Está en la página 1de 1

La salvación consiste en pasar de muerte espiritual a vida eterna.

«Ciertamente les aseguro


que el que oye mi palabra y cree al que me envió, tiene vida eterna y no será juzgado, sino
que ha pasado de la muerte a la vida» (Juan 5:24). «Porque la paga del pecado es muerte,
mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor» (Romanos
6:23).
El gran problema en el mundo es el pecado o la desobediencia a las leyes de Dios. El
pecado nos separa de Dios, y sin Él, nos metemos cada vez más profundo en el pantano de
la miseria, la confusión y la perdición. Dios ha decretado que la paga del pecado es la
muerte espiritual eterna.
¿Para quién es la salvación y cómo se obtiene?...