Está en la página 1de 15

¿Qué Es y Para Qué Sirve la Estimulación Temprana?

Se le denomina estimulación porque su finalidad es desarrollar al máximo las


capacidades psíquicas, motrices, emocionales y sociales de los menores;
y temprana porque se pretende aprovechar la capacidad de adaptación y la
facilidad para el aprendizaje que caracterizan al cerebro de los bebés/niños de
entre 0 y 6 años.
Su importancia radica en que en esta franja de edad se desarrollan y maduran
habilidades cognitivas, emocionales y físicas que resultan fundamentales para
el correcto funcionamiento biopsicosocial del menor, como son: el lenguaje, la
memoria, la percepción, el sentido espacial, la motricidad, el razonamiento…
Podría decirse que a estas edades el Sistema Nervioso Central es como una
esponja cuyo ritmo de desarrollo es comparable, continuando con la metáfora,
con un fórmula 1.
En esta etapa (especialmente entre los 0 y 4 años), se forman las principales
conexiones neuronales, lo que convierte al cerebro en un mecanismo cognitivo
moldeable que acomodará los nuevos aprendizajes con mucha mayor
facilidad que cuando, a posteriori, los circuitos encargados del aprendizaje ya se
han consolidado, modificándose con mayor lentitud a medida que se avanza en
edad.
Hoy en día existen Programas de Estimulación Temprana que son empleados
por profesionales tanto en niños/as con discapacidad como en menores con
un cociente intelectual medio o alto.
Los objetivos fundamentales son que el niño/a comprenda y se exprese,
controle sus movimientos (motricidad fina y gruesa), regule sus emociones,
desarrolle o potencie su capacidad intelectual y se desenvuelva con una
autonomía lo más cercana posible a su edad cronológica.
Los expertos afirman que la estimulación temprana conlleva cambios que se ven
favorecidos por la intensa plasticidad neuronal ocurrida durante estas edades
(0-6 años) y que su correcto aprovechamiento supone convertirse en un adulto
con cualidades cognitivas que benefician la calidad de vida (ámbito académico,
laboral, personal…), como dijo Albert Schweitzer: “aprovechar el momento
adecuado es la clave de la vida
¿Sabes qué tan importante es la estimulación temprana?
Los primeros años de vida de tu bebé son los más importantes para el desarrollo
de su cerebro, todos los estímulos que reciba en ese periodo le ayudarán
a desarrollar sus sentidos, movimientos, pensamiento y aprendizaje. Durante
esta etapa los órganos de los sentidos mejoran sus funciones, en especial los
relacionados con la percepción visual y auditiva.
La estimulación temprana es el conjunto de técnicas y actividades que puedes
realizar con tu bebé con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades
físicas y mentales que serán muy importantes para su vida adulta.
La estimulación temprana ofrece una gama de experiencias nuevas que también
ayudan al correcto desarrollo motriz, cognitivo, social y emocional de tu hijo.

Realizar ejercicios de estimulación temprana en casa es más fácil de lo que


parece, para iniciar puedes abrazarlo, sonreír y hablarle, estas sencillas
actividades hacen que tu bebé comience a poner atención a lo que ocurre a su
alrededor, se afinan poco a poco sus sentidos del tacto, la vista, el oído y al
mismo tiempo estás reforzando el vínculo emocional que existe entre él y tu.

Cuando intentes ejercicios más elaborados asegúrate de mantener un equilibrio


entre las actividades físicas e intelectuales. También es importante que respetes el
desarrollo normal de tu bebé ya que cada niño tiene su propio ritmo de respuesta.
QUÉ ÁREAS COMPRENDE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA?

Para favorecer el óptimo desarrollo del niño, las actividades de estimulación se

enfocan en cuatro áreas: área cognitiva, motriz, lenguaje y socioemocional.

Área cognitiva: Le permitirá al niño comprender, relacionar, adaptarse a nuevas

situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con los objetos y

el mundo que lo rodea. Para desarrollar esta área el niño necesita de experiencias,

así el niño podrá desarrollar sus niveles de pensamiento, su capacidad de razonar,

poner atención, seguir instrucciones y reaccionar de forma rápida ante diversas

situaciones.

Área Motriz: Esta área está relacionada con la habilidad para moverse y

desplazarse, permitiendo al niño tomar contacto con el mundo. También comprende


la coordinación entre lo que se ve y lo que se toca, lo que lo hace capaz de tomar

los objetos con los dedos, pintar, dibujar, hacer nudos, etc. Para desarrollar esta

área es necesario dejar al niño tocar, manipular e incluso llevarse a la boca lo que

ve, permitir que explore pero sin dejar de establecer límites frente a posibles riesgos.

Área de lenguaje: Está referida a las habilidades que le permitirán al niño

comunicarse con su entorno y abarca tres aspectos: La capacidad comprensiva,

expresiva y gestual.

La capacidad comprensiva se desarrolla desde el nacimiento ya que el niño podrá

entender ciertas palabras mucho antes de que puede pronunciar un vocablo con

sentido; por esta razón es importante hablarle constantemente, de manera

articulada relacionándolo con cada actividad que realice o para designar un objeto

que manipule, de esta manera el niño reconocerá los sonidos o palabras que

escuche asociándolos y dándoles un significado para luego imitarlos.

Área Socio-emocional: Esta área incluye las experiencias afectivas y la socialización

del niño, que le permitirá querido y seguro, capaz de relacionarse con otros de

acuerdo a normas comunes.

Para el adecuado desarrollo de esta área es primordial la participación de los padres

o cuidadores como primeros generadores de vínculos afectivos, es importante

brindarles seguridad, cuidado, atención y amor, además de servir de referencia o

ejemplo pues aprenderán cómo comportarse frente a otros, cómo relacionarse, en

conclusión, cómo ser persona en una sociedad determinada. Los valores de la

familia, el afecto y las reglas de la sociedad le permitirán al niño, poco a poco,


dominar su propia conducta, expresar sus sentimientos y ser una persona

independiente y autónoma.

¿Qué áreas comprende la estimulación temprana?

La estimulación temprana se enfoca en cuatro áreas específicas en el niño:


cognitiva, motriz, de lenguaje y socioemocional, aquí explicamos lo que comprende
cada una:

 Cognitiva: Esta área permite que el niño comprenda, relaciones, se adapte


a nuevas situaciones utilizando su pensamiento y además, le posibilita la
interacción directa con los objetos y con el mundo en el que se desenvuelve
día a día. Para que esta área se desarrolle de la mejor manera en el niño, es
importante que tenga muchas experiencias y de esta manera, podrá
estimular sus niveles de pensamiento, su capacidad para razonar, para poner
atención y seguir instrucciones.
 Motriz: Aquí se comprende la habilidad del menor para moverse y
desplazarse; actividades que le permiten hacer contacto con el mundo que
lo rodea. Además, en esta área se tiene en cuenta la coordinación entre
mano – ojo y lo que puede hacer con sus manos (pintar, dibujar, hacer
manualidades, etc.)
 Lenguaje: Esta se refiere a las habilidades que le permiten al pequeño
comunicarse con las personas que lo rodean y abarca 3 aspectos: la
capacidad de comprensión, la de expresarse y la gestual.
 Socio – emocional: Incluye las experiencias afectivas y la socialización que
tiene el niño que le permite, de una u otra manera, a relacionarse con lo
demás siguiendo una conducta y unas normas establecidas.

Para que todo esto tenga un proceso positivo y correcto es indispensable el


acompañamiento de los padres, pues ellos son los que les van a generar seguridad,
cuidado, atención y mucho amor. Es importante que los pequeños sientan que no
están solos en este proceso de crecer.

¿QUÉ ÁREAS COMPRENDE LA ESTIMULACIÓN TEMPRANA?

Para favorecer el óptimo desarrollo del niño, las actividades de estimulación se


enfocan en cuatro áreas: área cognitiva, psicomotriz, lenguaje y socio-afectiva.

ÁREA COGNITIVA: Le permitirá al niño comprender, relacionar, adaptarse a


nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con los
objetos y el mundo que lo rodea. Para desarrollar esta área, el niño necesita de
experiencias, así podrá desarrollar sus niveles de pensamiento, su capacidad de
razonar, poner atención, seguir instrucciones y reaccionar de forma rápida ante
diversas situaciones que se le presenten.

ÁREA PSICOMOTRIZ: Esta área está relacionada con la habilidad para moverse
y desplazarse, permitiendo al niño tomar contacto con el mundo. También
comprende la coordinación entre lo que ve y lo que toca, lo que lo hace capaz de
tomar los objetos con los dedos, pintar, dibujar, hacer nudos, etc. Para desarrollar
esta área, es necesario dejar al niño tocar, manipular e incluso llevarse a la boca
lo que ve, permitir que explore pero sin dejar de establecer límites frente a
posibles riesgos y peligros.

ÁREA DE LENGUAJE: Está referida a las habilidades que le permitirán al niño


comunicarse con su entorno y abarca tres aspectos: La capacidad comprensiva, la
capacidad expresiva y la capacidad gestual. La capacidad comprensiva se
desarrolla desde el nacimiento, ya que el niño podrá entender ciertas palabras
mucho antes de que pueda pronunciar un vocablo con sentido; por esta razón es
importante hablarle constantemente, de manera articulada relacionándolo con
cada actividad que realice o para designar un objeto que manipule, de esta
manera el niño reconocerá los sonidos o palabras que escuche asociándolos con
la realidad percibida y dándoles un significado para luego imitarlos.

ÁREA SOCIO AFECTIVA: Esta área incluye todas las experiencias afectivas y el
proceso de la socialización del niño, que le permitirá sentirse querido y seguro,
capaz de relacionarse con otros niños (as) de acuerdo a normas comunes. Para el
adecuado desarrollo de esta área, es primordial la participación de los padres o
cuidadores como primeros generadores de vínculos afectivos, es importante
brindarles seguridad, cuidado, atención y amor, además de servir de referencia o
ejemplo pues aprenderán cómo comportarse frente a otros, cómo relacionarse, en
conclusión, cómo ser persona en una sociedad determinada. Los valores de la
familia, el afecto y las reglas de la sociedad le permitirán al niño, poco a poco,
dominar su propia conducta, expresar sus sentimientos y ser una persona
independiente y autónoma.

ejercicios de estimulación temprana:

1. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 1 Mes

1. Coloque a su bebé boca arriba, suspenda un objeto llamativo, bien sea, un


muñeco pequeño, un sonajero o incluso unas llaves de juguete. Hecho este
procedimiento, coloque el objeto frente a la cara del bebé y muévalo
suavemente en diferentes direcciones.
2. Cuelga un móvil con figuras llamativas, a una distancia en la que el infante
pueda alcanzarlo.
3. Una técnica efectiva, es poner sobre la lengua del bebé 1 o 2 gotas de agua
o jugo de naranja, ya sea, con un gotero o cuchara pequeña.
4. Cuando el infante se encuentra en esta edad, tiende a llevarse todo a la
boca, es por ello que, puede tocar con diferentes objetos (dedo, chupón,
algodón, pañal) los labios del bebé, este presentará el reflejo de succión
(chupar).
5. Cuando su hijo esté en total tranquilidad, toque la encía del niño con el
chupón o el dedo, para que él lo presione (muerda).

¿Por qué utilizar estas dinámicas estimulantes? Conoce en este enlace


los beneficios de la estimulación temprana.

2. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 2 Meses:

1. Permítele al bebé oler diferentes cosas, tales como: frutas, flores e incluso
hasta perfume, esto le ayudará a diferenciar los olores dulces de los agrios.
2. Agita objetos sonoros (cascabeles, móviles u otros juguetes musicales),
suavemente, de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha, esto hará que
el bebé busque los sonidos.
3. Mantenlo atento diciendo su nombre cada cierto tiempo, mientras lees un
poema o un cuento corto.
4. Enséñale la diferencia con las temperaturas, comienza por pasarle una
toalla mojada con agua fría o caliente, hazlo en forma de masaje, desde la
cabeza a los pies.
5. Acarícialo cuando esté desnudo con objetos que tengan tejido áspero o
suave. Los objetos que podrías utilizar son: toallas, esponjas de plástico,
espumas, entre otros.

3. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 3 Meses:


1. Cuando estés con tu hijo dándole la comida, y él te esté mirando fijamente,
háblale con cariño y de frente, es muy importante mientras está comiendo.
2. Háblale en diferentes tonos de voz, puedes hacer sonidos de animales,
timbres, tambor, campanas etc.
3. Para que su niño obtenga agilidad en el movimiento de los ojos y su
cabeza; con dos maracas, una del lado derecho y la otra al izquierdo,
hágala sonar, cuando el niño la mire, haga sonar el otro lado.
4. ¿Quiere que su bebe relacione el sonido con el objeto que lo produjo? Es
muy fácil, tan solo tiene que hacer un ruido inesperado y agradable cerca
de su hijo, cuando el niño busque y encuentre con la vista a la persona que
produjo el sonido, se reirá y querrá seguir con la actividad.
5. Las canciones de cuna son formidables, cántele mientras lo duerme.

4. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 4 Meses:

1. Familiarizar al infante con los diferentes sonidos es de suma importancia,


esto lo puede hacer recitando pequeños versos, poco complicados.
2. Repite constantemente cualquier sonido en diferentes tonos de voz, (grave
y agudo), para que el bebé vaya repitiendo sonidos iguales a los tuyos.
3. Estimúlalo con la presencia de su juguete preferido u otro bebé, y dile cosas
como “Mira qué lindo el bebé de María”, así él mostrará alegría a través de
gritos o sonrisas.
4. Incrementa la imitación de los sonidos repitiendo todo lo que el bebé emita.
5. Pronúnciale monosílabos, ejemplo, da, ma, pa, luego saca palabras con las
mismas, mapa, dado, etc. Es importante que le señale las cosas por su
nombre completo.

5. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 5 Meses:

1. Un ejercicio muy efectivo y que le encantara, es ayudarlo a extender y


flexionar sus piernitas como una bicicleta.
2. Ruédalo en la cama hasta la mitad, y que el intente completar la vuelta.
3. Levanta sus pies hacia arriba, hasta que toque sus manos.
4. Refuerza la imitación con movimientos, abre tus ojos y la boca delante de tu
bebé. Al principio puede que le genere confusión y responderá abriendo y
cerrando los ojos y la boca, pero si lo repites varias veces, luego lo hará
correctamente.
5. Evita ser brusca, trátalo con mucha delicadeza.

6. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 6 Meses:


1. Dele al niño un carro para que lo examine y después de que lo haya usado
por algunos minutos, hágalo rodar a distancias que él pueda seguirlo sin
perderlo de vista.
2. Ofrézcale al niño una caja o frasco transparente con un muñequito dentro y
anímelo para que saque el objeto y lo manipule.
3. Busque dos cubos pequeños que se puedan encajar, muéstrele a su niño
como se hace, y luego permítale que lo haga él solito.
4. Utiliza títeres y mientras que manipula el títere vaya hablando, y nota la
reacción de tu bebé, luego muéstrele el títere más de cerca para que pueda
tocarlo.
5. Proporcione al niño dos juguetes o figuras geométricas iguales; al
manipularlas, tratará de unirlas, sacudirlas, compararlas, golpearlas una
contra otra.

7. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 7 Meses:

1. Sitúa en una mesa tres cajas, debajo de esas tres cajas coloca tres
animalitos, ejemplo, perro, gato, vaca; Luego pídele al bebé que llame al
perro “guau”, cuando el niño lo llame, levanta la caja que tiene el perro
escondido, repite el procedimiento con los demás animalitos.
2. Traza diferentes dibujos de animales, haz el sonido que corresponda para
cada uno, y dile que lo llame como le enseñaste, ejemplo, cuando le
señales el gato, haz “miau, miau”.
3. Colócale variados tipos de música y enséñale la diferencia entre bailar lento
y rápido.
4. Alza al niño y haz que papá se siente al frente de él y se coloque el
periódico tapándose la cara. Tú le dirás “llama a Papá”, ayúdale diciendo e
indicando al mismo tiempo dónde está “papá”.
5. Demuéstrele lo complacida que se sientes cuando balbucea las sílabas
varias veces (ma, ma, ba, ba), o cuando combina dos silabas diferentes
(ba, ma).

8. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 8 Meses:

1. Coloca música, y junto a él, lleva el ritmo aplaudiendo, al comienzo puedes


hacerlo de forma exagerada.
2. Dígale a su bebé que “dé palmaditas”, o diga “adiós”, cuando él entienda lo
que significa, comenzará a hacerlo cada vez que se lo pidas.
3. Deja que el niño, toque con sus manos la comida. Haz que se lleve a la
boca uno de los alimentos que toco, para que relacione la textura con el
sabor.
4. Al vestirlo, haz que el niño toque sus medias, zapatos y camisetas. Al
mismo tiempo, ve nombrando la textura correspondiente; hilo, lana,
algodón, entre otros.
5. Emite sonidos en una habitación, ejemplo “una campana”, después
pregúntale al bebé ¿Dónde está la campana? Este tipo de ejercicios le
ayudaran asociar la relación que existe entre el sonido y las distancias.

9. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 9 Meses:

1. Cuelga juguetes en la pared, esto le permitirá ponerse de pie para


agarrarlos.
2. Arruga la cara, saca la lengua y respira fuertemente con el fin de que el
niño te imite. Esto le ayudara a estimular el aprendizaje por imitación.
3. Ponte a gatear por toda la casa junto a él, te ayudara muchísimo, realiza
esta actividad gateando hacia adelante, hacia atrás, dando vueltas, e
incentívalo a seguirte.
4. El dar órdenes es práctico, ejemplo, dame y toma.
5. Procura que tu hijo, se mantenga en contacto con otras personas, bien sea,
adultos u otros niños.

10. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 10 Meses:

1. Dale al niño, cubos para que arme torres, si lo hace, alábalo con gran
entusiasmo, esto lo hará diestro y querrá seguir haciéndolo.
2. Muéstrale cómo echar monedas en una alcancía, insertar una varilla en un
cilindro, abrocharse los botones, estas actividades estimulantes son
perfectas para el área viso-motriz del bebé.
3. Coloca varios objetos en fila y dile: “dame el carro”; guía la mano hacia el
juguete y una vez que lo haya tomado, quítale el objeto suavemente y
alábalo por dártelo.
4. Enséñalo a llamar a un familiar, ejemplo, “llama a tu tía”, cuando esto
suceda, apláudelo, y continúa haciéndolo, hasta que él llame y busque a su
tía.
5. Cuando vayas con tu hijo por la calle, háblale sobre lo que sucede a su
alrededor, ya sea diciéndole, “¡ahí viene un bus! y sirve para llevar a las
personas a sus casas”.

11. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 11 Meses:

1. Recítale versos, al hacer esto con frecuencia, el niño se ira asociando con
las rimas e intentará decir por lo menos 1 o 2 palabras.
2. Muéstrale cosas que vayan acompañadas de sonidos, por ejemplo, señala
a un perro y dile: “perro, guau guau”. Esto le ayudara asociar los sonidos
con objetos.
3. Coloca sus manos sobre un radio o parlante encendido, para que perciba
las vibraciones de la música.
4. Enséñale al niño a alisar la arena en un cubo aplanándola y dándole
palmadas.
5. Ayúdalo a detectar sustancias pegajosas, ejemplo, en una de sus manitas,
vierte agua y en la otra refresco, y explícale cómo una de sus manitas esta
pegajosa, mientras que la otra no.

12. Ejercicios de Estimulación Temprana para Bebés de 12 Meses:

 Divertirse en el espejo le enseñará a distinguir la imagen de la realidad. Haz


que se mire en el espejo, pronto empezará a reírse y tocar su retrato.
 Estimula las actividades con un mismo juguete, diciéndole: “Abraza al nene”,
“Mece al nene”, “dale de comer al nene”.
 Dale la oportunidad de unirse a ti cuando hagas la limpieza, por ejemplo,
puedes darle un trapo para que te ayude en cualquier otra actividad que lo
creas capaz.

A medida que tu bebé crece y desarrolla más autonomía con estos ejercicios
estimulantes, es conveniente aumentar progresivamente la dificultad de las
actividades para que no pierda la motivación.

13. Ejercicios de estimulación temprana para bebés de 0 a 12 meses

Motor grueso

 Masaje: Frota con un paño suave crema o aceite en el cuerpo del bebé y al
mismo tiempo cuéntale cómo se sienten las caricias que le haces. Esta
actividad favorece el gusto al tacto y los lazos de empatía.
 Ayuda a controlar su cabeza: Cuando el niño este acostado boca abajo,
ofrécele juguetes de colores llamativos y que tengan sonidos alegres
para motivarlo a levantar la cabeza. Si al niño le cuesta levantarla, colóquele
una cobija bajo el pecho y hombros o acuéstelo en su pecho casi sentado
para que de esta manera se le facilite el trabajo.
 Otra manera es acostarlo boca arriba y colocarle juguetes a los lados para
estimularlo a girar la cabeza.
 Estimúlalo a voltearse: Una vez que el niño tenga el control de su cabeza es
hora de enseñarlo a girar su cuerpo. Coloca al niño sobre una manta suave,
levanta lentamente un lado de la manta para que el niño ruede hacia el otro
lado, continúa haciéndolo rodar mientras le hablas demostrándole tu alegría.
Esta actividad de estimulación temprana favorece la motricidad del bebe.

Motor fino

 Desarrollar la coordinación de manos: Colóquele un dedo en la palma de la


mano del bebé para que al tacto la cierre y lo ayude a estimular sus reflejos, si
siempre tiene la mano cerrada frótele desde el dedo meñique hasta su
muñeca para que abra la mano y le agarre el dedo, este pequeño ejercicio
fomentará el desarrollo de la psicomotricidad del niño.

Social

 Viéndose en el espejo: Coloca al bebé en un lugar cómodo, deje que se mire


frente al espejo y se reconozca, mírese con él y sonría, haga señales con la
mano. Esta actividad estimula su auto-conocimiento corporal.

Lenguaje

 Cuando no pueda dormir acarícialo, sonríele, háblale.


 Llámalo por su nombre en un tono dulce.
 Diviértete con él moviendo la mano y diciendo “adiós” para que el bebé
comience a imitarte
 Cuéntale todo lo que haces con un lenguaje claro para que entienda.

Cognitivo

 Dale a tu bebé un golpecito suave en la punta de la nariz para estimular su


reflejo de parpadeo.
 Cuando suelte un objeto deja que lo recoja.
 Un ejercicio que puede ayudar también a su estimulación cognitiva es,
aparecer y desaparecer frente al él con una manta.

14. Ejercicios de estimulación temprana para bebés de 1 a 2 años

Motor grueso

Ejercicio de equilibrio: Sostenga al niño por las axilas e inclínelo con suavidad
hacia los lados, hacia atrás y adelante dejando que se enderece solo. Al comienzo
sostenga al niño, cuando mejore su equilibrio puede ir soltándolo siempre
prevenido por si se va a caer.

Motor Fino

Facilítale a tu bebe hojas y colores donde pueda expresarse libremente

Social

Texturas: Vista a su niño de una manera cómoda dejando libre sus manos para
que pueda sentir distintas sensaciones, coloque frente a su bebe muñecos con
diferentes texturas para que pueda tocarlos y reconozca las diferentes texturas.
Esta actividad favorece la percepción.
Lenguaje

Recita las partes del cuerpo: Juega con tu niño invitándolo a tocarse las partes
del cuerpo mientras las vas recitando. Esta actividad favorece el proceso de
identidad.

Cognitivo

Cuando se esté peinando, cepillando, permita que el niño lo vea y copie esos
patrones.

15. Ejercicios de estimulación temprana para niños de 2 a 3 años

Motor Fino

 Hora clasificar: Clasifica objetos con tu niño, puede ayudarte a ordenar la


ropa colocando las medias en una montaña, camisas del otro lado o también
puede ser organizando los juguetes en cajas. Esta actividad de estimulación o
atención temprana ayuda a que el niño se concentre, preste atención a los
detalles y se fije en el parecido y en la diferencia de las cosas.

 Luz roja, luz verde: En un extremo de la habitación, coloca en el suelo una


cinta y en el otro extremo coloca otra cinta paralela a la primera. Despeja la
habitación y coloca al niño detrás de una línea y dile que no se va a mover de
ahí hasta que se lo digas, explícale que cuando digas “ verde” tiene que
intentar llegar a la otra línea y traspasarla pero si dices “roja” debe detenerse.
Comienza colocándote de espaldas y dile “verde” luego dile “rojo” y te volteas
en seguida a ver si se detuvo. Sigue hasta que llegue a la línea final. Esta
actividad ayudará a estimular la paciencia y el autocontrol.

Lenguaje

 Enséñale canciones para niños, busca canciones que le dejen un mensaje o


le enseñen algo, como por ejemplo canciones que ayuden a aprender los
números, colores, y otros. Este sencillo y divertido ejercicio te ayudará a la
estimulación del lenguaje de tu hijo.
 Léele historias, cuentos infantiles cortos con ilustraciones, y otros;
puedes hacer que pregunte sobre los dibujos, luego hazle preguntas sobre el
cuento y si es posible que te narre la historia, también se pueden divertir
dramatizando la historia.

Social
 Ayuda a que tu niño o niña entienda qué cosas son suyas y cuáles no debe
tomar. También puedes enseñarle tareas sencillas como recoger sus
juguetes.
 Enséñale a expresar sus sentimientos y describirlos, pregúntale
constantemente cómo se siente.
 Incúlcale a ser limpio y enséñale a bajarse y subirse los pantalones para que
pueda ir cómodamente al baño, recuerda vestirlo con ropa cómoda y fácil de
usar.

Visita aquí nuestra categoría: Gimnasia Cerebral para Niños y conoce nuestros
demás artículos para fomentar el desarrollo de tu niño o niña.

16. Ejercicios de estimulación temprana para niños de 3 a 4 años

Motor grueso

 Hora de bailar: Coloca canciones que puedan bailar juntos y que la letra
indiquen acciones, trata de coordinar los movimientos con las acciones que
indica la canción, también pueden inventar nuevos movimientos y variar las
canciones, si hay más niños puedes invitarlos a unirse.
 Semáforo: Indícale al niño que cuando le digas la palabra “verde” deberá
colocarse de pie y saltar, cuando le digas “rojo” deberá sentarse en el piso y
quedarse paralizado, cuando digas “amarillo” deberá correr hasta cierto punto
y regresar, esta actividad lo ayudará a saltar, correr, pararse de repente y
mantener su atención, también puedes ir agregar más colores y actividades a
lo largo del ejercicio.

Motor fino

 Su propio cuento: Puedes ayudar al niño a crear su propia historia. Ayúdalo


a recortar imágenes que él elija y pueden pegarlas en hojas de papel y armar
sus propios libros de cuentos, es importante que sea el niño quien cree la
historia.
 Rompecabezas: También puedes enseñarle a armar rompecabezas, puedes
empezar con algunos sencillos de pocas piezas o recortar una imagen en
forma de rompecabezas y pedirle que lo arme, luego puedes decirle que te
cuente una historia relacionada con la imagen. Adicionalmente, fomentarás en
tu niño o niña la atención a los detalles.
 Dibujando: Pide al niño que dibuje en una hoja de papel lo que él quiera y a
medida que lo hace ve preguntándole qué hace, luego sin ordenarle qué
dibujar o limitar su imaginación, dibujen juntos objetos específicos o personas,
durante el tiempo que dibujan puedes hacerle preguntas como dónde va
ubicada la nariz, la boca, los ojos, cómo los dibujaría, entre otros.
Lenguaje

 Enséñale los nombres de diferentes formas como el cuadrado, rectángulo y


círculo; y enséñalo a reconocer cada uno por sus características y forma.
 Puedes inventar una actividad para clasificar objetos con el niño según
tamaño, color, peso, figura, entre otros; mientras lo hacen pregúntale por qué
clasifica los objetos de esa forma, si llega a equivocarse no lo corrijas
inmediatamente, sino que a través de preguntas trata de persuadirlo para que
se dé cuenta por sí solo. Adicionalmente, mientras realizan este ejercicio
puedes explícale para que sirve cada objeto, como por ejemplo “el lápiz nos
sirve para escribir”.
 Busca siempre hablar con el niño y responder de forma clara y sencilla sus
preguntas, también pídele que te cuente de sus sentimientos y emociones.

Social

 Déjalo que empiece a escoger él mismo su ropa y enséñale cómo debe


vestirse y desvestirse.
 También puedes decirle que te ayude con algunos oficios del hogar. Juntos
pueden guardar los juguetes, doblar la ropa, entre otros.
 Apóyate en sus maestros de la escuela, si va al colegio, y pregúntales cómo
es el desempeño del niño y sobre formas de ayudarlo a mejorar día a día.

Estas actividades permiten adicionalmente, desarrollar la concentración y la


atención a los detalles en tu niño(a). Si tu niña o niño se distrae rápidamente,
quizás debas leer aquí nuestro artículo sobre el déficit de atención

17. Ejercicios de estimulación temprana para niños de 4 a 6 años

Motor grueso

 Invita a tu niño a quitarse los zapatos y a caminar en punta de pie y luego


sobre sus talones, puedes alternar este ejercicio.
 Puedes dibujar una línea larga y derecha sobre el piso y pedirle que camine
sobre ella sin salirse de la raya.
 Llévalo al parque y motívalo a que camine, corra, salte y haga uso de todo su
cuerpo y continúa haciendo ejercicios para bailar y coordinar sus
movimientos.

Motor fino

 Puedes jugar con él a hacer esculturas y figuras de arcilla, plastilina o masa


de varios colores.
 Une semillas de varios tipos y tamaños y pídele que las separe con los dedos.
También pueden seguir haciendo sus propios cuentos con recortes e
imágenes y creando las historias.
 Invítalo a construir cosas con objetos que le entregues, como cubos y
palitos, y que a medida que lo hace hazle preguntas que lo ayuden a pensar
sobre lo que está haciendo, pídele que te vaya contando sobre lo que vaya
haciendo.

Lenguaje

 Ayúdalo a diferenciar entre su lado derecho e izquierdo, a través de ejercicios


con sus manos. Por ejemplo, cuando le digas “derecha” deberá mover su
brazo derecho, cuando le digas “izquierda” deberá mover su brazo izquierdo,
si le dices “arriba” deberá saltar hacia arriba, si le dices “abajo” deberá
agacharse, también puedes ir agregando nuevos movimientos y combinarlos.
 Trata de incorporar los números en las actividades que realizan juntos, por
ejemplo pueden contar sus zapatos cuando se cambia o sus juguetes.
También puedes aprovechar esas actividades y hacerle adivinanzas sencillas
relacionadas con objetos.
 No olvides dialogar con el niño e invitarlo a que él lo haga contigo, que te
cuente cómo le va en la escuela, sobre sus profesores, sus amigos, qué tal su
día, etc.

Social

 Enséñale a decir su nombre completo y apellidos, el nombre de sus padres,


edad. Esto fomentará la estimulación del lenguaje del niño.
 Procura que tu hijo se relacione con otros niños, que juegue y se divierta con
ellos, que inventen su propia forma de recrearse y divertirse.