Está en la página 1de 12

Un sistema de levitación acústica de onda estacionaria para grandes objetos planares

Resumen

En este documento se presenta un sistema de levitación acústica que puede levitar objetos planos
mucho más grande que la longitud de onda de la onda de sonido aplicada. Utiliza campo de ondas
estacionarias formado por el radiador sonoro y el objeto plano levitado. Se desarrolla una
configuración experimental, mediante la cual un el disco compacto se levita con éxito a una
frecuencia de 19 kHz y una potencia de entrada de 40 W. El campo de sonido se modela según la
teoría acústica. El exceso de presión medio experimentado por el objeto levitado se calcula y se
compara con los resultados del experimento. Las influencias de los efectos no lineales en el interior
se discute el campo cercano acústico. El coeficiente de absorción no lineal se introduce en el lineal.

Modelo para dar una descripción más precisa del sistema. La fuerza de levitación se calcula para
diferentes modelos de levitación de distancias y frecuencias de conducción. Los resultados del
cálculo muestran un acuerdo aceptable con los resultados de la medición.

Palabras clave Levitación acústica · onda estacionaria · presión de radiación acústica

1. Introducción

La levitación es un proceso por el cual un objeto se suspende en una posición estable contra la
gravedad, sin contacto físico. La levitación puede realizarse por diversos medios físicos, como fuerza
magnética, fuerza electrostática, fuerza aerodinámica, fuerza de radiación acústica y así
sucesivamente. En este trabajo, unidimensional. Se discuten los métodos de levitación que utilizan
ondas de sonido ultrasónicas de alta intensidad. Una ola acústica puede ejercer una fuerza sobre
objetos inmersos en el campo de onda. Estas fuerzas son normalmente débiles, pero pueden se
vuelve bastante grande cuando se usan ondas de alta intensidad debido a las características no
lineales. La fuerza Incluso puede ser lo suficientemente grande como para levitar sustancias contra
la fuerza de gravedad. Esta técnica se llama acústica.

Levitación o levitación ultrasónica, cuando las ondas de sonido utilizadas están en el rango de
frecuencia ultrasónica (superior a 20 kHz).

1.1 Diferentes configuraciones de levitación acústica.

De acuerdo con los principios de trabajo, dos configuraciones diferentes de levitación acústica se
pueden encontrar en la literatura: levitación de onda estacionaria y levitación de película por
compresión (también llamada como acústica de campo cercano.
Distribución de la presión del sonido, la velocidad de las partículas de aire y la fuerza de levitación
en un tipo de onda estacionaria sistema de levitación [38].

levitación) [38]. El fenómeno de levitación de onda estacionaria se observó por primera vez en el
experimento de tubo de Kundt [29] en 1866, esas pequeñas partículas de polvo se movieron hacia
los nodos de presión de la onda estacionaria creada en un tubo de Kundt horizontal. B¨ucks y M¨uller
presentaron una configuración de experimento para la levitación acústica en 1933 [6]. Una pequeña
partícula se levitó en una posición ligeramente por debajo de los nodos de presión del soporte de la
onda entre un radiador y un reflector.

Una configuración típica para la levitación de la onda estacionaria se muestra en la Fig. 1. Como
resultado de múltiples reflexiones entre un radiador ultrasónico y un reflector olido, plano o
cóncavo, una onda estacionaria con nodos igualmente separados y antinodos de la presión y
velocidad del sonido. Se generará amplitud. Las muestras sólidas o líquidas con diámetros efectivos
menores que una longitud de onda pueden levitarse por debajo de los nodos de presión. La
suspensión axial de la muestra es un efecto de la presión de radiación de sonido de una onda
estacionaria. Al combinarse con un componente de vacío de Bernoulli, la onda de sonido también
puede ubicar las muestras lateralmente [9].

Siguiendo esta idea de radiador-reflector, los levitadores acústicos de onda estacionaria con varias
características se diseñaron para aplicaciones en diferentes disciplinas científicas, como ingeniería
espacial, sin contacto.

Procesamiento de material y manejo sin contacto. En 1974, Wang et. Alabama. [39] presentó una
cámara acústica para el posicionamiento de materiales fundidos. La cámara se utilizó para
posicionar en un gradiente de temperatura extrema. En 1975, Whymark [43] propuso un levitador
acústico para posicionar materiales en el espacio utilizando una única fuente de sonido. En 1983,
Lierke [21] presentó un levitador acústico para colocar las muestras de materiales en hornos de
espejo en el procesamiento espacial. En 1985, Trinh [36] presentó un dispositivo compacto de
levitación acústica para estudios en dinámica de fluidos y ciencia de materiales en el laboratorio y
en microgravedad. La estructura clásica fue modificada posteriormente para lograr mejores
rendimientos. Otsuka et. Alabama. [28] usó una placa vibratoria circular escalonada como el
radiador que puede producir campos de ultrasonido de mayor intensidad. El modo de vibración de
flexión de la placa con dos círculos nodales se utilizó para lograr una mayor amplitud de vibración.
En 2001, Xie y Wei [45] mejoraron la fuerza de levitación acústica de onda estacionaria al curvar
correctamente la superficie y agrandar el reflector. El material de alta densidad como el tungsteno
(ρ = 18,92 g / cm 3) se levitó con éxito por primera vez mediante levitación ultrasónica de onda
estacionaria. Recientemente, en 2006, Xie y Wei informaron sobre la exitosa levitación de pequeños
animales vivos como la hormiga, la mariquita y el pez pequeño con un levitador acústico de onda
estacionaria [47].

La levitación de la película de compresión se observa cuando un objeto con una superficie plana se
coloca directamente sobre un radiador de sonido. El objeto puede ser levitado muy cerca de la
superficie de radiación, a una altura mucho menor que la longitud de onda de la onda de sonido
aplicada. En 1964, Salbu [33] describió un sistema de levitación para objetos con superficie plana.
Salbu utilizó actuadores magnéticos para excitar dos superficies conformes que oscilan una junto a
la otra para generar una fuerza de soporte de carga positiva. Rodamientos lineales y de diario
basados en este método de levitación se presentaron en la publicación de Salbu. En 1975, Whymark
[43] informó que un disco plano de latón de 50 mm de diámetro y 0,5 mm de espesor se levitaba
extremadamente cerca de una fuente de vibración de pistón accionada armónicamente a una
frecuencia de 20 kHz. Dos propiedades distintas distinguen este tipo de levitación de la levitación
de onda estacionaria.

Fig. 2 Diagrama esquemático del sistema de levitación acústica propuesto

Primero, el reflector ya no es necesario; en cambio, el propio objeto levitado actúa como un


obstáculo para la libre propagación del frente de onda ultrasónico. Segundo, la brecha entre la
fuente de radiación y el objeto levitado debe ser mucho más pequeña que la longitud de onda del
sonido en el aire. Por lo tanto, la onda estacionaria ya no existe en la brecha. Se han desarrollado
varios sistemas de levitación utilizando la técnica de levitación con película de compresión [11; 17;
25; 44; 37; dieciséis; 14]. Este tipo de sistemas también se ha investigado para el transporte sin
contacto de piezas electrónicas (p. Ej., Manejo de obleas) utilizando ondas de flexión móviles [15;
31]

1.2 Una configuración de levitación acústica para grandes objetos planos.

En 2001, Reinhart [31] informó que, al medir la fuerza de levitación de la película de compresión,
también se observaron picos adicionales de la fuerza de levitación a intervalos de media longitud de
onda de la superficie de radiación. Estos picos adicionales tenían amplitudes mucho más pequeñas
(<0.1N) en comparación con la región de la película de compresión. Reinhart concluyó que fueron
causados por el patrón de onda estacionaria y señaló la posibilidad de levitar objetos planos en estos
puntos. Pero ninguna explicación adicional o investigación experimental fue reportada después.

En este documento, se investiga un sistema de levitación acústica utilizando el efecto de levitación


observado por Reinhart. La levitación ocurre cuando los objetos planos se colocan a distancias de
media longitud de onda frente a un radiador. En la Fig. 2 se muestra un diagrama esquemático del
sistema de levitación propuesto. En esta configuración, el efecto de levitación se puede lograr
utilizando una configuración similar de la levitación de onda estacionaria o de compresión, pero el
principio de funcionamiento es diferente en muchos aspectos. Primero, el campo acústico se forma
entre el radiador de sonido y el objeto levitado que funciona como un reflector como en los sistemas
clásicos de levitación de onda estacionaria. La posición del objeto a levitar determina cómo se
mantiene el campo de sonido. Segundo, el tamaño del objeto a levitar no está limitado por la
longitud de onda, porque el objeto se levita por encima del campo de onda estacionaria completo.
En la levitación clásica de ondas estacionarias, las pequeñas partículas quedan atrapadas de manera
estable ligeramente debajo de un nodo de presión o antinodo de un campo de ondas estacionarias
formado por un radiador y un reflector. Por lo tanto, las partículas solo pueden ser levitadas si son
más pequeñas que una longitud de onda de sonido. Por último, en comparación con la levitación de
la película de compresión, el objeto puede ser levitado en posiciones de varias veces de media
longitud de onda sobre el radiador. Se produce una levitación estable cuando se forma una onda
estacionaria entre el radiador y el objeto. Sin embargo, la levitación de la película de compresión
ocurre solo cuando el objeto está ubicado muy cerca del radiador. Así, no se forma ninguna onda
estacionaria en el hueco.

Los modelos más reconocidos de levitaciones acústicas de tipo de onda estacionaria y película de
compresión se revisan en la Sec. 2. El modelado matemático basado en la teoría de la radiación
acústica se presenta en la Sec. 3. Se calcula la fuerza de levitación para el sistema propuesto. Una
configuración experimental se desarrolla y presenta en la sec. 4 para validar el método de levitación
propuesto. La visualización del campo sonoro del sistema propuesto se presenta en la Sec. 4.1. Los
resultados de la simulación basados en el modelo matemático se presentan en la Sec. 5.

2 Trabajos previos en el modelado de los sistemas de levitación acústica.

Se han desarrollado varios modelos para estudiar los sistemas de levitación acústica. Un propósito
principal de los modelos es predecir la fuerza de levitación. La presión de radiación acústica es la
principal fuente de fuerzas de levitación. La presión de radiación acústica es un tema de la acústica
no lineal que fue estudiado por primera vez por Rayleigh [30] en 1902 como contrapartida acústica
de las ondas electromagnéticas. La presión de radiación sobre el objeto en el campo de sonido varía
con la frecuencia de las vibraciones y es igual a cero en una aproximación lineal. Se necesita una
aproximación de segundo orden para obtener una presión media distinta de cero, que es pequeña
en comparación con la amplitud de la presión acústica [1]. La presión de radiación es un efecto no
lineal que proviene de la no linealidad de la ecuación de estado adiabática [19] (con un margen de
los términos cuadráticos).

y el término de convección de la ecuación de Euler [1] para un fluido newtoniano no viscoso

donde P0 es la presión ambiental; P = P0 + p, en la que p es la presión acústica; ρ0 es la densidad


ambiental; ρ = ρ

0 + ρ ′, donde ρ ′ es la densidad acústica; Γ es una constante; y v es la velocidad. Para un gas ideal, Γ


= γ, en el que γ representa una relación de calor específica. A, B se denominan parámetros de no
linealidad, A = ρ0 c20, B = (Γ - 1) ρ0 c20 y B / A = Γ - 1. A partir de estas ecuaciones básicas, el sujeto
ha sido investigado por muchos investigadores con diferentes resultados y se había continuado estar
asociado con mucha confusión durante algunas décadas, principalmente porque el fenómeno
implica un efecto no lineal sutil de que el problema debe plantearse con mucho cuidado para
obtener una respuesta única [7].

En 1982, Chu y Apfel [8] calcularon las fuerzas producidas por un haz de sonido dirigido
normalmente a un objetivo plano. El autor también señaló varios errores en teorías anteriores y
calculó la presión de radiación de Rayleigh en un gas ideal en un objetivo perfectamente reflectante
como:

Aquí, E es la densidad de energía de la onda. Los paréntesis angulares indican que los parámetros
en ellos son promediados en el tiempo. La densidad de energía promediada en el tiempo se puede
expresar como:

donde ω representa la frecuencia angular de la onda, a 0 la amplitud de vibración y h la distancia


entre la fuente de vibración y el objetivo. k representa el número de onda k = ω / c, donde c es la
velocidad del sonido. Chu y Apfel también calcularon la presión de radiación de Rayleigh en objetivos
planos parcialmente reflectantes. Sin embargo, su cálculo se limitaba a las ondas planas.

En 1993, Lee y Wang [19] utilizaron coordenadas eulerianas en lugar de las coordenadas
lagrangianas utilizadas anteriormente y extendieron la teoría a los sistemas 3D generales. El autor
afirmó que, para el caso 1-D, si la superficie del material vibra con el sonido, la presión media sobre
él es Lagrangiana. En el caso de una superficie rígida, la presión media sobre ella se convierte en
euleriana. La presión en exceso media de Euler se obtuvo como:

en la que V y K son las densidades de energía cinética y potencial de la onda considerada, que se da
como:

C es una constante y se le puede dar un valor finito para satisfacer diferentes condiciones de
frontera en el sistema, o se puede establecer en cero si no hay ninguna.

La presión media en la superficie del reflector es la presión de radiación acústica que estamos
buscando. La presión de radiación acústica debe integrarse sobre la superficie del objeto para
obtener la fuerza de levitación. Sin embargo, en diferentes tipos de sistemas de levitación, se
necesitan diferentes condiciones de contorno y métodos de cálculo. Y, los objetos levitados
considerados son muy diferentes.

Para los levitadores de onda estacionaria, la parte a manipular es generalmente pequeña (radio
efectivo más pequeño que la longitud de onda, rango en mm) y sumergida en un campo de onda
estacionaria. Las presiones de radiación que actúan sobre todas las superficies sobre el objeto
levitado se deben calcular y sumar. King [18] dio la primera descripción teórica detallada de la
levitación de onda estacionaria. El rey asumió que el fluido era adiabático y barotrópico. La fuerza
de radiación acústica en una esfera rígida fue calculada por King como:
en la que ρ representa la densidad del medio, Rs el radio de la esfera y | A | La amplitud del potencial
de velocidad.

El trabajo de King fue extendido por Hasegawa y Yosioka [13] para incluir los efectos de la
compresibilidad. Embleton [10] adoptó el enfoque de King para adaptarse al caso de una esfera
rígida en un campo de onda progresiva esférica o cilíndrica. Westervelt [40; 41; 42] derivó una
expresión general de la fuerza debida a la presión de radiación que actúa sobre un objeto de forma
arbitraria y una impedancia de límite normal. King demostró que una capa límite con una alta
pérdida interna puede llevar a fuerzas que son varios órdenes de magnitud mayores que las
predichas por la teoría clásica de la presión de radiación.

Gor’kov [12] presentó un enfoque muy diferente al de King, quien presentó un método simple para
determinar las fuerzas que actúan sobre una partícula en un campo acústico arbitrario. El potencial
de velocidad se representó como la suma de un incidente y un término disperso φ sc. Barmatz [2]
aplicó el método de Gor’kov para derivar el potencial generalizado y las expresiones de fuerza para
los modos de onda estacionaria arbitraria en geometrías rectangulares cilíndricas y esféricas. Lierke
dio una visión general de la levitación acústica de onda estacionaria en 1996 [20] basada en
actividades de investigación y desarrollo a largo plazo para las agencias espaciales europeas y
estadounidenses. En 2004, Xie y Wei [46] estudiaron la fuerza de levitación acústica en las muestras
de disco y la dinámica de grandes gotas de agua en una onda estacionaria plana, resolviendo el
problema de dispersión acústica mediante la incorporación del método del elemento delimitador.

Para la levitación de la película de compresión, el objeto levitado debe tener una superficie plana y
se coloca extremadamente cerca (rango de µm) de la fuente de radiación. Además, la onda
estacionaria ya no existe. En su lugar, se debe considerar una película de aire muy delgada con
presión que varía según el movimiento de la superficie de radiación. Debido a las diferentes
condiciones de contorno, el cálculo analítico de la fuerza de levitación es muy diferente del caso de
la levitación de onda estacionaria. Los modelos matemáticos para calcular la fuerza de levitación de
la levitación de la película de compresión también pueden derivarse de la teoría de la presión de
radiación acústica considerando las condiciones físicas especiales [14; 27]. Recordando equ. (3), en
la levitación de la película de compresión, la distancia de levitación h es mucho menor que la
longitud de onda del sonido λ, varía de varias a varias decenas de micras. Por lo tanto, kh = 2π / λ
<< 1 y sin kh ≈ kh son aproximadamente válidos. Equ. (3) se puede simplificar a una ecuación lineal
para la presión de radiación en la levitación de la película de compresión [14]:

Desde equ. 9, es claro ver que la presión de radiación Π en la levitación de la película de compresión
es inversamente proporcional al cuadrado de la distancia de levitación y proporcional al cuadrado
de la amplitud de vibración a 0. La presión de radiación alcanza su máximo cuando la distancia de
levitación promedio h es igual a la amplitud de vibración a 0, justo antes de que pueda ocurrir un
contacto. También hay modelos desarrollados utilizando la teoría de la lubricación con película de
gas mediante la resolución numérica o analítica de variantes de la ecuación de Reynolds. Tales
modelos dan las distribuciones de presión exactas a lo largo de la brecha. Las explicaciones
detalladas se pueden encontrar en la ref. [33; 26; 35; 48].

Fig. 3 Distribución de la amplitud de vibración en la superficie del radiador

3 Modelización del sistema de levitación propuesto.

La intención del sistema de levitación acústica propuesto es levitar un objeto en forma de disco con
un tamaño relativamente grande (unas pocas veces la longitud de onda del sonido en el aire). Para
obtener una gran superficie de radiación de sonido, se elige una placa circular que vibra en su modo
de vibración de flexión como el radiador de sonido. El campo de sonido a considerar se puede
simplificar y describir de la siguiente manera: el radiador de sonido (un disco circular) vibra en su
modo de vibración de flexión y genera un rayo de sonido en frente de él. El haz de sonido se propaga
hacia adelante y es reflejado por una superficie rígida (el objeto a levitar) colocado perpendicular al
haz de sonido a una distancia de L lejos del radiador. Un campo de onda acústica resultante de
múltiples reflexiones se forma entre dos superficies. El campo acústico se convierte en una onda
estacionaria cuando L es igual a varias veces la mitad de la longitud de onda del sonido (como se
muestra en la Fig. 2). La presión excesiva sobre la superficie rígida es generada por el campo
acústico.

3.1 Modo de vibración flexural del radiador.

El radiador de sonido seleccionado es una placa circular de espesor constante. Por lo tanto, se
pueden usar coordenadas cilíndricas (r, θ, z), donde r es un radio desde el centro, θ el ángulo de ese
radio, y z una longitud en la dirección normal al plano del radiador. La ecuación de la placa tiene la
siguiente solución general para el modo de vibración transversal de una placa circular [5].

donde Z (r, θ) es el desplazamiento de la superficie media de la placa, el radio de la placa circular, f


la frecuencia natural de la forma del modo relacionado. i y j son el número de diámetros nodales y
círculos nodales (sin contar el límite) respectivamente. Ji e Ii son la función de Bessel y la función de
Bessel modificada del primer tipo relativamente, y el orden de i. a ij y b ij son constantes que se
determinan dentro de una constante arbitraria por las condiciones de contorno y el número de
modo. λ ij es un parámetro de frecuencia adimensional relacionado con las condiciones de contorno
en la placa, la geometría de la placa y la relación de Poisson. Para formas de modo con solo círculos
nodales (i = 0), el desplazamiento de la placa circular se convierte en asimétrico. El desplazamiento
Z es entonces independiente de θ. Equ. 10 se puede simplificar como:

El modo de vibración de una placa circular libre con dos círculos nodales se muestra en la Fig. 3. Los
valores de λ ij de formas de modo común se han calculado y se enumeran en la Tabla 11 - 1 en la
Ref. [5]. De esta tabla, λ 02 se encuentra como 6.209. Aplicando las condiciones de contorno, a 02 y
b 02 se determinan como 0.997 y 0.003 respectivamente.

3.2 Haz de sonido en el campo cercano acústico.

Según la ref. [34], el campo lejano acústico se alcanza aproximadamente cuando z supera a 2 / λ,
donde a es el radio del radiador, y λ la longitud de onda del sonido. Para el sistema de levitación
propuesto, la frecuencia de trabajo es de aproximadamente 20 kHz con una longitud de onda λ de
aproximadamente 0.017 m. El radio del radiador de sonido es de 0.06 m. Esto hace un 2 / λ = .208
m, que es aproximadamente doce veces de λ. El rango investigado de la distancia de levitación L es
de alrededor de una a varias veces la mitad de las longitudes de onda. Por lo tanto, el campo de
sonido considerado está completamente ubicado en el campo cercano acústico.

Un haz de sonido se puede describir en coordenadas cilíndricas con las funciones de Bessel en r y la
función sinusoidal en la dirección z,

donde A0 es la amplitud de la presión acústica en r = 0, k el número de onda, ω la frecuencia angular


de la onda yz la distancia desde la fuente de vibración. J (r) son las funciones de Bessel que describen
la distribución radial del haz de sonido. Para el cálculo es conveniente utilizar una representación
de números complejos. Equ. 12 se puede escribir como

donde Re indica la parte real de la expresión. En el siguiente Re no se mencionará para


simplificación. Todos los parámetros complejos se consideran automáticamente como sus partes
reales.

A diferencia de una onda plana, en un haz de sonido descrito por Equ. 13, las partículas de aire se
mueven en ambas direcciones r y z. Sin embargo, en el campo cercano, el campo acústico es
básicamente cilíndrico, las oscilaciones en la dirección r son pequeñas en comparación con la
dirección z y tienen muy poca contribución a la presión de radiación. Por lo tanto, el componente
de velocidad en la dirección r no se tiene en cuenta en el modelo actual. Se considera un haz de
sonido con el mismo diámetro que el radiador. Suponiendo que la presión acústica en la superficie
del radiador varía exactamente de acuerdo con el movimiento transversal del radiador, el Bessel
funciona en Equ. 12 pueden ser reemplazados por Z (r). El haz de sonido en el campo cercano se
puede expresar como:
La presión axial en el centro de un haz de sonido generado por un pistón circular varía en el campo
cercano y puede tener uno o más máximos a lo largo del eje cuando ka> π. Las variaciones de presión
son extremas para un pistón circular debido al alto grado de simetría [34]. Para la placa circular con
modo de flexión como se muestra en la Fig. 3, la fluctuación de la amplitud de la presión axial en el
centro se reduce por el campo de presión alta y baja casi simétrico en la placa. Por lo tanto, la
variación de la amplitud de presión A0 ya no es tan significativa como el pistón circular, y se
considera constante en el campo cercano para el modelo actual. La velocidad de la partícula en
dirección z se expresa como

3.3 Incremento de la absorción por efectos no lineales.

Cuando una onda de sonido viaja a través del aire, una proporción de la energía del sonido se
convierte en calor. Existen pérdidas por conducción de calor, viscosidad de corte y relajación
molecular. Así que la onda de sonido es absorbida por el aire. La absorción de aire se vuelve
significativa a altas frecuencias y a largo alcance [32]. Para una onda plana, la presión p en la
distancia z desde una posición donde la presión es p0 se da como:

El coeficiente de atenuación α para la absorción de aire depende de la frecuencia, la humedad, la


temperatura y la presión atmosférica y se puede calcular de la siguiente manera [4; 3]:

donde f representa la frecuencia de la onda, ps la presión atmosférica, ps0 la presión atmosférica


de referencia (1 atm), T la temperatura atmosférica en K, T0 la temperatura atmosférica de
referencia (293.15 K). frO y frN son las frecuencias de relajación del oxígeno molecular y el
nitrógeno, que se pueden calcular como,

respectivamente, donde h es la humedad absoluta en%. La relación entre h y humedad relativa hr


es:
donde la presión de vapor saturada psat es dada por:

donde T01 = 273.16 K es la temperatura isotérmica de punto triple.

El coeficiente de absorción α descrito aquí se calcula con supuestos lineales. Se adapta a las ondas
de sonido con una amplitud de presión mucho menor que la presión del aire ambiente (A0 << P0).
Sin embargo, en los sistemas de levitación acústica, normalmente intervienen una amplitud de
presión acústica de alta intensidad y alta. La propagación de tales ondas de amplitud finita se
acompaña de una variedad de efectos no lineales cuya intensidad depende de la amplitud de las
vibraciones, como la distorsión de la forma de onda, la formación de ondas de choque, la absorción
incrementada, la interacción no lineal, la cavitación y la sonoluminiscencia [32]. La distorsión de la
forma de onda siempre sale en ondas no lineales. Vienen de la generación de armónicos superiores
durante la propagación. La absorción aumenta dramáticamente para frecuencias más altas, por lo
tanto, las ondas distorsionadas se absorben más que las ondas armónicas. En la referencia se da una
relación entre la absorción de ondas de amplitud finita y pequeña. [24] como:

En donde, α 'representa el coeficiente de absorción incrementado de la onda de amplitud finita, v0


la amplitud de la velocidad de la partícula del aire, z la distancia de desplazamiento. α 'es ahora una
función de la amplitud de velocidad de partícula v0 y

aumenta a medida que v0 se hace mayor. Cuando se forma una onda estacionaria, como resultado
de la resonancia significada, la velocidad de la partícula de aire aumenta significativamente. Como
resultado, α ′ obtenido de Equ. 22 puede ser significativamente más grande que α.

Al sustituir el coeficiente de atenuación en Equ.14 obtenemos,

3.4 Modelando el campo sonoro

Considere el problema en el cual la onda plana descrita por Equ. 23 viajando en la dirección z se
refleja en z = 0 por una pared plana rígida fija. La onda reflejada se refleja nuevamente en la
superficie de radiación ubicada en z = L y se propaga hacia el reflector. La reflexión de la onda
continúa y continúa entre dos superficies rígidas hasta que la onda es totalmente absorbida por el
aire. El campo de sonido resultante entre el radiador de sonido y el reflector es la suma de todas las
ondas anteriores y reflejadas. Se demuestra que la suma infinita de tales ondas es igual a la suma
de una onda anterior y otra reflejada con la misma amplitud [15]. El campo sonoro resultante puede
ser descrito como;
La velocidad acústica correspondiente v en la dirección z se expresa como:

Observe que solo la región de campo cercano se considera en este contexto, y la velocidad de las
partículas de aire en la dirección r se ignora. Hasta el momento, se obtiene la representación de
todo el campo sonoro cilíndrico. El siguiente paso es calcular la presión de radiación producida por
el campo de sonido obtenido.

Una vez que la superficie del reflector se considera rígida, la presión de radiación es Euleriana [19].
Equ.5 se puede aplicar para calcular la presión de radiación en la superficie reflectante generada
por el campo de sonido descrito por Equ. 24. Sustituyendo Equ. 24 y Equ. 25 en a Equ. 6 y Equ. 7,
después del tiempo promedio, hV i y hKi se obtienen como:

Para un haz de sonido en el espacio libre no hay restricción para satisfacer. Por lo tanto, C = 0.
Sustituyendo Equ.26 y Equ. 27 en equ. 5, la presión en exceso euleriana media se obtiene como

Equ. 28 describe el exceso de presión promedio en puntos fijos dentro del campo de sonido. Para
un determinado campo de sonido, el exceso de presión promedio varía en diferentes posiciones (r,
z). En el plano en z = 0 perpendicular a z, la presión media se convierte en la presión de radiación
acústica pra en el objeto. pra puede obtenerse estableciendo z = 0 en Equ. 28 como:

pra no es uniforme en r y distribuye la siguiente función Z (r) 2.

4 investigaciones experimentales

En la Fig. 4 se muestra un diagrama esquemático del sistema de levitación del disco. Se utiliza un
transductor de tipo Langevin piezoeléctrico accionado en su primer modo longitudinal (λ / 2) a 20
kHz para generar vibraciones ultrasónicas. Se conecta una bocina escalonada (λ / 2) para ampliar la
amplitud de vibración del transductor. Se utiliza una placa de aluminio de diámetro 120 mm como
radiador de sonido. La placa se atornilla en la bocina.

Para hacer coincidir uno de los modos de vibración flexométricos de la placa con la frecuencia de
resonancia axial de la bocina y el transductor, el grosor de la placa se elige de modo que la frecuencia
natural correspondiente de la placa de libre vibración aparezca a 20 kHz [22]. Los modos de vibración
de flexión con uno, dos y tres círculos nodales se han construido haciendo coincidir adecuadamente
el grosor. Experimentalmente,