Está en la página 1de 15

PROMUEVE ACCIÓN SUMARÍSIMA TUTELAR DE LA LIBERTAD

SINDICAL. SOLICITA MEDIDA CAUTELAR.

Señor Juez:
ANGEL BASUALDO, DNI 17.195.351, en mi carácter de Apoderado de la
LISTA BLANCA en el proceso electoral de la ASOCIACIÓN ARGENTINA DE
AERONAVEGANTES, con domicilio en la calle Arcos 2646 de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires, con el patrocinio del Dr. GUSTAVO ADRIÁN CIAMPA, abogado T°39
F°650 CPACF, DNI 17.363.628, CUIT 20-17363628-9, IVA Responsable Inscripto, junto
con quien constituimos domicilio físico ad litem en la calle Tucumán 1452, piso 5°, Of.
“10” de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (zona 102, tel/fax 4372-2203/0523/6182) y
domicilio electrónico (IEJ) en 20173636289, a V.S. respetuosamente me presento y digo:

1.- Personería.

Que soy apoderado de la Lista Blanca que se presentara a participar en el


proceso electoral convocado por la Asociación Argentina de Aeronavegantes para la
elección a celebrase entre el 11* y el 16 de abril de 2019, tal como surge del formulario
de “Presentación de Lista” que fuera presentado ante la Junta Electoral y que al presente
se adjunta.
Mi carácter de apoderado surge además de los formularios de “Aceptación
de Cargo” correspondiente a cada uno de los integrantes de la Lista Blanca, que también
fueron presentados ante la Junta Electoral de la Asociación Argentina de Aeronavegantes
y también se adjuntan al presente como prueba documental.

2.- Objeto.

Que en el carácter invocado vengo promover la presente acción de amparo


de tutela de la Libertad Sindical (art. 47 Ley 23.551 y art. 43 de la Constitución Nacional)
contra la ASOCIACIÓN ARGENTINA DE AERONAVEGANTES, entidad sindical de
primer grado, con domicilio en la calle Bartolomé Mitre 1906 de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires, peticionando de V.S. ordene a la accionada el cese inmediato del
comportamiento sindical consistente en impedir a la Lista Blanca contender en el acto
electoral para la renovación de autoridades para el período 22/julio/2019 a 22/julio/2023,
declarando la ilegalidad e inconstitucionalidad de la resolución de la Junta Electoral que
dispuso no oficializar a la Lista Blanca –y en su caso del art. *****) del Estatuto en que
la demandada pretende sustentar el rechazo de la oficialización de la Lista Blanca- y la
nulidad de todos los actos del proceso electoral que se hubieran llevado a cabo a partir
del rechazo de la oficialización de la Lista Blanca, y se ordene a la ASOCIACIÓN
ARGENTINA DE AERONAVEGANTES oficializar a la Lista Blanca que represento y
fijar nueva fecha de elección a celebrarse con una distancia temporal de al menos ****
días al momento en que sea oficializada la Lista Blanca.

Asimismo, vengo a solicitar que como medida cautelar se disponga la


suspensión del proceso electoral de renovación de autoridades convocado por la
Asociación Argentina de Aeronavegantes, cuyo acto comicial se encuentra convocado
para celebrarse entre los días 11 y 16 de abril de 2019, hasta tanto se resuelva el fondo de
la cuestión planteada.

3.- Hechos.

El día **/**/2019 fue publicada en el diario ************* la convocatoria


a elecciones efectuada por la Comisión Directiva de la Asociación Argentina de
Aeronavegantes (en adelante la AAA) para elegir Comisión Directiva y Comisión
Revisora de Cuentas, fijando fecha de elección a celebrarse desde el 11/abril/19 hasta el
16/abril/2019 a llevarse a cabo en los lugares y horarios que surgen de la convocatoria,
cuya copia se adjunta como prueba documental..
Asimsimo, en cuanto resulta relevante para esta acción, se determinó que el
plazo para la presentación de listas vencería el día 15/febrero/2019 a la hora 24:00, que
las listas debían cumplir con los recaudos legales, reglamentarios y estatutarios
“pertinentes”, que debían ser presentadas acompañadas por la cantidad mínima de sesenta
y cinco (65) avales, y que la Junta Electoral atendería solamente 3 días por semana –
lunes, miércoles y viernes-, cada uno de ellos por un lapso solo de tres (3) horas, en la
sede del sindicato.

La Lista BLANCA fue presentada por el suscripto ante la Junta Electoral el


día 15/febrero/2019 con postulantes a los 31 cargos de Comisión Directiva y a los 6 cargos
de Comisión Revisora de Cuentas; acompañando la conformidad de cada uno de las/os
candidatas/os y fue acompañada de 172 avales.
Anticipo que la Lista BLANCA y todos sus postulantes cumplían todos los
recaudos legalmente exigibles para ocupar los cargos a los que se postulaban, y por ende,
debía ser oficializada.

Cabe señalar que la Lista BLANCA, que lleva a la tripulante Patricia Benelli
como candidata a Secretaria General, Adriana Lucero a Secretaria Adjunta, y Andrea
Antoniano a Secretaria Gremial, se encuentra integrada por 18 mujeres y 13 hombres en
su composición para la Comisión Directiva, y 3 mujeres y 3 hombres a la Comisión
Revisora de Cuentas.

A esta altura del relato de los hechos debo apuntar que la Comisión
Directiva de la AAA convocó al proceso electoral en cuestión en base a un Estatuto que
sostiene haber sido aprobado mediante Asamblea Extraordinaria de Afiliados celebrada
el día 21/05/2018, extremo que mi parte niega por cuanto en dicha Asamblea no fueron
contabilizados los votos a favor y los votos en contra de la modificación estatutaria
propuesta por la Comisión Directiva, y de tal forma, por tal omisión, fue imposible
corroborar que se hubieran reunido los votos de las 2/3 partes de los participantes en la
Asamblea que, de conformidad con el Estatuto de la AAA era la mayoría calificada para
aprobar modificaciones al Estatuto.
En tal sentido la Comisión Directiva de la AAA convocó para cubrir 31
cargos de Comisión Directiva (cuando de conformidad con el estatuto que pretende
derogado eran **** cargos) y 6 de Comisión Revisora de Cuentas (cuando en el estatuto
que pretende derogado ésta era elegida anualmente en Asamblea); lo hizo para cumplir
un mandato de cuatro (4) años (cuando en el estatuto que pretende derogado eran 3 años),
y exigió el cumplimiento de un requisito suplementario a los exigidos por la Ley 23.551
(art. 18), a saber, que en su integración debe contar con afiliados provenientes de, al
menos, cinco diferentes empresas del sector.
Cabe destacar que este último requisito resulta manifiestamente ilegal, toda
vez que excede de los previstos y exigidos por el art. 18 de la Ley 23.551.

No obstante, como la pretensión de la Lista que represento es la de participar


efectivamente en la elección, con vocación para conducir la entidad en los próximos
cuatro (4) años si así lo resolviera la voluntad de los afiliados expresada en comicios que
deben ser transparentes y participativos; no formuló ninguna observación a la cantidad de
cargos llamados a cubrir ni a la ilegal exigencia apuntada de contar con afiliados
provenientes de, al menos, cinco (5) empresas.

Mas la Junta Electoral el día 25/febrero/2019 me notificó de su resolución


documentó en Acta s/n° del 22/febrero/2019 que dispuso:
“1) Impugnar la candidatura a 2° Vocal Titular de la Cra. Adriana Garritano (DNI
46.834.934), integrante de la nómina presentada por la LISTA BLANCA, toda vez que la
nominada no cumplie con los recaudos del art. 13, inc. b) y c) del Estatuto Social, ni con
los del art. 18 inc. c) de la Ley 23.551; 2) dar traslado de la mentada impugnación al
apoderado de la LISTA BLANCA, Cro. Angel Basualdo, para que en el plazo de tres (3)
días corridos de notificado proceda (art. 85 Estatuto Social), en su calidad de tal, a
ratificar o rectificar la candidatura de la Cra. Adriana Garritano”

Para así resolver sostuvo lo siguiente:


“****************”

La Lista BLANCA que represento contestó el traslado conferido por la Junta


Electoral, efectuando su presentación ratificatoria de la postulación de la Cra. Garritano
el mismo 25/febrero/2019, bajo el título “RATIFICA POSTULACIÓN. INSISTE. PLANTEA
ILEGALIDAD DE DISPOSICIÓN ESTATUTARIA. SOLICITA OFICIALIZACIÓN.
FORMULA RESERVA”, y cuyo contenido dice:

“… Que vengo en tiempo hábil y legal forma a contestar el traslado


que me fuera conferido de la resolución s/nro de la Junta Electoral por la cual ésta
ha impugnado la candidatura a 2° Vocal Titular de la Cra. Adriana Garritano (DNI
46.834.934) por la Lista que represento.
Mediante la presente la Lista BLANCA ratifica la postulación de
la Cra. Adriana Garritano oportunamente presentada.
Ello por cuanto la mecionada Cra. reúne los requisitos
legalmente exigibles para ocupar el cargo al que aspira e integrar la Comisión
Directiva de la entidad.
Vale destacar que los requisitos para integrar el órgano directivo
de una asociación sindical están previstos en el art. 18 de la Ley 23.551 que, en lo
que resulta relevante para la cuestión aquí bajo tratamiento, comienza con el
siguiente encabezamiento: “Para integrar los órganos directivos se requerirá:
(…)”.
Consecuentemente, si los recaudos de antigüedad en la actividad
y en la afiliación son legalmente exigibles para “integrar” el órgano (no para
“postularse a integrar”), su análisis debe ser efectuado al momento en que se
asumirá el cargo, y no al momento de su postulación al mismo.
Siendo así, conforme las fechas de ingreso a la empresa
(01/06/2017) y de afiliación al sindicato (05/06/2017) que la resolución en conteste
refiere a la Cra. Garritano, al momento en que asumirán las autoridades que
resulten electas (22/07/2019) la Cra. Adriana Garritano superará la antigüedad
legalmente exigible tanto en la actividad como su afiliación a la A.A.A.
Cabe destacar que la disposición legal referida opera como
límite a la autonomía y procura resguardar el derecho de los afiliados a participar
en la vida de la entidad, constituye un mecanismo de garantía a la Libertad y
Democracia Sindical, y, en tanto tal, una entidad sindical podrá reducir los
requisitos previstos en el art. 18 Ley 23.551 –salvo aquellos que resulten de orden
público- pero jamás incrementarlos pues ello vulneraría los derechos individuales
que la norma legal busca proteger.
Por tal razón, las normas estatutarias deben ser interpretadas, a
fin de salvar su validez, sin afectación de los derechos tutelados por la normativa
legal; caso contrario aquellas resultan ilegales.
Ello es lo que sucede con el art. 13 inc. b) y c) del estatuto de la
A.A.A.; o respetan la norma legal –art. 18 Ley 23.551- y se los interpreta con los
límites impuestos por ésta o, en caso de interpretárselo ya sea como adicionando
requisitos no exigidos por la norma legal o bien como incrementando los requisitos
exigidos por la norma legal, se lo hace incurrir en ilegalidad.
Esto último es lo que está efectuando la Junta Electoral.
Exigir que los postulantes que la componen tengan 2 años de
antigüedad en la actividad a la fecha de la elección (que inicia el 11/04/19) implica
exigir “2 años, 3 meses y 11 días de antigüedad en la actividad” para “integrar”
el órgano directivo.
Y exigir que tengan 2 años de antigüedad en la afiliación al
momento de la convocatoria a elecciones (01/02/19) implica exigir que tengan “2
años, 5 meses y 21 días de antigüedad en la afiliación” para “integrar” el órgano
directivo.
En ambos casos la exigencia estatutaria, interpretada como lo
hace la Junta Electoral, resulta “ilegal” por incrementar los recaudos de 2 años
antigüedad en la actividad y en la afiliación que el art. 18 Ley 23.551 que para
“integrar” el órgano impone como máximo exigible.
En consecuencia, la LISTA BLANCA ratifica la postulación de la
Cra. Adriana Garritano (DNI 46.834.934) como 2° Vocal Titular, toda vez que
cumple acabadamente con los requisitos legalmente exigibles, y requiere su
oficialización; exhortando a la Junta Electoral a respetar los derechos emergentes
de la Libertad Sindical y Democracia Sindical protegidos por la normativa legal,
absteniéndose en incurrir en actos violatorios de ésta y lesivos de aquellas, bajo
apercibimiento de promover las denuncias y acciones que estimemos corresponder.
…”
Mas la Junta Electoral resolvió no oficializar a la Lista BLANCA, mediante
resolución s/n° que dicara en fecha 27/febrero/2019 y me notificara el día **/02/2019 que
en la parte pertinente de sus fundamentos dice:
“…
CONSIDERANDO, que el art. 13 del Estatuto Social vigente es claro al disponer
que "Art.13. Para ser miembro de la Comisión Directiva y de la Comisión Revisora
de Cuentas, el asociado deberá reunir los siguientes requisitos: a. Ser mayor de
edad; b. Haberse desempeñado en la especialidad, representada por la Asociación,
por un término no menor a dos años inmediatos anteriores a la fecha de la elección;
este requisito no rige para el/la Secretario/a de Jubilados y Pensionados ni para
los miembros de la Comisión Revisora de Cuentas; c. Tener una antigüedad como
asociado, a la fecha de convocatoria de la elección, de dos años; d. No estar
encuadrado en las inhabilitaciones establecidas por las normas vigentes; e. No
detentar cargos ni representar intereses patronales incompatibles con las
exigencias de los derechos que deben resguardar; f. Ser afiliado en actividad; este
requisito no rige para el/la Secretario/a de Jubilados y Pensionados ni para los
miembros de la Comisión Revisora de Cuentas; g. El setenta y cinto por ciento
(75%) de los cargos directivos y representativos deberán ser desempeñados por
ciudadanos argentinos; el titular del cargo de mayor jerarquía y su reemplazante
estatutario deberán ser ciudadanos argentinos; h. La Comisión Directiva y/o la
Comisión Revisora de Cuentas deberá contar, entre sus integrantes titulares o
suplentes, con afiliados provenientes de, al menos, cinco (5) diferentes empresas
del sector, salvo que el número de líneas operativas fuera menor"; que el Estatuto
Social vigente resultó aprobado por la Asamblea General Extraordinaria de la
Asociación Argentina de Aeronavegantes del 21 de mayo de 2018, siendo que su
anterior, en lo que respecta a los incisos en cuestión, disponía "Art. 13. Para ser
miembro de la Comisión Directiva y de la Comisión Revisora de Cuentas, el
asociado deberá reunir los siguientes requisitos: (...) c. Haberse desempeñado en
cualquiera de las especialidades representadas por la Asociación, por un término
no menor a cuatro años inmediatos, anteriores a la fecha de la elección (...)” ; que
asimismo la Ley de Asociaciones Sindicales ordena a través de su art. 18: "Para
integrar los órganos directivos, se requerirá: a) Mayoría de edad; b) No tener
inhibiciones civiles ni penales; c) Estar afiliado/a, tener dos (2) años de antigüedad
en la afiliación y encontrarse desempeñando la actividad durante dos (2) años. El
setenta y cinco por ciento (75%) de los cargos directivos y representativos deberán
ser desempeñados por ciudadanos/as argentinos, el/la titular del cargo de mayor
jerarquía y su reemplazante estatutario deberán ser ciudadanos/as argentinos. La
representación femenina en los cargos electivos y representativos de las
asociaciones sindicales será de un mínimo del 30% (treinta por ciento), cuando el
número de mujeres alcance o supere ese porcentual sobre el total de los
trabajadores. Cuando la cantidad de trabajadoras no alcanzare el 30% del total de
trabajadores, el cupo para cubrir la participación femenina en las listas de
candidatos y su representación en los cargos electivos y representativos de la
asociación sindical, será proporcional a esa cantidad.
Asimismo, las listas que se presenten "deberán incluir mujeres en esos porcentuales
mínimos y en lugares que posibiliten su elección. No podrá oficializarse ninguna
lista que no cumpla con los requisitos estipulados en este artículo. (Artículo
sustituido por art. 3° de la Ley N° 25.674 B.O. 29/11/2002)"; que la LISTA
BLANCA realizó la presentación de su postulación al 15 de febrero de 2019 sin
realizar reserva, observación o manifestación alguna respecto de los recaudas
legales y/o estatutarios; que de la revisión efectuada sobre los datos obrantes en
los registros de la entidad sindical surgió que de la nómina presentada por la LISTA
BLANCA, la candidata a 20 vocal titular, Cra. Adriana Garritano (DNI
46.834.934), tripulante de cabina de Andes Líneas Aéreas S.A. no reúne los
recaudas exigidos por el art. 13, incs. b) y c) del Estatuto Social, y, en igual orden,
incumple los requisitos del art. 18 inc. c) Ley 23.551, dado que ingresó a la empresa
con fecha 01/06/2017 y se afilió al gremio con fecha 05/06/2017; que el mismo art.
18 LAS in fine dispone que "No podrá oficializarse ninguna lista que no cumpla con
los requisitos estipulados en este artículo"; que en el caso que nos convoca nos
encontramos lisa y llanamente ante un supuesto de aplicación de los recaudas
legales y estatutarios por la claridad expositiva y la subsunción de los hechos en
las normas, y que por tanto no se trata de una cuestión de interpretación; que la
LISTA VIOLETA dejó de manifiesto que en atención de los recaudas legales y
estatutarios evitó la inclusión de dos Compañeras - de las empresas Avián
Argentina S.A. y FB Líneas Aéreas S.A. -; que es precisamente el Estatuto Social el
que resguarda la Libertad y Democracia Sindical (art. 8 LAS); que no obstante la
observación efectuada por este órgano electoral la LISTA BLANCA no rectificó el
candidato a 2° Vocal Titular; Conforme lo hasta aquí expuesto, esta Junta Electoral
RESUELVE: 1) Que por el incumplimiento de los recuados legales y estatutarios
(La candidata a 2° Vocal Titular, Cra. Adriana Garritano no reúne los requisitos
del art. 13, inc. b) y c), del Estatuto Social, ni los del art. 18 inc. c) de la Ley 23.551),
máxime en atención a lo dispuesto por el art.18 in fine de la Ley 23.551, se rechaza
la oficialización de la LISTA BLANCA; 2) Notificar la presente resolución al
apoderado de la LISTA BLANCA, Cro. Ángel Basualdo.”

Siendo que la resolución transcripta, incurriendo en ilegalidad, dejaba fuera


de la contienda a la Lista BLANCA consolidando así un proceso electoral con lista única
–la lista Violeta que es la de la actual conducción de la entidad- impidiendo a los afiliados
“elegir” entre al menos dos (2) alternativas para la conducción de la asociación sindical
en el próximo mandato, a fin de agotar la vía asociacional a la par que otorgar oportunidad
a la Junta Electoral para que ésta revea y revoque su ilegal resolución admitiendo una
contienda electoral democrática, la Lista BLANCA en fecha 08/03/19 impugnó
formalmente ante la Junta Electoral la resolución indicada e interpuso contra la misma
recurso de revocatoria; desarrollando los argumentos que demostraban la ilegalidad de la
exclusión de la Lista BLANCA –e incluso citando los conocidos precedentes históricos
que habilitaron la candidatura a diputado nacional de Alfredo Palacios en 1904 cuando
aún tenía 24 años por cuanto ya tendría cumplidos los 25 años al momento de asumir, y
a la candidatura a diputado nacional de Néstor Kirchner en 2009 por cuanto los dos años
de residencia eran computables desde el momento de en que debiera asumir y no desde su
postulación-; todo ello fundado en los siguientes términos:

“… Que a impugnar la resolución s/n° de la Junta Electoral


que me fuera notificada el día 01/03/19 en tanto rechaza la oficialización de la Lista
Blanca, por resultar dicha resolución groseramente ilegal y violatoria de los
principios de Libertad y Democracia Sindical; planteando ante este órgano
electoral recurso de revocatoria a fin de que revoque por contrario imperio la
resolución recurrida y proceda a oficializar a la Lista Blanca.
Que la resolución cuestionada busca fundamento en el art. 18 de
la Ley 23.551 que dispone que “No podrá oficializarse ninguna lisa que no cumpla
con los requisitos estipulados en este artículo”.
Que el párrafo al que recurre la Junta Electoral fue introducido
a la Ley 23.551 por la Ley 25674 (de “cupo femenino”) y su finalidad fue,
precisamente, garantizar la participación de las mujeres en los órganos de las
asociaciones sindicales. Por eso resulta llamativo que la Junta Electoral recurra a
dicho párrafo para excluir del proceso electoral, precisamente, a una lista
integrada mayoritariamente por mujeres. Pero dejando de lado la misoginia que
inspira tanto a la Junta Electoral como a la actual conducción de nuestro sindicato,
existe otro argumento que descalifica palmariamente el pseudo fundamento de la
Junta Electoral para rechazar la oficialización de la Lista Blanca.
El último párrafo del art. 18 Ley 23.551 que cita la resolución
cuestionada se refiere a los requisitos de dicha norma legal –mas allá de que se
interprete que se refiere solo al cupo femenino, o a los recaudos que tienen origen
en razones de orden público, o que comprenda también aquellos que son
“disponibles” por una asociación sindical en ejercicio de su autonomía-, y nuestra
postulante a 2° Vocal Titular - la Cra. Adriana Garritano (DNI 46.834.934)-
cumple con los recaudos exigidos por el art. 18 de la Ley 23.551 para ocupar el
cargo al que aspira e integrar la Comisión Directiva de la entidad.
Vale reiterar que los requisitos para integrar el órgano directivo
previstos en el art. 18 de la Ley 23.551 son “Para integrar los órganos directivos
se requerirá: (…)”, y no para ser candidato a dicho cuerpo.
Consecuentemente, tal como ya hemos sostenido ante esta Junta
Electoral, los recaudos de antigüedad en la actividad y en la afiliación son
legalmente exigibles para “integrar” el órgano (no para “postularse a integrar”),
su análisis debe ser efectuado al momento en que se asumirá el cargo, y no al
momento de su postulación al mismo.
Debemos refrescar a la Junta Electoral que el Poder Judicial ya
se ha expedido al respecto.
Así, en la causa “Morales Gerardo Rubén – Presidente de la
Unión Cívica Radical- s/ Impugna Cantidatura a Diputado Nacional” (Expte. Letra
“M”, n° 3, año 2009), incidente de los autos caratulados “Alianza Frente
Justicialista para la Victoria s/ Oficiacialización de Lista de Candidatos a
Diputados Nacionales para la Elección del 28 de Junio de 2009” (Expte. Letra “A”
n° 16, año 2009, del Registro de la Secretaría Electoral del Juzgado Federal de La
Plata, en que se impugnaba la candidatura a Diputado Nacional del Dr. Nestor
Carlos Kirchner, la sentencia definitiva dictada el 20/05/2009 estableció que el
momento en que son exigibles las condiciones previstas para ocupar el cargo (en el
caso, por el art. 48 de la Constitución Nacional) es al momento de la incorporación
del electo al órgano.
En cuanto a la cuestión que aquí tratamos, el art. 48 de la
Constitución Nacional tiene un texto similar al 18 de la Ley 23.551; aquel dice
“Para ser…” y éste “Para integrar…”; los dos hacen referencia al momento de la
asunción o integración al órgano.
Vale también refrescar a la Junta Electoral que la situación se
había presentado en nuestro país hace ya mas de 100 años, cuando en 1904 y con
tan solo 24 años se postuló a Diputado Nacional el Dr. Alfredo Palacios, quien ni
a la fecha de la convocatoria a elecciones ni a la de su postulación cumplía con el
requisito de 25 años de edad. Pero como el momento en que debía evaluarse el
cumplimiento de los requisitos exigidos era el de “asunción” del cargo –y no el de
la postulación- el Dr. Alfredo Palacios pudo asumir su primer mandato como
Diputado Nacional.
De conformidad con lo expuesto, a la luz de las fechas de ingreso
a la empresa (01/06/2017) y de afiliación al sindicato (05/06/2017) que la
resolución impugnada refiere a la Cra. Garritano, al momento en que asumirán las
autoridades que resulten electas (22/07/2019) la Cra. Adriana Garritano superará
la antigüedad legalmente exigible tanto en la actividad como su afiliación a la
A.A.A.
Consecuentemente, la Cra. Adriana Garritano cumple
acabadamente los requisitos exigidos por el art. 18 de la Ley 23.551; y por ende,
no puede rechazarse su postulación ni la oficialización de la Lista Blanca
invocando el último párrafo del art. 18 citado.

En cuanto a los recaudos que se mencionan de la norma


estatutaria cabe reiterar que el art. 18 Ley 23.551 opera como límite a la
autonomía, procura resguardar el derecho de los afiliados a participar en la vida
de la entidad, constituye un mecanismo de garantía a la Libertad y Democracia
Sindical, y, en tanto tal, direcciona el sentido de la autonomía sindical que podrá
reducir los requisitos previstos en el art. 18 Ley 23.551 –salvo aquellos que resulten
de orden público- pero jamás incrementarlos pues ello vulneraría los derechos
individuales que la norma legal busca proteger.
Por tal razón, las normas estatutarias deben ser interpretadas, a
fin de salvar su validez, sin afectación de los derechos tutelados por la normativa
legal, caso contrario aquellas resultan ilegales.
Ello es lo que sucede con el art. 13 inc. b) y c) del estatuto de la
A.A.A.; o respetan la norma legal –art. 18 Ley 23.551- y se los interpreta con los
límites impuestos por ésta o, en caso de interpretárselo ya sea como adicionando
requisitos no exigidos por la norma legal o bien como incrementando los requisitos
exigidos por la norma legal, se lo hace incurrir en ilegalidad. Y esto último es lo
que está efectuando la Junta Electoral.
Exigir que los postulantes que la componen tengan 2 años de
antigüedad en la actividad a la fecha de la elección (que inicia el 11/04/19) implica
exigir “2 años, 3 meses y 11 días de antigüedad en la actividad” para “integrar”
el órgano directivo.
Y exigir que tengan 2 años de antigüedad en la afiliación al
momento de la convocatoria a elecciones (01/02/19) implica exigir que tengan “2
años, 5 meses y 21 días de antigüedad en la afiliación” para “integrar” el órgano
directivo.
En ambos casos la exigencia estatutaria, interpretada como lo
hace la Junta Electoral, resulta “ilegal” por incrementar los recaudos de 2 años
antigüedad en la actividad y en la afiliación que el art. 18 Ley 23.551 que para
“integrar” el órgano impone como máximo exigible.
En el sentido aquí sostenido se ha afirmado que: “Si bien en aras
de la libertad sindical las asociaciones sindicales pueden redactar libremente sus
estatutos y disponer allí lo que estimen conveniente en ejercicio de la autonomía
sindical, no es menos cierto que lo previsto estatutariamente debe ajustarse a las
pautas previstas por los arts. 8 y 16 Ley 23.551, es decir, garantizar la efectiva
democracia interna; así como resguardar los principios fundamentales que rigen
en la materia. Por tanto, cuando los recaudos estatutariamente previstos no se
ajusten a los postulados centrales que rigen el régimen de asociaciones sindicales,
en particular a la libertad o a la democracia sindical, ceden en resguardo de las
garantías de rango superior que se deben tutelar y que deben imperar en materia
de elección de los representante de los trabajadores, de modo tal de posibilitar la
más amplia participación en el proceso electoral” (CNAT, Sala IX, in re
“Ministerio de Trabajo c/ Asociación Bancaria Lista 22 Tricolor Seccional Trelew
s/ Ley de Asociaciones Sindicales”, 28/06/2012)

Por ende, la norma estatutaria –que, además, resalto no


encontrarse aprobada- no puede ser interpretada como exigiendo más requisitos -
o mayor cantidad en los cuantitativos- que los dispuestos por la Ley 23.551.
La única interpretación o aplicación de la norma estatutaria que
salva su validez legal es aquella que se ajusta a los requisitos dispuestos por el art.
18 de la Ley 23.551. Caso contrario, la ilegalidad de la norma estatutaria es
manifiesta.

En la sentencia referida del Juzgado Federal de La Plata se ha


dicho: “Entre dos posibles soluciones debe ser preferida aquella que mejor se
adecue al principio de participación –rector en materia electoral- y en caso de duda
inclinarme por la solución mas compatible con el ejercicio de los derechos. Por
otra lado garantizando la concurrencia a los comicios nacionales de todas las
agrupaciones políticas, o sea el derecho a oficializar candidatos sin alterar el
racional principio de igualdad y admisibilidad en los cargos públicos electivos
puesto que el pronunciamiento del poder electoral del pueblo, exige plena
participación porque es el que le va a proporcionar legitimidad (Cámara Nacional
Electoral, Fallo 3451/05)”

Por las razones expuestas la Lista Blanca que represento


impugna expresamente la resolución s/nro de la Junta Electoral que denegó su
oficialización, y a través del presente recurso solicita la revoque por contrario
imperio y, teniendo a la Cra. Adriana Garritano (DNI 46.834.934) por reunidos los
requisitos para integrar a partir del 22/07/19 el cargo de 2° Vocal Titular de la
Comisión Directiva al que actualmente aspira, disponga la oficialización de la Lista
Blanca tal como ha sido oportunamente presentada y ratificada.

Por último, señalo que no escapa al suscripto que la presente vía


recursiva no se encuentra regulada en la norma estatutaria –pero tampoco
prohibida-, y que la Lista Blanca la utiliza interponiendo este recurso dentro del
segundo día hábil de atención de la Junta Electoral, a fin de dar la posibilidad de
que sea en la propia vía asociacional que se deje sin efecto la resolución de la Junta
Electoral violatoria de los derechos emergentes de la Libertad Sindical y
Democracia Sindical y que sea dicho órgano el que garantice la participación y
otorgue a los afiliados a la entidad la posibilidad real de elegir en el comicio
convocado para el mes de abril de presente año.
Y en el mismo sentido hace saber que en caso de ser denegada
por la Junta Electoral la petición de oficialización que se efectúa en el presente,
persistiendo el órgano electoral en su actuación políticamente dependiente de la
voluntad de la actual comisión directiva que no quiere competir con nuestra Lista
Blanca en comicios transparentes, consideraremos agotada la vía asociacional y
recurriremos a las instancias previstas constitucionalmente para hacer valer y
respetar nuestros derechos conculcados por el ilegal actuar de la Junta Electoral”

Pero la Junta Electoral mantuvo su ilegal tesitura, que documentó en Acta


s/n° de fecha 11/03/2019 bajo el título “CONTESTA PRESENTACIÓN” –que notificó
a mi parte el 15/marzo/19, rechazando la revocatoria interpuesta por la Lista BLANCA
en los siguientes términos:

“…CONSIDERANDO, que esta Junta EIectoral ha adoptado sus resoluciones


con total apego a la normativa vigente y con absoluto respeto a los principios
de Libertad y Democracia Sindical; que la resolución del 27.02.2019, ahora
impugnada por la Lista Blanca, tiene fundamento en el art 18 LAS y en el art.
13 del Estatuto Social; que este órgano electoral ha aplicado armónicamente
las reglas vigentes: no se ha recurrido a párrafo alguno para excluir del
proceso electoral a lista alguna sino que se ha efectuado una revisión y un
cotejo con base a recaudas claros y objetivos; que esta Junta Electoral,
también integrada por mujeres, repudia cualquier tipo de conducta misógina;
que los argumentos esgrimidos por este cuerpo electoral se sustentan en que
la Cra. Adriana Garritano no cumple con los recaudas legales ni estatutarios;
que este cuerpo aplica la normativa vigente; que tanto el art. 13 del Estatuto
Social como el art. 18 LAS son contundentes; que las analogías intentadas por
el presentante son inaplicables e improcedentes al caso; que la norma
estatutaria se ajusta a la Ley 23.551, y a los Principios de libertad Sindical y
Democracia Sindical; que la norma estatutaria tutela asimismo los derechos
individuales; que el Estatuto vigente se ajusta plenamente a los arts. 8 y 16
LAS; que la norma estatutaria se encuentra aprobada y demuestra total
legalidad; que este órgano ha garantizado la participación de los afiliados, y
que oportunamente se le confirió el pertinente traslado, al presentante, con la
posibilidad de rectificar el candidato observado; que esta Junta Electoral
actúa con la mayor imparcialidad, y que la imputación de "actuación
políticamente dependiente" resulta a las claras infundada, máxime toda vez
que resulta ser la primer Junta Electoral electa democráticamente en
Asamblea Extraordinaria, de la que participaron más de 200 afiliados; que es
responsabilidad de las listas postulantes presentar para su oficialización una
nómina ajustada a la normativa legal y estatutaria.
Esta Junta Electoral RESUELVE:
1) Por los fundamentos expuestos, rechazar el planteo de Revocatoria incoado
por el Cro. Ángel Basualdo en su carácter de apoderado de la LISTA BLANCA
Y confirmar el decisorio del 27/02/2019; 2) Notificar al recurrente.”

En razón de la ilegal exclusión de la Lista BLANCA del proceso


electoral de la AAA, y toda vez que ello afecta el derecho de aquella a participar del
comicio en que se elegirán las nuevas autoridades del sindicato para el período
22/7/19 a 22/7/2023, a la par que se afecta el derecho de las afiliadas y afiliados a
elegir la integración de la Comisión Directa que habrá de representar sus intereses
colectivos, no nos queda otra alternativa que ocurrir ante estos estrados judiciales a
fin de que V.S. haga cesar de inmediato el comportamiento violatorio de dichos
derechos emergentes de los principios de Libertad Sindical y Democracia Sindical.

4.- Fundamentos jurídicos de la pretensión.

La democracia sindical constituye un principio basal del régimen de


asociaciones sindicales.
En nuestro país ello es impuesto tanto por la Constitución Nacional (art. 14
bis “El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que
asegurarán al trabajador … organización sindical libre y democrática…”) como por la
Ley 23.551.
Ésta ordena en su art. 8vo: “Las asociaciones sindicales garantizarán la
efectiva democracia interna.” El enunciado transcripto es autosuficiente y de textura
abierta, cualquier comportamiento u omisión que sea de sentido contrario a la “efectiva
democracia interna” (no solo la democracia abstracta ordena la ley, sino también la
democracia en concreto/efectiva en cada situación particular) resulta ilegal, aún cuando
ese comportamiento u omisión no se encontrara expresamente tipificado como ilegal.
Cabe resaltar que el derecho a elegir y ser elegido –a postularse a tal fin- son
consustanciales a -y derivados simultáneos de- ambos principios basales del derecho
sindical: los principios de Libertad Sindical y de Democracia Sindical.

Así, el art. 4° de la Ley 23.551, referido a la Libertad Sindical en su faz


individual, establece expresamente que “Los trabajadores tienen los siguientes derechos
sindicales: … e) participar en la vida interna de las asociaciones sindicales, elegir
libremente a sus representantes, ser elegidos y postular candidatos”.
Por su parte, el art. 8 de la Ley 23.551 exige a los sindicatos garantizar la
efectiva democracia interna, y su art. 16 inc. g) dispone que su estatuto debe contener
“…g) régimen electoral que asegure la democracia interna de acurdo con los principios
de la presente ley…”.

A su vez, el art. 1 de la Ley 23.551 establece “La libertad sindical será


garantizada por todas las normas que se refieren a la organización y acción de las
asociaciones sindicales”.
Este artículo 1 posee la particularidad de ubicarse en un “Título Preliminar”
–previo al Título Primero-, de forma tal que su alcance comprende a toda la ley (y,
sostiene el suscripto, a toda la normativa que posee vinculación con aspectos tanto
internos de las asociaciones sindicales como externos de la actividad sindical).
En segundo término, la Libertad Sindical que debe ser garantizada se refiere
tanto a la vida interna (organización) –en la cual adquieren especial relevancia los
derechos derivados de la Libertad Sindical que son de titularidad individual de los
trabajadores, en particular aquellos derivados también de la Democracia Sindical- como
a la actividad externa de las asociaciones sindicales.
Asimismo establece un mandato protectorio de la Libertad Sindical, dirigido
tanto a las organizaciones sindicales como a todo sujeto que cree y/o aplique y/o interprete
la ley: las disposiciones normativas deben ser aplicadas e interpretadas en el sentido más
favorable a la Libertad Sindical –y por ende, en el sentido mas favorable al titular de
dichos derechos- de forma tal que posea la mayor amplitud que permita; y en la creación
de normas (tanto legales, reglamentarias o estatutarias) deben ser resguardados con la
misma mayor amplitud los derechos derivados del principio de Libertad Sindical.

Por su parte, y en cuanto hace a lo concreto de las presentes actuaciones, el


art. 18 de la Ley 23.551 establece cuáles son los requisitos para integrar el órgano
directivo de una asociación sindical.
La norma invocada –que se transcribe solo en su parte relevante a estos
autos- dice expresamente:
“Para integrar los órganos directivos se requerirá:
(…) c) estar afiliado/a, tener dos (2) años de antigüedad en la afiliación y
encontrarse desempeñando la actividad durante dos (2) años. (…)”
V.S. apreciará que las exigencias de la norma legal son “Para integrar los
órganos directivos…”, no para “...postularse a integrar…”
Ello adquiere relevancia a la luz de la determinación de a que momento
deben reunirse los dos años de antigüedad en la afiliación y en la actividad; y a la luz de
la fórmula legal siendo que los dos (2) años –en la afiliación y en la actividad- se requieren
“Para integrar…” no puede caber duda de que es al momento en que el postulante, en el
supuesto de resultar electo, asumiría el cargo, ello es, integraría el órgano.
Dicho de otra forma, la ley exige que al momento de pasar a formar parte
integrante del órgano directivo se tengan dos (2) años de antigüedad en la afiliación y en
la actividad.
La evaluación en cuestión puede ser efectuada con anterioridad a tal
momento, y es razonable que así lo sea en el marco de un proceso electoral que requiere
evaluar su los postulantes reúnen los requisitos para ser oficializados para participar en el
comicio, pero no puede confundirse “el momento en que se hace la evaluación” con el
“el momento al que se hace la evaluación” ello es, el momento al que hay que tener la
antigüedad requerida legalmente”.
La evaluación debe ser hecho por la Junta Electoral en el momento en que
deba verificar si los postulantes cumplen los requisitos para ocupar el cargo, pero la
evaluación debe hacerla al momento en que asumirá el postulante de resultar electo.
De conformidad con ello, la Junta Electoral debía hacer la evaluación el
15/febrero –o en los dos días sucesivos- pero debía efectuarla “al” 22/julio, que es el día
en que asumirán quienes resulten electos; de tal forma, y en lo referente a la antigüedad
en la afiliación y en la actividad, la Junta Electoral debía evaluar si los postulantes
tendrían, al 22/julio/2019, los legalmente requeridos dos (2) años de antigüedad en la
afiliación y en la actividad.
Y siendo que la postulante a 2° Vocal Titular por la Lista BLANCA, Cra.
Adriana Garritano, ingresó a la empresa Andes el 01/06/2017 y se afilió a la AAA el
05/06/2017 –conforme surge de la resolución de la Junta Electoral-, reúne la antigüedad
necesaria en la afiliación y en la actividad para integrar el órgano directivo de la entidad,
ya que al 22/julio/2019 –que es cuando tendrá inicio su mandato, de resultar electa, y por
ende recién en ese momento “integrará” el órgano- tendrá los dos (2) años de antigüedad
en la afiliación y en la actividad.

Vale destacar que esta es la única posible interpretación del art. 18 de la Ley
23.551. Toda vez que los requisitos –entre ellos la antigüedad- se exigen “para integrar”,
el momento en que deben verificarse exigibles los requisitos es al momento de su
incorporado al órgano (22/julio/2019).

Sentado ello cabe analizar la singular formulación del art. 18 de la Ley


23.551, y determinar como “juegan” los requisitos allí establecidos con la Autonomía
Sindical; ello es, si en ejercicio de su autonomía puede un sindicato incrementar
cuantitativamente los requisitos previstos en el mentado art. 18 –por ejemplo, exigir
mayor antigüedad en la afiliación o en la actividad que la exigida legalmente- o agregar
requisitos no previstos en el art. 18 legal –v.gr. exigir carrera sindical previa o que haya
al menos 1 trabajador domiciliado en cada provincia o integrantes de al menos X cantidad
de empresas de la actividad- (en cuyo caso los requisitos exigidos por la Ley operan como
un piso, un mínimo, de requisitos que puede ser elevado o incrementado por la asociación
sindical); o bien si en ejercicio de la autonomía el sindicato solo puede reducir aquellos
requisitos previstos en el art. 18 que no revistan carácter de orden público (por ejemplo,
reducir a un -1- año la antigüedad en la afiliación o en la actividad)

A diferencia

CAUTELAR: NO GENERA PERJUICIO

Para el supuesto de entender V.S. no resultar competente para entender en


la acción de fondo planteada, solicitamos se de a la presente carácter de petición cautelar
anticipada en los términos del art. 207 del CPCCN.

competir vengo en tiempo hábil y legal forma a …

Proveer de conformidad,
SERÁ JUSTICIA