar.

7. El envía al Espíritu Santo

Juan 15:26: El enviar una persona divina solamente puede ser efectuado por otra
persona divina.

8. Su autoridad como maestro

Jesucristo habló de si mismo como "la verdad” (Juan 14:6).

Jesucristo enseñaba con autoridad. El nunca dijo: "Así dice el Señor”, como los
profetas del AT solían hacerlo.

El nunca buscaba otras autoridades para apoyar sus posturas, como los maestros
de los israelitas solían hacerlo.

El dijo de sus palabras que serían eternas (Mateo 24:35).

3.5. LA ADORACIÓN QUE RECIBE


1. Los angeles le adoran

Hebreos 1:6: Un pasaje que originalmente se refiere a Yawé.

2. Los hombres le adoran


Mateo 2:2.11: Los magos que vinieron del oriente también le adoraron. La palabra
en este caso y en los versículos siguientes es proskynéoo: "adorar arrodillandose
delante de alguien”.

Mateo 8:2:

Mateo 14:33: Jesucristo nunca rechazó la adoración que recibió de parte de los
seres humanos como Pedro lo hizo en una ocasión (Hechos 10:25) y también los
ángeles (Apocalipsis 19:10)

3. Todos los seres vivos le adorarán

Filipenses 2:10 Este versículo se refiere a Isaías 45:23 y allí se refiere a Yawé.
Algún día todos los seres creados le van a adorar a Jesucristo.

3.6. EL TESTIMONIO DE LOS SALMOS Y LOS PROFETAS


Después de haber estudiado la importancia de la persona del "ángel del Señor”
como prueba de la pre-existencia de Cristo y su eternidad en el capítulo
correspondiente, ahora vamos a estudiar algunos profecías del AT que se refieren
al Mesías venidero y que a su vez son una prueba de su divinidad.

En Lucas 24:27, Jesucristo les explica con el AT como base las profecías que se
cumplieron en El, muchas de las cuales también indican la divinidad de Cristo.

Salmo 2: Es un Salmo mesianico. El Mesías es una persona divina por varias


razones:

El es llamado ~Hijo de Dios~ ~v.7>. Ese titulo> como hemos visto> implica la
plena divinidad.

El Mesías recibe el dominio completo

Todos los pueblos tienen que reconocer su dominio.

Salmo 22: Salmo que habla de los sufrimientos del Mesías, pero también del
hecho de que las bendiciones que El alcanza durarán para siempre y los pueblos
le adorarán (v.27 - 31).

Salmo 45: En este salmo se describe a un rey que tiene que ser una persona
divina, porque:

Su reino existe para siempre (v.6)

Es un reino universal (v. 16)


Salmo 110: Es un salmo que en repetidas ocasionas es mencionado en el NT y
aplicado a Cristo. La divinidad del Mesías se muestra en en el hecho de que

El es el Señor de David (v.1)

Se siente a la diestra de Dios el Padre, lo cual significa igualdad (v.1)

El Mesías el sacerdote y rey para siempre (v.4)

Es llamado "adonai”, título del Dios verdadero (v.5)

Isaías 9:6: El niño que iba a nacer de una virgen (7:14) tiene características
propias de Dios mismo.

Tiene nombres divinos:"Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz” (v.6)

Su Reino es eterno (v.7)

Isaías 11: Este capítulo habla de los efectos del Reino del Mesías. Solamente una
persona divina puede llevarlo acabo. Será un reino de paz y bienestar y de
santidad donde los efectos del pecado fueron anulados.

Jeremías 23:5.6: También Jeremías habla de un "renuevo” y conecta así sus


profecías acerca del Mesías venidero con las de Isaías. Su nombre es un nombre
divino: "El Señor, justicia nuestra.”

Daniel 2:44: Habla del hecho que el Reino del Mesías será un Reino eterno.

Daniel 7:13.14: Todos los pueblos le servirán su Reino es eterno (v.14)

Miqueas 5:2-5: El Mesías venidero es una persona divina, porque:

Es una persona eterna (v.2)

El pastoreará su rebano con el poder y la majestad propios de Dios mismo. (v.4)

Su Reino comprenderá toda la tierra (v.5)

Malaquías 3:1-4: El mensajero va preparando el camino para el Mesías venidero.


El Mesías es llamado "Señor” e identificado como Dios ("su templo”).

Esto era solamente un repaso superficial del AT. Pero queda claro que el AT habla
de la venida de una persona divina con naturaleza humana. El es llamado Yawé,
Elohim, Adonai, etc.

3.7. EL TESTIMONIO DE OTROS TEXTOS DEL NT


Ahora solamente se menciona versículos que antes no fueron mencionados en
conexión con otras categorías.

1. Evangelio de Juan

Juan 5:18

Juan 10:30 En estos dos versículos Jesucristo enseña claramente la unidad


esencial del Padre y del Hijo y los judíos lo entendieron exactamente así (v.33).

En los capítulos 14 -17 de Juan vemos que ningún ser creado podía haber dicho
las cosas que Cristo dijo en estos versículos. Dos versículos deben ser suficientes
para demonstrar este hecho.

Juan 14:1: Jesucristo anima a sus discípulos de tener la misma fe en El que ellos
tienen en Dios.

Juan 14:7: Conocer a Cristo significa conocer al Padre.

2. Epístolas de Juan

En sus epístolas, el apostol Juan representa a Cristo con la misma insistencia


como Dios. El versículo clave en cuanto a la divinidad de Cristo es 1 Juan
5:20. Sobre este versículo hablamos antes con detalle.

3. Apocalipsis

Cristo (el Cordero) es objeto de adoración y alabanza a través de todo el libro (por
ejemplo 5:14). El es el Alfa y la Omega (1:8), términos que sólamente se pueden
referir a Dios.

4. Epístolas de Pablo

1 Corintios 10:1-13: Jesucristo era Yawé que guió a los israelitas por el desierto.

Colosenses 1:15-20: Es un pasaje que también muestra de forma impresionante la


divinidad de Cristo.

v. 15: si vemos a Cristo, vemos a Dios.

"primogénito de toda la creación”.


Esto no significa que Jesucristo fue el primer ser creado, sino que El no

es un ser creado, porque existió desde la eternidad. Protótokos

significa "nacido antes”. Este texto entonces habla de la eterna


generación del Hijo de Dios. Pero sólamente Dios puede haber existido desde

la eternidad. El énfasis recae sobre el derecho de la primogenitura. Cristo

tiene preeminencia ante la creación.

Cristo es el Creador de todas las cosas (v. 16).

Cristo es la meta y el fin de todas las cosas (v.16).

Cristo mantiene la creación (v.17).

Toda la plenitud del ser divino habita en Jesucristo (v.19).

Colosenses 2:9: Similar a 1:19: Toda la plenitud del ser divino habita en
Jesucristo, hecho hombre.

5. El resto del NT

Hebreos 1: Este capítulo es una prueba formal de la divinidad de Cristo. La base


de la prueba es la superioridad del evangelio a la ley de Moisés. Ese capítulo
afirma:

Cristo es dueño de todas las cosas (v. 2).

Dios, el Padre, hizo el mundo por medio de Él (v. 2).

Él es la imagen de la naturaleza de Dios (v. 3).

Cristo mantiene todas las cosas por su palabra (v.3).

Está sentado a la diestra del Padre (v.3).

Los ángeles adoran al Hijo (v.6).

Es llamado explícitamente "Dios” (v.8).